Enseñanza de la mediación en Abogacía en Argentina

  • Otros
  • 3 minutos de lectura

El Plan de Estudios de la carrera de Abogacía (2000) de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba, tiene incorporada en el noveno semestre, la asignatura Teoría del Conflicto y de la Decisión. Métodos de resolución de conflictos.

El 2005 es el segundo año de su dictado.

No se trata de capacitar en Mediación, ni en Negociación, ni en Arbitraje.

El objetivo es una propuesta académica que proporcione a los futuros abogados, un espacio de reflexión y crítica sobre los recursos de resolución, en una contingencia social e histórica que pone en cuestión los tradicionales métodos de acercamiento a los conflictos.

Como docentes, enfrentamos un triple desafío en la puesta en marcha del proyecto y recogimos un reconfortante resultado al cabo de su implementación.

El primer desafío, fue el relativo a la estructuración de contenidos específicos, dentro de la curricula de base esencialmente jurídica, con el límite temporal de un semestre, con dos clases semanales de cuatro horas cátedra cada una. Se debían destacar, -con una visión integradora-, los núcleos de las Teorías del conflicto y de la decisión, del poder, de la racionalidad, así como los mecanismos específicos de resolución de conflictos: negociación, arbitraje y mediación, generadores del impulso de cambio cultural y de paz social.

El planteo requirió desde un comienzo de todos los docentes de la Cátedra un fuerte compromiso con los objetivos planteados, para el logro de un conocimiento crítico y comparativo, y transferencia y aplicación a casos de interacción conflictiva en la realidad social y jurídica contemporánea.

La enseñanza-aprendizaje se orientó a facilitar la construcción del contexto teórico que sostiene los cambios y transformaciones del pensamiento y la práctica jurídica, con las articulaciones que un aprendizaje significativo requiere, de manera de dotar al estudiante de los conocimientos y competencias necesarios para enfrentar, asesorar y resolver los problemas que les presente el futuro cercano, – la asignatura corresponde al quinto año de la carrera-, en un mundo jurídico hoy, de característica multidimensional.

El segundo desafío fue centrar las estrategias y técnicas didácticas para hacer posible nuestro cometido, en el respeto al hombre y sus derechos fundamentales, a su capacidad de cambio y transformación como integrante de la sociedad civil, democrática y pluralista, en permanente y compleja interdependencia.

Apelamos a recursos no tradicionales, juegos de roles, observación de procedimientos de mediación, investigación de casos reales, recolección de datos e informaciones, entrevistas, participación en audiencias públicas, en formación de consensos, etc. para el desarrollo de los objetivos planteados.

Promovimos la participación responsable en las interacciones grupales, el respeto por las ideas y las condiciones diversas y auspiciamos la integración y el encuentro frente a las diferencias.

El tercer desafío fue diseñar un instrumento de evaluación de la tarea de enseñanza-aprendizaje, que reflejara los fundamentos de la asignatura, que hiciera posible las articulaciones con otros aprendizajes, incluso con otros saberes disciplinares, y que diera lugar a la expresión de los cambios de conducta y actitudes buscados.

Debimos superar modos tradicionales de medición, que como escollos se nos presentaron al paso: repetición de textos preseleccionados, la transcripción o escritura de notas o conceptos preescritos por otros, exposiciones vacías de significación para el expositor, etc..

El seguimiento fue permanente.

Buscamos medir los cambios que en el alumno logró el proyecto pedagógico de indagación sobre el fundamento de los métodos alternativos al judicial para la resolución de los conflictos.

Tratamos de evaluar, por medio de recursos didácticos no tradicionales, si los alumnos lograron conocer, identificar y asumir como propios los objetivos y contenidos de la materia, si descubrieron el rol que deberán desempeñar en el ejercicio de la profesión, si desarrollaron competencias propias del Abogado en el mundo contemporáneo, y al cabo de las mediaciones, los resultados fueron auspiciosos.

Los alumnos culminaron el curso promocionando la asignatura, o con examen final, manifestando en encuestas anónimas que invitamos a responder, que la asignatura había constituido una herramienta de crecimiento personal y profesional que les abría nuevos y más vastos horizontes.

Aún así, finalizado el ciclo lectivo, volveremos nuestra mirada autocrítica sobre el camino recorrido, para formularnos nuevas preguntas, reformulaciones y ajustes al servicio de un permanente mejoramiento de la tarea de enseñanza-aprendizaje universitaria, que nos convoca.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Barbosa Daniel Gay. (2006, febrero 18). Enseñanza de la mediación en Abogacía en Argentina. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-mediacion-en-abogacia-en-argentina/
Barbosa, Daniel Gay. "Enseñanza de la mediación en Abogacía en Argentina". GestioPolis. 18 febrero 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-mediacion-en-abogacia-en-argentina/>.
Barbosa, Daniel Gay. "Enseñanza de la mediación en Abogacía en Argentina". GestioPolis. febrero 18, 2006. Consultado el 13 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-mediacion-en-abogacia-en-argentina/.
Barbosa, Daniel Gay. Enseñanza de la mediación en Abogacía en Argentina [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/ensenanza-de-la-mediacion-en-abogacia-en-argentina/> [Citado el 13 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de art_inthecity en Flickr
DACJ