Auditoria integral para la Policía Nacional del Perú

Un principio es definido como una verdad fundamental, una doctrina o ley básica. En el campo de la auditoría se considera que los principios son verdades fundamentales que reúnen las características siguientes: i) son autoevidentes , es decir, no necesitan ser demostrados; ii) Generalmente aceptados por la profesión de auditor; y, iii) Reconocidos por las disposiciones legales del país.

Contraloria General de La Republica: Manual de Auditoria Gubernamental.

La auditoría integral tiene como propósito principal proporcionar la base informativa que justifica la implementación de recomendaciones que posibiliten mejoras administrativas, organizativas, financieras, contables y de otro tipo por parte de la dirección de la entidad auditada, quien además se encuentra obligada a aplicar, cuando sea necesario, las sanciones pertinentes. Para la ejecución de la auditoría deben diseñarse acciones y procedimientos que ofrezcan la garantía razonable para la detección de los errores, irregularidades y los actos ilícitos que pudieran repercutir directa y sustancialmente sobre los valores que figuran en los estados financieros o sobre los objetivos de la auditoría.

Postulado 4 de Auditoria Gubernamental: La Auditoria Se Dirige A La Mejora de Las Operaciones de Las Entidades.

INTRODUCCION

La investigación titulada “POLICIA NACIONAL DEL PERU: AUDITORIA INTEGRAL, HERRAMIENTA PARA EL BUEN GOBIERNO Y RESPUESTA EFECTIVA CONTRA LA CORRUPCION”, tiene como objetivo: “Identificar el alcance de la auditoría integral, que permita formular el planeamiento, ejecución y obtención de resultados de la auditoría, de modo que contribuyan al buen gobierno institucional y luchar efectivamente contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú“.

La corrupción es un acto ilegal casi institucionalizado en el quehacer de los niveles gubernamentales. Para enfrentarse a tales actos la Dirección General de la Policía Nacional del Perú, debe hacer uso de una extraordinaria herramienta de gestión y control institucional, como es la auditoría integral. La auditoría integral, además de evidenciar los procesos y procedimientos institucionales, va a aportar las recomendaciones que requiere la entidad para adoptar una política severa, justa y decidida para no tolerar comportamientos de corrupción por parte de directores, jefes, personal policial; funcionarios y trabajadores.

Para el desarrollo de este trabajo se ha aplicado la metodología, las técnicas e instrumentos necesarios para una adecuada investigación, en el marco de las normas de la Escuela de Post Grado de la Universidad Nacional Federico Villarreal.

Para llegar a contrastar los objetivos y las hipótesis planteadas, se ha desarrollado el trabajo de investigación en los siguientes capítulos:

El Capítulo I, presenta el Planteamiento Metodológico de la investigación.

El Capítulo II, presenta el Marco General del Planteamiento Teórico de la investigación.

El Capítulo III, está referido al estudio general de la Policía Nacional del Perú, como institución tutelar de la patria, que necesita luchar contra la corrupción para poder alcanzar un buen gobierno institucional.

El Capítulo IV, contiene el tratamiento de la auditoría integral como actividad facilitadora de la lucha contra la corrupción y el buen gobierno de la Policía Nacional del Perú.

El Capítulo V, está referido al análisis de la lucha contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú como la base para tener una gestión eficiente, económica y eficaz.

El Capítulo VI, contiene el tratamiento del buen gobierno de la Policía Nacional del Perú.

El Capítulo VII, presenta el análisis e interpretación de la entrevista y encuesta realizadas para poder contrastar los aspectos planteados en el trabajo de investigación.

El Capítulo VIII, presenta la contrastación y verificación de los objetivos e hipótesis planteadas

A continuación se presenta las conclusiones y recomendaciones del trabajo de investigación.

Finalmente se presenta la bibliografía y los Anexos del trabajo de investigación.

CAPITULO I:

PLANTEAMIENTO METODOLOGICO

1.1. DESCRIPCION DEL TRABAJO DE INVESTIGACION

En este trabajo de investigación se realiza un análisis de la Policía Nacional del Perú, para luego proponer a la auditoría Integral como la herramienta facilitadora del buen gobierno y especialmente como la respuesta efectiva contra la corrupción.

La Policía Nacional del Perú, como cualquier entidad gubernamental dispone de organización, administración y control institucional, todo lo cual es analizado para establecer las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas para el cumplimiento de metas, objetivos y misión institucional.

La Auditoría Integral, es la actividad profesional que desarrollando un proceso que se inicia con el planeamiento, ejecución e informe, además de la asesoría y monitoreo de recomendaciones; aplica principios, normas, procedimientos, técnicas y prácticas de auditoría generalmente aceptadas para identificar las áreas de la institución policial que son vulnerables a los actos de corrupción.

El buen gobierno y la lucha efectiva contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú debe tener una base, un sustento, un marco para poder concretarse en las mejores condiciones; este elemento, sin lugar a dudas es la Auditoría Integral, que es la encargada de realizar el examen institucional aplicado a los recursos humanos, materiales y financieros, para luego arribar a observaciones, conclusiones y recomendaciones que viabilizan el buen gobierno y se constituyen por tanto en la respuesta efectiva contra la corrupción.

1.2. DELIMITACIONES DE LA INVESTIGACION

Esta investigación estará delimitada de la siguiente manera para que pueda cumplir los objetivos de la investigación:

1. DELIMITACION ESPACIAL

Esta investigación ha comprendido a la Policía Nacional del Perú, institución tutelar de la patria, que en los últimos años viene siendo afectada por la falta de un buen gobierno y el incremento de la corrupción de algunos de sus miembros, lo que no facilita la credibilidad y confianza de la sociedad.

2. DELIMITACION TEMPORAL

Esta investigación ha comprendido el pasado, presente y futuro de la Policía Nacional del Perú: Del pasado y del presente se obtiene la normatividad y la forma como se viene gestionando y controlando esta entidad. Básicamente el trabajo estará orientado al futuro, por cuanto la auditoría integral es una actividad profesional que todavía no se viene aplicando regularmente en nuestro país, lo que permite realizar los aportes necesarios para enriquecer esta actividad profesional.

3. DELIMITACION SOCIAL

Como parte de la investigación se ha establecido relaciones con los directores, jefes, personal policial en general y personal civil de la institución, quienes conocen y viven las experiencias legales, decisiones y ejecución de las actividades encomendadas a este nivel de gestión del Estado; por tanto ellos nos dicho en que medida conocen y comprenden a la auditoría integral y la forma como podría incidir en el buen gobierno institucional y en la respuesta efectiva contra la corrupción.

1.3. PROBLEMAS DE LA INVESTIGACION

La comunidad en general de diferentes formas manifiesta la falta de confianza y credibilidad en la Policía Nacional del Perú. Los medios de prensa continuamente dan a conocer hechos en los que se asocia a los miembros policiales con apropiaciones de suministros institucionales, con bandas de delincuentes y otros hechos, por tanto existen miembros policiales a nivel nacional que están en procesos administrativos dentro de la institución policial, tienen procesos civiles y penales antes el Poder Judicial y otros ya están sentenciados por diferentes actos de corrupción. Si bien estos hechos son individuales, sin embargo, es innegable que los mismos trascienden y afectan a la entidad policial.

Los medios de comunicación: canales de televisión, radios, revistas, periódicos permanentemente incrementan sus ventas y raiting gracias a la publicación de denuncias de corrupción cometidas por personal de la Policía Nacional del Perú; de este modo se divulgan complejas malversaciones, fraudes institucionales y delitos de función que el ciudadano común y corriente no puede sino asombrarse ante el evidente ingenio y “eficiencia” con que actúan los malos elementos de esta institución tutelar de nuestro país.

Todo este panorama, nos lleva a indicar que la corrupción se ha convertido en casi una “institución” intangible y amorfa que de alguna manera involucra al personal policial, a la misma institución y al Estado en general; repercutiendo en la sociedad. Ante esta situación se ha llegado a indicar que la corrupción es un mal incurable, que siempre se encuentra de moda en nuestro país y especialmente en instituciones de este tipo.

La auditoría interna, la auditoría financiera, la auditoría de gestión y los exámenes especiales que se aplican en el sector interior al cual pertenece la Policía Nacional del Perú, no vienen aportando los instrumentos que necesita la institución policial para adoptar una política severa a la par justa y decidida para no tolerar el comportamiento corrupto de su personal. Asimismo este tipo de auditorías no presentan propuestas para el diseño e implementación de una serie de procedimientos, técnicas y prácticas, algunas de tipo general y otras específicas que limiten la corrupción. Por otra parte, se ha observado que los equipos de auditoría, de los tipos antes mencionados, han venido adoptando una tibia actitud frente a los actos de corrupción, probablemente para no comprometerse y mantener una relación armónica con la entidad, aunque esta sea ficticia.

Una real preocupación en las auditorías que no son integrales, es la ausencia de documentación técnica que precise y determine el rol y la actitud con el que debe actuar el auditor independiente en los casos en que se identifique determinados actos de corrupción con sus clientes.

Las auditorías diferentes a la integral, no tienen mecanismos para que el auditor independiente en el ejercicio profesional pueda determinar actos que podrían vincularse directamente con la corrupción, por tanto no constituyen herramientas facilitadoras del buen gobierno ni mucho menos de lucha efectiva contra el flagelo social, como es la corrupción.

De acuerdo con el Manual de Auditoría Gubernamental de la Contraloría General de la República, una entidad puede alcanzar sus objetivos y metas en un periodo determinado, a pesar de incurrir en despilfarros o falta de economía en la aplicación de los recursos; o también, la misma entidad podría obtener niveles adecuados de eficiencia y economía en sus operaciones, sin que por ello logre los objetivos y metas planeadas; todo lo cual no es posible determinarlo taxativamente con las auditorías tradicionales.

Otro problema de las auditorias que no son integrales, es el limitado alcance. El mismo generalmente solo abarca la información financiera y económica, dejando de lado los sistemas administrativos, operativos y de control, la identificación de los riesgos de las actividades y la toma de decisiones institucionales, las operaciones y resultados de la entidad, el desempeño de los directores y jefes y el cumplimiento de las normas.

Las auditorías diferentes a la integral tienen objetivos limitados, generalmente la razonabilidad de la información financiera y económica, dejando de lado importantes objetivos institucionales como calidad de gobierno institucional, desarrollo del personal, productividad del personal, inteligencia emocional, empowerment institucional; lo que se traduce en la necesidad de utilizar otro tipo de auditoría que recoja todos estos faltantes.

PROBLEMA GENERAL

¿ Cuál es el alcance que debe tener la auditoria integral aplicada en la Policía Nacional del Perú, de modo que sus resultados faciliten el buen gobierno institucional y además sea una respuesta efectiva contra la corrupción ?

PROBLEMAS ESPECÍFICOS

  1. ¿ Qué elementos deben considerarse en la fase de planeamiento de la auditoria integral de la Policía Nacional del Perú, de manera que contribuyan a la aplicación efectiva de esta actividad profesional ?
  2. ¿ Qué elementos deben considerarse en la fase de ejecución e informe de la auditoria integral aplicada a la Policía Nacional del Perú, de modo que permita determinar la forma como se gobierna la institución y si fuera el caso el grado de corrupción que impera en el personal ?

1.3. JUSTIFICACION E IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACION

1.4.1. JUSTIFICACIÓN

La corrupción es un flagelo nocivo que afecta no sólo a las instituciones si no al país en general; por tanto la Policía Nacional del Perú, tiene la necesidad urgente de revertir la imagen que tiene ante la sociedad; para ello necesita disponer de un buen gobierno institucional, así como acabar con los actos de corrupción que enfrentan algunos de sus miembros.

La corrupción es un acto ilegal casi institucionalizada. Para enfrentarse a tales actos la alta dirección policial, debe hacer uso de una extraordinaria herramienta de gestión y control institucional, como es la auditoría integral. La auditoría integral, de seguro además de evaluar los sistemas, procesos y procedimientos institucionales, va a aportar las recomendaciones que requiere la institución policial para adoptar una política severa, justa y decidida para no tolerar comportamientos de corrupción en esta institución por parte de directores, jefes, funcionarios y personal policial.

La auditoría integral, facilitará a la Policía Nacional del Perú, los mecanismos para superar la lentitud y complejidad de los sistemas administrativos y especialmente para superar la confusión reinante en los procesos, la desorganización, la apatía del personal encargado y las medidas operativas y administrativas contraproducentes que hacen el proceso lento y tortuoso en lugar de más eficiente y ágil.

La auditoría integral, facilitará la asesoría para la implantación de prácticas modernas y eficientes de buen gobierno institucional, mejores controles internos y a mejorar el papel de los órganos de control interno.

Las auditorías tradicionales, han demostrado ser débiles e incapaces de detectar profesionalmente y tratar la corrupción institucional; por tanto la auditoría integral aparece como la alternativa para fortalecer, modernizar y mejorar el trabajo de los auditores, de forma que contribuya a luchar contra estos flagelos que quiebran la moral del personal policial honesto.

La auditoría integral pasará a desarrollar un papel importante y decisivo para identificar y divulgar aquellas prácticas de fraudes, sobornos y en general actos de corrupción que podría identificar como parte de la aplicación de sus procedimientos, técnicas y prácticas especializadas.

Es indudable, que el mejor aporte que el equipo de auditoría integral entregará a la Policía Nacional del Perú será el fortalecimiento del sistema de control interno que existe y que debe ser lo suficientemente fuerte para poder identificar en forma automática o como parte de los sistemas administrativos y operativos aquellos errores, irregularidades, actos ilegales y en general fraudes y todos aquellos actos que podrán calificarse como de corrupción.

1.4.2. IMPORTANCIA

Pese a lo que puede haberse hecho contra la corrupción, es cierto que se ha hecho muy poco para combatirla con energía y decisión; por tanto a través de la auditoría integral es la gran oportunidad histórica para que se deje esa tibia y complaciente actuación ante actos de corrupción.

La relevancia de este trabajo de investigación reside en la conversión de la actitud pasiva a una actitud activa, protagonista, de la lucha contra la corrupción, por parte de los auditores y los responsables de la institución policial. En un ambiente donde sabemos que hay corrupción, pero nadie se atreve a informarlo o denunciarlo, este tipo de actitudes resulta relevante.

También la importancia, se da en la medida que permite que los profesionales de post grado, tengamos la oportunidad de expresar nuestra opinión para que las instituciones tengan un buen gobierno, así como sobre la necesidad de terminar con la corrupción, utilizando en este caso una herramienta profesional como es la auditoría integral.

1.4. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION

OBJETIVO PRINCIPAL :

Identificar el alcance de la auditoria integral que permita formular el planeamiento, ejecución y obtención de resultados de la auditoria, de modo que contribuyan al buen gobierno institucional y a luchar efectivamente contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú.

OBJETIVOS SECUNDARIOS :

  1. Identificar los elementos que deben tomarse en cuenta en la formulación del planeamiento de la auditoria integral aplicada en la Policía Nacional del Perú, de tal modo que sea la base para concretar la evaluación de esta importante herramienta facilitadora del buen gobierno institucional.
  2. Determinar en forma taxativa los elementos que conforman la fase de ejecución y la fase de informe de la auditoria integral aplicada en la Policía Nacional del Perú, para que sea la herramienta que contribuya al buen gobierno institucional y a luchar efectivamente contra la corrupción.

1.5. HIPOTESIS DE LA INVESTIGACION

HIPÓTESIS PRINCIPAL :

La auditoria integral en la Policía Nacional del Perú debe comprender la evaluación de los sistemas administrativos y de control, la identificación de riesgos, las operaciones y los resultados obtenidos, la Información presupuestaria y financiera, el desempeño jefatural y el cumplimiento de las normas y procedimientos; con lo cual se facilitara el buen gobierno y la lucha efectiva contra la corrupción.

4.5.2. HIPÓTESIS SECUNDARIAS

  1. Los elementos de la fase de planeamiento de la auditoria integral estarán comprendidos por: el conocimiento de las actividades y operaciones de la Policía Nacional del Perú; el análisis preliminar de la entidad y el plan de revisión estratégica; la formulación del reporte de revisión y el plan de auditoria a aplicar; con lo cual se facilita la ejecución y por ende la utilización de los resultados en el buen gobierno institucional
  2. Los elementos de la fase de ejecución estarán comprendidos por: la preparación de los programas de auditoria; la aplicación de pruebas y obtención de evidencias de auditoria; la elaboración de hallazgos, observaciones, conclusiones y recomendaciones. la fase del informe comprenderá: la aprobación del informe; y la remisión a la dirección general de la PNP.; con estos elementos se contribuirá al buen gobierno institucional y a luchar contra la corrupción.

VARIABLES E INDICADORES DE LA INVESTIGACIÓN:

1) VARIABLE INDEPENDIENTE:

X. AUDITORIA INTEGRAL

INDICADORES:

X.1. PROCESO Y PROCEDIMIENTOS

X.2. EFICIENCIA, EFICACIA Y ECONOMIA

2) VARIABLE DEPENDIENTE:

Y. BUEN GOBIERNO Y RESPUESTA EFECTIVA

CONTRA LA CORUPCION.

INDICADORES:

Y.1. BUEN GOBIERNO INSTITUCIONAL

Y.2. CORRUPCION INSTITUCIONAL

3) VARIABLE INTERVINIENTE:

Z. POLICIA NACIONAL DEL PERU

INDICADORES:

Z.1. GESTION DE LA PNP.

Z.2. CONTROL EFECTIVO DE LA PNP.

1.6. METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION

TIPO Y NIVEL DE INVESTIGACION:


TIPO DE INVESTIGACION:


NIVEL DE INVESTIGACION:

Esta investigación es del tipo básica o pura, por cuanto todos los aspectos son teorizados, aunque sus alcances serán prácticos en la medida que sean aplicados por la Policía Nacional del Perú.

La investigación es del nivel descriptivo-explicativo, por cuanto se describe el proceso el proceso de la auditoría integral y se explica la forma como incide en el buen gobierno y la lucha efectiva contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú.

METODOS DE LA INVESTIGACION

DESCRIPTIVO

INDUCTIVO


Este método describe, analiza o específica el proceso, programas, procedimientos, técnicas, políticas y criterios de auditoría integral que deben aplicarse en la Policía Nacional del Perú para tener un buen gobierno y una respuesta efectiva de lucha contra la corrupción.

Este método ha permitido analizar la problemática de la gestión y el control de la Policía Nacional del Perú;
así como la incidencia de la auditoría integral en el buen gobierno y la respuesta efectiva contra la corrupción en todas las dependencias de esta institución tutelar de la patria.

DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN DESARROLLADA.

En este trabajo de investigación, en primer lugar se han identificado los problemas, en base a los cuales se han propuesto las soluciones correspondientes a través de las hipótesis, asimismo se han propuesto los objetivos de la investigación; estableciendo una relación directa entre estos tres elementos metodológicos.

Luego de haber desarrollado el trabajo, se ha contrastado los objetivos específicos, lo que ha permitido concretar el objetivo general de la investigación. Los objetivos específicos contrastados, han sido la base para formular las conclusiones parciales de la investigación.

Las conclusiones parciales, constituyen el resultado de la investigación y por tanto la base para emitir la conclusión general del trabajo.

Finalmente, se ha establecido una interrelación entre el objetivo general y la conclusión general para llegar a contrastar la hipótesis general de la investigación, sobre la base del planteamiento metodológico y teórico

POBLACION Y MUESTRA DE LA INVESTIGACION

POBLACION

MUESTRA


El universo de la investigación estuvo constituida por el personal de la Policía Nacional del Perú, personal de la Contraloría General de la República, Personal de las Sociedades de Auditoría y personal docente de la asignatura de Auditoría de las Universidades públicas y privadas.


La muestra de la investigación estuvo constituida por 100 personas de la Policía Nacional del Perú, Contraloría General de la República, Sociedades de Auditoría de Lima Metropolitana y Docentes de las Universidades Federico Villarreal, San Marcos y San Martín de Porres.

COMPOSICION DE LA MUESTRA DE LA INVESTIGACION

EMPRESAS Y PERSONAS

Entrevista

Encuesta

TOTAL

POLICIA NACIONAL DEL PERU

14

50

64

CONTRALORIA GENERAL

02

10

12

SOCIEDADES DE AUDITORIA

02

10

12

DOCENTES DE AUDITORIA

02

10

12

TOTAL

20

80

100

Fuente: Elaboración propia.

TECNICAS DE RECOPILACION DE DATOS:

ENTREVISTAS

ENCUESTAS

ANÁLISIS DOCUMENTAL

Esta técnica se aplicó al personal de la muestra que se encuentra laborando en la PNP, Contraloría, Sociedades de
Auditoría y Docentes de Auditoría, con el fin de obtener información sobre todos los aspectos relacionados con la
investigación.
Esta técnica se aplicó al personal de la muestra que se encuentra realizando laborales operativas, con el objeto de obtener
información sobre los aspectos relacionados con la investigación.

Esta técnica se aplicó para analizar la filosofía, doctrina, normas, principios, procesos, procedimientos, criterios,
políticas y otros aspectos relacionados con la investigación

INSTRUMENTOS DE RECOPILACIÓN DE DATOS :

Los instrumentos que se han utilizado en la investigación, están relacionados con las técnicas antes mencionadas, del siguiente modo:

TECNICAS E INSTRUMENTOS UTILIZADOS EN LA INVESTIGACION

TECNICA

INSTRUMENTO

ENTREVISTA

GUIA DE ENTREVISTA

ENCUESTA

CUESTIONARIO

ANALISIS DOCUMENTAL

GUIA DE ANALISIS DOCUMENTAL

TECNICAS DE ANALISIS Y PROCESAMIENTO DE DATOS

TÉCNICAS DE ANÁLISIS:

TÉCNICAS DE PROCESAMIENTO DE DATOS:

a) Análisis documentalb) Indagación c) Conciliación de datosd) Tabulación de cuadros con cantidades y porcentajese) Formulación de gráficosf) Otras que sean necesarias.a) Ordenamiento y clasificaciónb) Procesamiento manualc) Proceso computarizado con Excel d) Proceso computarizado con SPSS

CAPITULO II:

MARCO GENERAL DEL PLANTEAMIENTO TEORICO

2.1. ANTECEDENTES BIBLIOGRAFICOS

(1) “Fraude y Corrupción enemigos del Desarrollo”, es el título de una Revista Institucional editada por el Colegio de Contadores Públicos de Lima, el objetivo de esta publicación es presentar resúmenes de aquellos libros, artículos, conferencias, trabajos presentados a eventos internacionales, y en general información actualizada sobre este delicado tema del fraude y la corrupción; para divulgar aquellas experiencias o los resultados de investigaciones sobre el tema que estamos seguros permitirá un análisis y reflexión con el firme propósito de contribuir a desterrar definitivamente este problema social que indudablemente limita el desarrollo de nuestro país.

(2) El libro de Robert Klitgaard, “Controlando la Corrupción”, citado en la Revista “Fraude y Corrupción Enemigos del Desarrollo” del Colegio de Contadores Públicos de Lima, está diseñado para ayudar, a analizar prácticas corruptas y a resolver que hacer con ellas en el aspecto legal, social, contable, financiero y de auditoría.

(3) El Embajador estadounidense Mark L. Edelman, en su Discurso de Apertura del XVIII Seminario Interamericano e Ibérico de Presupuesto Público de fecha del 20.05.1991; citado en la Revista “Fraude y Corrupción Enemigos del Desarrollo” del Colegio de Contadores Públicos de Lima, dijo: “si la paz, la democracia y la recuperación económica van a continuar y florecer en este hemisferio, el fundamento para el progreso tiene que ser gobiernos que administran eficientemente, efectivamente y “responsablemente” sus recursos financieros, de acuerdo con la ley. La integridad es la llave para llevar a cabo dicho proceso”.

(4) Juan R. Herrera, citado en la Revista “Fraude y Corrupción Enemigos del Desarrollo” del Colegio de Contadores Públicos de Lima, en su exposición en la Conferencia Internacional sobre problemas de Fraude y Corrupción en el Gobierno, de diciembre 1989, se refirió a la participación de las organizaciones profesionales en la ayuda para fortalecer la moralidad en la esfera gubernamental. Se hace énfasis a la labor de la auditoría integral como una de las mejores formas de contribuir a luchar contra el fraude y la corrupción que impera en los gobiernos nacionales, regionales y locales de los países.

(5) El mismo autor en la III Conferencia Anual sobre Nuevos Desarrollos en la Dirección Financiera Gubernamental de Abril 1989, decía que la corrupción es un concepto tan amplio y alcanza tantos y tan distintos estamentos de la sociedad, que es casi un contrasentido hablar, sobre como la dirección financiera de los gobiernos puede controlar la corrupción en términos generales. Los gobiernos siempre tendrán la responsabilidad de tomar acción para controlar la corrupción en la comunidad como un todo.

(6) Alberto Ramírez Enríquez, en la conferencia denominada: “Medidas para evitar la corrupción en la empresa”, dictada en el Tercer Encuentro Interamericano de Auditores Externos de Octubre 1991; decía que el fraude y la corrupción se han convertido en una institución intangible y amorfa que de alguna manera involucra personas, instituciones y recursos. Los periódicos, la televisión y la radio divulgan complejas malversaciones, grandes fraudes empresariales y delitos comerciales que el ciudadano común y corriente no puede sino asombrarse ante el evidente ingenio y eficiencia con que actúan estas personas.

(7) El mismo autor en su trabajo denominado: “Actitud del Auditor Independiente frente a actos de corrupción”, presentado a la XIX Conferencia Interamericana de Contabilidad de Diciembre de 1991; menciona: “la corrupción es un mal incurable, en nuestro medio se encuentra de moda; por tanto deben desarrollarse en diferentes niveles programas de anticorrupción con el fin de superar esta situación en los negocios, en la administración de las empresas y en el gobierno corporativo de las entidades públicas o privadas”.

(8) El Dr. Julio César Brión, citado en la Revista “Fraude y Corrupción Enemigos del Desarrollo” del Colegio de Contadores Públicos de Lima, en su trabajo presentado en el Tercer Encuentro Interamericano de Auditores Internos de Octubre 1991; dice: “resulta indudable que una empresa no es de por si fraudulenta o corrupta. Lo son las personas que tiene a su cargo la dirección, la ejecución de las normas y procedimientos empresariales y, por ende, son ellos los que deben asumir toda la responsabilidad por los actos de la misma.

(9) Jorge Alejandro Sánchez Henríquez, Contador Público chileno, en la XXIII conferencia Interamericana de Contabilidad; dijo: “ la auditoría integral nos proporciona una excelente herramienta para posicionarnos mejor frente a nuestros clientes, proveedores, acreedores e incluso nuestra competencia y a su vez nos entrega mayores posibilidades para proporcionar valor agregado al trabajo del auditor contemporáneo”.

(10) Armando Miguel Casal y Mario Wainstein, en la XXIII Conferencia Interamericana de Contabilidad, coincidieron al indicar que la auditoría integral es un modelo de control completo de la gestión de un ente, incluido su entorno.

(11) Coincidimos con el concepto y objetivos que manifiesta Miguel H. Bravo Cervantes, cuando menciona: “Auditoría integral es el examen y evaluación integral, metodológico, objetivo, sistemático, analítico e independiente con respecto de la actuación de una empresa, de sus procesos operativos, así como de la aplicación y adecuación de sus recursos y su administración, efectuado por profesionales, con el propósito de emitir un informe, para formular recomendaciones contribuyendo a la optimización de la economía, eficiencia, efectividad y cumplimiento de la gestión empresarial.

El autor peruano, destaca los siguientes objetivos de la auditoría integral: i) Evaluar a la empresa en todas sus áreas; ii) Obtener el conocimiento de la actuación de la gestión empresarial; iii) Evaluar la eficiencia y el grado de confiabilidad de la información administrativa, legal, contable, financiera, económica, labora, etc.; iv) Examinar el logro de los objetivos; v) Asistir a la dirección y a la gerencia para mayor efectividad y productividad de las operaciones; y, vi) Realizar recomendaciones que incluyan el respectivo seguimiento de las mismas.

(12) En las universidades públicas y privadas de Lima Metropolitana existen muchos trabajos relacionados con la auditoría financiera, auditoría interna, control interno, auditoría de gestión, auditoria ecológica; sin embargo existen muy pocos trabajos sobre auditoría integral: Al respecto en la Escuela de Post Grado de nuestra Universidad, se ha ubicado la tesis: “Las acciones de control para el desarrollo de una auditoría integral en una Universidad Pública” perteneciente a Elcida Herlinda Liñán Salinas; en dicho documento se resalta la importancia que tienen las acciones de control, programas de auditoría, procedimientos de auditoría, técnicas y prácticas de auditoría para efectos de obtener la evidencia que necesita el auditor para emitir su Informe. En este documento no se relaciona a la auditoría integral con el buen gobierno ni con la lucha contra la corrupción, que existen en el sector público y en el sector privado.

(13) También se ha podido encontrar en la misma entidad y a cargo de la misma autora la tesis: “La auditoria integral en la optimización de las universidades publicas “. En este documento se recalca la relevancia que tiene la auditoría integral para el logro de la exactitud, eficiencia, efectividad y economicidad de los recursos de las universidades públicas”. No se menciona en ninguna parte, alguna referencia a la auditoría integral como herramienta para el buen gobierno y la lucha contra la corrupción en las universidades públicas.

(14) En los buscadores de Internet como: Monografías; Google; Altavista; Terra y otros se ha encontrado información dispersa, escrita anónimamente. Dicha información está referida a: definiciones, objetivos, principios generales, normativa, proceso, procedimientos y otros aspectos de la Auditoría Integral y la lucha contra el fraude y la corrupción.

2.2. RESEÑA HISTORICA DE LA INVESTIGACION

CRONOLOGIA DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU:

1825
Se crea la Guardia Nacional y ese mismo año la Guardia de Policía, formando parte de las Fuerzas Armadas.
1834
Durante el gobierno del Presidente Orbegoso reaparecen los Serenos.
1839
Se reorganiza el cuerpo de Serenos y Vigilantes .
1845
El Presidente Ramón Castilla reorganiza la Guardia Nacional.
1855
Se dicta Decreto refundiendo en la Gendarmería todos los cuerpos policiales de la República.
1873
La fuerza regular de Policía se divide en Guardia Civil y Gendarmería.
1880
El Presidente Piérola fija por Decreto la distribución de Comisarías y fuerzas de la policía.
1919
Durante el gobierno del Presidente Leguía se crea la Guardia Republicana.
1922
La Guardia Civil de España es contratada para reorganizar a la Policía Peruana.
1922
Se crea la Escuela de la Guardia Civil y Policía de la República con el lema “El Honor es su Divisa”.
1922
Se crea el Cuerpo de Investigación y Vigilancia, años más tarde asumiría el lema: “Honor y Lealtad”.
1924
El servicio de Sanidad se desarrolla de la mano con la Policía, la cual en 1924 pasa a formar parte de el Cuerpo de Seguridad creándose mas tarde la Dirección de Sanidad de Gobierno y Policía.
1932
La Guardia Republicana recibe su Bandera de Guerra y adopta el lema “Honor, Lealtad y Disciplina”
1956
Se crea la Sección Femenina de la Escuela de Vigilantes.
1957
La Policía de Investigaciones adopta autonomía propia y crea la Escuela Nacional de Investigación Policial.
1985
Se reorganizan las FF.PP. integradas por la Guardia Civil, la Policía de Investigaciones y la Guardia Republicana; nombrándoseles un Comando Único y creándose un solo Centro de Estudios.
1988
Se crea la Policía Nacional, cuyo lema Institucional es Dios, Patria y Ley
1991Se adecua la Policía Nacional a su nueva estructura orgánica
1999Se promulga la Nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional del Perú.
2000Se promulga el Reglamento de la Nueva Ley Orgánica de la PNP.

2.3. BASE LEGAL DE LA INVESTIGACION

La base legal es muy frondosa, tenemos normas de carácter general, normas sobre la Policía Nacional del Perú, Normas sobre la auditoría Integral, normas contra la corrupción y otras.

MORMAS GENERALES:

  1. Constitución Política del Perú;
  2. Código Civil
  3. Código Penal
  4. Ley de Procedimientos Administrativos.
  5. Ley No. 28112 – Ley Marco de la Administración Financiera del Sector Público.
  6. Ley No. 28411 – Ley General del Sistema Nacional de Presupuesto.
  7. Ley No. 28652 – Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2006.
  8. No. 28653 – Ley de Equilibrio Financiero del Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2006.
  9. Ley No. 28654 – Ley de Endeudamiento del Sector Público para el Año Fiscal 2006.
  10. Ley No. 27785 – Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República.
  11. Ley No. 27312 – Ley de Gestión de la Cuenta General de la República.

NORMAS SOBRE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU:

  1. Ley Orgánica de la Policía Nacional del Perú. LEY No. 27238 Púb. 21.12.1999.
  2. Decreto Supremo No. DS N° 008-2000-IN – Reglamento de la Ley Orgánica de la Policía Nacional. Púb. 04.10.2000

NORMAS CONTRA LA CORRUPCION :

  1. Ley No. 27245 – Ley de Prudencia y Transparencia Fiscal. Ley No. 27958 modificatoria de la Ley No. 27245.
  2. Ley No. 27806 – Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.
  3. Ley No. 28194 – Ley de lucha contra la evasión y para la formalización de la economía.
  4. D.S. No. 083-2004-PCM – TUO de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado.

NORMAS DE AUDITORIA :

  1. Normas Internacionales de Auditoría (NIA´s );
  2. Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas (NAGA´s );
  3. Normas de Auditoría Gubernamental ( NAGU´s );

CAPITULO III:

POLICIA NACIONAL DEL PERU

MISIÓN INSTITUCIONAL:

La Policía Nacional es una institución única, disciplinada, dependiente del Poder Ejecutivo que tiene por misión garantizar la seguridad y tranquilidad pública en todo el territorio peruano permitiendo a las personas alcanzar su pleno desarrollo

VISION INSTITUCIONAL:

La PNP tiene como visión ser reconocida como una institución moderna, disciplinada y eficiente al servicio de la sociedad, con prestigio nacional e institucional:

  • Por su respeto y defensa a los derechos humanos, la Constitución y las leyes, vocación democrática y compromiso por fomentar una cultura de paz.
  • Por la vocación de servicio, honestidad, capacidad, profesionalismo y liderazgo de sus integrantes.
  • Por su acercamiento e integración con la comunidad a la que sirve y su relación y colaboración con otras instituciones del Perú y el mundo.
  • Por su estructura flexible y versátil, así como la incorporación y aplicación de tecnología de punta en su accionar.

3.1. MARCO GENERAL DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU

CARACTERÍSTICAS:

El Estado es la organización fundamental para la vida social estructurada, que materializa en lo cotidiano tanto al orden como a la justicia, a través de un marco legal por el que se regula la convivencia entre los miembros de una sociedad.

El Estado crea a la Policía como Institución ejecutora de la facultad de coerción estatal, de acuerdo a las leyes dictadas en función del interés social; por lo que su actividad, función y finalidad deben ejecutarse dentro del marco de la ley, la doctrina y los principios generales del Derecho y de la Constitución, la cual se orienta hacia la persona humana como fin supremo del Estado.

FUNDAMENTOS:

Según el Artículo 166° de la Constitución Política del Perú, la Policía Nacional tiene por finalidad fundamental garantizar, mantener y restablecer el orden interno. Presta protección y ayuda a las personas y a la Sociedad. Garantiza el cumplimiento de las leyes y la seguridad de los patrimonios públicos y privados. Previene, investiga y combate la delincuencia. Vigila y controla las fronteras nacionales.

FUNCIONES BÁSICAS:

  • Función PREVENTIVA para garantizar la seguridad y tranquilidad pública..
  • Función INVESTIGATIVA frente a la conexión de delitos y faltas.
  • Función PROTECTORA de los derechos y patrimonios públicos y privados.
  • Función de AUXILIO frente a pedidos de las actividades.
  • Función CONCILIADORA frente a conflictos menores que se constituyen infracciones legales.
  • Otra que la Constitución y las leyes le asignen.

3.2. DIAGNOSITO Y PRONOSTICO DE LA PNP.

3.2.1. DIAGNOSTICO INSTITUCIONAL

DOCTRINA POLICIAL:

  1. El proceso de unificación policial no ha logrado la plena integración institucional que se propuso;
  2. Se ha determinado que no se comparte una misma visión, ni se tiene claramente definida la misión institucional;
  3. La finalidad fundamental que señala la Constitución de 1993 se hizo sobre la base de sumar algunas funciones de las ex instituciones: Guardia Civil, Guardia Republicana y Policía de Investigaciones;
  4. Todo esto no sólo crea confusión al interior de la Institución, sino también entre la ciudadanía, y daña la imagen institucional.

SISTEMA EDUCATIVO POLICIAL:

  1. Limitada relación con otras entidades educativas;
  2. Débil plantilla de instructores, catedráticos y profesores;
  3. Inadecuados procesos de selección, falta de transparencia y equidad;
  4. Régimen de internado excesivamente castrense en las Escuelas de Formación.

MARCO NORMATIVO:

  1. Las Constituciones Políticas no han diferenciado claramente las funciones de las FF AA y de la PNP, generando confusión entre la ciudadanía que las considera instituciones similares;
  2. La legislación que regula a la PNP es ampulosa y esta dispersa y desactualizada;
  3. El Código de Contravenciones de Policía no se aplica en la práctica.

ESTRUCTURA POLICIAL:

  1. A raíz de la unificación de 1985 surge una estructura que busca dar cabida a todas las dependencias de las ex instituciones: Guardia Civil (GC), Guardia Republicana (GR) y Policía de Investigaciones del Perú (PIP);
  2. La nueva Ley Orgánica de la PNP sólo ha regularizado una situación que existía de hecho, no ha trascendido en la aplicación de nuevas y modernas herramientas organizacionales;
  3. Excesiva burocratización, deficiente coordinación, inadecuado alcance de control, poca delegación y duplicidad de funciones;
  4. La Dirección General PNP administra directamente más de 40 grandes unidades, la solución de problemas operativos impide dedicación a funciones estratégicas.

COMISARIAS:

  1. Personal, infraestructura y equipamiento inadecuados;
  2. Bajos niveles de satisfacción de los usuarios;
  3. Exceso de tiempo perdido por el personal en la ejecución de sus tareas;
  4. Desperdicio de recursos escasos;
  5. Falta de adecuado soporte tecnológico.

RELACIONES CON LA COMUNIDAD:

  1. Ha aumentado la sensación de inseguridad en la sociedad peruana;
  2. Los comportamientos delictivos que más preocupan son: robos a domicilio, robos a personas, pandillerismo y microcomercialización de drogas, contrabando y otros;
  3. Es necesario encontrar una respuesta adecuada a los actos de criminalidad menor y pandillerismo;
  4. Durante los últimos gobiernos se han distanciado las relaciones de la Policía con los Alcaldes, sobre todo de oposición;
  5. A raíz del repliegue policial durante la época terrorista aparecieron los serenazgos municipales como servicios alternativos, los que le han quitado un peso social a la institución policial;
  6. La normatividad que regula la actuación de los serenazgos y su relación con la policía es confusa e incompleta.

POLITICA DE PERSONAL:

  1. Carencia de una normatividad única y actualizada;
  2. Desigual distribución del personal en la estructura;
  3. No existe un plan de carrera para el personal, lo que origina: problemas en los ascensos, en los cambios de colocación, y en la calificación del desempeño (discrecionalidad y subjetividad que ocasionan favoritismos);
  4. No se respeta la especialización;
  5. Problemas para la recategorización del personal.

