Crecimiento Económico y Salario Real en República Dominicana. 1991 – 2017

  • Economía
  • 28 minutos de lectura

En los últimos veinte años la Republica Dominicana, ha sido una de las economías de más alto crecimiento en Latinoamérica, con un crecimiento promedio del PIB en torno al 5,4% anual entre 1992 y 2014.   A pesar de este fenomenal desempeño económico, la pobreza hoy en día es más alta que en el 2000. La pobreza aumentó del 32 por ciento de la población en 2000 a casi 50 por ciento en 2004, tras la crisis financiera y económica de 2003, para descender gradualmente al 41 por ciento en 2013.  Data más reciente indica una reducción al 35.8 por ciento del PIB en 2014.

crecimiento-economico-salario-real-republica-dominicana

Con este análisis histórico de las diferentes variables del ciclo económico que afectan o impactan el crecimiento de la economía nacional y el salario real y nominal, así como el PIB,  se pretende que los maestrantes manejen un pensamiento crítico y analítico en cuanto a los temas básicos de la económica, tanto macro como la microeconómica nacional.  Que se conozca el histórico comportamiento del crecimiento y sus altas  y bajas.  Para este análisis se tomara la base de datos del Banco Central RD, tomando como ano base 1991 hasta el 2017, y se usara el Gretl, como programa para manejar los datos y diseñar los gráficos que nos permitan interpretar y analizar dicha situación de la economía en RD, su crecimiento y el comportamiento del PIB y el Salario Real y Nominal, en el periodo señalado.

Antecedentes

Crecimiento Económico de Republica Dominicana

En la década de los ochentas (80),  se inicia una nueva transición hacia la economía de los servicios que durará hasta 1990. Esta transición inicia como un ajuste macroeconómico ortodoxo para enfrentar la crisis financiera y de divisas. La lógica de esa política, acompañada con el FMI era simple: deprimir la economía hasta encontrar la tasa de crecimiento del PIB compatible con el equilibrio de la balanza de pagos.  Los ejes fundamentales de la política eran la devaluación, la liberalización de la tasa de interés, una reforma fiscal (ampliación base tributaria, impuestos indirectos y reducción del gasto público), flexibilización de los precios de la economía.

En los últimos 25 años, el crecimiento de la producción del país ha sido continuo, con la sola excepción de situaciones coyunturales, entre las que se destaca la crisis bancaria de 2003 y el impacto de factores externos al que no escaparon ningunas de las economías del mundo entre 2008 y 2009

Este crecimiento de la economía de la Republica Dominicana, (RD), se identifica con el crecimiento de la producción agro-minera exportadora y de la manufactura, resultado del inicio del proceso de sustitución de importaciones. Este proceso expresa los cambios que se han ocurrido en el país registrados en las cuentas nacionales.

Los de 1992 al 2000 fueron de crecimiento económico (casi 7%). Este crecimiento estuvo asociado a un ambiente internacional de expansión (el crecimiento de EEUU fue de 3.84%), a la Iniciativa de la Cuenca del Caribe, a las leyes de incentivo del turismo y zonas francas y a la estabilidad macroeconómica después del pacto de Balaguer en 1990

A partir del 1990, el país firmo un acuerdo con el FMI y se compromete a realizar una serie de cambios estructurales que precedieron una aceleración en el ritmo de crecimiento según el PNUD. Con los cambios de corte neo liberal tanto en el sector fiscal y financiero se acentuaron ciertas condiciones en la economía dominicana, entre estos: las diferencia entre los sectores productivos a nivel nacional y en términos regionales, la urbanización de la población dominicana, la apertura de la económica y el crecimiento de la desigualdad a nivel nacional. Los indicadores sociales en resumen eran aun desalentadores previo los avances que emperezaban a evidenciarse en los indicadores.

Según  datos estadísticos del Banco Central de República Dominicana, al cierre del año 2010 el país retomó las sendas de un alto crecimiento, logrando colocarse en un porcentaje cercano al 8% de su PIB.

En el comportamiento positivo del PIB de República Dominicana ha incidido de manera directa sectores de servicios, construcción, comercio, manufactura local y agropecuaria, entre otros.

En el año 2000 el sector de la construcción registró una importante participación en el PIB, que salvo en el período de 2003 a 2008, volvió a retomar su crecimiento. En tanto que en la primera mitad de este año, se comenzó a sentir el crecimiento del sector agropecuario, al alcanzar en ese período una participación porcentual de 8.2% del PIB del país, mientras la industria tenía una participación de 26%, la manufactura local de 20.3%, zonas francas 1.9%, construcción 3.7% y servicios 55.2%.

En 2000 la economía dominicana había crecido un 5.7% de su PIB, registrando una baja a 1.8% al año siguiente, para volver a crecer en 2002 a 5.8%. Sin embargo, producto de la crisis bancaria la economía decreció en 0.3% en 2003 la única ocasión que ha alcanzado un saldo negativo desde el 1991 a la fecha. Aún con los rezagos de la crisis interna el país creció un 1.3% en 2004 para volver a evidenciar un resultado altamente positivo en 2005 con un 9.3%, a pesar de haber iniciado una reforma fiscal. Igual comportamiento se evidenció en los años subsiguientes, ya que en 2006 el PIB del país creció un 10.7%, uno de los más altos de la región de Latinoamérica y del Caribe.

