12 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico

La internet se ha convertido en una influyente herramienta de compra, permitiendo que los consumidores investiguen, comparen y analicen antes de decidir por la adquisición de un producto. Pero, si por un lado se ha vuelto más fácil para los compradores, también ha sido así para los que buscan emprender en línea, ya que cuentan con una variedad de recursos para lograr vender sus productos en el mundo digital. Aunque la facilidad también ha provocado el surgimiento de un mercado altamente competitivo y es aquí que entra, precisamente, el marketing digital. Tener un negocio de comercio electrónico requiere una dedicación especial en estrategias de marketing para conseguir destacarse, atraer potenciales clientes y lograr la conversión.

¿Por qué las empresas de comercio electrónico necesitan hacer Marketing Digital?

Las acciones de marketing digital son una manera efectiva de optimizar la visibilidad de tu comercio electrónico en internet. En un ambiente cada vez más competitivo, cualquier detalle puede representar una gran ventaja frente a los demás.

Cuando nos referimos a las tiendas en línea, las técnicas de marketing digital se aplican, en general, de forma distinta que en las marcas tradicionales. La gran distinción está en la comercialización de productos, que requiere una postura diferenciada para lograr conquistar conversiones.

Si estás en busca de un mayor número de ventas, hay algunos aspectos y funcionalidades que debes considerar en tu plataforma de comercio electrónico, además de técnicas de divulgación. Todo esto tiene un único propósito: favorecer tu posicionamiento en los buscadores y la experiencia positiva de tus compradores.

12 buenas prácticas de Marketing Digital para el comercio electrónico

A continuación, descubrirás 12 prácticas para destacarte en el contexto digital, conquistar clientes y aumentar tus ventas.

1. Visualización del producto

Los elementos visuales son el principal atractivo a la hora de adquirir un producto y lo primero que llama la atención del público.

Tanto imágenes como videos permiten mostrar los detalles de un producto de forma simple y rápida, sin que los usuarios tengan que, necesariamente, leer su información.

Los recursos de ampliación de imágenes (zoom), videos 360º y tecnología 3D son muy útiles para aumentar la conversión y mejorar la experiencia del usuario.

Al hablar de videos, plataformas externas, como YouTube, también son una excelente forma de ganar la confianza del público.

YouTube, específicamente, es el segundo motor de búsqueda más grande después de Google, así, subir videos acerca de tu producto empleando términos clave de búsqueda puede hacer toda la diferencia en tus ventas.

2. Copy de la página

Los textos de la página de tu producto deben ser estratégicamente pensados para atender la necesidad del público y de los buscadores.

Esto quiere decir que, además de la descripción, elementos como la URL, el título e incluso el texto alternativo de las imágenes deben ser optimizados con la palabra clave adecuada para que Google presente tu producto en sus resultados y, de ese modo, los consumidores te encuentren com más facilidad.

3. FAQ (preguntas frecuentes)

Incluir una sección de preguntas frecuentes es una manera de ayudar a responder las dudas de tus clientes y proporcionar una buena experiencia dentro de tu comercio electrónico.

Adicionalmente, permite que posiciones en los buscadores, especialmente para palabras clave long tail, términos de búsqueda más específicos, menos competidos y más rentables.

Esto te generará más autoridad y tráfico orgánico, dos grandes beneficios del marketing digital para tu comercio electrónico.

4. Calificación del producto

Que el comercio online se está volviendo altamente competitivo ya no es una novedad. Cada vez más tiendas en línea surgen, lo que hace con que los buscadores encuentren nuevas formas de mostrar a la audiencia lo que es confiable y lo que no lo es.

La función de clasificación permite que tus clientes evalúen y califiquen tu producto, generalmente con una nota de 0 a 5. Este factor es reconocido por Google, que a su vez recopila las notas y las presenta en sus resultados con el objetivo de ilustrar la confiabilidad de tu producto para los demás interesados.

Junto con la calificación, también se recomienda proporcionar un espacio para que los clientes escriban su análisis y opinión.

5. UGC (contenido generado por el usuario)

No hay nada mejor para el marketing de un comercio que un cliente satisfecho. Esta es la premisa del UGC, también conocido como contenido generado por los usuarios, una estrategia para que tus propios clientes promocionen tu negocio.

