Microcrédito rural en Piura Perú

3535
3535
35
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Eficiencia y empoderamiento en el microcrédito rural
en Piura1
Gina Alvarado y Emma Gallardo  CIPCA
Este estudio se inició con el objetivo de comprobar si
la banca solidaria, como estrategia de microcrédito,
era más eficiente que el crédito individual. En este
contexto, se entiende la eficiencia como una variable
económica relacionada con los costos que estas inter-
venciones generaban respecto del tiempo y del ma-
nejo de la organización, por un lado, y de indicadores
como la morosidad y la productividad, por el otro. En
otro plano, se buscaba tener una aproximación de
cómo veían los beneficiarios estos programas.
A medida que la investigación avanzó, se reflexio
sobre el hecho de que se estaba realizando un análisis
de programas que, aún partiendo de instituciones fi-
nancieras formales, tenían componentes que busca-
ban afectar el desarrollo de la región e incorporar a
sectores excluidos del acceso al crédito, siguiendo el
supuesto que la inclusión y el acceso al crédito mejo-
ran la calidad de vida de los beneficiarios. Desde este
supuesto surgió la idea de revalorar otros componen-
tes, más allá de los indicadores económicos de los pro-
gramas. Algunos programas pueden ser menos costo-
sos o tener menos morosidad, pero, a su vez, pueden
generar efectos excluyentes en sectores de las pobla-
ciones rurales. En cambio, otros pueden ser más cos-
tosos e incluir distintos servicios, que generan una
mayor inclusión. Tras esta nueva evidencia, se originó
la necesidad de estudiar el componente de empode-
ramiento en las mujeres. Este nuevo frente abierto pro-
pició que las autoras consideraran que el análisis ex-
clusivamente económico de los indicadores era insu-
ficiente, y que debía acompañarse de una sección en
la que se reportaran las lecturas de los beneficiarios.
El documento, entonces, presenta los resultados del
análisis de cuatro programas de microcrédito en Piura.
Se incluyó en el estudio a organizaciones que repre-
sentaran la estructura de la oferta, formal y semiformal,
para pequeños negocios rurales en dicha región.
En líneas similares, se seleccionó dos instituciones for-
males y dos instituciones semiformales para el estudio
de casos. Entre las formales, se eligió a la CMAC Piura,
la más antigua de las Cajas Municipales de Ahorro y
Crédito (CMAC) en la región, y a la Edpyme Edyficar,
cuyo origen se remonta al programa de microcrédito
de CARE y, actualmente, constituye una institución fi-
nanciera. En el ámbito de las instituciones semiforma-
les, se escogió al Fondo de Promoción de la Mujer
(Foprom) del Centro de Investigación y Promoción del
Campesinado (CIPCA), institución con más de 28 años
de experiencia en la región y con un programa de
crédito relativamente joven, con cuatro años de fun-
cionamiento. Además, en el estudio de casos, se in-
cluyó al programa de microcrédito de Prisma, que tra-
baja en Piura desde hace cinco años.
El contenido de este documento refleja el objetivo
mencionado en líneas anteriores. Una primera parte
identifica el universo de instituciones, las clasifica de
acuerdo con su formalidad o semiformalidad y mues-
1/ Resumen del documento titulado Programas de microcrédito rural
para pequeños negocios en Piura: eficiencia y empoderamiento, auspi-
ciado por ACDI-IDRC. Podrá descargar la versión completa de este do-
cumento desde http://www.consorcio.org/programa2001.asp. Cabe men-
cionar que el nombre original del proyecto era: Estrategias de microcré-
dito rural: ¿Es la banca solidaria más eficiente que el crédito individual?.
«Algunos programas pueden
ser menos costosos o tener
menos morosidad, pero, a su
vez, pueden generar efectos
excluyentes en sectores de las
poblaciones rurales. En
cambio, otros pueden ser
más costosos e incluir
distintos servicios, que
generan una mayor inclusión»
3636
3636
36
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
tra algunas de sus características, como el tipo de tec-
nologías, productos, población objetivo, entre otras.
Además, se presenta una síntesis de la caracterización
de la demanda de microcrédito rural en Piura. Adicio-
nalmente, se muestran los casos estudiados desde tres
puntos de vista: la organización, los indicadores de
eficiencia y eficacia y sobre la base de las entrevistas a
los beneficiarios, cuyo contenido brinda información
de cómo perciben a las instituciones respecto de su
eficiencia, así como del estudio de los efectos en el
empoderamiento de las mujeres.