BIENESTAR:

  1. Los esfuerzos por dar bienestar a los policías son aislados e inconexos, generándose duplicidad de esfuerzos y desperdicio de recursos;
  2. Los servicios que recibe el personal son más caros y deficientes que los que proporcionan entidades privadas;
  3. Existen evidencias de malos manejos en los fondos de bienestar policiales;
  4. Los fondos mas cuestionados son: FOVIPOL (Fondo de Vivienda Policial) y FOSPOLI (Fondo de Salud Policial);
  5. Hay muchos conflictos individuales al interior de la Institución que no encuentran cauces de solución;
  6. La Caja Militar Policial atraviesa graves problemas económicos financieros, estimándose en cerca de 5 mil millones de soles la brecha. Se calcula que los malos manejos han ocasionado una pérdida de 250 millones de dólares.

SALUD:

  1. Se estima que la Policía Nacional del Perú, brinda servicios entre 450,000 y 550,000 personas entre titulares y beneficiarios, distribuidos 50% en Lima y 50% en provincias;
  2. No existe un verdadero sistema de salud para la PNP, la Dirección de Sanidad sólo tiene a su cargo 3 hospitales en Lima, en el resto del país los hospitales están a cargo de los Jefes de Región y las Farmacias a cargo de la Dirección de Bienestar;
  3. Hay duplicidad de funciones, dispersión y desarticulación de esfuerzos y desperdicio de recursos escasos;
  4. Hasta el 2001 la Sanidad no era unidad ejecutora de presupuesto;
  5. La Sanidad Policial, cuenta con 11,604 efectivos (12% del total PNP) de los cuales sólo 764 son médicos. Del total de efectivos de Sanidad el 55% trabajan en Lima y en el caso de los médicos el porcentaje llega al 69%;
  6. Los hospitales de la PNP, cuentan con 969 camas de las cuales 70% se ubican en Lima, existiendo un déficit de 500 camas.
  7. De los equipos médicos 47% exceden los 10 años de antigüedad y 28% están imperativos;
  8. FOSPOLI ha sido mal administrado y genera malestar y desconfianza entre el personal. Los usuarios del servicio se quejan de un servicio deficiente. No hay disponibilidad de medicinas;
  9. El Personal se queja de discriminación en la atención, sobre todo en las jerarquías de Suboficiales.

RECURSOS:

  1. El presupuesto de la PNP asignado por el Estado es insuficiente y actualmente no hay condiciones para que sea aumentado significativamente en los niveles de necesidad reales de la institución;
  2. A nivel nacional, no hay equipamiento adecuado (vehículos, motocicletas, armamento y otros) para el personal policial, ni recursos para la adquisición, mantenimiento o refacción de vehículos, armamento e instalaciones, lo que se traduce en una falta de servicios a la comunidad;
  3. Los equipos de comunicaciones están obsoletos y en otros casos hay problemas con adquisiciones inadecuadas.

En general se ha determinado que los recursos asignados por el Estado a la Policía Nacional del Perú, son insuficientes, están mal distribuidos y para colmo son administrados sin eficiencia, sin eficacia y sin economía, repercutiendo en el incumplimiento de metas y objetivos institucionales.

Los recursos asignados por el Estado no cubren las necesidades que afronta la institución policial, lo que se traduce en la falta de cantidad y calidad de los servicios de seguridad ciudadana.

Por otro lado la ciudadanía percibe falta de moral y ética profesional en el ejercicio de la profesión policial, debido a cobros indebidos, invención de infracciones de tránsito y otras faltas que lindan con el delito; todo esto de alguna forma, tiene su origen en las bajas remuneraciones, falta de incentivos institucionales y otros beneficios a favor del personal.

También la problemática de la administración financiera reside en la falta de prudencia de los altos mandos para realizar las compras institucionales, lo que origina sobrecostos que afectan a la entidad policial.

En este mismo contexto encontramos la falta de transparencia en el uso de los recursos. No existe información sobre la administración financiera policial, lo que se traduce en desconfianza del personal policial y especialmente de la ciudadanía.

3.2.2. PRONOSTICO DE LA PNP

DOCTRINA POLICIAL:

  1. Habrá plena integración institucional;
  2. Será un cuerpo único que comparte metas, objetivos, misión y visión institucional;
  3. Está abocada al cumplimiento de su finalidad fundamental;
  4. Recupera la confianza de la ciudadanía, y mejora su imagen institucional.

SISTEMA EDUCATIVO POLICIAL:

  1. Habrá mejoramiento de las relaciones con otras entidades educativas;
  2. Los instructores, catedráticos y profesores estarán capacitados y perfeccionados lo que mejorará los conocimientos, la ética y moral policial;
  3. Existirá procesos de selección, en un marco de transparencia y equidad;
  4. Régimen de internado humanizado antes que totalmente castrense en las Escuelas de Formación.

MARCO NORMATIVO:

  1. Existe una diferenciación clara y precisa entre las funciones de las FF. AA. y de la PNP, lo que generará la confianza de ciudadanía;
  2. La legislación que regula a la PNP. se unifica, ordena y difunde entre todo el personal;
  3. El Código de Contravenciones de Policía eficiente y eficazmente.

ESTRUCTURA POLICIAL:

  1. La PNP. dispone de una estructura unificada;
  2. La Ley Orgánica de la PNP ha trascendido con la aplicación de nuevas y modernas herramientas organizacionales;
  3. Se ha minimizado la burocratización, existe eficiente coordinación, se ha ampliado el alcance de control, existe delegación de funciones y se ha eliminado la duplicidad de funciones;
  4. La Dirección General PNP se dedica a las funciones estratégicas y ha dejado las actividades operativas para las direcciones correspondientes.

COMISARIAS:

  1. Personal, infraestructura y equipamiento eficientes;
  2. Altos niveles de satisfacción de los usuarios;
  3. El personal ejecuta sus tareas en los tiempos y movimientos estrictamente necesarios;
  4. Racionalización efectiva de recursos escasos;
  5. Adecuado soporte tecnológico con el apoyo del Estado, las empresas privadas, la comunidad y el apoyo de la cooperación técnica internacional.

RELACIONES CON LA COMUNIDAD:

  1. Ha aumentado la sensación seguridad, credibilidad y confianza en la sociedad peruana;
  2. Se supera vertiginosamente el pandillerismo, microcomercialización de drogas, contrabando y otros;
  3. Se dispone de respuestas adecuadas a los actos de criminalidad menor y pandillerismo;
  4. Se ha mejorado sustancialmente las relaciones de la Policía con los Alcaldes, sobre todo;
  5. Los serenazgos municipales, trabajan coordinadamente con la PNP., lo que le ha reforzado la responsabilidad social a la institución policial;

POLITICA DE PERSONAL:

  1. Se dispone de una normatividad única y actualizada en relación con el personal policial y civil que labora en la institución;
  2. Distribución correcta del personal en la estructura institucional;
  3. Hay un plan de carrera para el personal, lo que facilita los ascensos, cambios de colocación, y en la calificación del desempeño;
  4. Se respeta la especialización;
  5. Recategorización efectiva del personal.

BIENESTAR:

  1. La institución se preocupa por el bienestar del personal policial y sus familias;
  2. Los servicios que recibe el personal son cómodos y eficientes;
  3. Los fondos de bienestar policiales son gestionados eficientemente;
  4. No existen conflictos individuales al interior de la Institución;
  5. No hay problemas en las pensiones del personal policial.

SALUD:

  1. Se mejora sustancialmente los servicios de salud del personal policial y sus familiares;
  2. Se ha reorganizado el sistema de saludo policial, estableciendo convenios, que favorecen a la institución ;
  3. Los recursos escasos están adecuadamente racionalizados;
  4. Se programa, ejecuta y evalúa adecuadamente presupuesto asignado;

RECURSOS:

  1. El presupuesto asignado por el Estado ha sido mejorado, existen más recursos directamente recaudados, los mismos que son gestionados adecuadamente;
  2. Se ha mejorado el equipamiento (vehículos, motocicletas, armamento y otros) adquisición, mantenimiento o refacción de vehículos, armamento e instalaciones;
  3. Existe mejoramiento en los equipos de comunicaciones.

3.3. ADMINISTRACION FINANCIERA DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU

3.3.1. PRESUPUESTO INSTITUCIONAL

ASPECTOS GENERALES:

La Policía Nacional del Perú, pertenece al Sector Interior.

Para efectos presupuestarios, Sector, es el conjunto de organismos con propósitos comunes que realizan acciones referidas a la gestión.

La PNP, es un pliego para efectos presupuestarios.

De acuerdo con la Ley, un Pliego es una entidad del Sector Público a la que se le aprueba una asignación en el presupuesto anual para el cumplimiento de las actividades y/o proyectos a su cargo.

La PNP, está compuesto de varias Unidades Ejecutoras. Para efectos presupuestarios.

Unidad ejecutora es la instancia orgánica con capacidad para desarrollar funciones administrativas y contables. Es la responsable de informar sobre el avance y/o cumplimiento de las metas.

FUENTES DE FINANCIAMIENTO:

De las varias fuentes de financiamiento que tiene el Sector Público en su conjunto, la PNP, hace uso primordialmente de las siguientes: Recursos ordinarios, Recursos directamente recaudados, Donaciones y Transferencias. Los recursos ordinarios son ingresos provenientes del Tesoro Público que a su vez tienen su origen en la recaudación tributaria y otros conceptos. Los Recursos directamente recaudados, son ingresos generados y administrados por las Unidades Ejecutoras, en nuestro caso de la PNP, provienen de rentas de la propiedad, tasas, venta de bienes, prestación de servicios y otros. Las donaciones y transferencias, son recursos financieros no reembolsables recibidos por la PNP de agencias internacionales de desarrollo, gobiernos, instituciones y organismos internacionales, así como de otras personas naturales y jurídicas domiciliadas o no en el país.

PLANEAMIENTO ESTRATEGICO:

En este marco, tenemos que referirnos al Planeamiento Estratégico Sectorial Multianual (PESEM), el mismo que consiste en determinar los objetivos estratégicos de mediano plazo, definir cursos de acción en un esquema multianual, partiendo de la visión, misión, en coordinación con las unidades ejecutoras. Asimismo se debe considerar las acciones permanentes y temporales que debe realizar la institución. Por otro lado, se deben ponderar los indicadores de desempeño, impacto y resultado para efectos de tener un panorama completa del planeamiento estratégico.

PRESUPUESTO INSTITUCIONAL:

El presupuesto institucional, en su concepción moderna es un importante instrumento de programación económica y social al posibilitar la identificación de los objetivos que la PNP quiere alcanzar. El presupuesto de la PNP, está conformado por ingresos y gastos. En general el rubro ingresos está compuesto por Ingresos corrientes, Ingresos de capital, transferencias y financiamiento. En cambio los gastos pueden ser gastos corrientes y gastos de capital.

El presupuesto de la PNP, se concreta en el marco del sistema de gestión presupuestaria y comprende las siguientes fases: Programación, Formulación, Aprobación, Ejecución, Control y Evaluación.

En la programación se establecen los objetivos institucionales a lograr durante un año fiscal determinando la demanda global de los gastos que implicará la prestación de los servicios por parte del pliego de la PNP. En la fase de formulación, se defines la estructura funcional programática y metas presupuestarias en función a los objetivos institucionales establecidos en la fase de programación. En la aprobación, el presupuesto institucional es remitido al Sector Interior y de allí a la Dirección General de Presupuesto público para su consolidación y remisión por el Presidente de la República al Poder Legislativo para su aprobación. En la fase de ejecución del presupuesto, se concreta el flujo de ingresos y gastos, dentro del marco de la Asignación Trimestral de Gastos, los Calendarios de Compromisos y las modificaciones presupuestarias aprobadas. En la fase del control del presupuesto, está comprendido el seguimiento de los niveles de ejecución de los ingresos y de los gastos respecto al presupuesto autorizado y sus modificatorias. El control puede comprender el control previo, concurrente y posterior. La evaluación del presupuesto, que es la última fase de esta actividad, determina los resultados de la gestión presupuestaria del pliego, sobre la base del análisis y medición de la ejecución presupuestaria de ingresos, gastos y metas.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCION INSTITUCIONAL:

Un aspecto muy importante en la administración financiera de la PNP, es luchar contra la corrupción institucional. Al respecto se dispone de normas de austeridad, racionalidad y disciplina presupuestaria. La Ley Anual del Presupuesto, contiene las disposiciones de obligatorio cumplimiento por los pliegos presupuestarios del Gobierno Nacional, Gobiernos Regionales y Gobiernos Locales con el objeto de mantener el equilibrio presupuestario a que se refiere la Norma de la Ley Nº 27209 -Ley de Gestión Presupuestaria del Estado; Ley de Equilibrio Financiero del Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2005 y las reglas fiscales establecidas en la Ley Nº 27245 -Ley de Responsabilidad y Transparencia Fiscal, modificada por la Ley Nº 27958.

Las Disposiciones de Austeridad, constituyen reglas para mantener el equilibrio fiscal, independientemente de la fuente de financiamiento, que deben ser aplicadas durante la ejecución del presupuesto y comprende en forma específica disposiciones: en materia de personal, en materia de ingresos personales, en materia de bienes y servicios.

Otro aspecto a considerar son las Disposiciones de Racionalidad. Al respecto la Ley Anual de Presupuesto establece que el Titular del Pliego dentro de los sesenta (60) días de publicada la Ley de Presupuesto, deberá aprobar mediante la resolución la correspondiente directiva que contenga medidas de racionalidad a ser aplicadas durante el Año Fiscal 2005. Dicha directiva se publicará en la página web de la entidad o a través de un medio de comunicación masiva.

Las medidas de racionalidad deben contemplar, según corresponda, entre otros lo siguiente:

  1. Priorizar y determinar las acciones necesarias que permitan el cumplimiento de los objetivos del pliego al menor costo posible;
  2. Identificar la duplicidad de funciones en la entidad y proponer la reestructuración que corresponda según la Ley Marco de Modernización de la Gestión del Estado -Ley Nº 27658 y del Decreto Supremo Nº 062-2003-EF de fecha 15 de mayo de 2003;
  3. Evaluar y mejorar los procesos internos con la finalidad de simplificarlos;
  4. Evaluar las planillas del personal activo y cesante para efecto de depurar y evitar pagos a personas y pensionistas inexistentes;
  5. Adoptar medidas de ahorro efectivo en el consumo de los servicios de energía, agua y teléfono;
  6. Adoptar medidas de ahorro efectivo en el gasto por el consumo de combustible;
  7. Optimizar la utilización de los espacios físicos disponibles de las entidades en el marco de su gestión institucional;
  8. Evaluar y prior izar las transferencias de recursos a personas jurídicas privadas, en función de los objetivos institucionales trazados para el Año Fiscal 2005;
  9. Restringir al mínimo indispensable la contratación y adquisición de bienes y servicios para la adecuación y remodelación de ambientes de sedes administrativas, alquiler de locales, así como la adquisición de mobiliario de oficina, alfombras, tabiquerías y otros de igual naturaleza;
  10. Restringir al mínimo indispensable los viajes dentro del país en comisión de servicios;
  11. Restringir al mínimo indispensable los viajes fuera del país en comisión de servicios que irroguen gastos al Estado;
  12. Asimismo, toda unidad ejecutora y entidad pública en general, no podrá otorgar suma de dinero alguna con cargo a su Presupuesto Institucional, en beneficio del servidor público, por concepto de viáticos por comisión de servicios en el exterior, capacitación, instrucción o similares, cuando éstos sean cubiertos por la entidad internacional organizadora o auspiciante del evento, independientemente de la norma que regula la asignación de sus viáticos o conceptos similares, bajo responsabilidad del Titular de la Entidad y del funcionario que autorice el viaje;
  13. Conducir procedimientos orientados a una adecuada racionalización de los recursos humanos, teniendo en cuenta su ubicación y distribución en el territorio nacional conforme a las necesidades del servicio.

3.3.2. TESORERIA DE LA PNP

La Tesorería de la PNP, constituye la síntesis de la gestión financiera gubernamental; por ser la que administra y regula el flujo de fondos de la entidad e interviene en su equilibrio económico y monetario.

El sistema de Tesorería aplicado en la PNP, tiene a su cargo la responsabilidad de: determinar la cuantía de los ingresos (programación financiera); captar fondos (recaudación); pagar a su vencimiento las obligaciones de la entidad policial (procedimiento de pago); otorgar fondos o pagar la adquisición de bienes y servicios de la entidad; y, recibir y custodiar los títulos y valores pertinentes.

En el sistema de tesorería, se denomina Unidad de caja al principio que se aplica para centralizar la totalidad de los recursos financieros y ponerlos a cargo de la tesorería de la entidad policial. Este concepto no se opone a la implementación de mecanismos descentralizados de los procesos de pago. La unidad de caja permite distribuir racionalmente los fondos, en función a las prioridades del gasto o cuando no exista liquidez suficiente. Su aplicación hace posible que los fondos puedan ser colocados donde más se necesitan y ser retraídos, cuando el proceso de gestión muestre insuficiente capacidad de gasto.

La Tesorería PNP, se organiza y gestiona en base a las siguientes normas generales: Ley de Administración Financiera del Sector público, Ley de Gestión Presupuestaria del Estado, Ley Anual del Presupuesto Público, Normas Técnicas de Control Interno para el Sector Público.

La Tesorería, como parte de la Administración financiera, también dispone de normas generales propias del sistema:

NORMAS GENERALES DEL SISTEMA DE TESORERIA (NGT):

Con Resolución Directoral No. 026-80-EF/77.15, se aprobaron las Normas Generales del Sistema de Tesorería, estas normas son las siguientes:

NGT- 01 : Unidad de Caja

NGT- 02 : Manejo de Fondos del Tesoro Público a través de subcuentas

NGT- 03 : Facultad para el manejo de cuentas y subcuentas bancarias

NGT- 04 : Apertura de cuentas y subcuentas bancarias

NGT- 05 : Uso del Fondo para pagos en efectivo

NGT- 06 : Uso del Fondo fijo para caja chica

NGT- 07 : Reposición oportuna del fondo para pagos en efectivo y del Fondo para caja chica.

NGT- 08 : Arqueos sorpresivos

NGT- 09 : Transferencias de fondos

NGT- 10 : Medidas de seguridad para el giro de cheques y traslado de fondos.

NGT- 11 : Cheques a nombre de la entidad

NGT- 12 : Cambio de cheques personales

NGT- 13 : Uso de sello fechador « pagado »

NGT- 14 : Conciliaciones de subcuentas del Tesoro Público

NGT- 15 : Finanzas de servidores.

Por otro lado, los procedimientos así como los aspectos técnico normativos para efectos de la ejecución financiera y demás operaciones de tesorería, está normado por la Directiva de Tesorería para el año Fiscal 2006 aprobada por la Dirección Nacional del Tesoro Público. También el Sistema de Tesorería anualmente aprueba la Directiva de Tesorería para la apertura del año Fiscal 2006, en este caso.

De acuerdo con las normas antes indicadas, el gastos fiscal se sujeta al proceso de la ejecución presupuestal y financiera, y es competencia y responsabilidad de la respectiva Unidad Ejecutora; se desarrolla a través de las siguientes etapas: COMPROMISO, DEVENGADO y el PAGO.

La atención del Gasto Devengado con cargo a los recursos administrados por la Dirección Nacional del tesoro Público se sujeta a las Autorizaciones de Giro y de Pago que son aprobadas por dicha Dirección, conforme al procedimientos establecidos en las normas de tesorería. Las Autorizaciones de Giro constituyen el monto límite para proceder al giro del cheque, emisión de Carta – Orden, o transferencias electrónicas, con cargo a la cuenta bancaria correspondiente, respecto del gasto devengado por parte de la Unidad Ejecutora.

En el marco de la Tesorería, para el pago de remuneraciones y pensiones es obligatorio el uso de la modalidad de pago mediante abonos en cuentas bancarias individuales, sea a través del Banco de la Nación o de cualquier otra institución financiera del Sistema Financiero Nacional.

Para el pago a proveedores, una vez aprobado el registro del Gasto Comprometido, que debe incluir el Código de Cuenta Interbancario (CCI) DEL PROVEEDOR, LA Unidad Ejecutora registrará en el Sistema de Información Financiera del Sector Público ( SIAF-SP), el Gasto Devengado según la normatividad aplicable y la fase del Gasto Girado se sujetará a las reglas específicas del sistema.

Con la finalidad de asegurar un adecuado y oportuno cierre de las operaciones de tesorería de cada año, la Dirección General del Tesoro Público, ha considerado pertinente establecer condiciones y fijar los plazos a ser aplicados por las Unidades ejecutoras, así como establecer precisiones en cuanto a la vigencia de las cuentas bancarias de las Unidades Ejecutoras para efectos de su continuidad en el año siguiente. Todas estas normas están contenidas en la Directiva de Tesorería para el Cierre del año, por tanto la Policía Nacional del Perú para evitar retrasos y problemas en la ejecución del ingreso y gastos debe cumplir todas las normas pertinentes.

3.4. GESTIÓN INSTITUCIONAL DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU

GENERALIDADES:

La Policía Nacional del Perú, según la Ley No. 27238, es una institución del Estado creada para garantizar el orden interno, el libre ejercicio de los derechos fundamentales de las personas y el normal desarrollo de las actividades ciudadanas. La PNP, es una entidad profesional y jerarquizada. Está compuesta por personal que representa la ley, el orden y la seguridad en toda la República y que además tienen competencia para intervenir en todos los asuntos que se relacionan con el cumplimiento de su finalidad fundamental.

La PNP forma parte de la estructura orgánica del Ministerio del Interior.

FUNCIONES DE LA PNP:

Son funciones de la Policía Nacional del Perú las siguientes:

  1. Mantener la seguridad y tranquilidad públicas para permitir el libre ejercicio de los derechos fundamentales de la persona consagrados en la Constitución Política del Perú.
  2. Prevenir, combatir, investigar y denunciar los delitos y faltas previstos en el Código Penal y leyes especiales, perseguibles de oficio; así como aplicar las sanciones que señale el Código Administrativo de Contravenciones de Policía.
  3. Garantizar la seguridad ciudadana. Capacita en esta materia a las entidades vecinales organizadas.
  4. Brindar protección al niño, al adolescente, al anciano y a la mujer que se encuentran en situación de riesgo de su libertad e integridad personal, previniendo las infracciones penales y colaborando en la ejecución de las medidas socio-educativas correspondientes.
  5. Investigar la desaparición de personas naturales.
  6. Garantizar y controlar la libre circulación vehicular y peatonal en la vía pública y en las carreteras, asegurar el transporte automotor y ferroviario, investigar y denunciar los accidentes de tránsito, así como llevar los registros del parque automotor con fines policiales, en coordinación con la autoridad competente.
  7. Intervenir en el transporte aéreo, marítimo, fluvial y lacustre en acciones de su competencia.
  8. Vigilar y controlar las fronteras, así como velar por el cumplimiento de las disposiciones legales sobre control migratorio de nacionales y extranjeros.
  9. Brindar seguridad al Presidente de la República en ejercicio o electo, a los Jefes de Estado en visita oficial, a los Presidentes de los Poderes Públicos y de los organismos constitucionalmente autónomos, a los Congresistas de la República, Ministros de Estado, así como a diplomáticos, dignatarios y otras personalidades que determine el reglamento de la presente Ley.
  10. Cumplir con los mandatos escritos del Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Jurado Nacional de Elecciones, Ministerio Público y de la Oficina Nacional de Procesos Electorales, en el ejercicio de sus funciones.
  11. Participar en la seguridad de los establecimientos penitenciarios, así como en el traslado de los procesados y sentenciados de conformidad con la ley.
  12. Participar en el cumplimiento de las disposiciones relativas a la protección y conservación de los recursos naturales y del medio ambiente, la seguridad del patrimonio arqueológico y cultural de la Nación.
  13. Velar por la seguridad de los bienes y servicios públicos, en coordinación con las entidades estatales correspondientes.
  14. Participar en la Defensa Nacional, Defensa Civil y en el desarrollo económico y social del país.
  15. Ejercer la identificación de las personas con fines policiales.
  16. Ejercer las demás funciones que le señalen la Constitución y las leyes.

ATRIBUCIONES DE LA PNP:

Son atribuciones de la Policía Nacional del Perú las siguientes:

  1. Intervenir en toda circunstancia, cuando el ejercicio de la función policial así lo requiera, por considerarse permanentemente en servicio.
  2. Requerir la presentación de documentos de identidad personal cuando el caso lo amerite.
  3. Registrar y centralizar los antecedentes policiales de las personas, así como las requisitorias judiciales.
  4. Expedir certificados de antecedentes policiales, domiciliarios, de supervivencia y otros derivados del cumplimiento de sus funciones.
  5. Realizar peritajes criminalísticos, técnico-vehiculares y otros relacionados con sus funciones.
  6. Obtener, custodiar, asegurar y procesar indicios, evidencias y elementos probatorios relacionados con la investigación policial, poniéndolos oportunamente a disposición de la autoridad competente.
  7. Coordinar y cooperar con los organismos internacionales e instituciones de policía en la prevención y represión de la delincuencia, de conformidad con los convenios suscritos.
  8. Ejercer las demás atribuciones que le señalen la Constitución y las leyes.

FACULTADES DE LA PNP:

Son facultades de la Policía Nacional del Perú las siguientes:

  1. Realizar registros de personas e inspecciones de domicilios, instalaciones y vehículos, naves, aeronaves y objetos, de acuerdo a la Constitución y la ley.
  2. Ingresar gratuitamente a los espectáculos públicos y tener pase libre en vehículos de transporte público masivo, cuando sea necesario para el cumplimiento de sus funciones.
  3. Poseer, portar y usar armas de fuego de conformidad con la Constitución y la ley.
  4. Intervenir, citar y detener a las personas de conformidad con la Constitución y la ley.
  5. Intervenir como conciliador en los casos de conflicto que no constituyan delitos o faltas que alteren el orden y la tranquilidad pública.
  6. Ejercer las demás facultades que le señalen la Constitución y las leyes.

ESTRUCTURA ORGANICA:

La Policía Nacional del Perú tiene la siguiente estructura orgánica:

1. Órgano de Dirección

  • Dirección General

2. Órgano de Asesoramiento

  • Estado Mayor General

3. Órgano de Control

  • Inspectoría General

4. Órganos Consultivos

  • Comisión Consultiva
  • Consejo Superior
  • Consejo Económico
  • Consejo de Calificación
  • Consejos de Investigación

5. Órganos de Apoyo

6. Órgano de Instrucción y Doctrina

  • Dirección de Instrucción y Doctrina Policial

7. Órganos de Ejecución

  • Direcciones Especializadas
  • Regiones Policiales

DIRECCION GENERAL :

La Dirección General es el órgano de más alto nivel en la Policía Nacional del Perú, encargado de la organización, preparación, administración, supervisión, el desarrollo, la disciplina y el empleo de los recursos.

12.2 Está al mando de un Director General designado por el Presidente de la República entre uno de los Tenientes Generales de la Policía Nacional en Situación de Actividad. Depende del Ministro del Interior. El tiempo de permanencia en el empleo es determinado por el Presidente de la República en calidad de Jefe Supremo de la Policía Nacional del Perú.

12.3 Al Teniente General designado como Director General de la Policía Nacional se le otorgará, sólo mientras desempeñe dicho cargo, la denominación de General de Policía y ostentará los distintivos correspondientes. Ésta disposición sólo tiene aplicación para efectos de la jerarquía policial y de su representatividad; no constituye un ascenso y, consecuentemente, no conlleva mayor remuneración ni beneficio adicional de ningún tipo con respecto a las remuneraciones y beneficios que gozan los Tenientes Generales.

PROCESO DE GESTIÓN INSTITUCIONAL :

El Proceso de gestión institucional comprende la planeación de las actividades y recursos; la organización adecuada de los procesos y procedimientos de las actividades institucionales; la dirección táctica y estratégica de los recursos para los fines propuestos; y, la evaluación y control institucional.

En la medida que este proceso sea conducido, gestionado y evaluado convenientemente, estará orientado hacia la optimización del proceso de gestión de la PNP.

Interpretando a Chiavenato (2000), podemos decir que la gestión institucional es un proceso de aplicación de principios y de funciones para la consecución de objetivos. Según el autor, las diversas funciones de los responsables de la gestión institucional, conforman el proceso administrativo; por ejemplo, la planeación , organización, dirección y control consideradas por separado, constituyen las funciones administrativas; cuando se toman como una totalidad para conseguir objetivos, conforman el proceso administrativo o proceso de gestión institucional.

El proceso de gestión implica que los acontecimientos y las relaciones sean dinámicas, estén en evolución y en cambio permanente y sean continuos.

El proceso de gestión no puede ser inmutable, estático; por el contrario es móvil, no tiene comienzo ni final, ni secuencia fija de acontecimientos; además los elementos del proceso de gestión actúan entre sí; cada uno de ellos afecta a los demás.

Chiavenato, dice que una gestión institucional no es una cuestión aislada, sino una parte integral de un conjunto mayor constituido por varias funciones que se relacionan entre sí, así como con todo el conjunto.

3.5. CONTROL EFECTIVO DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

De acuerdo con la Ley No. 27238, la Inspectoría general es el órgano de control de la Policía Nacional del Perú, de carácter sistémico, encargado de fiscalizar, evaluar e investigar la correcta aplicación y observancia de las leyes y reglamentos; la eficacia funcional, la moral y disciplina del personal; el empleo correcto y adecuado del potencial humano, de los recursos materiales, económicos y financieros, así como control de calidad y costo –beneficio de los servicios que presta la institución.

Está a cargo de un Oficial General en situación de Actividad.

La Inspectoría General de la PNP depende funcionalmente de la Oficina de Control Interno del Ministerio del Interior.

Sus relaciones funcionales son establecidas mediante norma del Ministerio del Interior.

De acuerdo con el artículo 10° de la Ley No. 28141, ley que sustituye diversos artículos del Decreto Legislativo No. 370, Ley del Ministerio del Interior; la Oficina de Control Institucional (OCI), está encargada de programar y ejecutar las actividades de control en el ámbito del Ministerio, de conformidad con lo dispuesto en la Ley No. 27785 – Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República y demás disposiciones pertinentes. Depende funcional y administrativamente de la Contraloría General de la República.

Por otro lado, en el Artículo 11° de la norma antes referida, la Oficina de Asuntos Internos conduce investigaciones extraordinarias sobre actos de corrupción en los distintos órganos del Sector Interior y propone las sanciones pertinentes, formula políticas y ejecuta estrategias conducentes a prevenir y eliminar dichos actos. Depende del Ministro. El Director General de la Policía Nacional del Perú podrá solicitar al Ministro la actuación de la Oficina de Asuntos Internos en asuntos de su competencia.

DIAGNOSTICO DEL CONTROL INTERNO DE LA PNP:

  1. Hay percepción extendida entre la sociedad, que la PNP es una de las instituciones más corruptas del país;
  2. Existen constantes denuncias de ciudadanos y medios de comunicación;
  3. Los cobros por trámites, tránsito, etc acrecientan la desconfianza ciudadana;
  4. Hay relación estrecha entre la cultura del secreto y el incremento de los niveles de corrupción;
  5. Durante el Gobierno del Ex Presidente Fujimori se acrecentó el problema por la politización y permisividad a la corrupción;
  6. El sistema de control interno es débil.

Según Chiavenato (2000), el control institucional tiene varios significados en la gestión empresarial. El control como función restrictiva y coercitiva, el control como sistema automático de regulación y el control como función administrativa.

Controlar es definir los estándares de desempeño, monitorear el desempeño, comparar el desempeño con los estándares y emprender las acciones correctivas para garantizar la consecución de los objetivos deseados.

En general, la gestión institucional crea mecanismos para controlar todos los aspectos que se presenten en las operaciones de la organización empresarial.

La finalidad del control es garantizar que los resultados de lo que se planeó, organizó y distribuyó se ajusten lo máximo posible a los objetivos preestablecidos. La esencia del control radica en la verificación de si la actividad controlada está alcanzando o no los objetivos o resultados deseados. El control es un proceso que guía la actividad ejecutada para alcanzar un fin determinado de antemano. Como proceso, el control presenta fases que deben explicarse.

Lo esencial en cualquier sistema de control institucional es:

  1. Un objetivo, un fin predeterminado, un plan, una línea de acción, un estándar, una norma, una regla decisoria, un criterio, una unidad de medida;
  2. Un medio para medir la actividad desarrollada;
  3. Un procedimiento para comparar tal actividad con el criterio fijado; y,
  4. Algún mecanismo que corrija la actividad en curso, para alcanzar los resultados deseados.

En el marco del principio de gestión moderna y rendición de cuentas, la Administración Policial está orientada bajo un sistema moderno de gestión y sometida a una evaluación de desempeño. La Policía Nacional del Perú incorporará en sus programas de acción, mecanismos concretos para la rendición de cuentas a la ciudadanía sobre los avances, logros, dificultades y perspectivas de su gestión.

Los titulares de la institución policial son gestores de los intereses de la colectividad y están sometidos a las responsabilidades establecidas.

CONTROL Y DEFENSA DE LOS INTERESES DE LA PNP:

FISCALIZACION.- La Policía Nacional del Perú está sujeta a la fiscalización permanente del Congreso de la República, del Ministerio del Interior y la Ciudadanía, conforme a Ley y al Reglamento General de la PNP.

CONTROL.- El control de la Policía Nacional del Perú está a cargo de la Inspectoría General, la cual depende funcionalmente de la Contraloría General de la República conforme a la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Control y de la Contraloría General de la República.

El órgano de Control Policial está bajo la Jefatura de un funcionario seleccionado y nombrado por la Contraloría General de la República, mediante concurso público de méritos. Su ámbito de control abarca a todos los órganos de la Policía Nacional del Perú y todos los actos y operaciones conforme a Ley.

El Jefe del Órgano de Control de la Policía Nacional del Perú emite informes anuales a la Dirección General de la Policía Nacional del Perú acerca del ejercicio de sus funciones y del estado del control del uso de recursos y fondos públicos.

Adecuando la opinión de Arens & Loebbecke (2000) , el control aplicado a la Policía Nacional del Perú, es un proceso continuo realizado por la dirección y el personal de la entidad; para proporcionar seguridad razonable, respecto a sí están lográndose los objetivos siguientes:

  • Promover la efectividad, eficiencia y economía en las operaciones y, la calidad en los servicios;
  • Proteger y conservar los recursos contra cualquier pérdida, despilfarro, uso indebido, irregularidad o acto ilegal;
  • Cumplir las leyes, reglamentos y otras normas institucionales; y,
  • Elaborar información administrativa, financiera, económica, patrimonial, presupuestal y de otro tipo en forma válida y confiable, presentada con oportunidad.

Promover la efectividad, eficiencia y economía en las operaciones y la calidad en los servicios que debe brindar cada entidad pública. Este objetivo se refiere al control interno que adopta la dirección para asegurar que se ejecuten las operaciones, de acuerdo a criterios de efectividad, eficiencia y economía. Tales controles comprenden los procesos de planeamiento, organización, dirección y control de las operaciones en los programas, así como los sistemas de medición de rendimiento y monitoreo de las actividades ejecutadas.

La efectividad tiene relación directa con el logro de los objetivos y metas programadas; la eficiencia se refiere a la relación existente entre los bienes o servicios producidos y los recursos utilizados para producirlos; en tanto que, la economía, se refiere a los términos y condiciones bajo los cuales se adquieren recursos físicos, financieros y humanos, en cantidad y calidad apropiada y al menor costo posible. El control de calidad debe permitir promover mejoras en las actividades que desarrollan las entidades y proporcionar mayor satisfacción en el público, menos defectos y desperdicios, mayor productividad y menores costos en los servicios.

Proteger y conservar los recursos contra cualquier pérdida, despilfarro, uso indebido, irregularidad o acto ilegal. Este objetivo está relacionado con las medidas adoptadas por la dirección para prevenir o detectar operaciones no autorizadas, acceso no autorizado a recursos o, apropiaciones indebidas que podrían resultar en pérdidas significativas para la entidad, incluyendo los casos de despilfarro, irregularidad o uso ilegal de recursos. Los controles para la protección de activos no están diseñados para cautelar las pérdidas derivadas de actos de ineficiencia, como por ejemplo, adquirir equipos innecesarios o insatisfactorios.

Cumplimiento de leyes, reglamentos y otras normas institucionales. Este objetivo se refiere a que la dirección, mediante el dictado de políticas y procedimientos específicos, aseguran que el uso de los recursos sea consistente con las disposiciones establecidas en las leyes y reglamentos, y concordante con las normas relacionadas con la gestión institucional.

Elaborar información administrativa, financiera, económica, patrimonial y de otro tipo en forma válida y confiable, presentada con oportunidad. Este objetivo tiene relación con las políticas, métodos y procedimientos dispuestos por la dirección para asegurar que la información elaborada por la entidad sea válida y confiable, al igual que sea revelada razonablemente en los informes. Una información es válida porque se refiere a operaciones o actividades que ocurrieron y que tiene las condiciones necesarias para ser considerada como tal; en tanto que una información confiable es aquella que brinda confianza a quien la utiliza.

ESTRUCTURA DEL CONTROL :

De acuerdo con Blanco (2001) , se denomina estructura de control al conjunto de planes, métodos, procedimientos y otras medidas, incluyendo la actitud de la dirección de la entidad, para ofrecer seguridad razonable respecto a que están lográndose los objetivos del control. El concepto moderno del control discurre por cinco componentes y diversos elementos, los que se integran en el proceso de gestión y operan en distintos niveles de efectividad y eficiencia.. Esto permite que la dirección se ubiquen en el nivel de supervisores del sistema de control, en tanto que las jefaturas que son los verdaderos ejecutivos, se posicionen como los responsables del sistema de control, a fin de fortalecerlo y dirigir los esfuerzos hacia el logro de sus objetivos.

Según el Informe COSO , para operar la estructura de control se requiere la implementación de sus componentes, que se encuentran interrelacionados e integrados al proceso administrativo. Los componentes pueden considerarse como un conjunto de normas que son utilizadas para medir el control y determinar su efectividad, los que se describen a continuación:

  • Ambiente de Control Interno
  • Evaluación del Riesgo
  • Sistema de información y comunicaciones
  • Actividades de Control Gerencial
  • Actividades de Monitoreo

Ambiente de Control

Se refiere al establecimiento de un entorno que estimule e influencie las tareas de las personas con respecto al control de sus actividades. Como el personal resulta ser la esencia de cualquier entidad, sus atributos constituyen el motor que la conduce y la base sobre la que todo descansa.

El ambiente de control tiene gran influencia en la forma en que son desarrolladas las operaciones, se establecen los objetivos y estiman los riesgos. Igualmente, tiene relación con el comportamiento de los sistemas de información y con las actividades de monitoreo. Son elementos del ambiente de control, entre otros, integridad y valores éticos, estructura orgánica, asignación de autoridad y responsabilidad y políticas para la administración de personal.

Evaluación del riesgo:

El riesgo se define como la probabilidad de que un evento o acción afecte adversamente a la entidad. Su evaluación implica la identificación, análisis y manejo de los riesgos relacionados con la elaboración de estados financieros y que pueden incidir en el logro de los objetivos del control en la entidad. Estos riesgos incluyen eventos o circunstancias internas o externas que pueden afectar el registro, procesamiento y reporte de información. Son elementos de la evaluación del riesgo, entre otros, cambios en el ambiente operativo del trabajo, ingreso de nuevo personal, implementación de sistemas de información nuevos y reorganización en la entidad. La evaluación de riesgos debe ser responsabilidad de todos los niveles involucrados en el logro de objetivos. Esta actividad de auto-evaluación que practica la dirección debe ser revisada por los auditores para asegurar que los objetivos, enfoque, alcance y procedimientos han sido apropiadamente realizados.

