Costos de producción y mano de obra

El propósito fundamental de la contabilidad de costos es el de proporcionar a la gerencia la información financiera que se genera en el ente económico. Es imposible para un comerciante ser prospero si desconoce la contabilidad de su empresa

La contabilidad no está solo en la recolección de los datos que se dan después de una actividad. También debe estar presente en la plantación estratégica de los gastos que se van a hacer para no perder el control de la empresa.

Una de las divisiones mas interesantes de la contabilidad es la llamada Contabilidad de Costos. Esta proporciona una medición de los insumos de todo tipo que se necesitan para producir el bien o servicio al que se dedica la empresa y además también nos informa de cuanto se necesita para seguir funcionando.

Ahora bien, si consideramos que una empresa tiene una finalidad lucrativa, es decir, que quiere ganar un excedente económico después de cumplir con su cometido. Es lógico suponer que todo su funcionamiento debe estar respaldado por un presupuesto para gastos, el cual es a su vez fruto de las ganancias que se obtienen de la actividad económica. En pocas palabras, todos los gastos y costos en que incurra la empresa deben considerarse para la formación del precio de los bienes que esta fabrique ó de los servicios que preste.

El comentario anterior es para aclarar que los costos de producción no solo se circunscriben a las materias primas, como erróneamente piensan algunos empresarios, sino que incluyen diversos tipos de elementos para llegar al Costo Total.

Si bien es cierto que los componentes del costo total son: mano de obra, materias primas, gastos generales, gastos de administración, depreciación de maquinaria y herramientas, en esta oportunidad hablaremos del primero.

Mano de obra: Cuando hablamos de los costos de la mano de obra nos referimos a todos los pagos en que incurre la empresa por la totalidad de sus empleados. Además no solo nos referimos a los pagos mensuales netos al trabajador sino a aquellos que conforman la carga prestacional que ordena la ley.

Para empezar haga un listado completo de todas las operaciones que en su empresa se realizan para la elaboración de sus productos y cuanto tiempo se demora en cada uno de esos pasos, esto ordenará su tiempo y le ayudara a disponer mejor de su recurso.

Para ayudarse mejor, elabore el cuadro de operaciones en el que consten además de los datos anteriores, el nombre del producto y el número de unidades al que se refiere. Ordene alfabéticamente la lista de las operaciones y destine un espacio para las horas gastadas para hacer dicha operación, ahora puede calcular mejor cuanto es el valor unitario de la hora y finalmente el costo de la mano de obra gastada.

Para estimar el tiempo que se demora cada operación remítase a la observación de un operario promedio, pero recuerde que el sigue siendo un hombre y no una máquina. También puede medir el número de productos hechos en un periodo de tiempo determinado, todo depende de cómo le convenga más .

Ahora bien, ¿como hacer para saber el costo unitario de la hora de mano de obra?. Lo primero es saber cual es el costo mensual promedio por trabajador. Esto depende de los pagos adicionales que usted haga al sueldo de sus trabajadores (Para una información mas detallada de los porcentajes correspondientes remítase a una oficina del Ministerio de Trabajo de su país.).

Tenga siempre presente que el sueldo mensual siempre esta incrementado en algún porcentaje, y que este nuevo resultado es el precio que debe utilizar para calcular el valor de la hora de ese operario.

Ya que sabemos cuanto gana el operario mensualmente es mas fácil calcular el valor horario dividiendo por el número días semanales y de horas diarias de trabajo que se estipulan en la ley de su país, o por el contrario por el número de horas que labora su empleado.

Si bien hasta aquí todo parece muy sencillo, la realidad es que en el caso de la microempresa el dueño también trabaja en ella, pero al mismo tiempo cumple labores de administración. En este caso la solución esta en dividir el tiempo del propietario en dos partes: el que dedica al trabajo de producción y el que dedica a la administración del negocio. Luego establezca el valor de la hora de su trabajo. Esto último se logra haciendo la cuenta de cuantas horas trabaja a la semana y luego al mes.

Ahora verá como le sirve la contabilidad; como usted es un ejecutivo ordenado ha registrado todos sus gastos personales. Si divide el total de sus gastos personales en el mes, por el número de horas que trabaja mensualmente y dá lo que le cuesta usted a su empresa por hora.

Fíjese que entre más gastos tenga, más caro le resultará a la empresa y esto elevará el costo del producto. Por otro lado entre más horas trabaje el propietario, menos le costara a la empresa.

Le recomendamos ponerle limites a sus gastos o mejor, fíjese un sueldo como otro de sus trabajadores, esto le ordenará sus gastos y estará más tranquilo para desarrollar su empresa.

No se desanime; esta serie de cálculos solo deberá hacerla una vez. Con estos datos podrá completar el cuadro de operaciones y con este podrá fijar mejor sus precios.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Guerrero Marín Manuel Andrés. (2001, noviembre 11). Costos de producción y mano de obra. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/costos-produccion-mano-obra/
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "Costos de producción y mano de obra". GestioPolis. 11 noviembre 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/costos-produccion-mano-obra/>.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. "Costos de producción y mano de obra". GestioPolis. noviembre 11, 2001. Consultado el 20 de Octubre de 2017. https://www.gestiopolis.com/costos-produccion-mano-obra/.
Guerrero Marín, Manuel Andrés. Costos de producción y mano de obra [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/costos-produccion-mano-obra/> [Citado el 20 de Octubre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de lrargerich en Flickr