Limitaciones al emprendimiento en América Latina

Orientado especialmente a Empresarios y Propietarios de Empresas en Latinoamérica

“El planeta se vuelve cada día mas pequeño en el mundo de los negocios, los competidores están en otros continentes y siento su respiración en mis oídos y sus manos en mi bolsillo” – Carlos Peña Rodríguez – Emprendedor de Negocios e Innovador chileno

“Puedes elegir ser la aplanadora de la Innovación o terminar siendo solamente parte del camino”
Existe un gran número de libros, artículos, monografías, presentaciones y disertaciones que tienen que ver con el Éxito en la vida tanto de las personas como de las Empresas y Organizaciones, que a su vez impactan en las comunidades o Naciones.

Pero por otro lado existe muy poco material en relación con los fracasos. Esto es realmente sorprendente puesto que los fracasos han sido numerosos y lo siguen siendo a tal punto que son generadores de Profesiones especializadas muchas veces en “atender fracasos”.

Y también vemos a diario como se producen quiebras y bancarrotas a nivel mundial: la mayoría de las 500 empresas Fortune 500 de hace una generación atrás han dejado de pertenecer a ese selecto grupo (las quiebras de un año para otro – del 2000 al 2001 – aumentaron el 30 %). Y a nivel de Nación se presenta un fenómeno similar con países que no llegan a salir de su sub-desarrollo e incluso vemos como países que – siendo ricos en recursos como es el caso de la Argentina – han retrocedido dramáticamente.

Incluso nos encontramos con que muchas de estas Profesiones se orientan “a atender” los fracasos cuando ya el “fracaso se ha consumado”.

Es mucho mayor el número de Empresas – y también de personas – que busca consejos y asistencia profesional cuando las cosas no van tan bien e incluso van mal, que aquellos que lo hacen cuando les está yendo muy bien. Y esto es lamentable ya que las personas no siempre estamos “tan abiertos en nuestras mentes” cuando las cosas nos están yendo mal.

He sido entusiasmado muy frecuentemente por el Dr. Donald W. Cole – quien ha sido mi permanente iluminador – para que comparta con otros las experiencias y múltiples aprendizajes en las cuales he participado como consultor, asesor y capacitador en distintas empresas de variados sectores económicos y en muchos países latinoamericanos, durante los últimos 40 años.

Y algo que me ha fascinado en relación con este proceso se relaciona con la pregunta que he colocado en el Título: “¿Puede crecer un País “donde se hacen cosas en contra” del espíritu Empresarial (o lo que es lo mismo: Donde NO se Innova)?”

Podemos entonces sugerir cual es nuestra principal hipótesis: “Las personas – y también las Naciones – como así también las organizaciones, “hacen” cosas sabiendo que les va a ir mal. ¿Es esto posible? Nuestros hallazgos y evidencias sugieren de que efectivamente esto sí puede ser cierto.

El efecto Medici que ha tenido lugar en el Renacimiento nos está diciendo que los gerentes y profesionales graduados en las mejores Universidades del mundo han de ganar posiblemente un buen sueldo dentro del mundo corporativo, pero de ninguna manera ellos han de estar en condiciones de liderar y gestionar la calidad de Innovación que requieren las organizaciones y empresas exitosas, si es que no agregan los nuevos desarrollos a sus Profesiones originales. Larry Ellison como Presidente de Oracle en un discurso de fin de grado en la prestigiosa Universidad de Yale se atrevió a sugerir que “aquellos que aún no se habían graduado” bien podrían dejar la Universidad ya que eso es lo que han hecho los hombres más ricos del planeta, entre los cuales estaba él”. Se habla ahora de la necesidad que exista el fenómeno de intersección e integración entre dos disciplinas o ciencias, como por ejemplo la convergencia digital-genómica.

Pero de esto no se habla mucho en las mejores Universidades donde la “Mono-Profesión” sigue siendo la especialidad. Los negocios y los números – incluso las acciones en Nueva York – tendrán mucho que ver con la biociencia y la bioingeniería. Una pregunta: ¿Están nuestros gerentes en condiciones de integrar disciplinas distintas y aplicar esas nuevas creaciones de manera de introducir innovaciones en sus empresas?

