Teoría básica de Auditoría

Auditoría.

La Auditoría es el examen crítico que realiza el Licenciado en Contaduría o contador independiente, de los libros, registros, recursos, obligaciones, patrimonio y resultados de una entidad, basados en principios de contabilidad, normas, técnicas y procedimientos específicos con la finalidad de opinar sobre la razonabilidad de la información financiera. 

Las normas de Auditoría.

Son las condiciones mínimas del perfil que debe poseer el contador público, sus actitudes y aptitudes personales, para seguir obligatoriamente su aplicación en cada proceso de su actividad como auditor.

Concepto de normas de Auditoría del IMCP: son los requisitos mínimos de calidad relativos a la personalidad del auditor, al trabajo que desempeña y a la información que rinde como resultado de dicho trabajo.

 

Clasificación de las normas de auditoría generalmente aceptadas.

  1. Personales.
  2. Relativas a la ejecución del trabajo.
  3. Relativas a la información.

Personales: se refiere a la persona del contador público como auditor independiente; éste debe ser: experto en la materia, siendo profesional a su actuación y observando siempre principios éticos.

  1. Entrenamiento técnico y capacidad profesional: el auditor debe tener conocimientos técnicos adquiridos en Universidades o Institutos superiores del país, habiendo culminado sus estudios con recepción profesional de Contador Público, además se requiere que el joven profesional adquiera una adecuada práctica o experiencia, que le permita ejercer un juicio sólido y  sensato para aplicar los procedimientos y valorar sus efectos o resultados.
  2. Cuidado y diligencia profesional: todo profesional forma parte de la sociedad, gracias a ella se forma y a ella debe servir. El profesional de la Contaduría Pública, al ofrecer sus servicios profesionales debe estar consciente de la responsabilidad que ello implica. Es cierto que los profesionales son humanos y que por lo tanto se encuentra al margen de cometer errores, estos se eliminan o se reducen cuando el contador público pone a su trabajo (cuidado y diligencia profesional).
  3. Independencia mental: Para que los interesados confíen en la información financiera este debe ser dictaminado por un contador público independiente que de antemano haya aceptado el trabajo de auditoría , ya que su opinión no este influenciada por nadie, es decir, que su opinión es objetiva, libre e imparcial.
  • Relativas a la ejecución del trabajo. Estas normas se refieren a elementos básicos en el que el contador público debe realizar su trabajo con cuidado y diligencia profesionales para lo cual exigen normas mínimas a seguir en la ejecución del trabajo.
  1. Planeación y supervisión : antes de que el contador público independiente se responsabilice de efectuar cualquier trabajo debe conocer la entidad sujeta a la investigación con la finalidad de planear su trabajo, debe asignar responsabilidades a sus colaboradores y determinar que pruebas debe efectuar y que alcance dará a las mismas, así como la oportunidad en que serán aplicadas.
  2. Estudio y evaluación del control interno: el contador público independiente debe analizar a la entidad sujeta a ser auditada, esto, es evaluar y estudiar el control interno, con la finalidad de determinar que pruebas debe efectuar y que alcance dará a las mismas, así como, la oportunidad en que serán aplicadas.
  3. Obtención de la evidencia suficiente y competente: el contador público al dictaminar Estados Financieros adquiere una gran responsabilidad con terceros, por lo tanto, su opinión debe estar respaldada por elementos de prueba que serán sustentables, objetivos y de certeza razonables, es decir, estos hechos deben ser comprobables a satisfacción del auditor.
  • Relativas a la información: el objetivo de la auditoría de Estados Financieros es que el contador Público independiente  emita su opinión sobre la razonabilidad de los mismos, ya que, se considera que el producto terminado de dicho trabajo es el dictamen.
  1. Normas de dictamen e información: el profesional que presta estos servicios debe apegarse a reglas mínimas que garanticen la calidad de su trabajo.
  2. Debe aclarar que el contador público independiente:  al realizar cualquier trabajo debe expresar con claridad en que estriba su relación y cuál es su responsabilidad con respecto a los estados financieros.
  3. Base de opinión sobre estados financieros:   con la finalidad de unificar criterios, el IMCP por medio de su comisión de principios de contabilidad, ha recomendado una serie de criterios, a los que los profesionales se deben de apegar y así, eliminar discrepancias, al procesar y elaborar la información.
  4. Consistencia en la aplicación  de los principios de contabilidad:  para que la información financiera pueda ser comparable con ejercicios anteriores y posteriores, es necesario que se considere el mismo criterio y las mismas bases de aplicación de principios de contabilidad generalmente aceptados, en caso contrario, el auditor debe expresar con toda claridad la naturaleza de los cambios habidos.
  5. Suficiencia de las declaraciones informativas:  la contabilidad controla las operaciones e informa a través de los Estados financieros que son los documentos sobre los cuales el contador público va a opinar, la información que proporcionan los estados financieros deben ser suficiente, por lo que debe de revelar toda información importante de acuerdo con el principio de “revelación suficiente”.

Antecedentes de la Auditoría.

A mediados del siglo  XVIII se dio en Inglaterra un fenómeno que vino a transformar a la humanidad.

En 1733 se inventa la lanzadera volante artefacto que revoluciona el proceso de manufactura textil.

En 1767 aparecen las primeras máquinas  hiladoras y de tejido que son accionadas por energía hidráulica. Es el nacimiento de la revolución industrial; es la sustitución de los procesos manuales de fabricación por la máquina.

En 1783-1784 se descubre un nuevo método para descarburar el hierro, logrando que su industrialización se abarate y comience a utilizarse de manera masiva. Es el nacimiento de la industria siderúrgica, lo que permite al maquinismo una extraordinaria expansión. Por esos mismos años se inventa la máquina de vapor.

Hacia  finales de este siglo toma posesión formal la revolución industrial. Aparece en consecuencia nuevas formas de organización fabril y comercial.

Nace el concepto de capitalismo. Surgen las teorías económicas de libre comercio de Adam Smith y David Ricardo obviamente que tales desarrollos tuvieron que impactarse en la contabilidad. Se perfeccionan y modernizan los procesos de contabilidad y nacen nuevas corrientes en materia de contabilidad de costos.

El advenimiento del capitalismo ocasiona la concentración de capital. Tiende a desaparecer los pequeños talleres y fábricas familiares. Surgen por consecuencia las sociedades comerciales e industriales.

Comienza a surgir en esa época tibias disposiciones y regulaciones gubernamentales que solicitan (no exigían) los estados financieros de las empresas que tenían acciones colocadas entre el gran público inversionista fueran revisadas por contadores públicos independientes. El gran pero es que en ese entonces no habían aparecido lo que hoy se conoce como los principios de contabilidad generalmente aceptados dando lugar a que cada quien contabilizará como quisiera, como pudiera o como le conviniera. Tampoco existía lo hoy conocido como normas y procedimientos de Auditoría también generalmente aceptadas y los auditores revisaban como pudieran y como querían, además de que sus informes eran presentados a capricho y a conveniencia de los dueños y administradores de las empresas, de emisoras de acciones, quienes a su vez, los entregaban o mostraban a las autoridades y a los pequeños inversionistas cuando querían.

Todo lo anterior dio origen a una cadena de fraudes y engaños que en combinación con pérdidas de mercados y problemas económicos, provocaron la caída de la bolsa de valores de Nueva York en Octubre de 1929.

