Necesidad de partidos políticos fuertes en Colombia

  • Economía
  • 2 minutos de lectura

Contrario a lo que muchos piensan, los partidos en vez de desaparecer deben ser fortalecidos. Algunas reflexiones sobre este trascendental asunto: El país necesita partidos políticos fuertes, entre otras, apartados de las prácticas corruptas. Los partidos y sus dirigentes deben dejar de ser aparatos o instrumentos electorales, que utilizan este proceso para aprovecharse de las necesidades de la comunidad para abrogarse una falsa representación y ejercicio del pode

El poder político no debe medirse por el poder burocrático. Debe medirse por su capacidad de aglutinación en torno a un objetivo o ideal.

Debe ser basado en su capacidad ideológica y el alto grado de compromiso con los verdaderos y sentidos problemas de la sociedad.

Especialmente de los que son excluidos de los beneficios del conocimiento, la ciencia, del desarrollo tecnológico y del crecimiento económico.

Esta época es propicia para una reflexión para el Partido Liberal. ¿Cómo se puede y debe sobrevivir durante un “ayuno burocrático”?.

En Colombia la denominada “trashumancia política” ha desdibujado el objetivo de los partidos y los ha convertido en blanco de la crítica y se ha contribuido a la deslegitimación del mismo Estado. Se ha dado un mensaje muy equivocado a la población, que poco favor le hace a la cultura política que están obligados a crear y fortalecer los dirigentes.

Las doctrinas, principios valores y filosofía política debe obedecer a una concepción del Estado y de su manejo. Esto debe servir para guiar a la opinión pública. Hasta ahora esto no ha sido así. El afán personal y de grupo han primado sobre las formulaciones programáticas, los principios y doctrinas.

Los partidos políticos deben legitimar los procesos de gobernabilidad y no como ocurre hoy en día que la capacidad de gobierno está ligada a pactos “generalmente pegado con babas”, que en vez de ayudar lo que hacen es confundir y propiciar la corrupción para mantener esos pactos.

O si no miremos lo que está pasando en el actual gobierno, con el proceso del referendo, con los debates a la reelección.

En fin. Se deben asumir unos costos bastante altos, a costillas de los de siempre y en beneficio de quienes han formado su empresa personal y familiar en torno el presupuesto público; los grupos denominados Rent-seekers, siempre presentes en todos los organismos del sector público.

Se debe canalizar el liderazgo, y para ello las sociedades no deben seguir personas sino ideales.

Están muy equivocados quienes fomentan la conformación de “caudillismos” entorno a personas. Los “ismos” grupistas deben desaparecer y abrir campo a la renovación, conformación y consolidación de partidos políticos. Y sobre todo, convocar a la participación política.

Dentro de la concepción democrática del Estado lo partidos políticos deben garantizar la sostenibilidad económica y social.

Si esto no es así, ello hace que, sucedan cosas como en nuestro país los Planes de desarrollo se confundan e implementen como planes de gobierno. Un plan de desarrollo debe ser efectivamente coherente en el tiempo y eficaz para el logro de la misión del Estado desde el punto de vista del desarrollo económico y social.

Algunos equivocadamente venden la figura de la reelección como la solución mágica para dar continuidad a los proyectos. Parte del problema es que no se entiende la diferencia entre políticas de gobierno y políticas públicas o de Estado.

Los partidos políticos deben partir del hecho que deben estar aportando a la solución de problemas en un marco legal e institucional.

Deben proponer soluciones compartidas a la sociedad, creadas a partir de sus propios valores e ideologías.

Por lo expresado, es que se propone que tanto los partidos como los demás individuos de la sociedad deben tener en cuenta la necesidad de tener partidos fuertes. Deben ser pilares de la democracia. Esta es una condición del desarrollo económico y social.

Desde el punto de vista del crecimiento y la sostenibilidad económica, social y ambiental, a nadie le conviene los partidos políticos débiles y corruptos. Ni siquiera a los corruptos, porque con el tiempo estarán condenados a desaparecer.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Garzón Vivas Héctor Julio. (2005, marzo 3). Necesidad de partidos políticos fuertes en Colombia. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/necesidad-partidos-politicos-fuertes-colombia/
Garzón Vivas, Héctor Julio. "Necesidad de partidos políticos fuertes en Colombia". GestioPolis. 3 marzo 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-partidos-politicos-fuertes-colombia/>.
Garzón Vivas, Héctor Julio. "Necesidad de partidos políticos fuertes en Colombia". GestioPolis. marzo 3, 2005. Consultado el 8 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/necesidad-partidos-politicos-fuertes-colombia/.
Garzón Vivas, Héctor Julio. Necesidad de partidos políticos fuertes en Colombia [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-partidos-politicos-fuertes-colombia/> [Citado el 8 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de philipdunsmore en Flickr
DACJ