Actividades de control:

Se refieren a las acciones que realiza la dirección y otro personal de la entidad para cumplir diariamente con las funciones asignadas. Son importantes porque en sí mismas implican la forma correcta de hacer las cosas, así como también porque el dictado de políticas y procedimientos y la evaluación de su cumplimiento, constituyen medios idóneos para asegurar el logro de objetivos de la entidad. Son elementos de las actividades de control, entre otros, las revisiones del desempeño, el procesamiento de información computarizada, los controles relativos a la protección y conservación de los activos, así como la división de funciones y responsabilidades.

Sistema de Información y Comunicación

Está constituido por los métodos y procedimientos establecidos para registrar, procesar, resumir e informar sobre las operaciones de la entidad. La calidad de la información que brinda el sistema afecta la capacidad de la dirección para adoptar decisiones adecuadas que permitan controlar las actividades de la entidad.

En el sector público el sistema integrado de información financiera debe propender al uso de una base de datos central y única, soportada por tecnología informática y telecomunicaciones, accesible para todos los usuarios de las áreas de presupuesto, tesorería, endeudamiento público y contabilidad gubernamental, en el nivel central y en el nivel operativo y, para los administradores gubernamentales. La comunicación implica proporcionar un apropiado entendimiento sobre los roles y responsabilidades individuales involucradas en el control de la información dentro de la entidad.

Actividades de Monitoreo:

Representan al proceso que evalúa la calidad del control en el tiempo y permite al sistema reaccionar en forma dinámica, cambiando cuando las circunstancias así lo requieran. Se orienta a la identificación de controles débiles, insuficientes o innecesarios y, promueve su reforzamiento. El monitoreo se lleva a cabo de tres formas: (a) durante la realización de actividades diarias en los distintos niveles de la entidad; (b) de manera separada por personal que no es el responsable directo de la ejecución de las actividades, incluidas las de control; y, (c) mediante la combinación de ambas modalidades.

RESPONSABILIDAD DE LA DIRECCION EN LA IMPLEMENTACION DEL CONTROL:

Según Contreras (1995) , el control es efectuado por diversos niveles, cada uno de ellos con responsabilidades importantes. La dirección general, las direcciones específicas, los auditores y personal de otros niveles contribuyen para que el sistema de control funcione con efectividad, eficiencia y economía.

Una estructura sólida del control es fundamental para promover el logro de sus objetivos y la eficiencia y economía en las operaciones de la entidad. Por ello, la dirección es responsable de la aplicación y supervisión del control. La dirección debe prescribir las políticas que se deben aplicar para supervisar la estructura de control e informar sobre su idoneidad.

La dirección debe adoptar una actitud positiva frente a los controles, que le permita tener una seguridad razonable, en cuanto a que los objetivos del control han sido logrados.

Para contribuir al fortalecimiento del control interno en la PNP, la dirección debe asumir el compromiso de implementar los criterios que se enumeran a continuación:

  • Apoyo institucional a los controles internos;
  • Responsabilidad sobre la gestión;
  • Clima de confianza en el trabajo;
  • Transparencia en la gestión gubernamental; y,
  • Seguridad razonable sobre el logro de los objetivos del control.

Apoyo Institucional al control interno:

Interpretando a Cashin, Neuwirth & Levy (1998) , la dirección y todo el personal de la entidad deben mostrar y mantener una actitud positiva y de apoyo a los controles internos.

La actitud es una característica de la alta dirección de la entidad y se refleja en todos los aspectos relativos a su actuación. Su participación y apoyo favorece la existencia de una actitud positiva.

Esta actitud puede lograrse mediante el compromiso de la dirección por implementar controles internos apropiados en la entidad y asignarles la debida prioridad. Los directivos deben demostrar su apoyo a los controles internos efectivos, destacando la importancia de una auditoría interna objetiva e independiente, que identifica las áreas en que puede mejorarse el rendimiento y, reaccionando favorablemente ante la información que incluye sus informes.

El personal de la entidad deben aplicar los controles internos y adoptar medidas que promuevan su efectividad. El respaldo de la alta dirección sobre los controles internos repercute sobre el nivel de rendimiento y favorece la calidad de éstos.

Respondabilidad:

Según el MAGU (1998) , la respondabilidad (accountability), se entiende como el deber de los directores y jefes de rendir cuenta ante una autoridad superior y ante el público por los fondos o bienes públicos a su cargo y/o por una misión u objetivo encargado y aceptado. Este proceso se sub-divide en respondabilidad financiera y respondabilidad gerencial.

La respondabilidad financiera, es aquella obligación que asume una persona que maneja fondos o bienes públicos de responder ante su superior y públicamente ante otros, sobre la manera como desempeñó sus funciones. La respondabilidad gerencial, se refiere a las acciones de informar que realizan los funcionarios y empleados sobre como gastaron los fondos o manejaron lo bienes públicos, sí lograron los objetivos previstos y, si éstos, fueron cumplidos con eficiencia y economía.

Corresponde a la dirección de la entidad promover el proceso de respondabilidad institucional. Para su implementación se requiere de la existencia de una administración financiera moderna, acompañada de una estructura de control interno sólida.

Clima de confianza en el trabajo:

Interpretando a Elorreaga (2002) , la dirección general, las direcciones específicas y jefaturas deben fomentar un apropiado clima de confianza que asegure el adecuado flujo de información entre el personal de la entidad. La confianza tiene su base en la seguridad en otras personas y en su integridad y competencia, cuyo entorno las anima a conocer los aspectos propios de su responsabilidad.

La confianza mutua entre el personal crea las condiciones para que exista un buen control interno. La confianza apoya el flujo de información que el personal necesita para tomar decisiones, así como también la cooperación y la delegación de funciones contribuyen al logro efectivo de los objetivos de la entidad.

La comunicación abierta depende del nivel de confianza existente dentro de la entidad. Un alto nivel de confianza anima a las personas a tener la seguridad de conocer todo lo que sea de su competencia. Compartir tales informaciones refuerza el control, al reducir la dependencia y la presencia continuada, respecto de una persona con buen juicio y habilidad.

La fluidez de las comunicaciones entre los servidores y la voluntad para delegar funciones son indicadores del nivel de confianza existente entre ellos. Los cambios en la entidad tales como su reorganización indefinida o reducción de personal en forma periódica, puede impactar sobre una atmósfera de confianza, particularmente, si tales cambios son implementados de manera inconsistente con los valores de la organización.

Corresponde a la dirección general y direcciones específicas de la entidad establecer los mecanismos que fomenten un clima de confianza que asegure el adecuado flujo de información entre las unidades y los servidores de su entidad.

Transparencia en la Gestión Gubernamental:

Analizando a Holmes (1999) , podemos indicar que la demanda de mayor información sobre el funcionamiento de la entidad, programas, proyectos y otros servicios policiales es cada vez más notoria. Tanto los legisladores, como los directores, el personal policial y el público en general, tienen interés en conocer si los fondos institucionales se administran correctamente, de acuerdo a ley y, si los fines para los cuales fueron autorizados los recursos se están cumpliendo.

La transparencia en la gestión de los recursos comprende, de un lado, la obligación de la entidad de divulgar información sobre las actividades ejecutadas relacionadas con el cumplimiento de sus fines y, de otro lado, la facultad del público de acceder sin restricciones a tal información, para conocer y evaluar en su integridad, el desempeño y la forma de conducción de la gestión gubernamental.

Corresponde a la dirección de cada entidad establecer políticas generales para promover la transparencia en la gestión de los recursos públicos y permitir el acceso del público a las informaciones que genere. Igualmente, corresponde a los órganos del Sistema Nacional de Control examinar e informar sobre la calidad de la información que la entidades brinda al público.

Seguridad razonable sobre el logro de los Objetivos del Control Interno:

La estructura de control interno debe proporcionar seguridad razonable de que los objetivos del control interno han sido logrados. La seguridad razonable se refiere a que el costo del control interno, no debe exceder el beneficio que se espera obtener de él. La dirección de la entidad debe identificar los riesgos que implican las operaciones y, estimar el margen de riesgo aceptable en términos cuantitativos y cualitativos, de acuerdo con las circunstancias.

Establecer controles internos rentables que permitan minimizar el riesgo, requiere de una adecuada comprensión por parte de la dirección de los objetivos que desea lograr, en vista que podrían diseñarse sistemas con controles excesivos en áreas concretas, con el consecuente efecto negativo sobre otras operaciones.

LIMITACIONES DE LA EFECTIVIDAD DEL CONTROL:

Según el Informativo Caballero Bustamante (2002) , ninguna estructura de control, por muy óptima que sea, puede garantizar por si misma, una gestión efectiva y eficiente, así como registros e información financiera integra, exacta y confiable, ni puede estar libre de errores, irregularidades o fraudes, especialmente, cuando aquellas tareas competen a cargos de confianza. Los controles que dependen de la segregación de funciones, podrían resultar no efectivos si existiera colusión entre los empleados. Los controles de autorización podrían ser objeto de abuso por la misma persona que adopta la decisión de implementarlos o mantenerlos.

Como en ciertos casos, la propia dirección podría no observar los controles que ella misma ha establecido, mantener una estructura de control que elimine cualquier riesgo de pérdida, error, irregularidad o fraude, resultaría un objetivo imposible y, es probable que, más costoso que los beneficios que se esperan obtener.

Cualquier estructura de control depende del factor humano y, consecuentemente, puede verse afectada por un error de concepción, criterio o interpretación, negligencia o distracción.

Aunque pueda controlarse la competencia e integridad del personal que concibe y opera el control mediante un adecuado proceso de selección y entrenamiento; éstas cualidades pueden ceder a presiones externas o internas dentro de la entidad. Es más, si el personal que realiza el control interno no entiende cual es su función en el proceso o decide ignorarlo, el control interno resultará ineficaz.

Los cambios en la entidad y en la dirección pueden tener impacto sobre la efectividad del control y sobre el personal que opera los controles. Por esta razón, la dirección debe evaluar periódicamente los controles, informar al personal de los cambios que se implementen y, dar un buen ejemplo a todos respetándolos.

CONTROL DE CALIDAD SOBRE LOS SERVICIOS BRINDADOS

Según el Instituto de Auditores Internos del Perú (2001) , la dirección debe promover la aplicación del control de calidad para conocer la bondad de sus servicios y/o productos, el grado de sus servicios y/o productos, el grado de satisfacción de parte del público y el impacto de sus programas o actividades.

El control de calidad aplicado, debe permitir a la entidad promover mejoras e incrementar la eficacia en las actividades que desarrollan. Cuando se aplica de un modo eficaz el control de calidad, puede proporcionar mayor satisfacción en el público, menos defectos y desperdicio en la prestación de servicios, mayor productividad y menores costos; por ello, es importante crear un ambiente en donde la calidad tenga la más alta prioridad institucional.

La implementación de la calidad en la entidad debe partir del análisis de las necesidades del público y la evaluación objetiva respecto del grado en que son satisfechas. Esto incluye el diseño de un plan para cerrar la brecha existente entre la situación actual y la deseada. Corresponde a los directores establecer metas de calidad y proporcionar recursos para desarrollar los programas de calidad, dentro de un libre flujo de información y de acuerdo a la disponibilidad de recursos existente.

La capacitación en el manejo de las técnicas de control de calidad, resulta ser una herramienta importante para incrementar las habilidades de los servidores. Los esfuerzos para mejorar la calidad requieren del apoyo y la participación de la alta dirección y de quienes trabajan en equipo para implementar los cambios.

Corresponde a la dirección, el monitoreo de los esfuerzos para mejorar y controlar la calidad de los servicios, mediante la utilización de herramientas y técnicas, tales como el control estadístico de la calidad y la aplicación de programas de mejoramiento continuo. Asimismo, compete a la dirección administrar los obstáculos que puedan ser creados en los niveles de decisión intermedios, al ver disminuir su poder de decisión por la reducción de las barreras funcionales y por un mayor trabajo en equipo.

NORMAS DE CONTROL INTERNO PARA LA ADMINISTRACION FINANCIERA GUBERNAMENTAL:

Según la Contraloría General de la República (1998) , la administración financiera como sistema de apoyo de la administración pública, es definida como el sistema por medio del cual tiene lugar la planificación, recaudación, asignación, financiación, custodia, registro e información, dando como resultado la gestión eficiente de los recursos financieros públicos necesarios para la atención de las necesidades sociales. Los componentes del sistema de administración financiera son: presupuesto, tesorería, endeudamiento público y contabilidad. Estos componentes incluyen controles internos y durante el ciclo fiscal tienen a su cargo la responsabilidad de proyectar, procesar e informar las operaciones referidas a la administración de los recursos financieros gubernamentales.

Las normas de control interno para la administración financiera gubernamental se orientan a promover controles claves en las diferentes áreas de los sistemas de administración financiera gubernamental, dentro de una óptica que posibilite la integración de los controles internos y la información que procesan las áreas siguientes: Presupuesto, Tesorería, Endeudamiento público y Contabilidad.

CAPITULO IV :

AUDITORIA INTEGRAL

Según la XXIII Conferencia Interamericana de Contabilidad, concordando los aportes de Jaime I. Walinsky-Argentina-, Juan de la Cruz Martines y Elver Jesús Lemus Varela- Colombia-, Agustín Lizardo –Republica Dominicana- y Jaime A. Hernández-Colombia, podemos llegar a definir a la auditoria integral de la siguiente manera: La auditoria integral es un modelo de control completo de la gestión de un ente, incluido su entorno. Debe brindar una razonable opinión sobre la calidad, eficiencia, eficacia y economía de las operaciones económicas, de la gestión administrativa, del control interno y de la gestión gerencial, así como también una opinión sobre la razonabilidad de los estados financieros, el cumplimiento de leyes y normas administrativas y contables, el impacto sobre el medio ambiente y la neutralización de riesgos. Debe, finalmente, determinar los defectos, los desvíos y los problemas detectados para concluir proponiendo mejoras, correcciones y soluciones.

Según, Alderuccio, Guillermo V. (2005) , la Auditoria integral, es el informe realizado por un contador publico matriculado, donde coordina en forma interactiva e interdisciplinaria a otros profesionales y técnicos. En la auditoria integral, la Información financiera, económica, la calidad, las normas, leyes y resoluciones nacionales e internacionales son los censores utilizados para que los estados contables, con sus notas, cuadros y anexos, agreguen valor científicamente a los usuarios. Cada especialista trabaja un plan con el objeto de un informe final anual o intermedio.

De acuerdo a Rodríguez Serpas (2005) , la auditoria integral es el proceso de obtener y evaluar objetivamente, en un periodo determinado, la evidencia relativa a la información financiera, al comportamiento económico y al manejo de una entidad con la finalidad de informar sobre el grado de correspondencia entre aquellos y los criterios o indicadores establecidos o los comportamiento generalizados. La auditoria integral implica la ejecución de un trabajo con enfoque, por analogía de las revisiones financieras, de cumplimiento, control interno y de gestión, sistema y medio ambiente

Interpretando a Hernández V., Jaime (2005) , la auditoría integral: un verdadero arquetipo de control empresarial) Auditoria integral, es la exploración o examen critico de las actividades, operaciones y hechos económicos incluidos sus procesos integrantes, realizados por un ente económico cualquiera, mediante la utilización de un conjunto estructurado de procesos, procedimientos, técnicas y practicas profesionales.

Según la Fundación canadiense para la Auditoria Integral –FACAI; la Auditoria integral, es la evaluación independiente y objetiva de la imparcialidad de las declaraciones de la dirección sobre los resultados o la evaluación de los sistemas y practicas de gestión con relación a ciertos criterios. Esta evaluación se presenta a un órgano rector o a cualquier otro organismo con responsabilidades similares.

La auditoria integral es la ejecución de exámenes estructurados de entidades, programas, proyectos, actividades o segmentos operativos, con el propósito de medir e informar sobre la utilización, de manera económica y eficiente, de sus recursos y el logro de sus objetivos operativos.

La auditoria integral es el proceso que tiende a medir el rendimiento real con relación al rendimiento esperado. La auditoria integral inevitablemente tendera a formular recomendaciones destinadas a mejorar el rendimiento y alcanzar el éxito deseado.

4.1. FILOSOFIA, POSTULADOS Y DOCTRINA DE LA AUDITORIA INTEGRAL

4.1.1. FILOSOFIA DE LA AUDITORIA INTEGRAL.

La auditoría integral por naturaleza es un examen a todas los programas, actividades, proyectos y funciones de una entidad.

Como auditores debemos internalizar el hecho de que el mercado y por ende nuestros clientes, se han globalizado, lo cual provoca que cada vez mas nos exijan exámenes integrales, los cuales van mucho mas allá de lo financiero –tributario.

En definitiva debemos entender a la auditoria integral, desde la perspectiva del servicio que nuestros clientes esperan, recordemos que el principio básico que rige nuestra economía global, es que el –cliente es el rey- el es quien solicita el servicio, es el quien le asigna el valor, no nosotros, por lo tanto, es nuestra responsabilidad enfrentar este nuevo escenario.

El fundamento filosófico de la auditoría integral está basado en los siguientes principios:

Independencia: Determina que en todas las tareas relacionadas con la actividad, los miembros del equipo de auditores, deberán estar libres de toda clase de impedimentos personales profesionales o económicos, que puedan limitar su autonomía, interferir su labor o su juicio profesional..

Objetividad: Establece que en todas las labores desarrolladas incluyen en forma primordial la obtención de evidencia, así como lo atinente a la formulación y emisión del juicio profesional por parte del auditor, se deberá observar una actitud imparcial sustentada en la realidad y en la conciencia profesional.

Certificación: Este principio indica que por residir la responsabilidad exclusivamente en cabeza de contadores públicos, los informes y documentos suscritos por el auditor tienen la calidad de certeza es decir, tienen el sello de la fe pública, de la refrenda de los hechos y de la atestación. Se entiende como fe pública el asentamiento o aceptación de lo dicho por aquellos que tienen una investidura para atestar, cuyas manifestaciones son revestidas de verdad y certeza.

Integridad: Determina que las tareas deben cubrir en forma integral todas las operaciones, áreas, bienes, funciones y demás aspectos consustancialmente económico, incluido su entorno. Esta contempla, al ente económico como un todo compuesto por sus bienes, recursos, operaciones, resultados, etc.

Planeamiento: Se debe definir los objetivos de la Auditoría, el alcance y metodología dirigida a conseguir esos logros.

Supervisión: El personal debe ser adecuadamente supervisado para determinar si se están alcanzando los objetivos de la auditoría y obtener evidencia suficiente, competente y relevante, permitiendo una base razonable para las opiniones del auditor.

Oportunidad: Determina que la labor debe ser eficiente en términos de evitar el daño, por lo que la inspección y verificación /deben ser ulteriores al acaecimiento de hechos no concordantes con los parámetros preestablecidos o se encuentren desviados de los objetivos de la organización; que en caso de llevarse a cabo implicarían un costo en términos logísticos o de valor dinerario para la entidad.

Forma: Los informes deben ser presentados por escrito para comunicar los resultados de auditoría, y ser revisados en borrador por los funcionarios responsables de la dirección de la empresa.

Cumplimiento de las Normas de Profesión: Determina que las labores desarrolladas deben realizarse con respecto de las normas y postulados aplicables en cada caso a la práctica contable, en especial, aquellas relacionadas con loas normas de otras auditorías especiales aplicables en cada caso.

4.1.2. POSTULADOS DE LA AUDITORIA INTEGRAL

Según el Manual de auditoría Gubernamental, los postulados son hipótesis básicas coherentes, principios lógicos y requisitos que contribuyen al desarrollo de las normas de auditoría y, sirven de soporte a las opiniones de los auditores en sus informes, especialmente, en casos en que no existan normas específicas aplicables. Los postulados deben disponer de características esenciales para el desarrollo de cualquier disciplina intelectual; suposiciones que no llegan por sí ,mismas a una verificación directa, una base para la inferencia, fundamentales para la construcción de cualquier estructura teórica y susceptibles de ser recusados a la luz del posterior avance del conocimiento.

Los postulados básicos que se deben tener en cuenta son los siguientes:

(1) Autoridad legal para ejercer las actividades de auditoría;

(2) Aplicabilidad de las normas de auditoría;

(3) Importancia relativa;

(4) La auditoría se dirige a la mejora de las operaciones futuras, en vez de criticar solamente el pasado;

(5) Juicio imparcial de los auditores;

(6) El ejercicio de la auditoría impone obligaciones profesionales a los auditores;

(7) Acceso de todo tipo de información;

(8) Aplicación de la materialidad en la auditoría;

(9) Perfeccionamiento de los métodos y técnicas de auditoría;

(10) Existencia de controles internos apropiados;

(11) Las operaciones y contratos, están libres de irregularidades y actos de colusión;

(12) Respondabilidad (obligación de rendir cuenta) y auditoría.

4.1.3. DOCTRINA DE LA AUDITORIA INTEGRAL.

GENERALIDADES:

Según Canevaro (2004) , la Auditoría Integral se define como el examen objetivo, sistemático y profesional de las operaciones financieras y administrativas; comprende: la evaluación de las transacciones y de la información financiera y el cumplimiento de las disposiciones legales, reglamentarias, contractuales, normativas y/o políticas aplicables y la evaluación de los resultados de la gestión y su adherencia a los principios de economía, eficiencia y eficacia.

El término Auditoría Integral, será usado como la máxima expresión de la Auditoría Gubernamental para evaluar la gestión de la Policía Nacional del Perú. Los alcances indicados representan una respuesta institucional a la creciente necesidad de la sociedad por conocer con un grado de seguridad razonable, cuál es el uso que se da a los recursos del Estado. Por supuesto, la tarea de evaluar la gestión, requiere el desarrollo de una capacidad profesional acorde con la complejidad de las operaciones y sistemas de administración cambiantes en el sector gubernamental de nuestros días.

FASES DE LA AUDITORIA INTEGRAL:

Las fases del trabajo de auditoría integral son las siguientes:

  1. planificación,
  2. ejecución,
  3. informe; además,
  4. asesoría; y,
  5. monitoreo.

ALCANCE DE LA AUDITORIA INTEGRAL:

El alcance de la auditoría integral considera a los sistemas administrativos y de control, identificación de riesgos, operaciones y resultados, información financiera, desempeño gerencial y cumplimiento y regulación.

AUDITORIA INTEGRAL DIFERENTE A LA SUMA DE AUDITORIAS:

La auditoría integral no es la suma de auditorías. Es más bien un modelo de cobertura global y por lo tanto, no se trata de una suma de auditorías, sino del mejor resultado de una evaluación conjunta.

LA AUDITORIA INTEGRAL Y LAS NORMAS:

El trabajo de auditoría integral se basa en las Normas Internacionales de Auditoría, Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas, Normas de Auditoría Gubernamental, Normas Técnicas de Control Interno para el Sector Público, Manual de Auditoría Gubernamental y otras.

OBJETIVOS DE LA AUDITORIA INTEGRAL

El objetivo de la auditoría integral, es maximizar beneficios, desarrollo del personal, maximizar ingresos, incrementar competitividad y propugnar el crecimiento.

De acuerdo con Blanco (2001) , la Auditoría Integral, representa un medio decisivo para la modernización y transparencia en la forma de administrar los recursos públicos en la PNP. Los objetivos de esta auditoría son: La formación de una opinión sobre los Estados Financieros y determinar si la gestión institucional ha logrado agregar valor a sus actividades. Estos serían los objetivos a corto plazo. Sin embargo, en el mediano plazo, lo que se busca con esta auditoría es “generar una conciencia en el personal policial, los Auditores de la Contraloría y los Ciudadanos en general, de que los recursos del Estado deben ser manejados con los más altos estándares de administración y transparencia y que ello puede ser medido para tranquilidad y perdurabilidad de las instituciones. En el largo plazo, la Auditoría Integral, unirá la gestión pública con los estamentos de la sociedad, de tal forma que contribuya a crear y mantener una cultura de control de los recursos públicos, apoyando constante y oportunamente los esfuerzos por retornar a los contribuyentes, en forma de servicios de alta calidad, los impuestos y otras contribuciones que tienen que hacer para la subsistencia del Estado.

4.2. CRITERIOS Y NORMAS DE LA AUDITORIA INTEGRAL

Si la función de la auditoría es incrementar la credibilidad de los informes, es claro que la labor del auditor, en si, ha de gozar de gran credibilidad. La auditoría tradicional debe cumplir con las normas de auditoría generalmente aceptadas y los principios de contabilidad generalmente aceptados, como base para el establecimiento de su cuota de credibilidad. En el caso de la auditoría integral, tanto las prácticas de administración generalmente aceptadas, como las normas de auditoría requeridas, para examinar dichas prácticas, están aún en proceso de desarrollo y determinación. Las normas y técnicas para la auditoria integral deben adecuarse, en base a los criterios y normas de la auditoría financiera, auditoría de gestión, exámenes especiales y otros elementos.

4.2.1. CRITERIOS DE AUDITORIA INTEGRAL

Un elemento de vital importancia en el proceso de auditoría integral lo constituye la aplicación de criterios de auditoría. Los criterios de auditoría son normas razonables contra las cuales pueden evaluarse las prácticas admi¬nistrativas y los sistemas de control e información, en forma adecuada. Di¬chos criterios son utilizados para juzgar el grado en el cual la entidad auditada cumple con las expectativas que se habían determinado y dispuesto en forma explícita.

En las áreas en las cuales aún no existen criterios, éstos pueden emanar de diversas fuentes incluyendo los pronunciamientos de organizaciones pro¬fesionales, reglamentos gubernamentales, directrices, literatura sobre el tema sometido a auditoría, conceptos de profesionales respetados que trabajan en el área y esencialmente el sentido común, es decir, lo que una persona podría esperar en forma razonable de la administración bajo unas circunstancias dadas.

Para poder ser más efectivos, los criterios deben ser aceptables para todas las partes involucradas. Esta aceptación puede obtenerse en la práctica, invo¬lucrando directamente a la administración en el proceso del establecimiento de estos criterios. Por. Ejemplo, en las áreas de auditoria en las cuales aún no se ha determinado el criterio, se busca la opinión de especialistas en esas áreas y se compara las prácticas sugeridas con aquellas adoptadas en otras jurisdicciones (por ejemplo la Contraloría General de los Estados Unidos). Después, se discuten los criterios expresados que se estaban sometiendo a la auditoría, para poder lograr tanta información al respecto como fuera posible y establecerlos de las for¬mas más razonables, práctica y pertinencia posible.

Las Guías de Auditoría, incluyen tanto los criterios generales de auditoría como los subcriterios que son aplicados en la realización de las auditorías. A medida que se obtiene mayor experiencia, es posible que los criterios cambien y que se agreguen criterios en otras áreas de auditoría.

Según el Manual de Auditoría Gubernamental, en el ámbito gubernamental los criterios de auditoría son emitidos por la Contraloría General de la República, con el fin de orientar la gestión de los órganos conformantes del Sistema Nacional de Control. Los criterios básicos son líneas generales de acción que aseguran la uniformidad en las tareas que realizan los auditores. Tales orientaciones promueven el cumplimiento de las actividades de manera efectiva, eficiente y económica; y, proporcionan una razonable seguridad de que se están logrando los objetivos y metas programados. Es igualmente importante disponer de un conjunto de normas, procedimientos y prácticas de auditoría que orienten la acción y permitan efectuar el control de calidad de la auditoría y medir los logros alcanzados. Los criterios básicos aplicables a la auditoria son:

(1) Eficiencia en el manejo de la auditoría;

(2) Entrenamiento contínuo;

(3) Conducta funcional eficiente;

(4) Alcance de la auditoría;

(5) Comprensión y conocimiento de la entidad a ser auditada;

(6) Comprensión de la estructura de control interno de la entidad a ser auditada;

(7) Utilización de especialistas;

(8) Detección de irregularidades o actos ilícitos;

(9) Reconocimiento de logros notables de la entidad;

(10) Comunicación oportuna de los resultados de la auditor►1ª;

(11) Comentarios de los funcionarios de la entidad auditada;

(12) Presentación del borrador del informe a la entidad auditada;

(13) Calidad de los Informes de auditoría;

(14) Tono constructivo en la auditoría;

(15) Organización de los informes de auditoría;

(16) Revisiones de control de calidad en las auditorías;

(17) Transparencia de los informes de auditoría;

(18) Acceso de personas a documentos sustentatorios de auditoría.

4.2.2. NORMAS DE AUDITORIA INTEGRAL

Las normas de auditoría constituyen el equivalente de los principios aplicables a la auditoría. Por tanto una norma es definida como una verdad fundamental, una doctrina o ley básica. Son verdades fundamentales que reúnen las características siguientes: son autoevidentes, es decir, no necesitan ser demostradas, son generalmente aceptadas por los auditores y reconocidas por las disposiciones legales del país.

Las normas constituyen la guía para los auditores, puesto que les permiten establecer el marco de su actuación, así como los procedimientos que deben aplicar.

Según Vallejos (2004) , la aplicación de normas ayudará a desarrollar una auditoría de alta calidad respondiendo a la necesidad de completar tareas difíciles en forma oportuna, evitando formar juicios prematuros basados en información incompleta por la falta de tiempo, asimismo, establecen orden y disciplina, produciendo auditorías efectivas, garantizando la veracidad de los hallazgos y el soporte adecuado para las recomendaciones, consecuentemente habrá una mayor aceptación por parte de la dirección. Otro beneficio importante de las normas es que se logra una mayor uniformidad en la terminología utilizada para describir auditorías más amplias que las financieras, como la auditoría integral.

Debido a la reciente aplicación de la auditoría integral en el sector privado de países desarrollados como, Estados Unidos, Inglaterra, Gales y Canadá, no existen aún normas autorizadas específicas que la regulen. Sin embargo, como su origen se encuentran en la Auditoría Financiera Gubernamental, se pueden considerar aplicables, al menos en parte, las normas emitidas por la GAO , para la Auditoría de organizaciones del gobierno, programas, actividades y funciones. El Instituto Norteamericano de Contadores Públicos (AICPA), nombró un comité formado por siete miembros el cual realizó un amplio estudio del papel y de las responsabilidades del auditor independiente que había un vacío entre el desempeño de los Auditores Independientes y las necesidades y expectativas de los usuarios de Estados Financieros Auditados. Por tal circunstancia, el AICPA le ha dado seguimiento a las normas GAO, revisándolas y emitiendo informes con los comentarios correspondientes a fin de darle el apoyo necesario para que puedan ser desarrolladas en el sector público y privado.

En 1973, emitió su primer informe declarando que estaba de acuerdo con la filosofía y objetivos presentados por la GAO, considerándola como parte de la evolución y crecimiento de la disciplina de Auditoría.

Entre algunos de los informes emitidos por el AICPA, que forman parte de los lineamientos adicionales para la ejecución de la Auditoría Integral, están: Lineamientos para la participación de contadores públicos en tareas de Auditoría Gubernamental a fin de evaluar la economía, eficiencia y resultados de programas; y, tareas de Auditoría Operacional. Este último fue preparado con la idea de definir actividades de Auditoría Integral, efectuado por contadores públicos para proveer información sobre las mismas y señalar diferencias con otros tipos de Auditoría.

Los lineamientos emitidos por el AICPA y las normas de la GAO, guían la Auditoría Integral, pero no contienen todo ni son definitivas, por lo que se siguen desarrollando prácticas y procedimientos en las unidades de auditoria interna, para asegurar la consistencia y calidad de la labor que llevan a cabo.

Las normas de la GAO se dividen en dos áreas principales: Auditoría Financiera y Auditoría Operativa. Las dos deberán observar la aplicación de las normas generales relacionadas a la capacidad profesional del personal, la independencia de la organización de auditoría y de su personal, el debido cuidado profesional con que debe practicarse la auditoría y prepararse los informes respectivos, y la aplicación de controles de calidad.

Otro tipo de normas son las específicas a cada tipo de auditoría, que incluyen normas para el trabajo de campo y para la presentación del informe. Las normas para ejecución del trabajo establecen que este debe ser adecuadamente planeado para obtener evidencia relevante, competente y suficiente a fin de alcanzar los objetivos de la auditoría, incluyendo no sólo la naturaleza de los procedimientos del auditor, si no también su extensión. Las normas para la presentación del informe hacen énfasis, que este debe ser preparado por escrito para comunicar los resultados de cada auditoría, reduciendo así el riesgo de que sean mal interpretados y facilitando el seguimiento para determinar si se han adoptado las medidas correctivas apropiadas.

A continuación se presenta un resumen de las principales normas generales y específicas gubernamentales que la Auditoría integral aplica en su desarrollo,.

Normas Generales.

  • Capacidad Profesional: El personal designado deberá poseer la capacidad profesional necesaria para realizar las tareas que se requieren. Busca garantizar que los auditores mantengan su capacidad profesional y cumplan con los siguientes requisitos: Conocimiento de métodos y técnicas, de los organismos, programas y funciones, habilidad para comunicarse con claridad y eficacia y la pericia necesaria para desarrollar el trabajo encomendado.
  • Independencia: La organización de auditoría y cada uno de los auditores deben estar libres de impedimentos que comprometan su independencia y además, mantener una actitud y apariencia de ésta.
  • Debido Cuidado Profesional: Debe tenerse el debido cuidado profesional al ejecutar la auditoría y preparar los informes correspondientes.
  • Control de Calidad: Establece que las organizaciones de auditoría deben tener una propiedad o sistema interno de control de calidad y participar en un programa de revisión externa del mismo, para asegurar de que se cumple con las normas de auditoría y que se han establecido políticas y procedimientos de auditoría adecuados.

Normas para el Trabajo:

  • Planeamiento: Se debe definir los objetivos de la auditoría, el alcance y metodología dirigida a conseguir esos logros.
  • Supervisión: El personal debe ser adecuadamente supervisado para determinar si se están alcanzando los objetivos de auditoría y obtener evidencia suficiente, competente y relevante, permitiendo una base razonable para las opiniones del auditor.
  • Disposiciones Legales y Regulaciones: El auditor debe estar alerta a situaciones de posibles fraudes, abusos o actos ilegales, por lo que debe diseñar la auditoría de tal manera que proporcione una seguridad razonable sobre el cumplimiento de disposiciones legales.

Normas para la Presentación de Informes:

  • Forma: Los informes deben ser preparados por escrito para comunicar los resultados de auditoría, y ser revisados en borrador por los funcionarios responsables de la dirección de la entidad.
  • Oportunidad: Los informes deben ser preparados los más pronto posible a fin de ser utilizados oportunamente.
  • Presentación del Informe: Los datos en forma exacta y razonable describirán los hallazgos de manera convincente, clara, sencilla, concisa y completa.
  • Contenido del Informe: Se deben incluir los objetivos de la auditoría, alcance y metodología para comprender su propósito.

NORMAS INTERNACIONALES DE AUDITORIA (NIAs):

Las Normas Internacionales de auditoría contienen los principios básicos y los procedimientos esenciales junto con lineamientos relativos en forma de material explicativo y de algún otro tipo. Los principios básicos y los procedimientos esenciales se han de interpretar en el contexto del material explicativo de otro tipo que proporciona lineamientos para su aplicación. Las Normas Internacionales de Auditoría deben ser aplicadas en la auditoría de los estados financieros. Estas normas deben ser también aplicadas, con la adaptación necesaria, a la auditoría de otra información y de servicios relacionados, como la auditoría integral.

Las Normas internacionales están referidos a temas introductorias; responsabilidades; planeamiento; control interno; evidencia de auditoría; utilización del trabajo de otros; dictamen y conclusiones de auditoría; áreas especializadas; servicios relacionados; declaraciones internacionales de prácticas de auditoría

Estas normas con la adaptación correspondiente son utilizadas por el personal de la auditoría integral, facilitando su trabajo y permitiendo uniformar el tratamiento de las evaluaciones correspondientes.

NORMAS DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL (NAGU’S) :

Las Normas de Auditoría Gubernamental – NAGU, son los criterios que determinan los requisitos de orden personal y profesional del auditor, orientados a uniformar el trabajo de la auditoría y obtener resultados de calidad. Constituyen un medio técnico para fortalecer y uniformar el ejercicio profesional del auditor y permiten la evaluación del desarrollo y resultados de su trabajo, promoviendo el grado de economía, eficiencia y eficacia en la gestión de la entidad auditada. Se fundamentan en la Ley del Sistema Nacional de Control, su Reglamento y en las Normas de Auditoría Generalmente Aceptadas. Son aplicables en su totalidad cuando se trata de una auditoría financiera, y en lo aplicable, en una auditoría de asuntos financieros en particular y otros exámenes especiales. La auditoría de gestión y la auditoría integral requiere, sin embargo, normas complementarias y específicas para satisfacer las necesidades propias de los citados exámenes.

Los auditores deben seleccionar y aplicar las pruebas y demás procedimientos de auditoría que, según su criterio profesional, sean apropiadas en las circunstancias para cumplir los objetivos de cada auditoría. Esas pruebas y procedimientos deben planearse de tal modo que permitan obtener evidencia suficiente, competente y relevante para fundamentar razonablemente las opiniones y conclusiones que se formulen en relación con los objetivos de la auditoría.

Las Normas de Auditoría Gubernamental son de cumplimiento obligatorio, bajo responsabilidad, por los auditores de la Contraloría General de la República, de los Organos de Auditoría Interna de las entidades sujetas al Sistema y de las Sociedades de Auditoría designadas por el organismo superior de control. Asimismo, son de observancia, por los profesionales y/o especialistas de otras disciplinas que participen en el proceso de la auditoría gubernamental.

Se caracterizan por ser flexibles, permitiendo su adaptabilidad y actualización, de ser necesario; así como servir de estándares para ponderar la eficiencia y efectividad de la auditoría. Dichas normas son las siguientes:

NORMAS GENERALES :

  • NAGU 1.10: ENTRENAMIENTO TÉCNICO Y CAPACIDAD PROFESIONAL
  • NAGU 1.20: INDEPENDENCIA
  • NAGU 1.30: CUIDADO Y ESMERO PROFESIONAL
  • NAGU 1.40: CONFIDENCIALIDAD
  • NAGU 1.50: PARTICIPACION DE PROFESIONALES Y/O ESPECIALISTAS
  • NAGU 1.60: CONTROL DE CALIDAD

NORMAS RELATIVAS A LA PLANIFICACION (PLANEAMIENTO) DE LA AUDITORIA GUBERNAMENTAL:

  • NAGU 2.10: PLANIFICACION GENERAL
  • NAGU 2.20: PLANEAMIENTO DE LA AUDITORIA
  • NAGU 2.30: PROGRAMAS DE AUDITORIA
  • NAGU 2.40: ARCHIVO PERMANENTE

NORMAS RELATIVAS A LA EJECUCIÓN DE LA AUDITORIA GUBERNAMENTAL:

  • NAGU 3.10: EVALUACION DE LA ESTRUCTURA DEL CONTROL INTERNO
  • NAGU 3.20: EVALUACION DEL CUMPLIMIENTO DE DISPOSICIONES LEGALES Y REGLAMENTARIAS
  • NAGU 3.30: SUPERVISION DEL TRABAJO DE AUDITORIA
  • NAGU 3.40: EVIDENCIA SUFICIENTE, COMPETENTE Y RELEVANTE
  • NAGU 3.50: PAPELES DE TRABAJO
  • NAGU 3.60: COMUNICACION DE HALLAZGOS
  • NAGU 3.70: CARTA DE REPRESENTACIÓN

NORMAS RELATIVAS AL INFORME DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL:

  • NAGU 4.10: ELABORACIÓN DEL INFORME
  • NAGU 4.20: OPORTUNIDAD DEL INFORME
  • NAGU 4.30: CARACTERÍSTICAS DEL INFORME
  • NAGU 4.40: CONTENIDO DEL INFORME
  • NAGU 4.50: INFORME ESPECIAL
  • NAGU 4.60: SEGUIMIENTO DE RECOMENDACIONES DE AUDITORIAS ANTERIORES.