La solución para evitar que volviera a repetirse otro fenómeno como el referido, tuvo lugar en 1933, cuando el entonces presidente norteamericano  Franklin Delano Roosevelt emitió los actos de seguridad de la ley de valores en 1933, completada y ampliada con la ley de intercambio de valores de 1934, las cuales, entre otras disposiciones obligan a todas las empresas emisoras que tienen colocadas acciones entre el gran público inversionista, que registra en sus operaciones sobre bases y criterios contables homogéneos, consistentes y generalmente aceptados por el núcleo social en el que convergen y pos los contadores públicos; de igual manera que los estados financieros que se generan sean revisados y examinados anualmente por contadores públicos independientes con base en normas y procedimientos de auditoría que sean de aceptación general por la comunidad contable. Y para vigilar que se dé este cumplimiento a tales disposiciones se crea la Comisión de Vigilancia del intercambio de valores.

Ante la ausencia de una doctrina contable formal, homogénea y de aplicación general y a la falta de pronunciamiento para la práctica estandarizada de la auditoría de estados financieros, la comisión para la vigilancia de intercambios de valores convocó a contadores públicos de la época para que se recogieran los estudios e investigaciones sobre la materia que habían comenzado a aparecer en ese momento.

Es así que en Junio de 1936 se publica un documento denominado : “ Declaración tentativa de principios de contabilidad”, y además en ese mismo año se publica “El examen de estados financieros” que fue aceptado de inmediato y con carácter de obligatorio para todo auditor.

En el año de 1938 nace el Instituto Americano de Contadores Públicos, mismo que prevalece hasta la fecha, creando el comité de Principios de Contabilidad quien promulga en el año de 1939 sus boletines de investigación contable que vinieron a constituir los primeros pronunciamientos de ese tiempo.

En materia de normas y procedimientos de auditoría se hace obligatorio los estados financieros examinado, realizados por contadores públicos independientes, es decir auditor externo.

Clasificación de la Auditoría.

  • Auditoría Fiscal.
  • Auditoría Interna.
  • Auditoría Administrativa.
  • Auditoría Operacional.
  • Auditoría Financiera.

Auditoría Fiscal: Es la que se encarga del correcto y oportuno pago de los diferentes impuestos (Art.31 Constitucional fracción IV) y obligaciones fiscales de los contribuyentes desde el punto de vista fisco (SHCP, SAT, tesorerías y haciendas estatales y municipales).

En esta auditoría  recae también  por filosofía las revisiones que llevan a cabo organismos o autoridades con facultades de imponer gravámenes a los contribuyentes, como son a manera de ejemplo, el IMSS e INFONAVIT.

Auditoría Interna: Es aquella cuyo ámbito de su ejercicio será por auditores que dependen  o son empleados de la misma organización en que se practica. El resultado de su trabajo es con propósitos internos o de servicios  para la misma organización.

La auditoría interna abarca los tipos de:

  1. Auditoría Administrativa.
  2. Auditoría Operacional.
  3. Auditoría Financiera.

Auditoría administrativa: es la que se encarga de verificar, evaluar y promover el cumplimiento y apego al correcto funcionamiento de las fases o elementos del proceso administrativo y lo que incide en ellos es su objetivo también el evaluar la calidad de la administración en su conjunto.

Auditoría operacional: es la que se encarga de promover la eficiencia en las operaciones, además de evaluar la calidad de las operaciones.

Auditoría financiera: es el examen total o parcial de la información financiera y la correspondiente operacional y administrativa, así como los medios utilizados  para identificar, medir, clasificar y reportar esa información.

  • Auditoría Fiscal.
    • Auditorías por programas. 

Son aquellas que emanan de un programa normal o especial, diseñado por autoridades específicas. Los programas normales se conforman por lo regular sobre BASE ANUAL y en él se establecen las metas a alcanzar por ese período con base en los recursos humanos, materiales y económicos con que se disponga para el efecto, establecidos con base en los recursos presupuestales asignados de manera regular para tales propósitos. 

Ejemplo:

Las auditorías realizadas por la SHCP. (Fiscalización)

Las auditorías del SAT.

Las del Gobierno Estatal o Federal (aplicación de recursos)

Auditorías derivadas de estudios económicos. 

El gran avance en el campo de la Informática y la aplicación de la estadística, las autoridades fiscalizadoras se están interesando cada vez más por desarrollar programas de medición de factores económicos o estadísticos que permiten detectar, con el uso de modelos matemáticos manejados a través del uso de computadoras, casos de evasión de pagos de impuestos o tributaciones, al no darse, con base en los modelos referidos, los supuestos que deberían alcanzarse derivados del conocimiento de determinados factores económicos.

Ejemplo :

Cuando la autoridad tiene estimados los márgenes brutos mínimos de utilidad que se pueden esperar de una actividad comercial o industrial y las declaraciones de los contribuyentes reportan  márgenes inferiores a los esperados.

En el caso del comercio de zapatería donde la autoridad espera que el margen de utilidad bruta debe ser menor del 40% y en la declaración anual de ISR del contribuyente este giro comercial.

Encuentra que su margen de utilidad bruta es del 15%, es de esperar, que se están omitiendo ingresos o se están aumentando los costos, salvo que hubiera sucedido planes especiales de venta, perfectamente demostrables donde el comerciante  abatió con promociones especiales su margen bruto de utilidad.

Pero estas promociones no pueden durar todo el año porque simplemente el negocio dejaría de serlo.

Auditorías Consecuencias de otras Auditorías (compulsas) .

Uno de los procedimientos de auditoría más usuales en la Auditoría Fiscal es el conocido con el nombre de compulsa.  Compulsa, se puede entender el aplicar con más profundidad la técnica de la confirmación.

Compulsa: Comparar copias de documentos contra su original, es aplicar las técnicas de confirmación, declaración y certificación por una autoridad legalmente facultada para ello. §

Para comprender este concepto veamos el siguiente ejemplo:

La Empresa A le compra mercancía a la empresa B por 15 millones de pesos amparada con 27 facturas; vende 12 millones de pesos en servicios a la empresa C en 19 facturas ambos volúmenes de transacciones efectuados durante el año 2000.

El auditor fiscal que está interviniendo a la empresa A solicita COMPULSA por correo a la empresa B le informe cuanto le vendió a la empresa A y a la empresa C le solicita compulsa también por correo, le informe a cuanto ascendió el importe de los servicios que le proporcionó la empresa A en ambos casos también por el ejercicio de 1995.

La empresa B informa que efectivamente le vendió a la empresa A lo reportado por ésta.

La empresa Con da respuesta al auditor. Ante tal circunstancia, el auditor fiscal decide apersonarse en el domicilio de la empresa C para solicitar compulsar la información aludida y se encuentran que en los registros contables de esta empresa efectivamente aparece el registro del  pago de las 19 facturas por servicios  prestados a la empresa A, solo que en vez de 12 millones tiene registrado un costo de 22 millones de pesos, al comparar el original de estas facturas con la copia fiscal de las mismas en poder de la empresa A, el auditor encuentra que 2 de estas fueron alteradas por la empresa C para incrementar sus costos precisamente en 10 millones de pesos.

Ante esta clara evidencia de evasión tanto del IVA por acreditarse un impuesto superior al que tiene derecho, como al ISR por aumentar el monto de sus deducciones autorizadas ordena auditar a la empresa C.

