Casos de percepción y confusión en la comunicación

  • Otros
  • 10 minutos de lectura

Una situación o un estado de confusión puede definirse como la contraimagen de la comunicación, es una comunicación defectuosa que deja sumido al receptor en un estado de confusión o de falsa comprensión. Esto es valido sobre todo respecto de nuestras relaciones interhumanas en las que resulta importante un grado máximo de comprensión y un grado mínimo de confusión.

Traduttore, Traditore

Es preciso traducir el sentido y la significación de una cosa de un lenguaje a otro, No nos referimos aquí a los errores de traducción o a traducciones de baja calidad. Mayor importancia tiene los tipo de confusión lingüística causada por el diferente significado de las palabras fonéticamente iguales o parecidas

Burro en italiano significa mantequilla

La confusión de lenguas no se limita a la comunicación humana,

Karl Von Fisch ha demostrado que las abejas emplean un lenguaje corpóreo sumamente complejo para comunicarse con sus congéneres, así mismo también observo que las especies de abejas austríacas r italianas pueden cruzarse, convivir y colaborar pacíficamente, pero hablan distintos dialectos.

De este ejemplo vemos que adscribir una determinada significación a una señal concreta provoca confusión si esta adscripción no es reconocida por cuantos utilizan la señal, a no ser que puedan traducirse con toda exactitud los diferentes significados de una lengua a otra.

Los seres humanos no solo empleamos palabras, sino también movimientos corporales. Son infinitos los modos de comportamiento de una misma cultura como medio de comunicación averbal. Consecuencia del hecho de haber crecido, formado y socializado dentro de una concreta forma cultural, familiar, etc.

Un traductor en el sentido propio de la palabra debe saber mucho mas que la lengua que traduce. Por otro lado hasta la mejor traducción comporta una perdida, tal vez de información objetiva, pero si de aquellas calidades tan difíciles de definir que constituyen la esencia de una lengua, su belleza y su mundo.

Traducttore, Tradittore, como observo Roman Jacobson “el traductor es un traidor”  es decir la traducción seria correcta pero estaría a mil lenguas de su significación original.

Los distintos idiomas no son algo así como distintas denominaciones de una cosa, son versiones y percepciones de una misma cosa.

El traductor o interprete que solo conoce las lenguas, pero no el lenguaje de las ideologías, navega a la deriva, irreversiblemente perdido.

Él interprete posee una posición importante  que lo ubica en una situación de poder

El comandante de una destacamento austríaco había recibido la orden de tomar represalias contra un pueblo albanés. Afortunadamente ninguno de los soldados sabia albanés y tampoco los habitantes del pueblo conocían otra lengua. Por fin se pudo dar con un interprete, un hombre dotado de aquel rico conocimiento de la naturaleza humana. Este hombre no tradujo correctamente casi ni una sola frase de las largas negociaciones, contaba a cada parte solo lo que quería oír o estaba dispuesto a aceptar, deslizaba aquí una leve amenaza, hasta que finalmente cada uno de los bandos considera que el otro era tan razonable y atento que estimaron fuera de lugar toda acción punitiva.

Pero la pregunta crucial es: Cuándo era más confusa y patológica la situación, antes o después de intervenir él interprete?

Paradojas

Cuando pienso que ya no pienso en ti

Sigo pensando en ti

Quiero intentar ahora no pensar

Que ya no pienso en ti

Una información puede tener muy diversas significaciones para el remitente y el destinatario, la confusión no es el resultado de un defectuoso proceso de transmisión, sino que se halla ya inserta en la estructura misma del mensaje transmitido.

Existe un esquema que se repite con excesiva frecuencia en familias con perturbaciones clínicas. Pueden distinguirse tres variantes del tema:

  • Cuando alguien ve que sus percepciones de la realidad o el modo que tiene de considerarse a sí mismo, le acarrea la represión de otras personas de vital importancia (por ejemplo un niño respecto a un padre), se sentirá al final inclinado a confiar en sus propios instintos. Y como siempre se le esta insinuando que no tiene razón, le será cada vez más difícil encontrar su puesto exacto en este mundo. En su confusión se sentirá tentado a buscar de forma cada vez mas desviada y excéntrica aquellos significados y aquel orden de la realidad que para los demás son aparentemente tan evidentes. Esta conducta responde al cuadro clínico de la esquizofrenia.
  • Este dilema parte con gran frecuencia cuando los padres parten del supuesto de que un niño bien educado debe ser un niño alegre y juguetón y los más insignificantes y pasajeros momentos de tristeza de su hijo como una muda acusación de fracaso de su labor educativa, es decir, niegan al chico sentimientos negativos. Ej. Después de todo lo que hacemos por ti deberías sentirte contento. La conducta que en consecuencia adopta el niño responde al cuadro clínico de depresión
  • Quienes reciben de otras persona normas de comportamiento que exigen y al mismo tiempo imposibilitan unas determinadas acciones se encuentran en una situación paradójica “haz lo que te digo no lo que me gustaría que hicieras”. La conducta resultante de esta contradicción responde con mucha frecuencia a la definición social de desamparo moral