La importancia de las ideas y las Innovaciones tienen consecuencias directas sobre las comunidades y naciones como lo señala el autor de “Mientras el futuro te alcanza:”Los países cuyas economías siguen basándose en los recursos naturales tienen que producir más y más para ganar lo mismo. Mientras su población crece la mayoría de estos países se vuelven más y más pobres. Un agricultor debe producir tres veces más grano para tener el mismo ingreso que tenía hace 50 años sin tomar en cuenta la inflación. Con las ideas es diferente. Cuanto más son difundidas más valiosas se vuelven. De modo que ahora los que producen conocimientos se vuelven más ricos”. Y los conocimientos nuevos requieren tener en cuenta a dos palabras que son importantes en el mundo de las empresas y de las organizaciones: Innovar y Adoptar.

Ambas tienen que ver con el nivel de desarrollo del conocimiento de las ciencias del comportamiento. Y también tienen que ver con quienes han de estar en condiciones – como líderes o gerentes – de implementar nuevas prácticas organizativas como consecuencia de las innovaciones.

Así como la genética es importante a nivel individual es también muy importante a nivel organizacional y toda persona dedicada a gestionar la innovación debe prestarle especial consideración.

Hannan & Freeman proponen una teoría de desarrollo empresarial y organizacional que tiene que ver con el mundo de la genética. Según ellos para que las organizaciones sobrevivan deben tener una selección de especie que sobresalga de tal manera que permita sobrevivir. De no contar con este mecanismo particular hasta toda la especie podría desaparecer. Y los autores relacionan estos procesos de mutación con lo que sucede con las organizaciones y empresas. ¿Contamos con esa especie que permite fortalecer a nuestra organización de modo que podamos sobrevivir en el tiempo por encima de nuestros contendores?

Antes de avanzar queremos dejar en claro que no existe un solo país desarrollado que no tenga sólidas organizaciones empresarias que incluso hayan tenido éxito más allá de sus propias fronteras. Todos ustedes están expuestos a ellos y reconocen a empresas multinacionales como AGFA (Bélgica), Microsoft y McDonald´s (USA), Citroen (Francia), Impregilo y Fiat (Italia), Mercedes Benz y Bayer (Alemania), Rolls Royce (Inglaterra), Toyota (Japón), son solamente algunas de ellas. Y por otro lado, desde “lo opuesto” se encuentra evidencia que la característica de los países pobres es la de no-tener empresas locales que hayan sido exitosas fuera de sus propios países de origen. Es por ello que resulta sorprendente que la inmensa mayoría de los economistas latinoamericanos se dediquen a hablar de que se requieren inversiones de afuera para desarrollar los países en Latinoamérica.

En realidad la Argentina logró su máximo esplendor sin recibir inversión alguna de afuera sino más bien su crecimiento se debió en gran medida al “conocimiento diferencial” de un importante número de inmigrantes europeos. Lo que los países latinoamericanos quizás debieran hacer es no seguir tanto el pensamiento económico en la práctica de Lord John Maynard Keynes cuando ha sugerido que “es bueno para la economía incluso llegar a hacer huecos en la calle para luego arreglarlos” (ésta practica fue adoptada por muchos gobernantes latinoamericanos creando de esta manera trabajo no-innovador; muy distinto sería un enfoque por el cual se “importaran conocimientos” para generar nuevas empresas locales que después incluso pudieran exportar algo más por encima de las materias primas).

De modo que resulta incuestionable que el desarrollo económico a través de “inversiones de afuera” cuyo modelo ha estado presente en las últimas generaciones, lo que ha estado acompañado es de un mayor nivel de pobreza dentro de los países latinoamericanos. La Argentina por ejemplo no requirió de “inversiones de afuera” para convertirse en el séptimo más rico del mundo, y, por el contrario, las inversiones recibidas muy probablemente puedan haber llegado a contribuir con un Argentina actual que está más empobrecida y tiene habitantes sub-alimentados.

Sin embargo muchos economistas siguen hablando que la Argentina necesita imperiosamente inversiones de afuera. Juan Enríquez Cabot destaca que “hay economistas quisquillosos que usan ecuaciones cada vez más complejas para tratar de convencer de que algunas leyes económicas básicas no han cambiado”.

