Cómo lograr que tu ingreso alcance a cubrir tus deseos y necesidades

  • Finanzas
  • 5 minutos de lectura

Si quieres lograr que tu ingreso de dinero sea lo suficientemente cómodo para cubrir sin problemas tus necesidades y lo que puedas desear, tienes que leer este artículo en el que te doy 4 pasos para que lo logres. ¡Sí, se puede!

Recientemente recibí la siguiente pregunta de un nuevo suscriptor de mi Círculo Global de ReINgeniería de Vida:

“¿Qué puedo hacer para tener más pacientes cada día, y que mi ingreso sea lo suficientemente cómodo como para cubrir sin problemas todas mis necesidades y generar un ahorro abundante para lo que pueda querer o desear?”

A continuación verás mi respuesta (adáptala a ti y a tus circunstancias):

1) Define qué es un ingreso suficientemente cómodo para ti

Define cuánto, en términos medibles es lo que quieres percibir mes a mes para hacerte cargo de todas tus necesidades. Todo, todo, todo  lo que consideres importante anótalo aquí y llega a una cifra. Ayúdate con las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto quieres percibir mes a mes para ahorrar?
  • ¿Cuánto quieres percibir para tus gastos fijos?
  • ¿Cuánto quieres percibir para tus gustos personales?
  • ¿Cuánto quieres percibir para… ?
  • ¿Cuánto te da la cifra total de todos ésos conceptos?

Anótala. Ahora mírala, obsérvalo y pregúntate…

  • ¿Cómo me siento con ella?

Mide tu sentimiento del 1 al 10 (10 es súper bien). Si tu respuesta fue 10 quiere decir que ésa es la cifra que te hace sentir suficientemente cómodo, tenla por ahí. Entonces escribe:

“Mi propósito es percibir XXXXX de ingresos mensuales porque eso me hará sentirme suficientemente cómodo para mis gastos, ahorro y gustos personales”.

2) Haz un “brainstorming” (lluvia de ideas y alternativas) de lo que puedes hacer para llegar a esa cifra

Escribe alternativas posibles.

  • ¿Qué podrías ofrecer específicamente a tus pacientes/clientes?
  • ¿Qué cambios podrías hacer que le dé un giro a tu negocio?
  • ¿Cómo podrías ofrecer tus servicios de modo tal que los mismos te generen ésa cifra suficientemente cómoda para ti?

Considera tus servicios y/o cualquier otro proyecto que te genere o pueda generarte ingresos. La idea es que puedas crear múltiples fuentes o tuberías de ingresos.

  • ¿Qué servicio o producto te encantaría ofrecer (te apasionaría) y que hasta ahora lo habías dejado de lado por prejuicios? (¡Considéralo!)
  • ¿Quién te podría ayudar que ya ha logrado lo que tú quieres lograr?
  • ¿Dónde puedes encontrar información que te ayude a determinar mejor lo que harás?

¡Anota tus respuestas!

Escribe lo que sientes, las ideas, palabras, frases que te ayuden mejor a abrir el abanico de posibilidades.

3) Enfócate y planifica cómo llegar sistemáticamente a ésa cifra que te hace sentir suficientemente cómodo

De todas las alternativas posibles consideradas en el paso anterior, toma una decisión, enfócate en ella y planifica cómo llegar sistemáticamente a esa cifra que te hace sentir suficientemente cómodo.

Planificar sistemáticamente significa que puedas crear una serie de metas claras y concretas que te permitan “mover la energía” de modo tal que la misma “cree materia”. ¿Qué significa esto?

Me refiero a que las metas sistemáticas que definas tienen que lograr que las cosas pasen u ocurran en la realidad (crear la materia) con acciones que puedas ejecutar sin excusas (mover la energía).

Cuando nos proponemos “metas” poco claras, damos vueltas, ponemos excusas y al final, no hacemos “nada”, ¿no es así? ¿Cómo darte cuenta si cada meta de ésa planificación hará que eso que quieres (en este caso lograr un ingreso cómodo), ocurra? Somete a cada meta a los 5 chequeos siguientes:

  • ¿Es medible?
  • ¿Es específica?
  • ¿Es temporal?
  • ¿Es alcanzable?
  • ¿Es seguible?