Durante el 2007 la economía creció 8.5%, para luego alcanzar crecimientos menores, pero aún con saldos positivos en 2008 y 2009, de 5.3% y 3.5%, respectivamente, debido a que en ese período fue cuando se rompió “la burbuja hipotecaria” que degeneró en una de las más grandes crisis económicas registradas en el mundo en los últimos 80 años.

El Ciclo Económico en el país, se ha visto influenciado desde los tiempos de la tiranía, donde al parecer, se mantuvo durante muchos años estable, por la capacidad económica del país mantenida por la dictadura. Al pasar a los gobiernos de Joaquín Balaguer, régimen que duro unos 12 años, la estabilidad económica fue más sensible, aunque se mantuvo satisfactoriamente estable, no así sucedió con el Gobierno del Profesor Juan Bosch, mismo que no duro más que 7 meses, por las características socialista de su gobierno, siendo derrocado y sustituido por un gobierno de turno.  Desde aquí en adelante el país, ha venido, con situaciones económicas de endeudamiento, inestabilidad de la prima del dólar y depresión y resección económica, hasta la fecha.

República Dominicana es un país de ingreso medio el cual depende principalmente de la agricultura, el comercio, los servicios, turismo y zona franca. Aunque el sector servicio ha sobrepasado a la agricultura como el principal proveedor de empleos (debido sobre todo al auge y crecimiento del turismo y las zonas francas) la agricultura se mantiene como el sector más importante en términos de consumo doméstico y está en segundo lugar (detrás de la minería) en materia de exportación.

Según el informe nacional del desarrollo humano del programa de naciones unidas para el desarrollo (PNUD) Republica Dominicana 2005, establece que este país se ha insertado en la economía mundial de manera social y políticamente excluyente conociendo tasas de crecimiento económico promedio anual en los últimos años por encima del 5%. Sin embargo, el carácter excluyente del modelo económico que se ha impuesto no ha revertido este crecimiento, por el contrario, este mismo informe señala que Republica Dominicana al año 2002 era el país # 13 (de un total de 177 del mundo) que menos había aprovechado para mejorar el posicionamiento en el índice de desarrollo humano (IDH). Con esto se puede hablar de un fracaso de las elites políticas de los últimos 50 años en conducir a la población a estadios de bienestar y seguridad.

Según el citado informe las externalidades negativas relacionadas con la inseguridad ciudadana, el deterioro medioambiental, especulación inmobiliaria, y sobre todo, la exclusión de la población humana y su valor agregado al contexto de la actividad turísticas, son factores de mediano y largo plazo que » harán insostenible en el tiempo esta actividad».

Salario Real y su Evolución en República Dominicana.

La República Dominicana ha experimentado un crecimiento tanto de la productividad laboral (en sus dos vertientes), como de los salarios reales. Sin embargo, los salarios reales aún tienden a estar por debajo de la productividad, produciéndose una ineficiencia en la asignación de los recursos en el mercado laboral.

En la mayoría de los países el estado asegura un salario mínimo atribuible a los trabajadores no cualificados con el objetivo de mantener las garantías de un determinado nivel de poder adquisitivo que los sitúe por encima del umbral de pobreza. Para el caso dominicano, la evidencia empíricamente constatable muestra la inelasticidad de la demanda de trabajo frente a aumentos de los salarios, por lo que da la percepción de la existencia de una relación diametralmente opuesta entre aumento del desempleo e incremento salarial en la práctica. La inelasticidad en la demanda laboral significa que pese al comportamiento creciente de los salarios, en promedio, es improbable que una empresa deje de expandir la producción y de contratar personal si la demanda de los bienes y servicios que ofrece crece y hay mayores oportunidades de hacer negocios. En los países en vías de desarrollo, como es la condición de República Dominicana, se compite por las inversiones en un mercado mundial. En ese contexto, los modelos de negocio trasladan el coste y el riesgo a los eslabones más bajos de la cadena de producción, los trabajadores, en aras de maximizar el beneficio de los dueños de capital, sobre el argumento de ganar competitividad dejando en función del mercado la estabilización de un precio por el trabajo, que tiende a la baja.  Esta razón justifica la intervención del Estado, a través del Comité Nacional de Salarios, una instancia en la que están representados el sector público, el sector privado y los sindicalistas, organizados a través del Ministerio de Trabajo, que es el encargado de fijar el salario mínimo nacional para los trabajadores de los diferentes sectores que convergen en la vida laboral dominicana.

