La Motivación y la Creatividad en las Clases de Inglés

  • Otros
  • 10 minutos de lectura

Temática en la que se incluye el trabajo: El proceso de enseñanza aprendizaje de lenguas extranjeras.

Resumen: La motivación y la creatividad son fundamentales en la vida del ser humano, cuyo estudio   tiene una rica historia y tradición a partir de la unidad dialéctica de la teoría con la práctica lo cual tiene  un papel decisivo en  la forma  de  penetrar en la esencia de la realidad, y  orientar  la investigación y la educación  hacia la solución de los problemas humanos,  desde la ciencia  hasta la vida social. La enseñanza de las lenguas extranjeras contribuye al desarrollo de la creatividad, a su vez implica que el grado de creatividad de  los estudiantes es directamente proporcional a la motivación hacia el aprendizaje de las lenguas extranjeras.

Introducción

La creatividad es una de las cualidades esenciales que distingue al ser humano del resto de los animales, existe un consenso de  que todo ser humano  es potencialmente creativo. El fenómeno de la creatividad, como todo lo humano, es sumamente complejo, y su análisis debe partir  de la concepción del hombre como ser biológico-psicológico-social. Su estudio ha estado centralizado, desde finales del siglo pasado, por la psicología, de maneras muy diferentes y bajo diferentes enfoques: unos centrados en el proceso de creación; otros en la persona creativa y sus cualidades; en el producto creado; o en las condiciones ambientales en que se desarrolla.

Los primeros estudios acerca de la psicología de la crea­tividad datan de finales del siglo XIX, asociados a la imaginación creadora y a  través de las diferentes décadas del siglo XXI se  ha evidenciado  una amplia y diversa documentación acerca de este fenómeno con diferentes concepciones, muchas de estas llegando a ser incluso contradictorias.

Existe cierto acuerdo entre los investigadores en   relación a la base de la actuación creativa,  en las cuales  se encuentran, en mayor o menor medida, una serie de cuali­dades, procesos psíquicos, o recursos personológicos, tanto de la esfera cognitiva como de la afectiva que se desarro­llan en el sujeto a través de toda su vida. Según  L. S. Vigotski: “ambos factores: el intelectual y el emocional, son en igual medida necesarios para el acto de creación”1.

Desarrollo

Actualmente existen más de quinientas acepciones acerca del término y la mayoría de las personas la asocian como algo nuevo, novedoso, original, revolucionario, transformador creativo.

Según Davis. (1975). “Es el resultado de una combinación de atributos o procesos que son nuevos para el investigador”. 2

Rodríguez M. (1992) plantea que “Es la capacidad para producir cosas nuevas y valiosas”. 3

Albertina Mitjáns (1995). Sostiene que significa trascender lo existente en una esfera de actividad concreta donde el sujeto esté motivado. 4.

Caner Román. (1997) expresa que “Es el proceso mediante el cual la persona descubre, produce o comunica algo nuevo con cierto valor social”. 5.

La mayoría de las definiciones tienen un carácter general y aplicable a diferentes esferas del saber, solo  la expresada por Albertina Mitjáns, hace énfasis en lo personológico, puntualizando en la motivación y su fuerte carga afectiva para la obtención de lo creativo.

la mayoría de las personas piensan o relacionan la creatividad solo con la capacidad para resolver problemas, dejando en un segundo plano su descubrimiento y en realidad un problema puede resolverse, cuando antes se ha descubierto.

Para desarrollar la creatividad son necesarios al menos tres aspectos, el desarrollo intelectual, la motivación y lo personológico, es necesario  considerar otros  como las condiciones y el contexto, del cual depende en gran parte la motivación. En este sentido, se ha comprobado que alumnos con un coeficiente de inteligencia alto no logran ser creativos.

