El espíritu empresarial y emprendedor

Objetivo

Analizar los beneficios que el espíritu empresarial y emprendedor ofrece ala sociedad a partir de su enlaces, variables y entorno social-económico, así como del análisis descriptivo de las características empresariales y sus procedimientos.

Introducción

Es una forma de pensar razonar y actuar, enmarcada en la obsesión por la oportunidad con un enfoque holístico y con un liderazgo muy bien balanceado. En este capitulo nos daremos cuenta lo importante que es emprender una idea una propuesta o hasta un sueño, debemos luchar y no desistir hasta obtener lo que mas anhelamos, constantemente escuchamos de personas que viajan por el mundo donde ven cosas tan novedosas y útiles que también las podemos  desarrollar , debemos fomentar la cultura de ser arriesgados no quedarnos con lo que normalmente imitamos de los extranjeros o lo que se importa : con eso uno piensa que tenemos que romper con los productos y servicios que siempre nos han ofrecido los nuevos empresarios deben ser consientes de que la gente cambia y por lo tanto los productos y servicios tienen que hacerlo.

Considero que todas las personas de manera inconsciente andamos por el mundo maquinando nuevas formas de productos y servicios que faciliten nuestro diario vivir, la diferencia es que aquellas personas que son emprendedoras, diligentes, son las que hoy son dueñas de importantes negocios que empezaron en casa, en un garaje, una finca, o en algún otro lugar pequeño, no durmieron pensando en la mejor manera de llevarlo acabo se apropiaron de ese sueño lo estudiaron le echaron ganas y su idea se convirtió en realidad. Es importante que reconozcamos nuestro espíritu empresarial.

Impulsar un crecimiento más fuerte y duradero y crear más empleo y de mejor calidad solo se podrá conseguir partiendo de do puntos fundamentales: creando un entorno favorable para las pequeñas y medianas empresas y fomentando una cultura mas basada en el espíritu empresarial. El espíritu empresarial es arriesgado y requiere confianza en uno mismo y autonomía así como su éxito y su fracaso son inherentes ala realidad de la economía de mercado.

El significado intrínseco el espíritu empresarial

La definición de espíritu emprendedor, es lo que en inglés se llamaría Entrepreneurship.

El Entrepreneurship, se puede entender como el desarrollo de proyectos Innovadores o de oportunidad para obtener un beneficio. La capacidad de Comprar a precios ciertos, o para comprar a precios desconocidos, se puede Considerar además: como la capacidad de desarrollar una idea nueva o Modificar una existente para traducirla en una actividad social rentable y Productiva, pero no todas las personas emprendedoras buscan el beneficio Económico; existen personas que  buscan objetivos sociales o políticos.

Ser emprendedor, es además, una forma de pensar, razonar y actuar centrada En las oportunidades, planteadas con visión global y llevada a acabo mediante Un liderazgo equilibrado y la gestión de un riesgo calculado. El resultado del Espíritu emprendedor es una creación de valor de la que se beneficia la Empresa, la economía, la sociedad y el mismo creativo o emprendedor.

La importancia social del espíritu empresarial

En la actualidad el espíritu emprendedor ha ido perdiendo campo en la vida de las personas, ya que el ámbito tanto económico, político y social, en cada uno de los individuos han llevado a estos últimos a demostrar niveles elevados de conformismo Los emprendedores sociales poseen dos atributos sobresalientes: Una idea Innovadora que produzca un cambio social significativo y una  visión Emprendedora a la hora de realizar sus proyectos. Estas personas poseen la visión, la creatividad y la determinación Tradicionalmente asociada a los emprendedores de negocios. Los emprendedores sociales están comprometidos a generar un cambio social Sistemático en lugar de estar motivados por el espíritu de lucro. Hay emprendedores sociales, emprendedores cívicos y emprendedores Comerciales. Qué tienen en común los emprendedores de negocios, los emprendedores Sociales y los emprendedores cívicos Pasión. Visión. Determinación. Creatividad. Poder de liderazgo. Capacidad para Asumir riesgos. Los emprendedores se ven a sí mismos como quien vive en la historia de Comunidades particulares y quienes se involucran activamente en compromisos Sociales. Sin duda, vivir en este tipo de comunidades históricas es parte del ser humano, pero lo que importa es la experiencia que se tiene de ese aspecto y Cómo lo perfecciona.  Es precisamente del cultivo de los compromisos hacia sus Comunidades de clientes, vecinos, empleados y demás, de dónde los Emprendedores derivan su éxito.

