Las 10 reglas de oro - del e-commerce en Latinoamérica

Autor: Ricardo Daniel Ponce

TECNOLOGÍA E INTERNET

01-2004

Descargar Original

FACTORES QUE DETERMINAN EL CONSUMO EN INTERNET

Una de las cosas que debe tener claro el empresario que incursiona en internet es que su emprendimiento no puede evitar ser regido por las leyes del mercado. El mercado puede ser local, nacional, latino, americano, mundial, hispano, etc, dependiendo del tipo de emprendimiento y el target de la empresa. Cualquiera sea el medio ambiente en el cual la empresa comercializará sus productos, siempre estará regida por las leyes del mercado, aún cuando dicho mercado no se conozca, no pueda cuantificarse o no pueda ser comprendido en su totalidad.

Muchos consultores en comercio electrónico tienen la costumbre de extrapolar al e-commerce latino conceptos de comercio electrónico de países desarrollados como EEUU, Canadá o de la Comunidad Económica Europea. Este tipo de punto de vista, suele ser nocivo para el empresario al punto de llevar al fracaso al emprendimiento o, en el mejor de los casos, comprometer seriamente las metas esperadas en la planificación y desaprovechar los recursos previstos en la estrategia de implementación del plan de negocios.

Los parámetros y standares del e-commerce de América Latina difieren en muchos aspectos respecto a mercados más desarrollados y con mayor poder adquisitivo, tales como EEUU o Europa. Los matices que diferencian a estos mercados se relacionan principalmente a factores relacionados a los distintos niveles socio-económicos que los componen, pero también aspectos culturales los diferencian.

La facilidad de acceso de un usuario europeo o estadounidense a la tecnología, así como la menor implicancia que ésta tiene en su economía doméstica es un factor determinante a la hora de establecer factores influyentes en el e-commerce. Otro aspecto clave es el costo promedio que le cuesta a un usuario mantener una conexión a internet a través de un módem convencional, un servicio ADSL o un Cable-Módem.

Es una error tratar de interpretar el escaso consumo del internauta latino respecto del estadounidense o europeo unicamente como una manifestación o predisposición cultural distinta. Considero que el factor cultural puede influir en el consumo pero no de manera determinante. Para un consultor en e-commerce, ese es un punto de vista no sólo prejuicioso, sino también basado en una visión errónea del problema. El consumidor latino tiene gustos muy parecidos al europeo o norteamericano porque las pautas culturales y el nivel socioeconómico son semejantes para todos los internautas. Un hecho innegable para toda la web es que todos aquellos que tienen el nivel socioeconómico para acceder a la tecnología básica necesaria que le permita conectarse a la red, comparten un nivel cultural semejante, aunque no el mismo nivel económico. Y es allí en donde está guardada celosamente la clave del consumo para el e-commerce.

Cuando hablo de tecnología básica para conectarse a la red hablo no sólo del hardware requerido que implica computadora, módem y servicio técnico de mantenimiento, también incluyo el costo telefónico de conexión a la red a través de telefonía, servicios ADSL, Cable-Módem o conexión satelital. El impacto monetario que esos costos implican en la economía del consumidor, así como el nivel de ingresos del internauta promedio son los principales, aunque no únicos, responsables en Latinoamérica del actual estancamiento del e-commerce.

Si se hace una análisis detallado, observando el nivel de ingresos de los consumidores en la red, podrá apreciarse que aquellos que tienen ingresos más elevados son los que tienden a comprar más a través de la web, al igual que sus pares de países desarrollados.
 
¿INTERNET ES UN MERCADO SIN CONSUMIDORES ?

 Es indudable que allí en donde no hay mercado es muy difícil crear una industria rentable. Esa apreciación clave fue ignorada por los consultores hasta el momento en que Nasdaq cayó estrepitosamente mostrándoles a emprendedores y expertos que una empresa necesita del mundo real para sobrevivir y que el mundo virtual sólo es una forma nueva aunque no excluyente de comercialización, y un canal más de comunicación entre empresa y cliente.

El e-commerce para las empresas latinas aún no representa, ni representará a corto plazo, un volumen de ventas lo suficientemente alto como para volver autosustentables las áreas de comercialización que dependan del comercio electrónico. Esto, que indudablemente es una generalización, no se aplica a todos los casos, puesto que existen efectivamente algunos emprendimientos rentables en Latinoamérica que incursionan en el comercio a través de internet. 

Actualmente se puede pensar que Internet es un mercado sin consumidores, lo que se parece mucho a un mercado en recesión, ¿ no le parece ?