La  motivación crea condiciones para fortalecer los fundamentos profundos de la ciencia, de tal forma que se garantice la  estimulación  de  la actividad cognoscitiva del hombre, a  partir  de necesidades de la actividad práctica, relacionadas con la producción  y  la vida social, a la vez que experimenta  sin  cesar  un flujo  estimulante  de la actividad del hombre, así como  la  influencia que se ejerce sobre él en el transcurso del  desarrollo social.

Los factores bióticos que inciden en que un individuo sea creativo están relacionados con el funcionamiento de su sistema nervioso, el cual a su vez está determinado por las características estructurales de sus órganos nerviosos, sus neuronas, y en última instancia sus genes, portadores de la información genética recibida por sus progenitores desde el momento de la concepción del cigoto, así como por el resto del organismo como un todo.

Los factores psíquicos están relacionados con las ca­racterísticas de sus procesos psíquicos y recursos personológicos, que el sujeto va conformando a través de su desarrollo ontogenético, en plena interacción con su medio, manifestándose la unidad indisoluble de lo cognitivo y lo afectivo. Existe consenso en que integra tanto procesos conscientes como inconscientes o pre conscientes.

Los factores sociales tienen que ver fundamentalmente con el tipo de relaciones que se establecen entre los sujetos, su estilo de comunicación, el estilo de dirección que rige en el medio social al que pertenece, así como su organización. También incluye, a nuestro juicio, elementos de orden material como las cualidades de los ambientes físicos, los medios materiales de que se dispone, cuyo origen es social.

Los autores de este trabajo somos del criterio que ninguno de estos factores por sí solo, es capaz de determinar una actuación creativa de determinado sujeto, solamente la integración funcional y sistémica de los tres pudiera explicar que una persona se muestre más o menos creativa en algún momento de su vida.

Por su importancia pedagógica en el proceso de enseñanza aprendizaje de las lenguas extranjeras, se hará referencia con mayor amplitud a los factores psíquicos y sociales  determinantes en la creatividad. A su vez, se exponen los que resultan más importantes para ser desarrollados desde el punto de vista pedagógico.

Pensamiento: Según S. L. Rubinstein el pensamiento es la búsqueda y el descubrimiento de lo nuevo, el movimiento independiente hacia nuevas generalizaciones. 6.

Capacidades y estilos cognitivos: Tienen que ver con el reconocimiento, percepción, comprensión, transformación y elaboración personalizada de la información que recibe, dándole un sentido propio.

Según R. J. Sternberg, los estilos intelectuales son las formas más convincentes de utilizar y dirigir el intelecto. Son los modos mediante los cuales las personas utilizan un conocimiento en su interacción social con el medio. 7

Memoria: forma para organizar  y establecer el almacenaje  de la información. Una buena memoria contribuye a pensar con eficiencia. La creatividad tiene que apoyarse sobre la información almacenada, sobre la experiencia vivida. Para desarrollar  el proceso de la creación en cualquier esfera es necesario tener conocimientos sobre la misma, para no “inventar” lo ya creado. Además, no sólo son necesarios los conocimientos para analizar un problema y su solución en un campo determinado, sino también para evaluarlo.

Imaginación: Según T. Ribot, esta consiste en la propiedad que tienen las imágenes de reunirse en combinaciones nuevas por efecto de una espontaneidad. 8

Para S. L. Rubinstein, en las formas superiores de la imaginación, en la actividad creadora, las imágenes se forman y transforman conscientemente de acuerdo con los objetivos de la consciente actividad creadora del hombre. 9

Motivación: La creatividad requiere impulsos motivacionales fuertes que dinamicen al sujeto y lo atraigan a la expresión creadora.

La motivación abarca todo el proceso mediante el cual surgen, se desarrollan y verifican las fuerzas motrices de toda actividad vital, y de su actividad creadora en particular, de acuerdo con determinados niveles de jerarquía. 10

La motivación humana tiene un carácter específico, de origen social e históricamente determinado. El hombre es un ser auto determinado y abierto, dispuesto a incrementar o disminuir, según el caso, la tensión y la estimulación proveniente de sí o del medio circundante.

