La educación divergente en México

  • Otros
  • 11 minutos de lectura

En el presente ensayo se procura abordar una nueva perspectiva de la educación, la cual pretende dar soluciones diferentes a los problemas cotidianos, puesto que al parecer se han perpetuado en la sociedad e instituciones educativas como casos sin resolver, se hace referencia a la educación divergente (que no es tan reciente, pero está de moda).

Resumen

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo (http://www.frasesparacambiarvidas.com/2009/08/si-buscas-resultados-distintos-no-hagas.html)” la mayoría de los seres humanos coadyuvamos mejor con el conformismo que con el cambio, perspectiva en la que concuerdo con Spencer Johnson, M.D en su libro ¿Quién se ha llevado mi queso?, historia que relata las decisiones de dos ratones y dos hombres quienes radicaban en un habitación repleta de queso, tenían una vida cómoda y confortable, pero un día el queso se terminó. Acto que provoco el desequilibrio en la comodidad, dejando dos caminos a seguir, optar por el cambio o continuar en la zona de confort.

Esta fábula, no es más que una parábola de la vida tan acelerada de la cual formamos parte, puede ser análoga de cualquier ámbito que queramos alcanzar o circunstancia que se nos presente, el área de oportunidad radica en que nuestra zona de confort es tal, que aun pretendemos solucionar problemas de una sociedad globalizada que evoluciona a pasos agigantados con fórmulas creadas para otras épocas, reprochando caprichosamente no obtener resultados distintos.

Veamos entonces que el momento de actuar de manera diferente ha llegado, salir de esa zona de confort (no es algo sencillo de hacer, pero si se puede), la divergencia es una palabra muy utilizada para denotar diferentes formas de pensar, opinar o solucionar situaciones, un ser es catalogado como divergente cuando no puede ser controlado, ya que no sigue masas, pues su filosofía no es limitada sino piensa de diferentes formas.

Introducción

En la actualidad, consciente o inconscientemente vivimos en una sociedad inmersa en un mundo globalizado, pretendemos ser una sociedad del conocimiento donde el dinamismo del trabajo no concuerda con el estancamiento del mundo educativo, los factores que provocan esto pueden ser variados, pero no busquemos culpables mejor asumamos el rol que nos corresponde para resolverlo.

Parafraseando a Spencer Johnson la “fábula simple e ingeniosa enseña que todo cambia, que las fórmulas que sirvieron en su momento pueden quedar obsoletas (Johnson, Espencer, solapa)” la mayoría vivimos en una negación al cambio, preguntándonos porque si hacemos siempre lo mismo los resultados no son distintos, pero en plena aceleración y globalización mundial como pretendemos que todas las áreas de oportunidad tengan soluciones estándar que se perpetúen generacionalmente.

Lo que respecta al ámbito educativo, lo esencial sería un cambio de actitud, aptitud y mucho esfuerzo para olvidarnos de las fórmulas mágicas y hacer cosas diferentes pretendiendo obtener resultados más satisfactorios, es por lo cual surge la necesidad de adentrarnos un poco en el análisis de como la educación encajonada y las dificultades sin resolver se han perpetuado generación tras generación en las instituciones educativas así como también en la sociedad, esto con la finalidad de convertirlas en áreas de oportunidad para aplicar el pensamiento o método divergente. Poder dar una solución diferente a estos problemas sin resolver. Siendo conscientes que ya se agotaron las soluciones lógicas, por qué no deducir que quizá la respuesta se encuentre en aquellas cosas que jamás asociaríamos para obtener el resultado tan anhelado.

La educación a través de la historia

La educación divergente no es un tema común, pero está de moda, aunque algo complicado de entenderse, por lo consiguiente es necesario analizar de manera individual ambas palabras para poder comprender lo que se desea dar a concluir con la sintaxis de estos dos conceptos.