Finalmente, se presenta el análisis cruzado de los cua-
tro casos respecto de los componentes o factores de
riesgo, de los puntos sobresalientes encontrados en
las organizaciones estudiadas y del punto de vista de
los usuarios.
Las autoras sostienen que los programas de microcrédi-
to en países en vías de desarrollo, tuvieron su origen en
la búsqueda de estrategias de lucha contra la pobreza.
Las instituciones estudiadas en este análisis de casos
conservan esta idea en sus objetivos, ya que consideran
que el acceso al crédito conducirá a mejorar la situa-
ción de bienestar de sus beneficiarios. Sin embargo, los
indicadores normalmente utilizados para medir eficien-
cia y eficacia parecen obviar estos objetivos, toda vez
que se centran solamente en la eficiencia económica.
Una medición real de la eficiencia y de la eficacia de
tales intervenciones, debería considerar si los objetivos
planteados son alcanzados de manera complementaria
a la sostenibilidad económica.
En cuanto al funcionamiento de las instituciones estu-
diadas, la evidencia recogida señala que las diferen-
cias en las tecnologías utilizadas no son tan importan-
tes como otros aspectos. Destacan entre ellos, la orga-
nización interna y los mecanismos que las institucio-
nes utilizan para evaluar y monitorear los créditos con
relación al alcance de sus objetivos.
En el terreno de las instituciones financieras analiza-
das, se encontró que sus evaluaciones privilegian a los
indicadores de eficiencia sobre aquellos de eficacia.
Esto implica un énfasis (y una mayor importancia) en la
medición de la rentabilidad al interior de las propias
organizaciones, en desmedro del logro de sus objeti-
vos de desarrollo. En otros términos, no se han encon-
trado evaluaciones sobre la magnitud del crecimiento
de los negocios que emplean el crédito, y si esto ha
generado o no un mayor bienestar en las familias.
En la misma línea, el estudio sostiene que el creci-
miento expansivo de las carteras ha llevado a un de-
terioro en su calidad. Ello se debe al mayor tiempo
empleado en las colocaciones, que en el seguimien-
to de los pagos. Una recomendación que se despren-
de de este hecho es la mejora de la política de recu-
peraciones y seguimiento, así como de la política de
personal (capacitación, incentivos, contratos, etc.). El
indicador de productividad, en la mayoría de las ins-
tituciones analizadas, se basa en el número de crédi-
tos colocados por analista o promotor. Este énfasis en
el número de créditos por promotor, ha llevado a una
saturación de las actividades de estos últimos y, por
ende, a que descuiden los préstamos colocados. Es
recomendable, entonces, utilizar distintos indicado-
res para esta medición. Este es el caso de la CMAC
que evalúa tanto el número de créditos por promo-
tor, como la calidad de su cartera.
Una lección importante respecto de la forma en que
una institución construye los mecanismos de atención
de su grupo objetivo, se relaciona con el conocimien-
to de estos grupos. La elección de los clientes no toma
en cuenta su heterogeneidad. Como producto de esta
investigación, se ha observado que existen diferentes
tipos de clientes, que tienen un comportamiento va-
riable, lo cual afecta la tecnología a usarse. En concre-
to, las instituciones formales con tecnologías individua-
les incorporan a los propietarios de pequeños nego-
cios que tienen ciertas garantías, pero que son exclui-
dos de la banca comercial. Con el propósito de facili-
«Una medición real de la
eficiencia y de la eficacia
de tales intervenciones,
debería considerar si los
objetivos planteados son
alcanzados de manera
complementaria a la
sostenibilidad económica»
3737
3737
37
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
tar su incorporación y de establecer relaciones de lar-
go plazo, que le permitan controlar el riesgo que re-
presenta trabajar con este tipo de clientes, utilizan
mecanismos flexibles, adecuados a cada cliente. En esta
línea de pensamiento, el uso de tecnologías grupales
con este tipo de clientes (propietarios de pequeños
negocios) no parece ser lo más apropiado, ya que el
riesgo de no pago es mayor, si se toma en cuenta que
dichos clientes no valoran las redes de manera positi-
va, sino que las consideran como un riesgo.
A diferencia de las organizaciones formales, las semi-
formales usan una tecnología que permite incluir a un
segundo grupo de clientes. Estos se caracterizan por
contar con negocios casi de supervivencia y por care-
cer de propiedades o artefactos que puedan ser ofre-
cidos como garantía. En este caso, las redes general-
mente los únicos recursos con los que estos beneficia-
rios cuentan constituyen una oportunidad y un so-
porte para el acceso al crédito, y cumplen un papel
importante como refuerzo en el pago.
