Los saberes y la importancia de las habilidades de pensamiento en los niños de preescolar

  • Otros
  • 7 minutos de lectura

El conocimiento es importante a lo largo de la vida de cada individuo, es el resultado de una serie de experiencias que se han obtenido a través de una interacción social constante y está determinado por diferentes factores, entre ellos el uso de las habilidades de pensamiento.

La edad preescolar es una etapa en que se fundan las bases de los conocimientos que hemos adquirido hasta el momento y también en la que se desarrollan las habilidades básicas del pensamiento, para después transformarse en habilidades de orden superior.

El siguiente texto, pretende dar a conocer la importancia de las habilidades de pensamiento y su relación con el conocimiento en la edad preescolar.

Apertura

Los seres humanos estamos inmersos en un constante aprendizaje, todos los días hacemos uso de los conocimientos que tenemos, adquirimos nuevos conocimientos y somos parte del aprendizaje de nuevos conocimientos para otras personas.

Desde que nos despertamos sabemos qué es lo que debemos hacer para comenzar nuestro día, recordamos lo que soñamos o nuestros pendientes e incluso podemos organizar un plan del día para aprovechar el tiempo y cumplir con nuestros deberes.

Sin percatarnos estamos haciendo uso de nuestras habilidades del pensamiento, no solamente eso, las habilidades del pensamiento han sido parte de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos en el futuro, por lo tanto, me parece interesante y de provecho conocer un poco más sobre ellas.

Debido a que comenzamos a desarrollar conocimiento y habilidades de pensamiento desde la infancia, me enfocaré a hablar de su importancia en ese periodo de vida. Lo anterior nos podrá servir para establecer una relación entre lo que aprendimos en ese momento de nuestra vida y lo que sabemos ahora; a ayudar a nuestros hijos (en caso de tenerlos) o a nuestros alumnos (en caso de desenvolvernos en el ámbito educativo) a desarrollar más sus habilidades o incluso nos será de utilidad como un punto de partida para conocer más sobre nuestras habilidades.

Desarrollo

Antes de continuar, es importante establecer los siguientes conceptos:

El conocimiento es un conjunto de información almacenada mediante la experiencia o el aprendizaje (a posteriori), o a través de la introspección (a priori). (Porto, 2008)

Las habilidades del pensamiento son las capacidades y disposiciones para hacer las cosas. Son la destreza, la inteligencia, el talento o la acción que demuestra una persona. (García, 2010)

(Vila, Díaz, & UNAM, 2003) mencionan que las habilidades del pensamiento según el modelo de desarrollo de la pericia de Stenberg se divide en tres tipos: Habilidades críticoanalítico, que incluye analizar, criticar, juzgar, evaluar y contrastar. Habilidades de pensamiento creativo, incluye crear, descubrir, inventar, imaginar, suponer e hipotetizar. Habilidades de pensamiento práctico, incluye aplicar, usar, utilizar y practicar.

Estas habilidades, sin duda forman parte de lo que normalmente se hace (o se debería hacer) en las aulas -y en la vida cotidiana-, sin embargo, una de las cosas que más me desconciertan del nivel preescolar es la subestimación de las capacidades de los niños que aún existe, lo cual implanta límites al momento de establecer el tipo de conocimientos que se les imparte (incluso en los hogares).

Varios teóricos famosos han hecho alusión a los saberes y su relación con las habilidades de pensamiento, para el tema retomaré a tres, Jean Piaget, Lev Vigotsky y David Ausbel.

El famoso teórico Jean Piaget distinguió 4 etapas distintas del pensamiento, en ellas el conocimiento se organiza de forma diferente, según él, todos los niños atraviesan esas etapas, sin excepción. Y aunque estableció edades determinadas para transitar cada una de las etapas, el tiempo puede variar según características tanto individuales como culturales.