Clasificación de la Auditoría Interna.

Objetivo.

El objetivo de la Auditoría Interna consiste en apoyar a los miembros de la organización en el desempeño de sus actividades para ello la Auditoría Interna les proporciona análisis, evaluaciones, recomendaciones, asesoría e información concerniente con las actividades revisadas.

Es objetivo de la Auditoría Interna la promoción de un efectivo control aún costo razonable.

Alcance.

El alcance de la Auditoría Interna considera el examen y evaluación de la adecuación y eficiencia del sistema de control interno de la organización y la calidad de ejecución en el desempeño de las responsabilidades asignadas.

El alcance de la Auditoría Interna:

  1. Revisión de la veracidad e integridad de la información financiera, operativa y los medios utilizados para identificar, medir, clasificar y reportar esa información.
  2. Revisar los sistemas establecidos para asegurar el cumplimiento de políticas, planes, procedimientos y ordenamientos legales que pueden tener un impacto significativo en las operaciones y en los reportes y determinar si la organización cumple con tales sistemas.
  3. Revisar las medidas para salvaguardar activos y si son adecuadas verificar la existencia de tales activos.
  4. Evaluar el aspecto económico y la eficiencia con que los recursos están siendo utilizados.
  5. Revisar aquellas operaciones o programas que tiendan a asegurar que los resultados sean acordes con los objetivos y metas establecidas y si esas operaciones y metas, programas están siendo llevados a cabo según lo planeado.

Auditoría Operacional.

La Auditoría Operacional es una actividad que conlleva como propósito fundamental el préstamo de un mejor servicio a la administración proporcionándole comentarios y recomendaciones que tiendan a mejorar la eficiencia de las operaciones de una entidad.

Aún cuando la costumbre ha asignado el nombre de Auditoría Operacional, en el ejercicio de su práctica el auditor operacional no únicamente debe revisar la operación en sí habrá de extenderse a la función de esa operación.

Ejemplo:

Si se revisa la operación de facturación, esta se inicia, en el departamento de embarques y concluye al enviarse la factura para su cobro, en este momento el auditor debe cerciorarse que efectivamente es recibida y automáticamente ya alcanzó la operación  de crédito y cobranzas.

La Auditoría Operacional debe ser una función operacional dada, en el ejemplo se denominará Auditoría operacional a la función de Facturación.

La Auditoría Operacional es un gran reto a la capacidad profesional del Contador Público como Auditor Operacional.

Para una buena ejecución de esta técnica requiere de :

  • Introducirse en otras disciplinas como son : Análisis de sistemas, Ingeniería Industrial (para revisar costos y producción), Mercadotecnia (para revisar ventas), Relaciones Industriales, etc.

Con la conclusión anterior puede surgir la duda de cómo un individuo, como el auditor operacional, que no tiene ningún entrenamiento específico sobre cierta área, puede ser útil. La respuesta a esta duda descansa en los aspectos de control, es decir, que se requiere de una definición clara de los objetivos, así como contar con elementos para comparar lo que se está realizando contra esos objetivos con el propósito de determinar desviaciones y analizar y evaluar  éstas para así poder tomar medidas correctivas acordes a las circunstancias.

Auditoría Financiera.

Quien cuenta con información confiable, veraz, oportuna, completa, adquiere un poder. Poder para hacer, para cambiar cosas y situaciones, para tomar mejores y bien soportadas decisiones.

Un navegante no puede decidir rumbos para llegar a un destino si no cuenta con instrumentos que le informen cual es la situación o lugar donde se encuentra y los elementos de que disponen para alcanzar su propósito.

Un administrador no alcanzará los objetivos, metas y misión de su organización si no tiene a su alcance los elementos informativos básicos e indispensables que le ayuden y soporten sus decisiones.

De aquí surge la vital importancia de la Auditoría Financiera como elemento de la administración que ayuda y coadyuva en la obtención y proporcionamiento de información contable y financiera y su complementaria operacional y administrativa, base para conocer la marcha y evolución de la organización como punto de referencia para guiar su destino.

Objetivos de la Auditoría de los Estados Financieros.

Para que la información financiera goce de aceptación de terceras personas, es necesario que un Contador Público Independiente le imprima el sello de confiabilidad a los estados financieros a través de su opinión escrita en un documento llamado Dictamen.

Dictamen:

Documento en el cual el Contador Público Independiente emite su opinión sobre las cifras presentadas en los Estados Financieros de una entidad en el sentido si son o no razonables.

La información financiera de una entidad económica se presenta a través de Estados Financieros que se integran básicamente por :

  1. Estado de Situación Financiera o Balance General.
  2. Estado de Resultados.
  3. Estado de Variaciones en el Capital Contable.
  4. Estado de Cambios en la Situación Financiera.

Estado de Situación Financiera o Balance General:

Documento que presenta la situación financiera de una empresa a una fecha determinada, incluyendo los recursos de la misma, representados como bienes y las cuentas de dichos recursos, representadas por obligaciones o aportaciones de los propietarios o dueños, es un estado financiero estático por estar elaborado a una fecha específica.

Estado de Resultados:

Documento que presenta el resultado obtenido de las operaciones efectuadas por una empresa en un período determinado, incluyendo los ingresos generados, los costos y gastos efectuados para la obtención de los mismos, presentados por diferencia entre estos la utilidad o pérdida del ejercicio. Es un estado financiero dinámico por referir a un período.

Estado de Variaciones en el Capital Contable.

Son movimientos a una fecha determinada del patrimonio de la entidad identificado como el Estado de Variaciones en el Capital Contable.

Estado de Cambios en la Situación Financiera.

Documento que presenta el origen de los recursos de la empresa y la aplicación de los mismos durante un período  determinado, clasificándolos por la fuente y el destino. Es un estado financiero dinámico por referirse a un período.

Características de la Información Financiera.

  • Utilidad : es la cualidad de adecuarse al propósito del usuario, es decir, que la información financiera esté encauzada en función a los requerimientos, planes, objetivos del usuario.

Esta en función de:

  • Su contenido informativo: que sea claro, específico y conciso.
  • Su oportunidad, que se tenga en momento oportuno para tomar decisiones.
  • Confiabilidad: Característica por la que el usuario la acepta y utiliza para tomar decisiones basándose en ella. Esta fundamentada en que el proceso de cuantificación tenga las características de:
  • Objetividad; que las cifras que se reflejen en la información financiera sean reales.
  • Verificabilidad: que la información financiera tenga la capacidad de ser verificada, para tomar en cuenta si las cifras obtenidas concuerdan con las situaciones reales.
  • Provisionalidad: Significa que el usuario general de la información financiera, utiliza este medio para:

La toma de decisiones pudiendo provisionar y prever el futuro del ente económico que se trate, tomando en cuenta que la información financiera  es un medio y no un fin.

¿A quiénes les interesa la Dictaminación de los Estados Financieros?