CONCORDANCIA LEGAL:

  • DECRETO LEY NR 26162, PUB. EL 30.12.92: LEY DEL SISTEMA NACIONAL DE CONTROL.
  • RES. DE CONTRALORÍA NR 162-95-CG, PUB. 26.09.1995: NORMAS DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL.
  • RES. DE CONTRALORIA NR 112-97-CG PUB. EL 22.06.1997: SUSTITUYEN TEXTO DE NORMAS DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL. NAGU 3.60.3
  • RES. DE CONTRALORÍA NR 141-99-CG. PUB. EL 29.11.1999: MODIFICAN NORMAS Y MANUAL DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL Y APRUEBAN DIRECTIVAS SOBRE COMUNICACIÓN DE HALLAZGOS Y EVALUACIÓN DE INDICIOS DE RESPONSABILIDAD PENAL Y CIVIL
  • RES. DE CONTRALORÍA NR 259-2000-CG PUB. 13.12.2000: MODIFICAN NORMAS DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL Y DEJAN SIN EFECTO DIRECTIVAS SOBRE COMUNICACIÓN DE HALLAZGOS Y EVALUACIÓN DE INDICIOS DE RESPONSABILIDAD PENAL Y CIVIL.
  • RES. DE CONTRALORIA NR 012-2002-CG PUB. 22.01.2002: SUSTITUYEN TEXTO DE LA NORMA DE AUDITORIA GUBERNAMENTAL 4.50-INFORMA ESPECIAL.

4.3. ALCANCE DE LA AUDITORIA INTEGRAL

Interpretando a Canevaro (2004) , una Auditoría Integral consiste en una revisión sistemática de:

  • La forma en que se cumplen las responsabilidades públicas y
  • La calidad y oportunidad con los cuales se reporta el cumplimiento de las mismas.

La Auditoría Integral se realiza en cumplimiento de una responsabilidad conferida y por consiguiente también debe rendir cuenta, informando los resultados obtenidos.

Es integral, puesto que abarca los aspectos que ven individualmente las otras auditorías, facilitando una visión del conjunto de responsabilidades más importantes en la gestión pública.

AREAS OBJETO DEL EXAMEN

Todas las áreas que están previstas para la práctica de la Auditoría Financiera, de gestión y otras pueden estar cubiertas por la Auditoría Integral. Sin embargo, no debe entenderse que esta auditoría necesariamente abarca todas las áreas de gestión de una entidad.

Esta auditoría, se ocupa de evaluar el cumplimiento de responsabilidades y la forma en que se cumplen. Así las cosas, puntualmente y como producto de una planeación adecuada, el Auditor Integral podrá decidir evaluar la gestión en todas las áreas de responsabilidad o en algunas de ellas. A manera de ejemplo, son áreas de responsabilidad el manejo de recursos físicos (entre otros la contratación para compra de bienes o prestación de servicios), humanos y financieros y el cumplimiento de leyes, normas, reglamentos y políticas. A menudo las áreas de responsabilidad son fácilmente identificables en los estatutos de creación y demás normas legales de funcionamiento. En todo caso, en ausencia de ellos, la identificación del conjunto de objetivos y metas que deben alcanzarse constituye una referencia apropiada para las decisiones de alcance. Por supuesto, se requiere pensar en el 100% de los componentes de responsabilidad y hacer una selección de aquellos calificados como críticos para la misión y objetivos de la PNP. En resumen la Auditoría Integral suele incluir la evaluación y examen de:

  • Sistemas de Control Financiero
  • Sistemas de Control de Gestión
  • Estados Financieros
  • Informes Financieros diferentes a Estados Financieros
  • Informes Operativos y de Resultado

Implicando evaluar la confiabilidad, el cumplimiento, la eficiencia, la eficacia, y la economía, donde sea aplicable y práctico.

REQUERIMIENTO DE HABILIDADES

En razón al amplio alcance la Auditoría Integral, se hace necesario la participación de diversas habilidades profesionales. Como es evidente, el ejercicio de la auditoría deberá apoyarse no solo en profesionales con orientación contable y financiera. Será necesario que participen: miembros policiales, contadores, ingenieros, administradores, abogados, economistas, especialistas en sistemas computacionales, sistemas de seguridad, etc. Desde luego que dichos profesionales, para prestar sus servicios a la Auditoría Integral, deberán cumplir con los requisitos de las Normas sobre capacidad profesional. En todo caso, el auditor responsable de la planeación y dirección del trabajo, oportunamente decidirá el tipo de habilidades requeridas.

CONSIDERACIONES GENERALES DE EXTENSION Y OPORTUNIDAD

Según Voss (2005) , la Auditoría integral como un recurso para estudiar las responsabilidades, naturalmente tiene identificado que su examen se ocupará del período o períodos que cubra el ejercicio fiscal o el período presupuestario. Por ejemplo, si lo que se está estudiando es la responsabilidad por revelar en qué se usó el presupuesto, pues la extensión del examen será el período o períodos a los que correspondan los informes donde la entidad reporta la ejecución presupuestal. Por otra parte, el auditor deberá decidir si examina menos de la totalidad de los datos para sacar una conclusión que proyectada a criterio o estadísticamente, le permita formarse un concepto sobre la calidad de los datos reportados. De igual forma, podría decidir seleccionar algunos proyectos o destinaciones presupuestales que le parezcan serían representativas del cumplimiento de responsabilidad, para evaluarlos en cuanto a la eficiencia, economía y eficacia, siempre y cuando antes se haya practicado un examen de los Estados Financieros.

La oportunidad de la Auditoría Integral, estará dada por el Plan Estratégico de Control y por el Plan Anual de Operaciones. Desde luego, que en tales planes se dará consideración a los requerimientos de oportunidad que se establecen en la Ley Orgánica, otros reglamentos y en solicitudes puntuales. Sin prejuicio de los requerimientos normativos las Auditorías Integrales deberán ser cíclicas, a fin de proveer a la dirección general de la información pertinente para mejorar en su gestión, al permitirles corregir y adoptar las medidas correspondientes.

4.3.1. EVALUACION DE LOS SISTEMAS ADMINISTRATIVOS

De acuerdo con la Ley No. 28112 – Ley Marco de la administración Financiera del Sector Público, a autoridad central de los sistemas conformantes de la Administración Financiera del Sector Público es el Ministerio de Economía y Finanzas, y es ejercida a través del Viceministro de Hacienda quien establece la política que orienta la normatividad propia de cada uno de los sistemas que lo conforman, sobre la base de las propuestas que formule el Comité de Coordinación a que se refiere el artículo 8º de la presente Ley.

Los sistemas integrantes de la Administración Financiera del Sector Público y sus respectivos Órganos rectores, son los siguientes:

  1. Sistema Nacional de Presupuesto: Dirección Nacional del Presupuesto Público;
  2. Sistema Nacional de Tesorería: Dirección Nacional del Tesoro Público;
  3. Sistema Nacional de Endeudamiento: Dirección Nacional del Endeudamiento Público, y
  4. Sistema Nacional de Contabilidad: Dirección Nacional de Contabilidad Pública.

La organización en el nivel descentralizado u operativo, comprende la Unidad Ejecutora que constituye el nivel descentralizado u operativo en la PNP, con el cual se vinculan e interactúan los órganos rectores de la Administración Financiera del Sector Público. Unidad Ejecutora, es aquella dependencia orgánica que cuenta con un nivel de desconcentración administrativa que determine y recaude ingresos; contrae compromisos, devenga gastos y ordena pagos con arreglo a la legislación aplicable; registra la información generada por las acciones y operaciones realizadas; informa sobre el avance y/o cumplimiento de metas; recibe y ejecuta desembolsos de operaciones de endeudamiento; y/o se encarga de emitir y/o colocar obligaciones de deuda.

El Director de la PNP propone al Ministerio de Economía y Finanzas, para su autorización, las Unidades Ejecutoras que considere necesarias para el logro de sus objetivos institucionales.

Los órganos rectores de la Administración Financiera del Sector Público deben velar por que el tratamiento de la documentación e información que se exija a las entidades sea de uso múltiple, tanto en la forma y contenido como en la oportunidad de los mismos, y se evite la duplicidad de esfuerzos y uso de recursos humanos, materiales y financieros que demanda cumplir con los requerimientos de cada uno de los sistemas.

La normatividad, procedimientos y demás instrumentos técnicos específicos de cada sistema integrante deben ser de conocimiento previo de los órganos rectores de los otros sistemas, antes de su aprobación y difusión, con la finalidad de asegurar su adecuada coherencia con la normatividad y procedimientos de los demás sistemas, en el marco de la política establecida por la autoridad central de la Administración Financiera del Sector Público, asegurándose la integridad en su formulación, aprobación y aplicación.

Las Unidades Ejecutoras deben asegurar que los aspectos relacionados con el cumplimiento y aplicación de la normatividad emitida por los sistemas conformantes de la Administración Financiera del Sector Público y con el tratamiento de la información correspondiente, se conduzcan de manera coherente y uniforme, evitando la superposición o interferencia en la operatividad de los procesos de cada sistema.

El registro de la información es único y de uso obligatorio por parte de la entidad, a nivel nacional, regional y local y se efectúa a través del Sistema Integrado de Administración Financiera del Sector Público (SIAF-SP) que administra el Ministerio de Economía y Finanzas, a través del Comité de Coordinación. El SIAF-SP constituye el medio oficial para el registro, procesamiento y generación de la información relacionada con la Administración Financiera del Sector Público, cuyo funcionamiento y operatividad se desarrolla en el marco de la normatividad aprobada por los órganos rectores.

4.3.2. EVALUACION DEL SISTEMA DE CONTROL INTERNO

Según Voss, Jorge (2005) , la función del control interno es la de suministrar seguridad de que los errores o irregularidades se pueden descubrir con prontitud razonable, asegurando así la fiabilidad e integridad de las actividades financieras y operativos. La revisión del control interno por parte del auditor le ayuda a determinar otros procedimientos de auditoría apropiados para formular su opinión sobre la razonabilidad de los saldos finales.

Por definición, el control interno contempla una seguridad razonable, pero no absoluta, de que los objetivos del sistema se cumplirán. La implantación y el mantenimiento de un sistema adecuado de control interno es responsabilidad de la Dirección General de la PNP y el diseño del mismo ha de realizarse teniendo en cuenta los juicios de las direcciones y jefaturas en cuanto a la relación costo-beneficio de cada procedimiento de control, aunque no siempre es posible obtener magnitudes objetivas de los costos y beneficios involucrados.

Un planteamiento conceptual lógico de la evaluación, que se enfoca directamente a prevenir o detectar errores o irregularidades importantes, consiste en aplicar a cada tipo importante de transacciones y a los respectivos activos involucrados en la auditoría, los siguientes criterios:

  1. Considerar entre otros, los tipos de errores e irregularidades que puedan ocurrir;
  2. Determinar los procedimientos de control interno que puedan prevenir o detectar errores o irregularidades;
  3. Determinar si los procedimientos necesarios están establecidos y si se han seguido satisfactoriamente;
  4. Evaluar cualquier deficiencia, es decir, cualquier tipo de error o irregularidad potencial no contemplada por los procedimientos de control interno existentes, para determinar su efecto sobre: la naturaleza, momento de ejecución o extensión de los procedimientos de auditoría a aplicar, y, las sugerencias a hacer al ente.

En la aplicación práctica del enfoque antes descrito, los dos primeros literales se realizan principalmente por medio de cuestionarios, resúmenes de procedimiento, flujogramas, instrucciones o cualquier otro tipo de material de trabajo utilizado por el auditor. Sin embargo, se requiere el juicio profesional para la interpretación, adaptación o extensión de dicho material de trabajo, para que resulte apropiado en cada situación particular. El tercer literal se lleva a cabo durante la revisión del sistema y las pruebas de cumplimiento y, el último, se logra al ejercer el juicio profesional en la evaluación de la información obtenida en los párrafos precedentes.

La revisión que haga el auditor y sus pruebas de cumplimiento deben relacionarse con los objetivos de la evaluación del sistema. Por esta razón las evaluaciones generales o globales no son útiles a los auditores porque no ayudan a decidir el alcance al cual deben restringirse los procedimientos de auditoría. Los controles y deficiencias que afecten a diferentes tipos de transacciones no son compensatorios en su efecto.

Según Yarasca (2005) , la evaluación de los controles internos hecha por el auditor para cada tipo importante de transacciones, debe dar lugar a una conclusión respecto a si los procedimientos establecidos y su cumplimiento son satisfactorios para su objetivo. Los procedimientos y su cumplimiento deben considerarse satisfactorios si la revisión del auditor y sus pruebas no revelan ninguna situación que se considere como una deficiencia importante para su objetivo. En este contexto una deficiencia importante significa una situación en la cual el auditor estima que los procedimientos establecidos, o el grado de cumplimiento de los mismos, no proporcionan una seguridad razonable de que errores o irregularidades por importes significativos con respecto a las cuentas anuales que están siendo auditadas pudieran prevenirse o detectarse fácilmente por los empleados del ente en el curso normal de la ejecución de las funciones que les fueron asignadas.

El riesgo final del auditor es una combinación de dos riesgos separados. El primero de estos está constituido por aquellos errores de importancia que ocurren en el proceso contable, del cual se obtienen los saldos de las cuentas. El segundo riesgo es el de que cualquier error de importancia que pueda existir, sea o no detectado por el auditor.

El auditor confía en el control interno para reducir el primer riesgo y en sus pruebas de detalle y en sus otros procedimientos, para disminuir el segundo. El peso relativo atribuible a las respectivas fuentes de confianza son materias que deben decidirse de acuerdo con el criterio del auditor y según las circunstancias.

La norma de auditoria sobre el estudio y evaluación del control interno establece que la extensión de las pruebas necesarias para reunir suficiente evidencia de acuerdo con dicha norma variará inversamente a la confianza del auditor en el control interno. El conjunto de estas dos normas implica que la confianza que el auditor deposite en el control interno y en sus procedimientos de auditoría deberán proporcionar una base suficiente para su opinión en cualquier caso, aunque la proporción de confianza obtenida de las dos fuentes respectivas varíe según los casos.

El auditor integral deberá considerar los procedimientos llevados a cabo por los auditores internos al determinar la naturaleza, el momento y la extensión de sus propias pruebas. El trabajo de los auditores internos deberá ser considerado como un complemento, pero nunca como un sustituto de las pruebas de los auditores integrales.

El auditor integral, cuando realiza un examen, tiene la obligación de comunicar las debilidades significativas identificadas como consecuencia del estudio y evaluación del sistema de control interno, realizados con el alcance que haya considerado necesario para su trabajo de acuerdo con las normas de auditoría.

4.3.3. IDENTIFICACION DE RIESGOS, OPERACIONES Y RESULTADOS

La Policía Nacional del Perú debe hacer frente a una serie de riesgos tanto de origen interno como externo que deben evaluarse. Una condición previa a la evaluación de los riesgos, operaciones y resultados es el establecimiento de objetivos en cada nivel de la entidad que sean coherentes entre sí. La evaluación del riesgo, las operaciones y los resultados consiste en la identificación y análisis de los factores que podrían afectar la consecución de los objetivos y, en base a dicho análisis, determinar la forma en que los riesgos, las operaciones y resultados deben ser gestionados.

Debido a que las condiciones normativas, operacionales, financieras, económicas y de toro tipo se modifican de forma continua, se necesitan mecanismos para identificar y hacer frente a los riesgos especiales asociados con el cambio.

Todas las dependencias de la PNP, independientemente de su tamaño, estructura, naturaleza se encuentran con riesgos en todos los niveles de su organización. Los riesgos afectan la habilidad de cada dependencia para operar, desarrollarse y competir con éxito dentro de la PNP, mantener un posición fuerte y una imagen positiva de servicios. No existe ninguna forma práctica de reducir el riesgo a cero. De hecho, el riesgo es inherente a los negocios. La dirección debe determinar cual es el nivel de riesgo que se considera aceptable y esforzarse para mantenerlo dentro de los límites marcados.

4.3.4. EVALUACION DE LA INFORMACION PRESUPUESTARIA

Disposiciones de disciplina presupuestaria

De acuerdo a la Ley Anual del Presupuesto 2006, la PNP debe ejecutar su Presupuesto de acuerdo a las normas de disciplina presupuestaria siguientes:

  1. La ejecución del gasto se realiza en concordancia con los objetivos y metas del presupuesto, en el marco del Plan Operativo Institucional.
  2. Efectuar revisiones integrales respecto de las planillas de remuneraciones y pensiones a fin de depurar y evitar pagos a personas y pensionistas inexistentes.
  3. Los pagos al personal activo y cesante deben realizarse de acuerdo a lo establecido en la normatividad vigente, teniendo como documento de compromiso la planilla única de pagos respectiva.
  4. El ingreso a la administración pública, cualquiera sea el régimen laboral, se efectúa necesariamente por concurso público de méritos, y siempre y cuando se cuente con la plaza presupuestada. Entiéndase por plaza presupuestada al cargo contemplado en el Cuadro para Asignación de Personal (CAP) que cuente con el financiamiento debidamente previsto en el Presupuesto Institucional dentro del Grupo Genérico de Gasto 1. “Personal y Obligaciones Sociales”, conforme al Presupuesto Analítico de Personal (PAP) de la entidad.
  5. Toda acción de personal que se realice de conformidad con la normatividad vigente debe contar obligatoriamente y sin excepción, con el financiamiento en el Grupo Genérico de Gastos respectivo. Las acciones de personal aprobadas que no se ajusten a lo dispuesto por el presente literal devienen en nulas.
  6. A nivel de Pliego, el Grupo Genérico de Gasto 1. “Personal y Obligaciones Sociales” no es objeto de Habilitaciones con cargo a Anulaciones Presupuestarias de otros Grupos Genéricos de Gasto.
  7. Los saldos no comprometidos del calendario de compromisos que se originen en los Pliegos por la elaboración de planillas y pago de remuneraciones no deben ser utilizados en otros compromisos de la entidad, así como en conceptos que no estén legalmente establecidos. Lo antes dispuesto es de aplicación para el caso de la elaboración de planillas y pago de pensiones.

Disposiciones de racionalidad

La PNP, está obligada a actuar conforme a las siguientes medidas de racionalidad del gasto público:

  1. Ejecutar una revisión de sus procesos y procedimientos operativos que procuren la mayor congruencia de sus acciones con las funciones que les corresponda legalmente, para el cumplimiento de la misión de la Entidad al mínimo costo posible, en el marco de una simplificación administrativa, evitando asimismo la duplicidad de funciones.
  2. Adoptar medidas de ahorro efectivo, racionalizando el consumo de los servicios de energía, agua y teléfono; y gastos correspondientes al consumo de combustible y materiales de oficina.
  3. Reemplazar el uso de inmuebles arrendados por aquellos bienes inmuebles desocupados de propiedad del Estado. Para dicho efecto, se deben respetar los respectivos contratos de arrendamiento y evitar costos adicionales.

Disposiciones de austeridad

La PNP debe aplicar obligatoriamente, durante la ejecución del presupuesto, las siguientes disposiciones de austeridad, independientemente de la fuente de financiamiento:

  1. Queda prohibido el reajuste o incremento de remuneraciones, así como la aprobación de las escalas remunerativas, bonificaciones, dietas, asignaciones, retribuciones y beneficios de toda índole cualquiera sea su forma, modalidad, mecanismo, fuente de financiamiento.
  2. Queda prohibido, sin excepción, el ingreso de personal por servicios personales y el nombramiento, salvo que se cuente con plaza presupuestada.
  3. Sólo pueden celebrarse contratos de servicios no personales y/o locación de servicios con personas naturales.
  4. No hay autorización para efectuar gastos por concepto de horas extras.
  5. Queda prohibido todo tipo de gasto orientado a celebraciones o agasajos con fondos públicos o de los recursos que transfiere la Entidad al CAFAE.
  6. Por los servicios de telefonía móvil, beeper y comunicación por radiocelular (función de radio troncalizado digital), sólo se podrá asumir un gasto total que en promedio sea equivalente a CIENTO CINCUENTA Y 00/100 NUEVOS SOLES (S/. 150,00) mensuales.
  7. Queda prohibida la adquisición de cualquier tipo de mobiliario de oficina.
  8. Queda prohibida la adquisición de nuevos bienes y equipos a través de operaciones de arrendamiento financiero (leasing), independientemente de la fuente de financiamiento.
  9. Queda prohibida la adquisición de vehículos automotores, salvo aquellos vehículos destinados al servicio policial.
  10. Quedan prohibidos los viajes al exterior de funcionarios y servidores del Estado, con cargo a fondos públicos.

De las responsabilidades

La observancia del cumplimiento de las normas presupuestarias es responsabilidad del Titular de la Entidad, del Jefe de la Oficina de Presupuesto o el que haga sus veces, así como del Jefe de la Oficina de Administración, o el que haga sus veces en la Entidad.

La Contraloría General de la República, a través de auditorías integrales entre otras, verifica los resultados que haya obtenido la Policía Nacional del Perú por la aplicación de lo dispuesto y publica semestralmente toda la información relativa a dicha verificación en su página Web.

4.3.5. EVALUACION DE LA INFORMACION FINANCIERA Y ECONOMICA

La información financiera está contenida en el Balance General, Estado de Cambios en el Patrimonio Neto y Estado de Flujo de Efectivo; en cambio la información económica está contenida en el Estado de Gestión.

Según el Manual de Auditoría Gubernamental, el objetivo de la evaluación a los estados financieros de la PNP es determinar si dichos estados presentan razonablemente la situación financiera, los resultados de sus operaciones y flujos de efectivo, de conformidad con principios de contabilidad generalmente aceptados. La opinión del auditor fortalece la credibilidad en los estados financieros; sin embargo, los usuarios de tales estados no pueden suponer que en opinión del auditor representa una seguridad sobre la continuidad futura viabilidad de la entidad, así como respecto de la eficiencia o efectividad con que la dirección conduce sus actividades.

El auditor debe realizar su examen de acuerdo con las normas de auditoría generalmente aceptadas –NAGAs-, las normas de auditoría gubernamental –NAGUs-, emitidas por la Contraloría General de la República, las normas internacionales de auditoría-NIAs publicadas por la Federación Internacional de Contadores- IFAC y, los pronunciamientos profesionales vigentes en el Perú.

Los estados financieros son responsabilidad de la Dirección General de la PNP. Esta responsabilidad incluye el mantenimiento de registros contables y controles internos adecuados, la selección y aplicación de políticas contables apropiadas, el desarrollo de estimaciones contables y la protección de activos de la entidad. La responsabilidad del auditor es proporcionar una seguridad razonables de que los estados financieros han sido presentados adecuadamente en todos sus aspectos materiales e informar sobre ellos.

Los estados financieros proveen información en torno a la situación financiera y los resultados de las operaciones de la entidad. Los datos consignados en tales estados son las representaciones de la gestión institucional, de manera explícita o implícita.

La evaluación practicada de acuerdo al marco normativo antes mencionado, se diseña para proporcionar una certidumbre razonables de que los estados financieros tomados en conjunto están libres de distorsiones materiales. El concepto de certidumbre razonable es asociado, generalmente, a la acumulación de evidencias de auditoría en el grado necesario, para que el auditor llegue a la conclusión de que no existen distorsiones materiales en los estados financieros tomados en conjunto.

Según al Manual de Auditoría Gubernamental, todas las auditorías se planean y realizan con una actitud de escepticismo profesional. Esto significa que el auditor no supone que la gerencia es deshonesta, ni tampoco supone una honestidad incuestionable. Se reconoce la necesidad de realizar una evaluación objetiva de las condiciones que observa el auditor y de la evidencia que obtiene para formarse una opinión, sobre si los estados financieros carecen de errores o irregularidades de importancia relativa.

Los saldos de las cuentas que se muestran en los estados financieros, representan el resultado neto de los asientos contables elaborados para registrar las transacciones y otros eventos que requieren reconocimiento durante un periodo determinado. Por lo tanto, en adición al registro de transacciones, los asientos registran las estimaciones contables y las transferencias que tienen características comunes. Las transacciones rutinarias son aquellas que realiza la entidad diariamente tales como compras, pagos o ingresos en efectivo, según los casos. Estas por su naturaleza son numerosas, recurrentes, pueden medirse objetivamente y son procesadas de forma similar cada vez que ocurren. Por lo general, el registro, procesamiento e información en la entidad de tales transacciones se encuentra automatizado y requiere muy poca o ninguna intervención manual. El riesgo de errores de importancia relativa en las transacciones rutinarias procesadas de manera sistemática es bajo, debido a que los controles internos son efectivos. Por esta razón, el auditor debe considerar dicha situación al diseñar las pruebas relacionadas con el cumplimiento de los objetivos de la auditoría. Las transacciones no rutinarias tienen un carácter extraordinario, debido a su naturaleza o volumen o, por que su ocurrencia es poco frecuente; tal es el caso de los asientos de diario reflajados al final del ejercicio. Tales transacciones incluyen transacciones ajenas a las actividades rutinarias de la entidad y asientos contables ajenos al curso normal de las actividades, entre otras. El riesgo inherente relacionado con transacciones no rutinarias, generalmente, es más alto que con respecto a los objetivos de auditoría concernientes a transacciones rutinarias. Esto es explicable dado que puede existir una mayor intervención manual en la recopilación y procesamiento de la información, una mayor necesidad de criterio para determinar los montos o, es posible que se hayan realizado cálculos complejos o también, aplicado principios contables con la misma característica.

4.3.6. EVALUACION DEL DESEMPEÑO DE LOS ORGANOS DE DECISION

La gestión de los recursos de la PNP descansa en una compleja estructura de relaciones que vinculan a la entidad entre sí, quienes para el cumplimiento de sus fines interactúan a todo nivel. Las autoridades y funcionarios a cargo de la gestión de recursos en la entidad, tiene la obligación de realizar una efectiva rendición de cuentas de sus actividades a sus superiores y ante el público. El ejercicio de esta obligación es denominada responsabilidad por las Normas Técnicas de Control Interno para el Sector Público es inherente al proceso gubernamental.

La evaluación del desempeño de los órganos de decisión, constituye parte importante del proceso de rendición de cuentas, en vista que conduce a una opinión independiente en torno al grado en que los directores cumplen sus responsabilidades con efectividad, eficiencia y economía, así como con la maximización de la relación costo/beneficio al alcanzarse los beneficios deseados.

La evaluación del desempeño de los órganos de decisión, se refiere a la evaluación del desempeño obtenido por la PNP. Esta evaluación implica comparar la ruta seguida por la entidad al conducir sus actividades con: a) los objetivos, metas, políticas y normas establecidos por la legislación o por la propia entidad; y, b) otros criterios razonables de evaluación.

Los objetivos de esta evaluación son: determinar el grado en que se están logrando los resultados o beneficios previstos por la normativa legal, por la propia entidad, el programa o proyecto, según sea el caso; establecer si la entidad adquiere, protege y utiliza sus recursos de manera eficiente y económica; determinar si la entidad, programa o proyecto ha cumplido con las leyes y reglamentos aplicables en materia de eficiencia y economía; establecer si los controles gerenciales implementados en la entidad o proyecto son efectivos y aseguran el desarrollo eficiente de las actividades y operaciones.

Las normas de auditoría gubernamental –NAGUs emitidas por la Contraloría General de la república son aplicables para el desarrollo de la evaluación dado que constituyen criterios que fortalecen y uniformizan su ejercicio, así como permiten evaluar el desarrollo y resultado de los trabajos realizados. Sin embargo tales guías no contienen toda la información que necesita el auditor para satisfacer, por ejemplo, el requisito de planear debidamente su labor o determinar la magnitud de la evidencia necesaria para sustentar una observación; dado que muchos aspectos tienen que ver con el buen juicio y criterio del auditor.

4.3.7. EVALUACION DEL CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS Y PROCEDIMIENTOS

La Policía Nacional del Perú, la realización de auditorías integrales, el buen gobierno y la lucha contra la corrupción se lleva a cabo sobre la base de normas y procedimientos, los mismos que deben ser aplicados en forma correcta, oportuna y exacta.

La evaluación del cumplimiento de las normas y procedimientos se lleva a cabo en exámenes especiales en el marco de la auditoría integral. Este tipo de evaluación comprende la revisión y análisis de las normas y procedimientos con el objeto de verificar el adecuado manejo de los recursos institucionales.

Las fases para llevar a cabo una evaluación de este tipo son similares. Comprende: planeamiento, ejecución y elaboración del informe; sin embargo, existen algunos matices de diferencia en cada una de las etapas del proceso. Las Normas de Auditoría Gubernamental –NAGUs son aplicables para el planeamiento, ejecución e informe. Esta evaluación es efectuada por la auditoría integral.

Esta evaluación está enfocada, por tanto las actividades que se cumplen durante la fase de planeamiento consisten básicamente en la obtención de un adecuado entendimiento sobre los aspectos identificados que serán materia del examen, identificación de las líneas de autoridad y responsabilidad involucradas, el marco legal y normas reglamentarias aplicables. En la fase de ejecución de esta evaluación el auditor aplica las pruebas de auditoría que considere apropiadas en las circunstancias, para obtener evidencia suficiente, competente y pertinente que soporte los hallazgos identificados. Si en el transcurso de la fase de ejecución el auditor determina situaciones que se refieren a indicios razonables de comisión de delito, debe establecer el tipo de responsabilidad que corresponde a los presuntos implicados, de conformidad con las disposiciones establecidas en las normas de auditoría gubernamental emitidas por la Contraloría General de la República.

Con el desarrollo de los programas de auditoría se inicia la fase de ejecución de esta evaluación, cuyo propósito es obtener la evidencia suficiente, competente y pertinente, en relación a los asuntos o hechos evaluados. Esta fase se lleva a cabo de conformidad con los lineamientos de la NAGU 2.30 Programa de auditoría.

4.4. PROCESO DE LA AUDITORIA INTEGRAL

Generalmente, los equipos encargados de realizar la auditoría integral son de carácter multidisciplinario, y están conformados por miembros de diferentes especialidades, habilidades y niveles de experiencia. El proceso comprende la planeación, ejecución e informes.

4.4.1. FASE DE PLANEACION DE LA AUDITORIA

Según Bravo (2003) , la fase de planeación de la auditoria comprende dos etapas, la etapa de análisis general y la etapa de investigación preliminar.

ETAPA DE ANÁLISIS GENERAL

La clave para la planeación de una auditoria integral radica en el conocimiento y comprensión de la PNP y el medio ambiente en el cual opera. El equipo de auditoría debe lograr la mejor comprensión y conocimiento de las operaciones de la institución, de sus poderes y facultades, sus objetivos, sus productos, y sus recursos financieros, etc. Si el equipo de revisión ya está familiarizado con la entidad, los pasos descritos en la etapa de revisión podrán ejecutarse durante un periodo de tiempo muy breve. En los casos en que los miembros del equipo no estén familiarizados con la entidad, el Jefe de auditoría será responsable de asegurarse de que esta etapa se realice en la forma más económica y eficiente posible. Durante la etapa de revisión, se enfatiza el conocimiento y comprensión de la entidad a través de la recopilación de información y la observación física de la organización y sus operaciones. Si recopila así información que permite una identificación y un conocimiento y comprensión general de:

  • Las relaciones de responsabilidad de importancia dentro del programa de la entidad, es decir, quién responde ante quien, por qué responde y qué tipo de información requiere;
  • Las actividades clave de la administración, los sistemas y controles es decir, aquellos que tengan un gran impacto en el rendimiento de los programas y de las operaciones; y
  • Las fuentes de criterio de auditoria aplicable a dichas actividades clave de la administración, a los sistemas y controles.

Los sistemas contienen controles para asegurar el logro de los resultados propuestos. Dichos controles constituyen los medios a través de los cuales la dirección general se asegura de que el sistema sea efectivo y manejado tienen debida cuenta de la economía y la eficiencia, dentro de las leyes, reglamentos y demás limitaciones aplicables en cada caso.

FUENTES DE INFORMACIÓN PARA EL ANÁLISIS GENERAL

  • La descripción del sistema de entrega empleado para garantizar que los resultados de los programas sean recibidos por los beneficiarios;
  • La identificación de la existencia de procedimientos para medir e informar sobre la efectividad de los programas;
  • La descripción de los elementos principales que constituyen los sistema de información de recursos humanos;
  • Identificación de los controles ejercidos sobre los sistemas de procesamiento electrónico de datos empleados para el manejo de las transacciones financieras;
  • La preparación de un informe general de las funciones básicas de la administración, tales como el proceso de planificación estratégica, enfocando sobre la interrelación existente entre los planes estratégicos y los planes operacionales;
  • La descripción del manejo y el control de los activos físicos, haciendo énfasis sobre la utilización, o de ser el caso, sobre todo el ciclo de vida.

Las líneas generales de investigación de auditoría, identificadas para su revisión durante la investigación preliminar, serán diferentes de una auditoría a otra, dependiendo de la naturaleza de los objetivos de la PNP, el tamaño y la complejidad de sus operaciones, y los diversos tipos de recursos financieros, físicos y humanos.

IDENTIFICACIÓN DE LAS FUENTES DE CRITERIOS DE AUDITORÍA

Las fuentes de criterios de auditoría son determinadas por el auditor a través de una revisión de la naturaleza de los programas involucrados y de características operativas y operacionales claves del proceso administrativo. En esta etapa se preparan carpetas que contengan una síntesis de la información recopilada hasta este momento de la auditoría. A través de ellos logra una visión global de la organización auditada y deben ponerse a disposición de los miembros del equipo de auditoría, de los consultores y de le asesores que vayan a conformar los comités de consultoría de auditoría.

4.4.1.1. INVESTIGACION PRELIMINAR

Se llevará tendiendo en cuenta lo siguiente:

PLAN DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR

El plan de investigación preliminar constituye uno de los objetivos más importantes y una de las herramientas de control administrativo más útiles dentro del proceso de auditoría.

OBJETIVO DEL PLAN DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR

El plan de Investigación es preparado por el Jefe de la auditoría al finalizar la etapa de análisis general. A través del mismo se puede comunicar el conocimiento y entendimiento inicial de la entidad, al equipo de auditoría. Dicho plan permite evaluar las líneas generales de investigación propuestas, en términos de su importancia, significado y adecuación y poder juzgar si la revisión se realizará ó no en forma idónea. Este plan constituye, asimismo, una herramienta para obtener la aprobación de personal adecuadamente capacitado para realizar la auditoría y para determinar el presupuesto y el tiempo que se ha de requerir.

CONTENIDO DEL PLAN DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR

El Plan de Investigación contiene:

  • Una descripción de la idea que tenga el equipo de auditoría acerca de la PNP;
  • Las líneas generales de auditoría que han de ser revisadas;
  • Identificación de las fuentes de criterios de auditoría;
  • Detalles de los planes;
  • Los objetivos de la auditoría;
  • Las labores principales a desarrollar;
  • Los recursos y el grado de experiencia requeridos; y
  • El tiempo con que se cuenta y los horarios, indicando las fechas de revisión periódica, durante el desarrollo de esta parte de la auditoría

ETAPA DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR

Una vez haya sido aprobado el plan de investigación, el Jefe de auditoría deberá reunirse con el representante de la PNP para estos efectos, para presentar a los miembros del equipo de auditoria encargados de desarrollar el examen y discutir las líneas generales de auditoría. Resulta además bastante útil reunirse con los auditores internos para minimizar la duplicación de esfuerzos en la ejecución de la auditoria.

OBJETIVO DE LA ETAPA DE INVESTIGACIÓN

El objetivo de la etapa de investigación es explorar en una forma eficiente las líneas de sondeo de auditoria identificadas durante la etapa de Análisis General y profundizar el conocimiento y la comprensión inicial de las relaciones de responsabilidad y las actividades claves de la gestión institucional, así como los sistemas y controles aplicados, Más específicamente, el equipo de auditoría, debe:

  • Preparar y revisar la estructura y la lógica de los programas;
  • Desarrollar y realizar pruebas iniciales de hipótesis;
  • Especificar los criterio de auditoria más apropiados;
  • Realizar una revisión preliminar de las actividades claves de la administración y una evaluación de la adecuación de los sistemas y controles clave identificados
  • Determinar los puntos que sean de importancia potencial para la elaboración de informes;
  • Establecer el grado de confianza en otras auditorías, incluyendo la auditoría interna;
  • Preparar un bosquejo del plan de auditoría; y
  • Desarrollar un enfoque para la elaboración de informes de auditoria integral.

FUENTES DE INFORMACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

La información recopilada durante la investigación, deberá enfocarse a determinar cuáles son las líneas generales de investigación de auditoría que revisten mayor importancia. Parte de la información puede estar incluida en la carpeta preparada durante la etapa de Análisis General o disponible en los archivos de auditoría de años anteriores Las fuentes principales de información para realizar esta investigación incluyen:

  • Comunicaciones internas y publicaciones de la PNP;
  • Entrevistas con los directores y jefes de la institución;
  • Normas documentadas, políticas y procedimientos aplicables a los sistemas y controles claves;
  • Fuentes de criterios de auditoría identificadas en la etapa de Análisis General;
  • Estudios realizados por grupos de evaluación internos o externos; y
  • Observaciones del medio ambiente de trabajo.

RELACIONES DE RESPONSABILIDAD

Definir los componentes del programa y sus actividades principales correspondientes, es decir, las unidades organizativas, funciones, los sistemas separados que producen en forma colectiva un efecto o logran el objetivo d un programa;

  • Determinar los resultados y efectos relacionados con cada componente del programa;
  • Establecer, cuando sea posible, la relación causal entre resultados y efectos en términos de los objetivos del programa;
  • Determinar si los objetivos del programa cumplen con el mandato de la organización; y
  • Determinar y evaluar los procedimientos aplicados para medir y elabora informes sobre los resultados de los programas.

EVALUACIÓN PRELIMINAR

En base a los criterios de auditoría para la evaluación de las actividades claves de la administración, los sistemas y controles aplicados, el auditor debe proceder a recopilar evidencias para hacer una evaluación preliminar.

La información requerida se relaciona con la existencia y el rendimiento de los controles claves. El auditor debe preocuparse principalmente por los controles para garantizar que:

  • Las normas, políticas y prácticas prescritas están siendo cumplidas;
  • Las necesidades de los usuarios se están satisfaciendo;
  • Las operaciones se realizan en forma económica y eficiente;
  • El rendimiento se revisa en forma periódica; y
  • La elaboración de informes es adecuada, exacta, completa y oportuna.

En esta etapa, la información recopilada no debe ser de naturaleza exhaustiva, porque la recopilación en sí de pruebas de auditoria suficiente par llegar a conclusiones y recomendaciones, constituye parte de la fase de ejecución de la auditoría.

La evaluación preliminar de la información recopilada trata tanto con los puntos fuertes como con los puntos débiles. Por ejemplo, dicha evaluación preliminar deberá cubrir:

  • Los controles que se juzguen bien diseñados y que parezcan funcionar adecuadamente;
  • Aquellos controles que no están diseñados adecuadamente ni parecen funcionar en forma apropiada; y
  • Aquellos controles que serian aconsejables pero que no existen.

La evaluación preliminar realizada por el auditor constituye las bases para:

  • Determinar qué asuntos parecen de vital importancia y cuya naturaleza indica que debe informarse sobre ellos; y
  • Determinar la naturaleza, el alcance y la exactitud de procedimientos de auditoría posteriores para reafirmar las hipótesis determinadas para cada asunto que se considere de vital importancia.

CONTENIDO DEL INFORME DE INVESTIGACIÓN PRELIMINAR.