Según R. J. Sternberg existen dos tipos de motivaciones básicas para el proceso creativo: la intrínseca y la de la excelencia. La  intrínseca  surge  del propio proceso creativo, y está asociada a fuertes vivencias de goce con respecto a dicha actividad intelectual; esta forma de motivación aparece durante todo el proceso y no solamente es su resultado. Por otra parte, la de excelencia se refiere a que la persona creativa no desea solamente resolver los problemas o trabajos de una manera competente, sino además excelente, en todo lo que está realizando. 11

Independencia: Es la autonomía que tiene el individuo para realizar tareas por iniciativa propia, sin requerir ayuda ni orientación constante de otra persona.

Los factores sociales de la creatividad están determinados por la influencia del ambiente sobre el rendimiento o comportamiento creativo; esto a su vez a permitido determinar que  en el comportamiento creativo in­fluyen también  factores externos vinculados al ambiente en el cual se desenvuelve el sujeto, las condiciones socio-psicológicas, sociales, grupales y de otro orden. Esta atmosfera creativa se basa principalmente en la comunicación que se establece en el grupo o colectivo al que pertenece el sujeto.

Según A. González, la atmósfera creativa está compuesta básicamente por: el conductor, la composición del grupo y las condiciones “psicológicas” en que trabaja y se des arrolla el grupo creativo. 12

  1. Marín ha identificado otras condiciones ambientales que influyen en la creatividad, las cuales pudieran denominarse socio-ecológicas, como  son:
  • La ubicación de los participantes del grupo: Se recomienda que todos puedan verse y hablarse;
  • Aausencia de lugares o asientos fijos ni para el conductor ni el resto de los participantes;
  • El local debe ser lo suficientemente grande y el mobiliario propicio  para permitir reubicaciones y movimientos amplios de los participantes;
  • Aislamiento del grupo con respecto a su entorno habitual de las presiones sociales cotidianas;
  • Tiempo necesario para que maduren las ideas y experiencias de los  participantes. 13

En las clases de lenguas extranjeras la motivación y la creatividad juegan un papel fundamental y puede ser evaluada de forma directa e indirecta La evaluación directa se realiza a través del análisis de las tareas, ejercicios y actividades  creadas en el aula a partir de situacio­nes reales, y a través de la reconstrucción histórica de las realizaciones creativas del sujeto. Los elementos psi­cológicos que caracterizan el comportamiento creativo pueden evaluarse de modo indirecto mediante el método clínico, lo que permite realizar inferencias acerca de las potenciali­dades creativas del sujeto.

Los autores de este trabajo coinciden en que es más factible la utilización del método de análisis de los productos creados como consecuen­cia de su estimulación durante el proceso de enseñanza aprendizaje. En general hay acuerdo en considerar como criterios de creatividad del producto: la originalidad y su utilidad en la solución del o los problemas del sujeto, el grupo o la sociedad en general.

Según J. Hallman, la originalidad incluye entre otras, la cualidad de novedad, la cual implica algo todavía no dado, o infrecuente, frescura e inventiva. Se considera que una idea es nueva sólo en relación con el individuo particular que la produce. 14

Esta última precisión tiene un gran valor didáctico pedagógico , pues de lo que se trata es que los estudiantes redescubran conceptos, leyes y teorías, reconstruyan modelos, experimentos, re­descubran problemas, etc.., los cuales son nuevos sólo para ellos. Esto implica, tener en cuenta durante la evaluación de un producto creativo, la experiencia anterior que haya tenido el sujeto, el acceso a determinada bibliografía, medios audiovisuales, el contenido que se refleja en los libros de texto, u otras fuentes de información.

Conclusiones

La creatividad, como parte de la personalidad, se desarrolla a través de múltiples sistemas de actividad-comunicación en que está implicado el sujeto. En esto influye de manera fundamental la familia y la escuela, por ser estos los dos  contextos donde generalmente el escolar desarrolla los contactos emocionales más intensos. Esto puede variar en determinadas etapas, fundamentalmente a partir de la adolescencia, en la cual el grupo de coetáneos tiene una gran influencia que incluso a veces rebasa el peso de la  familia y la escuela.

