Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor

  • Otros
  • 13 minutos de lectura

La necesidad de formar animadores turísticos especializados en animación del adulto mayor se refiere a que las estadísticas señalan que de los diferentes mercados que nos visitan cerca del 25% son adultos mayores, por lo que se necesita un personal calificado que tenga en cuenta las necesidades, limitaciones y expectativas de tan importante segmento. En la formación del animador turístico se debe profundizar los conocimientos de la animación para el adulto mayor y confeccionar programas de animación variados donde se considere las características propias de este grupo etáreo, sus inquietudes y preferencias, valorando la importancia de su satisfacción como cliente.

Palabras claves: adulto mayor, animador turístico y animación turística.

Introducción.

El presente trabajo tiene como Título: Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor. Su principal objetivo es formar animadores con profundos conocimientos del segmento adulto mayor, teniendo en cuenta las características, limitaciones y expectativas que tiene este grupo etáreo y la importancia de considerar estas para la confección de un programa de animación variado, con actividades de corte sociocultural, ambientalistas, de dinámica de grupo, donde se fortalezcan la confianza en sí mismos, la autorrealización, la autoestima y los clientes se sientan directamente atendidos y satisfechos.

Este trabajo surge de visitas realizadas a diferentes instalaciones donde se puede apreciar que los animadores no poseen todo el conocimiento de las características del adulto mayo y en ocasiones el programa de animación no tiene en cuenta actividades variadas dirigidas a este segmento.

Debemos considerar que cerca del 25% de los clientes que nos vistan son adultos mayores y esperan ser atendidos con respeto, teniendo en cuenta sus limitaciones, sus necesidades recreacionales, sus inquietudes, sus motivaciones y el animador debe tener los conocimientos necesarios para lograr una buena comunicación y empatía con estos clientes.

Para este trabajo nos basamos en la observación de actividades de animación, el intercambio con los animadores lo que nos demostró que debemos profundizar en el `proceso de formación en el Taller del adulto mayor y continuar ofertando entrenamientos y cursos actualizados sobre este tema para los animadores turísticos u otro personal interesado.

Consultamos variada bibliografía que al final relacionamos para profundizar y ampliar y actualizar nuestros conocimientos y así contribuir a la formación del animador turístico en un tema tan importante como la animación para el adulto mayor.

Desarrollo.

Lo primero que debemos precisar cuándo vamos a tratar temas de adulto mayor es conocer cómo se define de acuerdo al grupo de edades este mercado.

  • Tercera Edad: Es una definición común que incluye a las personas mayores de 55-60 años, integren o no la categoría de jubilados, eméritos o pensionistas.
  • Adulto Mayor: es una definición más actual y abarcadora, incluye a las personas hasta de 80 años y comprende también la longevidad que comienza a los 81 años.

Con estas actuales denominaciones se han superado las connotaciones más negativas de términos como “vejez” o “ancianidad”.

Además, existen otros términos para definir este mercado de la tercera edad, como:

  • Mercado maduro.
  • Generación de la posguerra.
  • Mercado del adulto mayor.
  • Turismo gris.
  • Edad de oro.
  • Los de mejor edad.
  • Estrellas plateadas.
  • Turismo senior.
  • Pájaros de nieve.
  • Adultos mayores.
  • Tercera juventud. entre otros.

En los últimos años este mercado se ha convertido en el objetivo principal para la industria turística en general y hotelera en particular.

Los equipos de animación y en especial el animador que va trabajar con este segmento debe tener en cuenta que los principales problemas que presentan los adultos mayores son de salud y de ingresos.

Dentro de los problemas de salud encontramos, la pérdida normal de visión, audición y memoria y la incidencia de enfermedades crónicas y éstas se manifiestan, aparecen o avanzan a diferentes velocidades según el individuo.

El nivel de ingreso es el segundo gran problema, porque de ello depende el bienestar económico del adulto mayor. Las sociedades más desarrolladas conceden servicios de seguros médicos y pensiones; aunque en países no tan desarrollados y en el tercer mundo, la situación es bien distinta, donde muchos adultos mayores viven en situaciones precarias y/o de extrema pobreza.