Las partes más importantes del contenido del informe de investigación son las siguientes:

  • Especificación de las relaciones de responsabilidad;
  • Descripción de las actividades clave, los sistemas y controles aplicados;
  • Identificación de los criterios de auditoría que han de emplearse;
  • Evaluación preliminar;
  • Descripción de los asuntos de importancia potencial; y
  • Un bosquejo del plan de auditoría para la fase de ejecución.

El informe debe ser breve. No debe entrar en detalle en asuntos que hayan sido cubiertos anteriormente y se encuentren en la carpeta de archi¬vo o mencionados en el plan de la investigación.

El contenido del informe debe presentarse en una forma lógica, detallan¬do únicamente aquellos aspectos que sean de vital importancia para las de-cisiones que deban tomarse en relación con el bosquejo del plan de auditoría.

BOSQUEJO DEL PLAN DE AUDITORIA.

El paso final de la etapa de investigación preliminar es la preparación de un bosquejo del plan de auditoria, generalmente elaborado y presentado como parte del informe de investigación. Este plan constituye uno de los puntos principales de control del pro¬ceso de auditoria.

El propósito de este plan es definir el alcance global de la auditoría in-tegral, en términos de los objetivos y proyectos, para estudiar aquellos asuntos que requieran mayor atención, identificar los recursos requeridos identificar las capacidades especiales que se necesiten, establecer los presupuestos de tiempo que se han de requerir en el proyecto de auditoría establecer las metas y puntos de control y determinar la fecha de finalización. Asimismo, es importante en este momento, determinar los elementos que habrán de utilizarse en los informes de auditoria.

Debe anotarse, asimismo, que los objetivos del plan de auditoria, se basan en conclusiones tentativas resultantes de la evaluación preliminar. Una vez que se realicen las pruebas adecuadas y se recopilen las evidencias adicionales necesarias durante la fase de ejecución, es posible que sea necesario introducir modificaciones al plan de auditoría y a sus objetivos. Constituye responsabilidad del Jefe de Auditoría, el expresar su juicio profesional sobre la necesidad de revisiones o modificaciones plan de auditoria.

4.4.2. FASE DE EJECUCIÓN DE LA AUDITORÍA

La fase de ejecución de la auditoria está compuesta por la realización de pruebas, la evaluación de controles y la recolección de evidencias suficientes y confiables para determinar si los asuntos identificados durante la fase de planeación como de importancia potencial, realmente revisten suficiente importancia para efectos de elaboración de informes o no. Las conclusiones se relacionan con la evaluación de 1os resultados de las pruebas realizadas sobre rendimiento, la exactitud de información, la confiabilidad de los sistemas y controles claves y la calidad de los resultados producidos.

La fase de ejecución de la auditoría incluye:

  • La preparación de un plan detallado de auditoria;
  • La selección o preparación de programas de auditoría detallados;
  • La realización de pruebas y controles de evaluación;
  • La consideración de las causas y los efectos;
  • El desarrollo de los hallazgos encontrados durante la auditoria;
  • La preparación de informes;
  • El desarrollo de conclusiones y recomendaciones; y
  • La implementación y revisión de los archivos de auditoría.

Si como resultado de las labores realizadas durante la evaluación preliminar indica que existen controles esenciales, durante fase de ejecución dichos controles deben probarse para verificar si cumplen con lo establecido y si están operando satisfactoriamente. Si los controles esenciales no están operando en forma satisfactoria, debe recopilarse evidencia suficiente para determinar si existen controles alternos y de ser así cuáles son los efectos posibles.

PREPARACIÓN DEL PLAN DETALLADO DE AUDITORÍA.

El primer paso en la fase de ejecución lo constituye la preparación un plan de auditoría detallado. El plan describe, las labores que han de ser desarrolladas según cada objetivo de la auditoria integral. Cada proyecto se planifica de forma que incluya pruebas recopilación de evidencia de auditoría adecuada para lograr los objetivos de auditoria específicos.

SELECCIÓN O PREPARACIÓN DE PROGRAMAS

Un programa de auditoría detalla siempre los pasos que han de seguirse durante la parte de trabajo de campo, para determinar si los criterios están cumpliéndose o no.

Es necesario tener mucho cuidado al preparar y utilizar los programas de auditoria, para lograr cumplir los objetivos y recopilar evidencia adecuada. Al preparar y utilizar los programas de auditoria, se debe siempre relacionar los costos de recopilación de evidencia con los beneficios obtenidos al ayudar a alcanzar los objetivos del examen.

A medida que se desarrollan los trabajos de auditoría, se debe actualizar el plan. Si se determina que los criterios de auditoría son inadecuados o que los hallazgos no son los mismos que se habían previsto según la evaluación preliminar, es posible que sea necesario modificar el plan. Es esencial su rápida modificación.

El plan de auditoria detallada debe ser aprobado por el Jefe de Auditoría. El mismo es responsable de la coordinación de los esfuerzos de auditoría realizados.

REALIZACIÓN DE PRUEBAS Y EVALUACIÓN DE CONTROLES

Los programas de auditoría establecen las labores y las pruebas que deben realizarse. En general las pruebas se refieren a la aplicación de un procedimiento de auditoría dado a ciertos ítems dentro de un grupo. El objetivo de la realización de las pruebas es recopilar evidencias de auditoría adecuadas sobre el funcionamiento eficaz o ineficaz de las actividades clave, los sistemas y los controles identificados durante la etapa de investigación preliminar. Este tipo de examen proporciona al auditor los elementos necesarios para determinar el grado de cumplimiento con los criterios d auditoria especificados.

La naturaleza y el alcance de la evidencia de la auditoría requerida para evaluar la adhesión a los criterios, depende del nivel de importancia y de grado de seguridad de acuerdo a las circunstancias, siendo consciente del hecho de que todo hallazgo, conclusión y concepto sobre los estados financieros deberá ser incontrovertible en cualquier estudio posterior.

EVIDENCIAS:

Las evidencias de auditoría, en las auditorias financieras, están comprendidas por información suficiente y adecuada que el auditor emplea para formarse una opinión sobre la fidelidad, exactitud y el cubrimiento de la contabilidad y los estados financieros de la organización auditada así como del cumplimiento de las normas legislativas del caso.

En la auditoria integral, la evidencia incluye información que ayuda al auditor a formarse un concepto sobre las responsabilidades conferidas a la forma como se cumplen esas responsabilidades. Sin embargo, con mucha frecuencia la organización auditada no reporta información adecuada sobre los objetivos, el manejo de recursos, el rendimiento y los resultados que se obtienen y además, generalmente no existen “principios de administración de aceptación general”, haciendo la labor de recopilación de evidencias mucho más compleja.

Frecuentemente, sin embargo, el auditor debe confiar en evidencias que son de naturaleza persuasiva y no concluyentes. El grado de persuavisidad debe ser alto en las áreas más vulnerables o que puedan dar lugar a controversia. Eso se implica particularmente en las áreas de tesorería en las cuales el auditor puede encontrar evidencias que sean demasiado débiles, o no tan definitivas, en comparación con el tipo de evidencia normalmente aceptadas en la auditoría de estados financieros.

Las técnicas principales para la recopilación de evidencias son las siguientes: análisis, entrevistas, observación física, documentación y confirmación Las evidencias obtenidas a través de distintas fuentes y a través de distinta técnicas, cuando llevan a resultados similares, generalmente proporcionan un mayor grado de confiabilidad o persuasividad.

En muchas áreas de la auditoria integral, la información tiene que ser recopilada a través de entrevistas debido a que existen áreas en las cuales es difícil hacerlo a través de la técnica de listas de verificación o cuestionarios. Dicha información obtenida a través de entrevistas, de ser importante, de¬be ser documentada. Siempre que sea posible, las conclusiones de auditoría derivadas de información de esta naturaleza, deben ser revisadas con la per¬sona entrevistada.

Durante una auditoría, siempre se presenta el interrogante de si es nece-sario recopilar evidencia adicional para estar totalmente seguros de que las conclusiones de auditoria son válidas.

PRUEBAS

Los métodos de verificación varían dependiendo de:

  • La operación o área de actividad en particular al cual se refieran;
  • El objetivo de la prueba, por ejemplo, confirmar la confiabilidad de control o examinar una situación insatisfactoria, etc.;
  • El tipo de evidencia disponible.

Cuando quiera que se realicen pruebas o muestreos, deben existir ba¬ses racionales para la selección de un asunto, un punto o un ítem dado, pa¬ra someterlos a dicha prueba o muestreo. El muestreo estadístico, en los casos en que sea aplicable, agrega precisión al proceso de la selección de muestras y al proceso de la evaluación de los resultados de las pruebas.

CONSIDERACIÓN DE LAS CAUSAS Y EFECTOS.

Un aspecto importante de la auditoria integral lo constituye el considerar las causas y los efectos, es decir, las razones y la importancia de éstas, al no adherir a un criterio de auditoría. Sin embargo, se reconoce que una determinación precisa de las causas y los efectos es muy poco factible pues¬to que estos términos son relativos y no absolutos.

Este paso de la fase de ejecución involucra la evaluación de las discrepan¬cias con los criterios de auditoría, incluyendo la consideración de las causas principales, comparadas con los síntomas, y de ser el caso, la recopilación de evidencia adicional sobre los efectos de dichas discrepancias, para ilustrar la importancia del asunto con propósitos relativos a la presentación de in¬formes.

Al ejecutar este paso, el auditor debe tener en cuenta que:

  • Las causas y los efectos están interrelacionados y que el conocimiento de uno ayuda a comprender mejor el otro; por ejemplo, el conocer el siste¬ma de administración o manejo de los recursos humanos ayuda a entender el punto de la eficiencia de los recursos humanos.
  • El análisis de la información está orientado hacía la solución de los problemas, y se requiere una habilidad especial para llegar a conclusiones lógicas y juzgar el valor de los datos recolectados durante las fases de ejecución y planeación.
  • Cualquier efecto adverso de las debilidades de los sistemas de control debe ser cuantificado cuando el caso así lo exija;
  • Las causas o los efectos pueden ser un hecho aislado o parte de un patrón que indique un derrumbamiento potencial del sistema; y
  • Las causas pueden ser externas al sistema o a la organización sometida: a la auditoría; por ejemplo, el impacto de las órdenes impartidas por los organismos centrales afectan las operaciones de muchos departamentos y entidades. Los efectos pueden así mismo ir más allá del sistema o de la organización sometida a la auditoría.

Hasta donde sea posible, la relación causa—efecto debe ser lo suficiente mente clara para que el auditor pueda elaborar recomendaciones prácticas significativas.

El equipo de auditoría tiene la responsabilidad de asegurarse de que las evidencias que apoyen sus hallazgos y los resultados de los análisis de causas y efectos, sean discutidos con los niveles adecuados de la administración en la organización auditada. El punto de vista de la dirección debe tenerse muy en cuenta antes de pasar la fase de elaboración de informes.

PREPARACIÓN DE INFORMES POR PUNTOS.

Los auditores deben iniciar la elaboración de los informes por puntos sobre los trabajos de auditoria de los cuales están encargados, una vez se haya completado la mayor parte del trabajo de campo. El Jefe de la auditoria debe revisar entonces estos informes por puntos, para evaluar el desarrollo y el progreso logrado en cada proyecto de auditoría durante la fase di ejecución.

Los informes por puntos indican el contenido, la estructura del análisis desarrollado y los hallazgos y conclusiones emanadas de los papeles de trabajo de la auditoría. Estos informes proporcionan al Jefe de la auditoría la oportunidad de reevaluar la importancia de los asuntos principales determinar si la calidad de la evidencia es adecuada, lo cual puede involucrar la revisión de otros aspectos de auditoria relacionados, particularmente cuando los hallazgos parecen sobrepasar los límites del área examinada

Tal como se mencionó anteriormente, antes de desarrollar los hallazgos, las conclusiones y proponer las recomendaciones, es necesario hacer un análisis de las causas y los efectos de las discrepancias con los criterios. Las recomendaciones se preparan entonces como guías de acción. Punto central de las recomendaciones de auditoría es indicar “cuáles” son las mejoras que se requieren en lugar de indicar específicamente “cómo” lograrlas. Una recomendación puede referirse a la necesidad de recolección información financiera adicional para mejorar el sistema de toma decisiones, en lugar de identificar un sistema de contabilidad de costos particular, que suministre este tipo de información. La forma en que debe desarrollarse la información requerida constituye una responsabilidad la dirección de la institución.

La formulación de las recomendaciones involucra tener en cuenta:

  • El Estado más avanzado de la técnica.
  • Las circunstancias que afectan la causa o causas; es decir factores restringen la adherencia a los criterios así como los factores que la promueve;
  • Alternativas para adoptar acciones conectivas;
  • Efectos sobre una parte o la totalidad de la entidad, tanto positivos como negativos, que puedan emanar de la implementación de las recomendaciones del auditor; y
  • Factibilidad de la implementación de la alternativa sugerida.

ACTUALIZACIÓN Y REVISIÓN DE LOS ARCHIVOS DE AUDITORÍA.

Para respaldar los hallazgos informados y las conclusiones y recomendaciones, los archivos de los documentos de trabajo deben contener:

  • Los programas de auditoria y la naturaleza y el alcance del trabajo desarrollado en la realización de la auditoria;
  • La documentación adecuada sobre las políticas, sistemas, controles, y procedimientos relacionados, etc., de la organización;
  • Las evidencias de que se ha efectuado una supervisión del trabajo realizado, incluyendo pruebas de su terminación en cada punto de cheque de control administrativo previamente determinado durante el proceso de auditoría; y
  • Las evidencias de la revisión de calidad, cuando se haya realizado sobre la conducción de la auditoría y sobre la calidad de los resultados informados

La responsabilidad de los archivos y documentación de la auditoría integral, debe ser establecida por el Jefe de la auditoria, durante la fase inicial de la planeación de la auditoría integral, para cerciorarse de que establezcan archivos adecuados y de que éstos sean debidamente revisados para poder hacer referencia a ellos.

La fase de ejecución de la auditoría termina cuando el Jefe de la auditoria autoriza elaborar informes detallados sobre su proyecto.

4.4.3. FASE DEL INFORME.

La presentación de informes constituye la fase final del proceso de la auditoria integral. Esta fase incluye la discusión de los informes con el representante de la entidad policial para estos efectos, y la presentación de informes ante al Contraloría.

Durante la fase de planeación y a través de la fase de ejecución de la auditoria, se tiene en cuenta el enfoque de elaboración de informes que pretende adoptar. El Jefe de la auditoría debe cerciorarse de que el enfoque adoptado sobre la presentación de informes sea el adecuado y que refleje apropiadamente en el contenido de los informes detallados y en informe general.

Discusión de los informes:

Un paso importante en la fase de presentación de informes involucra comunicación de los resultados de auditoría a la dirección de organización auditada, para que ésta pueda indicar si los hallazgos, y conclusiones son adecuados, si se comprenden las recomendaciones, y si son aceptables y pueden implementarse oportunamente. Aquellas respuestas a las recomendaciones se incluyen como parte del informe de auditoría integrada.

El informe de auditoría suministra información sobre los hallazgos, conclusiones y recomendaciones de la auditoria. Sin embargo, el informe de auditoría presentado ante otros entes, suministra únicamente la información que el auditor considere reviste suficiente importancia como para presentarla ante estos grupos.

Un informe de auditoría integral puede ser presentado de la siguiente manera:

  • Introducción;
  • Información básica sobre la entidad (por ejemplo, objetivos, organización, tipo de ingresos y gastos, medio ambiente);
  • Alcance de la auditoría;
  • Resumen de las observaciones de auditoria;
  • Observaciones y recomendaciones; y,
  • Resumen de las recomendaciones.

Los informes de Auditoría Integral en su configuración permiten juzgar la calidad y cantidad de la evidencia. Es por ello, que en la Auditoría Integral no se deben entregar informes de tipo estándar o uniforme, ya que este modelo puede distorsionar o disminuir el grado de información que se consigna.

En la Auditoría Integral se deben preparar por lo menos los siguientes informes : Un informe anual con el dictamen respectivo, el cual, incluye la opinión sobre la totalidad del ente, partiendo de la información financiera y económica de cierre de ejercicio preparados por la entidad, con una explicación detallada de la labor desempeñada. Dicho informe por lo tanto contendrá al menos las siguientes manifestaciones por parte del auditor:

Sobre la información financiera y económica:

  • Si el examen se realizó con sujeción a las normas generales de Auditoría Integral y a las normas que rigen la profesión contable.
  • Si el examen realizado tuvo o no, limitaciones en el alcance o en la práctica de las pruebas.
  • Si los estados financieros presentan de manera fidedigna la situación financiera y los resultados de las operaciones durante el respectivo período y su integridad.
  • Si el sistema de información contable se lleva de acuerdo con los principios de contabilidad generalmente aceptados y las normas legales del Sistema de Contabilidad Gubernamental Integrada.
  • Si la entidad cumple oportunamente sus obligaciones con terceros, en especial aquellas de contenido patrimonial.
  • Si los análisis financieros que realiza la administración son confiables y la aplicación y uso de los estados financieros en la toma de decisiones.
  • Si los resultados financieros corresponden a procesos decisionales idóneos.
  • Si no se ha manipulado el sistema de información contable y si el mismo ha sido inspeccionado de manera integral; las reservas o salvedades sobre la fidelidad de los estados financieros si las hubiere, las que deben ser expresadas en forma clara, completa y detallada.

Sobre el Desempeño y la Gestión de la Dirección institucional.

  • Si los directores y jefes han cumplido integralmente con las obligaciones que les competen, en especial con aquellas de contenido patrimonial y, con las recomendaciones de la Auditoría Integral
  • Si la gestión administrativa ha sido eficiente, eficaz y económica.
  • Si el control interno ha sido implantado, operado y desarrollado por la administración en forma eficiente, así mismo un concepto sobre si el mismo es adecuado y un estudio sobre la efectividad.
  • Si las operaciones sociales aprobadas, se han desarrollado con respeto de las normas legales y estatutarias, así como de las órdenes e instrucciones impartidas por los órganos sociales, sus cuerpos delegatarios de funciones y las estructuras de regulación aplicables al ente económico.
  • Si los informes de los directores y jefes se ajustan al desarrollo de las operaciones concuerdan con los estados financieros y, reflejan el resultado de la gestión.
  • Si tuvo limitaciones o restricciones por parte de la dirección institucional para la obtención de sus informaciones o para el desempeño de sus funciones.
  • Si el resultado presentado por los directores y jefes es confiable e íntegro y, si tales utilidades son el resultado de una gestión eficiente.
  • Si la situación patrimonial del ente permite la continuidad como entidad en marcha.
  • Si los procesos decisionales corresponden al tipo de ente económico y si estos son adecuados conforme las afirmaciones explícitas e implícitas contenidas en los estados financieros, las observaciones, reservas o salvedades si las hubiere, las que deben ser expresadas en forma clara, completa y detallada.

Sobre el control organizacional.

  • Si el control interno existe y si este es adecuado en los términos y características de la organización del ente. Así mismo, un análisis sobre su efectividad y sobre sus fortalezas y deficiencias.

Sobre los procesos operacionales.

  • Si cada operación, actividad y proceso que se realiza al interior de la entidad, tiene establecido un procedimiento secuencial acorde con los objetivos trazados.
  • Sobre el cumplimiento de la regulación y legislación, con énfasis en los aspectos relacionados con el Estado, con la comunidad y con el personal policial.
  • Sobre el entorno que rodea a la entidad, sus amenazas y riesgos. En especial si las dependencias institucionales se encuentran estructuradas para afrontar el avance de la competitividad institucional, aprovechar las oportunidades de negocios, neutralizar los riesgos y adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado.
  • Sobre los demás hallazgos obtenidos que deban revelarse, así como la forma en que se llevaron a cabo las funciones desarrolladas por la Auditoría Integral.

Igualmente la Auditoría Integral producirá informes parciales o intermedios, los cuales deben tratar los temas de mayor importancia a juicio del auditor, así como su opinión en relación con los estados financieros de cortes intermedios. Informes eventuales oportunos, sobre los errores, irregularidades o actos desviados o improcedentes que no obstante haber sido puestos en conocimiento de los administradores no hubiesen sido corregidos en un tiempo prudencial. Así mismo, informes sobre la inobservancia de sus recomendaciones por parte de la administración.

INFORMES ESPECIFICOS

Según las Normas de Auditoría Gubernamental, los informes que se emiten deben tener en cuenta determinadas consideraciones técnicas. La elaboración de un informe, sin la responsabilidad y diligencia profesional debida, podría ocasionar un perjuicio en la imagen del Sistema Nacional de Control que debe preservarse.

Las características del informe de auditoría son: significación, utilidad, oportunidad, exactitud, calidad convincente, concisión, claridad y simplicidad, tono constructivo, organización de los contenidos del informe y positivismo. La responsabilidad de la redacción del informe de auditoría es del auditor encargado aunque también comparten esta responsabilidad, los miembros del equipo de auditoría que intervienen en el borrador del informe hasta llegar a la consideración de la autoridad de la Contraloría General de la República para su aprobación.

Los informes por escrito constituyen la forma establecida por el Sistema Nacional de Control y su órgano rector, la Contraloría General de la República, para comunicar los resultados de la auditoría practicada a los funcionarios responsables de la entidad examinada; esto permite: i) Poner en conocimiento de los funcionarios los resultados de cada examen; ii) Reducir el riesgo que los resultados puedan ser interpretados erróneamente; y, ii) Facilitar las acciones de seguimiento orientadas a establecer si la entidad ha adoptado las acciones correctivas pertinentes.

Conforme a lo prescrito en la NAGU 4.10, los auditores deben comunicar por escrito los resultados del examen realizado a los funcionarios responsables de la entidad. Una vez culminada la fase de ejecución, el nivel correspondiente de la Contraloría General de la República o el titular del Organo de Control Institucional, según los casos, remitirán el borrador del informe para requerir comentarios o aclaraciones, con miras a incluirlos, previa evaluación, en el informe correspondiente. El borrador de Informe no debe estar firmado por los auditores responsables del trabajo. El envío del borrador de informe, se sujetará a las normas respectivas.

4.5. TRATAMIENTO ESPECIFICO DE ASPECTOS CLAVE DE LA AUDITORIA INTEGRAL.

4.5.1. PROGRAMAS DE AUDITORIA INTEGRAL

Según las Normas Internacionales de Auditoría (NIAs); el auditor deberá desarrollar y documentar un programa de auditoría estableciendo la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos de auditoría planeados que se requieren para poner en marcha el plan global de auditoría. El programa de auditoría sirve como instrucciones para los asistentes que participan en la auditoría y como un medio para controlar y registrar la ejecución apropiada del trabajo. El programa de auditoría puede contener también los objetivos de auditoría para cada área y un presupuesto de tiempo para las diferentes áreas o procedimientos de auditoría. En la preparación del programa de auditoría, el auditor debería considerar también las evaluaciones específicas de los rie3sgos inherentes y de control y el nivel de seguridad requerido a ser provisto por los procedimientos sustantivos. El auditor debería considerar también la oportunidad de las pruebas de controles y de los procedimientos sustantivos, la coordinación del apoyo esperado del gobierno regional, la disponibilidad de asistentes y la participación de otros auditores o expertos.

De acuerdo con las NIAs, el plan global de auditoría y el programa de auditoría deberían ser revisados según sea necesario durante el curso de la auditoría. El planeamiento es efectuado en forma continua durante todo el compromiso, debido a los cambios en las condiciones o resultados inesperado de los procedimientos de auditoría.

Panéz (2004) y Yarasca (2005) , coinciden que el planeamiento se condensa o concretiza en el programa de auditoría, el mismo que se irá reajustando o graduando durante el proceso de trabajo de campo de acuerdo a las circunstancias, por lo que, puede inferirse que el programa de auditoría cumple dos propósitos fundamentales: i) Servir como guía de orientación, a través de procedimientos mínimos para ser aplicados durante el desarrollo de la auditoría; y, ii) Servir como un registro de control de la labor realizada, evitando así omitir algún procedimiento importante. Por lo tanto, elaborar un programa implica seleccionar una serie de procedimientos de auditoría con la finalidad de obtener la evidencia suficiente y competente sobre los elementos que conforma el panorama de los estados financieros que nos permita emitir opinión profesional sobre su razonabilidad; es decir, si dichos estados financieros presentan o no razonablemente la situación financiera de la empresa y los resultados de sus operaciones por el ejercicio examinado. Por tal razón, es necesario que el auditor tenga un pleno conocimiento sobre las técnicas y procedimientos de auditoría, así como sobre el manejo de los papeles de trabajo.

Al respecto cabe resaltar que la efectividad de un programa depende principalmente de la información que se tenga de la empresa y del criterio del auditor, quien basado en su madurez de juicio, producto de su capacidad y experiencia, decidirá los procedimientos a seguir y el alcance que dará a los mismos, para lo cual, tendrá en consideración la eficiencia del control interno y principalmente la estrategia.

De otro lado, si bien es cierto, que en la práctica es recomendable aplicar el plagio en la elaboración de programas, también es cierto, que cuando se hace mal uso de ello, se cae peligrosamente en la ineficacia, ya que cada vez desarrollamos menos nuestro criterio; mas aún, si se tiene en cuenta que las circunstancias cambian de un momento a otro.

Un programa de auditoría constituye uno de los documentos más importantes dentro del proceso de la auditoría, no solamente porque, señala los procedimientos a seguir en cada una de sus fases, sino también porque es el papel de trabajo donde consta con toda precisión la labor realizada por los auditores. Con tal fin, cada vez que culmine la aplicación de alguno procedimiento, el auditor anotará sus iniciales, referenciando los papeles de trabajo específicos donde se sustenta; asimismo, anotará sus iniciales del auditor que supervisa el trabajo.

En consecuencia, a medida que se van terminado las diversas etapas de la auditoría, el programa se va constituyendo en un documento sumamente valioso, donde se deja constancia no solo del alcance de la revisión proyectada, sino también del trabajo efectivamente realizado.

FLEXIBILIDAD DE LOS PROGRAMAS DE AUDITORIA:

El programa de auditoría, debe considerarse como un instrumento flexible, es decir, que puede reajustarse de acuerdo a las situaciones y circunstancias que se presenten en el campo. Las circunstancias cambian de un momento a otro; por lo tanto, lo que originalmente se consideró en la etapa de planeamiento puede sufrir cambios, ya sea porque se han encontrado mejoras en el control interno y requerimos reducir el tamaño de las pruebas, o porque se ha suscitado cambios en el tratamiento contable, cambios en la política operativa, etc., donde tenemos que modificar la naturaleza del procedimiento o ampliarlo.

RESPONSABILIDAD DE LOS PROGRAMAS DE AUDITORIA

En una sociedad de auditoría, donde exista los niveles de gerente de auditoría, supervisor, auditor-jefe de comisión o encargado y asistentes de auditoría, podría inferirse que la responsabilidad de funciones respecto al programa recae principalmente en los tres primeros nieles de la siguiente manera:

  • Auditor Jefe de comisión o encargado, responsable de la elaboración y coordinación y ejecución del programa;
  • Supervisor, responsable de la revisión y supervisión; y,
  • Gerente de auditoría, responsable de su aprobación

En todo caso, conviene recalcar que teniendo en consideración que gran parte de la labor recae sobre el jefe de comisión o encargado, este debe gozar de las suficientes facultades para que teniendo en cuenta el objeto y alcance de la auditoría, pueda manejarlo con toda libertad y flexibilidad coordinando cualquier variación con el auditor supervisor.

CONTENIDO DE LOS PROGRAMA DE AUDITORIA

El programa de auditoría contiene básicamente un listado de procedimientos de auditoría, el cual deberá seguir en lo posible un orden lógico en cuanto a los rubros de los estados financieros, la gestión y otros aspectos a examinar. No significando necesariamente esto el orden de importancia, ni la oportunidad en que se aplicará el procedimiento, ya que tales aspectos lo determinará el auditor encargado de acuerdo a su criterio profesional; sin embargo, cabe señalar que en todo programa antes de describir los procedimientos deberá fijarse los objetivos básicos para el examen de cada cuenta o área. El programa en su estructura contendrá en la parte superior, el nombre el gobierno regional a examinarse, periodo del examen, cuenta o rubro; asimismo 4 columnas, la primera para describir el procedimiento, la segunda para referenciar los papeles de trabajo, la tercera para las iniciales del auditor que aplique el procedimiento

PROGRAMA DE AUDITORIA INTEGRAL

Cliente: Policía Nacional del Perú- Tesorería.

Período del examen: 2005

Cuenta o Rubro: Caja y Bancos

PROCEDIMIENTOS

Ref.

P/T

Hecho

por

Fecha

Fondo Fijo
1. Aplique el cuestionario de control interno

1.1.

DHC

15.04.06

2. Enumere los fondos que debe recontarse, confirmando su naturaleza y nombre del custodio

A-2

DHC

15.04.06

3. Efectúe un arqueo, recontado billetes, monedas e inspeccione los documentos. Listado de dinero y valores

A-2

1

DHC

15.04.06

4. Prepare una lista de comprobantes de gastos, cheques y otros documentos del fondo. En cuanto a desembolsos revise la propiedad, legalidad, autoridad y autenticidad del documento

A-2

2

DHC

15..04.06

5. Obtenga declaración y firma del custodio del fondo, reconociendo la devolución del contenido del fondo intacto

A-2

DHC

15.04.06

6. Concilie el fondo con su saldo según registro

A-2

DHC

15.04.06

7. Verifique posteriormente rendiciones de vales provisionales y rendiciones para el reembolso, teniendo en cuenta lo determinado en el
arqueo.

A-2

4

DHC

15..04.06

Etc…

4.5.2. PROCEDIMIENTOS Y TECNICAS DE AUDITORIA INTEGRAL

Para el MAGU , los procedimientos de auditoría son operaciones específicas que se aplican en el desarrollo de una auditoría e incluyen técnicas y prácticas consideradas necesarias de acuerdo con las circunstancias. Los procedimientos pueden agruparse en: i) Pruebas de control; ii) Procedimientos analíticos; y, Pruebas sustantivas de detalle.

El MAGU, establece que las técnicas de auditoría son métodos prácticos de investigación y prueba que utiliza el auditor para obtener evidencia que fundamente su opinión. Las técnicas más utilizadas al realizar pruebas de transacciones y saldos son: i) Técnicas de verificación ocular; ii) Técnicas de verificación oral; iii) Técnicas de verificación escrita; iv) Técnicas de verificación documental; y, v) Técnicas de verificación física.

Las técnicas y procedimientos que se utilizan en la auditoría integral, no difieren substancialmente de las utilizadas en otros tipos de auditorías. Lo que si debe quedar claro es que particularmente, la Auditoría Integral necesita identificar y aplicar “criterios” de auditoría que no son tradicionales. Los criterios son parámetros de referencia para comparar operaciones, procesos completos y resultados. Proporcionan elementos de juicio para evaluar diseños, funcionamiento, productos y servicios. En la práctica los criterios más importantes pueden ser: estándares, normas legales, normas internas, índices de eficiencia operativa, relaciones generalmente aceptadas (ratios financieros), indicadores públicos (inflación, devaluación, etc.). En resumen los criterios de auditoría deben:

  • Suministrar pautas que faciliten la evaluación del manejo de los recursos físicos, humanos y financieros.
  • Servir de medio para establecer que se obtiene valor agregado (valor por dinero).
  • Proporcionar a la misma administración elementos de gerencia para:
    • Medir su desempeño
    • Diseñar mecanismos para mejorar el control de la gestión.

Los criterios empleados deben explicarse para que sean entendidos y asimilados. De igual forma, su aplicación se hará teniendo en cuenta el medio en el cual funcione la dependencia policial. Por ejemplo, ciertos criterios aplicables a una dirección regional, no serán aplicables a otra dirección regional, etc.

Cuando la dirección policial haya establecido criterios, el auditor los utilizará como pautas de referencia, pero evaluando previamente su pertinencia. En aquellos casos en que considere que no son adecuados, sugerirá la forma de mejorarlos. Por otra parte, cuando no dispongan de criterios, el auditor deberá considerar desarrollarlos si posee los elementos técnicos para ello. En esta última circunstancia, deberá solicitar autorización previa al responsable de la auditoría.

Las técnicas convencionales de auditoría como análisis, entrevistas, observación, documentación y confirmación continúan vigentes para el estudio de la evidencia obtenida. Además, es posible que en determinados circunstancias el auditor tenga que utilizar instrumentos provenientes de disciplinas como la estadística (muestreo de atributos o de variables), gráficos GANT, PERT, control de métodos y tiempos (CMT), investigación operacional, etc. Tales técnicas deberán ser consultadas previamente y por supuesto manejadas por quienes tengan el conocimiento que permita obtener de ellas los resultados esperados.

Según las Normas Internacionales de Auditoría (NIAs), el auditor deberá aplicar procedimientos analíticos en las etapas de planeación y de revisión global de la auditoría. Los procedimientos analíticos significan el análisis de índices y tendencias significativos incluyendo la investigación resultante de fluctuaciones y relaciones que son inconsistentes con otra información relevante o que se desvían de las cantidades pronosticadas. Los procedimientos analíticos incluyen la consideración de comparaciones de la información financiera.

Pueden usarse variados métodos para desempeñar los procedimientos, los mismos que varían desde simples comparaciones a análisis complejos usando técnicas avanzadas de estadística. Los procedimientos, considerados como el conjunto de técnicas de auditoría, tácticamente dispuestos, serán los componentes de cada programa de Auditoría Integral que resulte de la planeación.

4.5.3. LA EVIDENCIA EN LA AUDITORIA INTEGRAL

El Manual de Auditoría Integral de la Contraloría General de la República de nuestro país, establece que la evidencia es el conjunto de hechos comprobados, suficientes, competentes y pertinentes que sustentan las conclusiones del auditor. Es la información específica obtenida durante la labor de auditoría a través de observación, inspección, entrevistas y examen de los registros y resultados. La auditoría integral se dedica a la obtención de la evidencia, dado que ésta provee una base racional para la formulación de juicios u opiniones.

El término evidencia incluye documentos, fotografías, análisis de hechos efectuados por el auditor y en general, todo material usado para determinar si los criterios de auditoría son alcanzados.

En términos generales la evidencia de auditoría puede clasificarse en cuatro tipos: i) Evidencia física, ii) Evidencia testimonial; iii) Evidencia documental; y, iv) Evidencia analítica.

EVIDENCIA SUFICIENTE Y COMPETENTE.

Según las NAGAs , debe obtenerse evidencia válida y suficiente por medio de análisis, inspección, observación, interrogación, confirmación, y otros procedimientos de auditoría, con el propósito de llegar a bases razonables para la formulación del Informe de Auditoría Integral.

La evidencia del auditor es la convicción razonable de que todos aquellos datos contables, financieros, administrativos, legales y otros expresados han sido y están debidamente soportados en tiempo y contenido por los hechos económicos y circunstancias que realmente han ocurrido.

La naturaleza de la evidencia está constituida por todos aquellos hechos y aspectos susceptibles de ser verificados por el auditor y que tienen relación con las cuentas o rubros que se examinan.

La evidencia se obtiene, por el auditor, a través del resultado de las pruebas de auditoría aplicadas según las circunstancias que concurran en cada caso y de acuerdo con el juicio profesional del auditor.

El auditor no pretende obtener evidencia absoluta, sino que determina los procedimientos y aplica las pruebas necesarias para la obtención de una evidencia suficiente y adecuada.

EVIDENCIA SUFICIENTE.

Se entiende por tal, aquel nivel de evidencia que el auditor debe obtener a través de sus pruebas de auditoría para llegar a conclusiones razonables sobre las cuentas o rubros que se someten a su examen. Bajo este contexto el auditor no pretende obtener toda la evidencia existente sino aquella que cumpla, a su juicio profesional, con los objetivos de su examen. El nivel de evidencia a obtener por el auditor, referido a los hechos económicos y otras circunstancias, debe estar relacionado con la razonabilidad de los mismos y proporcionar información sobre la circunstancia en que se produjeron, con el fin de formarse el juicio profesional que le permita emitir una opinión.

Para decidir el nivel necesario de evidencia, el auditor debe, en cada caso, considerar la importancia relativa de las partidas que componen los diversos rubros de las cuentas examinadas y el riesgo probable de error en el que incurre al decidir no revisar determinados hechos económicos.

El auditor deberá tener en cuenta y evaluar correctamente el costo que supone la obtención de un mayor nivel de evidencia que el que está obteniendo o espera obtener y la utilidad final probable de los resultados que obtendría.

Independientemente de las circunstancias específicas de cada trabajo, el auditor debe obtener el nivel de evidencia necesario que le permita formar su juicio profesional sobre las cuentas examinadas.

La falta del suficiente nivel de evidencia sobre un hecho de relevante importancia en el contexto de los datos que se examinan, obliga al auditor a abstenerse de emitir una opinión, o bien a expresar las salvedades que correspondan.

EVIDENCIA COMPETENTE.

El concepto competente de la evidencia es la característica cualitativa, en tanto que el concepto suficiencia tiene carácter cuantitativo. La confluencia de ambos elementos, competencia y suficiencia, debe proporcionar al auditor el conocimiento necesario para alcanzar una base objetiva de juicio sobre los hechos sometidos al examen. La evidencia es competente o adecuada cuando sea útil al auditor para emitir su juicio profesional. El auditor debe valorar que los procedimientos que aplica para la obtención de la evidencia adecuada sean los convenientes, así como que las circunstancias del entorno no invalidan los mismos. La convergencia de ambos factores permite considerar que la evidencia obtenida es la adecuada.

IMPORTANCIA RELATIVA – RIESGO PROBABLE.

Los criterios que afectan a la cantidad (suficiencia) y a la calidad (competencia) de la evidencia a obtener y, en consecuencia, a la realización del trabajo de auditoría, son los de importancia relativa y riesgo probable. Estos criterios deben servir, así mismo, para la formación de su juicio profesional. La importancia relativa puede considerarse como la magnitud o naturaleza de un error (incluyendo una omisión) en la información financiera que, bien individualmente o en su conjunto, y a la luz de las circunstancias que le rodean, hace probable que el juicio de una persona razonable, que confía en la información, se hubiera visto influenciado o su decisión afecta como consecuencia del error u omisión.

La consideración del riesgo probable supone la evaluación del error que puede cometerse por la falta absoluta de evidencia respecto a una determinada partida o a la obtención de una evidencia incompleta de la misma. Para la evaluación del riesgo probable, debe considerarse el criterio de importancia relativa y viceversa, al ser interdependiente en cuanto al fin de la formación de juicio para la emisión de una opinión. Las decisiones a adoptar, basadas en tales evaluaciones, al ser también interdependientes, deben juzgarse y evaluarse en forma conjunta y acumulativa.

OBTENCIÓN DE LA EVIDENCIA

La evidencia suele obtenerse de: las cuentas que se examinan, los registros auxiliares, los documentos de soporte de las operaciones, las declaraciones de trabajadores y directivos, los sistemas internos de información y transmisión de instrucciones, los manuales de procedimientos y la documentación de sistemas, la obtención de confirmaciones de terceras personas ajenas a la entidad y los sistemas de control interno en general, sin que esta relación tenga carácter exhaustivo.

Los datos contables y, en general, toda información interna, no pueden considerarse por sí mismos, evidencia suficiente y adecuada. El auditor debe llegar a la convicción de la razonabilidad de los mismos mediante la aplicación de las pruebas necesarias. La evidencia de los datos contables podrá ser obtenida, entre otros, mediante los siguientes procedimientos: Inspección, observación, investigación, confirmación, cálculo y revisión analítica.

