Canadá: ¿La siguiente superpotencia?

  • Economía
  • 3 minutos de lectura

Al norte del continente americano, junto a la potencia económica más grande del mundo, se encuentra Canadá; una nación próspera y pacífica que muchas veces es pasada por alto en discusiones relacionadas a la economía global y los mercados financieros.

Contrario a la creencia popular, Canadá es mucho más que solo su relación con los Estados Unidos. En muchos aspectos, el país es lo contrario a muchas tendencias globales; es decir, lo que Canadá disfruta en abundancia, la mayoría del mundo carece.

Ahora mismo, la hegemonía de los Estados Unidos se encuentra en declive. Con solo un cuarto de la población que tiene China, prácticamente no hay manera de que EU continúe siendo el líder económico, al menos que China sufriera un colapso importante. Pero, a largo plazo, ¿qué cambios podemos esperar en la balanza del poder económico?

Estados Unidos siempre será relevante en el panorama global económico; sin embargo, durante las siguientes décadas, habrá un país que, desde mi punto de vista, tendrá una gran oportunidad de convertirse en una superpotencia económica y cultural. Ese país es Canadá.

Con una población de 36 millones (en 2018), un clima extremadamente frío y una tasa de fertilidad baja, Canadá no pareciera un candidato para convertirse en una superpotencia mundial. No obstante, Canadá cuenta con 3 fortalezas fundamentales que definitivamente darán de qué hablar en el largo plazo: recursos naturales, un buen gobierno y una cultura increíblemente tolerante y abierta.

En cuanto a recursos naturales, Canadá tiene una gran ventaja. En cuanto a agua dulce – el próximo recurso natural que sufrirá de escasez – Canadá sólo es superado por Estados Unidos y Brasil. Su porcentaje de tierra cultivable, de 4.6%, es relativamente pequeño, pero probablemente incrementará de la mano del cambio climático. Básicamente, hay mucho espacio para mucho más gente en Canadá.

El buen gobierno es otro sello distintivo de los canadienses. Canadá regularmente se encuentra en el top 10 de países con menos corrupción en el mundo. Los vecinos estadounidenses, en comparación, se encuentran en la parte inferior del top 20 de los países menos corruptos. Esto se vuelve más impresionante, si se toma en cuenta la gran reserva de combustibles fósiles de Canadá, que es un aspecto que suele causar mayor corrupción en los países – un fenómeno conocido como la maldición de los recursos o la paradoja de la abundancia. En pocas palabras, las instituciones canadienses son sólidas como una roca.

Debido a estas instituciones de muy alta calidad, Canadá ha sido capaz de implementar un sistema universal de atención médica. Independientemente del punto de vista que uno pueda tener con respecto a la atención médica universal, la implementación de dicho sistema definitivamente requiere que los ciudadanos confíen en su gobierno. Adicionalmente, las fuertes instituciones canadienses han permitido implementar políticas económicas menos controversiales, como una tasa impositiva corporativa baja (15%, comparado con el 35% de Estados Unidos). Básicamente, Canadá puede hacer las cosas mucho mejor que los Estados Unidos.

Pero la mayor ventaja de las instituciones canadienses es su política de inmigración. Mientra que el sistema de inmigración estadounidense se enfoca en la reunificación familiar, Canadá se enfoca en reclutar a la gente mejor preparada. El programa otorga “puntos” a potenciales inmigrantes, basados en habilidades lingüísticas, educación, experiencia laboral, edad, ofertas de trabajo y una categoría llamada “adaptabilidad”.

A largo plazo, se espera que este flujo de talento convierta a Canadá en uno de los centros de la nueva economía mundial, cuyos motores serán la investigación e innovación. Ahora mismo, Canadá registra una tasa de inmigración anual del 0.57% de su población. Esta tasa ya representa un crecimiento importante de aproximadamente medio millón de inmigrantes al año, que apunta a incrementar año con año. Los programas sociales, las oportunidades de trabajo y el gobierno estable hacen de Canadá un destino muy atractivo para trabajar y vivir.

Probablemente tendrán que pasar muchas décadas antes de que Canadá pueda competir con los Estados Unidos en cuanto a población total. Pero, en cuanto a personas educadas y altamente capacitadas, Canadá ya es y será aún más relevante en el futuro cercano. Esto podría convertir a Canadá en un Silicon Valley global o un Singapur, pero con menos desigualdad.

¿Qué significado tendría el auge de canadiense a nivel geopolítico y cultural? Solo puedo pensar en cosas positivas. Canadá es uno de los países más libres del mundo; un estandarte de la tolerancia, apertura y derechos humanos. Gracias a su sistema de inmigración, tiene el potencial para ser uno de los países más multiculturales del mundo. En 100 años tal vez veamos la hoja de maple, en vez de las barras y las estrellas, como el símbolo global de libertad y democracia.

Por las razones mencionadas y más, valdría la pena estar pendiente del gigante durmiente en el norte — que apunta a tener mayor presencia a nivel global y realizar cosas importantes y muy positivas para la economía y cultura mundial.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Bretón Gómez José Carlos. (2018, noviembre 27). Canadá: ¿La siguiente superpotencia?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/canada-la-siguiente-superpotencia/
Bretón Gómez, José Carlos. "Canadá: ¿La siguiente superpotencia?". GestioPolis. 27 noviembre 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/canada-la-siguiente-superpotencia/>.
Bretón Gómez, José Carlos. "Canadá: ¿La siguiente superpotencia?". GestioPolis. noviembre 27, 2018. Consultado el 17 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/canada-la-siguiente-superpotencia/.
Bretón Gómez, José Carlos. Canadá: ¿La siguiente superpotencia? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/canada-la-siguiente-superpotencia/> [Citado el 17 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mpd01605 en Flickr
DACJ