El costo promedio de la canasta básica familiar, calculada por el Banco Central de República Dominicana, se sitúa en RD$ 29, 014.24 para marzo de 2017. El salario promedio nacional es de RD$19, 699. Para el mismo periodo, se registró que la cesta de gastos básicos en el quintil con mayor incidencia de pobreza monetaria de la población se situó en RD$13 ,220.72. Mientras que el salario mínimo al mes de abril de 2017, oscilaba entre RD$ 7 ,843 y RD$ 12, 873 pesos (ver cuadro I). En su boletín estadístico, publicado en febrero de 2017, la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) señala que el 64.5% de los trabajadores cotizantes a la seguridad social perciben ingresos de RD $15, 000 pesos o menos, lo que equivale a 1, 218, 495 personas. Por consiguiente, se presenta un desequilibrio financiero en sus cuentas, ya que el costo de la vida resulta mayor a los ingresos nominales que perciben.

Aspecto metodológico 

Problemática

La Economía y su análisis han sido delegada a experto  y conocedores profundos del tema, tales como los economistas, sociólogos, investigadores demográficos, politólogos, entre otros, cuando esta debe ser una materia fundamental en todas las áreas del saber.

El Ciclo Económico en el país, se ha visto influenciado desde los tiempos de la tiranía, donde al parecer, se mantuvo durante muchos años estable, por la capacidad económica del país mantenida por la dictadura. Al pasar a los gobiernos de Joaquín Balaguer, régimen que duro unos 12 años, la estabilidad económica fue más sensible, aunque se mantuvo satisfactoriamente estable, no así sucedió con el Gobierno del Profesor Juan Bosch, mismo que no duro más que 7 meses, por las características socialista de su gobierno, siendo derrocado y sustituido por un gobierno de turno.  Desde aquí en adelante el país, ha venido, con situaciones económicas de endeudamiento, inestabilidad de la prima del dólar y depresión y resección económica, hasta la fecha.

Objetivo general

Analizar el comportamiento económico, que nos permita entender el crecimiento y determinar las variaciones del salario real durante el periodo comprendido entre los años  1991 al 2017.

Objetivos específicos

  • Identificar las principales variables que afectaron el crecimiento económico de RD entre los años 1991 al 2017
  • Elaborar tablas y gráficos a partir del Programa Gretl, con esas variables
  • Interpretar las variables que influyen en el salario real  y nominal
  • Interpretar las variaciones del PIB y sus correlaciones económicas
  • Obtener capacidad de análisis de los indicadores económicos que afectan el PIB

 Justificación 

Conocer las principales causas que incluyeron en el crecimiento económico de la RD, y la situación del Salario Real, durante los años  1991 al 2017, nos permitirá interpretar los conceptos de micro y macro-económica y su impacto en el desarrollo económico nacional.  Los ciclos económicos en la Republica Dominicana son muy periódicos debido a diferentes razones, como el aumento del gasto público en periodos de elecciones, ya que esto representa movimientos sustanciales en la economía y es motivado por factores políticos, por esto y otras razones más es pertinente que realicemos esta investigación para mostrar como fluctúan estos acontecimientos en diferentes periodos y que de alguna forma afectan para bien o para mal el crecimiento económico, político y social del país.

Alcance y delimitación (espacial y temporal)

El análisis del crecimiento económico de RD, y el comportamiento del salario real y las demás variables e indicadores que lo componen serán analizados tomando los datos de la base de datos del Banco Central (Sector Real) en el periodo correspondiente a los años  1991 al 2017

Análisis descriptivo

Componentes o Variables más importantes que permiten medir el crecimiento económico, ingresos y salario 

Las economías crecen pero no lo hacen de forma uniforme. El avance del PIB real no es suave. En la práctica la producción agregada unos años crece muy deprisa y otros disminuye o se estanca. Esta alternancia entre periodos de oscilaciones ascendentes y descendentes de la producción, del empleo y de los precios (entre otras variables) es lo que se conoce como ciclos económicos, un fenómeno persistente en todas las economías de mercado y, por ello, una de las principales preocupaciones de la macroeconomía.

El  Producto Interno Bruto (PIB),  mide la producción total de bienes y servicios de un país, por lo que su cálculo es bastante complejo. Tenemos que conocer todos los bienes y servicios finales que ha producido el país y sumarlos, es decir, la producción de manzanas, leche, libros, barcos, máquinas y todos los bienes que se hayan producido en el país hasta los servicios de un taxi, un dentista, un abogado o un profesor entre otros.

Uno de los problemas por lo que es criticado el PIB es porque no mide la distribución de la riqueza dentro de un país ni la diferencia entre países. Pero para eso hay otros indicadores como el índice de gini, el índice de desarrollo humano o el PIB per-cápita entre otros.

Como el tamaño de la producción de un país depende del número de habitantes que tenga, también se utiliza para comparar la riqueza entre países el PIB per-cápita, es decir, el PIB total de un país entre los habitantes de dicho país, para saber cuánto se produce por persona.

Se dice que un país crece económicamente cuando la tasa de variación del PIB aumenta, es decir, el PIB del año calculado es mayor que el del año anterior. La fórmula utilizada para ver el porcentaje es:

Tasa variación PIB =   (PIB año 1  – PIB año 0) – 1 x 100 =  % ¿Cómo se calcula el Producto Interior Bruto (PIB)?