Empecemos con la conceptualización de educación, aclaro con anterioridad concepción desde mi perspectiva, el lector puede o no concordar con ella.  La palabra educación proviene del latín educere que se interpreta como sacar o extraer y educare que se explica cómo formar o instruir, partiendo de esto podemos entender la educación como la forma en que se instruye a los integrantes de nuestra sociedad, otra definición podría ser “el medio por el cual los hábitos y las costumbres son transferidos de una generación a la siguiente generación (http://www.significados.com/educacion/)”. O como la conceptualizo, desde dos perspectivas, la primera influida por los contenidos seria la forma de perpetuar los descubrimientos humanos generacionalmente, y la segunda aplicada a la cultura, la manera de formar o instruir a aquellos que desean ser parte u ocupar un rol dentro de la sociedad que concebimos.

Si nos remontamos a épocas anteriores hasta la actualidad podemos observar la evolución de la educación en el México de Tenochtitlán, paso de ser solo para guerreros, nobles y sacerdotes, a permitir enseñar oficios a la clase baja. En las escuelas de enseñanza pasaron de filosofar a enseñar conocimiento científico.

Los métodos de enseñanza se adaptaron a las circunstancias, de ver al docente como el centro de la educación, luego a los contenidos hasta ser el educando el centro de la educación. La metodología evoluciono de la mano con esto, del tradicionalismo donde el alumno era una tabla rasa, el condicionamiento donde la base era premio-castigo, el constructivismo en donde lo importante era que el alumno construyera su conocimiento.

La escuela nueva donde ya no hay grupos de alumnos designados por la edad sino por el aprendizaje.

En la escuela nueva la relación alumnos-maestro pasa a ser afecto-camaradería, la educación se centra en el alumno, en explotar al máximo su creatividad, la iniciativa e imaginación, esto con la finalidad de conocer sus aptitudes, los ámbitos en que mayor desarrollo tiene, pueden ser la memoria, imaginación, atención, invención, vocabulario, etc.

Con la firme intención de prepararlos para el futuro, para la vida, se educa en libertad para la libertad. El auge de la escuela nueva fue en el siglo XIX aunque sus inicios se presentan en el siglo XVI. Los educandos son agrupados según sus necesidades no su edad, pues la psicología que rige a la escuela nueva dice que la infancia y la juventud son simples concepciones sociales que atienden necesidades de los adultos no de los alumnos, que por lo contrario la escuela nueva si atiende las necesidades individuales de los educandos.

Percatémonos que la educación responde a diferentes necesidades, las cuales se enfocan según la época en la que vivimos, actualmente necesitamos que los educandos busquen soluciones, que apliquen lo que conocen para llegar al mejor resultado, ya no se pretende encajonar a los jóvenes sino explotar sus sentimientos, creatividad y expresión, buscamos que pasen del pensamiento tradicional al divergente.

Neuronas espejo

No es increíble decir que en ocasiones al observar un evento surge la necesidad de imitarlo con esto activamos algunas neuronas, podemos darlo por cotidiano pero la verdad es que existen  las neuronas espejo que “son un grupo de células que fueron descubiertas por el equipo del neurobiólogo Giacomo Rizzolattiy que parecen estar relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos. Su misión es reflejar la actividad que estamos observando.” Compartimos algo sin necesidad de hacerlo.

Esta es la parte que nos hace humanos, pero porque a la hora de enseñar nos olvidamos de que somos sujetos, que se trabaja con sujetos y que ambas partes tienen sentimientos, si neuronalmente estamos predestinados a conectarnos de esa forma porque no explotarlo a la hora de educar.

Si las neuronas espejo, ese grupo de células pretende reflejar actividades relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos. Hagamos uso de ellas para imitar el pensamiento divergente, para que socialmente ya no copiemos lo encajonado de las mentes sino las activemos para que en nuestra mente trabajen las mismas neuronas que ayudan al compañero a formular pensamientos distintos, a no limitar su creatividad e imaginación, a buscar áreas de oportunidad no problemas.

Conceptualización de divergencia

Retomando lo que la real academia española nos dice el concepto de divergencia seria derivado del latín divergen donde entis seria divergente, que podríamos definir como acción o efecto de divergir o como mejor lo comprendemos la diversidad de opiniones o pareceres. Enfocándolo al ámbito educativo divergente se define como dar a una misma cuestión otra solución, buscar las respuestas en cosas que jamás asociarías.

