Sobre la construcción del Aeropuerto Chinchero, Cusco Perú. Opinión

Es el año 2030, el aeropuerto internacional de Chinchero, en concesión a una empresa extranjera hasta el año 2070, inicia sus operaciones, el primer grupo de pasajeros que arriba es un conjunto de turistas asiáticos procedentes de Japón, a bordo del vuelo 2345 operado por una empresa japonesa. A su llegada al aeropuerto  internacional de Chinchero, una agencia ecuatoriana los espera a la salida del aeropuerto; los turistas asiáticos acompañados de su guía japonés, son trasladados  directamente a la estación de tren de Ollantaytambo. En tan solo quince minutos, por una autopista cercana a lugares arqueológicos y monumentos Incas,  llegan a la ciudad de Urubamba,  aquí hacen una parada  para almorzar, seguidamente se dirigen a Ollantaytambo, esta vez por una carretera  de tan solo dos carriles, el tráfico es agobiante  y tardan en llegar  aproximadamente dos horas hasta su destino, seguidamente abordan el tren, operado por una empresa Inglesa, hacia  Aguas Calientes donde  pernoctarán en un hotel de propiedad chilena. A la mañana siguiente y luego de una cola de más de dos horas, suben al bus  de propiedad de la monopólica empresa de Consetur y  finalmente llegan al destino soñado, Machu Picchu, como parte de los cinco mil turistas que visitan a diario esta ciudadela.  Luego de su visita   abordan  el tren de retorno a Ollantaytambo y seguidamente son trasladados al aeropuerto  internacional de Chinchero  para continuar con su itinerario hacia otro país de Sudamérica.

Resumen del aporte económico y promedio de permanencia en el país:

  • Tiempo  de estadía  en el departamento de Cusco: dos días, una noche
  • Tiempo de estadía en la ciudad del Cusco: cero días, cero noches
  • Tiempo de estadía en el distrito de Chinchero: cero días, cero noches
  • Total aportado  a la economía local: 5% del gasto total
  • Total aportado a Consetur: 3%  del gasto total
  • Total aportado en tickets de ingreso 2%
  • Total  aportado a compañías extranjeras 88%
  • Total impuestos recaudados de las empresas extranjeras: 0%.
  • Tasa interna de retorno: -1000000000000000000%

Con este ejemplo hipotético, nos podemos dar cuenta fácilmente  de que no necesariamente el aeropuerto internacional de Chinchero  traería más turismo de calidad  y progreso para la economía local,  por el contrario sería una forma de acortar la estadía de los visitantes, masificar el turismo en una zona que debería ser protegida por el Ministerio de Cultura  y  finalmente destruir nuestro patrimonio que pertenece a todos  los peruanos. Además el ejemplo anterior nos hace dar cuenta de que, lo que está fallando, no es  un aeropuerto internacional, sino el manejo adecuado del turismo que debería  de dejar mayores divisas  al país y por ende a todos  los involucrados en la actividad, no siendo las empresas extranjeras  y monopólicas las que se llevan el grueso.

En los últimos días  con gran algarabía la gente local especialmente lugareños del pueblo de Chinchero  festejan  el inicio de obras  de la construcción del anhelado aeropuerto internacional del Cusco. Sin embargo ¿sabemos  lo que realmente estamos alentando y el beneficio real o el daño que le traerá  esta  posible construcción a nuestro patrimonio y a nuestra ciudad?

Seguidamente abordaremos algunos puntos  por los cuales  la construcción del aeropuerto internacional de Chincheros sería un atentado muy grave contra nuestro patrimonio, hablamos en especial del Valle Sagrado de los incas y de Machu Picchu.