Inspección: consiste en examinar registros, documentos o activos tangibles. La inspección de registros y documentos proporciona evidencia de diversos grados de confiabilidad dependiendo de su naturaleza y fuente, así como de la eficacia de los controles internos a lo largo del proceso. A continuación se presentan tres categorías de evidencia documental que proporcionan al auditor diversos grados de confiabilidad: i) Evidencia documental creada y conservada por terceras partes; ii) Evidencia documental creada por terceras partes y conservada por la entidad; y, iii) Evidencia documental creada y conservada por el ente. La inspección de activos tangibles da lugar a una evidencia fidedigna en relación con su existencia, pero no necesariamente con su propiedad o valor.

Observación: consiste en examinar el proceso o procedimientos que otros realizan. Por ejemplo, el auditor puede observar el conteo de inventarios realizados por personal del ente o la ejecución de procedimientos de control interno que no deja rastros de auditoría.

Investigación: consiste en buscar una información adecuada recurriendo a personas competentes, ya sea dentro o fuera del ente. Las investigaciones pueden abarcar desde preguntas escritas dirigidas a terceros hasta preguntas orales que se plantean, de un modo informal a individuos dentro del ente. Las respuestas a las investigaciones pueden poner en manos del auditor una información que no poseía anteriormente o bien puede proporcionarle una evidencia para corroborar.

Confirmación: consiste en la respuesta que se da a una investigación que pretende ratificar los datos contenidos en los registros contables.

Cálculo: consiste en la verificación de la precisión aritmética de los documentos fuentes y de los registros contables o en la realización de los cálculos independientes.

Revisión analítica: consiste en estudiar razones y tendencias financieras significativas así como en investigar fluctuaciones y partidas poco usuales.

4.5.4. LOS HALLASGOS DE AUDITORIA INTEGRAL

Analizando las opiniones de Bravo (2003) y al MAGU, encontramos coincidencia cuando indican que los hallazgos de auditoría son el resultado de la comparación que se realiza entre un criterio y la situación actual encontrada durante el examen a un área, actividad u operación de la entidad. Es toda información que a juicio del auditor le permite identificar hechos o circunstancias importantes que inciden en la gestión de recursos que merecen ser comunicados en el informe. Sus elementos son: condición, criterio, causa y efecto. De acuerdo con la NAGU 3.60 , los elementos del hallazgo de auditoría se relacionan de la siguiente forma:

  • Condición: situación actual encontrada
  • Criterio: Norma aplicable
  • Causa: Situaciones que originaron la situación encontrada
  • Efecto: Resultado adverso o potencial de la situación encontrada

Los requisitos que deben reunir un hallazgo de auditoría son: i) Importancia relativa que amerite ser comunicado; ii) Basado en hechos y evidencias precisas que figuran en los papeles de trabajo; iii) Objetivo; y, iv) Convincente para una persona que no ha participado en la auditoría.

El auditor debe estar capacitado en las técnicas para desarrollar hallazgos en forma objetiva y realista. Al realizar su trabajo debe considerar los factores siguientes: i) condiciones al momento de ocurrir el hecho; ii) Naturaleza, complejidad y magnitud financiera de las operaciones examinadas; iii) Análisis crítico de cada hallazgo importante; iv) Integridad del trabajo de auditoría; v) autoridad legal; y, vi) Diferencias de opinión.

Ejemplo:

Condición: La Jefatura de Abastecimientos de la Dirección General de la PNP ha adquirido bienes durante el periodo 2005, sin realizar una efectiva evaluación de ofertas de proveedores locales.

Criterio: La Jefatura de Abastecimientos tiene la responsabilidad de realizar el proceso de compra de bienes que requieren los órganos de línea, para lo cual debe seleccionar a proveedores representativos, a fin de obtener la cantidad requerida, al nivel razonable de calidad, al menor costo y en la oportunidad debida.

Causa: El Area de Abastecimientos no dispone de un Reglamento Interno de Adquisiciones que regule, entre otros aspectos, el proceso de compra de bienes aplicando criterios de eficiencia y economía en su ejecución.

Efecto: Se han efectuado adquisiciones de bienes de capital a precios mayores a los ofertados por otros proveedores, cuyas diferencias en precios se estiman en S/. 725,000

4.5.5. MONITOREO REALIZADO POR LA AUDITORIA INTEGRAL

El monitoreo, también llamado seguimiento o supervisión constituye uno de los aportes muy importantes de la auditoría integral. La auditoria tradicional se quedaba en el Informe, actualmente después del informe se continua trabajando en el monitoreo, lo cual constituye un valor agregado al trabajo del auditor. El auditor necesita saber si sus observaciones y recomendaciones son levantadas o tenidas en cuenta según el caso, por eso aplica el monitoreo.

4.5.5.1. SUPERVISION CONTINUADA

La supervisión continuada se inscribe en el marco de las actividades corrientes y comprende unos controles regulares efectuados en este caso por el equipo de auditoría, así como determinadas tareas que realiza el personal en el cumplimiento de sus funciones.

Existe una gran variedad de actividades que permiten efectuar un seguimiento de la eficacia de control interno en el desarrollo normal de la entidad. Comprenden actividades corrientes de gestión y supervisión, comparaciones, conciliaciones y otras tareas rutinarias.

Los diferentes directivos comprueban que el sistema de control interno continua funcionando a través del cumplimiento de sus funciones de gestión. Al incluir o conciliar los distintos informes de explotación con los informes financieros, empleando los mismos continuamente en la gestión de la explotación es probable que se identifiquen de manera rápida los errores importantes o las excepciones en los resultados previstos. Se puede conseguir una mejora en la eficacia del sistema de control interno presentando información financiera completa y oportuna y resolviendo toda excepción identificada.

Las comunicaciones recibidas de terceros confirman la información generada internamente o señalan la existencia de problemas. En este sentido, la comunidad corrobora los datos de facturación implícitamente al pagar sus facturas. Por el contrario, las reclamaciones respecto de la facturación podrían indicar la existencia de deficiencias en los controles sobre el proceso de las transacciones.

La estructura adecuada y unas actividades de supervisión apropiadas permiten comprobar las funciones de control e identificar las deficiencias existentes. En ese sentido, como rutina normal se supervisarán las tareas administrativas que actúan de control sobre exactitud y totalidad del proceso de las transacciones. Asimismo, se establecerá una segregación de funciones de manera que se ejerza una verificación recíproca, lo que servirá además de disuasión al fraude, ya que dificulta el disimular las actividades sospechosas.

Los datos registrados por los sistemas de información se comparan con los activos físicos. Las existencias de producto terminado pueden ser recontadas periódicamente. Los resultados de estos recuentos se comparan con los registros contables y se comunican las diferencias detectadas.

4.5.5.2. EVALUACIONES PUNTUALES

Aunque los procedimientos de supervisión continuada suelen proporcionar información importante sobre la eficacia de otros componentes de control, de vez en cuando un replanteamiento del sistema resultará útil. Con ocasión de dicho replanteamiento, se puede examinar la continuidad de la eficacia de los procedimientos de supervisión continuada.

El alcance y la frecuencia de las evaluaciones puntuales se determinarán principalmente en función de una evaluación de riesgos y de la eficacia de los procedimientos de supervisión continuada.

Las deficiencias en el sistema de control interno, en su caso, deberán ser puestas en conocimiento de los responsables y los asuntos de importancia serán comunicados al primer nivel directivo.

El sistema de control interno y, en ocasiones, la forma en que los controles se aplican, evolucionan con el tiempo, por lo que procedimientos que eran eficaces en un momento dado, pueden perder su eficacia o dejar de aplicarse. Asimismo, las circunstancias en base a las cuales se configuró el sistema de control interno en un principio también pueden cambiar, reduciendo su capacidad de advertir de los riesgos originados por las nuevas circunstancias. En consecuencia, la dirección tendrá que determinar si el sistema de control interno es en todo momento adecuado y su capacidad de asimilar los nuevos riesgos.

El proceso de supervisión realizado por la auditoría integral o por cualquier otro ente, asegura que el control interno continua funcionando adecuadamente. Este proceso comprende la evaluación, por parte de los empleados de nivel adecuado, de la manera en que se han diseñado los controles, de su funcionamiento, y de la manera en que se adoptan las medidas necesarias. Se aplicará a todas las actividades dentro de la entidad y a veces también a externos contratados.

La auditoría integral, debe buscar que los sistemas de control interno aseguren, en mayor o menor medida, su propia supervisión. En este sentido, cuanto mayor sea el nivel y la eficacia de la supervisión continuada, menor será la necesidad de evaluaciones puntuales.

4.5.6. VALOR AGREGADO DE LA AUDITORIA INTEGRAL

Cuando se hace referencia al valor agregado, se está haciendo referencia al aporte que realiza la auditoría integral a la PNP, al sistema de control o a otros entes relacionados. En este sentido constituye valor agregado la prestación de asesorías y consultorías en el campo del control institucional que pueda facilitar el equipo de auditoría integral sin poner en discusión su independencia y objetividad. Asimismo constituye valor agregado las actividades de monitoreo de las observaciones y recomendaciones formuladas en los informes. Ambos eventos no fueron considerados por las auditorías tradicionales, con lo cual el servicio de auditoría no trascendió, pero actualmente con estos aportes ha remontado su confianza en los agentes gubernamentales y privados.

De otro lado en el siguiente esquema comparativo se puede apreciar el aporte que realiza la auditoría integral a la gestión óptima de la Policía Nacional del Perú:

Elementos

Auditoría de Estados Financieros

Auditoría Integral

Propósito
Emitir opinión sobre la razonabilidad de las cifras de los Estados financieros tomados en conjunto.


Evaluar y comprobar el logro de operaciones económicas, eficientes y efectivas en la entidad, examinando sus controles internos de apoyo y las bases de datos. Además probar el sistema de medición de la Dirección General.

Finalidad
Dar seguridad a los usuarios externos sobre la objetividad de la información financiera.

Ayudar a la más alta autoridad a mejorar las operaciones y actividades en termino de eficiencia en el uso de los recursos y el logro de objetivos operativos mediante la proposición de alternativas de solución.

Alcance
Actividades financieras y económicas, así como la función de control en el área financiera.

La organización total de la entidad, o solo algunas de sus reparticiones y operaciones enfocando su evaluación al sistema de control institucional, comprende la entidad incluido en el entorno que lo rodea.

Elementos
Auditoría de Estados Financieros
Auditoría Integral de la institución policial.
Enfoque
Persigue la correcta determinación del Balance General y Estado de Resultados.
Persigue la obtención de eficiencia, economía y eficacia de los recursos materiales y humanos que posee la institución.

Aporte en solución de problemas
No es responsable de proponer soluciones
Si es responsable de buscar alternativas de solución a los problemas.
Procedimientos
Planeación anticipada de las pruebas a realizar que permita obtener una opinión sobre la razonabilidad de los Estados
Financieros.

Planeación estratégica del trabajo que permita una labor integral, oportuna y permanente de las operaciones de la entidad policial.

Labor de seguimiento a problemas
No existe responsabilidad.
Es responsable de dar seguimiento a cada problema surgido.
Informe a emitir

Dictamen sobre la razonabilidad de los Estados financieros de acuerdo a Normas y procedimientos de Auditoría Generalmente
Aceptados.


Informe con opinión de los resultados, considerando observaciones. Conclusiones y recomendaciones para lograr los objetivos
propuestos.

Objeto de examen
Estados Financieros, registros contables y documentos anexos.
Actividades, operaciones, pro-gramas o toda la institución policial, además de elementos indicadores y normas de rendimiento
medibles.

La importancia y el impacto de la auditoría integral hace recaer una gran responsabilidad en los recursos humanos que son necesarios para realizarla, por lo que se requiere de un eficiente manejo del personal disponible para la ejecución y conducción de los esfuerzos. Por esta razón, un criterio básico consiste en orientar los recursos y capacidades disponibles de la Contraloría General de la República hacia entidades, programas o actividades en que puedan lograrse mejoras importantes, con el objeto de promover una mayor efectividad, eficiencia y economía en el uso de los recursos del Estado.

La oportunidad de promover mejoras en la entidad y el convencimiento de los funcionarios, respecto a la importancia de su aplicación, resulta ser más relevante que la formulación de críticas y la adopción de correctivos por obligación del marco legal vigente.

La auditoría integral tiende a establecer y mantener un adecuado sistema interno de control de calidad que permita ofrecer seguridad razonable en todos los ámbitos del gobierno regional

4.6. EFICIENCIA, EFICACIA Y ECONOMIA CON LA AUDITORIA INTEGRAL

4.6.1. EFICIENCIA CON LA AUDITORIA INTEGRAL.

La dirección de la PNP se ejerce bajo un sistema de gestión gubernamental y se sustenta en la planificación estratégica, organización, dirección, ejecución, evaluación y control, dentro del marco de las normas emitidas por los sistemas administrativos nacionales; para estos efectos necesita llevar a cabo un conjunto de efectividades con eficiencia.

La eficiencia, está referida a la relación existente entre los servicios prestados o entregados (seguridad ciudadana, empresarial y gubernamental; conducción del tránsito; seguridad externa de las cárceles, etc., servicios turísticos y otros ) y los recursos utilizados para ese fin (personal policial y no policial; patrulleros, motocicletas y otros; recursos financieros utilizados en la compra de suministros), en comparación con un estándar de desempeño establecido (grado de satisfacción gubernamental, empresarial y de la ciudadanía; indicadores de otros países; etc.). La auditoría integral toma estos estándares como criterios de auditoría y los compara con los servicios realmente facilitados, obteniendo como resultado, si fuera el caso los hallazgos o en todo caso la evidencia suficiente, competente y relevante para su informe.

La eficiencia, es la relación entre costos y beneficios enfocada hacia la búsqueda de la mejor manera de hacer o ejecutar las tareas (métodos), con el fin de que los recursos (humanos, materiales y financieros) se utilicen del modo más racional posible. Con la aplicación de la auditoría integral se facilita la determinación de los costos y beneficios reales, los mismos que son comparados con los presupuestados, determinando su exactitud o desviación hacia arriba o hacia abajo, lo que será motivo para formular conclusiones, observaciones y recomendaciones.

La eficiencia busca utilizar los medios, métodos y procedimientos más adecuados y debidamente planeados y organizados para asegurar un óptimo empleo de los recursos disponibles. La eficiencia no se preocupa por los fines, como si lo hace la eficacia, si no por los medios. La auditoría integral evalúa la eficiencia en la utilización de los medios, métodos y procedimientos y formula las recomendaciones, si fuera el caso, respecto a la eficiencia de su utilización.

La eficiencia, se puede medir por la cantidad de recursos utilizados en la prestación de servicios a la comunidad. La eficiencia aumenta a medida que decrecen los costos y los recursos utilizados. Se relaciona con la utilización de los recursos para obtener un bien u objetivo.

4.6.2. EFICACIA CON LA AUDITORIA INTEGRAL.

La eficacia o efectividad, se refiere al grado en el cual la PNP logra sus objetivos y metas u otros beneficios que pretendía alcanzar fijados por la Constitución Política; el Gobierno Nacional, Regional y Local; el Sector Interior y por la sociedad en general. Para estos efectos contribuye la auditoría integral al examinar los planes, presupuestos, programas, actividades y funciones, buscando que los mismos estén orientados al logro de las metas, objetivos y misión institucional. En caso de no ser así, la auditoría realiza las observaciones, conclusiones y recomendaciones del caso. Los programas, procedimientos, técnicas y prácticas de auditoría integral están orientados a facilitar el logro de los objetivos institucionales.

La eficacia o efectividad es el grado en el que se logran los objetivos institucionales. En otras palabras, la forma en que se obtienen un conjunto de resultados refleja la efectividad, mientras que la forma en que se utilizan los recursos para lograrlos se refiere a la eficiencia.

La eficacia, es la medida normativa del logro de los resultados. La PNP dispone de indicadores de medición de los logros de las funciones que le compete. Cuando se logren dichos resultados o estándares, se habrá logrado el objetivo. Para obtener eficacia tienen que darse algunas variables como:

  • Cualidades de la organización de la PNP;
  • Nivel de confianza e interés de los directivos, funcionarios y personal policial;
  • Motivación del personal;
  • Desempeño cabal y ético de sus funciones;
  • Capacidad de la Organización de los programas, proyectos y actividades;
  • Información y comunicación en todos los niveles;
  • Interactuación efectiva con el entorno y con el interno;
  • Toma de decisiones efectiva en relación con las metas, objetivos y misión institucional.

Si la PNP dispone de estas variables, refleja el estado interno y la salud de dicha entidad. La PNP, depende de la fuerza financiera o económica; pero deben tener en cuenta algunas medidas de eficacia administrativa, como por ejemplo:

  • Capacidad del gerenciamiento corporativo para encontrar fuerza laboral adecuada;
  • Elevados niveles de moral del personal policial y satisfacciones en el trabajo;
  • Bajos niveles de rotación;
  • Buenas relaciones interpersonales;
  • Percepción de los objetivos de la entidad;
  • Buena utilización de la fuerza laboral.

Para alcanzar eficacia, se debe cumplir estas tres condiciones básicas:

  • Alcance de los objetivos institucionales;
  • Mantenimiento del sistema interno; y,
  • Adaptación al ambiente externo.

El alcance de la eficacia tropieza con la complejidad de exigencias de la entidad como sistema abierto. La eficacia y el éxito institucional constituyen un asunto muy complejo debido a las relaciones múltiples que se establecen con los elementos ligados a la entidad.

Cuando la PNP se preocupa por hacer correctamente las cosas está transitando a la eficiencia (utilización adecuada de los recursos disponibles) y cuando utiliza instrumentos para evaluar el logro de los resultados, para verificar las cosas bien hechas con las que en realidad debían realizarse, entonces se encamina hacia la eficacia (logro de los objetivos mediante los recursos disponibles).

La eficiencia y la eficacia no van de la mano, ya que la PNP puede ser eficiente en sus operaciones, pero no eficaz, o viceversa; puede ser ineficiente en sus operaciones y sin embargo ser eficaz, aunque sería mucho más ventajoso si la eficacia estuviese acompañada de la eficiencia. También puede ocurrir que no sea ni eficiente ni eficaz, a todo esto contribuye la auditoría integral.

Interpretando a Koontz & O´Donnell (1999) , el más alto nivel de la PNP tienen diversidad de técnicas para lograr que los resultados se ajusten a los planes. La base de la buena gestión y control radica en que el resultado depende del personal policial, de los recursos y otros elementos relacionados.

Entre las consideraciones importantes para asegurar los resultados y por ende la eficacia tenemos: la voluntad de aprender, la aceleración en la preparación del equipo de gestión institucional, importancia de la planeación para la innovación, evaluación y retribución al equipo, ajustes de la información, necesidad de la investigación y desarrollo gerencial, necesidad de liderazgo, etc.

Los resultados obtenidos en los gobiernos regionales, no sólo deben darse para la propia institución, sino especialmente debe plasmarse en mejores servicios y en el contento ciudadano, especialmente en el contexto participativo que tiene la optimización de la gestión.

4.6.3. ECONOMIA CON LA AUDITORIA INTEGRAL.

La Policía Nacional del Perú lleva a cabo un conjunto de funciones específicas; las mismas que para que se concreten en servicios para la comunidad, conllevan costos por el uso de recursos, es por tanto relevante el tratamiento del aspecto económico en la utilización de los recursos escasos y para ello la auditoría integral aporte su proceso y valor agregado.

La economía, está relacionada con los términos y condiciones bajo los cuales la PNP adquiere recursos, sean estos financieros, humanos, físicos o tecnológicos, obteniendo la cantidad requerida, al nivel razonable de calidad, en la oportunidad y lugar apropiado y, al menor costo posible. La auditoría integral examina las compras de bienes corrientes y bienes de capital, estableciendo las observaciones, conclusiones y recomendaciones sobre las situaciones encontradas.

Los recursos humanos y materiales que utilice la PNP debe favorecer a estas entidades, para el efecto se realizarán los contactos e interrelaciones que permitan lograr los menores costos, pero manteniendo la cantidad y calidad de los recursos necesarios.

4.7. CONTRIBUCION DE LA AUDITORIA INTEGRAL EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION.

Una Auditoría Integral consiste en una revisión sistemática de la forma en que se cumplen las responsabilidades asignadas y la calidad y oportunidad con los cuales se reporta el cumplimiento de las mismas. En el cumplimiento de las responsabilidades está de por medio recursos financieros y materiales los que pueden ser objeto de actos de corrupción por los diferentes niveles de la entidad, ante lo cual la auditoría integral aporta su proceso, programas, procedimientos, técnicas y prácticas para realizar la revisión sistemática y determinar el menor indicio de actos de corrupción.

La Auditoría Integral se realiza en cumplimiento de una responsabilidad conferida y por consiguiente también debe rendir cuenta, informando los resultados obtenidos. Dichos resultados pueden contener hallazgos relacionados con actos de corrupción, los que de esta forma son detectados y recomendados para que sean denunciados ante las autoridades administrativas, civiles y penales de ser el caso.

La auditoría es integral, puesto que abarca los aspectos que ven individualmente las otras auditorías, facilitando una visión del conjunto de responsabilidades más importantes en la gestión de los recursos públicos.

Todas las áreas que están previstas para la práctica de la Auditoría Financiera y de cumplimiento, así como para la Auditoría Operacional, pueden estar cubiertas por la Auditoría Integral. Sin embargo, no debe entenderse que necesariamente esta auditoría abarca todas las áreas de gestión de una entidad. En uno u otro caso realiza una relevante contribución a prevenir y detectar actos de corrupción.

Como ya se explicó en la definición, esta auditoría, se ocupa de evaluar el cumplimiento de responsabilidades y la forma en que se cumplen. Así las cosas, puntualmente y como producto de una planeación adecuada, el Auditor podrá decidir evaluar la gestión en todas las áreas de responsabilidad o en algunas de ellas, incidiendo en áreas cuyo riesto de actos de corrupción es mayor que en otras.

Las técnicas y procedimientos que se utilizan en esta auditoría, en alguna medida están diseccionados a identificar actos de corrupción que por diferentes motivos no pueden ser identificados por otros tipos de auditoría.

Modernamente la auditoría integral podríamos decir que fundamenta la eficiencia de su trabajo en el descubrimiento de actos de corrupción que pueden estarse dando en las entidades auditadas. Ya no es suficiente que el trabajo de auditoría sea desarrollado con base en las normas de auditoría aceptadas por la comunidad de auditores, a nivel internacional, para que goce de confiabilidad por parte de quienes hacen uso de la información auditada. Ahora lo que se busca es que la auditoría integral, tienda a descubrir actos de corrupción de los entes auditados, aún no siendo exclusivamente ese su objetivo.

CAPITULO V :

LUCHA CONTRA LA CORRUPCION EN LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

La corrupción no es un tema reciente, podría decirse que es un tema de siempre. La lucha contra este flagelo es pedida clamorosamente por la mayor parte del personal policial, por otras entidades del estado, por el sector privado y por toda la comunidad consciente y honesta.

El auditor en el desempeño de su profesión tiene conocimiento de diversos tipos de operaciones o transacciones, así como terminología de diferente acepción que se deben definir con el propósito de precisar la actitud que debería asumir cuando detecte actos de corrupción. En tal sentido, el auditor puede determinar errores, fraudes, actos ilegales, malversación y en general, otros actos que podrían relacionarse directamente como corrupción.

ERRORES:

En el contexto de la auditoría integral, el término error se utiliza para describir aquellas acciones o declaraciones incorrectas u omisiones no intencionales que podría efectuar la entidad en la información financiera, administrativa o de otro tipo que examina o las transacciones, registro u otros documentos examinados, los cuales podrían incluir cifras, omisiones o revelaciones no adecuadas a las circunstancias.

IRREGULARIDADES:

El término irregularidad es utilizado como sinónimo de fraude, desfalco, malversación, etc.; es decir, todas aquellas acciones que la dirección o jefatura o sus funcionarios realizan en forma intencional o fraudulenta en las operaciones, transacciones y/o decisiones financieras y administrativas que el auditor podría identificar o descubrir como parte del examen para incluirlas en las observaciones, conclusiones y recomendaciones del informe de auditoría.

La característica de la irregularidad es la condición de intencional o fraudulenta que podría ser cometida por personal policial operativo, jefes, o incluso por la dirección.

En el entorno de la auditoría integral, el término irregularidad, según el SAS 53 el auditor asume responsabilidad para detectar e informar sobre errores e irregularidades.

ACTOS ILEGALES:

Actos ilegales son violaciones de leyes o reglamentos gubernamentales atribuibles solamente a la entidad. Dichos actos pueden haber sido realizados por la dirección, jefaturas y el personal pero actuando a nombre de la entidad, no incluyen bajo esta definición la conducta inadecuada del personal de la entidad. La SAS 54 trata de los actos ilegales cometidos en las entidades auditadas.

5.1. FILOSOFIA DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION

La lucha contra la corrupción es en esencia el establecimiento de normas y lineamientos para prevenir, detectar y actuar contra los actos de corrupción en las entidades públicas y privadas.

El establecimiento de planes, organización, dirección, coordinación y control institucional es parte de los lineamientos para luchar contra la corrupción en la entidad policial. Los planes estratégicos, presupuestos, manuales, políticas y procedimientos de trabajo constituyen los elementos esenciales para luchar contra la corrupción.

El establecimiento de indicadores de eficiencia, economía y eficacia en la gestión institucional, es parte de la maquinaria de lucha contra la corrupción.

El entorno de control, las actividades de control, identificación de riesgos, la información y comunicación y la supervisión puntual y continuada, son elementos que contribuyen en la lucha contra la corrupción.

La lucha contra la corrupción no debe ser un acto aislado de la dirección, las jefaturas y el órgano de control institucional, debe ser tarea de todos, en forma directa o indirecta. La corrupción afecta el crecimiento y desarrollo institucional, por tanto todos debemos aportar para eliminarlo, porque en la medida que esto suceda de este modo, la institución tendrá mejores servicios y especialmente la confianza del resto del estado y especialmente de la comunidad.

5.2. CORRUPCION E INTEGRIDAD EN EL MUNDO CAMBIANTE

Las instituciones, los estados, el mundo está cambiando vertiginosamente. Tenemos muchos adelantos tecnológicos, científicos y de otro tipo, lo cual tiende a fortalecer la existencia de las personas, instituciones y los estados mismos; sin embargo esto no podría tener una adecuada prospectiva si de por medio no hay integridad y además existe corrupción.

La policía es un tipo de entidad que existe en todo el mundo. Es una entidad que se ha ido modernizando vertiginosamente, ahora se habla de policía científica; sin embargo también se habla de cuerpos policiales donde no hay integridad y lo peor se habla de policía corrupta. Es necesario que los avances tecnológicos y científicos que aplican los cuerpos policiales vayan de la mano con el fortalecimiento de la integridad institucional y con la minimización hasta su eliminación de la corrupción.

No puede haber nada más negativo es las instituciones policiales que la proliferación de los actos de corrupción, por eso es necesario enfrentarla decididamente.

LA CUESTION DE LA INTEGRIDAD:

Según Edelman , la integridad es esencial al proceso presupuestario de la entidades en el las decisiones que se toman cada día afectan hasta la viabilidad de una institución y de un país. La falta de integridad en las instituciones y en los países conduce con rapidez al fraude y corrupción y a minar la confianza del pueblo en las autoridades y en el gobierno, confianza que es tan crítica para la sobrevivencia de la democracia. Las entidades están muy preocupadas con la integridad. El pueblo también está preocupado.

CORRUPCION E INTEGRIDAD EN UN MUNDO CAMBIANTE:

Más que cualquier otra cosa lo que se necesita ahora es continuar nutriendo las instituciones de libertad y políticas de tal manera que puedan profundizar sus medidas contra la corrupción que no los conduce en el mismo sentido del progreso tecnológico ni valorativo.

Por otro lado, lamentablemente la corrupción es una verdad de nuestra vida, existe en todas las instituciones y en todos países. Todo el mundo sabe que existe corrupción sin embargo es tolerada en silencio. La corrupción es un siniestro impedimento al crecimiento y desarrollo institucional y de los países, reduce la productividad y siembra las semillas del cinismo y la desilusión a través de la sociedad.

FUNDAMENTO DE LA INTEGRIDAD: LA RESPONDABILIDAD.

La corrupción no puede crecer ni sobrevivir en un ambiente imbuido de integridad. El fundamento en el que se construye la integridad es la respondabilidad. La respondabilidad penetra hasta el alma de las instituciones y los gobiernos. Afecta la manera en que los ciudadanos toman sus decisiones y la manera en que las instituciones y países florecen o fracasan. La vida institucional depende por completo de la respondabilidad para asegurar que se equiparen los derechos a beneficios y pagos con los servicios recibidos. Es muy fácil hablar sobre la integridad en abstracto. Sin embargo en las instituciones se definen y cuantifican las cosas, por eso se deben tener en cuenta algunas sugerencias relacionadas con la práctica diaria de una institución responsable:

  1. Cada acto o acción se efectúa en forma abierta, de acuerdo con la ley y con el juicio prudente;
  2. Cada persona es responsable de sus actos o acciones;
  3. Cada acto o acción es documentado e informado públicamente;
  4. Cada acto o acción está sujeto a una revisión de auditoría en forma independiente, profesional y política y, al informe público de sus resultados; y,
  5. Cuando la revisión muestra que han cometido errores se toma acción oportuna e incluso el castigo si es menester.

Cuando se habla de respondabilidad e integridad en las entidades, a menudo limitamos nuestra atención a los niveles centrales, sin embargo es imperativo que también se enfoque sobre las estructuras de menor nivel. La integridad en estos niveles, a veces menos visibles, es tan importante como el carácter central o nacional. Es en el nivel local donde el personal policial puede ganar o perder credibilidad.

5.3. HACIA UNA TEORIA GENERAL DE LA CORRUPCION

La corrupción se da en todas partes y de diferentes formas. Pese a todos sabemos que existe tanto en el sector público como el sector privado, sin embargo no existe una teoría general, es decir un tratamiento esquematizado, ordenado y de utilidad general. Por otro lado, es imprescindible ensayar un tratamiento unificado sobre este flagelo institucional y social.

Según Gerald E. Calden, aún desde los albores de la civilización, se ha reconocido que cualquier individuo en la posición de ejercer poder público sobre la colectividad o comunidad y con autoridad pública, como es el caso de la PNP, está tentado de usar las oficinas públicas para ventajas y beneficios personales. Quizás se esté pidiendo demasiado a simples mortales que depongan sus ambiciones personales y perjuicios e ignoren todas las presiones provenientes de sus pares y de grupos para observar las leyes de un modo completamente desinteresado. Desviaciones en la conducta han sido esperadas y apropiadamente registradas por los historiadores, con suficiente valor para escribir respecto de gobernadores chinos, reyes hebreos y emperadores romanos. En verdad, aun la mayor parte de los malvados que cometieron actos de perversión y depravación aplaudieron la idea que sus malvados actos podrían ser conocidos por toda la eternidad y no mostraron vergüenza o remordimiento.

El delito por mala conducta es tan solo un fenómeno relativamente reciente, por lo menos el delito por abjurar y encubrir. Este tuvo que esperar la aceptación universal de la idea de libertad de albedrío y elección que regula la conducta humana, el optimismo sobre la condición humana, la posibilidad de progreso, y el reconocimiento de las limitaciones sobre el ejercicio del poder público. Esto a su vez requirió fe sobre el mejoramiento del comportamiento humano, el discernimiento de que es correcto, bueno, apropiado y justo, y el reconocimiento de normas sobre la conducta en el sector público. Tanto tiempo tuvo que transcurrir en algunas sociedades puritanas, para que la malversación y el abuso en el sector público sea considerado vergonzoso, contemplando el final de cualquier remota carrera en el sector público con deshonra que perdure más allá de la sepultura. El mal comportamiento de funcionarios públicos, en nuestro caso personal policial, ha tomado largo tiempo en ser aceptado, tanto que pocos estudios sistemáticos fueron efectuados, aún cuando su ocurrencia fuera particularmente escandalosa o sus consecuencias fueran especialmente desastrosas. El mundo tuvo que esperar hasta que Ibn Khaldun diagnosticará que todas las sociedades, aún las mas grandes y brillantes, están sentenciadas a decaer sus energías disipadas, su genio sofocado, su poder disminuido, sus gobernadores aislados y distantes, incapaces de imponer respeto y finalmente susceptibles de cualquier consecuencia.

La palabra corrupción significa algo podrido; algo sano que se ha hecho defectuoso, degradado y manchado; algo que ha sido empujado a una peor o inferior forma. Cualquiera que corrompe trabaja para hacer algo impuro, degradado y menos capaz; una salida adversa de un curso esperado. Cuando se aplica a las relaciones humanas corrupción es una mala influencia, una inyección de putrefacción o decaimiento, una declinación en la moralidad de la conducta e integridad personal atribuible al soborno o deshonestidad. Cuando se aplica al sector público, en vez de referirse a abandonos del ideal o aún estándares generalmente esperados del comportamiento de las personas que ejercen una función oficial, la práctica ha sido detallada en actos específicos de mala conducta que deshonran el sector público y hacen que los transgresores sean impropios de permanecer en el Sector. Es virtualmente cierto que en cada sociedad los historiadores y antropólogos han encontrado que el sector público ha sido designado por privilegios excepcionales y signos exteriores de riqueza, bienestar, etc. Y de los funcionarios públicos tan favorecidos se ha esperado que ejerciten su especial autoridad comunal de una manera que dignifique el sector, acredite la posición pública y complazca aquellos que están fuera. Mucho antes del estado moderno el Código de Hamurabi, la Ley Mosaica y los principios de Confucio compartían las nociones similares de que era y que no era aceptable en la conducta oficial junto con puntos de problemas y augurios de ruina. Sólo la mejor gente debería estar en las entidades públicas. Deberían ser los más correctos y juiciosos; personas de carácter y distinción, de honor e integridad; y no deberían ser dependientes. Esta valiosa gente debería dar el ejemplo e insistir en los más altos estándares de desempeño. Ellos deberían promover el interés público, mantener la paz, promover el bienestar general y tratar con amabilidad a la gente.

5.4. MEDIDAS INSTITUCIONALES PARA LUCHAR CONTRA LA CORRUPCION

5.4.1. PRUDENCIA Y TRANSPARENCIA.

Mediante Ley 27245 y su modificatoria Ley No. 27958, se establecen los lineamientos para una mejor gestión de las finanzas públicas, con prudencia y transparencia fiscal, así como también crear el Fondo de Estabilización Fiscal, con el fin de contribuir a la estabilidad económica, condición esencial para alcanzar el crecimiento económico sostenible y el bienestar social. Esto que rige para todo el Estado, lógicamente debe ser considerado y tomado en cuenta por la PNP como institución tutelar de la patria.

El estado peruano debe asegurar el equilibrio o superávit en el mediano plazo, acumulando superávit fiscales en los períodos favorables y permitiendo únicamente déficit fiscales moderados y no recurrentes en períodos de menor crecimiento. La PNP debe buscar lo mismo para disponer de una economía sana, orientada a la prestación efectiva de servicios para la comunidad.

Las leyes anuales de presupuesto, de endeudamiento y de equilibrio financiero, los créditos suplementarios, y la ejecución presupuestal, se sujetarán a un conjunto de reglas al respecto, las mismas que son aplicables a la entidad policial como parte componente del sector público.

5.4.2. DISCIPLINA, RACIONALIDAD Y AUSTERIDAD

La Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2006, establece disposiciones sobre disciplina presupuestaria, racionalidad y austeridad, que deben ser cumplidas estrictamente, por todas las entidades del Estado, pero especialmente por la PNP, para recobrar la credibilidad y confianza de la sociedad.

DISCIPLINA PRESUPUESTARIA:

La PNP debe ejecutar su presupuesto de acuerdo a las normas de disciplina presupuestaria siguientes:

a) Los montos aprobados por la Ley de Presupuesto y sus modificaciones constituyen los créditos presupuestarios máximos para la ejecución de las prestaciones de servicios y las acciones desarrolladas de esta entidad;
b) Efectuar revisiones integrales respecto de las planillas de remuneraciones y pensiones a fin de deputar y evitar pagos a personas y pensionistas inexistentes;
c) Los pagos al personal activo y cesante deben realizarse de acuerdo a lo establecido en la normatividad vigente;
d) El ingreso a la administración pública, cualquiera sea el régimen laboral, se efectúa necesariamente por concurso público de méritos y siempre y cuando se cuente con la plaza presupuestada;
e) Toda acción de personal que se realice de conformidad con la normatividad vigente debe contar obligatoriamente y sin excepción con el financiamiento en el Grupo Genérico de Gastos respectivo.
f) A nivel de Pliegos, el –Grupo Genérico de Gasto 1. “Personal y Obligaciones Sociales” no es objeto de Habilitaciones con cargo a Anulaciones Presupuestarias de otros Grupos Genéricos de Gasto;
g) Los saldos no comprometidos del calendario de compromisos que se originen en los Pliegos por la elaboración de planillas y pago de remuneraciones no deben ser utilizados en otros compromisos.

DISPOSICIONES DE RACIONALIDAD:

La PNP está obligada a actuar conforme a las siguientes medidas de racionalidad del gasto público:

f) Ejecutar una revisión de sus procesos y procedimientos operativos que procuren la mayor congruencia de sus acciones con las funciones que les corresponda legalmente;

g) Adoptar medidas de ahorro efectivo racionalizando el consumo de los servicios de energía, agua y teléfono; y gastos correspondientes al consumo de combustible y materiales de oficina;

DISPOSICIONES DE AUSTERIDAD:

La PNP debe aplicar obligatoriamente, durante la ejecución del presupuesto, las siguientes disposiciones de austeridad independientemente de la fuente de financiamiento:

  1. Queda prohibido el reajuste o incremento de remuneraciones,
  2. Queda prohibido, sin excepción, el ingreso de personal por servicios personales;
  3. Sólo pueden celebrarse contratos de servicios no personales y/o locación de servicios con personas naturales en casos puntuales;
  4. Está prohibido realizar gastos en horas extras;
  5. Queda prohibido todo tipo de gasto orientado a celebraciones o agasajos con fondos públicos;
  6. Por los servicios de telefonía móvil, beeper y comunicación por radio celular (función de radio troncalizado digital, sólo se podrá asumir un gasto total igual a S/. 150.00
  7. Queda prohibida la adquisición de cualquier tipo de mobiliario de oficina;
  8. Queda prohibida la adquisición de nuevos bienes y equipos a través de operaciones de arrendamiento financiero;
  9. Queda prohibida la adquisición de vehículos automotores, salvo que sea necesario para la parte operativa de la entidad policial;
  10. Quedan prohibidos los viajes al exterior de funcionarios y servidores, con cargo a fondos públicos

La observancia de las disposiciones de disciplina, racionalidad y austeridad es responsabilidad del Director General de la PNP, del Jefe de la Oficina de Presupuesto o el que haga sus veces, así como del Jefe de la Oficina de Administración.

5.4.3. MEDIDAS DE CONTROL GUBERNAMENTAL

En la lucha contra el flagelo de la corrupción, el Sistema Nacional de Control, tiene un rol fundamental al ejercer como función especializada, el control gubernamental, en el marco de lo establecido en el artículo 82° de la Constitución Política del Estado de 1993, así como de su Ley Orgánica No. 27785.

El control gubernamental implica la supervisión, vigilancia y verificación de los actos y resultados de la gestión pública, en atención al grado de eficiencia, eficacia, transparencia y economía en el uso y destino de los recursos y bienes del Estado, así como del cumplimiento de las normas legales y de los lineamientos de política y planes de acción, evaluando los sistemas de administración, gerencia y control.