De hecho, el estudio de las fluctuaciones económicas ha tenido un papel histórico relevante en el nacimiento y desarrollo de la macroeconomía como disciplina particular de la economía. Con la crisis mundial de 1870, la primera gran crisis internacional moderna, los primeros analistas económicos (entre ellos Marx y Ludwing von Mises) comenzaron a dedicar su atención a estudiar y pronosticar las posibles causas que estaban detrás de las recesiones económicas, y a especular qué soluciones se podían adoptar para evitar estas reducciones en el crecimiento económico mundial. Sin embargo, fueron los daños causados por la Gran Depresión (1929-1933) los que en realidad estimularon la investigación formal de los economistas sobre los ciclos económicos, con el propósito de comprender y dar solución a la crisis más severa hasta entonces. La macroeconomía moderna nació precisamente en ese momento como una respuesta a la peor recesión de la historia. En la actualidad, las medidas de política económica continúan en su empeño de suavizar los ciclos y, si bien los datos del pasado más reciente demuestran a todas luces que el control de las fluctuaciones no es total, la opinión general es que la influencia del análisis macroeconómico en las decisiones de política ha permitido hacer menos inestables a las economías.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) es un indicador que tiene el objetivo de calcular mensualmente la evolución de la inflación, desarrollado por el Instituto Nacional de Estadísticas de Chile (INE). El IPC se publica la primera semana de cada mes.  IPC recoge la variación que ha tenido cada mes los precios de los bienes y servicios consumidos por los hogares.  Por ejemplo, cuando un conjunto de productos y servicios aumenta de precio, ya no podremos comprarlos con la misma cantidad de dinero. El poder adquisitivo del dinero se pierde con la inflación y la inflación se refleja mediante el IPC.

La metodología es la siguiente: hacer encuestas mensuales en todo tipo de negocios, sobre el precio de un grupo de artículos, llamado “canasta”. Donde se incluyen todos los artículos que una familia promedio consume en el mes.    Después a estos artículos se le asigna una ponderación, por tanto, dependiendo del artículo su variación del precio influye más o menos en el resultado final del indicador. Los productos que tienen la mayor ponderación son: Arriendo, Automóvil Nuevo, Servicio de enseñanza universitaria, Gasolina, Electricidad, Servicio doméstico, Gasto financiero, Servicio de pack de telecomunicaciones, pan, almuerzo y cenas consumidos fuera del hogar. Y para finalizar, se suman los valores mensuales del IPC  y se determina el valor anual de la inflación. Y como hemos comentado este indicador es muy importante para planificar sus actividades, pagar sueldos y otras operaciones.

Es un número que resume las variaciones de los precios de una canasta de bienes, la cual se supone que es representativa del consumo de una familia promedio. El índice es un promedio ponderado de los precios de todos los bienes que componen la canasta.

Ingreso Real 

El ingreso real se ajusta por inflación. Se pone en contraste con el ingreso nominal, que no tiene los efectos de la inflación. El ingreso real se basa en los bienes o servicios, como la leche o el pan tangibles, que el dinero puede comprar. En los cálculos macroeconómicos, a menudo es el método preferido para medir los cambios en los ingresos a través del tiempo o entre diferentes países.  El ingreso real es el método preferido para medir los ingresos en una variedad de circunstancias diferentes. Podría ser útil al evaluar el potencial de futuro plantea en un trabajo. Si un empleador prometió un aumento del 2% en el salario de cada año, pero la tasa de inflación se mantuvo en el 3%, no sería un muy buen negocio. Esto significaría que uno de los ingresos reales en realidad reducirá en un 1% cada año, en lugar de subir en absoluto. El empleado podría comprar menos bienes del mundo real cada año en esta situación.

En términos económicos, el salario real muestra «realmente» si el poder adquisitivo del trabajador se ha visto afectado por la inflación, es decir, una subida de precios

Ingreso Nominal

Ingreso nominal es el ingreso declarado sin ningún ajuste por inflación, la deflación, y otros factores económicos. Se afirma en las unidades monetarias de un año determinado. Lo opuesto es el ingreso real, el ingreso ajustado para tener en cuenta la inflación. Cuando se hacen declaraciones sobre la renta y de los precios, es importante para determinar si se están dando en los valores nominales o reales. Comúnmente, afirmaciones como «ajustado a la inflación» se utilizan para proporcionar a las personas con el contexto de la información que están revisando.

Para entender bien la diferencia entre uno y otro primero debemos definir cada cual. Salario nominal es la cantidad de dinero que recibe un asalariado como remuneración por su trabajo, salario real es el salario nominal en relación a los precios.

La diferencia más importante entre ellos, y por la cual se estudia el salario real, es que el salario nominal de un trabajador puede aumentar sin que se incremente su bienestar, es decir, que los precios de los bienes y servicios pueden subir más o en la misma proporción que los salarios nominales. Por ello, es el salario real el que proporciona de forma efectiva lo que realmente alcanza a adquirir el trabajador con su nómina.

PIB Corriente

El PIB nominal es el valor, a precios de mercado, de la producción de bienes y servicios finales producidos en un país durante un determinado periodo de tiempo, que suele ser un año, mientras que el PIB real es el valor de dicha producción a precios constante.

