Adopción de estándares internacionales de contabilidad

Debido a la necesidad de que las empresas participen en un mercado globalizado, los países se dan a la tarea de homogenizar sus normas contables de manera que estás sean de fácil comparación en tiempo y espacio, adaptándolas a unas Normas Internacionales de General Aceptación y que cubran las exigencias de los distintos mercados.
El caso Español con la adaptación a los estándares internacionales de la información financiera y el caso Colombiano con la adopción de estas, son fiel reflejo de lo que se busca en todos los países orientados hacia la normalización contable y la unificación mundial de sus conceptos.

Caso español

Debido al desarrollo económico y a la globalización, la unión europea se enfrenta a la decisión de adaptar los estándares internacionales de contabilidad emitidos por el IASB[1] al ordenamiento contable de sus países plasmado en las directivas europeas; por esto en marzo de 2001 se crea en España una comisión de expertos encargados de analizar y presentar las sugerencias al respecto, en un informe llamado el Libro Blanco, con el apoyo de unas subcomisiones y unos grupos de trabajo entre ellos el EFRAG[2] el cual busca eliminar las incompatibilidades entre las IAS-IFRS con las directivas para que sean acordes al marco europeo; se origina así una reforma legislativa mediante la ley 19/89 en donde se regula la Auditoria, se modifica el Código del Comercio y el Plan General de Contabilidad, teniendo en cuenta las recomendaciones de las directivas en cuanto a las sociedades y al manejo de las Cuentas Anuales Consolidadas e Individuales, esto según el tamaño de las empresas y si son cotizadas o no en bolsa de valores; trabajo delegado a los organismos normalizadores como el ICAC, el Banco Español y el Ministerio de Hacienda[3].

Esta adaptación genera unos cambios en el desarrollo de la practica contable, entre estos tenemos la utilización de diferentes métodos de valoración según la finalidad de los estados financieros, que es brindar información relevante y por consiguiente real y verificable de manera que sea útil a las necesidades de los usuarios, siendo complementada con la elaboración de las notas que constituyen la memoria en la cual se encuentra toda la información cualitativa y cuantitativa necesaria para comprender las Cuentas Anuales y que además sirve de base para elaborar el Informe de gestión en donde se evalúa el cumplimiento de las políticas de crecimiento y expansión, de recursos humanos, de medio ambiente, de inversión, de control interno entre otras, de los objetivos a corto y mediano plazo y a su vez los riesgos a los que estos se encuentran expuestos.

Para complementar la realización de este informe se implementan dos nuevos estados que amplían la información sobre Fondos Propios y la información sobre el Movimiento de los Recursos Líquidos Generados, los cuales son el Estado de Cambios en el Patrimonio Neto para todas las empresas y el Estado de Flujo de Tesorería exclusivamente para grandes empresas.

La adaptación de los Estándares van dirigidas a las empresas de gran capital, por lo cual debe hacerse de manera sectorial para su aplicación en empresas con características especiales como son las PYMES[4], las cuales son la columna vertebral de la economía Española, por ello sus normas deben ser de gran flexibilidad, comprensibles y fáciles de utilizar, que proporcionen información útil para la gestión y que sirvan al propósito fiscal.

Estas empresas están orientadas a la elaboración de Cuentas Anuales Simplificadas, pero operaciones más complejas dan a la no utilización de estas Cuentas. Las empresas de un nivel más elevado utilizaran normas del mercado de capitales y entidades de nivel inferior, incluyendo nuevas empresas especialmente Pymes y empresarios individuales, manejaran la versión abreviada.

Caso colombiano

La adopción de los Estándares Internacionales se hace con el fin de fomentar un sistema comercial y financiero efectivo a nivel mundial que sea de alta calidad, transparente y comparable; igualmente para fortalecer la economía implantándolos ante las normas nacionales, para lograr estos objetivos se debe determinar que empresas deben llevar contabilidad y cuáles de ellas deben Auditar sus Estados Financieros, y además se debe establecer que libros son los necesarios para realizar los Estados Financieros.

El proyecto de ley será aplicado para entes económicos privados clasificados por el Gobierno Nacional[5], (apoyado por el Comité Superior Contable para la orientación de los entes económicos que estén obligados a adoptar estos Estándares en el desarrollo de sus funciones financieras, este Comité podrá solicitar que se posponga la aplicación de algún Estándar por razón a que este sea contrario al interés público o lesione fuertemente un sector especifico de la economía nacional), en nivel I,II y III[6]; las empresas pertenecientes al nivel I están orientadas por las IAS-IFRS y en su órgano emisor IASB, mientras que las empresas del nivel II y III están guiadas por las Directrices para Reportes Financieros y Contables para nivel II y en su órgano emisor el ISAR[7]-UNCTAD[8].

Para los entes del sector publico su clasificación es determinada por el Contador General de la Nación quien es el organismo competente para la adopción de las IPSAS[9] cuyos emisores son PSC (comité del sector publico) y la IFAC (international federation of accountants, Federación Internacional de Contadores)

Esta adopción de los Estándares en el área contable se hace con el fin de brindar una información de alta calidad contable y útil para todo tipo de usuarios a nivel público y privado, al ser incorporados en las empresas, estas deben en principio informar sobre los cambios positivos y negativos que produzca, así como las operaciones que fueron afectadas, además cualquier duda podrá ser llevada a las entidades Gubernamentales de Supervisión y Control.