La ubicación.-  Actualmente  Machu Picchu es el primer destino turístico del  Perú  y tiene un promedio de 3,300 visitantes diarios. Se calcula que en 5 años y sin aún estar habilitado el  aeropuerto internacional la cantidad de turistas se duplicará,  para cuando este  culminado el aeropuerto, estimamos de aquí unos quince años, se podría  triplicar el número de visitantes,  sin embargo Machu Picchu, por más  circuitos, plataformas  y horarios de ingresos  que  se habiliten no podrá acoger más de 5 mil visitantes diarios, aún con este número de visitantes ya no sería  sostenible si no queremos perder el atractivo único que tiene este lugar sagrado, y el título de patrimonio de la humanidad otorgado por la UNESCO. Cabe mencionar que con el número de visitantes que se recibe actualmente, ya muchos  viajeros quedan desilusionados por la masificación del turismo en tan afamado lugar. La pregunta es: si construimos un aeropuerto  tan cercano a Machu Picchu sin poder incrementar el número de visitantes a Machu Picchu. ¿Realmente aumentará el número de turistas que lleguen a nuestra ciudad? Al hablar también de la ubicación podemos mencionar que evidentemente es un error  grave destinar parte del valle sagrado de los Incas para la construcción de un aeropuerto y la infraestructura anexa que éste demanda, como lo será la construcción de una autopista que atravesará el Valle Sagrado, destruyendo a

su paso todos los campos de cultivo que actualmente son el atractivo de esta zona. Es además en este valle y sus alrededores donde  se aglomeran la mayor cantidad de recintos arqueológicos Incas, podemos mencionar por ejemplo a Chinchero, Racchi, Ollantaytambo ó Moray solo por citar a los más conocidos. Sin duda toda esta zona debería  estar protegida por el Ministerio de Cultura, no solo por los monumentos que alberga sino por ser también un área ancestral destinada a la agricultura donde  los cultivos de productos locales forman parte  del paisaje y es en sí, éste, un atractivo  invaluable.

La Arquitectura. La arquitectura del lugar que data desde tiempos Pre- Incas se ha caracterizado por construcciones de piedra, barro y techos de paja; luego en los tiempos coloniales la tipología ha mantenido la armonía con el entorno, con construcciones de un máximo de tres pisos  con techos de teja y muros de adobe. Sin embargo a medida que pasan los años se están construyendo viviendas que rompen con esta tipología arquitectónica y por ende alteran el paisaje y degradan el valor cultural que tiene la zona. Ahora con los inicios de la construcción del aeropuerto ya se ven los primeros cambios que afectan a la arquitectura del lugar como es el caso de la reubicación de los pobladores propietarios  de  terrenos dentro de lo que comprende el área destinada para el  aeropuerto, los cuales al ser reubicados han construido grandes edificaciones que rompen completamente con la tipología del lugar. Igualmente gracias al anuncio de la construcción del aeropuerto se han  producido invasiones en lugares cercanos al posible aeropuerto, como es el caso de los alrededores del poblado de Urubamba. Pronto vendrán grandes almacenes de productos, cadenas  hoteleras del extranjero, oficinas de de y aparcamientos de renta de vehículos, estos también de empresas extranjeras. Sin duda un gran crecimiento económico segmentado, y a su vez  la destrucción de nuestro patrimonio. No debemos de pensar  que,  cemento equivale a desarrollo y prosperidad, ya que la calidad de vida  no se mide  por cuan grande es tú casa o tu edificio sino por la calidad de vida con la que cuentas y eso implica salud, seguridad y sobre todo calidad de Educación.

La diversificación.- Construyendo un aeropuerto  tan cercano a nuestro primer destino turístico nacional, le estamos dando la ventaja al visitante para que llegue en el tiempo más breve posible a Machu Picchu, tome unas cuantas fotos y se vaya del país. Es cierto que el turista ya no se quedará en Lima, pero  eso no significa necesariamente que invertirá más tiempo en Cusco,  muchos  turistas optarán por hacer una visita  rápida de 2 o 3 días  y conectar su viaje con otros países en Sudamérica. Sería interesante crear  nuevos ejes turísticos, y alentar  al turismo en otras zonas del departamento y del país. Sin duda  Machu Picchu no tiene competencia alguna y el turista siempre llegará  a Perú por Machu Picchu, así que cualquier aeropuerto internacional que se construya en cualquier parte del Perú  beneficiara al Cusco y por ende a  Machu Picchu. Es verdad que el aeropuerto actual de Cusco ya está dentro de la ciudad  y tiene que ser reubicado, sin embargo este proyecto debería ser una gran oportunidad para crear un nuevo eje turístico en alguna zona que no forme parte del actual circuito, para que de esta manera en vez de acortar la estadía del turista se amplié la estancia del visitante, y se diversifique  el producto. Sería más beneficioso para el Perú y el Cusco, crear  aeropuertos internacionales en otras ciudades conectados con el aeropuerto de Cusco, que no necesariamente necesita ser internacional  por estrategia. Por poner un ejemplo podemos mencionar a las islas  Galápagos en Ecuador, donde la única manera de llegar es vía aérea y pasando por el aeropuerto internacional de Quito o Guayaquil, esto hace que el turismo que llega a las Islas  sea un turismo de calidad que realmente beneficia al destino y que a su vez es protegido por su gobierno y conservado para futuras generaciones.