Si te has propuesto por ejemplo la meta de “Tener más pacientes”… entonces pregúntate:

  • ¿Es medible? No, porque no está claro de CUÁNTO estamos hablando. “Más” no es un término que podamos medir.
  • ¿Es específica? Habrá que ver qué definiste o a qué te refieres cuando hablas de “más pacientes”.
  • ¿Es temporal? No, porque no has determinado para cuándo quieres tener ejecutada esta meta (cuál es la fecha límite y durante cuánto tiempo se desarrollará).
  • ¿Es alcanzable? Tal como está enunciada pareciera que No porque para “Tener más pacientes” necesitas que algo ocurra afuera que no dependa de ti para que la meta se cumpla. Cuando hablamos de “alcanzable” nos referimos a que nuestras metas estén enunciadas de modo tal que lo que hagamos dependa de nosotros.
  • ¿Es seguible? Tal como está enunciada esa meta decimos que no ya que no es posible realizar un seguimiento de cómo avanzamos paso a paso para llegar concretamente a esa meta (como no está enunciada en términos -medibles-, no tenemos cómo realizar el seguimiento para saber si nos acercamos más o menos a ella y en cuánto tiempo -chequeo temporal-).

Sin embargo, si tu meta está enunciada como… “Atraer 2 pacientes más semanales en el horario de la mañana…”. … ya estamos hablando en términos medibles, específicos, temporales, alcanzables y seguibles, ¿lo ves? 🙂

Enunciada de esta manera la meta-ejemplo, vas a poder preguntarte:

¿Cómo hacer para “atraer 2 pacientes más semanales en el horario de la mañana”?

Y fácilmente verás que en tu mente aparecen alternativas para lograrlo, porque te has clarificado, lo has hecho concreto al asunto, entonces todo es más fácil, ¿lo puedes notar?

Entonces fíjate: si para tu planificación defines metas que en conjunto se cumplen o se concretan en la realidad, podemos decir que vas a lograr tarde o temprano tu propósito de “…percibir XXXXX de ingresos mensuales porque eso me hará sentirme suficientemente cómodo para mis gastos, ahorro y gustos personales”.

Además, puede que no sólo tengas que “mover la energía” “atrayendo más pacientes (o clientes)”; quizás tengas que modificar otros factores como ser por ejemplo: servicio, precio, publicidad, etc.; todas variables que influyen en los resultados que vayas a tener.

Con esto quiero decir que no solo “atrayendo más pacientes” vas a lograr tu propósito, sino “moviendo la energía” de muchas otras maneras también. Esto para animarte a no cerrarte en una sola idea.

La clave es, repito, abrir el abanico de posibilidades, ¡abrir tu mente!

4) ¡Ponte en acción!

Toma tu planificación de metas y comienza a organizarte (tiempo, espacio, energías)  para ejecutar una a una ésas metas y comienza a ver cómo la magia de “crear materia” (tu nueva realidad) comienza a manifestarse. No es misterio, es un paso-a-paso claro que te lleva a lo que deseas.

Tú predisponte a ”mover la energía”: crea mentalmente el paso a paso con la mayor claridad posible y luego simplemente déjate fluir por ése camino mental ejecutando cada uno de esos pasos para…

¡Hacer que las cosas que quieres ocurran y no te quedes sólo deseando!

Entonces no te olvides, sigue estos 4 pasos:

  1. Define qué es un ingreso suficientemente cómodo para ti
  2. Haz un “brainstorming” (lluvia de ideas y alternativas) de lo que puedes hacer para llegar a ésa cifra.
  3. Enfócate y planifica cómo llegar sistemáticamente a ella.
  4. ¡Ponte en acción!

El poder está en ti, no lo olvides.

¿Me cuentas cómo te ha ido?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Cecilia Vera Ana. (2013, septiembre 11). Cómo lograr que tu ingreso alcance a cubrir tus deseos y necesidades. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/como-lograr-que-tu-ingreso-alcance-cubrir-tus-deseos-y-necesidades/
Cecilia Vera, Ana. "Cómo lograr que tu ingreso alcance a cubrir tus deseos y necesidades". GestioPolis. 11 septiembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/como-lograr-que-tu-ingreso-alcance-cubrir-tus-deseos-y-necesidades/>.
Cecilia Vera, Ana. "Cómo lograr que tu ingreso alcance a cubrir tus deseos y necesidades". GestioPolis. septiembre 11, 2013. Consultado el 5 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/como-lograr-que-tu-ingreso-alcance-cubrir-tus-deseos-y-necesidades/.
Cecilia Vera, Ana. Cómo lograr que tu ingreso alcance a cubrir tus deseos y necesidades [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/como-lograr-que-tu-ingreso-alcance-cubrir-tus-deseos-y-necesidades/> [Citado el 5 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 68751915@N05 en Flickr