La realización de sí mismos también tiene un sitio distinto para los Emprendedores. El trabajador o ciudadano emprendedor no explora sus propios Talentos e inspiraciones tanto como su sensibilidad a las discordias, tensiones y Conflictos de valor que comparten muchas personas de su comunidad. El Emprendedor explora formas de vivir que conducen de algún modo a resolver la Discordia y reúne a un grupo de gente para lograr que la decisión tenga una total Eficacia pública.

Los emprendedores no simplemente reinterpretan y desarrollan el conocimiento Local, como lo hace quien tiene una carrera. El emprendedor experimenta con el Conocimiento local para cambiarlo. Como experimentadores, ni responden a las Verdades de los profesionales anteriores ni siguen rutinas establecidas. Son Sensibles a cómo las situaciones diarias difieren de las del día anterior. Permanentemente buscan nuevas formas de resolver discordias constantes.

Enfoque integral del empresario

El emprendedor que quiere llevar a la práctica un proyecto de negocio debe Estar por lo general comprometido y relacionado con la actividad que va a Desarrollar, pues no lo debe guiar solamente, la idea de ganar dinero. Por otro lado, hay estímulos que movilizan a las personas para ser empresarios, Como por ejemplo:

  • La independencia y libertad para tomar decisiones.
  • Asumir riesgos.
  • Buscar reconocimiento y prestigio en la comunidad donde vive.
  • Desarrollar una vocación en forma independiente.
  • Llevar a la práctica un proyecto de vida individual o familiar.

Enfoques del empresario

Los modelos empresariales y las estrategias están cambiando; por lo tanto, vale la pena revisar los nuevos enfoques del empresario comparándolos con los anteriores:

I No pierdas el piso

1) Enfoque viejo: Una gran idea.

Enfoque nuevo: Una visión clara.

Powell señala que las grandes ideas no son criticables, excepto que no

Sobreviven solas. Exigen una visión clara. ¿Cuál es la diferencia? La visión clara

Es ejecutable, mientras que es más difícil llevar las grandes ideas a la práctica.

II Sé más humano, menos tecnológico

2) Enfoque viejo: Orientado hacia la tecnología.

Enfoque nuevo: Orientado hacia la clientela.

Powell advierte que no se trata de lo que la tecnología permita hacer sino de lo

Que los clientes estén dispuestos a pagar. ¿Resulta obvio? Tal vez no lo sea. Los

Empresarios suelen elegir aquellos terrenos en los que tienen conocimientos

Técnicos, lo cual a menudo los lleva a concentrarse en las características del

Producto más que en las necesidades del cliente. Aunque parezca que piensan

En las exigencias de la clientela, tal vez no concentran todos sus esfuerzos en

Las necesidades reales.

III Busca lo funcional, no lo trivial.

3) Enfoque viejo: Elevado financiamiento.

Enfoque nuevo: Pruebas de concepto baratas.

¿En verdad cuesta US$50 millones poner a prueba un concepto? Pregunta

Powell, quien considera que la pregunta es tramposa, pues la respuesta es, sin

Duda, negativa o, al menos, debería ser. Y, pese a los excesos de los últimos

Años, cualquier empresario estaría de acuerdo con Powell, aunque tan sólo fuera

Por razones de financiamiento. A su vez, Young destaca que la mayoría de los

Empresarios sus clientes no pueden darse el lujo de invertir fondos millonarios en

Poner conceptos a prueba.

