Cacao en Perú. Tesoro de la biodiversidad amazónica para el mundo

El cacao es un cultivo que viene conquistado el mundo, en progresión exponencial o geométrica hablando matemáticamente, debido a que productores, consumidores, chocolateros, industria de la medicina y la industria cosmética vienen revalorando las características nutricionales del cacao. Según USDA el cacao lidera la lista de alimentos con propiedades antioxidantes, con alto contenido de vitamina C, magnesio, anandamida, fuente de fibras y serotonina. Incluso hasta se le considera como un nutraceútico en los Congresos internacionales de Medicina.

El cacao actualmente es como aquel producto, cuando las personas se enteran que algo es maravilloso para tu salud o bienestar físico, inmediatamente la noticia se expande. Esa respuesta de la población consumidora de productos que favorecen la salud, se observa en los indicadores mundiales de producción, comercialización y transformación. Sin embargo, cuando un producto empieza a posicionarse en el mercado, también origina una situación llamada exigencia de la calidad por parte de los clientes. Entonces el consumidor empieza a evaluar a los diversos tipos que ofrece el mercado del mismo producto. Esto ha generado que se inicie una corriente fuerte por mejorar la producción y el manejo de la cosecha y postcosecha para alcanzar los altos índices de calidad de acuerdo a los paladares de los chocolateros más exigentes.

Según el Ministerio de Agricultura y Riego del Perú (MINAGRI), aproximadamente el 44% de la producción de Perú es cacao fino de aroma (constituido por el cacao Criollo y el cacao Nativo- Amazonas con Denominación de Origen) y el 56% es cacao corriente o común (constituido por el cacao CCN-51 y el Forastero).  Este 44% de producción de cacao fino de aroma, ha permitido que Perú obtenga un posicionamiento de la calidad, constituyendo su ventaja comparativa que ha permitido que el Convenio Internacional del Cacao 2010 de la ICCO, lo clasifique como el segundo país productor y exportador de cacao fino seguido de Ecuador, logrando un nombre en el mercado internacional.

La naturaleza ha bendecido a Perú, es reconocido por ser un país centro de origen del cacao del mundo, en la Amazonía se encuentra 7 de las 10 familias de la clasificación mundial. Una muestra es el Cacao Amazonas Perú con denominación de origen, con el que Perú ha ganado visibilidad en el mercado internacional, por ser un cacao oriundo de Perú y por lo tanto es un cacao nativo, el cual tiene alta demanda en su clasificación como alimento gourmet y constituye un aporte al biocomercio.

La expansión de cacao en Perú se presenta favorable, actualmente (2018) existen 160 mil has producidas por 90 mil familias agricultoras que producen 120 mil toneladas que se posiciona en el mercado internacional. Sin embargo, este avance podría ser más significativo, si se aplicaría una tecnología productiva e industrial en el cacao, la que viene creciendo lentamente y no al ritmo que viene posicionándose en el mercado internacional. Esto debido a que las familias agricultoras aun no asumen que el cacao es un cultivo con visión competitiva agroindustrial, muchos de ellos simplemente son agricultores recolectores que están esperando que el cacao produzca por sí solo, esto genera obtener cacao de bajo calidad y bajos rendimientos que llegan a las justas a los 600 kg/ha. Existe otro grupo minoritario de familias agricultoras que vienen aplicando la tecnología, obteniendo resultados de productividad que superan los 1500 Kg/ha obteniendo un cacao de calidad y que se valoriza en nichos de mercados especiales.

Este indicador de productividad de 600kg/ha responde a que por muchos años el cacao se ha mantenido en su forma silvestre o en otros casos se ha propagado su cultivo como producto alternativo al desarrollo económico de las familias agricultoras. Entonces cuando un producto se mantiene en las condiciones mencionadas, las familias agricultoras saben poco o nada como conducir un cultivo nuevo y con las exigencias que solicita el mercado. Esto ha generado que actualmente existan diversos programas y esfuerzos por brindar capacitación y asistencia a las familias productoras  para conducir sus parcelas de cacao, aplicando las buenas prácticas agrícolas (fertilizando y abonando)  y las buenas prácticas ambientales en sistemas agroforestales. Asimismo, presentar a las organizaciones asociativas del cacao (cooperativas, empresas, etc) la importancia de realizar un buen manejo de cosecha y post cosecha, empezando con el acopio en baba, debido a que este punto es medular para obtener las características que los chocolateros exigen.   Con producción y manejo post cosecha de calidad, solo así el cacao peruano permitirá seguir posicionándose y revalorándose económicamente en el mercado internacional y superar la  pobreza de un 40% de familias productoras de cacao.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Mendoza Vela Ana Luisa. (2019, marzo 11). Cacao en Perú. Tesoro de la biodiversidad amazónica para el mundo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/cacao-en-peru-tesoro-de-la-biodiversidad-amazonica-para-el-mundo/
Mendoza Vela, Ana Luisa. "Cacao en Perú. Tesoro de la biodiversidad amazónica para el mundo". GestioPolis. 11 marzo 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/cacao-en-peru-tesoro-de-la-biodiversidad-amazonica-para-el-mundo/>.
Mendoza Vela, Ana Luisa. "Cacao en Perú. Tesoro de la biodiversidad amazónica para el mundo". GestioPolis. marzo 11, 2019. Consultado el 19 de Octubre de 2019. https://www.gestiopolis.com/cacao-en-peru-tesoro-de-la-biodiversidad-amazonica-para-el-mundo/.
Mendoza Vela, Ana Luisa. Cacao en Perú. Tesoro de la biodiversidad amazónica para el mundo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/cacao-en-peru-tesoro-de-la-biodiversidad-amazonica-para-el-mundo/> [Citado el 19 de Octubre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de usdagov en Flickr