Índice Ingreso Real 

Es  aquel que mantiene su Valor o Poder Adquisitivo a través del Tiempo. Este último se obtiene dividiendo el Ingreso Nominal por un Índice de Precios.

El PIB nominal 

Expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final de un país o de una región durante un período determinado de tiempo (normalmente un año) con el nivel de precios existente en cada momento. Es por esta razón por la que se utiliza la expresión PIB a precios corrientes.

Volatilidad. 

Una medida de la calidad y la sostenibilidad del crecimiento es la volatilidad del crecimiento. Mide las fluctuaciones del crecimiento

Las fuentes que generan crecimiento económico son: 

Capital,  trabajo y productividad. Mientras en las décadas anteriores, las fuentes que lideraron el impulso al crecimiento fueron el trabajo (60s y 80s) y el capital (los 70s), en la década de los 90s el impulso expansivo tuvo como fuente principal el crecimiento de la productividad.

Otra tendencia relevante: las reformas promueven el crecimiento. Los períodos de mayor crecimiento del producto (y, similarmente, de productividad) suelen coincidir con períodos de reformas en el entorno institucional.

La descomposición sectorial del PIB muestra las transformaciones significativas registradas en el aparato productivo dominicano las últimas décadas: i) Reducción hasta la mitad (0.5) del peso de la producción primaria, fundamentalmente la Agropecuaria; ii) el sector industrial, con sus altas y bajas, conservó su peso, multiplicando por 1.1 veces la incidencia que tenía en el PIB de 1970, gracias al aumento excepcional de la incidencia del sector Zonas Francas; y iii) el sector Servicios aumentó su peso en el PIB, multiplicando por 1.2 el que tenía en 1970; los grandes ganadores en incidencia dentro de Servicios fueron Comunicaciones (19.2) y turismo (16.6).

Los sectores que hasta ahora han liderado el crecimiento económico del país tendieron a conservar liderazgo en crecimiento turismo, comunicaciones y construcción; zonas francas perdió impulso en los desempeños más recientes.

El análisis del PIB por el lado de la demanda se ponen de relieve los siguientes elementos: i) Un cambio estructural: actualmente, la economía es el doble de abierta que la del inicio de la década de los 70s, lo que implica un cambio rotundo en la cultura, empresarial, es decir, en la conceptualización, desarrollo y liderazgo en la gestión empresarial; la actual es una economía más expuesta a la competencia interna y externa; ii) el consumo privado sigue siendo el gran motorizador del crecimiento en relación al consumo público: explica alrededor del 90% del consumo total; y iii) la cada vez mayor incidencia de la inversión privada en el coeficiente de inversión, lo que remarca el peso de las decisiones privadas en el comportamiento de la economía y de su crecimiento. Tabla no. 2

El ahorro doméstico se ha expandido de manera apreciable pasando de representar aproximadamente el 15% del PIB en los años setenta a más de un 25% en los noventa – Este ahorro fue soportado por el importante flujo de remesas que se incrementó de 300 millones de dólares por año a principios de los noventa a cerca de 3 mil millones de dólares actualmente. • El ahorro externo ha sido sustancial, representando entre 5% y 10% del PIB

Un cambio que afecta es la expresión más clara de las transformaciones estructurales del país se aprecia en el cambio radical operado en la naturaleza de las exportaciones dominicanas. Pasamos de ser un país exportador de agricultura tropical a un exportador neto de manufactura de baja intensidad

Periodización del crecimiento económico del país • El periodo que viene de 1950 a 1980 es un periodo sustentado por las exportaciones del sector agropecuario combinado con un esquema industrial caracterizado por la sustitución de importaciones • Entre 1978 y 1989 este modelo entra en crisis • A partir de 1990 se desarrolla un nuevo modelo influenciado por los postulados del Consenso de Washington, convirtiéndose los sectores de servicios en el eje fundamental del crecimiento del país

Dinamización de la economía algunos factores

– La aprobación y entrada en operación del DR-CAFTA presenta la oportunidad del siglo para mejorar los aspectos de institucionalidad y gobernabilidad que han sido fuente de críticas por organismos internacionales. La aceptación de este tratado obliga a ceñirse a un marco legal de operaciones internacional y común para todos los países que participan en él. – Economía que ha demostrado ser dinámica, con buena capacidad de transformación según las necesidades y con gran vinculación con la economía mundial; pasando de ser una economía monoproductiva primaria a una con alta ponderación de los servicios y líder en atracción de IED en la región

Qué hacer para no depender tanto de la potencias

La economía dominicana está altamente integrada al mercado estadounidense, tanto en lo comercial como en lo financiero. El impacto del crecimiento-USA hacia la economía dominicana se transmite, en mayor medida, a través del comercio (principalmente Zonas Francas y Turismo) y las remesas.

El impacto-crecimiento de la economía-USA en la economía dominicana es el doble que el impacto promedio sobre la región América Latina.