Pero en todas las sociedades en general las personas mayores siguen siendo necesarias y útiles a la comunidad aunque muchos se empeñen en negarlo.

Otros problemas que enfrenta el adulto mayor y que el animador debe conocer son:

  • El biológico.
  • El financiero.
  • El aprovechamiento vital (cómo administrar el tiempo que les queda de vida)
  • La sexualidad.
  • La muerte (angustia de la muerte y el qué pasará después de la muerte)
  • Las relaciones sociales.
  • La recreación (muchas personas de edad no saben qué van a hacer con el tiempo libre que antes ocupaban trabajando, ni cómo recrearse, ni qué actividades físicas realizar).

El equipo de animación y en especial el animador que va atender este grupo etáreo también debe conocer las actividades preferidas por esta edad o sus principales entretenimientos:

El ocio social:

  • Visitas a familias.
  • Asistencia a los clubes o asociaciones.
  • Hacer turismo.
  • Partidas de cartas, dados, dominó.
  • Degustar el café o el té con los amigos.
  • Los viajes organizados a museos.
  • Los conciertos y presentaciones de obras.
  • Las prácticas religiosas (como peregrinaciones en Semana Santa) y
  • Las afiliaciones a clubes deportivos o recreativos (remeros, caza, pesca, etc).

Es importante tener en cuenta estos conocimientos que nos va a permitir concebir un programa de animación dirigido a tercera edad con actividades de este tipo.

Otros aspectos a considerar para poder comprender mejor este mercado es conocer sus necesidades, motivaciones y expectativas.

Debemos entender que el ser humano es un ser social que se recrea cuando está en una continua relación de intercambio con sus semejantes.

Cuando las personas disfrutan de su tiempo libre prefieren tener contactos con otros individuos antes que la soledad.

Tienen necesidad de sentirse bienvenidos, importantes, asistidos, reconocidos, apreciados, comprendidos, para satisfacer sus aspiraciones.

Hay que tener en cuenta que el ser humano no solamente tiene necesidades fisiológicas, que sin dudas son de extrema importancia, sino que tienen además necesidades de seguridad, sociales, psicológicas y de autorrealización.

Las principales necesidades a tener en cuenta son las comunes aquellas relacionadas con:

Precios justos.

Calidad en el servicio recreativo o de restauración ofertado.

Seguridad.

Respeto.

Confiabilidad.

Otras necesidades son:

Características del comportamiento

Conductas propias de los individuos

Capacidades restringidas por lo regular en estas edades.

El tema de las necesidades tiene mucha relación con el de las motivaciones.

Las Motivaciones generan fuerzas directivas que van a provocar una respuesta. El alcanzar las metas impulsa a actuar.

Permite la satisfacción de la necesidad que originó ese comportamiento.

Por tanto, las motivaciones en el adulto mayor son de vital importancia y el grupo de animación debe ser capaz de motivar a ese cliente si tiene presente estas características.

Los Motivos son mecanismos internos que dirigen la conducta de la persona a conseguir determinadas metas y satisfacerlas.

El motivo es algo que mueve.

Causa impulsiva que determina la voluntad.

Está integrado por varios componentes:

El primero, la necesidad de reducir el motivo al nivel deseado.

El segundo, sería el valor de encontrar la meta.

El tercero, es la creencia de la información que lo llevó a consumir lo ofertado.

Las Actitudes, son las predisposiciones individuales a evaluar en las personas:

–  Pueden ser positivas o negativas.

–  Favorables o desfavorables.

– De tal manera que una actitud de un cliente, usuario, huésped, visitante, etcétera se pueda modificar con un trato personalizado y un servicio de excelencia.

Las Expectativas de las personas juegan un papel mayor a la hora de elegir.

La interpretación es transmitir una idea en el lugar, del legado natural, histórico y cultural, de una forma amena pue se trata de un mensaje adecuado a el tiempo de ocio

El ocio depende de múltiples variables:

  • Físicas.
  • Estado civil, etc.

