Coaching transformador para el éxito sostenido

  • Talento
  • 4 minutos de lectura

Realizaremos, además, un breve recorrido por las culturas tecnológicas y organizativas del nuevo milenio y sus efectos. A partir de sus características, se comprende, el porqué surge la necesidad de un apoyo personalizado (coaching) para los directivos y el personal en las empresas del siglo XXI. Seguidamente, se analizarán los efectos, de estos entornos en el comportamiento de los individuos.

Entre los más frecuentemente observables se cuentan la desconexión emocional, el excesivo control, y la falta de compromiso. Por último, se considera, la necesidad de transformación interior para poder soportar la presión exterior y responder exitosamente a las exigencias de la empresa de hoy.

Definiciones y efectos del coaching.

Según el Concise Oxford Dictionary el verbo “to coach” consiste en tutelar, adiestrar, dar indicaciones, comunicar hechos. Según el Washington Quality Group “el coaching es el arte de asistir a las personas para que logren sus objetivos potenciando las fortalezas” Se trata de un proceso interactivo en el cual se identifican aspectos significativos del pasado (limitantes) frente a hábitos presentes. Todo ello con el fin de identificar los paradigmas que dificultan el crecimiento personal y empresarial.

Se considera recomendable unas diez sesiones de coaching de hora y media de duración con una frecuencia quincenal para poder establecer un vínculo apropiado entre coach y coachee y contar con el tiempo suficiente para afianzar los nuevos paradigmas. A nivel personal el coaching ayuda a tomar conciencia de las responsabilidades, potencia las fortalezas de los directivos a través de un mayor conocimiento de uno mismo y de sus posibilidades. En lo empresarial, disminuye la rotación de las plantillas, facilita los procesos de cambio organizacional y en general mejora los niveles de comunicación en la organización mejorando el clima laboral.

Rasgos de la cultura tecnológica y necesidades de coaching.

Nos preguntamos si es posible que la revolución de la Información y de las telecomunicaciones este acelerando la actividad humana a un ritmo tan alarmante, que estemos causando un grave daño a las personas y a la sociedad en su conjunto. Según Rifkin “estamos organizando la vida a la velocidad de la luz”.

Observamos emergentes internos y externos, que indican el malestar de las personas, ante esta falta de tiempo. Los datos epidemiológicos del incremento de las enfermedades vinculadas al stress resultan alarmantes. Según los expertos, buena parte de estas patologías se debe a la incapacidad de las personas, de soportar en forma casi permanente, el ritmo e intensidad de la actividad humana, que se mueve casi, a la velocidad de la luz.

En los Estados Unidos más del 43% de la población activa sufre los efectos adversos del stress. Se calcula que esta situación cuesta millones de dólares a las empresas a causa del absentismo, descenso de la productividad, rotación de los trabajadores y costes médicos. Enfermedades como la depresión, los infartos de miocardio, derrames cerebrales, cuadros de hipertensión, ataques del corazón, cáncer y diabetes, están aumentando vertiginosamente en personas jóvenes y de mediana edad pudiendo llegar a convertirse en la principal causa de baja médica en la era de la información. En un artículo reciente, publicado en el periódico “EL País” se señala el crecimiento alarmante de los divorcios, unos 12.000 al año, así como los matrimonios que no llegan a los diez años de casados, rondan el 52%. Podemos sintetizar estos rasgos en el cuadro nª 1 y 2.

Cuadro 1: Rasgos de la cultura tecnológica

  • Relacionarse a la velocidad de la luz.
  • Falta de tiempo y sueño
  • Enfermedades del stress
  • Hipervelocidad sinónimo de falta de reflexividad.
  • Carencia valores éticos.
  • Qué conexiones cuentan de verdad.
  • Nuevas fronteras temporales 24/7.

La nueva economía requiere empresas flexibles que respondan rápidamente a las tensiones provocadas por las nuevas tecnologías y los mercados globales. La así llamada “flexibilidad” incluye horarios y contratos flexibles (o temporales), externalización de la producción, precariedad laboral. Las nuevas formas de producción requieren personas que se adapten rápidamente a entornos y empresas cambiantes. Esto, a su vez determina, una serie de consecuencias sociales que a grandes rasgos pueden cambiar el panorama social y laboral en un corto periodo de tiempo

Coaching y el camino hacia el éxito sostenido.

El camino de transformación, de la mano del coach, no se limita a objetivos externos, herramientas, recetas fáciles, reflejos condicionados, que como una máquina tragaperras, prodiguen rentabilidad económica en las empresas No partimos de supuestos conductistas, sino de niveles de análisis más profundos, para poder determinar cuáles son los contenidos de “nuestro disco duro emocional”, en términos de Bion, cual es nuestro capital de experiencias. Si se sobregiran las cuentas bancarias emocionales, los resultados empresariales serán pobres. A la par que el coach ha de reconstruir ese Bagdad interno, esa transformación se debe plasmar a nivel externo.

El contenido que damos a la palabra éxito, trasciende la adicción al poder e incluye dos actitudes:

Uno de responsabilidad y solidaridad social en la que los resultados del éxito personal no beneficie solamente a sus protagonistas, sino que se proyecten sobre los miembros de la organización y de la sociedad. Por otra parte una actitud de reflexión permanente (coaching) para evaluar por una parte los paradigmas de los que se parten y determinan que se actúe de una manera u otra. Por otra parte, analizar los costes del éxito al que se aspira, y generar recursos internos, y energía, para evitar caer en desequilibrios insalubres.

En cuanto a la responsabilidad social, solidaridad y equilibrio: no se trata de “dones de la naturaleza”. Sino que son actitudes que, para sostenerlas, requieren realizar un trabajo constante de introspección y alerta. Recuperar la conexión con nosotros mismos, y con el universo, no solo representa una fuente inagotable de energía, sino que entendemos, constituye, una de las piezas fundamentales, hacia el camino para lograr el éxito sostenido.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Kaufmann Alicia E.. (2005, marzo 17). Coaching transformador para el éxito sostenido. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/coaching-transformador-exito-sostenido/
Kaufmann, Alicia E.. "Coaching transformador para el éxito sostenido". GestioPolis. 17 marzo 2005. Web. <https://www.gestiopolis.com/coaching-transformador-exito-sostenido/>.
Kaufmann, Alicia E.. "Coaching transformador para el éxito sostenido". GestioPolis. marzo 17, 2005. Consultado el 8 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/coaching-transformador-exito-sostenido/.
Kaufmann, Alicia E.. Coaching transformador para el éxito sostenido [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/coaching-transformador-exito-sostenido/> [Citado el 8 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de komunews en Flickr
DACJ