La dictaminación de los Estados Financieros implica que estos se hayan diagnosticado en base a:

  • los lineamientos y normatividades ya establecidos por el negocio
  • a las disposiciones impositivas,
  • a la aplicación adecuada de la técnica contable,
  • a los principios de contabilidad generalmente aceptados,
  • al estudio y evaluación del control interno,
  • a las normas y procedimientos de auditoría,

Por lo tanto las cifras que se determinan en los estados financieros, serán aquellas que están apegadas a la realidad y dado que el ente económico que se trate tiene credibilidad y fe pública en esa información, existen varios núcleos de la sociedad a los cuales  interesa el buen funcionamiento del negocio, con la certificación de un contador público que tenga facultades para dictaminar a la empresa, dichos núcleos son los siguientes:

  • A los dueños y/o Porque les interesa plenamente conocer los resultados del ente económico, así como el cumplimiento de los objetivos, para tener gran confianza y seguridad de sus aportaciones e inversiones y seguir invirtiendo inclusive con sus dividendos.
  • Los directivos y funcionarios. Porque les interesa la excelente conducción del negocio, para saber en que condiciones se encuentra y si se les están dando cumplimiento a los objetivos establecidos comparando lo real con lo planeado o programado, además porque en base a ello tomarán las decisiones correctivas que consideren pertinentes e informen a los accionistas de su actuación y los resultados de ésta.
  • Al Consejo de Administración. Porque garantiza al Consejo de Administración la correcta administración de la entidad de acuerdo con sus metas y objetivos.
  • Los Porque vigilan y salvaguardan la correcta administración de la entidad.
  • A las instituciones de crédito y financieras, así como las afianzadoras de seguros. Porque les interesa que los entes económicos manejen estados financieros dictaminados dando credibilidad a las cifras que los conforman ya que por alguna circunstancia se requieren de los servicios de alguna circunstancia se requieren de los servicios de alguna de estas instituciones y es ahí donde nos solicitan  esta clase de información, determinando el monto de acuerdo con la capacidad de pago, así como obtener la seguridad y garantía de los créditos de acuerdo con la productividad de la entidad. 
  • A la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. También le interesa que los Estados Financieros estén dictaminados por las siguientes razones.
  • Por aspectos de formalidad y normatividad es necesario que todo contador público que emita estados financieros dictaminados, debe darle cumplimiento a una fecha determinada que marca claramente el Código Fiscal de la Federación en cuanto a la fecha de entrega.
  • Para vigilar el cumplimiento de las disposiciones normativas, impositivas, operativas y administrativas para dar validez a los estados financieros manifestando sanciones a aquellos contadores que no se apeguen a las disposiciones antes mencionadas.

Para tomar en cuenta la actuación de los entes económicos desde un punto de vista económico, debido a que tienen recursos financieros vía impuestos.

Para tener la seguridad de que los contribuyentes han declarado en forma oportuna, correcta y justamente sus impuestos. 

  • Al Estado Federal y Municipal:

Para la obtención correcta de datos.

Para fines estadísticos, la planeación económica del país a corto, mediano y largo plazo.

Así como el pago oportuno de sus contribuciones con el erario público. 

  • A los trabajadores:

Para conocer el resultado de las operaciones de la entidad y asegurarse del cumplimiento de la participación de utilidades y que estas se realicen en base a la razonabilidad de los estados  financieros y de no estar conforme a pesar de estar dictaminados, solicitar una revisión ante Conciliación y Arbitraje quien actúa plenamente en defensa de los trabajadores. 

  • A los proveedores y acreedores:

Porque les interesa la liquidez y razonabilidad de los Estados Financieros dictaminados ya que esa credibilidad se traduce en proporcionar mayor  o menor crédito a las empresas, es decir, determinar y vigilar constantemente el límite de crédito o la congelación de éste. 

  • A los inversionistas:

Porque les interesa la excelente marcha del ente económico, respaldado por estados financieros dictaminados, debido a que de esa manera estarán en condiciones de analizar, en invertir  o no invertir en determinado tipo de empresa. 

  • A la Secretaría de Economía y a la Secretaría de Relaciones Exteriores. 

Debido a que aquellas empresas que tengan nexos con las importaciones y exportaciones de sus productos, dando credibilidad y confianza al ente económico que de trate. 

  • Al público en general.

Para tener conocimientos si determinado ente económico goza de una buena imagen de comercio, si existen buenos servicios, de productos y saber si estos tienen calidad.

Principios de Contabilidad.

Son conceptos básicos que establecen:

La delimitación e identificación del ente económico.

Las bases de cuantificación de las operaciones y

La presentación de la información financiera cuantitativa

Por medio de los Estados Financieros.

Clasificación de los Principios de Contabilidad.

  1. Los que identifican y delimitan al ente económico y a sus aspectos financieros:
    1. Entidad.
    2. Realización.
    3. Período Contable.
  2. Los que se establecen las bases para cuantificar las operaciones del ente económico y su presentación.
    1. Dualidad económica.
    2. Valor histórico original.
    3. Negocio en marcha.
  3. El principio que se refiere a la información.
    1. Revelación suficiente.
  4. Los requisitos generales del sistema:
    1. Importancia Relativa.
    2. Comparabilidad.

Entidad

  1. La actividad económica es realizada por entidades¶ identificables.
  2. Que constituyen combinaciones de recursos humanos, recursos naturales y capital.
  3. Coordinados por una autoridad que toma decisiones encaminadas a la consecución de los fines de la entidad.

A la contabilidad le interesa identificar la entidad que persigue fines económicos particulares y que es independiente a otras entidades.

Por tanto la personalidad de un negocio es independiente de las de sus accionistas o propietarios y en sus estados financieros solo deben incluirse los bienes, valores, derechos y obligaciones de este ente económico independiente.

La entidad puede ser una persona física o una persona moral o la combinación de ambas de ellas.

Realización.

La contabilidad cuantifica en términos monetarios las operaciones que realiza una entidad:

Con otros participantes en la actividad económica y Ciertos eventos económicos que la afecta.

Las operaciones y eventos económicos que la contabilidad cuantifica se considera por ellos realizados cuando:

  1. A) A efectuado transacciones con otros entes económicos.
    1. Han tenido lugar las transformaciones internas que modifican la estructura de recursos o de sus fuentes .
    2. Han ocurrido eventos económicos externos a la entidad o derivados de las operaciones de ésta y cuyo efecto puede cuantificarse razonablemente en términos monetarios.

Período Contable.

La necesidad de reconocer períodos de las empresas y la situación financiera de la entidad, que tiene una existencia continua obliga a  dividir su vida en períodos convencionales.

Las operaciones y eventos así como sus efectos derivados susceptibles de ser cuantificados se identifican con el período en que ocurre, por tanto, cualquier información contable debe indicar claramente al período al que se refiere.

En términos generales, los costos y gastos deben identificarse con el ingreso original independientemente de la fecha en que se pague.

Valor Histórico Original.

Las transacciones y cuentas económicas que la contabilidad cuantifica se registra según:

Las cantidades de efectivo que se afecten, su equivalente

La estimación razonable que de ello se haga al momento en que se consideren contablemente estas cifras deberán ser modificadas en el caso de que ocurran eventos posteriores que les hagan perder su significado, aplicando métodos de ajuste en forma sistemática, que preserven la imparcialidad y objetividad de la información contable.

Si se ajustan las cifras por cambios en el nivel general de precios y se aplican a todos los conceptos susceptibles de ser modificados que integran los estados financieros se considerará que no ha habido violación de este principio.

Sin embargo, esta situación debe quedar debidamente aclarada en la información que se produzca.

Negocio en marcha.