Como todo ser humano, los que pertenecen a este segmento también tienen su temperamento, aquello que diferencia a unos de otros, su carácter, su concepto muy propio de sí mismo, así como sus capacidades, entiéndase éstas como peculiaridades psicológicas individuales que posibilitan que unos puedan ser capaces de hacer una actividad con más o menos éxito, o sea capacidad para el idioma, la comunicación, el deporte, la cultura y otros y que el animador debe tener presente.

Podemos resumir en cuanto a las características de este segmento que los adultos mayores constituyen por lo general un grupo tranquilo, consciente de la preservación medio ambiental, abierto a nuevas experiencias socioculturales, con muchas necesidades de aceptación, reconocimiento y autorrealización, que lo hace un excelente público, en especial, para el consumo recreativo. No obstante, de este grupo etáreo existe escasez de estadísticas y antecedentes en cuanto al comportamiento de su tiempo libre.

Recomendamos siempre en diferentes escenarios.

Incorporar a los actuales programas recreativos-socio-culturales de cualquier índole dirigidos al segmento poblacional de la tercera edad, las “dinámicas grupales” que:

Favorecen la autovaloración del individuo.

Refuerzan la autoimagen.

Concientiza la naturaleza cambiante de la autoestima.

Procuran un clima de confianza.

Potencian su creatividad, comunicación y comportamiento grupal.

Ahora bien, para lograr una eficiente gestión de la animación es importante tener en consideración para el diseño del programa tener en cuenta las características de la instalación y su entorno, los principales mercados que reciben y las particularidades de la segmentación del mismo, dicho de otra forma, a quién va dirigida la acción; los objetivos que se persiguen, el para qué.

El qué referido a los contenidos que serán abordados concretamente, ya sea información, hechos, cultura, identidad, entorno del tipo que se trate, así como la interpretación que se le dé por el equipo de animación para que resulte de fácil y adecuada comprensión el tema.

El cómo que comprende las metodologías, técnicas, procedimientos a emplear, por ejemplo: talleres, demostraciones, representaciones, conferencias, clases, competencias, concursos, paseos, etc.

Finalmente, el con qué, agrupa el capital humano, los recursos financieros y materiales; el empleo eficiente de cada uno de ellos, con todo lo que representa: digamos de la preparación del personal, el análisis de los costos, presupuestos asignados, medios empleados, equipamiento, etc.

Es por ello que teniendo en cuenta estas premisas es importante la formación de animadores con sólidos conocimientos en los temas del adulto mayor para lograr un programa que satisfaga las expectativas de este segmento. Además, el animador turístico debe tener las siguientes características que le permitan lograr la excelencia en la animación:

  • Conocer varios idiomas.
  • Tener buen porte y aspecto.
  • Poseer cultura e historia y Geografía de Cuba y del mundo.
  • Saber bailar.
  • Tener carisma, talento, conocimientos básicos y personalidad.
  • Ser ecuánime y disciplinado.
  • Dominar los deportes más representativos.
  • Desarrollar habilidades relacionadas con la actuación, el maquillaje, la costura, el atrezo, la música y la comunicación.
  • Lograr un desarrollo físico que le permita mantenerse activo todo el tiempo.
  • Ser profesional en tu trabajo.
  • Conocer características psicológicas de cada edad.(Importante para el trabajo con el adulto mayor)
  • Dominar la proyección en la escénica.
  • Saber (microfonía, baile,).
  • Buenas relaciones con todos los clientes y trabajadores (sociable).
  • Preocuparse por su superación profesional e integral.
  • Mayor formación socio- cultural.
  • Conocimientos de los diferentes tipos de animación.
  • Conocimientos técnicos del trabajo con equipos.
  • Más formación en la personalidad como animador.
  • Tener deseos de ser un buen animador.
  • Conocer cada uno de los ritmos cubanos y su explicación.
  • Dominar el trabajo con niños.
  • Conducta y control para trabajar con todo tipo de cliente.
  • Facilidad de comunicación.
  • Habilidades para ser equipo.
  • Conocimientos básicos elementales para el desarrollo de las actividades de animación en sentido general.

El servicio de animación turística dirigido a la tercera edad debe centrarse en programas con un contenido deportivo-sociocultural que contemple lo autóctono, lo típico cubano y las condiciones naturales del país, para facilitar las relaciones de convivencia, comunicación y otras formas de expresión, optimizando el descanso, la diversión, el entretenimiento y el desarrollo personal que se traduce en calidad de vida de este cliente.  Hay que darle una experiencia inolvidable para lograr repitencia.