¿Cómo se hace para que una comunidad o un país, y sus habitantes puedan progresar? Resulta obvio que lo primero que deben hacer es orientarse hacia los aspectos productivos puesto que lo que sus ciudadanos pueden recibir está muy fuertemente vinculado con lo que ellos mismos producen.

Pero las personas por sí solas y sin dirección alguna pueden no llegar a producir eficazmente. ¿Cuál es entonces, el mecanismo a través del cual las naciones y los países como así también sus ciudadanos puedan crecer y enriquecerse?

El extraordinario economista Alemán Joseph Schumpeter presentó la propuesta. Es el Innovador quién realmente motoriza y pone en acción la creación de riqueza. Y surge ahora otra pregunta: ¿Qué perfil tiene esta persona que Innova y desarrolla actividades que van mucho más allá de la simple Creatividad?

Esta persona no solamente tiene la capacidad de crear sino que además es quien corre los riesgos de su negocio. Richard Kiyosaki (“Padre rico, padre pobre”) sugiere que existen diversas “categorías” que se relacionan con como las personas “se ganan la vida”. Uno puede trabajar en un negocio, en una empresa u organización de “otro” donde se acostumbra a recibir dinero usualmente a final del mes.

El origen y crecimiento de las Profesiones independientes le presentó una oportunidad adicional a muchas de estas personas como resultado de ejercer una Profesión: podían prestar servicios de tipo “independiente” los que serían desarrollados sobre una base no-regular y recibirían por ellos una paga que sería variable (es decir no –regular).

Y contamos además con una opción adicional como es el caso de los empresarios que deben crear algún tipo de negocio, comercio o empresa que, independientemente de su tamaño, requieren de los servicios de personas tanto sobre una base “regular” (que reciben un sueldo o jornal más bien fijo) o sobre una base “no-regular” (que son recompensados de manera variable).

Y surge una pregunta que sería bueno que aquellos que están interesados en el destino de los países en Latinoamérica debieran formularse. ¿Quiénes han de ser estas personas que están interesadas en dar trabajo a “otros” sobre una base regular?

Esto implica que de lo que ellos ganen han de tener que poner su mano en el bolsillo y darle dinero a otros! Incluso le deben dar este dinero sobre una base regular! Y además con el advenimiento de los sindicatos, las condiciones de trabajo e incluso “la paga” es establecido muchas veces por los delegados y representantes sindicales! ¿Es posible que existan personas en este planeta que estén dispuestas a tomarse todo este trabajo?

Ah, me olvidaba. Existe otro punto adicional a tener en cuenta. El creador y fundador de una empresa va a ver alterado su negocio muy rápidamente por cosas que pasan fuera de su propio negocio y de lo que el mismo quiera decidir. Y esto requiere que también tenga que incorporar a otras personas que tienen conocimientos especializados (a veces son Profesionales) por un corto período de tiempo. Y a estas personas también le ha de tener que pagar por estos servicios.

Nos encontramos ahora con la necesidad de que exista este tipo de personas con características empresariales si es que realmente queremos crecer y desarrollarnos tanto desde el punto de vista individual como de toda una comunidad o país.

Estas personas son empresarios que tienen además de enormes fuerzas creadoras e innovadoras, la capacidad, deseo y habilidad de tomar acciones “a riesgo”. No son pocos los empresarios que para poner en marcha su empresa han tenido que pedir un préstamo a un Banco y eso le ha obligado a constituir una hipoteca.

Esto significa que el empresario también tiene que poner sobre sus espaldas, no solamente el interés que le han de cobrar por el dinero prestado sino también otros gastos que los Bancos usualmente llaman “gastos administrativos”, gastos relacionados con la aprobación y gestión del crédito, a lo que también debe agregarse el costo “de la hipoteca”.

Estamos viendo entonces que un préstamo que es absorbido por un empresario innovador que comienza un pequeño negocio debe estar en condiciones de solventar también a otras personas (banqueros, empleados de Banco, escribanos, entre otros).

Realmente solo un empresario verdaderamente innovador ha de estar en condiciones de seguir adelante con su idea.