Por citar un ejemplo, digamos que en una institución educativa se observa el embarazo precoz (el problema), la solución sería proporcionar métodos anticonceptivos o dar pláticas sobre planificación familiar a los jóvenes buscando quede resuelto con esto, que sucede si el embarazo no es el problema sino la solución, digamos que los jóvenes lo ven como la salida factible a los problemas en casa, o es un factor cultural, quizá la moda en la escuela, en este caso cambia nuestra perspectiva. Veamos que la divergencia en el pensamiento buscar soluciones en lo que nunca asociaríamos con el problema.

Definamos al pensamiento divergente, entendamos que no es sinónimo del pensamiento tradicionalista. El pensamiento divergente pretende hacer uso de la creatividad en nuestra mente, usas el intelecto para solucionar áreas de oportunidad de forma que jamás asociaríamos. Pensar de manera diferente a lo que estamos acostumbrados.

Método convergente y divergente

Este método consiste en dos fases; la divergente y la convergente. La primera fase consiste en generar el mayor número de ideas o soluciones posibles sin importar la lógica, se puede dar en dos pasos secuenciales, el primero la asociación libre que consiste en escribir de 5 a 10 conceptos, luego otra columna con otro concepto que se relaciona con cada uno ellos y una tercera columna de conceptos relacionados con los contenidos de la segunda columna.

Para culminar con el segundo paso denominado la imagenación, que consiste en colocar una imagen a la última columna de conceptos, analizarlo y generar las ideas.  Y posteriormente la fase convergente, en esta fase se cuenta con un cúmulo de ideas generadas por la anterior, de las cuales se analizan y comprenden, esto con la finalidad de reducir las opciones para solucionar el problema.

Notamos que el método divergente convergente, es darle una pisca tradicional al pensamiento diferente, ya que primero con la fase divergente permitimos que la creatividad este a su máximo esplendor, dejamos que las ideas fluyan, pero posteriormente en la fase convergente aplicamos un poco de discriminación, buscamos lo que resuelva mejor el problema.

Pensamiento divergente

El pensamiento es un producto de la mente que monta sus bases en las experiencias sufridas por el ser humano, las abstracciones y el intelecto.  La divergencia es pensar de manera diferente, por lo tanto, el pensamiento divergente es buscar soluciones alternativas, creativas, diferentes para un problema. “El psicólogo maltés Edward De Bono, quien afirmó que el pensamiento divergente es una forma de organizar los procesos de pensamiento a través de estrategias no ortodoxas.” El pensamiento divergente busca generar ideas que no se encuentren encajonadas como tradicionalmente solucionamos los problemas.

El pensamiento divergente pretende que ante un estímulo se presenten diversas soluciones que generen otro conjunto de ideas que permitan conceptualizar varias conclusiones que soluciones el estímulo que las generó. El pensamiento divergente surge en el renacimiento. A pesar de que en la actualidad es un método reconocido aún seguimos formando bajo un método de encajonamiento, donde hay un único camino para llegar a la solución.

El pensamiento divergente es de mucha utilidad en la época actual, ya que atiende a las necesidades del mundo globalizado, así como el dinamismo del trabajo en el que vivimos, donde buscamos reciclar ideas, reinventar cosas nuevas con lo que ya contamos. En el ámbito educativo encontramos la reingeniería de la educación la cual no pretende partir de cero sino reinventar.

Educación divergente

En plena época del pos modernismo, de un mundo globalizado, donde el generar ideas y ser creativo es la punta de lanza para ser el mejor en cualquier ámbito de trabajo o estudio, seguimos tropezando con el encajonamiento mental, nuestra zona de confort. Donde un niño de preescolar es más creativo y presenta mayores soluciones que un alumno con mayor grado de estudios, esto se debe a que encajonamos la mente de los educandos.

La educación divergente es aquella donde el arma principal es la creatividad, la que pretende que esa chispa de los alumnos de preescolar no se extinga, sino por el contrario permitir que incremente según el educando avance por su formación educativa. Con la educación divergente se pretende formar jóvenes con pensamiento diferente.