Debemos distinguir del segmento adulto mayor, sus intereses y motivaciones, relacionados con el entretenimiento durante su estancia en nuestros hoteles. Este segmento se caracteriza por ser muy preocupado por el cuidado y conservación del medio ambiente, lo que contribuye a la realización de un turismo sostenible, otra razón a tener en cuenta. Además, estudios realizados han demostrado que el punto culminante de disfrute de las acciones de animación para el cliente de la tercera edad es la actividad nocturna.

Esto se debe a que en ese horario ellos muestran interés y curiosidad por los signos artísticos que conforman la cultura cubana, expresada a través de espectáculos y la socialización potenciada con las personas con quienes han establecido vínculos amistosos.

Además, en ese momento, influye la relación con los animadores como ejes de la recreación organizada que propician una atmósfera acogedora, y desde el punto de vista físico, influye la bondad de la temperatura nocturna. En las noches, la participación en acciones festivas, como shows, donde pueden confraternizar, apreciar críticamente los espectáculos, conocer y llegar al relax total, cierra un ciclo que se corresponde con las características físico-socio-culturales de este segmento.

Para lograr un itinerario bien definido de recreación de la tercera edad, se debe partir de una propuesta de tipología de actividades de animación que, atendiendo a la naturaleza de las actividades, comprende a cuatro grandes grupos:

  1. Actividades deportivas y predeportivas, que agrupan el aquagym, estiramiento, aeróbicos suaves, caminatas, juegos variados en piscinas, etc.
  2. Actividades lúdicas, que comprenden los torneos de dardos, dominó, ajedrez, argollas, juegos con dados, cartas, bingo, petanca o bolcha etc.
  3. Actividades de salón y dinámicas grupales, que constituyen las demostraciones, clases, competencias, debates, etc. sobre baile, percusión, folclor, coctelería e idioma, entre otras.
  4. Los shows y espectáculos entre los que encuentra el ballet acuático, piano-bar. con animación y las noches caracterizadas (bienvenida, despedida, folklore, campesina, caribeña, cómicas, representaciones de obras, presentaciones de magia, etc.)

El incorporar a la programación de animación dirigida al segmento de la tercera edad las dinámicas grupales, favorece la autovaloración del individuo, refuerza la auto imagen, concientiza la naturaleza cambiante de la autoestima, procura un clima de confianza, además de potenciar su creatividad, comunicación y comportamiento grupal.

Propuestas de actividades para el segmento adulto mayor.

Una muestra de actividades para el segmento adulto mayor que podrían incluirse en el programa de animación se encuentran:

Senderismo: Después de realizar un estudio y recorrido por el entorno de la instalación se puede organizar un sendero que incluya flora y fauna tanto autóctona o endémica de la localidad o del país como otras de interés por su belleza o uso etc, durante el recorrido se intercambiara con los clientes acerca de nuestra flora y fauna. Ésta actividad tendrá una duración de 30ª 35 minutos y se realizara en el horario de la mañana cuando la temperatura es más agradable y el consumo energético sea medio.

Hora 9:30 am a 10:00 am

Bingo: En esta actividad se alternará entre número y numero competencia de baile, o demostrar un ritmo cubano, preguntas acerca de nuestra historia, cultura,

Instrumentos musicales etc. Hora 11:30 a 12:10 pm.

Conozca nuestras 7 Primeras Villas: fundadas por los españoles en esta actividad de forma sencilla y amena se les dará a conocer desde la primera villa fundada por los españoles Nuestra señora de la Asunción de Baracoa y su ubicación en la geografía cubana así hasta Santiago de Cuba última de las primeras 7 Villas. Hora 3:00 pm a 3:20 pm

Nuestros Orichas: En esta actividad a través de un desfile de los Orichas mayores se les mostrara como visten, el color que los identifica, sus bailes, sus atuendos y de forma sencilla su sincretización con los santos católicos.

