Gestión de inventarios en ambientes de alta inflación

El objetivo de este artículo es de carácter informativo en función de la realidad que sufre Venezuela, ocasionando que las practicas o actividades económicas  y comerciales que se viven en el país se encuentren condicionadas en su desarrollo  por las dificultades propias de un proceso inflacionario como lo es la pérdida del poder adquisitivo,  principal consecuencia que afecta al sector antes mencionado , traduciéndose esta en incapacidad de cubrir el costo de reposición de un inventario entre lo adquirido un mes y lo que se necesita adquirir en el mes siguiente. Con el noble propósito de cumplir con lo planteado los modelos de inventario mencionados a continuación son los que después de una revisión de la bibliografía sobre el tema se repiten dentro de esta como las opciones a tener en cuenta con respecto al escenario.

gestion-inventarios-ambiente-alta-inflacion

Existen diversos modelos de inventario cada cual con su conjunto de cualidades, dependiendo lo requerido, entre los más utilizados se encuentran:

.- Sistema ABC

.- El modelo básico de cantidad económica de pedido (CEP)

.- Punto de Reorden

. –   Modelo  “Justo a Tiempo”

Palabras clave: Pymes, inventario, gestión de inventarios, inflación Anthology on the management of Inventories a fundamental practice for Pymes in inflationary environments in Venezuela

Author: Ing. Nelson Morales

Introducción 

Todo proceso económico o comercial, se ve influenciado por dos grandes rasgos los cuales  son: El sector social, del cual surge y el entorno económico que viva, o en el que haga vida ese sector , para este caso en particular el enfoque se encuentra en las pymes y la economía actual en Venezuela la cual vive un proceso inflacionario agudo. La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) establece que son pymes las compañías que perciben menos de 100.000 unidades tributarias al año, ya estando claro esta particularidad se comprende la magnitud del reto para una empresa de estas características, que se ve materializado en un proceso inflacionario como el que se vive en la actualidad en el país. En un proceso inflacionario la óptima utilización de los recursos juega un papel fundamental, ya que de la eficacia en cuanto a logística se refiere, es obligatoria para una actividad comercial rentable. En este sentido, la gestión de inventarios constituye un área de las organizaciones en la cual es factible la reducción de costos, sin llegar a reducir los ingresos, elemento fundamental para la supervivencia de las empresas en tiempos modernos, según Sucky (2005); Ortiz (2004) y Jiménez (2005). 

Por tal motivo, es imperante analizar la gestión de inventarios desde el contexto específico donde se desenvuelven las organizaciones, con la finalidad de comprender  su funcionamiento y del entorno con miras a evaluar e implementar acciones que permitan contrarrestar los factores que inciden de forma negativa sobre el sistema, según Vries (2007). Por consiguiente nos servimos de comprender a lo que nos referimos con inventario. Los inventarios; constituyen un recurso en términos de bienes almacenados, del cual se valen las organizaciones para satisfacer una demanda en el futuro, según Ponsot (2008); Sipper y Bulfin (1998) y Ballou (2004).

Pero ya se hacía referencia al comienzo del entorno en específico, que preocupa al momento de la elaboración de este artículo y es un entorno inflacionario entendiendo este término de la siguiente forma  para dejarlo en contexto. La inflación es un incremento en la cantidad de dinero necesaria para obtener la misma cantidad de producto o servicio antes de la presencia del precio inflado. La inflación ocurre porque el valor del dinero ha cambiado, se ha reducido y como resultado se necesitan más Unidades Monetarias para menos bienes, Según Blank  y Tarquin (2006).

En función de lo expresado cobra vital importancia la protección de los intereses de las empresas en sus activos comerciales y bienes por medio de una gestión adecuada de los mismos.

Según Parada (2000), la gestión de inventarios refiere un conjunto de elementos operacionales que suponen interrelación, bajo una concepción sistémica, en función de lograr costos mínimos y satisfacción de las necesidades y expectativas de los clientes. Entre los principales elementos operacionales se destacan: el análisis de la demanda de los aprovisionamientos, la clasificación de los productos en inventario, la determinación de políticas de inventarios, el análisis y selección de proveedores, la gestión de transporte, la gestión de almacenamiento y las actividades que suponen la logística inversa.

