Emprendimiento: el motor de la economía.

Es bien sabido por todos que las empresas son el motor de la economía a nivel mundial. Estas existen gracias a la inquietud de personas de crear productos y servicios que dieran solución a un problema o necesidad que detectaron. 

     Sin embargo, el contar con la inquietud y generar ideas no nos garantiza el éxito de una empresa. Ya que para esto necesitamos validar que las personas verdaderamente necesitan de dicho producto o servicio. 

     Dicen que la única diferencia entre necedad y perseverancia es el resultado. Y si bien es cierto, que al inicio de nuestros proyectos solemos ser protectores con ellos y muchas veces las críticas no son bien recibidas, también tenemos que estar abiertos a escuchar todas las opiniones y ser totalmente objetivos y críticos para diferenciar entre una crítica destructiva y constructiva. Y no cerramos a la idea de cambiar o mejorar ciertos aspectos de nuestro producto o servicio. 

     Ya que hay que recordar que la mejora continua es parte fundamental de una empresa y de su crecimiento. 

     Una buena idea se complementa con una buena planeación y un eficiente uso de los recursos.  Aunque claramente, existen habilidades o capacidades que la complementan aún más. Con muchas de estas nacemos y otras tantas con el paso del tiempo perfeccionamos; para estar en el mundo de los negocios y el emprendimiento se requieren de un sinfín; entre las cuales en base a mi experiencia quiero destacar:

     Capacidad de escucha: Es importante prestar atención a los comentarios tanto de personas internas como externas que están involucradas en la organización llámense (colaboradores, proveedores o clientes) ya que estos nos permiten conocer diferentes perspectivas en las cuales se ve envuelta nuestra empresa. 

     Capacidad de negociación: Esta es sin duda una de las más importantes, ya que el mundo de los negocios gira alrededor de ella y muchas veces el cumplimiento de nuestros objetivos se da a base de negociaciones exitosas. La negociación es un aspecto que se encuentra presente en nuestro día a día y todos nos vemos involucrados en ella en algún momento de nuestras vidas. Ni hablar de aquellas personas que se desenvuelven diariamente en el mundo empresarial y que realizan negociaciones nacionales e internaciones, las cuales cuentan con notables diferencias y que es fundamental que el ejecutivo o la persona encargada de llevar a cabo el acuerdo, conozca a profundidad cada una de estas diferencias para evitar que el desconocimiento de estas genere un retraso e incluso la cancelación de la misma. 

     Es importante mencionar que la negociación no solo se lleva a cabo entre empresas, nacionales e internacionales que cuenten con la capacidad de solventar todos aquellos gastos que directa e indirectamente genera una negociación.

     Aterrizando este ejemplo en México donde la mayoría de las empresas son PYMES, es aún más importante que desarrollemos esta capacidad, ya que esto implica también el trato directo que se tiene con clientes, colaboradores y proveedores.  Y que al desarrollarla y explotarla al máximo podamos convertirla en una ventaja competitiva. 

     Capacidad de adaptación: Sin duda de vital importancia para la permanencia de la empresa, ya que el mundo en el que vivimos se caracteriza por estar en constante cambio, por lo que es transcendental que nos mantengamos informados sobre estos cambios y si es necesario incorporarlos a la organización. 

     Confianza en ti mismo: Mostrarte claro y decidido ante cualquier decisión que tomes y no tener miedo a los cambios o desafíos que se presentan. 

     Liderazgo: Que las personas que trabajen contigo vean en ti una inspiración y generes confianza, así como entusiasmo para realizar su trabajo.

     En conclusión, el éxito de un proyecto no se basa solo en una buena idea, si no en las capacidades y habilidades que se tienen para desarrollarlo y mantenerlo por el camino del crecimiento. 

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

0
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
López Morales Maria Dolores. (2019, julio 12). Emprendimiento: el motor de la economía.. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/emprendimiento-el-motor-de-la-economia/
López Morales, Maria Dolores. "Emprendimiento: el motor de la economía.". GestioPolis. 12 julio 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/emprendimiento-el-motor-de-la-economia/>.
López Morales, Maria Dolores. "Emprendimiento: el motor de la economía.". GestioPolis. julio 12, 2019. Consultado el 9 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/emprendimiento-el-motor-de-la-economia/.
López Morales, Maria Dolores. Emprendimiento: el motor de la economía. [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/emprendimiento-el-motor-de-la-economia/> [Citado el 9 de Diciembre de 2019].
Copiar