Entonces, se preguntará ¿ qué es hoy rentable en internet ? Es una buena pregunta que merece una respuesta detallada. 

Desde el punto de vista de un consultor, el mundo del comercio electrónico debe dividirse en dos grandes áreas:

-El área de productos y servicios destinada a e-emprendedores
-El área de productos y servicios destinada a e-consumidores
 
SERVICIOS Y PRODUCTOS PARA E-EMPRENDEDORES

Dentro de esta área encontramos todos los servicios que ofrecen tecnología de soporte para la implementación de emprendimientos dentro del comercio electrónico. ISP's, servidores, sistemas de cobro electrónico, software para la creación de tiendas virtuales, alojamiento web, servicios CGI's, estadísticas, servicios de alojamiento para bases de datos, tablones de anuncio, buscadores, spam, etc.

Actualmente este rubro es el que ofrece una rentabilidad más segura dentro del sector del comercio electrónico porque justamente son requeridos de forma obligada para todo aquel que quiera llevar adelante un emprendimiento en internet. Dentro de este rubro deberíamos ubicar a los expertos o consultores en comercio electrónico. Esta área recibe sustento de los inversores de cualquier proyecto de internet, sin importar su envergadura. Por lo general esta área ofrece productos y servicios de Empresa a Empresa, aunque no exclusivamente.

En realidad a partir de esta porción del mercado se originó la conocida "fiebre de internet" que aquejó a inversores y comerciantes que fueron aconsejados por expertos más interesados en generar ingresos para sí mismos antes que para los inversores. Debería ser al revés ¿no es así? Quiero decir que el beneficio debería llegar a los que arriesgan el capital antes que a los expertos asesores.
 
SERVICIOS Y PRODUCTOS PARA E-CONSUMIDORES

Cuando una empresa intenta comercializar sus productos o servicios teniendo como target al internauta común, puede ser catalogado dentro de esta área. 

Aunque no exclusivamente, suelen ser empresas tradicionales que saltan al ciberespacio con distintos objetivos, y es aquí en donde el consultor en e-commerce juega un papel excluyente a través de su asesoramiento. Se podría decir que el tipo de emprendimiento que pertenezca a esta área constituye una inversión de alto riesgo y resultado incierto.

Algunos rubros, especialmente relacionados con artículos y servicios del área sexual y la piratería pueden volverse emprendimientos rentables y autosustentables, pero en otras áreas tradicionales del comercio y la industria, depende de factores muy disímiles y particulares de cada caso.

Esta área de productos y servicios es la que no ha evolucionado en el modo esperado luego del boom de internet del '95 y en realidad es altamente dependiente de los factores económicos que mencioné más arriba. Mientras esta área no pueda desarrollarse y expandirse el comercio electrónico en Latinoamérica no despegará y seguirá siendo un juego de retroalimentación entre:

-Expertos y asesores en e-commerce
-Proveedores de productos y servicios para comercio electrónico
-Inversores

Demás está decir que esta tríada es la precursora de tantos expertos reciclados que venden sus recetas mágicas de "compre mis consejos y hágase rico en internet". Digo reciclados porque una vez que saturan el mercado en su captura de incautos, crean nuevas recetas, libros o consejos para explicar los fallos de sus anteriores teorías e inventan nuevas respuestas para los mismos problemas. Lo cierto es que, mi estimado amigo, no se pueden obtener respuestas nuevas cuando se inventan recetas que siempre hacen lo mismo. Sin mercado de consumidores, no hay comercio electrónico.

El e-commerce Latino no despegará hasta que los ingresos genuinos no lleguen a los bolsillos de los inversores de esta area de prodcutos y servicios. Empresa a Consumidor. Cuando eso suceda, estaremos a las puertas de una nueva y renovada etapa del comercio electrónico que permitirá crear más emprendimientos para el internauta común.
 
¿ HAY UN FUTURO ?

Actualmente se puede discutir largamente sobre los factores que impiden el despegue definitivo del comercio electrónico en Latinoamérica. En mi opinión el factor decisivo es la disponiblidad monetaria del consumidor. Mientras mayores sean los ingresos de un internauta, mayor será su capacidad de compra. Existen otros factores que influyen ( * ), pero el factor determinante de una compra virtual o real es si el comprador tiene el dinero para adquirir un producto o servicio o simplemente no lo tiene.

