Conocimiento y aptitud en la admisión a universidades

  • Otros
  • 5 minutos de lectura

La innovación más significativa en los últimos años son las inscripciones por página Web y cada vez mayor oferta de formación universitaria virtual. Simplifica el proceso de admisión y ahorra así como evita muchas molestias a los jóvenes postulantes.

Sin embargo, el tema es cómo resolver los aspectos de admisión a los centros universitarios.

Los más usuales son la cobertura de vacantes para los que se apelan a los exámenes de conocimientos, modalidad que nos enfrenta a niveles de preparación en la secundaria y al grado de dificultad de la prueba que se aplica a los postulantes.

El primero no puede la universidad, al menos en el corto plazo, resolver y; el último es una exigencia necesaria que la universidad tiene y debe no sólo establecer sino exigir.

Una estrategia de admisión debe orientarse a seleccionar a los candidatos más talentosos y competitivos académicamente para lograr niveles de desarrollo que garanticen éxito académico, profesional y personal además de una eventual evaluación y acreditación universitaria y de carreras profesionales.

Es decir, para lograr niveles exitosos de calidad académica son también necesarios incorporar alumnos académicamente superiores.

El problema está en la metodología y estrategias de selección y evaluación del postulante. En algunos casos, la prueba o examen de admisión pondera, en más del 90%, el aspecto de conocimientos obviando o minimizando al extremo la aptitud académica, a menos del 10%.

Aptitudes académicas indispensables, mucho más importantes que los conocimientos, para desarrollar competencias básicas en la formación universitaria. En el Cuadro Nº 1 observamos que de una lista de 10 competencias profesionales básicas más importantes, las tres primeras competencias que ocupan la primera prioridad de importancia son la capacidad de análisis y síntesis, de aprender y la capacidad de resolver problemas; competencias de índoles aptitudinal y actitudinal y no necesariamente de conocimientos.

Los conocimientos no siempre son garantía de éxito académico o profesional. Albert Einstein decía: “La imaginación es más importante que el conocimiento”. Como es sabido, la ciencia descubre y explica aquello que ya existe mientras la imaginación, la innovación y la competitividad crea aquello que no existe. Imaginación ligada al pensamiento y a los variados tipos de inteligencia, incluida la inteligencia emocional.

El conocimiento se adquiere, transfiere o se compra, se aprende; no así el pensamiento y el talento. El conocimiento cambia, caduca o pierde vigencia o se crea; no así el pensamiento, el talento o la inteligencia. La aptitud académica, el talento y la imaginación son inherentes a la persona; por eso son más importantes para la formación académica y profesional y para la creación del conocimiento.

La tendencia actual y futura es a la formación por competencias, una formación general y de aquello que el alumno necesita aprender y no así a la especialización y de aquello que el profesor desea enseñar.

Cuadro Nº 1: Diez Primeras Competencias Profesionales Más Importantes

Ranking COMPETENCIAS
12

3

4

5

6

7

8

9

10

1º1º

Capacidad de análisis y síntesisCapacidad de aprender

Resolución de problemas

Capacidad de aplicar los conocimientos a la practica

Capacidad para adaptarse a nuevas situaciones

Preocupación por la calidad

Habilidad para la gestión de la información

Habilidad para trabajar en forma autónoma

Capacidad para trabajar en equipo

Capacidad para organizar y planificar

Hay que adoptar otras estrategias de selección y de evaluación de los postulantes; aquellas que garanticen selección de talentos y no sólo el aspecto de conocimientos. Las universidades pueden optar entre: un programa de selección de talentos; selección preferente; la selección de talentos por segmentos; selección por aptitud y perfil personal u optar por otros métodos no tradicionales. Cada uno proveerá sus resultados. Obviamente, diferentes. El objetivo es y debe ser seleccionar a los más aptos y talentosos además del perfil personal. Se trata es de formar académicos, científicos o profesionales con sensibilidad y valores humanos.

Entre las variadas estrategias y métodos de selección, desarrollados últimamente, están la selección por aptitud y perfil personal.

Método que consiste, básicamente, en aplicar pruebas para medir aptitud académica del postulante. Se aplican dos tipos de pruebas: una prueba de aptitud académica, con una ponderación de 60% y otra prueba vía entrevista personal, con una ponderación de 40%. La prueba de aptitud incluye razonamiento verbal y razonamiento matemático. La entrevista personal incluye evaluación de tres aspectos: comprensión de lectura (15%); historia de vida estudiantil (15%) y presentación personal (10%). (Cuadro 2).