Los aspectos negativos asociados con la volatilidad del crecimiento en República Dominicana

  • Desempleos y subempleos
  • Caídas de los salarios reales: toda las caídas en el crecimiento han traído consigo reducciones importantes en los salarios reales
  • Incremento de la pobreza y la desigualdad: la reciente crisis económica produjo un incremento notable del nivel de pobreza y no ha habido progresos en reducción de la desigualdad social • Incidencia negativa en el gasto público social, que se comporta pro-cíclicamente: los periodos de caída brusca del crecimiento se asocian con reducciones importantes en el gasto social

De los sectores más dinámicos – El turismo que se ha desarrollado hasta ahora se ha especializado en servicios de bajo costo y su naturaleza es característica de enclave. – Las zonas francas no han logrado desarrollar el encadenamiento productivo con el resto del aparato productivo

Con todo y que la economía ha mostrado un ritmo de crecimiento ejemplar, eso no se ha traducido en prosperidad en la misma proporción. El país ha mejorado los indicadores sociales e institucionales pero no en consonancia con el nivel de riqueza por habitante. República Dominicana, a pesar de tener un PIB igual que el de Panamá y Colombia, tiene en cambio un IDH más bajo. Además, es notorio que el impacto del crecimiento sobre el IDH ha sido más bajo en República Dominicana que en cualquier otro país

Si algo debemos aprender del periodo 1950-2005 es que el desarrollo entraña cambios de estructura y del entorno general a los que es necesario que la sociedad se adapte, previendo en lo posible sus perfiles principales y fortaleciendo la capacidad de adaptación, cambio y construcción institucional

Hemos aprendido que el crecimiento económico está asociado a políticas estructurales  Varios estudios demuestran que las siguientes políticas estructurales han sido determinantes en el crecimiento dominicano:

  • Educación: el crecimiento de los 60s y los 70s estuvo asociado a la expansión de la educación secundaria, como también a ocurrió en estos cuatro años, con la asignación de un mayor porcentaje al sector educación.
  • Profundidad financiera: medido como el crédito al sector privado sobre el PIB, ha sido importante en el proceso de crecimiento.
  • Apertura comercial: el comercio con el exterior ha sido una fuente de crecimiento importancia que explica buena parte del crecimiento post 1985
  • Baja calidad de la gestión pública: medida en función de los obstáculos al desarrollo de las actividades productivas. Ha tenido impacto negativo sobre el crecimiento
  • Disponibilidad de servicios públicos e infraestructura: el desarrollo de la infraestructura contribuyo al desempeño económico post 1985
  • Buen gobierno (Gobernanza): la expresión más concreta de las implicaciones de las debilidades institucionales para el crecimiento económico lo tenemos en la crisis bancaria de 2003

Y que para reducir la volatilidad se necesita Bancos centrales independientes y con metas de inflación Reglas fiscales claras y austeras Flexibilidad cambiaria Estricta regulación bancaria Prudencia en el endeudamiento de corto plazo y en moneda extranjera

¿Dónde nos encontramos al día de hoy?

Una de las clasificaciones de países habitualmente más utilizadas es la que proporciona el Banco Mundial que los clasifica por su nivel de PIB per cápita en países de renta baja, media y alta.

  • Los países que tienen PIB per cápita por debajo de 766 dólares (2003) son considerados de renta baja
  • Países de ingresos medio-bajo: con renta per cápita entre 766 y 3,035 dólares
  • Países de ingresos medio-alto: con renta per cápita entre 3,035 y 9,385 dólares
  • Los países que tienen PIB per cápita por encima de 9,385 dólares son considerados de renta alta

En atención a esta clasificación, la República Dominicana es un país de renta media, ubicado ya en la parte más baja de los de ingresos medio-alto. Para 2005, el PIB per cápita era de 3,248 dólares.

Base de Datos del Banco Central

AÑOSPIB Corriente (Percápita en RD$)INGRESO

NOMINAL

(IN)

INDICE DE PRECIO

AL CONSUMIDOR

(IPC)

INGRESO REALINDICE

INGRESO

REAL

 (IR-1991-2017)

INDICE PIB (1991-2017)PIB Percapita Real y

Indice del PIB percapita real.