Hora: 9:00 pm a 9:20 pm

Una muestra de actividades que podrían enriquecer el programa de animación dirigido al segmento adulto mayor unido a caminatas cortas, juegos de participación de bajo consumo energético, clases de coctelería, clases de recetas cubanas, artista y su obra donde se dé a conocer un artista plástico cubano y su obra, etc Se recomienda en todas las actividades medir la satisfacción del cliente ya sea por la observación, encuetas o entrevistas.

Conclusiones.

A través de este pequeño trabajo se evidencia que el adulto mayor tiene como ningún otro segmento necesidades relacionadas con la comunicación, respeto, buen trato, confiabilidad, seguridad, así como otras asociadas a sus comportamientos, conductas y capacidades restringidas propias de la edad

Se comprueba que el adulto mayor tiene definido su itinerario de recreación, implantando un ciclo que se corresponde con sus características bio-psico-sociales.

Se concluye que en el diseño de programas de animación turística para el adulto mayor en el hotel deben considerarse: las características y el interés por la preservación medio ambiental, itinerario de recreación, su participación por tipologías de actividades y tener en cuenta hacerlas de manera diferenciada, valorando continuamente el nivel de satisfacción alcanzado y que cumplan con las bases de organizar, dirigir, promocionar y ejecutar las mismas.

Además, recomendamos  incorporar a los actuales programas de animación dirigidos al segmento adulto mayor, dinámicas grupales que favorezcan la autovaloración del individuo, refuercen la auto imagen, concienticen la naturaleza cambiante de la autoestima, procuren un clima de confianza además de potenciar su creatividad, comunicación y comportamiento grupal.

Bibliografía.

  • Ander-Egg, Ezequiel. “Metodologías y prácticas de la animación socio-cultural”.    Buenos Aires, 1997.
  • Capote, René. Medio ambiente, comunidad y tercera edad.  Elementos útiles sobre la longevidad.  Longevidad satisfactoria: visión integral.  Primer Congreso Internacional de la Asociación Médica del Caribe.  Cuba, abril 2003.
  • Chaves, Antonio; Mesalles, Lluis. “El animador.  Cómo organizar las actividades en un hotel divertido”.  Editorial Alertes S.A. Ediciones Virtud, Barcelona, España, 2001.
  • Díaz Pita, María Antonia. Propuesta de una oferta educativo-cultural dirigida al mercado de la Tercera  Tesis de Maestría.  Centro de Estudios Turísticos, 2003.
  • Edith, Dixie.   La isla peina canas.  Sección en Cuba, Revista Bohemia, año 96, No. 11, mayo 2003, págs. 24 a la 30.
  • INTUR, Manual Técnico Metodológico para la Actividad de Animación Turística. Cuba, 1986.
  • La calidad de vida. Encarta 2004.  centro Web, A la mejor información en línea sobre calidad de vida.  Microsoft Corporation, 2004.
  • Mateo Rodríguez, José. Planificación ambiental. Dossier del curso de postgrado de la Maestría en Geografía, Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial.    UH.  Facultad Geografía 2002.
  • Ribera Blanco, Luis de la. “En busca de una animación turística cubana para el segmento internacional de la tercera edad en los hoteles todo incluido”.  Tesis de Maestría.  Facultad de Geografía, Universidad de La Habana, 2006.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Ruiz Ara Maria Elena. (2018, diciembre 12). Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/necesidad-de-formar-animadores-turisticos-especializados-en-la-animacion-del-adulto-mayor/
Ruiz Ara, Maria Elena. "Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor". GestioPolis. 12 diciembre 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-de-formar-animadores-turisticos-especializados-en-la-animacion-del-adulto-mayor/>.
Ruiz Ara, Maria Elena. "Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor". GestioPolis. diciembre 12, 2018. Consultado el 17 de Marzo de 2019. https://www.gestiopolis.com/necesidad-de-formar-animadores-turisticos-especializados-en-la-animacion-del-adulto-mayor/.
Ruiz Ara, Maria Elena. Necesidad de formar animadores turísticos especializados en la animación del adulto mayor [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/necesidad-de-formar-animadores-turisticos-especializados-en-la-animacion-del-adulto-mayor/> [Citado el 17 de Marzo de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de tambako en Flickr
DACJ