Intermediarios financieros ¿Quiénes son y qué hacen?

  • Finanzas
  • 4 minutos de lectura

Los intermediarios financieros son los que, como su nombre lo indica, actúan como puente en las operaciones entre los distintos participantes del mercado.

Qué son los intermediarios financieros

Se entiende por intermediarios financieros aquellas empresas cuya tarea consiste en recoger el ahorro de las familias y empresas y prestárselo a otras familias, empresas o a las administraciones públicas. (García-Durán, p.12)

Quiénes son los intermediarios financieros

Hay una gran variedad de intermediarios financieros, pero posiblemente se pueden calificar en tres grandes grupos: bancarios, mercados de títulos y compañías de seguro. (García-Durán, p.12)

Los intermediarios financieros son empresas cuyo negocio principal es proporcionar a los clientes ciertos productos y servicios financieros que no se pueden obtener de manera más eficiente mediante transacción directa en los mercados de valores. Entre los tipos de intermediarios están bancos, compañías de inversión y compañías de seguros. Sus productos incluyen cuentas de cheques, préstamos, hipotecas, fondos de inversión y una amplia gama de contratos de seguros. (Bodie y Merton, p.50)

Intermediarios financieros monetarios y no monetarios y bursátiles

Cabello (p.134) señala que:

Los intermediarios financieros monetarios se diferencian de los no monetarios en que los primeros (banca comercial) tienen al medio de cambio, el dinero, como parte de sus obligaciones (sus pasivos); mientras que los intermediarios financieros no monetarios (bancos mutualistas de ahorro, compañías de seguros, banca de inversión y fomento) no tienen como pasivo al dinero, pero cuentan con todo tipo de valores para llevar a cabo la intermediación financiera. Sus actividades y forma de regulación son diferentes.

Los intermediarios financieros monetarios reciben en depósito los excedentes de las unidades superavitarias, generalmente en forma de depósitos a la vista o depósitos a plazo, los mismos que son parte del medio circulante de un país, por lo que están sujetos a la política monetaria conducida por la banca central. En su regulación también puede intervenir la autoridad hacendaria mediante algún organismo especializado (comisión bancaria, superintendencia bancaria). Los depósitos a la vista y a plazo pueden ser utilizados para la creación del crédito bancario, que en general conforma la mayor parte de la formación interna de capital de un país.

Por otro lado, los intermediarios financieros no monetarios prestan otro tipo de servicios y en general ofrecen una variedad de valores. Su intermediación en activos u obligaciones financieras se realiza sin crear o afectar el acervo monetario en la economía, y en general están regulados por organismos especializados de la autoridad hacendaria (comisiones de seguros, agencias regulatorias especiales según el tipo de intermediarios ).

Los intermediarios bursátiles son una categoría aparte. Los valores que ellos crean y negocian primordialmente se convierten en capital empresarial o endeudamiento de las empresas o el gobierno. Como los valores bursátiles no son sus propios pasivos (como por ejemplo los depósitos para la banca o las primas de las compañías de seguros), su regulación queda fuera de las autoridades monetarias (las cuentas que los intermediarios bursátiles manejan para sus clientes no son parte de la oferta monetaria) o de las agencias regulatorias de los intermediarios no monetarios. Sus actividades son reguladas por organismos especializados de la autoridad hacendaria, comisiones de valores, comisiones de futuros, etcétera.

Funciones de los intermediarios financieros

De acuerdo con Fabozzi, Modigliani y Ferri (p.19) la contribución más importante de los intermediarios es un flujo de fondos, continuo y relativamente barato, de los ahorradores a los usuarios finales o inversionistas.

Los intermediarios financieros desempeñan el papel básico de transformar activos financieros, que son menos deseables para gran parte del público; en otros activos financieros, sus propios pasivos son mayormente preferidos por el públi­co. Esta transformación involucra al menos, una de cuatro funciones económicas: (1) proporcionar intermediación de vencimiento, (2) reducción del riesgo por me­dio de la diversificación, (3) reducción del costo de contratación y del procesa­miento de información y (4) proporcionar un mecanismo de pago. Cada función se describe en las siguientes líneas. Fabozzi, Modigliani y Ferri (p.21)

Pussetto (p.52), citando a Levine, indica que las funciones de los intermediarios financieros en una economía, desde un punto de vista más general, son:

  • Producir información ex ante sobre posibles inversiones y asignaciones de capital.
  • Monitorear inversiones y examinar la calidad del gobierno corporativo luego de proveer financiamiento.
  • Facilitar la comercialización, la diversificación y la administración del riesgo.
  • Movilizar y combinar ahorros.
  • Facilitar el intercambio de bienes y servicios.

Y añade que la simple inspección de estas funciones sugiere, a priori, que la existencia de un sistema financiero es fundamental para garantizar el crecimiento económico de un país. Pero sorprendentemente, el debate económico no ha dado su última palabra al respecto. Al menos en parte, se trata de un problema de causalidad: no está lo suficientemente claro si es el sistema económico el que beneficia el crecimiento o si, por el contrario, el desarrollo financiero es el resultado del crecimiento económico. Aunque aparentemente trivial, este problema es fundamental. Al igual que cualquier análisis de carácter económico, la importancia de la causalidad reside en sus consecuencias en términos de política económica. Si la evidencia concluye que los sistemas financieros son importantes para el crecimiento económico, entonces sería deseable el diseño de un sistema financiero sólido y confiable. Por el contrario, esto no sería necesario en el caso en el que el sistema financiero sea simplemente el producto del desarrollo económico alcanzado por un país.

Bibliografía

  • Bodie, Zvi y Merton, Robert C. Finanzas. Pearson Educación, 2003.
  • Cabello, Alejandra. Globalización y liberalización financieras y la bolsa mexicana de valores: del auge a la crisis. Plaza y Valdes, 1999.
  • Fabozzi, Frank J.; Modigliani, Franco y Ferri, Michael G. Mercados e instituciones financieras. Pearson Educación, 1996.
  • García-Durán de Lara, José Antonio. Introducción a la economía: Iniciativa y Bienestar. Editorial Ariel, 2005.
  • Pussetto, Lucas. Sistema financiero y crecimiento económico: Un misterio sin resolver. En: Palermo Business Review, No. 1, 2008.

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
GestioPolis.com Experto. (2001, marzo 21). Intermediarios financieros ¿Quiénes son y qué hacen?. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/intermediarios-financieros-quienes-son-y-que-hacen/
GestioPolis.com, Experto. "Intermediarios financieros ¿Quiénes son y qué hacen?". GestioPolis. 21 marzo 2001. Web. <http://www.gestiopolis.com/intermediarios-financieros-quienes-son-y-que-hacen/>.
GestioPolis.com, Experto. "Intermediarios financieros ¿Quiénes son y qué hacen?". GestioPolis. marzo 21, 2001. Consultado el 28 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/intermediarios-financieros-quienes-son-y-que-hacen/.
GestioPolis.com, Experto. Intermediarios financieros ¿Quiénes son y qué hacen? [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/intermediarios-financieros-quienes-son-y-que-hacen/> [Citado el 28 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de alanchan en Flickr

También en Finanzas