199117,060.652,12216.9012,558.99100.00%100.00%1009.70536100.0%
199219,671.072,48117.6214,086.07112.16%115.30%1116.64084110.6%
199321,770.862,62018.5414,132.95100.33%127.61%1174.18773116.3%
199424,179.293,70020.0718,432.10130.42%141.73%1204.57643119.3%
199527,555.463,93522.5917,421.4494.52%161.51%1219.85218120.8%
199629,789.483,84123.8116,134.0592.61%174.61%1251.19446123.9%
199734,945.234,35725.7816,898.51104.74%204.83%1355.29653134.2%
199839,088.854,83827.0317,896.76105.91%229.12%1446.11917143.2%
199942,354.375,31428.7818,465.23103.18%248.26%1471.69829145.8%
200046,834.045,47831.0017,668.9895.69%274.51%1510.66832149.6%
200150,196.085,54333.7616,422.1992.94%294.22%1487.02072147.3%
200255,338.135,66235.5215,939.7297.06%324.36%1557.97124154.3%
200371,881.656,75145.2714,913.4093.56%421.33%1587.86706157.3%
2004105,669.677,52768.5710,978.4573.61%619.38%1541.15404152.6%
2005120,810.399,22371.4412,909.88117.59%708.12%1691.1149167.5%
2006139,051.489,72276.8512,650.9997.99%815.04%1809.43065179.2%
2007158,971.8010,18681.5712,488.0698.71%931.80%1948.9143193.0%
2008179,064.0011,25090.2512,465.6099.82%1049.57%1984.04095196.5%
2009185,076.0112,26291.5513,393.13107.44%1084.81%2021.50123200.2%
2010209,229.1212,92997.3513,280.6499.16%1226.38%2149.2676212.9%
2011230,707.9213,456105.5812,745.2395.97%1352.28%2185.14794216.4%
2012246,464.7614,030109.4912,814.16100.54%1444.64%2251.02532222.9%
2013267,741.9914,279114.7712,441.3597.09%1569.35%2332.85693231.0%
2014291,145.0314,922118.2212,622.09101.45%1706.53%2462.7392243.9%
2015310,578.7315,997119.2113,419.24106.32%1820.44%2605.3077258.0%
2016330,859.0017,382121.1314,350.26106.94%1939.31%2731.45605270.5%
2017355,303.9717,073125.1013,647.5295.10%2082.59%2840.1596281.3%

Fuente: Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas, Encuesta Nacional Continua de 

Fuerza de Trabajo (ENCFT), Banco Central de la República Dominicana, Noviembre 2018. Complementación propia para el ano 2017

Calculo anualizado del ingreso promedio por horas trabajadas y promedio de las horas  trabajadas, trimestrales del año 2017. 

TrimestreIngreso Promedio x Hora TrabajadaHora Trabajada x Semana
Enero-Marzo 2017 91.141.4
Abril-Junio 2017 98.140.9
Julio-Septiembre 2017 99.140.5
Octubre-Diciembre 2017 99.341.1
Promedio96.9 40.98

Fuente: Fuente: Encuesta Nacional Continua de Fuerza de Trabajo (ENCFT),

Banco Central de la República Dominicana, Noviembre 2018. Calculo propio

Análisis de resultados 

Para tener una base para este análisis buscamos en los antecedentes el siguiente comportamiento de la economía nacional y las variables o actividades que más contribuyeron al crecimiento en RD, en el periodo señalado,  conforme a lo expuesto, fueron Zonas Francas (10.9%), Construcción (9.3%), Comercio (8.2%), Transporte (7.9%), Salud (7.5%), Manufactura Local (6.9%), Hoteles, Bares y Restaurantes (6.9%), Comunicaciones (6.3%), Agropecuario (6.1%) y Energía y Agua (6.0%).

En tanto que la década de los noventa, la economía dominicana disfrutó de un importante nivel de crecimiento.  La tasa promedio anual de crecimiento durante esa década fue de 6.1%. En la segunda mitad de la década, la economía dominicana se convirtió en la economía de mayor crecimiento en América Latina, lográndose un crecimiento promedio anual de 7.7%. Esto ocurrió a pesar de la ocurrencia de varios choques externos, tales como el incremento de los precios del petróleo en 1996, la crisis asiática en 1997, la crisis rusa y el huracán Georges en 1998, la crisis brasileña en 1999, los incrementos de precios y la devaluación del dólar en el 2000.  Sin embargo, la desaceleración económica en los Estados Unidos, agravada por los ataques terroristas del 11 de septiembre, así como un paquete de políticas económicas recesivos condujeron a una atenuación del crecimiento económico en el 2001, pasando la economía a crecer a 2.7%.

Análisis de los Resultados de la Base de Datos del Banco Central. Periodo 1991-2017.

Claramente en los gráficos que construimos a partir de la base de datos del Banco Central, para el periodo señalado, se puede apreciar que se mantiene la desigualdad económica, y la tendencia es hacia el crecimiento económico, esto se demuestra claramente al observar la  evolución del PIB, lo que nos dice que tiene una tendencia futura a seguir aumentando, se evidencia dicho comportamiento evolutivo de los valores nominal que tiene el PIB nominal, también podemos ver las  fluctuaciones que experimenta el PIB.

El ingreso real mantuvo un crecimiento constante desde los inicio de los ochenta hasta entrada la década de los noventa, específicamente hasta el 1995, que fue su mayor crecimiento, y cayendo drásticamente a partir del 1996 hasta los inicio del dos mil, donde crece casi igual que la década anterior. Para deprimirse en ritmo de caída hasta llegar al año final de este estudio 2017, donde el Salario es el factor número uno del desequilibrio de la microeconomía nacional, donde la disparidad es tan grande que no es posible humana mente medir esta desigualdad.  Como se pudo verificar en las clases, la brecha es tan grande, y esos beneficios no se manifiestan en el bienestar social general, y menos de un 10% de la población nacional, se está quedando con esas ganancias.