La estimulación de la creatividad en el proceso de enseñanza aprendizaje, especialmente en las clases de inglés como lengua extranjera, requiere una buena preparación lingüística, pedagógica y didáctica por parte del profesor. Este debe tener en cuenta las características de sus estudiantes, que es lo que los motiva y les gusta.

El estado actual de desarrollo de los conocimientos acerca del fenómeno de la creatividad desde el punto de vista psicológico y sociológico, le permiten a las Ciencias Pedagógicas establecer regularidades con relación a las características del sistema pedagógico capaz de estimular la creatividad  desde una perspectiva integradora.

Referencias Bibliográficas

  1. S. VIGOTSKI. Imaginación y creación en la edad infantil/ L. S. Vigotski.– La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1987.
  2. Davis, y A. Scott. Estrategias para la creatividad. Pág. 19.
  3. Rodríguez Estrada, M.; Manual de creatividad. Los procesos psíquicos y el desarrollo pág. 22.
  4. Mitjáns A. Creatividad, personalidad y Educación. pág. 35.
  5. Caner Román A.; Creatividad en el trabajo con mapas. pág.
  6. L. RUBINSTEIN. El pensamiento y los caminos de su investigación/ S. L. Rubinstein.– La Habana: Edito­rial Pueblo y Educación, 1974.– pág. 101.
  7. JULIAN BETANCOURT MOREJÓN. La creatividad: Bloqueos y temores/ Julián Betancourt Morejón, Omar Trujillo Gras. En: Julián Betancourt Morejón [y otros]. La creatividad y sus implicaciones.– La Habana: Edito­rial Academia, 1997.– pág. 98.
  8. RIBOT. Ensayo acerca de la imaginación creadora./ Th. Ribot.– Madrid: Ambrosio Pérez y Cía, 1901.. cit. pág 333.
  9. L. RUBINSTEIN. Principios de psicología general/ S. L. Rubinstein.– La Habana: Edición Revolucionaria, 1977.– pág. 365.
  10. FELIPE CHIBÁS ORTIZ. La motivación para crear en los marcos de la educación: Algunas reflexiones y apuntes críticos. Revista Cubana de Educación Superior (La Habana) 14:2, 1994.
  11. JULIÁN BETANCOURT MOREJÓN. Op. cit. pág. 98.
  12. AMÉRICA GONZÁLEZ. Cómo propiciar la creatividad./ América González.– La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1990.– pag 87.
  13. RICARDO MARÍN IBÁÑEZ. La creatividad en la educación / Ricardo Marín Ibáñez.– Buenos Aires: Editorial Kapeluz, 1974.
  14. HALLMAN. “Condiciones necesarias y suficientes de la creatividad”. En: Julián Betancourt Morejón. Teorías y Prácticas sobre creatividad y calidad. Selección de lecturas.– La Habana: Editorial Academia, 1992.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Galarraga Douglas Yamila. (2018, abril 2). La Motivación y la Creatividad en las Clases de Inglés. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-motivacion-y-la-creatividad-en-las-clases-de-ingles/
Galarraga Douglas, Yamila. "La Motivación y la Creatividad en las Clases de Inglés". GestioPolis. 2 abril 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-motivacion-y-la-creatividad-en-las-clases-de-ingles/>.
Galarraga Douglas, Yamila. "La Motivación y la Creatividad en las Clases de Inglés". GestioPolis. abril 2, 2018. Consultado el 21 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-motivacion-y-la-creatividad-en-las-clases-de-ingles/.
Galarraga Douglas, Yamila. La Motivación y la Creatividad en las Clases de Inglés [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-motivacion-y-la-creatividad-en-las-clases-de-ingles/> [Citado el 21 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 89228431@N06 en Flickr
DACJ