En cuanto a los Estándares Internacionales de Auditoria, con su adopción se busca obtener Principios Generales que eleven la calidad en el servicio del auditor y que aumente la confiabilidad en sus juicios independientes, críticos y objetivos, que puedan ser útiles para todo tipo de usuarios a nivel Nacional como Internacional; es así como el Auditor Interno[10] establecido obligatoriamente o de forma voluntaria en la empresa, velara porque se empleen dichos principios y evaluara de acuerdo a ellos sus hechos y actividades económicas.

La adopción de estos Estándares permiten elevar el nivel de la Profesión Contable, fortaleciendo los conocimientos y la aplicación de los mismos, elaborando técnicas sofisticadas y útiles que permitan satisfacer de manera completa las necesidades de los usuarios haciendo más competitivo el servicio a nivel laboral y ético.

Estos Estándares para su correcta aplicación deben acoger las condiciones particulares de cada país, de manera que permitan conservar una identidad propia en la academia y en la práctica, haciendo al Contador un Profesional Acreditado que pueda desempeñarse en el sector público y privado a nivel nacional e internacional y reconocido mediante su tarjeta profesional, su labor debe estar regida bajo la normatividad contable, que al incumplirla podrá ser sancionado, amonestado o inhabilitado[11] .

Observando el proceso que paso a paso ha venido desarrollando España, su metodología está basada en un análisis profundo de los cambios importantes a nivel de forma como de fondo; su base de reflexión radica esencialmente en temas relacionados con la Información Financiera y su finalidad es establecer un Sistema Contable único en el mercado financiero.

Al mismo tiempo Colombia ha emitido su Proyecto de Ley del 10 de diciembre de 2003, en el cual plantea que la globalización de los mercados presenta la necesidad de fortalecer el sistema de información, para lo cual se establecen objetivos, elementos tenidos en cuenta para el alcance de estos y unos Principios Básicos de Autonomía, Independencia, Neutralidad, entre otros.

Dicha ley está expuesta a modificaciones que puede realizar el Gobierno Nacional en base a los aportes que hagan los interesados a nivel nacional sobre el tema.

Las diferencias del desarrollo que han tenido estos dos países, en base a los Estándares Internacionales de Contabilidad, Auditoria y Contaduría, radica en la discusión Adopción Vs.

Adaptación, para lo cual no es difícil observar que mientras España formula sugerencias para la adaptación de los Estándares; Colombia presenta un Proyecto de Ley para adoptar un conjunto de prácticas contables de la comunidad Internacional.

Bibliografía

Libro Blanco de España. Septiembre 2002. Ministerio de Economía. Capítulos 01 al 08

Proyecto de Ley de Intervención Económica. Diciembre 2003, por medio de la cual se señalan los mecanismos por los cuales se adoptan en Colombia los Estándares Internacionales de Contabilidad, Auditoria y Contaduría; modificando el código del Comercio, la normatividad contable y se dictan otras disposiciones relacionadas con la materia.

TUA Pereda, Jorge. España reflexiona sobre Normas Internacionales

En: Revista Contador Numero 13 (enero-marzo 2003) paginas 93 -154

[1] IASB. International Accounting standards Board (Junta de Estándares Internacionales de Contabilidad), emisor de Estándares Internacionales.

[2] EFRAG. Grupo Asesor Europeo de Información Financiera

[3] ICAC. Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas Español (Plan General de Contabilidad), Banco Español (ámbito financiero), Ministerio de Hacienda (mercado de valores y de seguros).

[4] PYMES. Pequeñas y Medianas empresas

[5]Órgano competente para determinar la adopción de normas para entes económicos

[6] nivel I (entes económicos que cotizan en bolsa); nivel II (grandes y medianas empresas que no cotizan en bolsa) y nivel III (entidades que por su tamaño sean pequeñas o microempresas)

[7] ISAR. Grupo de Trabajo Intergubernamental de Expertos en Normas Internacionales de Contabilidad y Presentación de Informes

[8] UNCTAD. Conferencia de las naciones unidas sobre comercio y desarrollo

[9] IPSAS .International Public Sector Accounting Standards (Normas Internacionales de Contabilidad para Sector Publico)

[10] Órganos emisores IASB (Junta de Estándares Internacionales de Auditoria y Fiabilidad), IFAC (Federación Internacional de Auditoria), ISQCAARS (Normas Internacionales de Control de Calidad, Auditoria, Aseguramiento y Servicios Relacionados), ISA (Normas Internacionales de Auditoria)

[11] proyecto de ley de intervención económica del 10 de diciembre de 2003, articulo 30

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Ruiz Grisales Lorena. (2005, abril 17). Adopción de estándares internacionales de contabilidad. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/adopcion-estandares-internacionales-contabilidad/
Ruiz Grisales, Lorena. "Adopción de estándares internacionales de contabilidad". GestioPolis. 17 abril 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/adopcion-estandares-internacionales-contabilidad/>.
Ruiz Grisales, Lorena. "Adopción de estándares internacionales de contabilidad". GestioPolis. abril 17, 2005. Consultado el 7 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/adopcion-estandares-internacionales-contabilidad/.
Ruiz Grisales, Lorena. Adopción de estándares internacionales de contabilidad [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/adopcion-estandares-internacionales-contabilidad/> [Citado el 7 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de bcgovphotos en Flickr
DACJ