4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor

  • Autoayuda
  • 3 minutos de lectura

En ciertas instancias de tu vida puedes sentir que te cuesta mucho tomar una decisión. Esto puede dar como resultado que no puedas avanzar con tus objetivos y no logres los cambios que deseas. En este artículo te propongo 4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor.

En muchos casos, se necesita gran cantidad de valor para tomar una decisión.

Es probable que una de las causas principales por la que te cuesta mucho hacerlo, sea el miedo a las consecuencias que dicha decisión traerá. Esto normalmente desemboca en que tomes una posición reactiva desde la que no tienes realmente el control de tu vida, si no que vives en un estado de incertidumbre eligiendo experiencias que te mantienen en tu estado actual.

Tomar una decisión y sostenerla implica un quiebre, un corte a algo que no está funcionando como esperamos. El hecho de declarar ese quiebre, genera una cadena de conversaciones internas y decisiones con las que podemos configurar y diseñar nuestro futuro.

Son estas conversaciones internas las que definen el éxito o el fracaso en tu vida. Es por ello que debes estar muy atento a lo que te están diciendo “esas voces interiores” en todo momento.

El hecho de tomar una decisión influye directamente en el logro de las metas que te has planteado.

La falta de enfoque y proactividad son muchas veces las causantes directas de que no alcances los resultado que esperas. En muchos casos puedes querer que el camino hacia tus metas te sea revelado de antemano, cuando en realidad eres tú quien debe construir ese camino, paso a paso, con tus decisiones y acciones.

Por todo esto es que que quiero proponerte 4 tácticas que te ayudarán a la hora de tomar esas decisiones que te llevarán al futuro con el que sueñas…

1. Enfócate en el dilema que está impidiéndote avanzar y piensa en el resultado que esperas obtener.

Nunca me canso de decirlo; el primer paso hacia la resolución de un problema es tener en claro tus fines últimos.

¿Qué es aquello que quieres?

¿Cuál es la brecha que debes salvar para alcanzar tus objetivos?

2. Nunca es tarde para cambiar de opinión.

Ten en cuenta que nunca podrás estar 100% seguro que la decisión que has tomado es la correcta.

Si algo no está funcionando, vuelve a analizar la situación y haz los cambios necesarios que te permitan alcanzar los resultados deseados.

No siempre obtendrás los resultados que esperabas, pero esto no está mal, siempre puedes aprender de tus errores y salir de ellos como una persona más fuerte.

3. Examina cuáles son tus alternativas y toma la iniciativa.

No te vayas por las ramas. Infórmate, se efectivo y actúa.

Analiza cuales son tus diferentes opciones y toma aquella que tú creas es la mejor. Recuerda siempre apoyar tus decisiones con un estado de ánimo que te predisponga positivamente.

No te enfoques en los errores que puedan surgir, mantén la vista fija en tus objetivos.

La decisión, la declaración de quiebre, es el momento más importante entre tu meta y la acciones que emprendas hacia ella. Sino emprendes esas acciones significa que no estás realmente comprometido con tu decisión y es posible que tengas que volver a analizarla.

4. Ten confianza en ti mismo.

A pesar de que el panorama que se presente ante ti sea confuso, recuerda que siempre tendrás las respuestas que necesitas dentro de ti.

Apóyate en tu intuición, en tus logros pasados y en la experiencia que has obtenido de ellos.

Aún si todo esto no te ayuda, tienes la opción de pedir consejo y ayuda de las personas en quienes confías en los ámbitos personal y laboral.

Ahora es el momento para que te entrenes en el arte de tomar decisiones.

Estas son algunas de las habilidades que deberás cultivar en ti si deseas que tus decisiones te lleven hacia un futuro mejor…

• Aprender a crear pensamientos y emociones positivas que te ayuden a dar curso a las decisiones que has tomado.

• Aprender a manejar tus miedos, para que seas tú quien los controle a ellos y no ellos a ti. Sobre todo el miedo a equivocarte y a fracasar.

• Aprender a ver con “otros ojos” las opciones que tienes delante de ti, a alejarte emocionalmente del problema y enfocarte en la oportunidad que se en él para poder solucionarlo.

• Aprender a enfocarte en aquellas cosas que realmente quieres para que el resolver problemas se vuelva un hábito cómodo y sencillo.

• Aprender a tomar decisiones y aprender de tus errores para no repetirlos.

¡Anímate! Empieza hoy mismo a ver el maravilloso mundo que se desplegará ante ti cuando hagas del “tomar decisiones” algo natural y parte de tu día a día.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Cecilia Vera Ana. (2011, Junio 20). 4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/4-tacticas-ayudaran-tomar-decisiones-futuro-mejor/
Cecilia Vera, Ana. "4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor". GestioPolis. 20 Junio 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/4-tacticas-ayudaran-tomar-decisiones-futuro-mejor/>.
Cecilia Vera, Ana. "4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor". GestioPolis. Junio 20, 2011. Consultado el 24 de Julio de 2017. https://www.gestiopolis.com/4-tacticas-ayudaran-tomar-decisiones-futuro-mejor/.
Cecilia Vera, Ana. 4 tácticas que te ayudarán a tomar decisiones en pos de un futuro mejor [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/4-tacticas-ayudaran-tomar-decisiones-futuro-mejor/> [Citado el 24 de Julio de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dno1967b en Flickr