Cómo evitar la infoxicación ó parálisis por análisis de información

¿Te pasas el día buscando información sin hacer nada realmente productivo? Cuando tienes en mente algún proyecto o negocio nuevo y no sabes por dónde empezar, es normal ponerte antes de nada a buscar información.

La información es útil y, desde luego, Internet ofrece infinitas posibilidades, ¿el peligro?

  1. Desviarte de tu objetivo. Empiezas a seguir enlaces a otras cosas no relacionadas y acabas perdiendo media mañana, sintiéndote culpable y retrasando más lo importante.
  2. Tener tanta información que acabas igual de perdida que antes y encima agobiada y paralizada. Es lo que se conoce como “analysis paralysis” o infoxicación y, como no sabes qué hacer, ¡sigues buscando!

¿Qué puedes hacer para salir de esta situación? En primer lugar, no te sientas culpable, todos somos humanos y es de humanos perder el tiempo de vez en cuando; pero haz algo al respecto. Está en tus manos controlar el tiempo que inviertes en el análisis. Podrías por ejemplo:

  • Abrir una sola pestaña de tu explorador o, si te ves incapaz, limitar el número. Cuantas más tengas abiertas, más te costará centrarte.
  • Utilizar un cronómetro. Si vas a distraerte mirando algo no relacionado con lo que tienes entre manos o algo que no es muy productivo, al menos controla el tiempo, programa cinco minutos y cuando suene la alarma, de vuelta a lo importante.
  • Hacer lo importante primero, sin abrir ningún otro programa o pestaña antes y después date permiso para las cosas menos productivas.

Verás como avanzas mucho más de este modo.

El segundo punto es buscar información que valga la pena. Es indudable que internet es una maravilla y puedes encontrar de todo, pero lo malo es que a veces es difícil discernir qué merece la pena y qué no. Por eso es importante que busques información o ayuda de alguien que sepa lo que hace, que se dedique a eso, que esté donde tu quieres estar, ya sea una institución o una persona. Por ejemplo, si quieres establecerte por tu cuenta, la cámara de comercio es un buen sitio para informarte de los pasos necesarios. Si quieres dedicarte a dar charlas motivacionales hablar con alguien que se dedique a eso con éxito te ayudará más que dar palos de ciego (un gran ejemplo es Alfonso Alcántara). Que quieres sacarle más jugo a Facebook, busca un experto (Andreas Schou y Amy Porterfield son mis favoritos). No es necesario reinventar la rueda, aprende de alguien con éxito, lee sus libros, su blog, contrátale (la inversión que harás te asegurará mejores resultados que pasarte los días buscando información gratuita por internet.)

Por supuesto, tanto si ya estás paralizada por el exceso de información como si todavía no has empezado a buscar, lo principal, como siempre, es determinar cuál es tu objetivo. ¿Para qué estás buscando información? Cuanto más específica seas mejor. Párate a pensar qué es exactamente lo que quieres saber y si no sería más útil hablar con alguna asesora que te ahorre tiempo y errores.

Es importante cuando tienes un proyecto en mente buscar información, ya sea para coger ideas o inspiración o para saber qué hacer. Pero no cualquier tipo de información ni toda la posible y disponible, sino la que de verdad necesites y de un sitio o persona fiable. ¿Cómo sabes qué es fiable? Si realiza con éxito lo que tu buscas. Que has hecho un curso de coaching y te planteas si se puede vivir de ello, busca a alguien que viva de ello. Que trabajas en una empresa y quieres un puesto de mayor responsabilidad busca alguien con ese tipo de puesto. Que estás buscando ideas para un negocio online busca un experto en negocios online. Que solo quieres ver ideas de webs para diseñar la tuya, procura no pasarte el día entero, programa un determinado tiempo para no centrar tus esfuerzos en algo que no da resultados ni te saca de la inactividad.

Y sobre todo, no lo olvides, es la acción la que genera resultados, así que ponte en marcha. Demasiado análisis conduce a parálisis y a que sigas dónde estás. Busca lo que necesitas pero ponte en marcha cuanto antes y ve corrigiendo a medida que avanzas. Ya sabes, en lugar del típico “apunten, disparen, fuego”, la alternativa que da mejores resultados: “Disparen, apunten, fuego”.

¿En qué estás paralizada tú ahora mismo, y qué vas a hacer al respecto?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Baida Gil Aida. (2013, febrero 8). Cómo evitar la infoxicación ó parálisis por análisis de información. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/como-evitar-infoxicacion-paralisis-analisis-informacion/
Baida Gil, Aida. "Cómo evitar la infoxicación ó parálisis por análisis de información". GestioPolis. 8 febrero 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/como-evitar-infoxicacion-paralisis-analisis-informacion/>.
Baida Gil, Aida. "Cómo evitar la infoxicación ó parálisis por análisis de información". GestioPolis. febrero 8, 2013. Consultado el 2 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/como-evitar-infoxicacion-paralisis-analisis-informacion/.
Baida Gil, Aida. Cómo evitar la infoxicación ó parálisis por análisis de información [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/como-evitar-infoxicacion-paralisis-analisis-informacion/> [Citado el 2 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de auxesis en Flickr