La entidad se presume en  existencia permanente, salvo especificaciones en contrario, por lo que las cifras de sus estados financieros representarán:

  1. Valores históricos ó
  2. Modificaciones de ellas sistemáticamente obtenidos.

Cuando las cifras representen valores estimados de la liquidación, esto deberá especificarse claramente y solamente serán aceptables para información general cuando la entidad esté en liquidación.

Dualidad económica.

Esta dualidad se constituye de:

  1. Los recursos de los que dispone la entidad para la realización de sus fines.
  2. Las fuentes de dichos recursos, que a su vez, son la especificación de los derechos que sobre los mismos existen, considerados en su conjunto.

La doble dimensión de la representación contable de la entidad es fundamental para una adecuada comprensión de su estructura y relación con otras entidades.

El hecho de que los sistemas modernos de registro aparentan eliminar la necesidad aritmética de mantener la igualdad de cargos y abonos no afecta el aspecto dual del ente económico considerado en su conjunto.

Revelación Suficiente.

La información contable presentada en los Estados financieros debe contener:

  1. En forma clara y comprensible.
  2. Todo lo necesario para juzgar los resultados de operación y situación financiera de la entidad.

Importancia relativa:

La información que aparece en los estados financieros debe mostrar los aspectos importantes de la entidad susceptible de ser cuantificados en términos monetarios.

Tanto para efectos de los datos que entran al sistema de información contable, como para la información que resulta de su operación se debe equilibrar:

  • El detalle y multiplicidad de los datos.
  • Con los requisitos de utilidad y finalidad de la información.

Comparabilidad:

Los usos de la Información contable requieren que se sigan procedimientos de cuantificación que permanezcan en el tiempo.

La información contable debe ser obtenida mediante la aplicación de los mismos principios y reglas particulares de cuantificación para:

  • Mediante la comparación de los Estados Financieros de la entidad, conocer su evolución.
  • Mediante la comparación de los Estados Financieros de otras entidades económicas conocer su posición relativa.

Cuando haya un cambio que afecte la comparabilidad de la información debe ser justificado y es necesario advertirlo claramente en la información que se presenta, indicando el efecto que dicho cambio produce en las cifras contables.

Lo mismo se aplica a la agrupación y presentación de la información.

Toma de decisiones.

Es importante resaltar la responsabilidad que tiene el contador Público independiente al emitir su opinión a través de un dictamen, sobre la razonabilidad de las cifras que se presentan en los Estados financieros debido a que proporciona  información confiable y útil, para que las personas interesadas tomen decisiones al respecto.

La auditoría puede practicarse con el propósito de obtener un punto de vista independiente sobre la situación financiera de la empresa, posiblemente diferente a la que presentan los directores del negocio.

Otras veces las auditorías se hacen para cumplir con los requisitos o necesidades especiales, entre las cuales pueden encontrarse:

Proyectos de expansión del negocio, aumento del capital, proyectos de fusión del negocio con otros u otros, necesidades para obtención de crédito para nivelar la situación económica existente.

Para incrementar las actividades de ventas o de producción, la modificación de las políticas de las cuentas por cobrar, el adecuado manejo de cuentas bancarias y de inversión.

El aseguramiento de nuestros activos fijos.

Una adecuada planeación de pago para ser frente a nuestras obligaciones, un adecuado manejo de nuestros inventarios, un control interno sólido, entre muchas otras necesidades  de tomar excelentes decisiones para el correcto funcionamiento del ente económico del que se trate.

Por ejemplo y solamente para mencionar algunos de los aspectos para la toma de decisiones, tomemos el caso de un examen de cuentas, siguiendo los lineamientos de auditoría, que se hace para efectos de estudiar la expansión del negocio y la conveniencia de un aumento de capital.

Pueden presentarse dos aspectos, la conversión de capital, de pasivos que se hayan creado con motivo de almacenamiento de mercancías para afrontar el desarrollo de las actividades de ventas o bien puede ser que el aumento de capital sea necesario para afrontar una cierta situación difícil que se haya creado con motivo de la ampliación de créditos, con arreglo a la cual la compañía puede tener cuentas por cobrar en monto tal que le impida el desarrollo de sus operaciones con desahogo.

En este último caso la ampliación o expansión ha tomado lugar y el problema radica en estudiar la situación para que se pueda apreciar por los interesados (no por el auditor) si procede mantener la posición existente de grandes inventarios o de alta cartera de cuentas por cobrar porque así lo demanda el negocio mismo.

En estos casos habría que poner énfasis en el examen de los inventarios o en el examen de cuentas por cobrar para ver si su crecimiento no se debe a ineficiencia de la operación, es decir, al almacenamiento de mercancía de lento o nulo movimiento o al mantenimiento de cuentas por cobrar de dudosa realización.

Habría también que estudiar el ritmo de compras con respecto a los almacenamientos y a las ventas, por lo que se refiere a inventarios y también la concesión de créditos, por lo que concierne a esfuerzos de venta y que se está realizando.

En el caso para seguir otro ejemplo, de que la expansión no se hubiera llevado a cabo, es decir, cuando no se ha incurrido  en grandes almacenamientos, ni acumulación de cuentas por cobrar, si no que se tiene en proyecto aumentar las actividades mediante una obtención de capital adicional, seguramente el examen de cuentas tendría que extenderse hacia el estudio de los pedidos de los clientes, para cerciorarse de si efectivamente hay una demanda tan grande que no se pueda cumplir por falta de recursos.

Las anteriores son únicamente situaciones que apuntan para explicar cómo, en ciertos casos, en que las auditorías se realizan para fines no generales sino específicos, es necesario dar cierto énfasis a algunos aspectos para conseguir información que pueda ser de gran utilidad para la mejor decisión que tomen todos y cada uno de los responsables del ente económico, tomando en cuenta por supuesto el grado de participación y responsabilidad que tenga  cada uno de ellos en dicho ente.

Concluyendo podemos afirmar que el trabajo del auditor tiene un gran efecto en el desempeño de los entes económicos debido a que si los interesados que toman decisiones se basan en el examen final del auditor (dictamen), pueden tomar decisiones que les den un grado de certidumbre en el futuro.

Objetivos y naturaleza de la Auditoría de los Estados Financieros.

Debido a que es necesario y de primordial  importancia que los interesados de la información financiera cuenten con que dicha información sea útil y confiable para la toma de decisiones adecuada.

En virtud de que los estados financieros constituyen un instrumento utilizado por la Administración de una empresa para dar a conocer información de  carácter económico sobre la entidad, nace la conveniencia de que un profesional independiente revise su contenido, a través de una auditoría, para determinar su grado de confiabilidad.

Dado que los resultados de una auditoría, generalmente trascienden no solo con quien contrata este servicio, si no ante el público en general, es por ello que debido a esta responsabilidad de carácter social, el auditor debe basar su trabajo tanto en el empleo de un juicio maduro y la aplicación de una técnica especializada como en la observación de determinados lineamientos que permitan que su actuación puede reunir requisitos mínimos de calidad profesional.

La finalidad de éxamenes de estados financieros, es expresar una opinión profesional independiente respecto a que si dichos estados presentan la situación financiera, los resultados de las operaciones, las variaciones en el capital contable y los cambios en la situación financiera de una entidad de acuerdo con Principios de Contabilidad aplicados sobre bases consistentes.

La opinión del auditor por ser independiente a la de la Administración y el resultado de aplicación de las normas, que controlan la calidad que debe reunir el trabajo e información que emite este profesional que permite incorporar credibilidad al contenido de los estados financieros examinados.

