Componentes del crédito y préstamos

El crédito es una fuente de financiación que utiliza la empresa para realizar su actividad económica, pero ¿cuanto cuesta obtenerlo? es necesario por ello saber que es y cómo utilizarlo.

Pedir prestado es a veces muy fácil, pero en ocasiones es muy difícil pagar, ya sea por motivación o por fuerzas externas que no permiten hacerlo, en este orden de ideas es inherente al tema financiero el formular los conceptos que rigen esta forma de financiación.

El Crédito y sus componentes

El crédito puede ser definido como la locación de un capital o de un poder de compra, este se puede clasificar en cuanto a modalidades, en varias categorías según su: Duración: se tiene los créditos a corto, medio (de seis meses a cinco años) o largo plazo (más de cinco años), que implican una retribución mayor a mayor plazo.

  • Garantía: algunos créditos se otorgan con sólo reconocer la honestidad y la solvencia del deudor, pero, en general, los prestamistas suelen pedir garantías: títulos, cauciones, hipotecas, etc.
  • Producción: Es conocida la utilidad del crédito a la producción, que permite al empresario invertir, resolver problemas de tesorería, hacer frente a los gastos de producción, etc.
  • Consumo: Se ha revelado como uno de los más importantes agentes de la prosperidad en la actual sociedad industrial, y ello por varias causas entre ellas se tiene que con relativa frecuencia se trata de un crédito a la producción encubierto se produce un fuerte incremento de las ventas, con lo que permite la fabricación en grandes series, con lo cual se reduce el precio de costo al posibilitar las compras a crédito por parte del consumidor; los que se han endeudado no pueden dejar de trabajar si quieren poder satisfacer los plazos; en caso de crisis de sub-consumo o de depresión de la demanda, el crédito al consumo permite que este mantenga unos niveles aceptables de presión para que se mantenga el funcionamiento del sistema económico en unos niveles aceptables.

De forma más genérica, y no ya sólo en base a la distinción entre crédito a la producción y crédito al consumo, el crédito permite una mejor utilización de los capitales (las entidades de crédito suelen tener a disposición del aparato productivo y de los empresarios el ahorro de los particulares que han drenado y que se reinsertan así en el ciclo económico). Favorece la concentración de capitales y de empresas (es difícil que un empresario pueda hacer frente a la necesidad de inversión de su empresa recurriendo tan sólo a los fondos propios, es decir, a la autofinanciación). Estimula la producción, la capitalización y la formación del ahorro (sin el pago de la locación – los intereses -, la propensión al ahorro sería menor), y finalmente, evita el tener que recurrir a los medios de pago tradicionales (moneda metálica antaño, papel moneda en la actualidad).

Sistema financiero: Las entidades de crédito suelen tener a disposición del aparato productivo y de los empresarios el ahorro de los particulares que han drenado y que se reinsertan así en el ciclo económico.

En el caso de la inflación, cómo el crédito puede ser un magnífico instrumento para la política económica; se refiere este entonces a la mayor facilidad de concesión de créditos por parte de las instituciones crediticias, pero existe una forma indirecta de manipulación en este campo, basada en la tasa de descuentos, o interés obligatorio que se debe pagar por el solicitante a cambio de los medios de pago puestos a su disposición. De esta forma, según que se practique una política de dinero caro o dinero barato, se logrará una reducción en la demanda de crédito o, al revés, una expansión: es decir, la reducción o la expansión de los medios de pago.

¿Quienes prestan?

Originariamente, los bancos se encargaban del cambio de la moneda, en la actualidad, los bancos y las cajas de ahorro, igual que las instituciones de seguro, tienen como misión asegurar el drenaje del ahorro y la distribución de este, en forma de crédito, entre los sectores económicos que lo necesitan. En este caso se hablará de banco de depósitos.

Distintos son los bancos de emisión, encargados, como su nombre indica, de la emisión de medios monetarios (papel moneda, moneda metálica, etc.) y que suelen pertenecer o hallarse estrechamente controlados por el Estado.

Aparte de los bancos de emisión y de depósito, existe otra modalidad, llamada Banco Industrial, de más reciente aparición, y que trabaja con recursos propios (capitales y reservas) o con los de instituciones económicas o grupos financieros que le están conectados.

En último lugar es claro observar cómo se pagan estos créditos y cuál es la forma en que se calculan en trabajos de este canal puede encontrar información sobre este tema.

Por regla general, los agentes crediticios son los bancos y las cajas de ahorro en su mayoría, los cuales son regidos por una banca superior en cabeza del estado.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gómez Giovanny. (2002, enero 11). Componentes del crédito y préstamos. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/componentes-credito-prestamos/
Gómez, Giovanny. "Componentes del crédito y préstamos". GestioPolis. 11 enero 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/componentes-credito-prestamos/>.
Gómez, Giovanny. "Componentes del crédito y préstamos". GestioPolis. enero 11, 2002. Consultado el 14 de Diciembre de 2017. https://www.gestiopolis.com/componentes-credito-prestamos/.
Gómez, Giovanny. Componentes del crédito y préstamos [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/componentes-credito-prestamos/> [Citado el 14 de Diciembre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fufuwolf en Flickr