El fin que persigue el control gubernamental es el mejoramiento de la institución policial, a través de la adopción de acciones preventivas y correctivas pertinentes. Para ello el control gubernamental puede realizarse en forma interna y externa y su desarrollo constituye un proceso integral y permanente, pudiendo para el efecto hacer uso de la auditoría integral.

5.5. CORRUPCION Y FRAUDE.

5.5.1. CORRUPCION

Acciones ilícitas que podría estar practicando el personal policial a todo nivel y que compromete su honorabilidad como servidor del Estado para obtener un beneficio generalmente económico y resulta en el uso incorrecto de los recursos del estado.

Robert Keitgaard en su libro “Controlando la Corrupción” presenta una definición tomada del diccionario “Webster´s Third New Internacional Dictionary” en los términos siguientes: “…corrupción es conducta que se desvía de los deberes formales de un rol público por ganancias de interés privado (personal, familiar o grupal) pecuniarias o relacionadas al status, o que viola las reglas contra el ejercicio de ciertos tipos de conducta de interés privado”.

Como en la palabra latina corruptus, “corrupto” invoca una gama de imágenes del mal; designa aquello que destruye lo sano. Existe un tono moral en la palabra.

Una de las características de la corrupción es que la efectúa generalmente la entidad, el gobierno o el funcionario en beneficio propio. Normalmente participa un funcionario público porque es la persona clave en un acto de corrupción. En las transacciones con la PNP, desafortunadamente la las personas particulares y especialmente la empresa privada es quien participa de una u otra forma en la corrupción, por ejemplo al pagar prebendas por multas de tránsito, por certificaciones incorrectas, etc.; por presentar cotizaciones irreales, al pagar prebendas para ganar la Bueno Pro y otros actos.

La legislación penal de casi todos los países consideran que en la corrupción participan dos elementos: una corrupción activa y una pasiva, la primera incluye al que corrompe o trata de corromper a un funcionario o servidor público porque es quien recibe dádivas, promesas o ventajas de cualquier clase para que haga u omita algo en violación de sus obligaciones; y la segunda el funcionario o servidor público porque es quien solicita o acepta donativo, promesa o cualquier otra ventaja para realizar u omitir un acto en violación de sus obligaciones o el que las acepta a consecuencia de haber faltado a sus deberes. También el funcionario o servidor público que directa o indirectamente o por acto simulado, se interesa en cualquier contrato u operación en que interviene por razón de su cargo.

En relación al trabajo de la auditoría integral, el auditor debe estar alerta para identificar actos de corrupción. Si bien recordamos que no es el objetivo del trabajo del auditor identificar fraudes, errores o actos de corrupción, consideramos que es su responsabilidad tomar un papel activo en los casos en que observase las posibilidades de que su cliente está cometiendo actos de corrupción que, como se mencionó anteriormente, son actos que van más allá de un acto ilegal, trascienden a los moral, ético, económico y social.

5.5.2. FRAUDE

Comprende las distorsiones intencionales de la información financiera, administrativa, logística, contable, laboral y otras por parte de uno o más directivos, funcionarios y trabajadores. También participan en algunos casos proveedores, clientes, acreedores y terceros relacionados.

Según Pinilla (2000) , actualmente la mayor cantidad de procesos, procedimientos, técnicas y prácticas de trabajo pasan por la utilización de los sistemas computarizados, por tanto, gran parte de los fraudes están siendo cometidos en estos sistemas, a los cuales debe examinar la auditoría integral. A continuación presentamos algunos de los fraudes que normalmente se presentan en los sistemas computarizados: Manipulación de transacciones; Técnica de SALAMI; Técnica del Caballo de Troya; Las bombas lógicas; Juego de la Pizza; Ingeniería social; Trampas- Puerta; Superzaping; Evasión astuta; Recolección de basura; Ir a cuestas para tener acceso no autorizado; Puertas levadizas; Técnica del taladro; Intercepción de líneas de comunicación.

  1. Manipulación de transacciones; la cual ha sido el método más utilizado para la comisión de fraudes, en ambientes computarizados. Consiste en cambiar los datos antes o durante la entrada al computador. Puede ser ejecutado por cualquier persona que tenga acceso a crear, registrar, transportar, codificar, examinar, comprobar o convertir los datos que entran al computador. Por ejemplo alterar los estados financieros, informes de comisiones y otros documentos de la PNP.
  2. Técnica de SALAMI; consiste en sustraer pequeñas cantidades (tajadas) de un gran número de registros, mediante la activación de rutinas incluidas en los programas aplicativos corrientes. Es muy común en los programas que calculan intereses, porque es allí donde se facilita la sustracción de residuos que generalmente nadie detecta, configurándose cómodamente el fraude.
  3. Técnica del Caballo de Troya; consiste en insertar instrucciones, con objetivos de fraude, en los programas aplicativos, de manera que, además de las funciones propias del programa, también ejecute funciones no autorizadas, es decir las instrucciones fraudulentas se esconden dentro de las demás, obteniendo acceso libre a los archivos de datos, normalmente usados por el programa.
  4. Las bombas lógicas; son técnicas de fraude, en ambientes computarizados, que consiste en diseñar e instalar instrucciones fraudulentas en el software autorizado, para ser activadas cuando se cumpla una condición o estado específico. Es difícil de descubrir, porque mientras no sea satisfecha la condición o estado específico, el programa funciona normalmente procesando los datos autorizados sin arrojar sospecha de ninguna clase.
  5. Juego de la Pizza; es un método relativamente fácil para lograr el acceso no autorizado a los Centros de procedimiento electrónico de datos (PED), así estén adecuadamente controlados. Consiste en que un individuo se hace pasar por la persona que entrega la pizza y en esa forma se garantiza la entrada a las instalaciones del PED durante y después de las horas de trabajo.
  6. Ingeniería social; conste en planear la forma, de abordar a quienes pueden proporcionar información valiosa o facilitar de alguna manera la comisión de hechos ilícitos. Se recurre luego, a argumentos conmovedores y/o a sobornar a las personas para alcanzar los objetivos deseados.
  7. Trampas- Puerta; son deficiencias del sistema operacional, desde las etapas de diseño original (agujeros del sistema operacional). Los expertos en sistemas pueden aprovechar las debilidades del sistema operacional para insertar instrucciones no autorizadas, en dicho sistema, con el objeto de configurar fraudes informáticos. Las salidas del sistema operacional permiten el control a programas escritos, por el usuario, lo cual facilita la Operacionalización de fraudes, en numerosas operaciones.
  8. Superzaping; deriva su nombre del superzap, un programa utilitario de IBM de un alto riesgo por sus capacidades. Permite adicionar, modificar y/o eliminar registros de datos, datos de registros o agregar caracteres dentro de un archivo maestro, sin dejar rastro y sin modificar ni corregir los programas normalmente usados para mantener el archivo. Este programa permite consultar los datos para efectos de conocimiento o para alterarlos omitiendo todos los controles y seguridades en actividad establecidos.
  9. Evasión astuta; consiste en un método inventado como consecuencia de la aparición de los compiladores. Se trata de que los expertos inventaron la forma de comunicarse con la computadora a través de lenguaje de máquina. También se le conoce con el nombre de parches. Es un método limpio para entrar en la computadora, cambiar las cosas, hacer que algo suceda y hasta cambiarlas para que vuelvan a su forma original sin dejar rastros para auditoría.
  10. Recolección de basura; es una técnica para obtener información abandonada o alrededor del sistema de computación, después de la ejecución de un programa. Consiste en buscar copias de listados producidos por el computador y/o papel carbón para allí extraer información, en términos de programas, datos, passwords y reportes especiales básicamente.
  11. Ir a cuestas para tener acceso no autorizado; se trata de una técnica de fraude informático para lograr el acceso no autorizado a los recursos del sistema entrando a cuestas de alguien influyente (piggyback) o por imitación (suplantación).
  12. Puertas levadizas; consiste en la utilización de datos, sin la debida autorización, mediante rutinas involucradas en los programas o en los dispositivos de hardware. Son métodos sofisticados de escape de datos que pueden ser ejercidos en ambientes de alta seguridad y alto riesgo
  13. Técnica del taladro; consiste en utilizar una computadora para llamar o buscar la manera de entrar al sistema con diferentes códigos hasta cuando uno de ellos resulte aceptado y permita el acceso a los archivos deseados. Mediante el sistema de ensayo permanente se descubren las contraseñas del sistema para entrar a los archivos y extraer información, en forma fraudulenta.
  14. Intercepción de líneas de comunicación; consiste en establecer una conexión secreta telefónica para interceptar mensajes. Normalmente, las conexiones activas o pasivas se instalan, en los circuitos de comunicación de datos, entre: i) terminales y concentradores; ii) Terminales y computadores; y, iii) computadores y computadores. De otra parte, la intercepción de comunicaciones por microondas y vía satélite, es también posible de ser utilizadas fraudulentamente.

5.6. CONTROLANDO LA CORRUPCION.

El Estado, las instituciones, las personas y la sociedad en general vienen adoptando un conjunto de mecanismos para minimizar los actos de corrupción, utilizando para ello normas, procesos, procedimientos; sanciones, multas, penas y otras formas de castigo para los corruptos; sin embargo el asunto no es fácil, por cuanto la corrupción es en algunos casos una cadena, una forma de vida, una situación que hasta es pasada por desapercibida; sin embargo esto no debe amilanarnos para seguir en la lucha contra este flagelo social.

Según Hevia (1991) , en la mayoría de las entidades su pasivo más influyente es la debilidad de sus sistemas de control, que invitan por su ineficacia a los actos de corrupción. Interpretando a Hevia, la corrupción está presente en mayor o menor medida en todas las dependencias policiales, cualquiera que sea su tamaño o actividad. Partiendo de esta realidad incuestionable, la institución debería protegerse adecuadamente de este peligro.

La lucha contra la corrupción en la PNP no es una función que corresponda a una determinada unidad o departamento; es la tarea de todos y cada uno de los responsables y del personal policial que todavía cree en la moral y ética como cartas de presentación ante la sociedad.

Si no hay ninguna norma, instrucción o procedimiento escrito en materia de actos de corrupción, no hay una política concreta y debidamente institucionalizada y conocida sobre corrupción, por tanto la auditoría integral debe establecer las recomendaciones del caso, en el marco de su función asesora.

La PNP, debe conocer muy bien las motivaciones y estímulos de los actos de corrupción y actuar en consecuencia. La creación de fuentes de información dentro de la entidad, animando a todo el personal a colaborar en la lucha contra la corrupción, a través de los canales establecidos al efecto, es algo que debe ser considerado y no rechazado.

Todas las precauciones y medidas instauradas para luchar contra el fraude, deben ser conocidas y difundidas en el ámbito de toda la entidad.

El componente imprescindible de una buena gestión corporativa en la PNP, es un sistema de disuasión, detección, investigación e información sobre los actos de corrupción, adecuado a las necesidades y características de la entidad.

La transparencia es el mejor antídoto contra la corrupción; por transparencia entendemos que todos están informados de las actividades y operaciones de la entidad. Transparencia es lo opuesto al ocultismo generalizado que erróneamente es aplicado por algunas autoridades, facilitando de esta forma el desarrollo de la corrupción. Cuando el jefe policial se apropia del combustible, del rancho, de los materiales y suministros de su comisaría o dependencia policial está contribuyendo a la corrupción de su personal, este no debe ser el ejemplo a seguir, más bien debe ser objeto de denuncia inmediata. La denuncia es una de las mejores formas de controlar la corrupción, pero para ello deben reunirse los elementos necesarios, sin los cuales no va a ser creíble.

Interpretando a Brión (2001) , es indudable de la PNP no es de por sí corrupta o fraudulenta. Lo son las personas que tienen a su cargo la dirección, jefatura u operación y, por ende, deben asumir la responsabilidad por los actos de la misma, aunque a veces traten de desconocer determinados actos con el fin de diluir sus responsabilidades.

Lo bueno y lo malo de una entidad, está indisolublemente asociado a lo bueno y lo malo de las personas que la conducen o laboran en ella. Es decir, que se trata de un bien o un mal moral y, por tanto, derivado de la actitud de una persona frente a la vida.

Resulta evidente que la corrupción, sólo puede desalentarse con éxito si, además de la implementación de controles adecuados en los distintos procesos, se fomenta la valoración de la ética de las personas que actúan en dichos procesos.

Recordemos que un “control se termina cuando dos personas se ponen de acuerdo para vulnerarlo”. En la corrupción sucede lo mismo, encontrándonos con figuras como la colusión o la complicidad.

El auditor que participa en la auditoría integral, tendría que ser la persona más adecuada para ayudar a la re-educación de la organización, a partir de la revaloración de los principios éticos que deben sustentar las personas que interactúan en ella. Pero esto sólo es posible si el auditor es considerado como “ejemplo o modelo” desde esa perspectiva ética, hecho que de por sí representa un desafío más allá de la función.

La influencia directa de los conductores de la entidad como pilares de cambio, es fundamental para la re-educación institucional y por ende como medio para combatir el flagelo de la corrupción. Las personas son muy sensibles en la percepción de los mensajes e imagen de los dirigentes. Si se quiere cambiar, hay que cambiar a todo nivel.

Si podemos cambiar los valores de las personas, habremos cambiado los valores del grupo y, de esta forma los efectos de la corrupción pueden ser controlables.

Los colegios profesionales son instituciones del Estado y la Sociedad. La Federación de Colegios de Contadores Públicos del Perú – Junta de Decanos, con fecha 15.02.2000 aprobó la aplicación en el Perú de las Normas Internacionales de Auditoría y Servicios Relacionados.. De este modo, esta entidad proporciona a los auditores peruanos los lineamientos contenidos en las Normas Internacionales de Auditoría, para ser aplicadas en la auditoría de los estados financieros y a otro tipo de información con la adaptación necesaria. Estas normas contienen los principios básicos y los procedimientos esenciales junto con lineamientos relativos en forma de material explicativo y de algún otro tipo.

En relación con la investigación tenemos la Norma Internacional de auditoría 240: Fraude y Error; la cual establece que al planear y aplicar procedimientos de auditoría y al evaluar e informar los resultados, el auditor debería considerar el riesgo de distorsiones materiales en los estados financieros, originados por un fraude o error. De acuerdo con esta norma, el término fraude se refiere a un acto intencional por parte de uno o más individuos del área de administración, empleados, o terceros, que genera una distorsión en los estados financieros. El fraude puede implicar: i) Manipulación, falsificación o alteración de registros o documentos; ii) Malversación de recursos; iii) Supresión u omisión de los efectos de transacciones en los registros o documentos; iv) Supresión u omisión de los efectos de transacciones en los registros o documentos; v) Registros de transacciones sin sustento; y, vi) Aplicación indebida de políticas contables. La norma indica que el término error se refiere al acto no intencional que produce una distorsión en los estados financieros, como: i) Equivocaciones matemáticas o de procesamiento en los registros sustentatorios y en los datos contabilizados; ii) Omisión e interpretación equivocada de hechos; iii) aplicación indebida de políticas contables.

La responsabilidad por la prevención y detección de fraude y error descansa en la dirección general que debe implementar y mantener sistemas de contabilidad y de control interno apropiados y permanentemente operativos. Tales sistemas reducen pero no eliminan la posibilidad de fraude y error. El auditor no es y no puede ser responsable de la prevención del fraude o error. Sin embargo, el hecho de que se lleve a cabo una auditoría anual, puede servir para contrarrestar fraudes o errores. Al planear la auditoría, el auditor debería evaluar el riesgo de distorsión material que el fraude o error pueda producir en los estados financieros, y debería indagar ante la dirección si existen fraudes o errores significativos que hayan sido descubiertos. Basado en la evaluación del riesgo, el auditor debería diseñar procedimientos de auditoría para obtener seguridad razonable de que sean detectadas las distorsiones producidas por fraude o error que tengan un efecto material en los estados financieros tomados en su conjunto.

El Estado, participa activamente en defensa de sus intereses con las Normas de Control Interno para el Sector Público, aprobadas por Resolución de Contraloría No. 072-98-CG. Estas normas deben ser aplicadas por los directivos, funcionarios y trabajadores de todas las entidades públicas. También deben ser aplicadas por los auditores internos o externos; auditores financieros o integrales, por todos.

Las Normas de Control Interno para el Sector Público son guías generales dictadas por la Contraloría General de la República, con el objeto de promover una sana administración de los recursos públicos en las entidades en el marco de una adecuada estructura de control interno. Estas normas establecen las pautas básicas y guían el accionar de las entidades del sector público hacia la búsqueda de la efectividad, eficiencia y economía en las operaciones. Los titulares de cada entidad son responsables de establecer, mantener, revisar y actualizar la estructura de control interno, que debe estar en función de la naturaleza de sus actividades y volumen de operaciones, considerando en todo momento el costo-beneficio de los controles y procedimientos implantados. Las normas de control interno se fundamentan en principios y prácticas de aceptación general, así como en aquellos criterios y fundamentos que describen el marco general de la estructura de control interno.

El titular de la entidad debe establecer las políticas que promuevan la respondabilidad en los directores, jefes y personal policial y la obligación de rendir cuenta de sus actos ante una autoridad superior. Para alcanzar la respondabilidad, el trabajo que realizan los funcionarios y empleados debe ser auditable.

5.7. EFECTOS DEL FRAUDE Y LA CORRUPCION EN LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

Para la sociedad peruana la PNP tiene entre su personal a un cierto porcentaje de ellos que de una u otra forma han cometido, vienen cometiendo y tienen en mente seguir haciendo actos de corrupción. Esta es la percepción de la gente común y corriente. Esto se traduce en falta de credibilidad y confianza en la sociedad. Si bien estos actos de corrupción son individuales, sin embargo la gente lo ha institucionalizado en sus mentes. Aunque teóricamente podemos decir que no es posible tener entidades corruptas, si no personas corruptas; sin embargo la gente cree que la PNP es una entidad corrupta.

Todo esto ha llevado a extremos insospechados. Hay lugares donde la gente no prefiere tener a la policía porque la concibe como corrupta, abusiva y de favorecer a los intereses de ciertos sectores económicos en contra del pueblo.

En los últimos tiempos la prensa ha contribuido a deteriorar la imagen de la policía, al hacer un fuerte énfasis cuando al capturar la misma policía una cierta banda de delincuentes, encuentra dentro de ella a un ex policía o a un policía en actividad. Esto hace que la gente conciba a la policía como un nido de delincuentes y no como una entidad que va a facilitar seguridad y confianza en la población.

Cuando determinado policía inventa faltas de transito para cobrar una prebenda, cuando siendo cierta una infracción el policía arregla con el conductor a la vista y paciencia de los pasajeros de un vehículo público, se esta abonando contra la credibilidad no sólo de ese personal, si no que la sociedad lo asocia a la institución.

Cuando el policía manipula datos en favor de una determinada persona de determinada estirpe social y se ensaña para acusar o hacer daño a otra persona de un nivel social inferior a la vista de todo el mundo, lo que está haciendo es no solo perdiendo credibilidad individual, si no haciendo perder credibilidad a la entidad.

CAPITULO VI :

BUEN GOBIERNO DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU

El gobierno institucional, es la forma en que se dirige y controla, en este caso, la Policía Nacional del Perú. El gobierno institucional refleja las relaciones de poder entre los diferentes grupos de poder de la institución (directores, jefes, personal policial superior, personal superior subalterno, personal civil). Sin embargo, el buen gobierno institucional, va más allá del simple gobierno institucional. El buen gobierno institucional comprende los estándares mínimos adoptados por la institución. En el buen gobierno institucional, el propósito es contar con una recta dirección (gerencia), reconoce el derecho del personal a ser adecuadamente gobernados, define las responsabilidades de los directores, asegura la fluidez de la información y reconoce las relaciones con los otros grupos de interés institucional (stakeholders).

6.1. PRINCIPIOS DEL BUEN GOBIERNO.

Para que la PNP tenga eficiencia, economía y eficacia en el uso de los recursos institucionales, es necesario aplicar un buen gobierno institucional, el mismo que debe tener como base los siguientes principios:

(1) El buen gobierno institucional, debe ser considerado como un de dirección y control;

(2) El buen gobierno institucional, debe considerar la distribución de los derechos y responsabilidades entre los diferentes participantes de la institución, tales como directores, jefes, personal superior, personal subalterno, personal civil;

(3) El buen gobierno institucional provee la estructura a través de la cual se establecen los objetivos de la institución, los medios para alcanzar estos objetivos, así como la forma de hacer un seguimiento a su desempeño.

(4) Protección y facilitación del derecho del personal de la institución

(5) Debe promoverse y ejecutarse una amplia comunicación y transparencia informativa

(6) Responsabilidad de la Dirección General, de las direcciones específicas y las jefaturas correspondientes de la Policía Nacional del Perú

6.2. RECURSOS NECESARIOS PARA EL BUEN GOBIERNO.

Los recursos pueden ser escasos, suficientes o demasiados, eso no es el problema. El asunto es tenerlos para poder encaminarlos al cumplimiento de los objetivos institucionales.

El recurso humano, es el recurso de más importancia con que cuenta el el buen gobierno. Por lo demás el buen gobierno es para las personas y por medio de las personas. En el buen gobierno se sabe que para alcanzar el objetivo deseado, las personas requieren dirección, necesitan ser persuadidas, inspiradas, comunicadas y ser capaces de desempeñar tareas de trabajo que sean satisfactorias. Los recursos, distintos a las personas, son esenciales para el éxito del buen gobierno. El buen gobierno debe definir las líneas de enlace para facilitar la coordinación de los recursos y para establecer relaciones adecuadas y actualizadas entre ellos. Los objetivos institucionales dan propósito al uso de recursos por parte del gobierno institucional. Hay un objetivo que alcanzar, una misión que cumplir. El buen gobierno está orientado al objetivo. Los bienes, rentas y derechos de la entidad constituyen su patrimonio de acuerdo a la Ley Orgánica. El patrimonio policial se gerencia por cada dependencia en forma autónoma, con las garantías y responsabilidades de Ley. Los bienes de dominio público son inalienables e imprescriptibles. Todo acto de disposición o de garantía sobre el patrimonio debe ser de conocimiento público. Son bienes de la PNP: los bienes inmuebles y muebles de uso público destinados a servicios policiales; los edificios y sus instalaciones; los, derechos o cualquier otro bien que represente valores cuantificables económicamente; los terrenos eriazos, abandonados y ribereños que le transfiere los gobiernos; los aportes provenientes de habilitaciones urbanas; Los legados o donaciones que se instituyan en su favor.

6.3. ESTANDARES PARA EL BUEN GOBIERNO.

Según Koontz & O´Donnell , ya que los planes son las bases frente a las cuales deben establecerse los controles, lógicamente se deduce que el primer paso en el proceso sería establecer planes. Sin embargo, puesto que éstos varían en nivel de detalle y complejidad, y ya que el buen gobierno no suelen observar todo, se establecen normas especiales. Estas normas son, por definición, criterios sencillos de evaluación. Son los puntos seleccionados en un programa total de planeación donde se realizan medidas de evaluación, de tal modo que puedan orientar a los directores respecto de cómo marchan las cosas sin que éstos tengan que observar cada paso en la ejecución de los planes.

De acuerdo con el COSO , los sistemas de control interno funcionan a distintos niveles de eficacia. De la misma forma, un sistema determinado puede funcionar de manera diferente en momentos distintos. Cuando un sistema de control alcanza el estándar a continuación, puede considerarse un sistema “eficaz”. Los estándares son parámetros cualitativos y cuantitativos que detallan la medida en la cual un determinado objetivo ha sido logrado. Al ser instrumentos de medición de las principales variables asociadas al cumplimiento de los objetivos, constituyen una expresión cuantitativa de lo que se pretende alcanzar y mediante la cual establece y mide sus propios criterios de éxito, y proveen la base para el seguimiento de su desempeño. Por lo general para medir una cadena estratégica representada de política, objetivos generales, objetivos específicos, acciones permanentes y temporales, se utilizan estándares o indicadores de Impacto, Resultado y Producto, los cuales en conjunto permiten medir la evolución del desempeño de la entidad.

Indicadores de Impacto: Se asocian a los lineamientos de política y miden los cambios que se espera lograr a mediano y largo plazo. Muestra los efectos (directos o indirectos) producidos como consecuencia de los resultados y logros de las acciones sobre un determinado grupo de población. Usualmente medidos de manera más rigurosa y profunda y requiere de una definición precisa del tiempo de la evaluación ya que existen intervenciones cuyo impacto sólo es medible en el largo plazo.

Indicadores de Resultado: Se asocian a objetivos generales y específicos y se relacionan con las distintas dimensiones que abarca el propósito del objetivo. Indica el progreso en el logro de los propósitos de las acciones, reflejando el nivel de cumplimiento de los objetivos. Por lo general, el resultado de las acciones no puede ser medido sino hasta el final de las tareas que componen (en el caso de tratarse de proyectos, que por definición tienen un tiempo definido) o hasta que las tareas hayan alcanzado un nivel de maduración necesario en actividades de carácter permanente.

Indicadores de Producto: Se asocian a las acciones permanentes o temporales, y miden los cambios que se van a producir durante su ejecución. Refleja los bienes y servicios cuantificables provistos por una determinada intervención y en consecuencia, por una determinada institución.

Línea de Base: Es la primera medición de los indicadores seleccionados para medir los objetivos de una acción permanente o temporal, debe realizarse al inicio del Plan con la finalidad de contar con una “base” que permita cuantificar los cambios netos ocurridos en razón de su intervención.

6.4. HERRAMIENTAS PARA EL BUEN GOBIERNO.

DIRECCION ESTRATEGICA:

El proceso de Dirección Estratégica está compuesto por cuatro fases:

Análisis estratégico, formulación estratégica, implantación y control de la estrategia. La generalidad de los modelos de dirección estratégica centran su atención en la fase de formulación (Planeación). La fase de implantación de la estrategia ha sido poco estudiada y atendida por los investigadores sobre el tema.

ANÁLISIS ESTRATÉGICO

El análisis estratégico consiste en comprender la posición estratégica de la organización en función de su entorno, sus recursos y competencias internas, y las expectativas e influencias de los responsables de la organización.

El análisis estratégico se propone conseguir una perspectiva de las oportunidades que ofrece el entorno y de las fuerzas que tiene la organización. La consideración del entorno, los recursos, las expectativas dentro del contexto cultural y político de la organización constituyen la base del análisis estratégico. Dentro del análisis estratégico encontramos tres bloques: Misión y Objetivos; Análisis Externo; Análisis Interno.

El análisis de recursos y capacidades busca identificar el potencial de recursos y habilidades que posee la entidad o a los que puede acceder y se enmarca dentro del denominado análisis estratégico interno de la organización.

LAS FORTALEZAS, OPORTUNIDADES, DEBILIDADES Y AMENAZAS

El análisis FODA – o SWOT, como se le conoce en idioma ingles- consiste en una evaluación de las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas y es una herramienta útil para generar un resumen de una situación estratégica.

Las fortalezas y las debilidades pueden incluir a las habilidades, la experiencia, el know-how , los recursos organizacionales, las capacidades competitivas, o las ventajas o desventajas posiciónales definidas por variables como la participación , el reconocimiento del nombre o la marca, o las capacidades de distribución. Todo proceso de planificación estratégica requiere previamente una exhaustiva recopilación de información externa e interna. La información externa proviene del análisis del entorno, y sirve para identificar e incluso prever las oportunidades y amenazas que éste presenta para el desarrollo de los objetivos y acciones estratégicas.

Éstas tenderán a maximizar el aprovechamiento de oportunidades y minimizar el efecto de las amenazas. La información interna permite identificar las fortalezas y debilidades.

FORMULACIÓN DE LA ESTRATEGIA:

La planificación estratégica no es un fin en sí misma, sino que es un instrumento que favorece la cohesión interna y actúa como herramienta integradora de voluntades para avanzar conjuntamente en una misma dirección. Su naturaleza es dinámica y no estática. Para minimizar riesgos y maximizar resultados, la planificación estratégica debe plantear estrategias y objetivos simples, claros, alcanzables y medibles.

Dada la influencia decisiva que la ventaja competitiva tiene en un desempeño superior, la estrategia genérica debería ser la esencia del plan estratégico. Esta especifica el enfoque fundamental de la ventaja competitiva que se aplica y crea el contexto de las acciones que se efectuarán en las áreas funcionales. Pero en la práctica muchos planes estratégicos son meras listas de pasos, sin que se exprese claramente qué ventaja competitiva posee o trata de conseguir la empresa ni la manera en que lo hará.

Hay que traducir la estrategia en acción, mediante el diseño y la estructura de la organización, la planificación de los recursos y la gestión del cambio estratégico. El éxito de la implantación de una estrategia va a depender del grado en que estos elementos se integren de forma efectiva para crear por si mismos competencias que al resto de las organizaciones les cueste imitar. Las variables que favorecen la coherencia en la implantación de la estrategia son: El liderazgo estratégico del cambio; el ajuste de la estructura a la estrategia definida y la adaptación de la cultura (valores compartidos, existentes, ideales e instrumentales) a la nueva forma de dirección.

En el bloque de implantación de estrategias, se evalúan y seleccionan las mejores estrategias para la entidad y se implementan éstas. Finalmente, se procede a realizar el control de las estrategias mediante indicadores preestablecidos. Para lograr efectividad en la implantación de la dirección estratégica en una organización es necesaria la existencia de pensamiento, actitud e intención estratégicos durante la ejecución.

LA CULTURA ORGANIZACIONAL

Consta de una serie de elementos intangibles que comparten los miembros de una organización: sus valores, las creencias que guían sus acciones, los sobreentendidos e, incluso las formas de pensar. Mintzberg (1997.184).

En las culturas ricas los miembros se identifican con la organización y se comprometen con valores y creencias que son fuente de inspiración. La cultura de la organización es aprendida, compartida y transmitida.

Gran parte de la conducta que estructura las estrategias está influida por valores; diversos administradores confrontados con la misma información, tienen la posibilidad de elegir diferentes estrategias basados en su criterio personal, esto es, en sus valores. Mintzberg (1997).

Los valores constituyen una pantalla perceptiva o “prisma” a través del cual la dirección examina, equilibra y pondera distintas opciones, oportunidades, o amenazas. Los valores componen las expectativas del comportamiento deseable o inaceptable que se transforman en la “cultura” de la organización.

EMPOWERMENT:

Significa que el personal policial, los jefes o equipos de todos los niveles de la organización tienen el poder para tomar decisiones sin tener que requerir la autorización de sus superiores. La idea en que se basa el empowerment es que quienes se hallan directamente relacionados con una tarea son los más indicados para tomar una decisión al respecto, en el entendido de que poseen las aptitudes para ello. H. Koonz (1999:303).

El sustento histórico de la idea de empowerment radica en las propuestas sobre sugerencias, enriquecimiento de funciones y participación del personal. Implican asimismo que el personal y equipos acepten la responsabilidad de sus acciones y tareas.

El empowerment de los subordinados significa que los superiores tienen que compartir su autoridad y poder con sus subordinados. El personal desea ser tomado en cuenta y participar en las decisiones, lo que a su vez produce en ellos una sensación de pertenencia, realización y autoestima.

BENCHMARKING

Es el proceso continuo de medir productos, servicios y prácticas contra los más fuertes competidores o contra aquellos, que se reconocen como los líderes

Sun Tzu decía hace más de 500 años A.C.: Si conoces a tu enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cientos de batallas.

Objetivos:

  • Verificar la necesidad de mejora (sentido de urgencia).
  • Fomentar pensamiento de saltos agigantados.
  • Medir el desempeño de la organización respecto a las más avanzadas.
  • Establecer el gap (brecha) de aprendizaje.
  • Igualar o superar el desempeño de la organización objetivo.

Con el benchmarking, el enfoque es externo en vez de hacia adentro, se utilizan las mejores prácticas ya probadas en vez de ir con cambios evolutivos y se establece un alto compromiso. Las metas que se plantean son Objetivas, creíbles, proactivos y de liderazgo institucional.

6.5. ESTRATEGIAS PARA LA EFICACIA DEL BUEN GOBIERNO.

DIRECCIÓN ESTRATÉGICA

Dirección Estratégica es el proceso a través del cual la PNP formula objetivos y se dirige a la obtención de los mismos.

La Estrategia es el medio, la vía para la obtención de los objetivos de una organización. El Análisis y la acción están integrados en la dirección estratégica.

El nuevo paradigma de gestión institucional es la dirección estratégica (strategic management) tiene sus fuentes teóricas y prácticas en la propia planeación estratégica y sus metodologías de análisis, así como en los estudios de cultura empresarial que encontramos en conocidas obras como “En Busca de la Excelencia” de Thomas Peters y R.Waterman (1996), “La quinta disciplina”) de Peter M. Senge (2004) y las contribuciones de Michael E. Porter (2004), quien incorporó definitivamente el concepto de Ventajas Competitivas al quehacer organizacional.

Unas de las más contundentes contribuciones en términos prácticos provienen, también, de la Escuela de las configuraciones de Minztberg y Quinn en “El proceso estratégico” (1997),”La gerencia en la sociedad futura” y “La sociedad post capitalista” de Peter Drucker (2002), y del concepto de Enfoque de Al Ries (1996), “El enfoque, el único futuro de su empresa”.

Los principios generales que rigen el proceso de dirección estratégica son su carácter científico, enfoque sistémico y holístico del proceso, carácter ético, eminentemente formativo y desarrollador del proceso de dirección, carácter participativo y proactivo orientado a los resultados, coherencia y pertinencia, racionalidad política, económica y operativa, cooperación, flexibilidad, retroalimentación sistemática y la interacción permanente.

Para Richard Rumelt una estrategia es un conjunto de objetivos, políticas y planes que definen el alcance de la entidad, así como su modo de supervivencia y éxito. Las estrategias son tanto planes para el futuro como patrones del pasado. Gobernar una estrategia es conformar un patrón de pensamiento y acción, control y aprendizaje, estabilidad y cambio. Mintzberg. (1997:121-130). Estas acciones van encaminadas a lograr que la entidad alcance una posición competitiva ventajosa en el entorno socioeconómico donde se desenvuelve y mejorar la eficacia de la gestión.

6.6. PROCESO DE ORGANIZACIÓN Y GESTIÓN EN EL BUEN GOBIERNO.

La planeación, se aplica para aclarar, ampliar y determinar los objetivos y los cursos de acción que deban tomarse; para la previsión; establecer condiciones y suposiciones bajo las cuales debe hacerse el trabajo; seleccionar e indicar las áreas para el logro de los objetivos; establecer un plan de logros; establecer políticas, procedimientos, estándares y métodos de logros; anticipar los problemas futuros posibles; modificar los planes a la luz de los resultados del control

La organización, se aplica para distribuir el trabajo entre el grupo y para establecer y reconocer las relaciones y autoridad necesarias; subdividir el trabajo en tareas operativas; disponer las tareas operativas de grupo en puestos operativos; reunir las posiciones operativas entre unidades relacionadas y administrables; definir los requisitos del puesto de trabajo; seleccionar y colocar al elemento humano en puesto adecuado; delegar la debida autoridad en cada miembro del gerenciamiento corporativo; proporcionar instalaciones y otros recursos al personal; revisar la organización a la luz de los resultados del control

La ejecución, se realiza con la participación práctica, activa y dinámica de todos los involucrados por la decisión o el acto gerencial; conduce y reta a otros para que hagan lo mejor que puedan; guía a los subordinados para que cumplan con las normas de funcionamiento; desarrollar subordinados para realizar potenciales plenos; destacar la creatividad para descubrir nuevas o mejores formas de administrar y desempeñar el trabajo; alabar y reprimir con justicia; recompensar con reconocimiento y pago el trabajo bien hecho; revisar la ejecución a la luz de los resultados del control.

El control de las actividades, esta fase se aplica para comparar los resultados con los planes en general; evaluar los resultados contra las normas de planeación y ejecución institucional; idear medios efectivos para medición de las operaciones; hacer que los medios de medición sean conocidos; transferir datos detallados en forma que muestren comparaciones y variaciones; sugerir acciones correctivas, si son necesarias; informar de las interpretaciones a los miembros responsables; ajustar el plan a la luz de los resultados del control.

En la practica gerencial, estas etapas del proceso están entrelazadas e interrelacionadas; la ejecución de una función no cesa enteramente antes de que se inicie la siguiente. La secuencia debe adaptarse al objetivo específico o al proyecto en particular. Típicamente un gerente está comprometido con muchos objetivos y puede encontrarse con cada uno en diferentes etapas del proceso.

6.7. LA AUDITORIA INTEGRAL Y LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION EN EL LOGRO DEL BUEN GOBIERNO DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

Resulta notorio que el proceso, procedimientos, técnicas y prácticas de la auditoría integral están orientados a examinar las actividades de la PNP, pudiendo hacer énfasis en el descubrimiento de actos de corrupción, los que serán reportados en la forma establecida por las normas correspondientes. Este hecho facilitará que las autoridades de la institución desarrollen las acciones más convenientes para minimizar y si es posible eliminar la corrupción de algunos de sus miembros, lo que contribuirá a reforzar la organización y administración de la entidad en el marco del buen gobierno.

El buen gobierno busca eficiencia, economía y eficacia de los escasos recursos, todo lo cual es posible, sin actos de corrupción, a lo cual contribuye la auditoría integral.

La auditoría integral aplica programas especiales orientados a determinar los focos de corrupción que pudieran darse en la prestación de servicios, manejo de la tesorería institucional, distribución de los suministros y otros hechos institucionales. Estos programas permitirán determinar los hallazgos, en base a los estándares institucionales y la realidad encontrada, lo cual es adecuadamente examinado por la auditoría integral. Todos estos elementos, de hecho, son facilitadores para un buen gobierno institucional.

El buen gobierno institucional debe tener en cuenta a todo el personal, con sus diferentes intereses, los que deben ser armonizados de modo que se establezcan sinergias adecuadas en provecho de la institución.

Una auditoría integral, objetiva e independiente, realizada sobre la base de las normas profesionales, será facilitadora de elementos para el buen gobierno institucional. La minimización, hasta el exterminio de la corrupción es una actitud facilitadora del buen gobierno de la PNP. Luego la disposición de un buen gobierno institucional es sinónimo de garantía para el buen manejo de la entidad y para la credibilidad y confianza de la población.

6.8. BUEN GOBIERNO Y OPTIMIZACION EN LA GESTIÓN INTEGRAL DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

6.8.1. MEJORA CONTINUA PARA EL BUEN GOBIERNO.

Fadi Kabboul (1994), define el Mejoramiento Continuo como una conversión en el mecanismo viable y accesible al que las instituciones de los países en vías de desarrollo cierren la brecha tecnológica que mantienen con respecto al mundo desarrollado.

Abell, D. (1994), da como concepto de Mejoramiento Continuo una mera extensión histórica de uno de los principios de la gerencia científica, establecida por Frederick Taylor, que afirma que todo método de trabajo es susceptible de ser mejorado (tomado del Curso de Mejoramiento Continuo dictado por Fadi Kbbaul).

L.P. Sullivan (1994), define el Mejoramiento Continuo, como un esfuerzo para aplicar mejoras en cada área de la organización a lo que se entrega a clientes.

Eduardo Deming (1996), según la óptica de este autor, la administración de la calidad total requiere de un proceso constante, que será llamado Mejoramiento Continuo, donde la perfección nunca se logra pero siempre se busca.

El Mejoramiento Continuo es un proceso que describe muy bien lo que es la esencia de la calidad y refleja lo que las empresas necesitan hacer si quieren ser competitivas a lo largo del tiempo. Es algo que como tal es relativamente nuevo ya que lo podemos evidenciar en los las fechas de los conceptos emitidos, pero a pesar de su reciente natalidad en la actualidad se encuentra altamente desarrollado.

