La fiebre del etanol recorre el mundo

  • Economía
  • 5 minutos de lectura

En la gira que realizara el presidente Bush meses atrás por Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México, uno de los puntos de su agenda se centró en incentivar en dichos países, la producción y el comercio de etanol (alcohol carburante sustituto de la gasolina), según manifestara Gregory Manuel -consejero especial para asuntos energéticos del Departamento de Estado estadounidense. En tanto, para su par venezolano -Alfredo Michelena- “una OPEP del etanol es imposible, porque ese combustible nunca podrá ser sustituto del petróleo”.

A juicio del citado especialista venezolano (Michelena), la Casa Blanca “vende la idea de que los países latinoamericanos podrían incorporarse a la producción de etanol para abastecer al Norte, con la ventaja de que llegarán inversiones y tecnología para impulsar la agricultura y millones de personas podrán salir de la pobreza”.

Brasil es el mayor productor mundial de etanol, obtenido por la explotación de caña de azúcar ( 600.000 barriles diarios), logrando a su vez desarrollar producción de biodiesel a partir de oleaginosas con el fin de mezclar o sustituir el combustible fósil de los motores diesel. Estados Unidos, en tanto, lo logra como derivado de la fermentación de maíz, aunque con una capacidad menor (300.000 barriles diarios) , un 25% de las aproximadamente 280.000 toneladas de maíz que produce al año.

Las repercusiones de la sociedad Brasil-USA en referencia a la producción de etanol, no tardaron en manifestarse en la geopolítica latinoamericana. Hay que tener en cuenta que antes de la última visita de Bush a Brasil, los presidentes Chávez y Lula habían anunciado la construcción de 11 usinas de etanol en Venezuela y la plantación de 280.000 hectáreas de caña de azúcar teniendo como base la experiencia cubana. Ello motivó al presidente venezolano a plantear severas observaciones respecto a los biocombustibles en el documento final de la Cumbre Energética Sudamericana, las que no fueron de recibo ante la presión geopolítica que hiciera Brasil.

En su reciente visita (la 8ª) a Uruguay, es de interés de Chávez participar en el paquete accionario del ingenio de Bella Unión, que además de azúcar, procesará etanol. Mantiene la ayuda económica para la transformación de la planta de ANCAP, aunque el petróleo que ha vendido a Uruguay tiene dificultades técnicas en su refinación.

Brasil-USA y la diplomacia del etanol

El interés internacional por el etanol apunta para un mercado -en el 2020- calculado en 150.000 millones de litros anuales, cifra tres veces superior al actual consumo mundial. Brasil y Estados Unidos, por ahora detentan juntos, el 72% de la producción.

Conforme a datos suministrados por el Centro de Comercio del Estado de San Pablo, Brasil -líder en exportación del producto- vende 3.200 millones de litros de etanol, producidos en 325 usinas que procesan 6, 5 millones de hectáreas de caña de azúcar.

Todo comenzó en 1975, a raíz de la primera crisis mundial de petróleo, cuando el gobierno nacional creó el Programa Nacional del Alcohol (Proálcool). El producto comenzó a ser mezclado con la gasolina, obteniendo fuerza protagónica con el lanzamiento de automóviles y camiones bicombustibles, que probaron la viabilidad del etanol como alternativa para la flota automotriz.

Las desventajas competitivas del alcohol de maíz frente al de la caña de azúcar, ayudan a explicar el cambio de postura del gobierno de Estados Unidos en procura de establecer una sociedad con Brasil en el negocio. Es evidente que la “diplomacia del etanol” que viene orquestando la Casa Blanca, puede considerarse justificada, ante las nada optimistas perspectivas de pacificación en el convulsionado Medio Oriente, área que guarda más del 60% de las reservas mundiales de petróleo.

A ello se debe sumar las inestabilidad de los precios del “oro negro” que amenaza a una confiable oferta al mundo occidental, ante lo cual el pasado mes de enero el presidente Bush propuso una reducción de un 20% de gasolina por diez años, un desafío que abre posibilidades al uso de etanol.