De la posible construcción:   Si bien es cierto ya  se  declaró que se empezará con los movimientos de tierra y el presidente  ha mencionado que el aeropuerto de Chinchero ¨SI VA¨, sería  también un grave  error  empezar con cualquier obra del aeropuerto  en sí, sin antes  planificar  la vía exclusiva para ingresar al aeropuerto.  ya que si nos imaginamos  el despliegue de maquinarias que amerita la construcción, compartiendo la vía  actual, con vehículos de turismo, buses interprovinciales, vehículos particulares y  públicos, serían 15 años de dolores de cabeza y del peor maltrato al turista y al poblador local que se vería afectado por el excesivo tráfico vehicular.

Turismo masivo vs calidad de Turismo y otras realidades.-  Sería  interesante pensar  si lo que realmente  queremos es cantidad de  turistas o calidad de turistas,  si duplicamos o triplicamos la cantidad de visitantes no necesariamente  es  progreso.  A nuestra sociedad le costara  muchísimo  los servicios públicos que se tienen que brindar  al turista  y tenemos que sopesar  si realmente vale la pena atraer grandes masas de  turismo, lo cual significa daño medioambiental, influencia a nuestra cultural, incremento de los precios  de los servicios para el poblador local, baja en la calidad de servicios y todo lo que conlleva el turismo de masas. Algunos toman como ejemplo a España, e indican que si ellos reciben  50 millones, por que Perú no puede recibir también la misma cantidad.  España es una realidad distinta y cuenta con una gran diversificación de su producto turístico, así también como  haber alcanzado una gran oferta de servicios públicos  y privados y una organización a todo nivel  empezando de la planificación urbana; sin embrago  a pesar de todo ello,  el turismo masivo ya les está pasando factura; es el caso de Barcelona que en la actualidad  recibe más de 8 millones de turistas anuales, número que sobrepasa los límites aceptables y permisibles de la ciudad. En la actualidad los residentes tienen que convivir con una cantidad excesiva de turistas que han convertido la ciudad  en un parque temático y la calidad de vida del habitante ya se ve sacrificada. Cusco actualmente no está preparado para recibir más turistas, primero tenemos que organizar la ciudad para pensar en recibir más turismo, se necesita  un plan maestro urbano  que incluya un plan de movilidad, de manejo de residuos,  aguas servidas y un modelo económico que haga que la actual cantidad de turistas  que ingresan aporten más a la economía local. Todo esto antes  de seguir creciendo de una manera desordenada.

Se beneficiarán los pobladores de Chinchero y comunidades cercanas?  Al llegar el turista  a una altura de 3600 metros, lo primero que hará será, inmediatamente  trasladarse al Valle Sagrado ubicado a 2900  metros de altura, lo cual hace una gran diferencia para el proceso de aclimatación. Ningún visitante salvo  pasajeros que lleguen de lugares de mayor altura como el caso de juliaqueños y puneños, se instalaran en las cercanías al aeropuerto. Por lo menos ahora el pasajero hace una parada en Chinchero para visitar las casas de exposición de textiles; sin embargo con el cambio que sufrirá, convirtiéndose la ciudad en una zona industrial y con un aeropuerto en frente, perderá todo su atractivo cultural. Los pobladores de las comunidades cercanas  al aeropuerto, perderán su calidad de vida, estarán frecuentemente molestados por el ruido y la contaminación del tráfico aéreo que generará el aeropuerto. Lamentablemente tendrán que seguir viviendo en las mismas condiciones de pobreza pero esta vez con menos campos de cultivo, trabajando como obreros en alguna construcción y abandonarán cada vez más el campo para situarse  en ciudades como Cusco, Urubamba, Calca etc. Los grandes beneficiados como siempre serán:  las autoridades y sus contratos millonarios, las empresas  extranjeras, los profesionales  que vendrán de Lima y del extranjero y las grandes cadenas de servicios  turísticos.