El contenido y elaboración de los estados financieros es responsabilidad que compete a la Administración de la entidad.

Mientras que el auditor es responsable de formarse y expresar una opinión sobre los Estados Financieros, la responsabilidad en cuanto a la preparación de los mismos y de sus notas aclaratorias recae en la administración de la entidad.

La responsabilidad de la Administración influye en el mantenimiento de los registros contables y de controles adecuados, la selección de políticas de contabilidad, así como la salvaguarda de los activos de la entidad.

La auditoría de Estados Financieros no releva a la Administración de sus responsabilidades.

Para que el auditor pueda formarse una opinión sobre los estados financieros deberá cubrir los aspectos de importancia de los mismos para lo cual deberá obtener una seguridad razonable mediante la aplicación de procedimientos de auditoría de que la información  que muestran los registros contables que sirvieron de base para su elaboración, es suficiente, confiable y que se encuentra revelada adecuadamente en los mismos de acuerdo a su importancia y conforme a principios de contabilidad aplicados sobre bases consistente.

Dado que no es práctico examinar la totalidad de las operaciones de una empresa el auditor deberá aplicar sus procedimientos de revisión, a base de pruebas selectivas.

El alcance o extensión de las pruebas a que se debe sujetar el examen de los estados financieros así como la naturaleza y oportunidad de los procedimientos de revisión, lo debe determinar el auditor de acuerdo con su criterio, basándose en los siguientes aspectos:

Los resultados que obtenga del estudio y evaluación del control interno.

La importancia de los saldos o las partidas a examinar.

El riesgo probable de error que puedan contener  los estados financieros sujetos a examen.

El criterio es indispensable en todo trabajo del auditor, tanto al determinar sus procedimientos de revisión, como al evaluar los juicios adoptados por la administración en la preparación de los Estados Financieros.

La Auditoría de Estados Financieros no tiene por objetivo el descubrir errores e irregularidades por lo que debido a las características propias de su realización y a las limitaciones que ofrece cualquier sistema de control interno, existe un riesgo inevitable de que algunos errores o irregularidades pueden permanecer sin descubrirse, sin embargo la responsabilidad del auditor nace con el hecho de que lis mismos debieron haber sido detectados y no lo fueron, por no haberse cumplido con las normas de auditoría generalmente aceptadas.

Cualquier indicio de que algún error o irregularidad pudiera haber ocurrido provocando una distorsión importante en los estados financieros sujetos a examen, obligaría al auditor a ampliar sus procedimientos de revisión para confirmar o disipar sus apreciaciones, dado que pudiera verse afectada su opinión sobre la razonabilidad de estos mismos estados.

Fundamentos de Auditoría.

Desde los inicios de la Contaduría Pública en nuestro país, los miembros de la profesión sintieron la necesidad de agruparse no solo para unificar su práctica profesional y autoimponerse una serie de normas de carácter ético y técnico, sino también para proteger los intereses de sus servicios y del público en general.

1917Se forma la Primera agrupación profesional, la cual fue denominada Asociación de Contadores Públicos contando con 11 miembros.
6 de Octubre de 1923Se constituyó el Instituto de Contadores Públicos titulados de México, cuya finalidad era agrupar a los miembros de la profesión.
Con el crecimiento de la profesión y el nacimiento de la Ley General de Profesiones originaron el nacimiento de agrupaciones regionales de contadores.
1965El Instituto Mexicano de Contadores Públicos adquirió el carácter de organismo nacional con el propósito de representar a la población contable nacional.
1977Obtiene el reconocimiento oficial de Federación de Colegios de Profesionistas.
30 de Octubre de 1987Estatutos y reglamentos del IMCP

Objetivos fundamentales del IMCP:

Propugnar por la unificación de criterios y lograr la implantación y aceptación de normas, principios y procedimientos básicos de ética y actuación profesional por parte de sus asociados.

Para cumplir con este objetivo el IMCP cuenta con un Comité Ejecutivo Nacional, el cual incluye una Vicepresidencia de legislación para coordinar y vigilar el trabajo de comisiones emisoras de disposiciones fundamentales en materia de:

  • Ética Profesional.
  • Principios de Contabilidad.
  • Normas y Procedimientos de Auditoría.

Comisión de Normas y Procedimientos de Auditoría. (CONPA).

Una de las comisiones más antiguas y trascendentes del Instituto es la Comisión de Normas y Procedimientos de Auditoría, denominada así desde 1971, con el propósito fundamental de determinar los procedimientos de auditoría recomendable para el examen de los Estados financieros que sean sometidos a la opinión del contador público.

Dicho propósito fue ampliado a 4 objetivos principales que son:

  1. Determinar las normas de auditoría a que deberá sujetarse el contador público independiente que emita dictámenes para tereceros con el fin de confirmar la veracidad, pertinencia o relevancia y suficiencia de la información.
  2. Determinar los procedimientos de auditoría para el examen de los estados financieros que sean sometidos a dictamen de contador público.
  3. Determinar procedimientos a seguir en cualquier trabajo de auditoría, en sentido amplio que lleva a cabo el contador público cuando actúa en forma independiente.
  4. Hacer las recomendaciones de índole práctica que resultan necesarias como complementos de los pronunciamientos técnicos de carácter general emitidos por la propia comisión, teniendo en cuenta las situaciones particulares que con mayor frecuencia se presentan a los auditores en  la práctica de su profesión.

Integración de la Comisión de Normas y Procedimientos de Auditoría (CONPA)

Los integrantes de esta comisión serán propuestos  a la membresía por el Comité Ejecutivo Nacional del Instituto, con la indicación de quienes ocuparán los puestos de Presidente y Secretario, conforme a un procedimiento establecido en el reglamento correspondiente.

Una vez satisfecho este requisito, se procederá a hacer la designación oficial de sus miembros, quienes desempeñarán sus cargos durante un período de 2 años.

Para ser miembro de la Comisión se deberá reunir ciertos requisitos de calidad, como son:

Gozar de prestigio profesional en el desempeño de sus actividades.

Tener cuando menos 6 años de desempeño profesional.

Ser el responsable del área técnica o tener una posición destacada en la entidad en que se desarrolle.

Ser socio de la firma a la que pertenezca en el desempeño de la Contaduría Pública Independiente.

Haber actuado como expositor o conferenciante en cursos o seminarios o haber sido profesor en Instituciones de Enseñanza en donde se imparta la carrera de Contaduría.

La CONPA puede clasificarse de la siguiente forma:

  • Normas de Auditoría.
  • Procedimientos de Auditoría.
  • Otras declaraciones.

Las Normas de Auditoría son los requisitos mínimos que de calidad relativos a la  personalidad del auditor, al trabajo que desempeña y a la información que rinde como resultado de dicho trabajo.

Las Normas de Auditoría están sujetas por tener carácter de obligatorio, a un procedimiento especial de aprobación que establecen los propios estatutos.

Los procedimientos de auditoría son el conjunto de técnicas de investigación aplicables a una partida  o a un grupo de hechos o circunstancias examinadas mediante las cuales el contador público obtiene las bases necesarias para fundamentar su opinión.

