La investigación en la Universidad Colombiana

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

La investigación es uno de los tres pilares fundamentales, junto con la docencia y la extensión, que soportan toda la estructura en la que se levanta la universidad en el ámbito mundial.

En Colombia, esta afirmación, contrasta con el interés real y el presupuesto que se fija a la misma, y nos conduce a pensar, que existe un sentimiento de impotencia económica y financiera para que los rectores propongan y logren lo que quieren en este campo.

Entramos al nuevo milenio y la universidad colombiana ha entrado “coja” porque la docencia y la extensión crecieron y se están agotando al no desarrollarse juntas con el avance de la investigación. Pero esta debe ser una investigación que innove, sea creativa y se base en la prospectiva y en la inteligencia y no solamente en la investigación aplicada o en la consultoría, porque éstas se basan en aquella y no en forma viceversa como se aplica en la actualidad en casi todas las instituciones educativas del país.

Sabemos nuestras falencias: la necesidad de acercar los sectores científico, tecnológico y productivo; el poco conocimiento y la poca conciencia de la importancia del tema de la investigación entre quienes toman decisiones en las organizaciones; el insuficiente número de investigadores en las diferentes áreas de formación y disciplinas; el limitado nivel de la institucionalización de la ciencia en Colombia; la debilidad en la capacidad de innovación; la percepción parcial y, a veces, distorsionada de lo que es la ciencia y del papel que ella desempeña en la sociedad y en el desarrollo del país; la poca comprensión pública del impacto de la ciencia en la vida cotidiana de todo ser humano y del papel que ella puede cumplir en el bienestar de la población; la carencia de rigor crítico; la debilidad y dispersión de la comunidad científica; la separación académica entre docencia-investigación-extensión; y habrá, seguramente, otras más, como por ejemplo, la poca proyección social o la falta de internacionalización.

Pero así como sabemos nuestras falencias, también sabemos (o deberíamos saberlo) que tenemos que estar realmente preparados para afrontar los tiempos que se acercan, porque el futuro de nuestra civilización se decidirá con base en la competitividad para la invención, la que decidirá, a la vez, la capacidad de llevar los productos y procesos resultantes al mercado, de relacionar la industria con la academia y la sociedad civil, y de vincular la educación, en todos sus órdenes, al desarrollo económico y social.

Es imprescindible recordar que hace 22 años, el año 1988 fue declarado el Año de la Ciencia en Colombia y se llevó a efecto la Misión de Ciencia y Tecnología más importante realizada hasta el presente. Desde entonces la política científica en el contexto de las políticas públicas nacionales ha adquirido importancia y en todos los escenarios se coincide en afirmar que la universidad colombiana debe apropiarse de las propuestas más avanzadas que allí se hicieron, en términos de investigación, para desarrollarlas y ponerlas en práctica. Pero actualmente se encuentran planteadas solamente en teoría en la serie de libros producidos que tienen las Bibliotecas.

La Ley 29 de 1990, que institucionaliza el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, sus decretos reglamentarios, la normatividad asociada al desarrollo de la ciencia y la tecnología y la Constitución de 1991 proporcionan una nueva visión de la labor científica y tecnológica que el país debe adelantar, y en ellas se proponen estrategias para desarrollar las capacidades de investigación, la incorporación de la ciencia y la tecnología a la cultura colombiana, la formación de recursos humanos para consolidar las comunidades científicas, la internacionalización de la actividad científica y la generación de sistemas de información en ciencia y la tecnología.

Por lo tanto, las universidades deben contribuir a hacer realidad los mandatos de la política investigativa, fortaleciendo su potencial desarrollo científico para lograr grandes cambios y efectos sobre la construcción del conocimiento y convertir la actividad investigativa en tema de discusión permanente. No se puede desconocer que en la actualidad el tema de la investigación a pasado a formar parte activa de todo el quehacer humano y ha cobrado gran importancia por los efectos que tiene en el ejercicio y desarrollo de la ciencia y en el aporte al papel del investigador en los asuntos sociales y educativos.

La universidad colombiana debe participar activamente en el proceso investigativo y científico del país y para ello debe emprender el diseño de una investigación que esté acorde con el desarrollo social, político y económico y se puedan identificar los problemas específicos que emergen de ese mismo desarrollo.

La responsabilidad científica de la universidad colombiana debe comenzar con investigaciones relevantes en los campos del conocimiento que ofrece cada una de ellas y, paralelamente, formar investigadores para que acumulen conocimientos y experiencia en el manejo de problemas e instrumentos y en la lógica de la producción de hechos científicos.

En esta problemática debe registrarse que la actividad empresarial tiene mucho que enseñarle a la universidad y debe reconocerse, también, que la universidad tiene que comenzar a aportar a las empresas, a la sociedad y a la humanidad.

Es conocido por estudiosos e investigadores que es imposible adelantar la investigación aplicada sin un alto componente de la investigación básica, e igualmente, porque una de las características de la investigación actual, en el ámbito mundial, es la rapidez con que los descubrimientos en el campo científico encuentran aplicación en los más diversos campos de la industria y el fomento del bienestar humano.

Sabemos también que los criterios para calificar la calidad y trayectoria de la investigación están dados por la evaluación de los pares en el número y calidad de los artículos publicados en revistas arbitradas, así como los de monografías de investigación, trabajos de revisión y capítulos en libros, el factor de impacto en las revistas en que publica, el número de citas de los trabajos por otros autores, el presupuesto externo recibido, el número y trascendencia de las invitaciones para presentar conferencias en congresos internacionales, las revistas en las cuales forma parte del cuerpo editorial o de arbitraje, los reconocimientos recibidos en el medio nacional e internacional, el desarrollo y la transferencia de tecnología para el sector productivo y por la capacidad de los investigadores para formar recursos humanos, entre muchos otros aspectos que, seguramente, se irán incorporando.

Es pues, una tarea que la universidad colombiana, en su conjunto, debe comenzar de inmediato.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Soto Castañeda John Fabio. (2011, octubre 25). La investigación en la Universidad Colombiana. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-investigacion-universidad-colombiana/
Soto Castañeda, John Fabio. "La investigación en la Universidad Colombiana". GestioPolis. 25 octubre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-investigacion-universidad-colombiana/>.
Soto Castañeda, John Fabio. "La investigación en la Universidad Colombiana". GestioPolis. octubre 25, 2011. Consultado el 15 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-investigacion-universidad-colombiana/.
Soto Castañeda, John Fabio. La investigación en la Universidad Colombiana [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-investigacion-universidad-colombiana/> [Citado el 15 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de leandrociuffo en Flickr
DACJ