Sobrepoblación y contaminación en el Valle Sagrado._  Sin duda  la construcción del aeropuerto ya está animando a que muchas personas  se trasladen a poblaciones cercanas al valle sagrado, ciudades como Urubamba, Calca, Ollataytambo, se convertirán en grandes urbes,  lamentablemente  sin la planificación debida,  estas ciudades serán una réplica  de ciudades grandes sin planificación como la actual Juliaca con el desorden y la falta de planeamiento que caracterizan a este tipo de ciudades.  Cada  vez  tendremos memos campos de cultivo, menos áreas  verdes, más zonas destinadas  para el turista, como hoteles y restaurantes  y menos  áreas para el habitante local.  Ni hablar del impacto ambiental que causara el aeropuerto y por ende la masificación del turismo, estamos hablando de más tráfico de vehículos motorizados, contaminación acústica,  deforestación,  y mayor contaminación del rio Vilcanota. Algunos pensaran que todo esto es una visión muy negativa, lamentablemente diría que es muy realista, tomando en cuenta el estado actual en el que se encuentra nuestra ciudad y el grado de contaminación ambiental que hemos alcanzado y tomando en cuenta que no se ha contemplado en el proyecto del aeropuerto  un plan medioambiental previo a la construcción del mismo.

La sensibilidad del turismo.  Es utópico pensar que la construcción de un aeropuerto nos genere más turismo si seguimos teniendo problemas de seguridad, huelgas, y terrorismo.  Actualmente  si ingresamos a la página oficial de migraciones de Estados Unidos, en la parte de seguridad, existe una alerta que recomienda no visitar Perú por los últimos acontecimientos  terroristas  que han ocurrido en nuestro territorio. Si desean informarse más al respecto ingresen al siguiente enlace: https://travel.state.gov/content/passports/en/country/peru.html  Este tipo  de anuncios  hace que el turismo se vea afectado en gran medida. Es muy contradictorio pedir un aeropuerto  para obtener más turistas y bloquear carreteras a los mismos, cuando nos da la gana. La gran mayoría de turistas solo viene a Perú  una sola vez  y dependerá  de esta visita que nos recomienden o que desanimen a otros a visitar Perú.

Esperemos que este artículo sirva de reflexión para nuestras autoridades y personas que apoyan la construcción del aeropuerto de Chinchero. Pensemos más detenidamente en el verdadero progreso que traería el aeropuerto en las condiciones  en las que estamos, sin olvidar el nivel de corrupción que tenemos en el Perú, el daño que causaría para todos los peruanos  perder el atractivo de esta zona, que es el lugar menos adecuado para destinarlo a una zona industrializada, la contaminación que conllevara la construcción, y la post construcción, la masificación del turismo, la sobrepoblación del Valle Sagrado, el cambio en la arquitectura  y finalmente la destrucción de nuestro patrimonio. Sería lo peor que le podría pasar  a nuestro Cusco y a nuestro Perú. Se debería más bien invertir estos miles de millones en calidad de educación, salud y servicios básicos, precisamente en estas zonas alto andinas, porque todos los nacidos en el Perú merecemos tener el mismo nivel de calidad de vida.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Pimentel Eduardo. (2017, febrero 13). Sobre la construcción del Aeropuerto Chinchero, Cusco Perú. Opinión. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-construccion-del-aeropuerto-chinchero-cusco-peru-opinion/
Pimentel, Eduardo. "Sobre la construcción del Aeropuerto Chinchero, Cusco Perú. Opinión". GestioPolis. 13 febrero 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-construccion-del-aeropuerto-chinchero-cusco-peru-opinion/>.
Pimentel, Eduardo. "Sobre la construcción del Aeropuerto Chinchero, Cusco Perú. Opinión". GestioPolis. febrero 13, 2017. Consultado el 22 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-construccion-del-aeropuerto-chinchero-cusco-peru-opinion/.
Pimentel, Eduardo. Sobre la construcción del Aeropuerto Chinchero, Cusco Perú. Opinión [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-construccion-del-aeropuerto-chinchero-cusco-peru-opinion/> [Citado el 22 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de thegirlsny en Flickr
DACJ