Pero hay todavía una cuarta variante de este tema fundamental que es en realidad la mas frecuente, esta que podríamos llamar paradojas de espontaneidad impuesta. Un ejemplo típico de esta comunicación es el caso de la mujer que sugiere a su marido que le traiga flores de vez en cuando. Como muy probablemente viene anhelando desde tiempo atrás esta pequeña muestra de afecto. Al expresar este deseo, ha eliminado para siempre la posibilidad de verlo cumplido: si su marido lo ignora, se sentirá aun menos amada, y si lo satisface no por ello estará mas contenta, por que no le trae flores por su propia iniciativa sino por que ella se lo pidió.

Las paradojas surgen por doquier, actúan en todos los campos imaginables de las relaciones humanas y ejercen una considerable y permanente influencia en nuestra percepción de la realidad. Conceptos tales como espontaneidad, confianza, poder.

El poder engendra paradojas y vínculos dobles, El poder tiende a corromper comienza diciendo el famoso aforismo de Lora Acto, y por ser malo debe ser evitado. En nuestros días los hombres naturalmente buenos a nivel individual pudo degenerar en un poder oscuro y malvado, responsable de la opresión, las enfermedades psíquicas, el suicidio, los divorcios. etc.

Analizaremos esta paradoja en un ámbito más concreto, así por ejemplo a nadie se lo puede obligar a participara en sesiones de terapia de grupo. Pero negarse a participar demuestra que el paciente no es capaz de comprender por si mismo lo que le conviene y adoptar una decisión apropiada. La solución al caso seria asegurarle una y otra vez al paciente que no existe obligación alguna de participar en las sesiones de grupo, y a continuación le pregunta por que no asiste voluntariamente.

El lema de igualdad entre todos es absurdo por el simple hecho de que toda ayuda crea una estructura de poder entre el ayudado y el ayudante.

Una paradoja similar en su estructura, aparece en una situación militar descripta en la novela de Joseph Heller

Yosarian es un piloto de la escuadrilla de bombarderos estadounidenses destinada al teatro de operaciones del Mediterráneo. Llega un momento en que resulta imposible seguir soportando la carga psíquica de los vuelos al combate y busca desesperadamente una salida. Explorando una vía de escape consulta con el jefe medico el Dr. Danekka para saber si existe una vía para salir

El Dr., Danekka contesta

SI esta loco por supuesto lo declaro no apto para misiones de bombardero, pero antes tiene que pedírmelo. Así lo prescribe el reglamento. Claro bien que hay una pega, replico Danekka, esta la cláusula 22 “quien desea ser alejado del combate no puede estar loco”

La realidad de la guerra o de cualquier otra realidad apoyada en un poder totalmente totalitario, esta dominada por un factor demencial al que nada ni nadie se puede sustraer, en cualquier caso se trastocan los valores humanos y las leyes de la comunicación y las tinieblas de la confusión se desploman sobre víctimas y verdugos por igual.

Las ventajas de la confusión

Imaginemos la siguiente situación. Entro en una habitación y todos los presentes rompen a reír a carcajadas. El lance me deja muy perplejo, por que o bien ellos contemplan la situación desde una perspectiva totalmente diferente o poseen una información de la que yo carezco. Mi reacción inmediata consistirá en buscar la causa o el motivo de sus risas, por lo tanto me volveré hacia mis espaldas para saber si alguien esta haciendo gestos o bien me mirare al espejo para averiguar si tengo manchas en la cara o bien le preguntare por que se ríen.

Así pues tras una paralización inicial, todo estado de confusión desencadena una reacción de búsqueda de causas o motivos que aclaren la situación.

De aquí siguen dos casos: primero si la búsqueda no da resultado sé amplia el campo a todas las conexiones imaginables e inimaginables. Segundo, en un estado de confusión existe una fuerte tendencia a aferrarse a la primera explicación concreta que se cree percibir a través de la niebla de la confusión.

En situaciones confusas todo el mundo hecha mano del primer cable aparentemente salvador, es decir del primer punto concreto de apoyo y le atribuye una importancia y valor superior. Es patente que estas sugestiones no solo pueden tener consecuencias negativas, sino también positivas, ya que somos capaces de ciertas decisiones y reacciones insospechadas de gran complejidad.

El inteligente Hans

El ano 1904 sacudió los círculos científicos de Europa, la posibilidad de entendimiento entre el hombre y el animal. EL animal era Hans, un semental de 8 anos cuyo propietario era un maestro jubilado Von Osten. Con una fe ilimitada Von Osten había enseñando no solo aritmética, sino también a decir la hora que marcaba el reloj, a reconocer a la gente por sus fotografías, etc.,

Sus  habilidades fueron sometidas a pruebas estrictamente científicas superando con brillantez todos los obstáculos

Pero el 9 de diciembre de 1904 Pfluger publico un segundo informe donde se descubrió que el caballo no da las respuestas correctas cuando ninguno de los presentes sabe la respuesta. Por tanto el caballo no sabe contar, leer ni calcular. Fallaba también cuando le ponían anteojeras que le impedía ver.