La importancia de esta técnica gerencial radica en que con su aplicación se puede contribuir a mejorar las debilidades y afianzar las fortalezas, a través de este se logra ser más productivos y competitivos en el sector al cual pertenece la entidad, por otra parte la entidad debe analizar los procesos utilizados, de manera tal que si existe algún inconveniente pueda mejorarse o corregirse; como resultado de la aplicación de esta técnica puede ser que las instituciones crezcan dentro sector y hasta llegar a ser líderes. Hay que mejorar porque, en el mercado de los usuarios de hoy el cliente o usuario es el rey, es decir, que los clientes o usuarios son las personas más importantes de las instituciones y por lo tanto los empleados deben trabajar en función de satisfacer las necesidades y deseos de éstos. Son parte fundamental de las instituciones, es decir, es la razón por la cual éste existe, por lo tanto merecen el mejor trato y toda la atención necesaria.

La base del éxito del proceso de mejoramiento es el establecimiento adecuado de una buena política de calidad, que pueda definir con precisión lo esperado por el personal policial; así como también de los productos o servicios que sean brindados a la comunidad. Dicha política requiere del compromiso de todos los componentes, la cual debe ser redactada con la finalidad de que pueda ser aplicada a las actividades de cualquier personal, igualmente podrá aplicarse a la calidad de los servicios que ofrece la institución, así es necesario establecer claramente los estándares de calidad, y así poder cubrir todos los aspectos relacionados con lo que quiere la población.

El proceso de mejoramiento es un medio eficaz para desarrollar cambios positivos que van a permitir ahorrar recursos. Asimismo este proceso implica la inversión en tecnología más eficiente, el mejoramiento de la calidad del servicio a los clientes, el aumento en los niveles de desempeño del recurso humano a través de la capacitación continua, y la inversión en investigación y desarrollo que permita a la entidad estar al día con las nuevas tecnologías.

6.8.2. OPTIMIZACION EN LA GESTIÓN INTEGRAL DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU.

La búsqueda de la optimización comprende un proceso que consiste en aceptar un nuevo reto cada día. Dicho proceso debe ser progresivo y continuo. Debe incorporar todas las actividades que se realicen en todos los niveles.

La optimización, está referida a la eficiencia, eficacia y economía del proceso de gobierno institucional con una incidencia en la satisfacción de la colectividad.

Optimizar una institución, es trazarse planes y lograr los objetivos deseados a pesar de todas las circunstancias. Es lograr el desarrollo pleno de las potencialidades de los directivos, funcionarios, trabajadores y la colectividad.

La Policía Nacional del Perú deben alcanzar la optimización en sus procesos internos, con el fin de lograr que ellos reflejen o produzcan la calidad que la colectividad necesita.

La eficiencia, eficacia y economía aplicada por la PNP. es la base para consolidar la optimización de estas entidades gubernamentales.

La PNP. alcanzará la optimización de su gestión cuando esté en condiciones de organizar y conducir la gestión institucional de acuerdo a sus competencias exclusivas, compartidas y delegadas, en el marco de las políticas nacionales y sectoriales, para contribuir al desarrollo integral y sostenible de la localidad, región y el país.

La optimización comprende la aplicación coherente y eficaz de las políticas e instrumentos de desarrollo económico, social, poblacional, cultural y ambiental, a través de planes, programas y proyectos orientados a generar condiciones que permitan el crecimiento económico armonizado con la dinámica demográfica, el desarrollo social equitativo y la conservación de los recursos naturales y el ambiente, orientado hacia el ejercicio pleno de los derechos de hombres y mujeres e igualdad de oportunidades.

Se podrá hablar de optimización en la PNP. cuando la gestión policial desarrolle y haga uso de instancias y estrategias concretas de participación ciudadana en las fases de formulación, seguimiento, fiscalización y evaluación de la gestión de gobierno y de la ejecución de los planes, presupuestos y proyectos. La optimización se manifestará cuando los planes, presupuestos, objetivos, metas y resultados del gobierno institucional sean difundidos a la población en forma directa o mediante portales electrónicos en Internet y cualquier otro medio de acceso a la información pública en el marco de la Ley de Transparencia y acceso a la Información Pública No. 27606. También se manifiesta la optimización cuando la administración esté orientada bajo un sistema moderno de gestión y sometida a un evaluación de desempeño. Al respecto la PNP. incorporará a sus programas de acción mecanismos concretos para la rendición de cuentas a la ciudadanía sobre los avances, logros, dificultades y perspectivas de su gestión.

La optimización de la PNP. se alcanzará mediante la gestión estratégica de la competitividad, para ello debe promover un entorno de innovación, impulsar alianzas y acuerdos, el fortalecimiento de redes de colaboración entre instituciones y organizaciones sociales, junto con el crecimiento y eslabonamientos productivos; y, mediante la facilitación del aprovechamiento de oportunidades. La optimización se manifestará cuando la gestión promueva la integración, fortaleciendo el carácter unitario de la institución. De acuerdo con esta concepción, la gestión debe orientarse a la formación de acuerdos que permitan el uso más eficiente de los recursos, con la finalidad de alcanzar una economía más competitiva.

CAPITULO VII :

PRESENTACION, ANALISIS E INTERPRETACION DE LA ENTREVISTA Y ENCUESTAS REALIZADAS.

7.1. ENTREVISTA REALIZADA.

La entrevista se realizó al siguiente personal:

DIRECTIVOS Y FUNCIONARIOS

NUMERO DE

ENTREVISTADOS

POLICIA NACIONAL DEL PERU

14

CONTRALORIA GENERAL

02

SOCIEDADES DE AUDITORIA

02

DOCENTES DE AUDITORIA

02

TOTAL

20

Fuente: Elaboración realizada por autor

PREGUNTA 1:

¿ Se dice que en todas en entidades, publicas y privadas existen actos de corrupción. En la entidad o dependencia donde trabaja se han presentado actos de corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 01

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

17

85

No

03

15

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el autor.

INTERPRETACION:

Los entrevistados aceptan en un 85% que en la entidad o dependencia donde trabaja si se han presentado actos de corrupción. Dichos actos son de diversa índole como recepción de prebendas, nepotismo, falsificación de documentos, adulteración de documentos, pérdida de dinero, pérdida de existencias, pérdida de activos fijos, sobornos, cobros indebidos, falta de cumplimiento de las leyes y reglamentos, pagos indebidos, etc. Pero destacan que dichos actos están individualizados y no comprometen las instituciones.

Esta respuesta confirma la percepción que tiene la ciudadanía de la forma como se desenvuelven las actividades en la PNP.

Por otra porte un 15% dice que no se han presentado en sus instituciones ningún acto de corrupción.

PREGUNTA NR 2:

¿ Los actos de corrupción son subrepticios, se dan a escondidas, por debajo de la mesa. En su caso de que forma han sido identificados los actos de corrupción en la entidad donde trabaja ?

ANALISIS:

CUADRO NR 02

ALTERNATIVAS

CANT

%

Auditoría interna

00

00

Auditoría financiera

00

00

Auditoría de Gestión

00

00

Exámenes especiales

00

00

Denuncias públicas

10

50

Casualidad

10

50

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los entrevistados contestan en un 50% que los fraudes y actos de corrupción han sido identificados por denuncias públicas y otro 50% dice que por pura casualidad. De esta forma se demuestra que las auditorías tanto interna, financiera y de gestión no han facilitado sus procedimientos a la identificación de actos de corrupción.

Esto es sencillo de confirmar, por cuanto en la década del 90 donde se manifestaron muchos actos de corrupción los auditores no descubrieron ninguno de ellos, si no que fue el morbo montesinista de filmar lo que facilitó estos descubrimientos; por tanto antes tales hechos se hace necesario utilizar una nueva y poderosa herramienta como es la auditoría integral.

PREGUNTA NR 3:

¿ La auditoría integral es un examen pluridisciplinario aplicado en forma objetiva e independiente. Es posible que sea la alternativa que facilite el descubrimiento de actos de corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 03

ALTERNATIVAS

CANT

%

No, es más de lo mismo

00

00

No, no dispone de los instrumentos

00

00

Si, es la alternativa válida

18

90

Son otros factores

02

10

No sabe, no responde

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los entrevistados en un 90% contestan que al no haber sido la auditoría tradicional capaz de facilitar la prevención y descubrimiento de los actos de corrupción, ahora disponemos de la auditoría integral para que tome la posta y facilite el uso eficiente, eficaz y económico de los recursos.

Un 20% de los entrevistados dice que son otros los factores que facilitarán la identificación de los actos de corrupción, como por ejemplo un proceso de gestión con la participación activa y dinámica de todo el personal y hasta de la comunidad tal como lo establecen las normas.

Debemos entender que de por si la auditoría integral no va a solucionar la corrupción, eso no es así, lo correcto es que va a facilitar una gestión eficiente y como corolario de ello se previene, identifica y elimina los actos incorrectos del personal.

PREGUNTA NR 4:

¿Además de las fases de planeación, ejecución e informe; que aspectos deben considerarse para que la auditoría integral contribuya en la lucha contra la corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 04

ALTERNATIVAS

CANT

%

Monitoreo de las actividades

00

00

Asesoría institucional

00

00

Consultoría institucional

00

00

Todas las anteriores

20

100

No sabe – no responde

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los entrevistados son conscientes que en alguna medida la auditoría tradicional habría fracasado por la falta de valor agregado en el proceso de su desarrollo; ahora se apuesta a dar algo más y cada vez más para que el servicio profesional satisfaga integralmente al cliente, en este caso, representado por la PNP; por tanto apuesta a que es necesario que la auditoría integral facilite su proceso normal de examinar las actividades, pero además agregue supervisión o monitoreo de las recomendaciones realizadas y otras actividades, facilite asesoría y consultoría en asuntos de control institucional. De esta forma apoya esta situación en un 100%.

Este porcentaje es un verdadero grito que exige la concreción de auditorías integrales en la PNP como forma de minimizar los actos de corrupción y alcanzar un buen gobierno institucional.

PREGUNTA NR 5:

¿ Que actividades de control interno deben formar parte de las recomendaciones de la auditoría integral, para prevenir la corrupción en la Policía Nacional del Perú ?.

ANALISIS:

CUADRO NR 05

ALTERNATIVAS

CANT

%

Aprobaciones

00

00

Autorizaciones

00

00

Conciliaciones

00

00

Análisis de operaciones

00

00

Salvaguarda de activos

00

00

Segregación de funciones

00

00

Todas las anteriores

20

100

No sabe – No responde

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los entrevistados en un 100% son concientes que es necesario realizar un conjunto de actividades de control interno para que los recursos institucionales sean utilizados con eficiencia, eficacia y economía. Además de establecer estas actividades como parte del desarrollo normal de las actividades, el control interno, debe formar parte de la mente del personal policial. Un adecuado control no facilitará el desarrollo de actos de corrupción.

PREGUNTA NR 6:

¿ La auditoría integral será facilitadora de la elevación de la moral y ética del personal de la Policía Nacional del Perú, lo que evitará la corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 06

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si, totalmente de acuerdo

20

100

Si, parcialmente de acuerdo

00

00

No, todo tiene que ver con el sueldo

00

00

No, todo depende de otros factores.

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

La moral y la ética son los pilares fundamentales para evitar la corrupción; los entrevistados conocen y comprenden esa trascendencia y por tanto apoyan en un 100% que la auditoría integral facilitará la elevación al máximo la moral y ética del personal policial.

Los bajos sueldos que perciben la mayoría de personal policial, jamás puede ser una excusa válida para romper los principios de la moral y la ética. Aunque es necesario que se apoye económicamente al personal para que tengan puesta la mente en el trabajo que realizan y especialmente en hacerlo con eficiencia.

La moral y la ética que tiene un policía, es parte de su formación familiar, la educación recibida y el desarrollo social que ha experimentado; por tanto, si gana la moral y la ética, también ganan las familias y la sociedad.

PREGUNTA NR 7:

¿ La PNP realiza un conjunto de actividades complejas. Dichas actividades pueden ser examinadas, con mayor efectividad, mediante la auditoría interna, auditoría financiera, auditoría de gestión, exámenes especiales o mediante la auditoría integral ?

ANALISIS:

CUADRO NR 07

ALTERNATIVAS

CANT

%

Auditoría interna

00

00

Auditoría financiera

00

00

Auditoría de gestión

00

00

Exámenes especiales

00

00

Auditoría operativa

00

00

Auditoría social

00

00

Auditoría integral

20

100

No sabe- no responde

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

La gestión de la Policía Nacional del Perú es un tanto compleja, porque abarca una serie de actividades y por tanto diversas funciones para concretar las metas y objetivos; por tanto, la herramienta que examine todas estas actividades, según los entrevistados, debe ser la auditoría integral, por que tiene un alcance mayor, lo que facilitará un examen al aspecto legal, administrativo, financiero, contable y otros.

PREGUNTA NR 8:

¿ El mayor costo de la auditoría integral, podría ser revertido con un adecuado asesoramiento que reciba la Policía Nacional del Perú en la implementación, funcionamiento y seguimiento del sistema de control interno; lo que permitiría prevenir, y/o identificar los actos de corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 08

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

20

100

NO

00

00

TOTAL

20

100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

En la mayoría de los casos, el costo no es el problema, cuando los beneficios que se van a recibir compensan dicho esfuerzo, así parecen comprenderlo los entrevistados cuando dicen que el mayor costo es revertido por la auditoría integral que además del examen que realice a las actividades, facilitará el asesoramiento que necesitan este tipo de entidades para concretar un buen sistema de control interno.

La auditoría integral no es necesario realizarla todos los años, es suficiente que se realice en una determinada fecha, de allí en adelante, la entidad tiene que poner en funcionamiento todas las recomendaciones y de ser el caso, se obtienen los resultados esperados, ya no es necesario aplicarla.

PREGUNTA NR 9:

¿ De acuerdo a su experiencia, criterio y sentido común, que aspectos deben considerarse en el proceso de la auditoría integral, para que esta herramienta profesional se convierta en la respuesta efectiva contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú y además sea facilitadora del buen gobierno institucional ?

ANALISIS:

CUADRO NR 09

ALTERNATIVAS

CANT

%

Ejecución e informe

00

00

Planeación, ejecución e informe

00

00

Planeación, ejecución, informe, monitoreo; asesoría y consultoría especializadas

20

100

No sabe no responde

00

00

TOTAL20100

Fuente: Entrevista realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

La moda en la gestión institucional es obtener valor agregado en los servicios que se reciben y en los que se entregan. Así lo entienden los entrevistados, cuando dicen en un 100% que la auditoría integral debe examinar mediante la planeación, ejecución e informe; pero además debe agregar supervisión o monitoreo de las recomendaciones realizadas, facilitación de asesoría y consultoría especializada en control interno, eficiencia de recursos, eficacia de la gestión, economía institucional, productividad institucional, optimización de resultados, etc.

7.2. ENCUESTA REALIZADA.

La encuesta se realizó al personal de :

TRABAJADORES PARTICIPANTES

CANT

Policía Nacional del Perú

50

Contraloría General de la República

10

Sociedades de Auditoría

10

Personal docente en funciones

10

TOTAL

80

Fuente: Elaboración realizada por el autor.

PREGUNTA 1:

¿ Se dice que la corrupción está por todos lados. En la entidad donde presta servicios, se han presentado actos de corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 01

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

80

100

No

00

00

TOTAL

80

100

Fuente: Encuesta realizada por el autor.

INTERPRETACION:

Desde la sociedad se percibe que en las entidades privadas, pero esencialmente en las entidades públicas existen actos de corrupción, lo que no facilita su desarrollo en las mejores condiciones. Dichos actos son diversos, van desde lo administrativo, civil y penal.

Los encuestados son conscientes de esto, por tanto contestan al 100% que en la entidad donde prestan servicios si existen actos de corrupción.

Sin embargo los trabajadores han internalizado que estos actos no mellan la moral del personal, si no por contrario es un verdadero reto profesional.

Los trabajadores aclaran que estos actos se han dado efectivamente, pero en años anteriores con mayor fuerza.

PREGUNTA NR 2:

¿ Por todos lados se escucha, hay que hacer algo contra la corrupción. Que medidas se pueden aplicar para prevenir o descubrir los actos de corrupción ?

ANALISIS:

CUADRO NR 02

ALTERNATIVAS

CANT

%

Auditorías internas y financieras

00

00

Auditorías integrales

80

00

No sabe – no responde

00

00

TOTAL

80

100

Fuente: Encuesta realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

La auditoría en esencia es un examen de cómo se realizan las actividades de las instituciones. Pero de acuerdo con los tipos de auditoría los exámenes pueden tener menor o mayor alcance. A las instituciones le conviene que éstos tengan mayor alcance para disponer de una evaluación más amplia de sus operaciones.

Los encuestados comprenden que la auditoría integral tiene mayor alcance y por tanto es lo que le conviene a la PNP para examinar las actividades que deben llevar a cabo como parte de su misión, por tanto dicen en un 100% que la mejor medida que debe aplicarse para prevenir o descubrir los fraudes y actos de corrupción es la auditoría integral.

PREGUNTA NR 3:

¿ En general las auditorías son exámenes que se aplican a las instituciones, a determinadas áreas, actividades o funciones. Diga si conoce, comprende y sabe como se desarrolla la auditoría integral ?

ANALISIS:

CUADRO NR 03

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si, totalmente

60

75

Sí, parcialmente

40

25

No

00

00

TOTAL

80

100

Fuente: Encuesta realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los encuestados en un 75% contesta que conoce, comprende y sabe integralmente como se desarrolla la auditoría integral.

En un 25% contestan que conocen, comprende y saben parcialmente como se desarrolla la auditoría integral.

Pese a que la auditoría integral es un instrumento relativamente nuevo para nuestro país, es muy satisfactorio saber que los trabajadores en un 75% tienen una idea cabal del desarrollo de esta actividad profesional y al otro 25% solo le falta que comprendan que la auditoría integral tiene mayor alcance y se caracteriza porque aporta valor agregado a sus actividades.

El hecho que la auditoría integral tenga mayor alcance, significa que puede copar las actividades y examinar con mayor tecnicismo actividades especializadas que desarrolla la entidad policial.

PREGUNTA NR 4:

¿ La auditoría integral, podría aportar los mecanismos que necesitan los procesos y procedimientos, para evitar actos de corrupción del personal de la Policía Nacional del Perú ?

ANALISIS:

CUADRO NR 04

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

80

100

No

00

00

TOTAL

80

100

Fuente: Encuesta realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Al 100% el personal encuestado manifiesta positivamente que la auditoría integral puede aportar los mecanismos que necesitan los procesos y procedimientos de las actividades, para evitar fraudes y actos de corrupción de parte de directivos, funcionarios y trabajadores. Esto es posible debido al mayor alcance, mejores procedimientos, técnicas más sofisticadas y otros elementos que no utilizan otras auditorías.

Los trabajadores saben como funcionan otros tipos de auditoría como la interna, financiera, de gestión y exámenes especiales; por tanto no las apoyan y más bien apuestan por el cambio, hacia la auditoría integral como la herramienta que facilitará el trabajo honesto y la mejor gestión institucional.

PREGUNTA NR 5:

¿ La auditoría integral, podría aportar los mecanismos necesarios para evitar que los proveedores y usuarios de los servicios que facilita la Policía Nacional del Perú contribuyan a la corrupción del personal policial ?

ANALISIS:

CUADRO NR 05

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

70

87.50

No

10

12.50

TOTAL

80

100.00

Fuente: Encuesta realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Ante los fracasos de otros tipos de auditoría, especialmente en la década del 90´, los encuestados apuestan por una herramienta nueva y novedosa que tiene mayor alcance, otros objetivos y facilita valor agregado; por tanto en un 87.50% dice que efectivamente la auditoría integral aporta los mecanismos necesarios para evitar que los proveedores y usuarios contribuyan a la corrupción de directivos, funcionarios y trabajadores.

El examen practicado por la auditoría integral, va más allá de la evaluación del control interno, determinación de la razonabilidad de la información financiera y económica; examina el aspecto legal, organizativo, administrativo, financiero, relaciones, interrelaciones y otros aspectos que no son parte del alcance de otras auditorías.

La auditoría integral está en total capacidad de examinar las actividades complejas que desarrolla la PNP, evaluar las funciones, metas, objetivos y misión de este tipo de instituciones.

PREGUNTA NR 6:

¿ La propagación de la corrupción es por una deficiente toma de decisiones al más alto nivel político. La falta de una adecuada toma de decisiones contra la corrupción por parte del Estado, puede ser suplida con la aplicación de la auditoría integral y de esa forma contribuir a la optimización y al buen gobierno de la Policía Nacional del Perú ?

ANALISIS:

CUADRO NR 05

ALTERNATIVAS

CANT

%

Si

70

87.50

No

10

12.50

TOTAL

80

100.00

Fuente: Encuesta realizada por el Autor.

INTERPRETACION:

Los encuestados conocen y comprenden que no es cuestión de normas, procesos y procedimientos de control, es cuestión de decisiones para que la lucha contra la corrupción sea efectiva.

El Estado y hasta la sociedad con sus instituciones representativas de profesionales han dado las normas para el control de los recursos, sin embargo estas no funcionan adecuadamente, por la falta de decisiones.

Por tanto, los encuestados en un 87.50% dicen que esta falta de decisiones puede ser suplida ventajosamente mediante la aplicación de auditorías integrales, en este sentido apuestan por este tipo de herramienta de control por su mayor alcance, examen adecuado y valor agregado que facilita a la gestión institucional

CAPITULO VIII :

CONTRASTACION Y VERIFICACION DE LOS OBJETIVOS E HIPOTESIS PLANTEADAS

8.1. CONTRASTACION Y VERIFICACION DE LOS OBJETIVOS PLANTEADOS.

OBJETIVO GENERAL DE LA INVESTIGACION:

Los objetivos, son los propósitos o fines esenciales que se pretende alcanzar para lograr la misión se nos hemos propuesto en el marco de la estrategia de trabajo llevada a cabo. En este sentido, el objetivo general de la investigación fue: “ Identificar el alcance de la auditoría integral, que permita formular el planeamiento, ejecución y obtención de resultados de la auditoría, de modo que contribuyan al buen gobierno institucional y a luchar efectivamente contra la corrupción en la Policía Nacional del Perú ”.

RESULTADOS OBTENIDOS

En el Capítulo IV, se ha realizado un estudio total de la Auditoría Integral. Al respecto se ha identificado el alcance de la auditoría integral en el numeral 4.3.

En el numeral 4.4. se desarrolla el proceso de la auditoría integral, haciendo énfasis las fases de planeación, ejecución e informe.

En el numeral 4.7. se realiza un análisis de la forma como la auditoría integral participa en la lucha contra la corrupción. Esto se refuerza en el Capítulo V.

En el Capítulo VI, se analiza el buen gobierno que podría concretarse en la PNP, sobre la base de la auditoría integral que aplica procedimientos efectivos para el descubrimiento de actos de corrupción.

CONTRASTACION Y VERIFICACION :

De acuerdo con los resultados obtenidos, queda contrastado que el objetivo ha resultado congruente con la realidad de la entidad policial, por tanto es factible de verificación en el contexto del trabajo llevado a cabo.

La auditoría integral es la ejecución de exámenes estructurados de programas, proyectos, actividades, segmentos operativos, funciones de la PNP, con el propósito de medir e informar sobre la utilización económica y eficiente de sus recursos y el logro de sus objetivos operativos. Es el proceso que agrega valor a los exámenes y mide el rendimiento real con relación al rendimiento esperado. Facilita recomendaciones destinadas a mejorar el rendimiento y alcanzar el éxito deseado.

La contrastación se confirma también por los resultados obtenidos de la entrevista y encuesta realizadas. Los entrevistados y encuestados aceptan que la auditoría integral, a diferencia de otros tipos de auditoría, aporta los programas, procedimientos, técnicas y prácticas que permitirían identificar los actos de corrupción, lo que permitiría a la entidad policial llevar a cabo un buen gobierno, de total provecho para la institución y especialmente para la población.

Los entrevistados y encuestados están de acuerdo que la PNP puede desarrollar un buen gobierno y a la vez disponer de una respuesta efectiva contra la corrupción, si tiene en cuenta a la auditoría integral, como actividad profesional que examine la información financiera, económica, patrimonial y presupuestaria; la información contenida en los planes, programas, proyectos y actividades desarrolladas en el proceso de gestión; el cumplimiento de políticas, estrategias, normas y procedimientos de gestión institucional.

8.2. CONTRASTACION Y VERIFICACION DE LAS HIPOTESIS PLANTEADAS.

HIPOTESIS PLANTEADA :

Las hipótesis son guías de la investigación. Indican lo que se está buscando o tratando de probar y se definen como explicaciones tentativas de la investigación, formuladas a manera de proposiciones. Al respecto nuestra proposición general fue: “ La auditoría integral en la Policía Nacional del Perú debe comprender la evaluación de los sistemas administrativos y de control; identificación de riesgos, operaciones y resultados; información presupuestaria e información financiera; desempeño jefatural y cumplimiento de las normas y procedimientos, con lo cual se facilitara el buen gobierno y la lucha efectiva contra la corrupción ”

RESULTADOS OBTENIDOS :

En el marco teórico de la investigación se ha desarrollado el numeral 4.3. Alcance de la auditoría integral; en dicho numeral se desagrega el tratamiento de la evaluación de los sistemas administrativos; evaluación del sistema de control interno; identificación de riesgos, operaciones y resultados institucionales; evaluación de la información presupuesta de la entidad policial; evaluación de la información financiera y económica presentada en los estados financieros; Evaluación del desempeño de los órganos de decisión institucional y Evaluación del cumplimiento de las normas y procedimientos de la entidad.

CONTRASTACION Y VERIFICACION :

La auditoría integral cubre una gama de esfuerzos de auditoría que tienden a ser naturalmente divisibles en dos áreas principales. Una es la eficiencia y economía y la otra la efectividad. La economía y eficiencia busca mejorar el empleo de los recursos a través de la reducción de los costos y/o aumento de servicios. La efectividad está diseñada para medir la marcha de las actividades en relación con sus objetivos planteados o presuntos u otras medidas apropiadas del rendimiento. Es muy necesaria en un contexto competitivo, en ese sentido la auditoría integral facilitará las herramientas necesarias para acabar con la corrupción institucional.

El proceso de contrastación de las hipótesis de la investigación se ha llevado a cabo en base a los objetivos propuestos y cumplidos en el proceso del desarrollo del trabajo.

En el marco teórico de la investigación se ha definido todos los aspectos para facilitar el buen gobierno de la PNP, mediante la aplicación de la auditoría integral como la respuesta efectiva de lucha contra el fraude y la corrupción, como medio para viabilizar el buen gobierno de los recursos.

El modelo de investigación por objetivos, ha consistido en relacionar en primer lugar los problemas con los objetivos de la investigación y luego tomar como referencia el objetivo general para contrastarlo con los objetivos específicos, los que nos han llevado a determinar las conclusiones parciales del trabajo, para luego derivar en la conclusión final, la misma que ha resultado concordante con la hipótesis planteada; por tanto se da por aceptada la hipótesis

CONCLUSIONES DE LA INVESTIGACION

CONCLUSION GENERAL:

La auditoría integral es un modelo de control completo del buen gobierno de la Policía Nacional del Perú. Debe brindar al personal policial en general y la población una razonable opinión sobre la calidad, eficiencia, eficacia y economía de las operaciones económicas, administrativas, control interno y del gobierno institucional, así como también una opinión sobre la razonabilidad de los estados financieros, el cumplimiento de leyes y normas administrativas y contables, el impacto sobre el medio ambiente y la neutralización de riesgos. Facilita el descubrimiento de actos de corrupción por tanto es la respuesta efectiva que debe utilizar la Dirección General de la PNP. Debe finalmente, determinar los defectos, los desvíos y los problemas detectados para concluir proponiendo mejoras, correcciones y soluciones

CONCLUSIONES PARCIALES:

  1. La PNP necesita respuestas efectivas de lucha contra la corrupción. Esa respuesta efectiva es la auditoría integral, en la medida que examine la eficiencia, economía y efectividad de los recursos sobre la base de criterios específicos sobre cada materia.
  2. La auditoría integral para que contribuya en la lucha contra la corrupción en la PNP debe ejecutarse sobre la base de criterios, procedimientos, técnicas y prácticas que tengan en cuenta la actividad variada de la PNP y el grado de respondabilidad que tienen frente al poder ejecutivo, legislativo y la población.
  3. La auditoría integral se desarrolla sobre la base de actividades de control, las mismas que consisten en políticas y procedimientos que tienden a evaluar y asegurar que se cumplan las directrices establecidas; se llevan a cabo en cualquier dependencia, actividad y funcion. Comprenden una serie de actividades como aprobaciones, autorizaciones, verificaciones, conciliaciones, análisis de operaciones, salvaguarda de activos, segregación de funciones y otras. Con estas actividades es factible alcanzar eficiencia, economía y efectividad en la gestión de los recursos institucionales.
  4. La Policía Nacional del Perú debe organizar y conducir el gobierno institucional de acuerdo a sus competencias exclusivas, compartidas y delegadas, en el marco de las políticas nacionales y sectoriales, para contribuir al desarrollo integral y sostenible del país.
  5. Los niveles de decisión de la PNP son responsables de establecer, mantener, revisar y actualizar la estructura de control interno, de que debe estar en función a la naturaleza de sus actividades y volumen de operaciones, considerando en todo momento el costo-beneficio de los controles y procedimientos implantados
  6. La corrupción es facilitada por el contexto laboral, social y económico. Tiene una multitud de causas. Está profundamente arraigada, es cancerosa, contaminante e imposible de erradicar porque los controles tienden a ser formalistas, superficiales, temporales y aún contraproductivos
  7. La corrupción está predispuesta por políticas inestables, economías con incertidumbre, riqueza mal distribuida, directivos carentes de representatividad, ambiciones institucionales, partidismos, personalismo y dependencia.
  8. La corrupción puede ser contenida dentro de aceptables límites a través de la voluntad política, normas legales, normas administrativas; inculcación de valores: responsabilidad, honestidad integridad, moral y ética; aunque su completa eliminación está todavía más allá de la capacidad humana.
  9. La corrupción puede ser reducida y contenida a través de apropiadas contramedidas pero mientras las causas fundamentales persistan es improbable que la corrupción sea eliminada.

RECOMENDACIONES

RECOMENDACIÓN GENERAL :

Teniendo en cuenta que la auditoría integral es el modelo de control completo del buen gobierno y el control de la PNP; por tanto se recomienda su aplicación para que informe sobre la calidad, eficiencia, eficacia y economía de las operaciones; razonabilidad de la información financiera y económica; cumplimiento de las normas legales, administrativas, contables y financieras; asimismo para que pueda prevenir y detectar los actos de corrupción; también para que proponga las mejoras, correcciones y soluciones y finalmente realice el seguimiento y la asesoría que necesitan estas entidades para optimizar su gestión institucional.

RECOMENDACIONES PARCIALES :

  1. La Contraloría General de la República debería considerar muy seriamente llevar a cabo auditorías integrales en la PNP, por su vasto alcance que no sólo incluyen al ámbito interno natural de este tipo de entidades, sino también al entorno, lo cual representa una ventaja frente a otros tipos de auditoría
  2. La Policía Nacional del Perú, puede ganarse la confianza de la sociedad incorporando a sus programas de acción, mecanismos concretos para examinar sus actividades como la auditoría integral.
  3. La Policía Nacional del Perú debería desarrollar su gobierno institucional haciendo uso de instancias y estrategias concretas de participación ciudadana en las fases de formulación, seguimiento, fiscalización y evaluación de los planes, presupuestos y proyectos. Esta instancia podría ser la aplicación de auditorías integrales.
  4. La Policía Nacional del Perú debe desarrollar los criterios para cada una de las actividades que desarrolla, de modo que la aplicación de la auditoría integral compare las evidencias contra dichos criterios y determine los hallazgos correspondientes; lo que facilitará que este tipo de auditoría sea la respuesta efectiva de lucha contra la corrupción.
  5. La Policía Nacional del Perú, debería tomar las decisiones pertinentes para prevenir, detectar, minimizar y eliminar los actos de corrupción; lo cual se facilita con la aplicación de la auditoría integral considerada como el instrumento de control completo.
  6. La Policía Nacional del Perú, no sólo debe utilizar el proceso normal de la auditoría integral (planeación, ejecución e informe), si no que debe explotar el valor agregado que facilita este tipo de auditoría (supervisión o monitoreo de recomendaciones facilitadas, asesoría y consultoría en control y gobierno institucional). De este modo la auditoría integral será la respuesta efectiva para la prevención, detección y solución del fraude y la corrupción.
  7. Para efectos de optimizar el gobierno institucional de la PNP, es necesario aplicar la eficiencia, eficacia y economía en la utilización de los recursos; estos elementos facilitarán el mejoramiento continuo y por ende la optimización institucional. La auditoría integral facilita esta labor.
  8. Para prevenir, detectar y luchar contra la corrupción es necesario que la PNP aplique un conjunto de actividades de control como autorizaciones, verificaciones, conciliaciones, análisis de operaciones, salvaguarda de activos, segregación de funciones y otras; las mismas que deben ser parte del control interno institucional. La auditoría integral examina el cumplimiento de estas acciones.

BIBLIOGRAFIA

  1. ARENS, Alvin A. & LOEBBECKE james K. (2000) “Auditoría: Un Enfoque Integral. Bogotá- Colombia. Editorial Norma.
  2. BLANCO Luna, Yanel. (2001) Marco Conceptual de la Auditoría Integral. Bogotá- Colombia. XXIII Conferencia Interamericana de Contabilidad
  3. BRAVO Cervantes, Miguel H. (2003) Auditoría Integral. Lima. Editorial FECAT.
  4. CANEVARO Bocanegra, Nicolás (2004) Auditoría Integral. Lima. Escuela Nacional de Control.
  5. CONTRERAS, E. (1995) Manual del Auditor. Lima: CONCYTEC
  6. CASHIN, J. A., NEUWIRTH P.D. y LEVY J.F. (1998) Manual de Auditoria. Madrid: Mc. Graw-Hill Inc
  7. COLEGIO DE CONTADORES PUBLICSO DE LIMA (1992) Revista: “Fraude y Corrupción enemigos del desarrollo”. Lima- Perú. Es una publicación del CCPL.
  8. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. (1998) Manual de Auditoría Gubernamental (MAGU). Lima: Editora Perú.
  9. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. (1998) Normas de Auditoría Gubernamental (NAGUS). Lima: Editora Perú.
  10. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA.( 1998). Normas Técnicas de control interno para el Sector Público. Lima. Editora Perú.
  11. ELORREAGA MONTENEGRO, Gorostiaga. (2002). Curso de Auditoria Interna. Chiclayo- Perú. Edición a cargo del autor.
  12. FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE CONTADORES- IFAC – (2000) Normas Internacionales de Auditoria. Lima. Editado por la Federación de Colegios de Contadores del Perú.
  13. HERNANDEZ V., Jaime (2002) “La Auditoría Integral: Un verdadero Arquetipo de control empresarial “ Bogotá Colombia. Editorial Norma.
  14. HERNÁNDEZ RODRIGUEZ, Fernando (1998) La auditoria operativa. Lima: Editorial San Marcos SA.
  15. HOLMES, A. W. (1999) Auditoria. México: Unión Tipográfica Hispanoamericana.
  16. INFORMATIVO CABALLERO BUSTAMANTE (Informativo Auditoria). (2002). Control Interno. Lima. Editorial Tinco SA.
  17. INSTITUTO DE AUDITORES INTERNOS DE ESPAÑA- Coopers & Lybrand, SA. (1997). Los nuevos conceptos del control interno- Informe COSO- Madrid. Ediciones Díaz de Santos SA.
  18. INSTITUTO DE AUDITORES INTERNOS DEL PERÚ. (2001). El nuevo marco para la práctica profesional de la auditoria interna y código de ética. Lima. Edición a cargo The Institute of Internal Auditors.
  19. JOHNSON, Gerry y SCHOLES, Kevan. (1999) Dirección Estratégica. Madrid: Prentice Hall International Ltd.
  20. OCEANO CENTRUM (2005) Enciclopedia de la Auditoría. Madrid. Editorial Océano.
  21. OSORIO Sánchez, Israel (2005) Auditoría 1: Fundamentos de Auditoría de Estados Financieros. Lima. Editorial ECAFSA.
  22. PINILLA FORERO, José Dagoberto (2000) Auditoría de sistemas en funcionamiento. Lima- Perú. Editorial FECAT.
  23. PANÉZ MEZA, Julio. (1986) Auditoria Contemporánea. Lima: Iberoamericana de Editores SA.
  24. PORTER Michael E. (1996) Estrategia Competitiva. México. Compañía Editorial Continental SA. De CV.
  25. PORTER Michael E. (1996) Ventaja competitiva. México. Compañía Editorial Continental SA. De CV.
  26. RODRIGUEZ Serpas, José Emilio (2005) La auditoría Integral como alternativa para agregar valor a los servicios que presta el Contador Público. Bogotá. Editorial Norma.
  27. SANCHEZ Henríquez, Jorge Alejandro (2005) Auditoría Integral: Precisiones sobre alcance y contenido. Santiago de Chile. Edición de trabajos técnicos nacionales.
  28. TERRY, George R. (1995) Principios de Administración. México: Compañía Editorial Continental SA.
  29. TUESTA Riquelme, Yolanda. (2000). “El ABC de la Auditoria Gubernamental”. Lima. Iberoamericana de Editores SA.
  30. VALLEJOS Agreda, Oswaldo (2004) Auditoría Integral de Calidad en la Evaluación y Clasificación de Riesgos en el Sistema Financiero. Lima. Colegio de Contadores Públicos de Lima.
  31. VOSS, Jorge (2005) La Auditoría Integral: Un salto al vacío. Buenos Aires. Universidad Argentina de la Empresa.
  32. WOLINSKY, Jaime I. (1998) Manual de auditoría Integral y ambiental. Buenos Aires. Normaria
  33. YARASCA Ramos, Pedro Antonio (2005) Auditoría: Fundamentos con un enfoque moderno. Lima. Editorial San Marcos.

PAGINAS WEB:

  1. www.mef.gob.pe
  2. www.cgr.gob.pe
  3. www.pcm.gob.pe
  4. www.ccpl.org.pe
  5. www.camaralima.org.pe
  6. www.caballerobustamante.org.pe
  7. www.unfv.edu.pe
  8. www.usmp.edu.pe
  9. www.snmsm.edu.pe
  10. www.uigv.edu.pe
  11. www.ulima.edu.pe
  12. www.ucatolica.edu.pe
  13. www.upacifico.edu.pe

Buscadores múltiples:

En español

  1. http://www.metabusca.com
  2. htpp://www.telepolis.com
  3. http://www.buscopio.com

En ingles:

  1. www.metacrawler.com
  2. www.google.com
  3. www.dogpile.com

Buscadores en español:

  1. http://espanol.yahoo.com

ANEXOS

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Celis Domingo. (2007, mayo 30). Auditoria integral para la Policía Nacional del Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/auditoria-integral-para-la-policia-nacional-del-peru/
Hernández Celis, Domingo. "Auditoria integral para la Policía Nacional del Perú". GestioPolis. 30 mayo 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/auditoria-integral-para-la-policia-nacional-del-peru/>.
Hernández Celis, Domingo. "Auditoria integral para la Policía Nacional del Perú". GestioPolis. mayo 30, 2007. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/auditoria-integral-para-la-policia-nacional-del-peru/.
Hernández Celis, Domingo. Auditoria integral para la Policía Nacional del Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/auditoria-integral-para-la-policia-nacional-del-peru/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ministeriodedefensaperu en Flickr
DACJ