Clasificación de Inventario

La clasificación de artículos busca diferenciar los bienes que conforman el inventario de acuerdo a ciertos criterios, para que de acuerdo con su importancia se apliquen políticas de administración de inventarios diferentes para cada grupo, de tal manera que los esfuerzos y los costos de administración sean proporcionales a la importancia relativa de los mismos, según Ortiz (2004); Lópes y Gómez (2013) y Heizer y Render (2008)

Así como es diversa la actividad económica y los individuos de una organización a otra, de igual forma están condicionados los bienes en su inventario y se debe partir de esta premisa para un acercamiento adecuado.

El método mayormente empleado para clasificar los artículos es el ABC, el cual categoriza a los artículos en tres grupos A, B y C, de acuerdo a un único criterio relacionado con el valor invertido en los bienes. También se emplea el método ABC multi-criterio, en el que se consideran además del costo otros elementos para clasificar los artículos según su importancia, tales como el riesgo de obsolescencia, plazos de entrega del proveedor, criticidad, dificultad para adquirir el producto, entre otros, según Vollmann y otros (1995).

De igual modo, una gestión de inventarios eficiente busca el equilibrio entre el nivel de servicio al cliente y los costos de inventario, de allí la necesidad de estimarlos, según Peña y Oliva (2013) y Guerrero (2009).

Es importante destacar lo expuesto por bustos y Chacón (2007), al señalar que las organizaciones pueden emplear diversos modelos para administrar eficientemente los inventarios, de acuerdo a la naturaleza de la demanda de los artículos que los componen, es decir, ya sea de demanda independiente o dependiente. La independiente, se trata de la demanda cuyos requerimientos están sujetos a las condiciones del mercado y no a las demandas de otros elementos inventariados o producidos en la empresa, por lo que las necesidades de cada uno debe determinarse independientemente de la demanda de los demás. La demanda dependiente surge cuando las necesidades pueden derivarse directamente de los requerimientos de otros elementos inventariados o producidos en la empresa.

Gestión de Inventario

Cantidad económica de Pedido

 El modelo de cantidad económica de pedido (EOQ por sus siglas en inglès) obtiene el equilibrio entre los costos de preparación o de la orden de compra y los costos de almacenamiento (Chase y Aquilano, 1995).El EOQ nos da la mínima posición del costo si se satisfacen las premisas de invariabilidad del costo y certidumbre de demanda (conocida y constante) y entrega (Noori y Radford, 1997).

Punto de Reorden  

Según Durán (2012) El Pr o de formulación de pedidos, consiste en determinar el momento adecuado para formular un pedido en la cantidad que señaló el modelo de la CEP.

Modelo Justo a Tiempo (JAT)

Según afirma  Durán (2012) el método JAT es un método moderno que consiste reducir al mínimo esos inventarios para maximizarla rotación.

Costo de Inventario

Según ross y otros (2006) y gitman (1986) en los inventarios se involucran tres tipos de costos:   

  • Costos de mantenimiento o manejo: están representados por todos los costos que involucra mantener la existencia de un artículo de inventario durante un período específico. Son costos variables por unidad. Este costo incluye los costos de almacenaje, costos de seguro e impuestos, costos de pérdida (deterioro, robo, obsolescencia) y el más importante costo de oportunidad del capital invertido. 
  • Costos de pedido: están relacionados con los costos administrativos necesarios en la solicitud de los pedidos de inventarios. Se involucran los costos por faltantes ocasionados por tener existencias insuficientes en el inventario; los mismos costos de reabastecimiento o de pedido (gastos administrativos fijos para formular y recibir un pedido) y de reservas de seguridad (pérdida de oportunidad). 
  • Costos totales: se define como la suma del costo de faltante (pedido) y el costo de mantener un inventario.

Una vez comprendido lo anterior, entra en el escenario ciertas consideraciones a tener en cuentan las cuales incidirán positiva o negativamente según sea el objetivo, y el caso en cuanto la gestión del inventario.

Conforman estas características un conjunto de consideraciones que toda organización y en especial las Pymes antes mencionadas, deben tratar con sumo cuidado ya que en el caso de estas organizaciones, por su reducido tamaño, un descuido puede representar en tiempos inflacionarios un duro golpe tornándose en irreversible para una organización con capital reducido.

Existen un conjunto de buenas prácticas, las cuales es pertinente tener en cuenta en función de la gestión de inventario esto en base a la bibliografía consultada:

.-Conservar el inventario actualizado.

.-Registrar cuidadosamente los artículos en existencia.

.-Hacer uso de sistemas computarizados que faciliten el control de inventarios.

.-Personal calificado para la gestión.

.-Realizar auditorías de forma periódica para corroborar la veracidad de los registros.

