Accountability en la gestión pública

Autor: Dra. Ernestina T. de Castillo

Otros conceptos de finanzas

24-07-2009

En el sector público percibimos la existencia de organizaciones verticalistas constituidas con estructuras orgánicas que están desarrolladas bajo patrones rígidos que denotan una toma de decisiones lineal, sin considerar el compromiso con la sociedad.

El nuevo patrón de gobernabilidad requiere redefinir el rol del Estado, las funciones que ejerce toda Institución en un modelo de gestión y profesionalización de la burocracia estratégica. Los mecanismos multidimensionales - “accountability”, permiten elecciones periódicas de poder político con una operatización de mecanismos fiscalizadores durante el mandato, medidas de control y sanciones para los que no cumplen con la normativa prevista.

El proceso tiene como actores: movimientos coyunturales de sectores sociales que son los afectados por acciones estatales discrecionales, las asociaciones ciudadanas vinculadas en el desarrollo de las facetas productivas y en tercer lugar, la representación del periodismo independiente encargado de velar por las buenas acciones y denunciar las irregularidades. La figura de Competencia Administrativa garantizaría la transparencia en la gestión y, el mejoramiento en la calidad de las políticas del gobierno para rendir cuentas a la sociedad. Cumplido el proceso lograríamos transparencia, eficiencia y eficacia pública.

Accountability en la Gestión Pública

Al entrar a estudiar el proceso de accountability en nuestro medio, partimos con un método deductivo regional, nacional, institucional o de alianzas multisectoriales que corroboran con lo enunciado por diferentes autores con nuestra realidad.

De esta manera podemos decir que a partir de un contexto latinoamericano en la década de los 80, surgió una Reforma de Estado con el consenso de Washington que promovía con una corriente neoliberal, la participación de esta instancia (Estado) en su mínimo nivel. Este nuevo patrón de gobernabilidad para la cuál se requiere – redefinir el rol del Estado, - redefinir las funciones que debe ejercer, - su actuación, - su modelo de gestión y profesionalización de la burocracia estratégica; se desarrollan mecanismos multidimensionales como el denominado “accountability” que fortalece la participación ciudadana de manera paralela al poder que ejercen las autoridades y a la vez que consolida los países con mayor desarrollo político.

“En un primer momento histórico, se utilizaron controles parlamentarios y procedimentales como forma de evitar la tiranía y la corrupción de los gobernantes. Más recientemente, con la crisis del Estado y la necesidad de mejorar su desempeño, se crearon también mecanismos para fiscalizar la elaboración y los resultados de las políticas públicas, mediante instrumentos provenientes de la nueva gerencia pública. Y, finalmente, ha aumentado el número de formas de participación social en términos de control y de cogestión de los servicios públicos.

Todos estos mecanismos de responsabilización son fundamentales para que la gerencia pública latinoamericana cumpla con el desafío de mejorar su desempeño, y al mismo tiempo, de relegitimar la acción gubernamental frente a la sociedad” Consejo Científico del CLAD.

Accountability es una meta con principios y valores que se sostiene en la soberanía popular y el control del gobernante. Esto se traduce a un gran paradigma en los Estados Modernos que propicia la reconstrucción de una gestión pública con gobernabilidad democrática. Al analizar su caracterización podemos darnos cuenta, si nuestro país tiende a identificarse con este nuevo paradigma al considerar en la política de Estado de descentralización, los Consejos Municipales, o a fortalecer a través de una ONG, como CEASPA la Escuela de Auditoría Social en regiones indígenas; entre otros ejemplos.

Esta realidad se identifica con algunas de las clasificaciones del proceso de accountability: el horizontal que consiste en el control ejercido entre las diferentes instituciones del Estado, el vertical electoral que comprende el aparato de rendición de cuenta electoral y el vertical social que consiste en los procesos de rendición de cuenta que tienen como origen las demandas de la ciudadanía.

