Nivel de endeudamiento juvenil en Chile y educación financiera

Una vez más las estadísticas demuestran el vacío que existe en la educación financiera de niños y jóvenes: más de un tercio de jóvenes entre 15 y 29 años están endeudados. Sin embargo, el problema tiene solución. Si usted es una persona joven que está agobiada con deudas o es un padre de una persona joven endeudada, ¡puede comenzar a revertir su situación hoy!.

El endeudamiento ha pasado a ser como la peste negra de los tiempos modernos, ya que carcome lentamente la economía de las familias y no les permite prosperar en lo material. Lo sorprendente es cómo este mal también afecta a más de un tercio de la población más joven.

Según una encuesta realizada en Chile por el Instituto Nacional de la Juventud (INJU), 1.237.191 de jóvenes entre 15 y 29 años presentan algún nivel de endeudamiento en nuestro país, lo que corresponde a un 33,18%.

A este número alarmante hay que sumar el hecho de que un 72% de los jóvenes endeudados utilizan instrumentos financieros entre los cuales las tarjetas de crédito de multitiendas, que son conocidas por sus tasas de interés más altas, ocupan casi un 70% del uso.

El documento presentado por el INJU cita:

Pese a su condición juvenil y a las exiguas fuentes de ingresos, las instituciones financieras han definido a los jóvenes como clientes, logrando poner sus productos en casi la mitad de la población joven (48,4%) (fuente: 5ta Encuesta nacional de Juventud).

La primera reacción que causan estas cifras inéditas es de asombro ante las instituciones financieras, que aparentemente no tienen límites para ofrecer sus productos y se orientan a los estudiantes universitarios para tener, en un futuro cercano, un porcentaje de clientes llamados “profesionales jóvenes”.

Sin embargo, culpar a las instituciones financieras por el estado de la morosidad de nuestros jóvenes es como tratar de culpar a las malas hierbas por una siembra mal hecha.

El endeudamiento juvenil va mucho más allá de la falta de ética de las instituciones financieras. El problema de fondo es la educación financiera deficiente de estos jóvenes.

Además, no es un problema inherente al sector joven de la población. La gran mayoría de los adultos también demuestran niveles alarmantes de endeudamiento, independientemente de su nivel de educación.

Las razones de tal endeudamiento son diversas, y su justificación va más allá del propósito de este artículo. Sin embargo, quisiera referirme a una de las razones más comunes propias de la sociedad consumista actual: el deseo de poseer bienes y servicios que tienen un costo superior a su nivel de ingresos y que ha primado sobre la autodisciplina y la aplicación de sabios principios básicos de manejo del dinero.

Es triste ver cómo miles de jóvenes comienzan su vida adulta con la carga de una deuda en sus vidas. Especialmente cuando todo se puede hacer de una manera tan diferente al implementar principios básicos de manejo de dinero que deberían ser enseñados como parte de la preparación básica para la vida de cada persona joven.

¿Cómo podemos cambiar esta situación preocupante del endeudamiento juvenil?

La solución al problema es simple: postergar el placer.

Sin embargo, no es tan fácil de realizar. Del dicho al hecho hay un largo trecho. Requiere de disciplina y educación financiera, además de la disposición de nadar contra la corriente que incita a gastar nuestro dinero en exceso para poseer cada vez más bienes de consumo.

Pero se puede lograr.

Si usted es joven y le falta la educación necesaria para administrar, ahorrar e invertir su dinero con éxito, ¡es cosa de comenzar a cambiar su situación hoy!.

¿Sabía que puede usar el mismo mecanismo de endeudamiento con esas tasas de interés altísimas, que tantos dolores de cabeza le provocan, a su favor? El secreto está en aprender a usar el increíble poder del interés compuesto que, según Albert Einstein, es uno de los más grandes inventos de la humanidad.

Como persona joven, usted tiene un tremendo factor a su favor: el tiempo. Si usted se disciplina y se restringe en sus gastos y decide revertir la maldición de la deuda, puede invertir su dinero y aprovechar el tremendo potencial del interés compuesto a su favor.

Si tiene 20 años y quiere jubilarse como millonario, lo único que tiene que hacer es ahorrar 20 dólares a la semana u 80 dólares al mes. Con un 11% de tasa de interés anual, tendrá 1 millón a los 65 años.

En cambio, si tiene 40 años, tiene que juntar 8700 dólares por año y, si tiene 50, 29.000 por año para obtener el mismo resultado.

¿Lo ve? Su situación de endeudamiento puede ser revertida. Aproveche que es joven. No arruine su futuro echándose una tremenda carga a sus espaldas y las de su futura familia. Haga un esfuerzo hoy para educarse en el manejo correcto del dinero, inviértalo sabiamente y dormirá tranquilo durante el resto de su vida.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Langerfeldt Bettina. (2010, abril 7). Nivel de endeudamiento juvenil en Chile y educación financiera. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/nivel-de-endeudamiento-juvenil-en-chile-y-educacion-financiera/
Langerfeldt, Bettina. "Nivel de endeudamiento juvenil en Chile y educación financiera". GestioPolis. 7 abril 2010. Web. <http://www.gestiopolis.com/nivel-de-endeudamiento-juvenil-en-chile-y-educacion-financiera/>.
Langerfeldt, Bettina. "Nivel de endeudamiento juvenil en Chile y educación financiera". GestioPolis. abril 7, 2010. Consultado el 3 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/nivel-de-endeudamiento-juvenil-en-chile-y-educacion-financiera/.
Langerfeldt, Bettina. Nivel de endeudamiento juvenil en Chile y educación financiera [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/nivel-de-endeudamiento-juvenil-en-chile-y-educacion-financiera/> [Citado el 3 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de paulwalder en Flickr