Los procedimientos de auditoría  y demás recomendaciones de índole práctica que se incluyen constituyen la opinión unánime o mayoritaria en su caso de los miembros de la comisión con respecto a la mejor forma de llevar a cabo las fases del trabajo de auditoría, de obtener la evidencia suficiente, competente y en general, de realizar dicho trabajo en forma satisfactoria y profesional.

Dichos procedimientos y recomendaciones deben ser aplicados en la realización del trabajo de auditoría. Esta aplicación deberá hacerse a juicio del auditor de acuerdo con las circunstancias, teniendo presente que apartarse de ellos sin una razón justificada, constituye una falta de cumplimiento con las normas relativas a la ejecución de trabajo.

Las otras declaraciones son los medios a través de los cuales esta comisión da a conocer políticas, programas, estudios, ejemplos, opciones, guías, etc.

Esta Comisión que independientemente de la obligación de normar la actuación del contador Público como auditor independiente que aseguré añta calidad de sus servicios, tiene el compromiso de promover y patrocinar la publicación de elementos materiales que contribuyan al desarrollo profesional del contador público en el campo de la auditoría, a mantener y aumentar su capacidad técnica, de integrar una doctrina profesional de alto nivel y adaptado a las circunstancias y modalidades especiales de este trabajo en nuestro país.

Importancia Relativa.

La Importancia Relativa representa el importe acumulado de los errores y desviaciones de principios de contabilidad que podrían contener los Estados Financieros si que a juicio del auditor y a la luz  de las circunstancias existentes, sea probable que se afecten el juicio o decisiones de las personas que confían en la información contenida en dichos estados.

Se debe juzgar el efecto cuantificado en relación a los Estados Financieros tomados en su conjunto, sin embargo también se deben considerar algunos aspectos cualitativos tales como:

Una revelación o presentación inadecuada, la importancia de un rubro específico para la empresa en particular, por ejemplo: los inventarios de una empresa industrial el hecho de que el error o desviación afecte varios rubros de los Estados Financieros.

El auditor debe establecer el límite de la importancia relativa basada en su juicio profesional, considerando necesidades o expectativas de un usuario normal y razonable de los Estados Financieros auditados.

Como ya se indicó en los aspectos que deben considerar para determinar la importancia relativa se deben incluir tanto factores cuantitativos como cualitativos, sin embargo el resultado debe cuantificarse siempre que sea posible, para poder juzgar su efecto en los Estados Financieros.

Por ejemplo: el hecho de que los inmuebles estén hipotecados puede de por sí  ser un hecho importante, sin embargo, si el valor de dichos inmuebles es muy bajo podrá no ser necesario revelarlo en los estados Financieros auditados o incluso ni siquiera investigar la posible existencia de gravámenes sobre dichos activos.

En los casos de incertidumbre cuyo resultado futuro no es susceptible de ser estimado razonablemente por la administración, el auditor debe juzgar si es posible que se origine una pérdida en exceso a la importancia relativa a fin de incluir revelaciones que procedan.

Administradores y ética profesional.

Cuando una organización ya sea de naturaleza mercantil o civil, llega a crecer y sus promotores se vean imposibilitados  para manejarlas  directamente, se hace necesario delegar la administración en persona u organismos que desempeñen esta función.

De esta manera surgen los puestos que según la naturaleza de la organización de que se trate recibe el nombre de administrador, gerente director, presidente, etc. U otro nombre que denote el carácter de MANDATARIO para la ejecución del objeto de la empresa.

MANDATARIOMANDANTE
Quienes desempeñan la función de la administración en lugar del mandante.Permanece alejado de la inmediata gestión de los negocios.
AUDITOR
Encargado de vigilar la actividad de los mandatarios.

Tipos de mandatos :

Administración.

Vigilancia.

Es indispensable recurrir al auditor externo o independiente, es decir, personas que no estén sujetas a obedecer a los funcionarios de la empresa y puedan en consecuencia emitir juicios sólidos, dictámenes u opiniones imparciales acerca del resultado de la revisión practicada.

Para desempeñar esta función se utilizan los servicios de contadores públicos, quienes dado su carácter eminentemente profesional, no sólo conoce procedimientos técnicos aplicables  al caso, sino que su actividad está sujeta a las normas de ética muy bien determinadas para su actuación.

El contador Público tiene el concepto de que su labor beneficia no solo al cliente que le encomienda un trabajo, sino que trasciende al gran público que la aprovecha para sus propios fines.

El contador no tiene fe pública oficialmente no como en el caso de los notarios, pero si cuenta con la confianza del público, y ésta es intangible, dependerá de la buena opinión o fama que los demás se formen de él, resulta que este solo puede desarrollarse a medida que adquiere y cimienta esta reputación basada en su dominio profesional en su experiencia y en cualidades de su carácter sobre todo en su veracidad.

Diferencia entre C.P. y un empleado.

Contador PúblicoEmpleado
Es un profesional debido a que ejerce publicamente su profesión.

Goza de absoluta independencia de criterio al desempeñar su trabajo.

Percibe como remuneración sus honorarios profesionales.

 

 

Atiende sus labores a cambio de un salario predeterminado.

Es de gran importancia resaltar que la opinión del contador público ha de ser imparcial. Esta es una de las características profesionales de mayor importancia y sin duda la que con mayor importancia y celo guardan los contadores.

Dado el carácter de las actividades económicas y financieras que constituyen el medio donde el contador público ejerce su profesión, es muy frecuente encontrar intereses en conflicto no solo entre deudores y acreedores sino principalmente entres estos y el fisco.

En ningún caso, les está permitido al contador tomar partida en beneficio de alguna de las partes ni aún aquella que represente directamente los intereses de su cliente, pues debe recordar que la esencia misma de su profesión se basa en el espíritu de equidad. Cualquier desviación vulnera la reputación de toda la profesión.

El contador público basa su personalidad en dos elementos esenciales:

  1. Profesionalismo. Se refiere a la formación académica, elementos de cultura en general, experiencia profesional.
  2. Calidad Humana. Presupone la existencia de normas morales, dentro de éstas esta ímplicita la ética.

La integridad, educación y honradez del contador público serán seguramente las bases de su actividad y en las que mayor grado contribuirán a formar una sólida formación profesional.

El IMCP en su calidad de organismo nacional ha aprobado  el Código de Ética Profesional a que deberán sujetarse todos los miembros, así como los miembros de las asociaciones afiliadas y que contienen las normas ideales de conducta para un contador público ante su cliente y ante sus colegas y la sociedad en general.

Técnicas y procedimientos de auditoría.

El trabajo de auditoría tiene como finalidad inmediata proporcionar al propio contador los elementos de juicio y de evidencia suficiente para poder emitir su opinión de una manera objetiva y profesional.

Es por tanto responsabilidad personal  e indeclinable del propio auditor determinar la propia naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos de auditoría a aplicar, que considere necesarios.

Procedimientos de auditoría:

Son el conjunto de técnicas e investigación aplicables a una partida o a un grupo de hechos y circunstancias relativas a los estados financieros sujetos a examen, mediante los cuales el contador público obtiene las bases para fundamentar su opinión.

Debido a que generalmente el auditor no puede obtener los conocimientos que necesita para sustentar su opinión en una sola prueba, es necesario examinar mediante varias técnicas de aplicación simultánea o sucesiva.

Naturaleza de los procedimientos de auditoría:

Los diferentes sistemas de organización, control, contabilidad y en general los detalles de operación de los negocios, hacen imposible establecer sistemas rígidos de pruebas para el examen de los estados financieros.