Y por favor no nos olvidemos de otras personas e instituciones que también debe ponerse sobre sus espaldas el empresario: son muchos los empleados nacionales, provinciales y municipales que reciben de los empresarios dinero “antes” de que pueda iniciar su empresa como así también durante su gestión del negocio? ¿Quieren saber sobre esto? Pongan en marcha un negocio en Latinoamérica y han de saber muy pronto todos los gastos en que se debe incurrir incluso “antes” de que el Estado les dé el permiso para emitir una sola factura!. Ya tiene usted un panorama algo más claro respecto de que otras personas viven como consecuencia del generador de un emprendimiento y por favor no se vaya a olvidar de los dueños de Imprentas. Cada vez – en un mundo que se ha vuelto más y más digital – paradójicamente dentro de los países latinoamericanos los requisitos formales resultantes de las regulaciones nacionales, provinciales y municipales exigen más y más papeles “físicos”. Incluso usted ha de tener que desplazarse físicamente puesto que muchos trámites para la apertura de “su negocio” deben ser hechos “personalmente”.

Y ahora bien: ¿Qué negocio o empresa les gustaría comenzar? ¿Qué ideas se les ocurre? ¿Les sigue gustando todavía ser empresarios? ¿No les habían dicho todo lo que los empresarios tienen sobre sus espaldas? Tampoco les he mencionado a todos los actores que de manera directa o indirecta se mantienen vivos y con trabajo gracias a ellos. Si llegaran a ser exitosos localmente es posible que tengan que pagar impuestos aunque no hayan obtenido utilidades. Gómez Salerno ha destacado que una de las principales causas del cierre de su negocio ha tenido que ver con impuestos que tuvo que pagar por anticipado a los resultados de su propio negocio.

Esto sucede cuando el empresario tiene que pagar Impuestos a las Ganancias antes del cierre del ejercicio, algo que no está contemplado en la mente del empresario antes de empezar su negocio pero que sí tienen en cuenta los órganos de regulación.

Pero usted además de ser una persona inteligente, inquieto y trabajador es tenaz y persistente. Está dispuesto a trabajar 10, 12, 14, y quizás 15 horas por día. Y además puede lidiar con el estrés de los “problemas que otros le acarrean”. A pesar de todos los problemas y las regulaciones externas que recaen sobre usted, de ninguna manera está dispuesto a rendirse como empresario y va a mostrar al mundo como un Líder y Conductor Ejemplar está en condiciones de progresar.

Y realmente progresa y sale adelante como empresario e incluso llega a tener algún dinero disponible para realizar “inversiones” en su empresa.

Como usted es un empresario que ha sido categorizado como Pymes usted sabe muy bien que le resulta demasiado caro ir a un Banco a pedir dinero prestado puesto que el interés que le han de cobrar los Bancos en Latinoamérica son 100 y hasta 200 por ciento más caros que los que tendría que pagar una corporación multinacional. De modo que usted ha guardado dinero en el Banco previendo reinvertir sus sobrantes de caja. De la noche a la mañana – como ha sucedido en Ecuador – le dicen en “su Banco” que el dinero que usted había guardado ya no es enteramente suyo.

Los economistas escriben en los diarios “motivos” por los cuales esto ha sucedido, pero a usted no le entregan su dinero depositado en el Banco. Y en la Argentina, como empresario, le han de negar también el retiro de su propia cuenta bancaria, por los nuevos ingresos que usted recibe al comercializar sus productos. ¿Es esto posible? Pues el empresario de productos naturales Jorge Gamarra destacó que del Banco solamente podía llegar a retirar por semana no más de 400 pesos (algo más de 100 dólares) cuando tenía como gastos solamente en materia de personal unos 1.000 pesos semanales (algo más de 250 dólares). Por supuesto, Gamarra tenía además que vivir con su familia y necesitaba realizar compras para su empresa en el orden de los 1.000 pesos.

¿Está usted seguro que aún desea ser empresario en Latinoamérica?

Hace unas tres generaciones atrás la diferencia entre lo que producía un Japonés respecto de la producción de un Chileno, Mexicano o Brasileño no era significativa. Hoy en día un Japonés produce cinco veces más que lo que produce un Latinoamericano.

