Cinco errores comunes a la hora de medir la innovación

Las ventajas de invertir en innovación, han sido demostradas a través de diversos estudios, de tal manera que hoy es un término que está en boca de todos. Ahora la discusión no es si ¿debemos invertir en innovación? sino más bien ¿cómo invertir en innovación? y cómo medir su impacto en la empresa.

Con base en nuestra experiencia como consultores, observamos que los cinco errores (o algunos de ellos) más comunes que cometen las organizaciones a la hora de medir el impacto y las necesidades de innovación son:

1. Se mide demasiado

A medida que las organizaciones se “burocratizan”, desde el punto de vista objetivo de la palabra. Sse hacen más grandes, integran procesos. Los procesos aman las medidas y los líderes utilizan a menudo indicadores para evaluar funcionamiento de los procesos. Lo que típicamente comienza como la medición de algunos procesos, para reforzar los objetivos y planes estratégicos, se convierte en un sin fin de cálculos y procesos innecesarios. Se convierte al encargado de innovación, en un 2recolector de datos”, más que en un creador y promotor (Ver auditoria de innovación).

2. No se mide lo que se debe medir

Normalmente, cuando las organizaciones miden la innovación, miden los resultados. La cuota de mercado, punto de partida de beneficios, número de nuevos productos introducidos, el número de patentes, son medidas comunes. Es comprensible. Las empresas miden resultados.

Sin embargo, lo que también es fundamental y que con frecuencia se pierde son los elementos del proceso, lo que llamamos el camino de la innovación. Por ejemplo, los cambios en las ideas que desarrollamos, la calidad de nuestras relaciones con los inventores, socios, o proveedores, el impacto en nuestros clientes de los esfuerzos de innovación, son sólo algunas medidas que ayudan a una organización a entender el proceso que favorezca la innovación .

3. Se mide la fruta y se ignora el árbol

Al igual que un árbol frutal, lo que debe ser cultivado y cuidado es lo que alimenta las raíces, lo que es necesario ser observado es el ambiente que apoya el árbol. Para una empresa, las raíces son sus dirigentes, su gente, sus equipos y grupos de trabajo, y los procesos que guían sus acciones. El ambiente es la cultura, la energía, las reglas escritas y no escritas que guían la organización. Centrarse en las frutas sin el cuidado del árbol, es peligroso si se quiere una continua innovación.

4. Lo que se mide ofrece sólo una parte de la historia

Las organizaciones normalmente hacen encuestas para obtener impresiones generales. Por ejemplo, los comentarios de una encuesta pueden sugerir una vista general de todos los departamentos, y generalmente es eficaz para el apoyo a proyectos de innovación. Los dirigentes podrían pasar a otro tema, y la sensación es que cada uno de los departamentos lo está haciendo bien. Pero muchas veces se desconocen los detalles, lo intangible.

Del mismo modo, una calificación general del ambiente, de 3 en una escala de 1-5 puede mostrar que la gente puede no prestar atención de una manera u otra, pero a un nivel más profundo de análisis se pueden observar dos grupos con opiniones muy polares. La clave es llegar a un nivel de información que le permita entender las verdaderas cuestiones, y ser capaz de resolver el problema real.

5. Los indicadores pierden validez

Las empresas mantienen indicadores, durante largos períodos de tiempo, sin arriesgarse a iniciar una medición desde cero. La situación de la organización puede haber cambiado tanto, que ciertos indicadores no sean válidos.

Al igual que la limpieza de primavera, debería llevarse a cabo una revisión periódica al año de los indicadores actuales y ver si siguen siendo pertinentes. Si no lo son, deben ser eliminados.

Conclusión

Como resumen, algunos puntos clave; en primer lugar, lo que mides es lo que obtienes. Analiza cuidadosamente que quieres medir, en función a lo que necesita la organización. En esa medición se va a invertir tiempo y recursos.

Evita centrarte solo en los resultados. En el proceso de innovación, es importante alimentar “el camino”, “las raíces”, antes de juzgar por resultados cortoplacistas.

Por último, acude a la bibliografía. Es importante saber, en función al conocimiento disponible, qué factores condicionan el éxito de la innovación y cómo desarrollar soluciones.

A seguir innovando

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Consultor de mercado en línea. Alemán- Español Berlín, Alemania.

Cita esta página
Rueda Fabián. (2008, junio 18). Cinco errores comunes a la hora de medir la innovación. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/cinco-errores-comunes-a-la-hora-de-medir-la-innovacion/
Rueda, Fabián. "Cinco errores comunes a la hora de medir la innovación". GestioPolis. 18 junio 2008. Web. <http://www.gestiopolis.com/cinco-errores-comunes-a-la-hora-de-medir-la-innovacion/>.
Rueda, Fabián. "Cinco errores comunes a la hora de medir la innovación". GestioPolis. junio 18, 2008. Consultado el 6 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/cinco-errores-comunes-a-la-hora-de-medir-la-innovacion/.
Rueda, Fabián. Cinco errores comunes a la hora de medir la innovación [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/cinco-errores-comunes-a-la-hora-de-medir-la-innovacion/> [Citado el 6 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de shaneh en Flickr

También en Emprendimiento