Alumnos que formulen sus propias soluciones, según el área de oportunidad que se les presente, formular actividades en las que no limitemos su creatividad, que sirvan para enseñarles a pensar, donde involucren sentimientos, hagan uso de las neuronas espejo, del pensamiento divergente, eduquemos para que las futuras generaciones solucionen los problemas que nosotros perpetuamos, veamos lo invisible para nuestras mentes cerradas.

La educación divergente hace uso del pensamiento divergente, de lo ilógico dentro de la lógica, en las escuelas se debe buscar con las actividades generar una serie de cuestionamientos que nos permitan pensar en soluciones diversas, no el típico problema matemático que se resuelve con una única fórmula, utilizar los mapas mentales donde los jóvenes organicen sus ideas, los textos que le permitan generar juicios, la libre escritura que no los encajone a pensar tradicionalmente sino libertad de expresión. No solo es educar para la escuela sino para la vida, para convivir, comprendernos como seres humanos, respetar las opiniones y sentimientos ajenos.

Veamos que, ante la evolución en el ámbito educativo, la educación divergente hace uso de muchas estrategias, actividades y técnicas de otros métodos, pero dándoles un enfoque distinto para lograr un final diferente que se adecua a las necesidades sociales que se presentan.

La educación divergente no implica solamente al educando, sino también a la sociedad en general, continuando con el ámbito educativo esta aplica a los docentes o encargados de las instituciones educativas, en las escuelas son muchas las áreas de oportunidad para hacer uso de esta educación divergente, solo por clasificar los problemas mencionamos infraestructura, mantenimiento, personal, material educativo, alimenticio, eléctrico, acceso y problemas con los alumnos, solo por mencionar algunos.

Estos problemas se han perpetuado pues pasan y pasan docentes nuevos, pero ninguno con formas de pensamiento diferente que le permitan solucionar los problemas comunes que se enfrentan en las escuelas, nos encajonamos a una fórmula mágica. Aunque la solución está en pensar diferente, tocar puertas que jamás tocaríamos, asociar a quienes nunca asociaríamos para conseguir los objetivos.

Conclusiones

Seamos conscientes que para poder educar de manera divergente primero debemos modificar nuestros esquemas, romper paradigmas que encajonan nuestra mente. Esto se soluciona con un esfuerzo y mente abierta al cambio.

El educando debe ser motivado, debemos cortar cualquier cadena que no le permita llevar su intelecto a la máxima expresión, jamás se tendrán ideas irrelevantes, solo ideas que darán solución a otros problemas, reciclemos soluciones. Se deben idear estrategias o actividades que permitan explotar la creatividad del alumno y no lo encajonen a un pensamiento tradicionalista.

Algo muy importante es pensar si en realidad se busca una educación divergente pues de ser así las futuras generaciones deben recibir un nuevo plan y programa de estudio que cumpla con este giro en lo educativo, así como también adaptar el actual para poder modificar la forma de enseñar y pensar de algunos, del encajonamiento a la divergencia.

El ser humano debe pasar a ser afectivo, considerar emociones, ya que nuestro sistema nervioso, el cual jamás comete errores está configurado para compartir, acoplarse con el otro, no hay razón entonces para que nosotros nos individualicemos. Busquemos fomentar el trabajo colaborativo entre los alumnos y los debates.

Divergir no es ir contra la corriente, sino ser consciente de que lo que se ha perpetuado no da solución, entonces no temamos al cambio y busquemos como resolver las situaciones que nos acongojan.

Bibliografía

Tuxtla Gutiérrez Chiapas a 25 de junio de 2016

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Fernández Karen. (2016, julio 5). La educación divergente en México. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-educacion-divergente-mexico/
Fernández, Karen. "La educación divergente en México". GestioPolis. 5 julio 2016. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-educacion-divergente-mexico/>.
Fernández, Karen. "La educación divergente en México". GestioPolis. julio 5, 2016. Consultado el 21 de Febrero de 2019. https://www.gestiopolis.com/la-educacion-divergente-mexico/.
Fernández, Karen. La educación divergente en México [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-educacion-divergente-mexico/> [Citado el 21 de Febrero de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mrpetersononline en Flickr
DACJ