La consultoría en el sector de la franquicia

El mundo de la Consultoría en España está siendo un sector atractivo para las nuevas generaciones de universitarios, lo vengo comprobando desde hace más de dos décadas en mis frecuentes seminarios y conferencias por más de una veintena de universidades españolas, en las que “achucho” bastante a los inmediatos cotizadores a la Seguridad Social para que se busquen la vida de manera valiente por el campo del autoempleo. O sea el self-service de la ocupación laboral.

“Búscate la vida” es el viejo lema de mis intervenciones, junto a mi mascota de presentación, que es un cachorrito de guepardo, muy guapo por cierto, con ganas de saltar a la selva y ganarse el propio sustento. Yo, me hice consultor independiente ya algo maduro, pero es la juventud la que más debe arriesgar en este terreno para el que hay muchas posibilidades y, como yo les suelo decir en mis seminarios de “Motivación Empresarial”, hay aún muchos “tesoros” por descubrir, pues el mercado nunca se acaba, siempre aumenta y siempre cambia. Hay que comerse el coco cada día, observar y mejorar, como escalón base para un autoempleo estable. Por ahí también tira el mundo de la Franquicia o, mejor dicho, el de los “Franquiciados”, que también son emprendedores. La Franquicia en un sector con el que tuve el placer de encontrarme a principios de la anterior década. Para mí era un gran desconocido, y cuya expansión nos llegó a España con algo de retraso respecto al resto de Europa. No podíamos sustraernos a la moda que suponía la filosofía de creación de empresas y negocios por este método, tanto en la vertiente de empresas consolidadas que encontraban en la Franquicia un método rápido de expansión (Franquiciadores), como en la otra vertiente de los nuevos empresarios (Franquiciados), que encontraban en el concepto un fácil acercamiento a diferentes tipos de negocio, ya experimentados y contrastados, cosa que en teoría así debiera de ser, aunque no siempre, desgraciadamente.

En esta explosión sectorial que en España comenzó en la década de los 90, surgió –como pasa siempre– una pléyade de oportunistas que, basándose en la filosofía de la rápida expansión a cualquier precio, comenzaron a desarrollar marquismo barato y a descubrir los encantos de negocios maravillosos, atractivos de aspecto y vestidos de mil colores pero con una negrura interna peligrosa. Y en este universo de nuevos negocios, surge de entre sus sombras la figura luminosa del Consultor de Franquicia, que proveniente del sector profesional de la Consultoría de Management, aplicó a sus empresas-cliente la metodología organizativa de Franquicia, concepto que supone una respuesta del pequeño comercio local, débil y solitario casi siempre, hacia una economía de escala para poder dar cara a la brutal competencia de los grandes monstruos de la distribución. Por razones de ética y siguiendo la deontología profesional, un Consultor de Empresa no puede nunca mezclar sus actividades de aplicación de método y de consejo con otras actividades ejecutivas de la empresa cliente. Los Consultores de Management nos hemos venido ganando la vida por una virtud básica de nuestra profesión: la objetividad en el consejo, que implica objetividad en el análisis, objetividad en el más amplio sentido de la palabra, sin influencias externas o internas que coarten nuestra independencia profesional. Es lo que nuestro empresario-cliente siempre desea, agradece y paga, para que tengamos ese papel “staff” en su organización, nunca en línea jerárquica, por tanto aconsejando pero nunca ejecutando.

Los Consultores del sector de la Franquicia –yo he tenido contacto y relación directa con las más conocidas y renombradas consultoras del sector— toman responsabilidades de expansión de mercado que serían inherentes a los ejecutivos de sus empresas-cliente. Y por ello, ofrecen candidaturas de nuevos Franquiciados al Franquiciador, por lo que perciben cantidades millonarias –un alto porcentaje sobre el canon de entrada en la red, que el Franquiciado normalmente paga a la enseña– entrometiéndose en un campo de subjetividad muy peligroso para los candidatos que presentan. Los Franquiciadores principiantes en el sector siempre son elementos de cautela para nuevos Franquiciados. La falta de experiencia y recursos del Franquiciador, unido a veces a un desaforado afán de crecimiento, hace llevar a muchos Franquiciados de buena fe a una ruina inmediata. De las mil enseñas aproximadas que aparecen en las Guías de Franquicia que algunos de los más renombrados Consultores editan, solo una tercera parte puede ser fiable. Muchos publican enseñas inviables, pero que han pagado el peaje de la publicidad de las publicaciones de la entidad consultora, bien en la citada Guía, en su propia revista, o en su página Web. De vergüenza. La Asociación Española para la Defensa del Franquiciado (AEDEF) surgió en su día como respuesta necesaria a la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), la cual contempla con pasividad, diríamos que hasta con cierta complacencia, la viciada y doble personalidad de la casi íntegra mayoría de empresas consultoras del sector. Aviso para navegantes (futuros o potenciales franquiciados): no se fíen de las recomendaciones de muchos Consultores acerca de tomar esta o aquella Franquicia; válganse por Uds. mismos, acérquense a las Cámaras de Comercio u otros organismos fiables, infórmense adecuada y puntualmente de sus marcas o enseñas candidatas, cerciórense de su experiencia sectorial, consulten con los otros Franquiciados ya establecidos en el mercado, porque el Consultor de Franquicia (que así se viste pero que no es tal, realmente, sino reconvertido a vendedor a porcentaje de su marca-cliente) no le dirá, posiblemente, cual es la marca o enseña franquiciadora que más le convenga a sus deseos y bolsillo, sino la conveniente para el bolsillo de él. Creo que cualquier futuro franquiciado ya me entiende. Esperemos que algún día esto cambie.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Laespada Julio I.. (2011, marzo 2). La consultoría en el sector de la franquicia. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/consultoria-sector-franquicia/
Laespada, Julio I.. "La consultoría en el sector de la franquicia". GestioPolis. 2 marzo 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/consultoria-sector-franquicia/>.
Laespada, Julio I.. "La consultoría en el sector de la franquicia". GestioPolis. marzo 2, 2011. Consultado el 19 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/consultoria-sector-franquicia/.
Laespada, Julio I.. La consultoría en el sector de la franquicia [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/consultoria-sector-franquicia/> [Citado el 19 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de javajoba en Flickr
DACJ