En mi rol de consultor, suelo aconsejar a las empresas de esta manera:

-Si una empresa desea incursionar en internet, recomiendo que se abra al comercio mundial con páginas bilingües y ofrezca sus productos local e internacionalmente. Para ello, deben cumplirse requisitos que se relacionan directamente a los recursos disponibles en cada caso. La estrategia implementada para incrementar tráfico y presencia dependerá exclusivamente de los recursos.

 -Si los productos del cliente no puden ser ofrecidos al mundo, advierto que problablemente el emprendimiento de e-commerce no resulte rentable y que las expectativas deben centrarse en el soporte post-venta y presencia del comercio en la web como política de márketing. En estos casos debe buscarse minimizar los costos e implementar una estrategia de trafico a mediano y largo plazo ( * ).

Después de este panorama, la pregunta clave es ¿ hay un futuro en internet para las empresas latinas ? La respuesta es más bien simple y viene del sentido común que debe tener cualquier empresario: internet debe ser tratada como un mercado en recesión ( pues se comporta como tal ) y las políticas de precios tienen que apuntar a disminuir los costos con el fin de bajar el precio de los productos finales.

La política de costos de un emprendimiento de internet depende de muchos factores, pero básicamente tiene que reducir todo aquello que incida en el precio final del producto o servicio vendido pero no llegar a afectar la viabilidad técnica del emprendimiento. ¿Por qué menciono esto? Porque en un emprendimiento de comercio electrónico se pueden reducir drásticamente los costos que dependen de la implementación de tecnologías y soft requeridos por su empresa para implementar el área de e-commerce.
 
LAS 10 REGLAS DE ORO

Como conclusión a esta introducción, debe quedar en claro que para llevar adelante un emprendimiento de comercio electrónico no hay que ser pesimista, sino tener un gran sentido de adaptación y una percepción apropiada del entorno que permita ejercitar nuestra capacidad de adaptarnos al cambio. En cualquier negocio, y mucho más en el mundo virtual, hay que ser perceptivo para anticipar los problemas e implementar las posibles soluciones.

En estas pequeñas reglas, usted encontrará un resúmen de consejos que tienen en cuenta la posibilidad real de abaratar costos operativos para su emprendimiento, teniendo en consideración la cantidad de recursos gratuitos que pueden encontrarse en la web y que le ayudarán a disminuir sus costos con el objeto de abaratar el precio final de sus productos o servicios. 

En internet hay muchos recursos que no por ser gratuitos son de mala calidad. En ocasiones, es común ver que consultores y empresas de diseño cobran a los emprendedores de internet por ofrecer servicios que tramitan de manera gratuita. Hay empresas que van más allá y suelen cobrar no sólo por el diseño de un sitio de internet, sino también por la inclusión de contadores, redireccionamientos, contratación de servidores, alojamiento, alta en buscadores y otros ítems más que a su vez consiguen... gratuitamente. He sido testigo de la contratación de empresas que se compromenten a generar el tan deseado "tráfico" para la web y que logran incrementando manual o automáticamente los contadores con el fin de crear la ilusión de que tras unos pocos meses las visitan se acumulan por miles. En internet no todo lo que se ve es real. Hay sitios que incrementan sus contadores con el fin de aumentar el costo de sus espacios publicitarios. Empresas que venden alojamiento web gestionados en servidores gratuitos. Sitios que tienen publicidad de grandes marcas que nunca contrataron espacios publicitarios, pero que es colocada con el fin de hacer creer a sus anunciantes que su sitio "vende". Hay muchos vendedores de ilusiones en la red. Recuérdelo.

Está claro que cuando el dinero no es un problema puede acudir a contratar servicios pagos, pero sólo cuando se justifique por la existencia de alguna ventaja respecto a los servicios gratuitos. En estos puntos claroscuros es cuando el asesor en e-commerce cobra importancia real en su emprendimiento. Una buena asesoría le indicará cuándo y en dónde debe usted inyectar dinero al proyecto, qué debe modificar en la web para interactuar con sus visitantes. Qué puede esperar de su inversión y cómo mejorar la proyección de su empresa en la web.

Veamos ahora estos pequeños consejos.