Las conclusiones antes señaladas llevan a las autoras, a
considerar la importancia del diseño de organizacio-
nes de microcrédito específicas para cada tipo de clien-
te o beneficiario. La existencia exclusiva de organiza-
ciones formales dejaría a un gran sector de la deman-
da de crédito no atendida. En este escenario, la convi-
vencia de organizaciones formales y semiformales ge-
nera una mayor inclusión en el acceso al crédito.
Para los clientes que tienen garantías y pequeños ne-
gocios sostenibles, la tecnología grupal implica un riesgo
que no están dispuestos a asumir. En el caso de los
clientes sin garantías y con negocios de superviven-
cia, las redes constituyen un riesgo manejable debido
a las pocas oportunidades que tienen para acceder al
crédito.
En el plano de grupos especialmente excluidos, como
el de las mujeres, su situación de pobreza, sumada a la
carencia de garantías reales, las coloca en desventaja
en el acceso al crédito frente a los varones. Dicha si-
tuación se torna más dramática aún, en el caso de las
instituciones formales. En tal sentido, una estrategia de
inclusión y de búsqueda de equidad no estaría com-
pleta, si no se considera a este sector de la población.
Así, para este tipo de beneficiarios, que generalmente
cuenta con redes sociales de apoyo como estrategia
de supervivencia, las ONG que trabajan con tecnolo-
gías crediticias grupales aparecen como su única alter-
nativa de acceso al crédito.
Según lo observado en Prisma, la mayor cartera mo-
rosa corresponde a los grupos solidarios con un nú-
mero no significativo de miembros. Esto ha llevado a
que se considere que la tecnología no es adecuada
para los grupos objetivo de la institución. Sin embar-
go, consideramos que el problema no es la tecnolo-
gía, si tomamos como referencia el caso de Foprom,
donde se observa evidencia contraria. Lejos de rela-
cionarse con este factor, el problema se vincula tanto
«...el uso de tecnologías
grupales con este tipo de
clientes (propietarios de
pequeños negocios) no
parece ser lo más
apropiado, ya que el
riesgo de no pago es
mayor, si se toma en
cuenta que dichos
clientes no valoran las
redes de manera positiva,
sino que las consideran
como un riesgo»
3838
3838
38
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
con el número de miembros como con la capacita-
ción antes del crédito. Ello, toda vez que el mayor
número de socias incrementa la presión del grupo y
genera menor incumplimiento.
En los casos estudiados, se ha observado que el acceso
al crédito por si solo genera impactos mínimos en el
empoderamiento. Una recomendación que resulta de
lo anterior es que el bienestar y el logro de mayor equi-
dad de las mujeres requiere de servicios complemen-
tarios y de mecanismos de monitoreo, que garanticen
el correcto uso de los préstamos en su propio negocio.
El problema de la falta de empoderamiento es parte
de un sistema de relaciones de género, que no cam-
biará solo con el acceso al crédito, sino con interven-
ciones en distintos ámbitos de la vida social. En este
análisis habría que llamar la atención sobre el descui-
do de los temas de género, en la mayoría de las insti-
tuciones estudiadas. Este descuido lleva a que los ana-
listas de crédito o promotores, en su afán por colocar
mayores préstamos, otorguen créditos a mujeres a
pesar de que conocen que el destino del crédito no
es su propio negocio, sino el de la pareja. Esto lleva a
una sobrecarga de responsabilidad de las mujeres
«...habría que llamar la
atención sobre el
descuido de los temas
de género, en la mayoría
de las instituciones
estudiadas»
son responsables de los pagos, sin tener derecho al
uso de estos. Es recomendable, en este marco de
referencia, que las instituciones tengan en cuenta el
sujeto real del crédito, de manera que se eviten los
efectos negativos de las intervenciones.
Finalmente, una lección adicional del documento se
refiere al hecho de que una organización puede te-
ner mayor eficiencia desde el punto de vista econó-
mico y, aun así, generar la exclusión de las mujeres
por la falta de garantías. Otras instituciones pueden
tener costos más elevados y aparentar menor eficien-
cia, pero a la vez generar mayor inclusión, a pesar de
ser sostenibles.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 24). Microcrédito rural en Piura Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/microcredito-rural-piura-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Microcrédito rural en Piura Perú". GestioPolis. 24 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/microcredito-rural-piura-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Microcrédito rural en Piura Perú". GestioPolis. junio 24, 2006. Consultado el 14 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/microcredito-rural-piura-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Microcrédito rural en Piura Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/microcredito-rural-piura-peru/> [Citado el 14 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de armandolobos en Flickr
DACJ