  • Etapa sensoriomotora, del nacimiento a los 2 años.
  • Etapa Preoperacional, de los 2 a los 7 años.
  • Etapa de las operaciones concretas, de los 7 a los 11 años.
  • Etapa de las operaciones formales, de los 11 y 12 años en adelante. (Linares)

La etapa que corresponde a la edad preescolar es la preoperacional, en ella según Piaget los niños adquieren el lenguaje y a usar los números como herramienta del pensamiento; por otra parte, los niños en esta edad manifiestan curiosidad, lo que les permite crear teorías intuitivas y generar hipótesis de las cosas. En todas esas actividades están presentes las habilidades del pensamiento.

Sin embargo, Piaget no le dio mayor importancia a lo que sabían los niños, sino que se enfocó en el pensamiento de los problemas y las soluciones. Es decir, en los procesos cognitivos.

Por otro lado, según Vigotsky, los instrumentos de mediación, incluidos los signos, los proporciona la cultura, el medio social. Pero la adquisición de los signos no consiste solo en tomarlos del mundo social externo, sino que es necesario interiorizarlos, lo cual exige una serie de transformaciones o procesos psicológicos. (Pozo, 1989) Ahí se observa la importancia no solo de las habilidades del pensamiento sino también del conocimiento.

Para Vigotsky las interacciones sociales son muy importantes en la adquisición de los conocimientos, debido a que las actividades sociales son las que le permiten incorporar a su pensamiento herramientas culturales como el lenguaje, los sistemas de conteo, la escritura, el arte, entre otros. (Linares) Y a diferencia de Piaget piensa que, aunque los niños ya tienen ciertas habilidades de pensamiento innatas, con ayuda de la interacción social (y el conocimiento que les transmiten) estas se transforman en habilidades superiores.

El teórico David Ausbel, sugiere que en los niños en edad preescolar predomina lo que él llama aprendizaje por descubrimiento, el cual requiere que el alumno reordene la información, la integre con su estructura cognitiva y reorganice o transforme la combinación integrada de manera que se produzca el aprendizaje deseado; todo esto a partir de un proceso inductivo, basado en la experiencia no verbal, concreta y empírica. (Ausbel)

Según lo anterior, los nuevos conocimientos que los niños van a adquirir deben integrarse con los conocimientos que ya posee y transformarse para generar un conocimiento más completo, pero para lograrlo es necesario que se pongan en práctica habilidades del pensamiento (como la observación, el descubrimiento, la práctica).

Cierre

“Todas las personas mayores han sido primero niños (pero pocos lo recuerdan)”.

 El principito.

Me pareció pertinente hacer alusión a esta pequeña parte del libro El principito, porque a veces como padres de familia o como docentes nos olvidamos que en algún momento fuimos niños y que en ese momento desconocíamos muchas cosas, pero también creíamos saberlo todo, respondíamos con ingenio lo que se nos preguntaba y que, aunque teníamos las habilidades para aprender, había ciertas cosas que nos generaban mayor motivación para hacerlo.

Esto nos permite recordar que, a su ingreso a preescolar los niños ya traen consigo una serie de ideas previas que les permiten entender el mundo, no llegan vacíos, se han formado una idea de la cultura y las relaciones sociales que han establecido son parte fundamental de su aprendizaje.

Después de nacer, la primera socialización que se establece en la infancia es la del hogar, las personas con las que se relacionan los niños se convierten en la base de los conocimientos que vienen después; todo lo que pueden aprender de ellos -y obviamente las capacidades físicas, como los sentidos- los ayuda a explorar el mundo que les rodea. En base a los conceptos que los niños crean a partir de la interacción social, se comienzan a construir nuevos conocimientos.

Aunque se les puede enseñar muchas cosas a los niños,  eso no determina que lo aprendan; sucede que es necesario que hagan uso de las habilidades del pensamiento para poder interiorizar y generar el aprendizaje y además son importantes otros factores, como la motivación, que exista relación con su contexto, que se procuren momentos adecuados de aprendizaje, que los materiales que se usan sean atractivos, que se genere un ambiente de aprendizaje propicio para hacer uso de las habilidades, entre otros.