El físico estadounidense, en su disertación ante el Instituto de Energía de la Universidad de San Pablo manifestó: “A los Estados Unidos le interesa expandir la producción de etanol en América Central y del Sur como en los países caribeños, con el propósito de diversificar las fuentes de producción y disminuir, por tanto, la vulnerabilidad externa en relación a la importación de petróleo”.

Japón y Unión Europea apuestan por biocombustibles

El real interés de Europa por el etanol fue puesto a prueba en la reciente conferencia de la UE (5-6 julio/07), que contó con la presencia del presidente de Brasil – Luiz U. Lula- del ministro de agricultura de Argentina -Javier de Urquiza- y el de Relaciones Exteriores de República Dominicana –Carlos M. Troncoso. El tema se centró en encontrar alternativas a la dependencia de la CE con el petróleo, y cumplir con lo acordado en marzo 2007: “reducir hacia el 2020, un 10% la gasolina y el diesel, reemplazándoselos por biocombustibles (etanol, biodiesel, biogás)”. Debate que los gobiernos europeos continuarán el próximo mes de octubre en la ronda de conversaciones llevará a cabo en Panamá en el Seminario América Latina – UE sobre energía renovable.

Se sabe que en la actualidad en la UE se utiliza más biodiesel que etanol, a excepción de Suecia. Francia adiciona a la gasolina, porcentajes irrisorios de alcohol de remolacha, que resulta más caro que el de maíz, según confirman los expertos. Que en España (Castilla y León SA) levantan la primera planta de etanol en el continente europeo.

En la conferencia de julio pasado, Brasil y la UE firmaron un acuerdo de “diálogo permanente” , que colocó al gigante sudamericano en una situación privilegiada, similar a la que Bruselas mantiene con sus principales suministradores energéticos: Rusia, Ucrania y Argelia; es decir, un protagonista clave en la política energética de la Unión Europea.

Por su parte Japón pretende usar etanol en termoeléctricas y comenzar a la mezcla de dicho producto con la gasolina, por lo cual viene firmando acuerdos con Brasil a través de Petrobras. Esta empresa –dispuesta a liderar las ventas de etanol al exterior- ha proyectado un “alcooducto” -.extendido desde los Estados Centro-Oeste hacia el puerto de San Sebastián para el almacenamiento de etanol, que además de dicha red de ductos, operará a través de un sistema de transporte del producto en barcazas por la hidrovía Paraná-Tieté.

¿El combustible del futuro?

La producción de biocombustibles es un tema dominante en nuestros tiempos. A juicio del director de Energías renovables del Departamento de Energía de Estados Unidos, el etanol representa “el combustible del futuro”. Para Irani Varela -empresa Petrobras- tiene también un “contenido social” pues supone ampliación de mano de obra y de las fuentes de riqueza del campo.

La posibilidad de crear una organización similar a la OPEP, referida al etanol como fuente renovable de energía, tuvo alta resonancia en el Foro Internacional de Biocombustibles, creado recientemente por China, India Sudáfrica y la Unión Europea. Es que la mayor parte de África, América Latina y Oceanía tienen posibilidades de producir etanol a partir de la caña de azúcar. Sin embargo, esta revolución energética, presenta muchas cuestiones aún por resolver.

Entre muchas otras, se hace necesario establecer reglas y normas técnicas para su explotación y posterior oferta; armoniosa cooperación e intercambio de tecnologías; y, fundamentalmente, juzgar con equilibrio y sensatez lo íntimamente relacionado entre explotación de recursos para la alimentación y para la energía, sin dañar al planeta tierra ni al deteriorado entorno climático.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Quagliotti de Bellis Bernardo. (2007, agosto 8). La fiebre del etanol recorre el mundo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-fiebre-del-etanol-recorre-el-mundo/
Quagliotti de Bellis, Bernardo. "La fiebre del etanol recorre el mundo". GestioPolis. 8 agosto 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-fiebre-del-etanol-recorre-el-mundo/>.
Quagliotti de Bellis, Bernardo. "La fiebre del etanol recorre el mundo". GestioPolis. agosto 8, 2007. Consultado el 24 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-fiebre-del-etanol-recorre-el-mundo/.
Quagliotti de Bellis, Bernardo. La fiebre del etanol recorre el mundo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-fiebre-del-etanol-recorre-el-mundo/> [Citado el 24 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jmarconi en Flickr
DACJ