El UGC puede aplicarse de diferentes formas. Una de ellas tiene relación con la calificación que mencionamos anteriormente. Cuando un comprador expresa una experiencia positiva, hace con otras personas confíen y se sientan motivadas a adquirir el producto.

El contenido generado por los usuarios puede ser fomentado dentro de tu plataforma de comercio electrónico (con un espacio para compartir fotos, experiencias y opiniones) o en otros canales, como en las redes sociales, a través de acciones de marketing, uso de hashtags, entre otros.

6. Atención via chatbot

Gracias a la inteligencia artificial, tecnologías como los chatbots vienen transformando la realidad de muchos comercios electrónicos. Este recurso permite que los negocios implementen un sistema de atención a través de un chat basado en preguntas y respuestas automatizadas.

En este modelo de atención, el chatbot se convierte en un agente capaz de personalizar la experiencia del usuario, ofreciendo información acerca de precios, descuentos, disponibilidad de productos y más.

Así, actúa como un vendedor en tiempo integral, colaborando en la retención de clientes y en la conversión de compras.

7. Filtro avanzado

Este factor es de suma importancia, principalmente si tu comercio electrónico cuenta con una gran cantidad de productos. Los filtros cumplen el papel de organizar la búsqueda de los productos según su categorización.

Los filtros avanzados son una opción para facilitar la navegación de los usuarios y convertir al proceso de compra en una experiencia rápida y agradable.

La usabilidad de los filtros debe considerar, además de los tipos de productos ofrecidos, el comportamiento de los consumidores y la información relevante que buscan acerca de ellos.

Por ejemplo, para una categoría como «Camisetas», se podría aplicar un filtro de «Material», mientras que para “Ollas”, se podría filtrar por “Volumen”, ambos se tratan de datos pertinentes en el momento de la compra.

8. Wishlist (lista de deseos)

Una wishlist o lista de deseos, permite que los usuarios creen páginas personalizadas con productos que son de su interés. Son usadas, en general, para compartir listas de regalos para cumpleaños y casamientos, por ejemplo. Aunque también pueden ser usadas para que el usuario guarde productos y efectúe su compra en otro momento que considere oportuno.

Para los comercios electrónicos, estas listas son poderosas herramientas de marketing, ya que permiten capturar una gran cantidad de información acerca de las preferencias de los compradores y crear campañas de remarketing y email marketing, ofreciendo promociones, descuentos e incluso productos relacionados.

Este recurso favorece la interacción entre el cliente y el negocio y aumenta considerablemente la posibilidad de conversión.

9. Personalización

Personalizar significa encontrar diferentes formas de proporcionar una atención dirigida, capaz de hacer con que el usuario se sienta especial y único.

En el comercio electrónico hay muchas maneras de lograrlo, en grande parte, gracias a la inteligencia artificial, que dispone de tecnologías para entender, identificar y rastrear la conducta y los gustos de los usuarios en internet.

Algunas alternativas de personalización incluyen el envío de correos electrónicos con el nombre del contacto en el asunto, exhibición de contenidos recomendados según sus preferencias, campañas de anuncios segmentados, etc.

La personalización permite guiar los usuarios a lo largo de la jornada del cliente más rápidamente, facilitando la tomada de acción o, en otras palabras, la compra.

10. Estrategias de inbound marketing

El inbound marketing para comercio electrónico se define como el conjunto de estrategias de contenido para dirigir el potencial cliente hacia el momento de decisión de compra.

Este método abarca una serie de técnicas que tienen el objetivo de atraer visitantes, convertirlos en leads y nutrirlos con materiales relevantes hasta transformarlos en clientes.

Entre las más conocidas se encuentran:

  • la creación de un blog para impulsar el tráfico orgánico,
  • el envío de contenidos vía newsletter para reforzar la autoridad del negocio,
  • email marketing para envío de promociones,
  • interacción en las redes sociales para aumentar el reconocimiento de marca,
  • materiales ricos para educar a los usuarios (como e-books y whitepapers),
  • entre muchas más.

Para implementar una estrategia Inbound, estudia el público de tu comercio electrónico y los recursos que dispones para ejecutar las técnicas exitosamente.

11. Programas de fidelidad y referencia

Programas son una excelente estrategia para fidelizar clientes e incentivarlos a seguir comprando tus productos.

