La gestión de costos en la nueva economía

Autor: Fabián Ruschanoff

COSTOS

08 / 2001  

La gestión de costos es materia de interés creciente por la necesidad que tienen las empresas de mejorar su competitividad. No hay duda que conocer el costo de los productos / servicios es fundamental para la toma de decisiones.

La aplicación de los costos ha ido evolucionando en el tiempo, principalmente por los cambios constantes de la nueva economía.

Tiempo atrás entre los objetivos de conocer los costos estaba la fijación del precio de venta, hoy nadie duda que el precio lo fija el mercado. Antes la idea de costos se asociaba exclusivamente con los procesos productivos, hoy el análisis es mucho más amplio se analiza no sólo el circuito interno de conformación de costos, sino los agentes externos relacionados al producto / servicio, es decir, desde la adquisición de las materias primas básicas, pasando por proveedores hasta que el producto final es entregado a los consumidores, e incluso en algunos casos se incorporan los seguimientos de posventas.

La gestión de costos es mucho más abarcativa que el cálculo de costos, incorpora conceptos de estrategia, administración y marketing. El análisis de costos es mucho más global y completo.

En la toma de decisiones es necesario conocer paso a paso cómo se componen los costos y la forma de optimizarlos.

En las empresas se ha ido modificando la forma de trabajar, ya lo predijo Karl Marx a fines del siglo XIX cuando decía que: "A fines del próximo siglo no existirán partidos obreros porque no va a haber más obreros, el proletario estará representado en partidos populares". Y esa predicción se fue haciendo realidad a lo largo del siglo XX, durante cuyos comienzos el 45% de la mano de obra ocupada hacía trabajo físico; a principio de los años sesenta, solo el 15% de la mano de obra ocupada era obrera. Se estima que para el año 2005, únicamente un 7% o un 8% de los trabajadores hará trabajo físico, el resto de los trabajadores realizará trabajo de tipo intelectual.

Hoy los recursos en gran parte son intangibles que merecen una valoración diferente.

Las empresas de servicios se destacan por tener una mínima carga de estructura, respecto de las empresas manufactureras, y por consiguiente tienden a que la componente de costos sea mayormente variable, esto las hace más flexibles y competitivas.

Toda empresa es creada con el objetivo de maximizar su rentabilidad, para esto tiene dos alternativas o incrementa sus ventas, ya sea mejorando el precio de venta o incrementado el volumen para recuperar gastos de estructura, o optimiza sus costos.

Todo lo relacionado a las ventas los cambios en muchos casos está dado por variables no controlables, son ajenos a la empresa o implican incrementar costos; mientras que la optimización de costos está vinculada a un proceso interno y las variables son más controlables.

Si desea incrementar sus ventas posiblemente se enfrente con los escenarios que plantea la nueva economía, mercado globalizado y competitivo, los precios tendiendo a la baja (salvo comodities), diferenciación de productos o servicios, sobre oferta de productos alternativos, la infidelidad del cliente cada vez más creciente, la depresión de determinados mercados, feroz pelea en la comunicación de los productos / servicios.

Como se puede observar el escenario de mejorar las ventas no es el más alentador y cada modificación a realizar en los mismos seguramente puede implicar mayores costos. Por ejemplo cuando se piensa en incorporar un valor agregado al producto / servicio, trae aparejado un costo agregado y se debe analizar muy bien la relación costo beneficio, y no dejarse llevar por el paradigma del producto / servicio con valor agregado a cualquier costo, no trasladable al precio de venta.

Por eso la tendencia actual es la optimización de costos, y aquí se cuenta con más herramientas, y se puede ser más innovador. Muchas empresas logran bajar sus costos, a través de la mejora continua de los procesos (todos los procesos, no sólo los productivos); de la aplicación de un análisis de costos sobre las actividades de la empresa; de la gestión de calidad que como expresa Juran " La mayoría de las empresas no tienen conciencia de los costos reales provocados por hacer mal las cosas y luego hacer todo una vez más"; y de las alianzas estratégicas entre clientes y proveedores.

Es fundamental que antes de invertir en tecnología, que normalmente tienen un alto costo, analizar muy bien el retorno de la inversión, considerando los costos financieros cuando no se cuenta con capital propio. Hay empresas que generan una revolución tecnológica y no obtienen los resultados esperados, y consecuentemente comienzan los problemas financieros en la empresa, situación que no hubiera ocurrido con un buen análisis previo.

En la gestión de costos continuamente se debe decidir entre capacidad ociosa o introducción en nuevos mercados, terciarizar u optimizar los recursos propios, invertir en tecnología o comprar productos terminados o semielaborados, importar o comprar en el mercado local, entre otros.

En cada una de estas decisiones hay muchos aspectos a considerar que iremos desarrollando en los próximos encuentros.

Hay algo que todo emprendedor, empresario, interesado debe considerar al encarar un nuevo producto / servicio o reanalizar el existente: que no siempre el mejor producto, el más diferenciado, es el más rentable, que la optimización de costos no se logra de la noche a la mañana, sino que es un proceso que se inicia y continua en el tiempo…, jamás termina, el cambio es permanente. Es preferible un crecimiento lento y sostenido que una explosión temporal. Antes de tomar una decisión que implique mayores costos analizar los beneficios que otorgarán estos cambios. Agrandar los costos estructurales tiene un precio que puede ser muy elevado cuando llegan los tiempos de ociosidad.

Hoy por hoy los clientes buscan un producto de calidad que satisfaga sus expectativas y tenga el menor costo, sobre esto se debe trabajar. Escuchar al mercado y no malgastar esfuerzos que tiene su costo.

Me despido hasta nuestro próximo encuentro, pero antes quiero transcribir el pensamiento de un Anónimo que decía lo siguiente sobre la empresa y la calidad percibida del cliente:

"Si no le gusta tener clientes que se quejen por los defectos del
producto que produce, dedíquese a la fabricación de paracaídas" 

 

Fabián Ruschanoff

Fabián es Editor del newsletter Management & Negocios en la Nueva Economía http://www.novedadesenred.com/News.asp?seccionid=41

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.