Cuadro Nº 2.- Estructura de Prueba de Selección por Aptitud

Aspectos a Evaluar Ponderación
APTITUD ACADÉMICAa) Razonamiento verbal               30 %

b) Razonamiento matemático      30 %

 

ENTREVISTA PERSONAL

a) Comprensión de lectura          15%

b) Historia de vida                      15%

c) Presentación personal             10%

 

60 % 

 

 

40%

Total 100%

Una variante de éste método consiste en sustituir la entrevista personal por una prueba de conocimientos (30% de ponderación); complementado por una entrevista personal (10%);

Cuadro 3.

La segunda variante consiste en sustituir entrevista personal por una prueba de conocimientos pero con mayor ponderación para la prueba de aptitud (70%).

Cuadro Nº 3.- Estructura de Prueba de Aptitud (Primera Variante)

Aspectos a Evaluar Ponderación
APTITUD ACADÉMICAa) Razonamiento verbal               30 %

b) Razonamiento matemático      30 %

 

CONOCIMIENTOS

 

ENTREVISTA PERSONAL

 

60 % 

 

 

30%

 

10%

Total 100%

Otro método, más sistemático pero que demanda mucho más tiempo, es el programa de selección de talentos.
Programa que la institución universitaria desarrolla a partir de tres líneas de selección:

a) identificación de jóvenes talentos a través de un programa de búsqueda en instituciones y grupos de alumnos (Programa de selección de jóvenes talentos);
b) convocar a estudiantes de secundaria ubicados en el quinto superior de los tres últimos años (3º, 4º y 5º) y; c) selección de talentos a partir de una prueba de aptitud académica selectiva y sucesiva.

Una tercera estrategia de selección y de evaluación, además de las señaladas es la selección preferente. Una evaluación integral del postulante basado en tres pruebas: 1) evaluación de la calidad académica (70%); 2) Evaluación de la historia de vida (20%) y; 3) entrevista personal (10%). Pruebas aplicadas sucesiva o simultáneamente entre las dos primeras evaluaciones y la tercera sólo a quienes hayan superado los puntajes mínimos o estén en el segmento de postulantes que califican para entrevista personal.

Cada etapa del proceso prioriza (o prefiere) la aptitud académica y la actitud positiva del postulante entre los conocimientos.

La evaluación académica comprende cuatro aspectos con ponderaciones diferenciadas y cubre el 70% de la evaluación. Prioriza la aptitud académica al asignarle un 85% de valor en la prueba.

Cuadro Nº 4: Evaluación de la Calidad Académica (70%)

Aspectos a Evaluar Ponderación
1) Razonamiento lógico-matemático2) Razonamiento verbal

3) Comprensión de Lectura

4) Conocimientos

30 %30%

25%

15%

La evaluación de la historia de vida, orientada a seleccionar a aquellos postulantes que evidencian dedicación y logros, en su vida estudiantil, en los aspectos académicos, culturales, artísticos y deportivos, cubre hasta el 20% de la evaluación. Pondera con un 80% los méritos, la aptitud y actitud académica del postulante. Adicionalmente; bonifica con 20% las destrezas y actividades culturales y deportivas.

Cuadro Nº 5: Evaluación de la Historia de Vida (20%)

Aspectos a Evaluar Ponderación
1) Record Académico de estudiante2) Premios y méritos académicos

3) Actividades artísticas y culturales

4) Actividades deportivas

50 %30%

10%

10%

La entrevista personal busca evaluar y seleccionar postulantes en función a las aptitudes y actitudes positivas que garanticen desarrollo de las diversas competencias personales, profesionales y académicas en su futura vida universitaria. Cubre hasta el 10% de la evaluación.

Cuadro Nº 6: Entrevista Personal (10%)

Aspectos a Evaluar Ponderación
1) Rasgos personales y aptitudes positivas2) Actitudes personales y mentales positivas

3) Habilidades y talentos

60 %20%

20%

Probablemente; la restricción más significativa en la implementación de esta estrategia son el tiempo y el costo. Pero los resultados son óptimos y bien vale la inversión.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arotoma Sixto. (2007, mayo 1). Conocimiento y aptitud en la admisión a universidades. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/conocimiento-y-aptitud-en-la-admision-a-universidades/
Arotoma, Sixto. "Conocimiento y aptitud en la admisión a universidades". GestioPolis. 1 mayo 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/conocimiento-y-aptitud-en-la-admision-a-universidades/>.
Arotoma, Sixto. "Conocimiento y aptitud en la admisión a universidades". GestioPolis. mayo 1, 2007. Consultado el 18 de Septiembre de 2017. https://www.gestiopolis.com/conocimiento-y-aptitud-en-la-admision-a-universidades/.
Arotoma, Sixto. Conocimiento y aptitud en la admisión a universidades [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/conocimiento-y-aptitud-en-la-admision-a-universidades/> [Citado el 18 de Septiembre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de bootbearwdc en Flickr