El ingreso real versus el nominal desde la década de los ochenta hasta entrada los años 2000 se mantuvo la distancia que lo separa (brecha) de manera aumentada, siguiendo ambos una tendencia al crecimiento hasta llegar al año 2015, donde se experimentó una caída exponencial y un encuentro sorprendente para el 2010, producto de los ajustes económicos y de la estabilidad de la macroeconomía internacional que afectaron el país.

El ingreso real versus el Índice del PIB, desde la década de los ochenta hasta entrada del año 2000,  se mantuvo la brecha que lo separa de manera aumentada, siguiendo ambos una tendencia al crecimiento hasta llegar al año 2015, donde se experimentó una caída exponencial y una coincidencia sorprendente para el 2010, producto de los ajustes económicos y de la estabilidad de la macroeconomía que también favoreció país, sin embargo el Índice del PIB, sigue su crecimiento positivo en el 2015 a diferencia del Salario Real, que quiebra bruscamente hasta la caída total, hasta la fecha, donde el país registra unos de los salarios más bajos y deprimido de la región y Latinoamérica.

Todas las demás variables mantienen un crecimiento exponencial, favorable al crecimiento, exceptuando el Índice Real, que durante los noventa tuvo una recaída, se recuperó, y vuelve en el 2002 e inicio del 2015.

Conclusiones 

En sentido general el crecimiento económico de la RD, ha sido muy marcado por las variaciones macroeconómica, sobre todo desde las decantadas de los noventa hasta la actual, en este sentido, creo que la dependencia de la influencia externa nos condiciona y afecta que podamos ser un país más libre financieramente hablando, si no se toman, estrategias más firmes hacia lo que es el desarrollo de la estructura industrial y productiva del país, esta condición se mantendrá.  Sobre todo para el  desarrollo y sostenibilidad de los recursos humanos y naturales con que contamos.

La dinámica de la economía había cambiado en la década del noventa. Los ingresos de divisas (exportaciones no tradicionales y servicios) eran apropiadas por los grupos privados creando una dinámica de concentración del ingreso y poder que captura al Estado, debilitando aún más la deficiente institucionalidad. Ello influye en la estructura del gasto público y en el régimen impositivo, lo cual afecta la competitividad sistémica del país.  Esta dinámica conduce a mayor concentración del ingreso, a un ajuste en el salario real (individual y social) a la baja, a una reducida elasticidad producto del desempleo y la pobreza.   Además, contribuye a fortalecer la “paradoja del progreso” donde el desarrollo del país se mide por las cosas y no por la calidad de vida de la gente, convirtiendo al clientelismo político en el mecanismo de inclusión social.  Esta última variable mantiene al pueblo dominicana, en un letargo continuo cada cuatro años, presos de las dadivas de los partidos.

Lamentablemente el desarrollo económico, aunque ha tenido muchos cambios, así como altas y bajas, sigue siendo un factor preocupante para el país, puesto que a nivel político, social y productivo estamos fallando, no existe un balance y por tanto la economía continúa recayendo. Inevitablemente se requiere más prudencia en el manejo de las finanzas privadas y públicas y simultáneamente se necesita de la participación del sector privado para la reactivación de la economía.

El PIB per cápita es un muy buen indicador del nivel de vida y en el caso de República Dominicana, en el 2017, fue de  $RD 57,0603 con lo que ocupa el puesto 87 de la tabla, así pues sus ciudadanos tienen, según este parámetro, un nivel de vida muy bajo en relación al resto de los 196 países del ranking de PIB per cápita.  Este factor debe tomarse para mejorar la desigualdades económica, que marcan la estructura social del país, y si no se hace lo ante posible y de manera continua, que se vean reflejados los beneficios en la microeconómica, puede llevar al país, a una inestabilidad peor.

En conclusión, hemos aprendido que sin estabilidad macroeconómica no hay crecimiento que se sostenga, por lo que debemos implementar a partir de ahora, estrategias que nos hagan más independientes de la macroeconomía.

Bibliografía 

Lic. Serafino P     MSc. Sociólogo y politólogo. Docente Esc. Sociología, Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Castillo Vicioso Carlos Ariel. (2019, febrero 13). Crecimiento Económico y Salario Real en República Dominicana. 1991 – 2017. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/crecimiento-economico-y-salario-real-en-republica-dominicana-1991-2017/
Castillo Vicioso, Carlos Ariel. "Crecimiento Económico y Salario Real en República Dominicana. 1991 – 2017". GestioPolis. 13 febrero 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/crecimiento-economico-y-salario-real-en-republica-dominicana-1991-2017/>.
Castillo Vicioso, Carlos Ariel. "Crecimiento Económico y Salario Real en República Dominicana. 1991 – 2017". GestioPolis. febrero 13, 2019. Consultado el 18 de Septiembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/crecimiento-economico-y-salario-real-en-republica-dominicana-1991-2017/.
Castillo Vicioso, Carlos Ariel. Crecimiento Económico y Salario Real en República Dominicana. 1991 – 2017 [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/crecimiento-economico-y-salario-real-en-republica-dominicana-1991-2017/> [Citado el 18 de Septiembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de daquellamanera en Flickr