1 - Primera regla de oro:  Permita a un asesor planificar su emprendimiento.
Planificar una web es fácil y sencillo. Es suficiente con saber armar páginas web, trabajar con algunos programas gráficos y conocer qué recursos gratuitos hay en la red. Cualquiera puede hacerlo. Pero planificar un verdadero emprendimiento de comercio electrónico es algo más complejo que eso. El cálculo de costos para los primeros 24 meses de su emprendimiento puede darle dolores de cabeza a cualquier menos a su asesor en e-commerce. Los costos inciden directamente en sus precios finales. Al margen de los números no es sencillo tomar decisiones técnicas respecto del servicio de alojamiento, asignacion de nombres de dominio o e-mail empresarial. Si su emprendimiento arranca con un e-mail y luego decide cambiar de proveedor, habrá perdido todo el trabajo de alta en buscadores, contactos, mails enviados, etc.

Analizar las estrategias a seguir para lograr un tráfico estable en su web dependerá de sus recursos y de la habilidad de su asesor. Si desea contratar publicidad en la web o crear campañas publicitarias por correo electrónico, deberá analizar cuidadosamente el impacto que tendrá en la imagen de sus productos o servicios.

Desde el punto de vista financiero, en los primeros meses usted encontrará la necesidad de invertir la mayor parte de sus recursos en contrataciones de diversos tipos. Planificar cúando dejar de invertir dinero en recursos inútiles o cúando un proyecto llega a la "línea de muerte" es tarea de su asesor.

Hay infinidad de recursos que usted deberá poner en marcha para que su emprendimiento despegue, alguien deberá conocer beneficios e inconvenientes de los servicios ofrecidos, analizar cuándo convendrá contratar un servicio pago o elegir uno gratuito. Dilucidar los pros y los contras técnicos que un nuevo recurso puede ocasionar al ser implementado. Saber cuándo un producto o servicio le dejará a merced de un proveedor inescrupuloso que tecnológicamente hablando puede dejarle cautivo y sin otra posibilidad de opción es tarea de su asesor. Aunque parezca una paradoja, para poder ahorrar de manera beneficiosa en su emprendimiento, contrate un buen asesor en e-commerce.

2- Segunda regla de oro: Planifique con tiempo, porque ningún emprendimiento en internet es rentable a corto plazo. 

Un emprendimiento en la web necesita tiempo. Mucho tiempo para generar tráfico o visitas y más aún para generar ingresos, que son un reflejo indirecto de la cantidad de visitantes que su sitio vaya acumulando. No planifique pensando a corto plazo considerando, por ejemplo, que puede crear un buen negocio para una fecha específica como navidad o fin de año. Considere que los emprendmientos de e-commerce tardan entre seis a doce meses para generar el tráfico promedio que su sitio tendrá a largo plazo. No se precipite con la contratación de publicidades en sitios de moda. Si contrata publicidad en forma de links o espacios, asegúrese de estar contratando espacio en una web de prestigio. Cuidado con el alta en los buscadores. Los más populares le ofrecen el alta gratuita en varios meses y el alta rápida mediante un pago. El alta rápida en los buscadores no garantiza la generación de ingresos. Los ingresos se relacionan más bien a través de la captación del perfil de sus visitantes y de la adaptación de su web a ese perfil. Si ha delegado a una empresa la creación del sitio web y la generación de tráfico... tenga cuidado con los contadores, ya que pueden ser modificados a voluntad del webmaster. 

Si después de un tiempo prudencial las visitan no "despegan", debe estar claro que necesita interactuar con sus visitantes de algún modo que le permita analizar su perfil para adaptar los contenidos. Dentro de sus posibilidades, trate de adaptar su web de manera tal que su contenido no sea localista. Que su página posea al menos dos idiomas: español e inglés. De esa manera aumentará sus posibilidades de generar ingresos. No necesariamente toda su web debe estar en inglés, sólo el contenido que sea de interés al público internacional.

3- Tercera regla de oro: No se ate a ningún paradigma, venda todo lo que pueda y abarque todo lo posible.

En internet no existen los dogmas ni los paradigmas. Trabaje en internet como en un negocio convencional. Todo lo que pueda vender en su sitio debe ser ofrecido al público. La idea de un negocio, además de ser un escaparate, es la de generar ingresos constantes. Las pequeñas ventas son las que alimentan la caja diaria. Las monedas son las que dan de comer al emprendedor de internet. Está comprobado que las ventas de pequeños montos son las más fáciles de lograr ( * ). Las grandes ventas de varios cientos de dólares pueden llegar, pero los pequeños montos son los que pagarán los costos. Analice constantemente su estrategia de precios en la web. Fije precios competitivos a sus productos, sea flexible y adaptable. Manténgase informado respecto a su competencia inmediata.

 4- Cuarta regla de oro: Sea perceptivo respecto a los gustos de sus visitantes.