Pero además Japón no consume sus recursos naturales cambiándolos por “papel moneda”, puesto que incluso no tiene muchos recursos en el sector primario. Japón debe crear empresas pesqueras para ir a pescar muy lejos de sus costas, mientras que en Latinoamérica no siempre se aprovechan los recursos pesqueros que están a la vista de sus playas. Y eso que los recursos pesqueros resultarían ser muy buenos para una población sub-alimentada en Latinoamérica!

Todo lo que se produjo en Chile en el año 1999 es mucho menos que el patrimonio personal de un solo individuo en el mundo. Incluso contando con lo que se produce en otros dos países, tampoco alcanzarían el patrimonio de Bill Gates. Como lo destaca Juan Enríquez Cabot “En 1999 la fortuna personal de Gates excedía el valor total de lo que producían todas las personas que vivían en Chile, Israel y Malasia”.

Las empresas más grandes del mundo ya no son las que venden productos sino las que venden ideas. A Estados Unidos de Norteamérica le ha venido muy bien que General Motors se mantuviera como líder mundial en la fabricación de automotores durante muchas décadas, y realmente no la lastima mucho que ahora haya sido superada por primera vez en materia de ventas por la empresa Japonesa Toyota. Lo que produce muchas otras empresas en USA y que tienen que ver con software, compensan en exceso lo que General Motors Corporation ha perdido.

Vendiendo mercancías hoy en día los países latinoamericanos no podrán llegar a enriquecerse.

Han de tener que vender ideas, y para vender ideas hay que crear e Innovar. ¿Han escuchado ustedes de sitios donde se puede aprender a Innovar en Latinoamérica? ¿Saben ustedes lo que hacen la mayor parte de los Innovadores en Latinoamérica? El extraordinario médico cardiólogo de nacionalidad argentina – René Favaloro – se destacó incluso dentro de sus propios pares en los Estados Unidos de Norteamérica. Siendo reconocido a nivel mundial decidió más adelante regresar a Argentina y se encontró frustrado en su proyecto de desarrollar una Fundación sin fines de lucro dedicado a servir a otros. Su espíritu Innovador y Empresarial que llevaba dentro de sí mismo no pudo desarrollarse por las continuas limitaciones que se presentaban en el contexto y que muchas veces se vinculaban con los impedimentos y/o demoras que provenían de los órganos gubernamentales. De modo que es bueno tener en cuenta que los empresarios no son necesariamente producto de un perfil empresarial ligado con la personalidad de éste, sino que lo que sucede en el contexto puede tanto inhibir como colaborar a su extinción o desarrollo.

Hace unos 100 años atrás la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica se dedicó a aprender respecto de cuales eran las características personales que tenían los potenciales emprendedores y empresarios y lo hicieron con el propósito de “crear las condiciones necesarias” que ayuden al desarrollo final de los empresarios en potencia. Posiblemente sea USA uno de los países que prestan más apoyo al empresario – emprendedor y a aquellos que desean crear e Innovar.

Una gran porción de las empresas Pymes en los Estados Unidos de Norteamérica tiene como socio fundador a extranjeros que no han encontrado oportunidad de desarrollarse en su propio país de origen. Se espera que en los próximos 10 años cada uno de estos empresarios en los Estados Unidos que han nacido en el extranjero, generen trabajo para por lo menos tres norteamericanos. Y mientras tanto ¿Qué es lo que sucede en los países desde donde han emigrado estos empresarios? Por un lado se mantienen pobres o se convierten en países más pobres y además aumenta el nivel de desocupación.

Como decíamos al principio estamos convencidos respecto de nuestra hipótesis que tanto las personas como las empresas y también los países, “hacen cosas todos los días que están en contra de sus propios intereses”. Y aquí surge otra pregunta que dirigimos a ustedes: ¿Acaso los líderes de éstos países desde donde han emigrado estos empresarios que son exitosos ahora en los Estados Unidos, no llevan estadísticas respecto de estos hechos?

¿Acaso ignoran el nivel de desocupación “real” que tienen? Sin embargo, en lugar de rescatarlos y traerlos de vuelta a su país de origen, muchas veces los gobiernos de estos países más empobrecidos lo que hacen es – alternativamente – inventar mecanismos para que “las cifras reales no salgan a la luz”. Pero pocos son los esfuerzos y las energías que se canalizan para crear y desarrollar empresarios Innovadores.

