Emprendedores y creatividad

Hoy: ¿Conocen a un tal Dick Fosbury?

Probablemente no. A menos que seas un experto en conocimiento del deporte mundial. Más aún, del atletismo. ¿Qué tiene que ver el atletismo con la creatividad?… ¿el autor del artículo se volvió loco? No creo, veamos….

Desde cualquier ámbito se aprenden lecciones de creatividad. Cualquier ámbito las necesita.

Dick Fosbury comprobó que su cuerpo, a pesar de tener muchas condiciones, no era el de un superatleta. Unos cuantos tenías más talento que él. Era saltador en alto, un apasionado.

Dick fue el triunfador de salto en alto en las Olimpiadas de México 68. ¿Qué tiene de notable esto más allá del logro deportivo? Hasta ahora…poco.

Ganó la medalla de oro imponiéndose a sus competidores con un nuevo estilo innovador: el Fosbury flop. Su innovación radicaba en un planteo en el que nadie había pensado hasta el momento. ¿Porque saltar el listón de manera ventral como todo el mundo lo hacía hasta ese momento? ¿Qué pasa si lo saltamos de espaldas?

Su invención la estuvo planeando y desarrollando durante seis años antes de ganar la medalla olímpica. ¡Fosbury aplicó (probablemente sin saberlo!!) una de las técnicas de creatividad más utilizadas: la inversión. Esta técnica te aportará una perspectiva completamente diferente de la actual al realizar el análisis de tus servicios o tus productos.

Su invención fue tan “radical” que en principio fue descalificado por alejarse de las “prácticas ortodoxas” (es obvio, los campos siempre responden rechazando la “novedad” que viene a romper el orden establecido, el status quo).

Pero como toda innovación con “valor agregado” (hablemos en lenguaje “business”) finalmente termina imponiéndose, siendo aceptada y valorada hasta que una nueva innovación venga a ocupar nuevamente el trono.

(¡Como se imaginarán queridos emprendedores a Dick Fosbury finalmente se le reconoció su logro (no había nada de trampa en su técnica!) y su medalla pudo colgarse del pecho. Aún hoy la técnica Flop Fosbury sigue aplicándose con éxito permitiendo superar las marcas mundiales y olímpicas. Fíjate que se llama Flop… ¡Fosbury!; no solo ganó la medalla olímpica, sino que su nombre se inmortalizó en el mundo del deporte (claro…no fue siguiendo el camino de todos…sino el de ¡uno mismo!)

¡Pueden disentir conmigo pero Dick saltó en alto….con su cerebro! mientras sus competidores lo hacían con sus piernas.

Emprendedores, hay muchas historias como las de Dick (más adelante te contaremos otras). Si conoces alguna otra historia deportiva/creativa no dudes en contarla y quizá pueda extenderla a este grupo de “TRIPLE E” (Emprendedores Entusiastas de sus Emprendimientos) y de sus maneras de “maximizarlos” (desde acá: maximizarlo desde una ventana creativa).

“Fosbury Flop” se traduce a nuestro idioma como el “Salto Fosbury”, pero Flop en inglés significa Fracaso. Curioso nombre para un estilo que permitió ganarle una medalla de oro. ¿No?

Emprendedor… ¿Qué ocurriría si comienzas a “Fosburizar” tu emprendimiento?

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Castaños Germán. (2005, julio 1). Emprendedores y creatividad. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/emprendedores-y-creatividad/
Castaños, Germán. "Emprendedores y creatividad". GestioPolis. 1 julio 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/emprendedores-y-creatividad/>.
Castaños, Germán. "Emprendedores y creatividad". GestioPolis. julio 1, 2005. Consultado el 20 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/emprendedores-y-creatividad/.
Castaños, Germán. Emprendedores y creatividad [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/emprendedores-y-creatividad/> [Citado el 20 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de chadsantos en Flickr
DACJ