El escaparate de internet puede ser una vía ciega para usted respecto de sus visitantes. Sus visitantes saben lo que quieren pero usted no puede percibir sus gustos si no encuentra una forma de interactuar con ellos. Debe usted tratar de conocer sus puntos de vista, sus gustos, edades, sexo, intereses, hobbies. Conocer a sus clientes es el punto de partida para buscar productos y servicios que ofrecerles. Hay diversos modos de interactuar con ellos, tales como encuestas, sorteos, ofertas, suscripciones a boletines, etc.

 5 - Quinta regla de oro: Adapte el contenido de su web al gusto de sus visitantes.
Sea flexible con los contenidos de su web. Una vez que conozca el perfil de sus visitantes sabrá que temas les gusta y cuáles no. Si un contenido, un producto o un servicio no se adapta al perfil de sus visitantes, no pierda tiempo inútil. Deséchelo y no pierda tiempo tratando de armar un negocio con algo que no es aceptado en su web. El negocio es un negocio ... los hobbies a la casa. Deje sólo lo que es rentable. En caso de que algún producto o servicio tenga para usted algún valor especial y no desee quitarlo a pesar de no poder convertirlo en rentable, transfórmelo en un producto o servicio gratuito que pueda ser obsequiado a sus visitantes.

6- Sexta regla de oro: Analice la posibilidad de que, a pesar de sus esfuerzos, su emprendimiento no sea rentable en internet.

Aún a pesar de todo el esfuerzo monetario, tecnológico y humano, puede ser que su emprendimiento en internet no genere suficientes ingresos para considerarlo autosustentable. Con paciencia, a lo largo de los meses su asesor deberá buscar un punto de equilibrio en el que deberá "dejar de intentar" activamente y permitir que internet esté integrado a su empresa sin que signifique volcar más y más recursos.

Es un mito difundido el creer que en internet los comercios venden a corto plazo. Un emprendimiento de e-commerce puede requerir entre 12 y 24 meses antes de volverse rentable, y aún así, puede ser que los ingresos no compensen los costos de implementación y puesta a punto hasta pasados los 36 meses.

Muchos emprendimientos deben conformarse con generar ingresos que cubren sólo una parte de los costos de mantenimiento. Su asesor debe planear cuidadosamente todas las alternativas y tener claras las pautas económicas y técnicas necesarias para transferir recursos pagos a gratuitos ( y viceversa ) sin provocar traumas en el sistema ni paralización de servicios.

Honestamente pienso que actualmente las empresas tiene que estar en internet con cuatro objetivos mínimos ( * ):

-Contestar mails de visitantes
-Dar presencia empresarial permanente
-Ofrecer soporte técnico o asesoría a clientes
-Permitir consultas de cortesía

7- Séptima regla de oro: Abarate los costos al máximo planificando para el futuro.

Su asesor deberá planificar el emprendimiento como una pirámide de costos invertida. Inicie con costos mínimos porque siempre habrá tiempo para contratar servicios pagos que mejoren la calidad de sus prestaciones. Es más traumático desprenderse de servicios pagos que escalar de uno gratuito a uno pago. Previendo los plazos de rentabilidad, abarate los costos al máximo dentro de lo posible con el fin de que la implementación de su plan de trabajo no sea traumática. Obviamente algunos costos no pueden ser eludidos, dependiendo del tipo de emprendimiento que lleve adelante.

Por supuesto, si el dinero no es un problema, su asesor le aconsejará qué servicios pueden ser contratados inmediatamente y cuáles no. Esto sólo intenta darle a usted un vistazo objetivo:

· No contrate mantenimiento de páginas web. Trabaje usted mismo ( o sus empleados ) en el mantenimiento de la web. No tenga miedo de pagar un curso para armar paginas web. Con los programas actuales es fácil y sencillo.
· No contrate servicios de cobro de tarjetas de crédito ni un software costoso para la gestión de un e-commerce. Actualmente existen opciones fáciles y baratas que permiten la gestión de una web de e-commerce. Aún un programador poco experto puede implementar software que le permita gestionar sus pedidos vía correo electrónico. Con respecto a sistemas de cobro de tarjetas de crédito, existen empresas que ofrecen servicios a bajo costos y aún gratuitos a cambio de pequeñas comisiones. La época en que los webmasters se rompían la cabeza para poner a punto sistemas de e-commerce ya quedó atrás. No más dependencia de grandes corporaciones ni quebraderos de cabeza.
· No page por spam porque simplemente no resulta. O sí resulta para el que lo cobra, no para incrementar las ventas de la empresa. Los estudios de mercado indican que el impacto negativo para su marca, producto o servicio es más nocivo que los ingresos que puede generar el spam. Por otro lado... ¿ quén le asegura que los mails se enviaron ?
· No pague para ser incluído rápidamente en buscadores a aquellos que le ofrecen incluir su web en 200 o 500 buscadores mediante una suma de dinero. Si desea pagar, es preferible que lo haga directamente en los buscadores clave para que lo incluyan dentro del directorio rápidamente. Todos sabemos que sólo unos pocos buscadores son operados por la casi totalidad de los internautas. Por si no los conoce se los menciono: Yahoo, Google, Altavista, etc.
· Servicio de alojamiento de paginas web es una decisión de su asesor. Mucho depende del costo, porque desde que existe el hosting gratuito hay que meditar cuidadosamente la acción a seguir. Muchos servicios de alojamiento gratuito superan a los servicios pagos. ¿Quiere ejemplos? Freeservers, Geocities, etc.
· ¿Pagar por nombre de dominio? ¿Sabía que en algunos países el nombre de dominio es otorgado tras un trámite gratuito? Tramitar nombres de dominio es el gran cazabobos en América Latina. En algunas ocasiones ni siquiera es necesario el tramite de un dominio debido a la existencia de servicios de redireccionamiento de altisimo nivel. Esta es una decisión que debería tomar su asesor.

8 - Octava regla de oro: No dependa de terceros ni quede cautivo de un servicio o producto

No dependa de terceros para implementar una página web a menos que se justifique este tipo de contratación. Use tecnologías que puedan ser implementadas por usted mismo o sus empleados. En algún punto la página debe estar terminada y usted deberá asumir su mantenimiento con el objeto de abaratar costos. Tenga cuidado con las tecnologías que pueden volverlo dependiente de terceros. Algunas tecnologías nuevas como Flash, por ejemplo, pueden ser usadas para generar páginas muy vistosas pero pueden resultar contraproducentes. Estudios recientes indican que los internautas aguardan sólo unos cuantos segundos antes de decidir irse de una web que los tiene esperando demasiado. Siempre aconsejo que el tiempo de carga de la página inicial no exceda de los 20 a 30 segundos. En caso de implementar animaciones o visualizacones de video en pantallas inciales, recomiendo que siempre haya un botón que permita saltar la pantalla.

9 - Novena regla de oro: Conozca las tecnologías que dan sustento a su emprendimiento.

Una vez que su emprendimiento esté en marcha, deberá conocer las tecnologías que le dan sustento. No sólo saber cuáles son, sino tener el conocimiento necesario para modificar seteos, programarla, etc. Si adquiere algún tipo de software para su emprendimiento y obtiene alguna capacitación junto al producto, no pierda la oportunidad de hacer el curso u obtener la capacitación para usted mismo o alguno de sus empleados con el fin de preveer el momento en que asumirá el control total de su emprendimiento.

10 - Décima regla de oro: Sea eficiente

Cualquiera sea el campo en el que se desempeñe, sea eficiente. Si quiere llegar a ver rentabilidad en su emprendimiento, deberá no sólo ser bueno en su campo y eficiente en su desempeño, sino demostrarlo a sus clientes. Sólo eso es lo que le dará un nombre y una presencia en la red. En internet como en la vida, lo que más cuesta conseguir y lo que más influye en sus clientes, es un buen nombre.
 
CONCLUSIONES

Llevar adelante un emprendimiento web no es fácil ni sencillo. Si así fuera, todos harían dinero en la web y evidentemente eso no es cierto. No es cierto que comprando asesorías mágicas, desayunos de trabajo, libros de e-commerce o pagando por ir a conferencias usted tendrá la clave que le hará rico en un instante. Si quiere gastar su dinero de ese modo, hágalo sabiendo que no hay fórmulas mágicas.

Internet es un reflejo de la vida real. Para hacer dinero se requiere de un 90 % de esfuerzo y un 10 % de suerte. Ayudaría un poco tener a un buen asesor a su lado. Pero sólo un poco. Lo demás, depende de usted mismo.  
 
Ricardo Daniel Ponce
Diplomado en Cs Empresariales
Asesor en e-commerce
Programador Senior de Hepika Soluciones
ricardodp@losandesinternet.com.ar
http://www.hepika.com.ar

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Ricardo Daniel Ponce

http://www.hepika.com.ar ricardodparrobalosandesinternet.com.ar

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.