Un programa de fidelidad requiere que los consumidores muestren alguna acción de lealtad, ya sean menciones en las redes sociales, contenidos compartidos, compras repetidas, entre otros. Es importante pensar en cómo estas acciones serán recompensadas, como puntos, códigos de descuento o beneficios exclusivos.

Por otro lado, en un programa de referencia, los clientes deben indicar tu negocio para colegas, amigos o familiares a cambio de algo de valor (por ejemplo, descuentos, brindis, beneficios) que puedes ofrecer a tu nuevo cliente, tu cliente actual o a ambos.

12. Optimización del carrito de compras

El abandono del carrito de compras es un factor altamente perjudicial en un comercio electrónico, por ese motivo, se vuelve necesario diagnosticar los problemas que están haciendo con que los usuarios desistan de la compra en esta última etapa.

Algunas maneras de reducir el abandono del carrito son:

  • ofrecer un proceso de compra seguro;
  • tener políticas de garantías claras y sencillas;
  • brindar acceso fácil al soporte al cliente;
  • proporcionar diferentes formas de pago.

Sin embargo, el checkout debe estar en constante análisis para identificar posibles fallas y objeciones por parte de los usuarios y, así, lograr mejorar la experiencia de los compradores y como consecuencia las ventas.

¿Cómo medir el éxito de las estrategias implementadas?

El trabajo no acaba cuando aplicas las técnicas de marketing digital para tu comercio electrónico, de hecho, la parte más importante sucede enseguida.

Para identificar si todos lo realizado ha tenido efecto, se vuelve esencial acompañar algunas métricas que indicarán si estás en el camino correcto para alcanzar tus objetivos, interpretándolo de una manera clara y medible.

La mayoría de las métricas pueden ser analizadas mediante herramientas de analítica web, como Google Analytics.

A continuación, presentamos las métricas esenciales que debes acompañar:

  • ROI (Return on Investment): el valor económico generado como resultado de la aplicación de las técnicas para optimizar tu comercio electrónico.
  • Ticket promedio: el valor promedio de transacción expresada en cada compra realizada en tu negocio.
  • Tasa de conversión: la relación entre el número de usuarios que visitaron tu comercio electrónico y el número de usuarios que realizaron una compra.
  • Tasa de abandono del carrito de compras: el porcentaje de usuarios que no han finalizado el proceso de compra.
  • Tasa de rebote: el porcentaje de abandono de visitantes cuando entran en la página de tu comercio electrónico.
  • CPA (coste por adquisición): el coste total invertido en promocionar tu negocio para conseguir una venta.
  • LTV (Lifetime Value): el valor de los ingresos que ha generado un cliente durante el tiempo que fue tu cliente.

Estos son solo algunos ejemplos de métricas que reflejan tus resultados, sin embargo, hay muchas más que puedes explorar para entender cómo está el rendimiento de tu comercio electrónico y qué acciones debes tomar para mejorar aún más tu poder de venta en internet.

Conclusión

Con los consejos que hemos brindado en este artículo, seguro podrás empezar hoy mismo a desarrollar el marketing digital de tu comercio electrónico.

Pero ten en mente que los resultados no llegarán de la noche a la mañana, el tiempo y la dedicación son los mejores amigos de un emprendedor digital.

Por lo tanto, observa con atención las métricas de tu tienda en línea y sigue optimizándola siempre para ofrecer la mejor experiencia posible a tus clientes y construir la reputación positiva de tu negocio en la web.

Cita esta página

Mafra Érico. (2020, enero 28). 12 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/12-buenas-practicas-de-marketing-digital-para-comercio-electronico/
Mafra Érico. "12 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico". GestioPolis. 28 enero 2020. Web. <https://www.gestiopolis.com/12-buenas-practicas-de-marketing-digital-para-comercio-electronico/>.
Mafra Érico. "12 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico". GestioPolis. enero 28, 2020. Consultado el . https://www.gestiopolis.com/12-buenas-practicas-de-marketing-digital-para-comercio-electronico/.
Mafra Érico. 12 buenas prácticas de Marketing Digital para comercio electrónico [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/12-buenas-practicas-de-marketing-digital-para-comercio-electronico/> [Citado el ].
Copiar

Escrito por:

Imagen del encabezado cortesía de 148114704@N05 en Flickr