Criptomonedas. El futuro del dinero

  • Finanzas
  • 8 minutos de lectura

Es importante recibir esta exposición abierta a todas las posibilidades, antes de empezar me gustaría hacer esta sugerencia de que reciban este cumulo de ideas con la mente abierta y que nos aventuremos a preguntarnos sobre la factibilidad de esta premisa, de manera objetiva, dejando a un lado la satanización para abrirle paso a la educación.

 ¿QUE SON LAS CRIPTOMONEDAS?

Las criptomonedas son instrumentos financieros tecnológicos, que se han constituido como un posible y sin duda alguna un buen reemplazo de lo que se denomina generalmente como dinero, ya que con estas se pueden realizar operaciones de intercambio de bienes y servicios, para ejecutar la realización de pagos y para depositar la riqueza que se posea. Las criptomonedas surgen como (me gusta llamarlas así) una herramienta que hace apología a la anarquía y a la rebelión, por parte de los programadores de software, ya que estas tienen como intrínseca y principal característica, el hecho de que ningún ente gubernamental o financiero ya sea de carácter público o privado puede generar influencia absoluta sobre este tipo de dinero, es decir, que este no es emitido ni controlado por un establecimiento central, ósea son descentralizadas.

Proviene su nombre del prefijo “Cripto” que hace referencia a términos de codificación y encriptación matemática, que es a través de los sistemas criptograficos se crean, almacenan y transfieren estas. Es bueno entender que las criptomonedas no pueden ser poseídas de manera física, si no que deben ser guardadas en un “Cartera Digital” (Wallet), las cuales poseen sofisticados sistemas de seguridad.

HISTORIA

Hay un precedente interesante que se dio en el año de 1977 con la creación de una plataforma llamada “HashCash” realizada por Adam Back que tenía como funcionalidad la creación de los sistemas POW (Proof-of-work) que se encargaban de reforzar seguridad de la firmas digitales evitando la generación de spam. Aunque los primeros intentos que se dieron de digitaliza el dinero, no vinieron a darse si no hasta 1993 de la mano de David Chaumm con la creación de “Digicash and E-cash” que fueron los primeros sistemas de criptografias para volver anónimas las transacciones de dinero, aunque todavía mantenían la característica de la centralización. En 1997 se crea “E-Gold” que permitía realizar operaciones instantáneas entre los usuarios del oro.

Luego, en 1999 se da creación a la primera gran de red de pagos tipo P2P (Peer-to-peer), que permite la realización de transacciones sin la necesidad de un intermediario y solo era la necesaria la interacción entre los pares, de “persona a persona”. Y el definitivo y más importante momento, es en el año 2009 cuando un pseudónimo llamado Satoshi Nakamoto, publica el primer programa cliente con la red P2P el 3 de Enero y entra en funcionamiento el Bitcoin.

¿COMO FUNCIONAN Y FUNCIONALIDAD DE LA BLOCKCHAIN?

El funcionamiento de las criptomonedas, se da mediante la utilización de “protocolos de comunicación”, que son los formatos definidos para que se comuniquen las entidades que se encuentran en un sistema de comunicación, en términos reducidos, son las reglas de sintaxis, semántica y sincronización, así como también la recuperación y aprendizaje de los errores, entre ordenadores. A diferencia del dinero fiduciario (que es el que utilizamos actualmente), la criptomoneda sólo genera una cantidad de unidades que en su mayoría están previamente definidas, a una velocidad que está limitada por un valor establecido y conocido públicamente con anterioridad, por medio de una red abierta.

A Través de la utilización de algoritmos, que se desarrollan dentro de un esquema de cadenas de bloques “BlockChain”que en este caso sería en “libro de contabilidad” publico de este tipo de divisas, con la combinación de sistemas POW/POS y P2P, que posibilitan las transacciones con el mayor de efectividad posible y sin la intervención de ningún agente.

¿DE DONDE SALEN Y COMO OBTENERLAS?