Por lo tanto, es necesario que dentro de la etapa preescolar los niños tengan acceso a

conocimientos varios, pero también puedan hacer uso de las habilidades de pensamiento para lograr procesar la información, no hay que limitarlos a colorear, recortar y pegar, hay que generar en ellos situaciones problemáticas que les permitan hacer uso de sus habilidades.

Conclusión 

De acuerdo con lo analizado, las habilidades del pensamiento son importantes para transformar los conocimientos previos de los niños en un conocimiento cada vez más completo y complejo. Como ya he mencionado antes, el conocimiento es constante y dinámico; entre más oportunidades tengan los niños de hacer uso de sus habilidades de pensamiento mayores serán sus posibilidades de generar un mejor conocimiento.

Recordemos nuevamente que en algún momento fuimos niños y nos aventuremos, como padres de familia o como docentes a implementar en nuestro quehacer cotidiano actividades que desarrollen los procesos básicos del pensamiento como la observación, comparación, relación, clasificación, descripción, análisis, síntesis y evaluación; serán de utilidad y de provecho para lograr que los niños construyan y organicen su conocimiento, de esta forma desarrollarán su inteligencia (y nosotros también aprenderemos un poco).

Los niños son capaces de aprender y de enseñar muchas cosas, hace falta tener expectativas mucho más altas y generar las oportunidades de alcanzar su desarrollo máximo sin forzarlos.

Considero que no debemos tener miedo de enseñar a los niños cosas que es posible que aprendan por pensar que no serán capaces, al contrario, debemos despertar en ellos todas esas habilidades que están dormidas para generar mayor conocimiento y no olvidar que aprender también puede ser divertido.

Referencias

Ausbel, D. (s.f.). Teoría del aprendizaje significativo. Teoría del aprendizaje significativo.

García, A. P. (2010). Desarrollo de habilidades del pensamiento. San Luis Potosí, México.

Linares, A. R. (s.f.). Desarrollo Cognitivo, las teorías de Piaget y de Vigotsky. España: Universidad Autónoma de Barcelona.

Porto, J. P. (2008). Definición.de. Obtenido de Definición.de:

http://definicion.de/conocimiento/

Pozo, J. I. (1989). Teorías cognitivas del aprendizaje. Madrid, España: Morata.

Saint-Exupéry, A. d. (1984). El principito. Santiago, Chile: Pehuén editores.

Vila, I. M., Díaz, M. D., & UNAM. (2003). La enseñanza de las habilidades del pensamiento desde una perspectiva constructivista. UMBRAL. Revista de educación cultur y sociedad., 158-163.

Tuxtla Gutiérrez Chiapas, Diciembre 2016.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Ramírez Chamé Stephany Viridiana. (2016, diciembre 19). Los saberes y la importancia de las habilidades de pensamiento en los niños de preescolar. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/los-saberes-la-importancia-las-habilidades-pensamiento-los-ninos-preescolar/
Ramírez Chamé, Stephany Viridiana. "Los saberes y la importancia de las habilidades de pensamiento en los niños de preescolar". GestioPolis. 19 diciembre 2016. Web. <https://www.gestiopolis.com/los-saberes-la-importancia-las-habilidades-pensamiento-los-ninos-preescolar/>.
Ramírez Chamé, Stephany Viridiana. "Los saberes y la importancia de las habilidades de pensamiento en los niños de preescolar". GestioPolis. diciembre 19, 2016. Consultado el 13 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/los-saberes-la-importancia-las-habilidades-pensamiento-los-ninos-preescolar/.
Ramírez Chamé, Stephany Viridiana. Los saberes y la importancia de las habilidades de pensamiento en los niños de preescolar [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/los-saberes-la-importancia-las-habilidades-pensamiento-los-ninos-preescolar/> [Citado el 13 de Diciembre de 2018].
Copiar
DACJ