La mayor parte de los países latinoamericanos con muchas riquezas naturales se han empobrecido durante los últimos 30 años. Más aún, y como lo destaca Juan Enríquez Cabot “Han sido desastres económicos y administrativos”. Ser analfabeto digitalmente y en materia de ciencias de la vida, es un precio demasiado alto para pagar. Y es así que ahora los países latinoamericanos reciben hoy día nada más que el 20 % de lo que recibían antes por sus productos primarios. Más aún, las grandes corporaciones multinacionales cada vez tienen menos interés en producir los productos primarios.

Muchas veces se ha citado a Chile como ejemplo brillante de los cambios económicos dentro de Latinoamérica. Pero aún así “el promedio de exportación de conocimientos de Chile es aún menor al promedio latinoamericano como asegura Enríquez Cabot (ya citado). Este autor asegura que la mayoría de lo que Chile exporta no tiene suficiente valor agregado y tecnología y que por ello la economía de Chile puede estrellarse porque en realidad hizo la “mitad del trabajo”: fue eficiente en cuanto a quitar la ineficiencia de la vieja economía pero por otro lado no ha podido construir una nueva economía.

En Latinoamérica se sigue hablando de corrupción, de mala administración, de privatizar, de estatizar y pareciera que los políticos fueran los que tienen más éxito por ser buenos “en diagnosticar. Ellos saben muy bien que ningún gobernante o colega anterior hace realmente un trabajo creativo e innovador y por lo tanto se puede sentar a esperar su propio turno, que seguramente le ha de llegar. Es así como “los mexicanos, brasileños, argentinos, chilenos, africanos e hindúes reestructuran su economía una y otra vez pero siguen siendo pobres y sin un panorama alentador…” (Enriquez Cabot).

Si en Latinoamérica no se cuenta con empresarios en las áreas de tecnología informática, comunicaciones, Internet, software, finanzas y las ciencias de la creación y de la vida, no les ha de quedar más remedio que seguir entregando sus recursos naturales que son limitados por papel moneda extranjera… y lo que es peor eso no les ha de alcanzar para pagar la “deuda” de ese papel moneda. Más aún, y como les sucede actualmente, deben más papel moneda extranjera ahora que hace dos generaciones atrás a pesar de haber exportado 3 veces más materia prima.

Muchas gracias a ustedes por compartir. Solamente quisiera compartir una pregunta más: ¿Se sienten realmente cómodos desde donde están ahora? Les sugiero ir a una biblioteca a leer biografías de personas notables y también de creadores / inventores. La inmensa mayoría de ellos ha hecho aportes extraordinarios cuando estaban posicionados “desde su zona de incomodidad”.

Las profesiones y especializaciones (tanto en cuanto a conocimientos como en lo relacionado con los negocios) nos hace sentir más bien satisfechos desde donde estamos. Pero tengamos en cuenta que la revolución genómica-digital ya ha comenzado y en cuanto a ella nos encontramos en Latinoamérica muy en pañales.

Gracias nuevamente. Tengan ustedes un muy buen día. Después del break hemos de realizar un Caso Práctico vivencial para lo cual les pedimos que vayan pensando en trabajar grupalmente.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gaynor Butterfield Eric. (2006, mayo 6). Limitaciones al emprendimiento en América Latina. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/limitaciones-al-emprendimiento-en-america-latina/
Gaynor Butterfield, Eric. "Limitaciones al emprendimiento en América Latina". GestioPolis. 6 mayo 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/limitaciones-al-emprendimiento-en-america-latina/>.
Gaynor Butterfield, Eric. "Limitaciones al emprendimiento en América Latina". GestioPolis. mayo 6, 2006. Consultado el 18 de Octubre de 2017. https://www.gestiopolis.com/limitaciones-al-emprendimiento-en-america-latina/.
Gaynor Butterfield, Eric. Limitaciones al emprendimiento en América Latina [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/limitaciones-al-emprendimiento-en-america-latina/> [Citado el 18 de Octubre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 78428166@N00 en Flickr