Historia y evolución del pensamiento científico

  • Otros
  • 5 minutos de lectura

INTRODUCCIÓN

Del CEREBRO HUMANO procede todo sentimiento, pensamiento, emoción, recuerdo, deseo, lenguaje o capacidad de aprender, de razonar y de investigar.

historia-y-evaluacion-del-pensamiento-cientifico

Desde este órgano se gesta la creatividad y la imaginación, él y los órganos sensoriales son el puente entre el mundo físico de los objetos y el mundo de la Ideas o Representaciones del hombre; que a través del conocimiento de los fenómenos logra entender las leyes que gobiernan en la Naturaleza y en la Sociedad. Y es así, que con la ayuda de la ciencia y la tecnología el hombre, puede transformar los recursos que se encuentran en el medio ambiente en beneficio de la Humanidad.[1]

El ser humano debe ser visto y estudiado como una totalidad, como un todo. Ya que el ser humano no es un accidente cósmico, sino una fase culminante de todo el orden natural, con la función peculiar e importante que realizar. Sólo él puede iluminar a la naturaleza con la luz del entendimiento y dirigir conscientemente su vida y sus actividades dentro de una armonía voluntaria con  este  orden,  pues  solamente  él,  de  todos  los  seres  visibles,  posee  la facultad de comprensión racional, por débil y frágil que sea, de esa armonía cósmica[2].

Visión antropológica  de Sócrates.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Al analizar los orígenes históricos de una gran diversidad de disciplinas científicas, técnicas, sociales y artísticas, se establece que éstas tuvieron una práctica rudimentaria desde que apareció el hombre sobre la Tierra.

Lo mismo sucede con el origen de la CIENCIA, puesto que se afirma que los Actos del pensar son universales y tan antiguos como el hombre; y que debido a  sus  limitaciones físicas,  los  hombres prehistóricos  tuvieron  la necesidad de agruparse y cooperar entre sí para poder alcanzar, de manera   conjunta,   determinados   objetivos   con   mayor   eficiencia   y economía de acción y recursos.

Las actividades del  hombre prehistórico tenían como primordial objetivo el satisfacer sus necesidades relacionadas con la Supervivencia en un medio de peligros, tensiones, incomodidades, etc. Mientras un hombre se dedicaba a lograr sus fines por sí mismo, realizaba Actos de pensamiento intuitivo; cuando actuaba en conjunto, dentro del grupo se daban aspectos rudimentarios de pensamientos intuitivos en conjunto, apoyamos en la experiencia de actividades anteriores.

La caza de animales para aprovechar su carne como alimento y la piel como vestido, fue de las actividades principales que durante mucho tiempo realizaron los hombres prehistóricos y que sirve como indicio innegable de una forma de Organización Primitiva y de la transmisión experiencias en los grupos. Realizar tal actividad en grupo requería un Plan de Acción para logar el objetivo con mayor facilidad y menores riesgos para la seguridad de los  individuos,  puesto  que  cazar  animales  salvajes  era  una  peligrosa aventura.

En principio el Plan de Acción consistía en asustar a los animales arrojándoles   piedras,   emitiendo   gritos,   etc.,   para   dirigirlos hacia   un precipicio o trampas previamente construidas para la consecución del objetivo.

Los métodos fueron evolucionando en la medida en que utilizaban su Inteligencia para inventar armas (mazo, lanza, y posteriormente el arco y la flecha), como instrumentos para mejorar las formas de realizar sus actividades de caza, estaban sustentados en la observación y la necesidades de su entorno; pero esto se logró gracias a la experiencia y al razonamiento humano.

Todo lo anterior requería de la Cooperación Humana, donde podemos identificar  un objetivo común de  grupouna división rudimentaria del trabajo, y por deducción lógica, a ciertas personas que ejercían el liderazgo sobre otras.3

1.1.- ORIGENES DEL CONOCIMIENTO

Desde tiempos remotos, el hombre ya se  preocupaba  por las cuestiones fundamentales de la realidad que afectaban de modo especial a su existencia: el origen, la naturaleza, la historia y la finalidad de los seres y, entre éstos, del hombre mismo.

Como respuesta que se esforzaba por dar a esos interrogantes no era de orden racional –como lo hará más tarde la filosofía-, sino de naturaleza mágica y mítico-religiosa, construyó un saber anterior a la filosofía al cual los filósofos suelen llamar “saber prefilosófico”.