Estos aspectos desde el punto de vista del control interno de la gestión pero de igual manera existen factores externos ajenos al control pero a los cuales se debe estar atentos:

Índices de inflación

 Ya con anterioridad se definió el concepto de esta particularidad. Cuando en el entorno en donde se encuentra inmersa la organización existen variaciones constantes en los niveles de inflación, se genera una incertidumbre económica y trae como consecuencia la limitación de inversión en bienes y servicios, por falta de liquidez monetaria, asimismo, aumentan los costos administrativos y operacionales que se incurren en las empresas para gestionar todas sus actividades, entre ellas la gestión de sistemas de inventario, según Sandrea y otros (2006).En un entorno como el venezolano el comprender esta realidad se manifiesta como una necesidad fundamental para mantenerse operando de forma competitiva.

En la actualidad el Banco Central de Venezuela, desde la fecha que se muestra en el grafico anterior no proporciona datos oficiales sobre la realidad inflacionaria del país desde el año 2015, sirva esto para hacer referencia de la situación en la que se encuentran las organizaciones en el país.

Control de Divisas

El control de cambio es un instrumento de política cambiaria que consiste en regular oficialmente la compra y venta de divisas en un país. De esta manera, el Gobierno interviene directamente en el mercado de moneda extranjera, controlando las entradas o salidas de capital, según Cencoex (2014).

Las restricciones cambiarias se adoptan para evitar la fuga de capitales al exterior y el aumento de los precios, producto de la devaluación de la moneda local, para ejercer control sobre cierto tipo de importaciones que podrían considerarse no prioritarias y evitar una demanda excesiva de divisas, que sobrepase las necesidades reales de la economía local, según Ponsot (2008) y Guerra (2004).

Esta política gubernamental es nociva a lo que se conoce como Economía de mercado, en la cual es la dinámica propia del mercado la que decide los niveles de oferta y demanda y a su vez estos influyen en la dinámica de los precios,

Regulación de precios

Este escenario es donde el gobierno en turno decide según sus facultades y mecanismos establecer según estructura de costos y juicio propio un conjunto de precios a los bienes y servicios un valor tope para la venta, para de esta forma controlar los precios en el mercado. Según Ponsot (2008), empresarios venezolanos afirman que muchas veces los precios regulados no cubren los costos de producción, en este sentido, expone que ofrecer productos a precios inferiores a sus costos de producción genera la salida de empresas del sector productivo y comercial por su imposibilidad de competir.

Estas acciones, propiciadas por el Estado, a la larga ocasionan graves consecuencias en la gestión de inventarios de productos terminados, generando problemas de desabastecimiento, ya que terminan desincentivando la actividad productiva de aquellos rubros controlados y hacen que el aparato industrial no se recupere a un corto plazo, según Padrón (1998).

Restricciones de Abastecimiento

El almacenamiento de stocks, en las empresas se ve afectado por la existencia de la regulación de precios, por la incidencia de un control de compra de divisas para las operaciones productivas y las restricciones en cuanto a los trámites aduanales para los procesos de importación. Todo esto limita la gestión de inventarios en lo que tiene que ver con la adquisición de recursos e insumos para generar productos y de bienes terminados, en el caso del sector manufacturero y del sector comercial, según Ponsot (2008).

Transformándose de forma crucial en una problemática a considerar para la actividad comercial, la cual también da pie a prácticas de acaparamiento en busca de evitar la pérdida al vender bienes por debajo del precio necesario para el lucro y mantenimiento de la organización o los propios intereses.

Por lo anterior expresado, se puede apreciar una inferencia de estos aspectos en un círculo vicioso en el cual el proceso inflacionario genera dificultades y que una tendencia reactiva a estas dificultades contribuye a que continúe y aumente el índice inflacionario.

Por otro lado, Lópes y otros (2012) añaden que las importaciones corresponden un factor fundamental para la adquisición de recursos e insumos, siempre y cuando los trámites relacionados a su gestión contribuyan de manera eficiente a las organizaciones. Si se tienen procedimientos complejos, costos administrativos elevados y entregas tardías de mercancía en las aduanas, se genera a corto plazo pérdidas en las empresas, ya que los proveedores no logran satisfacer correctamente la orden de compra trayendo como consecuencia costos en función de las devoluciones, escasez en los materiales o productos requeridos y en extremos casos, deterioro de las relaciones comerciales entre el proveedor y la organización, todo esto incide negativamente en la gestión de sistemas de inventario . 