Las criptomonedas salen en medida absoluta y de manera general de un proceso virtual denominado como “minería”, en teoría y literalmente, es realizar perforaciones en la nube (entiéndase como nube el lugar donde confluye e interactúa toda la información digital) a través de los algoritmos antes mencionados, que mediante sistemas físicos (hardware) decodifican en procesos repetitivos los nodos necesarios y correctos para desbloquear todo el bloque, a este ítem se le conoce como “nonce”. Las criptomonedas son extraídas de manera colectiva siguiendo una distribución de Poisson, en donde al final todas las criptodivisas obtenidas del bloque, son repartidas en base al poder (fuerza bruta) aportada por cada uno de los mineros en relación a la totalidad los nodos. Es decir, que los mineros son recompensados por utilizar los servicios de la red. No obstante, las criptomonedas pueden ser obtenidas mediante plataformas de intercambio, denominados como “exchanges” las cuales ofrecen transacciones para la compra y venta por medio de tarjetas de crédito o sistemas de pagos virtuales como PayPal.

¿IMPLICACIONES E INCIDENCIA EN EL SECTOR FINANCIERO?

Para el sector financiero en términos generales, las criptomonedas representan tanto una amenaza, como un reto y una oportunidad, debido a que dependerá de las perspectivas posibles en las cuales se puedan ir abordando estas innovaciones financieras. Una amenaza, debido a que sin duda alguna el mercado de las criptomonedas ha significado una fuerte oposición al sistema tradicional debido a sus características y objetivos que cada blockchain de las diferentes criptodivisas lleva intrínseca. También, debido a la reciente popularidad y masificación de las criptomonedas, se ha generado en si, un fenómeno que cumple con las características teóricas de una “Burbuja” económica (aunque realmente se desconocen los valores intrínsecos de las criptomonedas), lo cual ha llevado a que muchos capitales tanto golondrinas o no, rediríjan sus fondos del sector financiero a negociar en plataformas virtuales o a empresas de minería, lo que ha significado un golpe importante (y quizás en el futuro sea mayor) a los flujos de dinero y volúmenes de negociación en los mercados financieros, tanto así, que el día de mayor volumen de negociaciones se alcanzó un total de 114.280.000.000 Millones de dólares, el día 13 de Junio del presente año, el cual tuvo 5.249.410.000 millones negociados en ese solo día. Además, en la medida en que las limitaciones técnicas y las complicaciones legales sean superadas, representa una alternativa real a las diferentes monedas emitidas por los bancos centrales del mundo, lo que generaría una reestructuración de todo el sistema y de nuestra forma de vivir.

Un reto, ya que, si realmente el sistema tradicional no quiere resultar derrotado por el dinero digital, deberá ceñirse a las nuevas caracterizas del mercado y encontrar las formas de hacer la innovación uno de los departamentos importantes en las corporaciones, debido a que podrían quedarse rezagados (como les está pasando con las FinTech) en términos tecnológicos. Una oportunidad, a razón de que s podría aprovechar mucho esta nueva tecnología, se podrían generar estrategias donde sean el mismo sector aquellas entidades que se encarguen de administrar y de las operaciones que se realizan a día de hoy con el dinero fiduciario. Esto los obligara a cumplir el reto de la innovación, ademas, reducirían mucho mucho los costos y aumentarían la eficiencia en las transacciones, ya que el dinero seria mas rápido. Todo esto bajo todo una estructura operacional que haga estable las operaciones con las criptomonedas como divisas mundiales.

¿SITUACION LEGAL EN COLOMBIA?

Dentro del marco legal en el país, la Super Intendencia Financiera mediante la circular 29/2014 ha decretado de manera contundente que las criptomonedas no representan un medio de pago y que son instrumentos altamente riesgosos que se prestan para realizar delitos financieros. No obstante, se ha abierto la posibilidad desde el mes de junio, a que, según la DIAN, se pueda empezar a estipular cobros en base a declaración de renta y a dividendos sobre los ejercicios realizados en operaciones con criptomonedas, lo que plantea una clara disyuntiva, ya que de que forma se pueden atribuir gravámenes sobre activos que son considerados como ilegales. Sin embargo, en el país existen plataformas reconocidas y confiables para la compra y venta de criptomonedas (Bitcoin), pero que no están dentro de un marco regulatorio. Es importante también resaltar, que existe una categoría valida al momento de declarar renta para los agentes que se han capitalizado con las criptomonedas, la cual corresponde a la clasificación de “Otras actividades de servicios personales no clasificadas previamente” con código 9609 ante la DIAN.

