Netiqueta. 28 normas para una correcta comunicación por Internet

Autor: Carmelina López de Lozano

Tecnología e internet | Comunicación organizacional

07-05-2012

Descargar Original

“En el futuro no será analfabeta el que no haya aprendido a leer o a escribir, sino quien no haya aprendido a aprender, aprendido a desaprender y aprendido a seguir aprendiendo”.

Alvin Toffler, en el “Shock del Futuro”, no hace mucho tiempo manifestó:

André Malraux, escritor francés, expresó: “La educación no se hereda, se conquista”. Eurípides, poeta griego, dijo: “Es la naturaleza la que da la nobleza de la conducta; pero la educación, con todo, enseña las reglas”.

La palabra netiqueta nació en el ambiente de la cibernáutica y se logra percibir que se trata de una nueva disciplina que deviene de la etiqueta, que originalmente nació en la Edad Media en Europa y la practicaba la clase noble de ese continente, pero que en nuestra época globalizada se ha hecho necesaria para salvaguardar las comunicaciones escritas.

La etiqueta procede de varios siglos atrás, cuando los reinos europeos realizaban negociaciones de índole política y comercial para mantener su estabilidad y contribuir al desarrollo económico; sin embargo, debían recurrir a arreglos diplomáticos que requerían de tratados protocolarios entre los diversos reinados.

¿Qué es netiqueta?

La etiqueta, como es sabido, se inspira en la justicia, ya que enseña que los derechos de las personas terminan donde empiezan los ajenos.

También se inspira en la ética, porque ningún acto inmoral puede ser elegante o de buen tono.

Se inspira en el arte porque exalta la pulcritud y la estética. De tal manera, que por lo expuesto antes, se deduce que la netiqueta es la etiqueta que deben ejercitar entre sí los cibernautas; y que nace a raíz de la nueva herramienta de la tecnología moderna denominada correo electrónico o e-mail.

Por otra parte, con base en las siguientes normas de netiqueta, que se someten a la aprobación de los amantes y fieles cumplidores del respeto y consideración para los destinatarios o las destinatarias de los mensajes, también se incluyen algunas normas gramaticales aplicadas en su redacción, con énfasis en el uso correcto de la ortografía.

Netiqueta, la etiqueta de los cibernautas

Normas de netiqueta

1. En toda actividad de comunicación se demanda respeto, sobre todo, en la red, en la que prima la brevedad; no obstante, el saludo y despedida deben ser formales a pesar de la confianza que pueda existir entre emisores y receptores.

2. Es aconsejable avisar inmediatamente que se ha recibido la información que le envían y dar las gracias.

3. Los mensajes deben usarse con nombre o apellido del emisor, al pie; pero no use diminutivos, recuerde que son comunicaciones rápidas pero formales entre pares y jefaturas de su organización.

4. Utilice dos nombres o dos apellidos si hay nombres repetidos en su oficina, para evitar errores o confusiones; en cuestiones financieras, no se puede permitir un yerro de esta clase.

5. Internet y correo electrónico existen en nivel global, es necesario tomar nota que sus culturas y expresiones son muy distintas y por lo tanto, los significados también; de modo que es necesario prever la denotación y connotación de las palabras, para evitar posibles diferencias de interpretación por los receptores y las receptoras y las consiguientes tergiversaciones.

6. Si escribe con mayúsculas sostenidas parecerá que le está gritando a su destinatario/a, así se interpreta.

7. Asimismo, usar solo mayúsculas hace difícil la comprensión del mensaje; si no hay tildes en los verbos, por ejemplo, no se sabe si la acción está en tiempo presente, pasado o futuro y si hay duda eso demora la toma de decisiones.

8. Usar dobles o triples signos de interrogación o admiración dará impresión de ser muy enfático o de reclamo en tono impaciente e irrespetuoso, recuerde aplicar la netiqueta.

9. Tampoco se debe escribir y alternar mayúsculas y minúsculas, su lectura es cansada y parecerá que tiene mucho tiempo para hacerlo.

10. Las abreviaturas ya no se usan mucho en la redacción moderna, muchas personas no las conocen o no las comprenden, evite usarlas.

11. Se debe ser lacónico pero no telegráfico, el mensaje debe proporcionar la información necesaria, concreta y comprensible.

12. Cuando se debe mencionar un término de otro idioma utilice letra cursiva o póngalo entre comillas.

13. No olvide indicar el asunto en el correo, es útil para dar una idea de su contenido; eso sí, debe ser breve con máximo de tres palabras.

14. Figuras, fondos, colores no armonizan con la seriedad de la información que se procesa en las organizaciones; si es personal, desde luego, no hay objeción.

15. Si desea destacar frases breves use las negritas o las comillas, pero no la subraya, recuerde que esta no es recomendable ya que puede confundirse con algún vínculo.

16. Una actitud de reclamo debe ser formulada con el mayor tacto y diplomacia posibles.

17. Relea siempre su correo antes de enviarlo, ya sea por errores de digitación, ortografía o semántica.

18. Es necesario tildar las palabras, usar mayúsculas en las palabras que la llevan y poner puntuación en los correos, eso da seguridad de una buena interpretación del código escrito.

19. Si escribe con mayúsculas sostenidas, recuerde que se deben tildar, será mejor para una buena comprensión del mensaje.

20. En cuanto a los verbos, tilde siempre los tiempos pasados y futuros para no demorar un trámite.

21. El mensaje no se escribe de una sola vez en un párrafo extenso; use párrafos de dos o tres líneas con punto y aparte y puntuación interna, esto facilita la lectura y recibirá más pronta respuesta.

22. Siempre indique en el texto que va un archivo anexo el destinatario o la destinataria, pues muchas veces no se percata y no se entera de su contenido.

23. No firme con su nombre o diminutivo nada más, la formalidad de los documentos demanda su nombre completo y el de la organización; recuerde, el correo es veloz pero no informal.

24. Si le tomará tiempo proporcionar una información, avise que lo hará pronto y no tenga expectante al destinatario/a.

25. Si usted envía un correo con una frase “esto me urge, debo tener una respuesta urgente”, no hay duda de que ha perdido el sentido de la persuasión y la cortesía.

26. Los recursos de la organización no son para intercambio constante de mensajes, aunque sean motivacionales; mucho menos de circulación de cadenas.

27. Cultive el hábito de agradecer los mensajes informativos de trabajo, eso le permite estar actualizada/o y alimenta la motivación del remitente.

28. Un consejo de alerta: guárdese comentarios de información confidencial de la organización, no olvide que el ciberespacio es el medio más veloz de divulgación, ¡cuide ese flanco!

Bibliografía

NETIQUETA, por Baldridge y Virginia Shea.

Serrano Chavarría, Carlota. Manual del Diplomático.

Zeta Servicios Gráfico S. A. El Salvador, 1998.

Producto de la observación y lecturas de correos de negocios y servicios, de intercambio de mensajes con empresas, instituciones, amigos/as, de internet y necesidades sentidas en el entorno de su trabajo, adaptadas por la facilitadora/autora.

Revisión y corrección por Don Alberto Gómez Font, Coordinador General de Fundéu BBVA, 2012.

Descargar Original

Carmelina López de Lozano - asesotecn@gmail.com

La autora es docente universitaria y facilitadora de materias técnicas, gerenciales y de desarrollo humano. San Salvador, El Salvador, Centroamérica.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.