Conclusiones

Tras la exposición de las diversas técnicas y metodologías a tener en cuenta en la gestión de inventarios y los factores que inciden en el caso venezolano, es natural apreciar la importancia para las organizaciones y más aún para las pequeñas y medianas, el comprender las delicadas circunstancias las cuales se deben sortear para conseguir una actividad económica provechosa y sustentable.

Según Peña y Silva (2016) La gestión de sistemas de inventario constituye una de las funciones empresariales medulares, ya que además de representar una importante inversión de capital, afecta directamente el servicio prestado al cliente. Ahora bien, a pesar de que actualmente existen filosofías y sistemas de administración que sirven de apoyo para la toma de decisiones, las organizaciones venezolanas, se encuentran frente a graves problemas en cuanto a su gestión de inventarios se refiere, por tal motivo se considera imprescindible, como primer paso para lograr la gestión eficiente de sistemas de inventario, el análisis de esta desde el entorno propio donde se desenvuelven estas empresas, a fin de comprender su comportamiento con el objeto de definir las diversas líneas de acción en lo que a las decisiones de inventario se refiere.

Cada uno de los factores mencionados debe atraer la atención de forma igual de prioritaria, debido a que cualquier descuido o error puede repercutir en costos elevados para la organización.

En este sentido Peña y silva (2016) Conocer los factores incidentes sobre la gestión de inventarios se hace imprescindible, especialmente en países en subdesarrollo donde las condiciones económicas, políticas y sociales son muy cambiantes y afectan las actividades de las organizaciones, razón por la cual se requiere complementar los resultados obtenidos vía filosofías y sistemas de administración de inventarios, con el análisis de todos los escenarios posibles para lograr la eficiencia y los resultados esperados.

Adicional a esto, es importante no olvidar tomar en cuenta los factores para administrar el inventario, tales como: parámetros económicos, demanda, ciclo para ordenar, demoras en la entrega, reabasto del almacén, horizonte de tiempo, abastecimiento múltiple y números de artículos, ya que directa o indirectamente perjudica la eficiencia en la administración del inventario. Por eso, han surgido una gama de investigaciones al respecto, como las de: Ortega, Aguilar, Parada, Alonso, Ponsot, Bustos, Chacón, Corzo, entre otros, donde resaltan lo esencial que son los inventarios y su buen manejo para la optimización de las utilidades. Según Duran (2012).

Referencias Bibliográficas

Aguilar, Gabriel (2009). Gestión de inventarios como factor de competitividad en el sector metalmecánico de la región occidental de Venezuela. Revista de Ciencias Sociales. Volumen 15, No. 3. Venezuela. (Pp 509-518)

Blank, Leland y Tarquin, Anthony (2006). Ingeniería Económica.

Editorial McGraw-Hill. México.

Guerra, José (2004). La política cambiaria en Venezuela: El debate inicial (Temas de política cambiaria en Venezuela). Departamento de Publicaciones del Banco Central de Venezuela, Colección Economía y Finanzas. Venezuela. (Pp.15-30).

Gutierrez, Valentina y Vidal, Carlos (2008). Modelos de gestión de inventarios en cadenas de abastecimiento: Revisión de la literatura. Revista de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia.Número 43.Colombia.(Pp. 134-149).

Chase R. B., Robert, J., & Nicholas, A. (2005).

Administración de la producción y operaciones para una ventaja competitiva. México: Editorial Mc. Graw Hill.

Durán, Yosmary (2012). Administración del inventario: elemento clave para la optimización de las utilidades en las empresas. Visión Gerencial Enero / Junio 2012 • Pg: 55-78

Peña, Omaira y Silva, Rafael  (2016). Factores incidentes sobre la gestión de sistemas de inventario en organizaciones venezolanas. Telos vol. 18(2) pg: 187-207.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Morales Nelson. (2018, octubre 4). Gestión de inventarios en ambientes de alta inflación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/gestion-de-inventarios-en-ambientes-de-alta-inflacion/
Morales, Nelson. "Gestión de inventarios en ambientes de alta inflación". GestioPolis. 4 octubre 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/gestion-de-inventarios-en-ambientes-de-alta-inflacion/>.
Morales, Nelson. "Gestión de inventarios en ambientes de alta inflación". GestioPolis. octubre 4, 2018. Consultado el 16 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/gestion-de-inventarios-en-ambientes-de-alta-inflacion/.
Morales, Nelson. Gestión de inventarios en ambientes de alta inflación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/gestion-de-inventarios-en-ambientes-de-alta-inflacion/> [Citado el 16 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de bram_souffreau en Flickr
DACJ