¿VENTAJAS?

  • Es una unidad de moneda global, con igual valor en todos los lugares del mundo
  • Descentralización de los pagos electrónicos ya que se garantiza la realización segura de pagos y cobros directos entre particulares por vía electrónica.
  • La confianza que ofrece el sistema de la cadena bloques y la dificultad para ser violados los sistemas de seguridad.
  • Las operaciones realizadas son procesadas en cuestión de minutos a horas (dependiendo del trafico en la blockchain) con muy poca o ninguna tasa de comisión.
  • Libertad de pagos, ya que se puede recibir cualquier cantidad de dinero, desde y en cualquier lugar del mundo en cualquier momento.
  • Seguridad para los comerciantes, ya que no compromete información personal, lo que permitiría cubrirse de operaciones de devoluciones fraudulentas y entrar en mercados que los no son permitidos por las entidades financieras debido a los riesgos.
  • Son neutrales y transparentes, debido que toda la información está de manera abierta.

¿LIMITACIONES?

  • Su principal característica representa también una de sus principales desventajas, ya que al ser descentralizada, no posee un esquema de medición y respaldo para el circulante, como lo fueron el patrón oro y el actual Bretton Woods.
  • El anonimato de las transacciones permiten facilitar los procesos en actividades ilícitas. • Volatilidad debido a la consolidación de los mercados.
  • EL grado de aceptación, ya que realmente, las criptomonedas son más rechazadas que aceptadas.
  • Su estado “desarrollo en curso”, es un problema ya que la estructura para la creación de estas, puede variar, generando esta manera confusión y desconfianza.
  • A día de hoy, la mayoría de las criptomonedas no se encuentran al mismo nivel en terminas de velocidad de transacciones que tienen las tarjetas de crédito.

¿PORQUE ES EL DINERO DEL FUTURO?

Debido a la condición que se requiere que el dinero y las transacciones que se dan en las economías sea más rápido, sea más liquido cada vez, que sea más eficiente. Además, la característica de digital no es nueva en los sistemas financieros, ya que, a la actualidad, el dinero fiduciario no son más que fotones de energía viajando por una red practicante infinita de fibra optima, no por nada que las transacciones con dinero en efectivo están paulatinamente cayendo en el desuso. Pero su implementación dependerá de la posible adaptación de esta tecnología a la extensa regulación a la que las monedas comunes están sometidas; la introducción de la regulación en estos tipos de sistemas de las divisas electrónicas, supone pues, entre otras intervenciones:

1) Aportar un esquema seguro de identidades

2) Ocultar los elementos de negocio de de las transacciones a quienes conciernen.

3) Habilitar la cadena de bloques a una posible intervención de la autoridad monetaria.

Pero ante este escenario, al intentar cumplir con la tercera intervención que se especifica, se entraría a violar la principal característica y fundamento de la criptomoneda, que es eliminar el fundamento del consenso común, retrocediendo entonces al ordinario sistema centralizado en la autoridad monetaria. Al final, es importante establecer una “máxima”, que sería la de que el futuro es imparable, es imposible detenerlo, puede que ninguna de las criptomonedas sea usada dentro de 20 años, pero algo si es seguro, que el dinero digital será la base de la próxima generación de sistema monetario, así que a la larga, las criptodivisas son el inevitable devenir, y para que esto no pueda suceder, ha de desconectarse todo el ínter, lo que sería igual al final de la raza humana.

Webgrafia

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Prestan Serrano Carlos Javier. (2017, octubre 20). Criptomonedas. El futuro del dinero. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/criptomonedas-futuro-del-dinero/
Prestan Serrano, Carlos Javier. "Criptomonedas. El futuro del dinero". GestioPolis. 20 octubre 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/criptomonedas-futuro-del-dinero/>.
Prestan Serrano, Carlos Javier. "Criptomonedas. El futuro del dinero". GestioPolis. octubre 20, 2017. Consultado el 20 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/criptomonedas-futuro-del-dinero/.
Prestan Serrano, Carlos Javier. Criptomonedas. El futuro del dinero [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/criptomonedas-futuro-del-dinero/> [Citado el 20 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fdecomite en Flickr
DACJ