La mujer y el poder en el Perú

  • Otros
  • 2 minutos de lectura

Desde 1955, las mujeres peruanas tienen el derecho a votar. La Ley Nº 12391 (7 de setiembre de 1955) reformó la Constitución de la época otorgando el derecho al voto a las mujeres, pero con restricciones: alfabetas, mayores de 21 años o mayores de 18 siempre y cuando estuvieran casadas; finalmente, el voto universal -con ello el voto de todas las mujeres del Perú- se logró en 1979 con la Constitución aprobada ese año y se hizo efectivo en las elecciones generales de 1980. Ha transcurrido buen tiempo desde ese entonces, pero no el suficiente; las mujeres del Perú no solo requieren leyes o normas donde se les incluya, sino una igualdad plena y verdadera; no basta con adaptar las instituciones y gobiernos construidos por hombres y para hombres.

La mujer se ha caracterizado, siempre, por su resistencia y su compromiso de construir una vida mejor, no sólo para nosotros, también para las futuras generaciones; no creo que exista una mujer que desee para su hija menos derechos u oportunidades que las que ella ha tenido. Según el Banco Mundial, nuestro país lidera la lista de participación femenina del mercado laboral de Sudamérica, con un 69%, es decir: de cada 10 mujeres, 7 tienen empleo, ello sin desmerecer las labores domésticas; en el campo educativo, recién en este siglo se ha equilibrado la balanza en el porcentaje de acceso a la educación superior. Las mujeres están revolucionando los negocios y la industria; pero ¿qué pasa en el gobierno? aun con la paridad de género en el consejo de ministros, tan solo alrededor del 20% de puestos o cargos públicos de poder son ocupados por mujeres; todavía no se ha logrado la igualdad salarial, las mujeres aun siguen ganando menos que los hombres.

Imaginémonos a las mujeres en el poder, tomando decisiones; sabemos que las mujeres cuando ocupan un cargo o puesto público actúan de manera diferente a los hombres, colaboran más con sus colegas, trabajan en equipo, se preocupan más por el bienestar, está demostrado -evidentemente- que la mujer realmente tiene vocación de servicio, marca la diferencia y sí hace su trabajo. La revolución política de las mujeres ya ha comenzado, en todo el mundo las mujeres exigen puestos de trabajo, exigen acceso a la educación, exigen gobiernos donde no se tolere ni se permita el acoso sexual ni la agresión sexual; las mujeres vienen luchando en contra del status quo y rompiendo viejos tabúes. Un botón de muestra: las mujeres en Arabia Saudita ya pueden conducir vehículos (¡aunque usted no lo crea!).

Las mujeres están logrando consolidarse como la fuerza política más poderosa e importante del mundo, para que esto no sea un suceso momentáneo se necesita un gran movimiento a nivel global para garantizar la plena igualdad. A continuación algunas ideas: primero, no solo se debe resistir, se debe hacer escuchar la voz, la mujer debe estar orgullosa de su condición de tal, no creo que haya persona en el mundo que esté en contra de la igualdad plena entre hombres y mujeres; segundo, se debe seguir luchando contra el racismo y la homofobia, al ser problemas que afectan a toda la humanidad; tercero, se debe garantizar el derecho universal a elegir y ser elegido, en igualdad de condiciones; cuarto, la mujer debe postular a todos los puestos o cargos habidos y por haber, debe procurar ser parte de la solución y dejar de ser parte del problema; y, quinto, la sociedad debe apostar por las mujeres, como candidatas, como líderes, como protagonistas del cambio.

A modo de conclusión, como sociedad nos enfrentamos a grandes desafíos, aparentemente tediosos, pero los problemas más graves son los que necesitan nuestra atención y participación; las mujeres del Perú y del mundo están en movimiento, tomando fuerza e inspiración entre ellas, la mujer ha llegado a donde nunca se había pensado o imaginado; el progreso del mundo es el progreso de las personas, la mujer ya tiene presencia activa en la fuerza laboral, en los negocios, en el sistema educativo,  todo esto debe orientarse a la construcción de un verdadero poder político, solo de esta manera se cambiará el país y el mundo, en beneficio de toda la humanidad.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

0
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Ramírez Chávarry Willy. (2019, julio 26). La mujer y el poder en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-mujer-y-el-poder-en-el-peru/
Ramírez Chávarry, Willy. "La mujer y el poder en el Perú". GestioPolis. 26 julio 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-mujer-y-el-poder-en-el-peru/>.
Ramírez Chávarry, Willy. "La mujer y el poder en el Perú". GestioPolis. julio 26, 2019. Consultado el 13 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/la-mujer-y-el-poder-en-el-peru/.
Ramírez Chávarry, Willy. La mujer y el poder en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-mujer-y-el-poder-en-el-peru/> [Citado el 13 de Diciembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de tydence en Flickr