¡Sólo pregunta!. Un ejemplo de superación para reflexionar

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

Reggie Bibbs* es un norteamericano que padece neurofibromatosis (NF), una enfermedad de origen genético que causa el crecimiento de tumores en los nervios y suele provocar anomalías en la piel y los huesos. Con más de media cara deformada por su condición, Reggie solía toparse con el espanto de la gente y recluirse desanimado en su hogar para evitar tanto rechazo; hasta que decidió hacer algo al respecto.

Para hacer sentir más cómodos a quienes lo veían y animarles a que se acerquen a compartir sus inquietudes, diseñó una campaña con el eslogan impreso en su remera que dice “Just Ask!” (¡Sólo pregunta!), dándose a él mismo la oportunidad y confianza para interactuar con extraños y hablarles sobre la NF. De esa manera, lo tabú o no-mencionable se explicitó con creatividad para generar una comunicación respetuosa que antes resultaba imposible.

En el caso de Reggie lo que impedía una coexistencia armónica con la mayoría de las personas de su comunidad puede ser bastante evidente, pero a los que no sufrimos una circunstancia física similar lo que nos distancia (o espanta) de personas queridas, colegas, compañeros ocasionales de camino o perfectos desconocidos no suele presentarse de un modo tan contundente e incuestionable; pese a que de todos modos tendemos a sufrir las consecuencias del alejamiento no conversado.

¡Sólo pregunta!. Si lo que dicen de ti no te parece justo, apropiado, claro o suficiente, o no dicen lo que esperabas que dijeran, ¡sólo pregunta! a quien te pueda aportar esa información para ti tan necesaria. Si lo que ves no te gusta o crees que debería ser de otro modo; o si lo que sientes por alguien o algo realmente condiciona la calidad de vida que quisieras tener ¡sólo pregunta! lo que quieras saber a esa persona con quien interactúas.

Con el silencio elegido solemos sentirnos muy bien. En cambio, no nos sentiremos bien y tendremos mucho ruido por dentro si nos quedamos mudos por no saber cómo indagar o escapando de chequear con el otro si ambos entendimos lo que queríamos trasmitir. A la larga, ese bullicio interno se hará externo, casi siempre de un modo impulsivo, desordenado y para nada reparador de la situación que originalmente nos inquietaba.

¡Sólo pregunta! Y si no sabes cómo preguntar, te sugiero compartas con el otro tu sensación de no saber cómo preguntar algo que quisieras saber. Tal vez no te pueda o quiera ayudar con eso (y verás qué hacer al respecto); pero también puede pasar que tu actitud genere o predisponga el clima emocional necesario para conversar con mayor fluidez y confianza.

Cuanto más se mostraba (Reggie) afuera, más respuestas positivas de los demás recibía. Ahora, en vez de quedarse sentado en su casa preguntándose cómo era la vida, comenzó a vivirla”, dice la página de la Fundación Just Ask! ¡Sólo pregunta!: te puedes encontrar mucho más que la respuesta esperada…

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Vela Tomás. (2011, septiembre 14). ¡Sólo pregunta!. Un ejemplo de superación para reflexionar. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/solo-pregunta-ejemplo-de-superacion-para-reflexionar/
Vela, Tomás. "¡Sólo pregunta!. Un ejemplo de superación para reflexionar". GestioPolis. 14 septiembre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/solo-pregunta-ejemplo-de-superacion-para-reflexionar/>.
Vela, Tomás. "¡Sólo pregunta!. Un ejemplo de superación para reflexionar". GestioPolis. septiembre 14, 2011. Consultado el 23 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/solo-pregunta-ejemplo-de-superacion-para-reflexionar/.
Vela, Tomás. ¡Sólo pregunta!. Un ejemplo de superación para reflexionar [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/solo-pregunta-ejemplo-de-superacion-para-reflexionar/> [Citado el 23 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pierluigi_landi en Flickr
DACJ