Sin embargo, en el sector público con organizaciones constituidas nos encontramos con estructuras orgánicas que están desarrolladas bajo patrones rígidos que denotan una verticalidad en la toma de decisiones, es decir, que siempre los subalternos deben estar supeditados al dictamen del superior, acatando orden, sin considerar el derecho a la voz y voto como miembro de ésta o como ente social. Mucho menos pensar que, la ciudadanía pueda participar en la toma de decisiones gestionadoras de las alternativas de solución a problemas sociales. Si consideramos esta nueva visión gobernativa; nos damos cuenta que estamos gestionando con paradigmas distorsiados, con modelos particulares o con discrepancia con otros países.

El proceso de accountability conlleva a la rendición de cuentas desde el momento en que se constituyen las elecciones periódicas de poder político, o se piensa en mecanismos de fiscalización durante el mandato, o medidas de control y sanciones para los que no cumplen con la normativa prevista. Estos procesos impiden el abuso del poder y la corrupción mediante los “checks and balances” o los Informes Periódicos de Gestión.

Por tanto, accountability tiene varias características, según AnahíTxT. Programa de Organización y Gestión del Estado de Argentina:

• Es multidimensional (incluye el control burocrático, político, de la sociedad y la competencia).

• Es un control integral (controla todos los procesos) e integrado (controla algo, luego se incorpora al todo).

• Es ininterrumpido (no se da sólo en el momento de elecciones).

• No es rígido, es flexible (oportunidad estratégica).

Desde este panorama organizacional, Ángel De Jesús, en su obra Accountability en el Contexto de la Cultura Organizacional nos dice que: Accountability tiene en su alcance y significado una vinculación o relación entre patrono – empleado en el cual priva la premisa de que el primero paga al segundo por su talento, tiempo, compromiso y recursos. Visto de esta manera, esta relación lleva consigo un compromiso, una responsabilidad y un resultado.

Accountability tiene 6 condiciones que se establecen entre actores, con la responsabilidad de que cada uno se acople a la normativa existente en las instituciones u organizaciones:

1. Compromiso personal.

2. Los resultados de cada proceso, tomando en cuenta el objetivo, la meta, los indicadores de medición de resultados y la co- responsabilidad que exista en cada nivel estructural en la institución u organización. Si nos damos cuenta la realización de las actividades, no es suficiente.

3. La libertad para ejercer su propio juicio y tomar decisiones.

4. El logro de resultados como responsabilidad no de un individuo, sino de un grupo que conforman los niveles estructurales de cada organización o institución.

5. La responsabilidad por los resultados vista equitativamente y ecuánimente en la organización, no importa su nivel de autoridad.

6. Las consecuencias, positivas o negativas, que incluyen el proceso de “accountabilty”.

Para que esto se logre se debe incorporar una figura de Competencia Administrativa la cual velará por la transparencia en la gestión, el mejoramiento en la calidad de las políticas y la capacidad del gobierno para rendir cuentas a la sociedad en relación a los servicios públicos que son inherentes a la visión y misión institucional. Con respecto a este aspecto, se puede por ejemplo decir que, cuando se necesita insumos, equipos o servicios, no se debe tener un sólo proveedor, porque éste condiciona su servicio y fija sus costos con un margen de ganancias para él, entonces, lo que yo debo hacer es abrir a licitación los servicios que demando buscando menor costo, mayor beneficio a un mínimo tiempo de atención. Para esto utilizo el sitio web: Panamacompra y cumplo con la Ley de Contratación Pública vigente.

El concepto de accountability social hace referencia a un conjunto diverso de acciones e iniciativas civiles orientadas alrededor de demandas de accountability legal.

Dra. Ernestina T. de Castillo

Ciudadana panameña, obtiene su título de Doctora en Ciencias de la Educación en el año 2001, ya poseía la Licenciatura en Comercio con espe-cialización en Administración de Empresa, Postgrado en Supervisión y Evaluación Educativa, Profesorado de Segunda Enseñanza con especialización en Comercio, una Maestrías en Docencia Superior y en Didáctica en prestigiosas universidades de nuestro país. Es formadora de formadores, administradora de programas y proyectos institucionales, organizacionales y con financiamiento de fuentes externas. Docente con 30 años de servicio a la juventud, organizaciones sindicales y adultos en escuela, universidades oficiales y privadas. Investigadora en el ámbito educacional, social y económico. Formadora de formadores. Me debo a la Patria y por tanto, le sirvo a ella.

torresernestinaarrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.