A lo largo de un lento aprendizaje el caballo aprendió a percibir cada vez con mayor exactitud los pequeños cambios corporales que el maestro asocia inconscientemente a los resultados de su propia mente y a convertirlos en signos indicativos de respuesta

Pfluger consiguió advertir los diferentes cambios de movimiento de Von Osten que constituían el punto de partida para las respuestas del caballo

El trauma del Inteligente Hans

Hediger concluye este trauma con las siguientes palabras: Evitar a toda costa el error del inteligente Hans, suprimiendo con absoluto rigor todo contacto animal-hombre en los experimentos de psicología animal, consiguiendo no solo ignorar la fantástica capacidad del animal para percibir e  interpretar correctamente los más pequeños movimientos musculares, sino también el hecho de que nosotros los seres humanos, estamos emitiendo constantemente seniles de las que somos inconscientes y por sobre las cuales no tenemos influencia.

Influencias sutiles

Rosenthal investigo también los efectos de la influencia inconsciente o intencionada pero indirecta sobre personas sujetas a experimentación.

Les mostraba una serie de fotos de personas desconocidas y les pedía que basándose en la impresión general que les producían las fotos determinaran en una escala la carrera profesional o social de las personas. Las fotos procedían de revistas ilustradas, a través de un gran numero de investigaciones previas había dado un valor medio neutro.

Los test auténticos se encomendaron a distintos experimentadores y a cada uno de ellos se le ajudico un valor predeterminado en la mencionada escala. La misión de estos experimentadores era influir indirectamente en los sujetos de la prueba para inducirles a elegir el valor que los propios experimentadores tenían asignado.

Se filmaron los experimentos y luego se paso la película ante un amplio numero de observadores que conocían el objetivo del experimento, pero no el valor que cada experimentador debería inducir a las personas puestas bajo su dirección. Se trataba pues de un test sobre el primer test (el filmado) y a los observadores se les asignaba la misión de adivinar sobre las bases de las impresiones obtenidas a través de la película, el valor que la experimentación había intentado sugerir a los sujetos de la primera prueba. Rosenthal descubrió que las estimaciones de los observadores de la película ofrecían altos índices de aproximación.

Así pues no solo los animales, sino también nosotros estamos sujetos  a influencias de las que no tenemos conciencia, y sobre las cuales no podemos tomar actitudes consientes.

Eckhar Hess comenta que la dilatación de las pupilas a la hora de leer un libro no depende solo a la intensidad de la luz que se recibe, sino también de factores ligados al sentimiento, pudo comprobar entre otras cosas que los ilusionistas observan con gran atención la súbita dilatacion de las pupilas y sacan las oportunas consecuencias, por ejemplo cuando sale la carta en que esta pensando el espectador, se le suelen dilatar las pupilas.

Percepciones extrasensoriales

Para explicar este capitulo realizaremos un sencillo experimento que consiste en el principio de las 25 cartas utilizado por Rhine. Esta baraja tiene 5 símbolos. La misión de la persona sometida a la prueba consiste en adivinar el símbolo de las cartas que el director de la prueba va levantando una por una y que va mirando fijamente sin que pueda verlas la persona adivinadora. Esta persona le atribuye un símbolo a cada carta levantada y el experimentador le dice rápidamente si ha acertado o no.

El director de la prueba hace siempre la misma mínima indicación (un movimiento de cabeza, música, etc.) y si en el instante oportuno se oye siempre la misma música él numero de respuestas acertadas asciende al cien por cien. Lo interesante de esto es que la persona sometida no conoce la verdadera causa de su éxito y admiten que ha descubierto poseer efectivamente poderes extrasensoriales.

El ser humano posee un grado de percepción a cuya atención no escapan los hechos y acontecimientos por insignificantes que parezcan

TITULO: CONFUSIÓN EN LA COMUNICACIÓN

AUTOR: JUAN MANUEL DE LA COLINA juanmanueldelacolina@hotmail.com

 

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
de la Colina Juan Manuel. (2003, agosto 31). Casos de percepción y confusión en la comunicación. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/casos-de-percepcion-y-confusion-en-la-comunicacion/
de la Colina, Juan Manuel. "Casos de percepción y confusión en la comunicación". GestioPolis. 31 agosto 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/casos-de-percepcion-y-confusion-en-la-comunicacion/>.
de la Colina, Juan Manuel. "Casos de percepción y confusión en la comunicación". GestioPolis. agosto 31, 2003. Consultado el 21 de Mayo de 2019. https://www.gestiopolis.com/casos-de-percepcion-y-confusion-en-la-comunicacion/.
de la Colina, Juan Manuel. Casos de percepción y confusión en la comunicación [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/casos-de-percepcion-y-confusion-en-la-comunicacion/> [Citado el 21 de Mayo de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 23024164@N06 en Flickr