IV Regresa a la escuela.

4) Enfoque viejo: Administración improvisada.

Enfoque nuevo: Administración profesional.

Es evidente que muchos maestros de administración recomiendan que los

Empresarios regresen a la universidad para aprender a dirigir sus negocios. Y, en

Este nuevo enfoque, quizá haya algo más que interés personal. Como advierte

Powell con cierto tono de burla, Tal vez la nueva economía no haya rebasado los

Conocimientos administrativos del pasado. En realidad, el experto quiere

Subrayar que quizá ya no basta con tener intuición empresarial. Y no es el único

En adoptar esta postura. Pese a que, en la actualidad, muchas escuelas de

Administración en algunos países concentran esfuerzos en implantar o

Enriquecer programas empresariales.

V Persigue al cliente, camina junto al inversor.

5) Enfoque viejo: Energía invertida en obtener financiamiento.

Enfoque nuevo: Energía invertida en conseguir clientes.

Powell afirma que son los clientes, no los inversionistas, quienes generan la

Riqueza; y Dignan coincide en que el inversionista es el vehículo que posibilita,

Pero que el éxito depende, principalmente, de tener clientela.

El proceso emprendedor

El proceso para comenzar una nueva empresa se denomina proceso

Emprendedor y se divide en cuatro fases

Fase 0. Fase de motivación.

Convocar a potenciales emprendedores y despertar e identificar en ellos las

Características de comportamiento emprendedor.

Fase 1. Fase de formación.

Formar al Emprendedor en Áreas de Conocimiento esencial para el desarrollo

Posterior del proyecto empresarial.

Fase 2. Fase de desarrollo del proyecto empresarial.

Apoyado y acompañado por un Tutor, el Emprendedor desarrolla el proyecto

Empresarial, que implica:

  1. Estudio Producto–Mercado.
  2. Estudio Técnico–Productivo.
  3. Estudio Económico–Financiero.
  4. Elaboración de Prototipo para contrastar la viabilidad de la nueva actividad.

El tutor es guía constante y con responsable del proyecto

Fase 3. Constitución y lanzamiento: start–up.

Fase posterior a la Constitución: Primer año tras la constitución de la empresa. El

Emprendedor mantiene el acompañamiento y la corresponsabilidad del Tutor.

Fase 4. Fase de desarrollo.

La Empresa se ubica en una Incubadora de Empresas en condiciones de Actividad ventajosa.

Durante el proceso emprendedor se debe identificar, evaluar y desarrollar la Oportunidad en forma de un negocio. El proceso de divide en etapas que Aunque siguen un flujo secuencial, ninguna se puede realizar de manera aislada Ni se puede completar sin tomar en cuenta factores de la etapa siguiente. Dichas Etapas son las siguientes: Identificación y evaluación de la oportunidad

Desarrollo de un plan de negocios Determinación de los recursos requeridos Administración de la empresa resultante.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gutiérrez Flores Sarahi. (2013, abril 24). El espíritu empresarial y emprendedor. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/espiritu-empresarial-y-emprendedor/
Gutiérrez Flores, Sarahi. "El espíritu empresarial y emprendedor". GestioPolis. 24 abril 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/espiritu-empresarial-y-emprendedor/>.
Gutiérrez Flores, Sarahi. "El espíritu empresarial y emprendedor". GestioPolis. abril 24, 2013. Consultado el 25 de Abril de 2015. http://www.gestiopolis.com/espiritu-empresarial-y-emprendedor/.
Gutiérrez Flores, Sarahi. El espíritu empresarial y emprendedor [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/espiritu-empresarial-y-emprendedor/> [Citado el 25 de Abril de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jseita en Flickr
Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

También en Emprendimiento