El saber prefilosófico comprende, entonces, los planteamientos más profundos y universales del hombre, planteamientos que mucho después (propiamente en el siglo VI a.C.) la filosofía retoma y trata de contestar de forma racional y sistemática.

Como se ha señalado, el saber prefilosófico se preocupa, en consecuencia, por conocer y explicar, de forma mágica y mítico-religiosa, el origen, la naturaleza, la historia y la finalidad de los seres.

De forma mágica porque en épocas del saber prefilosófico el hombre se sirve de la magia para conocer, dominar y explicar la realidad parcial o total de los fenómenos que acontecen en la naturaleza.

Con el termino magia –del griego Magike Tecne: el arte de la magia-, se designaba originalmente “el arte adivinatorio de los sacerdotes mazdeos” del zoroastrismo, en Persia.

La magia es de origen oriental y se difundió en Occidente durante el periodo grecorromano, perduró de forma más o menos oculta a lo largo de la Edad Media para retornar a la luz con el Renacimiento, época en que se le concibió como parte de la filosofía que “permite al hombre obrar la naturaleza y dominarla”. Y fue así, como de esta manera los magos, tribu meda o casta sacerdotal persa, se dedicaban a la astronomía y a la astrología; por esto, se les tenía “como administradores de las fuerzas sobrenaturales”.

La magia entonces era y ha seguido siendo un modo de conocimiento y dominio de la realidad total.

El  mito  –del  griego  mitos:  palabra,  discurso  público,  historia-,  fiel  a  su sentido original, significa todo relato referente a un hecho real perteneciente a los orígenes, y repetido en el culto o en la historia del mundo y del hombre. El hecho se hace presente en las palabras del narrador ya que, en otras palabras, el mito  es una historia de los tiempo primitivos, tenida por verdadera, que explica y fundamenta los fenómenos del medio ambiente, de la historia, de la sociedad y de la vida humana”.

Ahora bien, el mito vive y revive su fuerza en la religión politeísta, que en sus ceremonias religiosas trae los acontecimientos pasados al presente en las palabras del que narra, del que canta los acontecimientos pasados como explicación de la realidad presente.

De esta manera, también el mito y la religión son una forma de conocimiento, puesto que nos da a conocer la realidad completa, mundo, hombre, historia y a la misma divinidad, a quien presentan en la historia de ambos, como ocurrió en el caso de Mexico, Mesopotamia, Egipto y Grecia.

El mito, entonces, conoce en su nivel y explica, a su modo, la realidad que hace constantemente presente en las palabras del narrador.

1.2.- El Pensamiento y sus Factores

¿Qué significa pensar?

Pensar es una actividad que realizamos de manera natural y espontánea, cada instante, cada día, todos los seres humanos de todo el mundo durante nuestra estancia efímera y pasajera en este planeta tierra.

Quizás algunos se pregunten “¿Qué es pensar?”, o bien, “¿Por qué pensamos?”, nos parece saberlo perfectamente; pero si estamos obligados a responder nos sentimos confundidos, titubeantes, y acabamos por confesar nuestra ignorancia.

Factores del pensamiento

  • Sujeto pensante.
  • Proceso psíquico del pensar.
  • Objeto Pensado
  • Expresión de lo pensado.

[1] Ruiz Ramón. Ingeniero Civil y Doctorante en Educación, Mexico 2006.

[2] Pág. 138. Rodríguez P. Patiño. Curso de Filosofía. Ed. Addison Wesley Longman, Mexico 1998.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

2+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ruiz Limón Ramón. (2007, marzo 8). Historia y evolución del pensamiento científico. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/historia-y-evolucion-del-pensamiento-cientifico/
Ruiz Limón, Ramón. "Historia y evolución del pensamiento científico". GestioPolis. 8 marzo 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/historia-y-evolucion-del-pensamiento-cientifico/>.
Ruiz Limón, Ramón. "Historia y evolución del pensamiento científico". GestioPolis. marzo 8, 2007. Consultado el 24 de Agosto de 2019. https://www.gestiopolis.com/historia-y-evolucion-del-pensamiento-cientifico/.
Ruiz Limón, Ramón. Historia y evolución del pensamiento científico [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/historia-y-evolucion-del-pensamiento-cientifico/> [Citado el 24 de Agosto de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de snre en Flickr