El empleo en la era del conocimiento

  • Talento
  • 2 minutos de lectura

Por mas que haya veinte millones de puestos y solo cinco millones de postulantes no se solucionaría el problema del desempleo por la sencilla razón de que cada puesto es específico, y como tal, requiere de conocimientos específicos y no solo me estoy refiriendo a los aspectos de las aptitudes sino también entran las cuestiones interpersonales, la comunicación, el trabajo en equipo, la motivación, la iniciativa, etc.

Y en el peor de los casos, en que haya un puesto que no requiera conocimientos porque es un trabajo repetitivo y automatizado, seguramente en un futuro cercano sea robotizada esa tarea para no tener un gasto innecesario con un empleado.

El conocimiento para llevar a cabo cualquier tarea en el mundo laboral de hoy hace que los puestos sean específicos y no se puedan intercambiar, por ello puede haber muchos postulantes, pero los que tengan verdaderas aspiraciones a cubrir ese puesto serán unos pocos. Aún, entre esos pocos, hay pocos que tienen el conocimiento necesario para cubrir el puesto.

Hace poco tiempo me llegó un Newsletter donde trataban el tema de la importancia que tenían en la economía de hoy los conocimientos, ponían como ejemplo el de sentar a dos personas capacitadas frente a dos computadoras gemelas, con los mismos programas, la misma capacidad, el mismo modelo, y, lo más probable es que cada una obtenga resultados distintos por la sencilla razón de que cada una de ellas tiene conocimientos distintos y más específicos.

La era del conocimiento es bastante cruel si se lo ve desde el punto de vista social ya que abre una brecha que va de la inclusión a la exclusión. O se está dentro del circulo laboral, o se está fuera. Los que optaron por la segunda opción gozarán de buenos momentos para destacarse y hacerse notar por lo que saben y por lo que conocen.

Hoy día son los profesionales talentosos con conocimientos los que imponen las reglas y las condiciones de trabajo. En palabras de Robert Reich, “En la vieja economía, las empresas tenían el poder de contratación. Ahora, la gente talentosa puede darse el lujo de elegir el lugar de trabajo.

En consecuencia, el mayor desafío de los lideres organizacionales es encontrar, atraer y conservar a las personas talentosos”.

Los empleados con conocimientos son también exigentes en relación a su desarrollo profesional, ya que comprenden perfectamente que su capital más valioso está dado por lo conocimientos que poseen, de manera que exigirán a las empresas nuevos conocimientos, aprendizaje continuo, capacitación constante, etc. para día a día incrementar su capital intelectual y su valor en el mercado.

 

© Pablo L. Belly Todos los derechos reservados. Se puede redistribuir, reenviar, copiar, imprimir, o citar este articulo siempre que no modifique su contenido y no lo use para fines comerciales. Debe incluir esta nota, así como el nombre de la compañía Belly Knowledge Management International y de su autor: Pablo L. Belly, el correo pbelly@bellykm.com y la dirección www.bellykm.com

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Belly Pablo L.. (2002, octubre 20). El empleo en la era del conocimiento. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/empleo-era-conocimiento/
Belly, Pablo L.. "El empleo en la era del conocimiento". GestioPolis. 20 octubre 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/empleo-era-conocimiento/>.
Belly, Pablo L.. "El empleo en la era del conocimiento". GestioPolis. octubre 20, 2002. Consultado el 20 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/empleo-era-conocimiento/.
Belly, Pablo L.. El empleo en la era del conocimiento [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/empleo-era-conocimiento/> [Citado el 20 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de nathanoliverphotography en Flickr
DACJ