Por esta razón el auditor deberá decidir cuál técnica o procedimiento de auditoría o conjunto de ellas, será aplicable en cada caso, para obtener la certeza que fundamenta su opinión objetiva y profesional.

Extensión o alcance de los procedimientos de auditoría:

Dado que las operaciones de la empresa son repetitivas y forman cantidades numerosas de operaciones individuales generalmente no es posible realizar un examen detallado de todas las transacciones  individuales que forma una partida global.

Por esta razón cuando se llenan los requisitos de multiplicidad de partidas y similitud entre ellas, se recurre al procedimiento de examinar una muestra representativa de las transacciones individuales para derivar del examen de tal muestra una opinión general sobre la partida global.Se le conoce como pruebas selectivas.

La relación de las transacciones examinadas respecto del total que forma el universo, es lo que se conoce como: “Extensión o alcance de los procedimientos de Auditoría” y su determinación es uno de los elementos más importantes en la planeación y ejecución de la auditoría.

Oportunidad de los procedimientos de auditoría.

La época en que los procedimientos de auditoría se van a aplicar se llama oportunidad.

No es indispensable y a veces no es conveniente realizar los procedimientos de auditoría relativos a examen de los estados financieros a la fecha en que se realicen.

Algunos procedimientos de auditoría son más útiles y se aplican mejor en una fecha anterior o posterior.

Técnicas de Auditoría.

Son los métodos prácticos de investigación y pruebas que el contador público utiliza para comprobar la razonabilidad de la información que le permite emitir su opinión profesional.

Las Técnicas de Auditoría son las siguientes:

  • Estudio General: Es la apreciación sobre la fisonomía o características generales de la empresa, de sus estados financieros y de los rubros y partidas importantes significativas o extraordinarias.

Esta técnica sirve de orientación para la aplicación de otras técnicas, por lo que generalmente deberá aplicarse antes de cualquier otra.

El Estudio General deberá aplicarse con cuidado y diligencia, por lo que es recomendable su aplicación la lleve a cabo el auditor con preparación, experiencia y madurez para asegurar un juicio profesional sólido y amplio.

  • Análisis: Clasificación y agrupación de los distintos elementos individuales que forman una cuenta o una partida determinada, de tal manera que los grupos constituyan unidades homogéneas y significativas.

El análisis generalmente se aplica a cuentas por rubros de los Estados Financieros para conocer como se encuentran integrados y son los siguientes:

Análisis de Saldos: existen cuentas en las que los distintos movimientos que se registran en ellas son compensaciones unos de otros.

Ejemplo:

Cuenta de clientes, los abonos por pagos o   de devoluciones o de bonificaciones, son compensaciones totales o parciales de las ventas.

En este caso, se puede analizar solo aquellas partidas que formen parte del saldo de la cuenta.

El detalle de estas partidas y su clasificación en grupos homogéneos y significativos es lo que constituye el análisis de saldos.

Análisis de movimientos: En otras ocasiones los saldos de las cuentas se forman no por compensación de partidas sino por acumulación de ellas:

Ejemplo:

Las cuentas de resultados y algunas cuentas de movimientos, puede suceder que no sea factible  relacionar los  movimientos acreedores contra los movimientos deudores por razones particulares o no covenga hacerlo, en este caso

el análisis de la cuenta debe hacerse por agrupación, conforme a conceptos homogéneos.

  • Inspección. Examen físico de los bienes materiales o de los documentos, con el objeto de cerciorarse de la existencia de un activo o de una operación  registrada o presentada en los Estados Financieros.

En diversas ocasiones, especialmente por lo que hace a los saldos del activo, los datos de la contabilidad están representados por bienes materiales, títulos de crédito u otra clase de documentos que constituyen la materialización del dato registrado en la contabilidad.

En igual forma alguna de las operaciones de la empresa o sus condiciones de trabajo, pueden ser amparados por títulos, documentos o libros especiales en los cuales de una manera fehaciente queda la constancia de la operación  realizada en todos estos casos, puede comprobarse la autenticidad del saldo de la cuenta, de la operación realizada ola circunstancia que se trate de comprobar mediante el examen físico de los bienes o documentos que ampara el activo o la operación.

  • Confirmación: Obtención de una comunicación escrita de una persona independiente de la empresa examinada y que se encuentra en la posibilidad de conocer la naturaleza y condiciones de la operación y por lo tanto confirmar de una manera válida.

Esta técnica se aplica solicitando a la empresa auditada que se dirija a la persona que pide la confirmación, para que conteste por escrito al auditor, dandole la información que solicita el auditor y puede ser aplicada de diferentes formas:

  • Positiva: Se envían datos y se pide que conteste tanto que si están conformes como si no lo están.
  • Negativa: Se envían datos y se pide conteste tanto que si están conformes como si no lo están.
  • Indirecta, ciega o en blanco: No se envían datos y se solicita información de saldos, movimientos y cualquier otro dato para la auditoría.

Generalmente se utiliza para confirmar pasivo a Instituciones de Crédito.

  • Investigación: Obtención de información, datos y comentarios de los funcionarios y empleados de la propia empresa.

Con esta técnica, el auditor puede obtener conocimientos  y formarse un juicio sobre algunos saldos u operaciones realizadas por la empresa. Ejemplo: Cobrabilidad sobre saldos deudores informaciones por parte del Depto. De Crédito y Cobranza.

Declaraciones:

Manifestación por escrito con la firma de los interesados, del resultado de las investigaciones realizadas con los funcionarios y empleados de la empresa.

Esta técnica se aplica cuando la importancia de los datos o el resultado de las investigaciones lo ameritan.

Aun cuando  la declaración es una técnica de auditoría conveniente y necesaria, su validez está limitada por el hecho de ser datos suministrados por personas que participaron en las operaciones realizadas o bien tuvieron injerencia con la formulación de los estados financieros que están examinados.

Certificación:

Obtención de un documento en el que se asegure la verdad de un hecho legalizado por lo general con la firma de una autoridad.

Observación:

Presencia física de cómo se realizan ciertas operaciones o hechos.

El auditor se cerciorará de la forma en como se realizan ciertas operaciones dandose cuenta ocularmente de la forma como el personal de la empresa las realiza.

Ejemplo: observación de inventarios físicos.

Cálculo:

Verificación matemática de alguna partidas. Hay partidas en la contabilidad que son resultados de cómputos realizados sobre bases predeterminadas el auditor puede cerciorarse de la corrección  matemática de estas partidas mediante el cálculo independiente de las mismas.

En la aplicación de esta técnica del cálculo es conveniente seguir un procedimiento diferente al aplicado originalmente en las partidas.

Ejemplo: Importe de los intereses ganados.

  • Más adelante veremos las técnicas de Auditoría.

entidad : Colectividad considerada como unidad.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
González María Elena. (2002, mayo 23). Teoría básica de Auditoría. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/teoria-basica-de-auditoria/
González, María Elena. "Teoría básica de Auditoría". GestioPolis. 23 mayo 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/teoria-basica-de-auditoria/>.
González, María Elena. "Teoría básica de Auditoría". GestioPolis. mayo 23, 2002. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/teoria-basica-de-auditoria/.
González, María Elena. Teoría básica de Auditoría [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/teoria-basica-de-auditoria/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de crdot en Flickr
DACJ