Auditoría Financiera para optimizar la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana

Martínez González Juan Ramón (2005), en su trabajo de investigación docente titulado: “La auditoría Financiera en la gestión de las empresas cooperativas de servicios múltiples” presentado en la Universidad de Lima, concluye que la auditoria financiera es una herramienta que facilitará información sobre la razonabilidad de la información financiera y económica de las empresas cooperativas de servicios múltiples, la misma que facilitará la planeación, toma de decisiones y control empresarial.

Escalante Cano Erick (2006) en su tesis titulada: “El Proceso de la Auditoría Financiera en la gestión municipal”, presentada para optar el Grado de Maestro en Contabilidad en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; concluye que el  proceso que de la auditoria financiera está compuesto por la planeación, ejecución e informe. En la planeación se establece el objetivo, alcance, se diseñan los procedimientos y técnicas, entre otras actividades. En la ejecución se aplican los procedimientos y técnicas de auditoria para obtener evidencia suficiente, competente y relevante. En el Informe, el auditor expresa su opinión sobre la razonabilidad de la información financiera y económica. Por otro lado se acompaña la denominada Carta de Recomendaciones del Control Interno, donde se facilita una serie de pautas sobre la gestión municipal.

auditoria-financiera-optimizar-gestion-empresas-transporte-urbano-lima-metropolitana

Medina Panta Luis (2005) en su tesis denominada: “Control de calidad en el desarrollo de la auditoria”, presentada para potar el Grado de Maestro en Contabilidad en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Medina, concluye que, no es suficiente cumplir con el proceso de auditoria, si no que es necesario, evaluar el trabajo de los auditores para asegurar un desarrollo eficiente y efectivo. El control de calidad aplicado a la auditoria es la garantía de un trabajo con los mejores estándares.

Vega Segura Eduardo (2004) en su tesis denominada: “La auditoria financiera en la empresa moderna”, presentada para optar el grado de Maestro en Administración en la Universidad San Martín de Porres, concluye que la auditoria se desarrolla sobre la base de un proceso sistémico, procedimientos, técnicas y practicas que se relacionan con las actividades administrativas, comerciales, contables, tributarias y de otro tipo que llevan a cabo las empresas

Hernández Celis Domingo (2007) en el trabajo de investigación docente denominado: “Auditoría financiera de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo para la eficacia de la Cooperación Técnica Internacional”, presentado en  la Universidad Nacional Federico Villarreal, concluye que la auditoria financiera es una herramienta que al evaluar la información financiera y económica, establece que la misma cumple o no cumple con los principios de contabilidad generalmente aceptados (Normas Internacionales de Contabilidad), es decir si la información de las fuentes de financiamiento, inversiones, ingresos, costos, gastos y resultados está adecuadamente presentada y por tanto puede facilitar la toma de decisiones que facilite la el logro de las metas, objetivos y misión de las Organizaciones No Gubernamentales de Desarrollo.

Flores González Julián (2007), en el trabajo de investigación docente denominado: “La contabilidad y la auditoría financiera, herramientas para la efectividad de la gestión de las empresas”, presentado en la Universidad Nacional del Callao; concluye que la contabilidad es la herramienta que valúa, registra y presenta la información; en cambio la auditoria financiera, examina la información presentada por la contabilidad para determinar el grado de razonabilidad; luego, ambas se constituyen en herramientas que pueden facilitar el logro de las metas, objetivos y misión de las empresas en general, por cuanto la información que contienen puede ser utilizada en la formulación de nuevos planes, en decisiones de financiamiento e inversión, rentabilidad y riesgos; y, también como medio de control empresarial.

Andrade García Enrique Marcos (2005) en la monografía denominada: “El nuevo rol del auditor financiero en las empresas de servicios”, presentada en la Universidad de Buenos Aires – Argentina; concluye que en los últimos tiempos ha cambiado el rol del auditor financiero, pasando del enfoque tradicional del control al enfoque de la facilitación de la gestión integral de las empresas de servicios, mediante la entrega de recomendaciones bien documentadas sobre planeación, organización, dirección, coordinación y control. Es decir a la par que examina el grado de razonabilidad de la información contable, también aporta información para la gestión en la denominada Carta de recomendaciones de control interno.

Vargas Buendía Raúl (2006) en la monografía denominada: “Auditoría financiera: herramienta para combatir la corrupción”, presentada en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Vargas, concluye que si bien  la auditoría financiera no tiene como objetivo identificar actos de corrupción, si no la razonabilidad de la información contable; sin embargo, cuando exista indicios de actos contrarios a las normas, se modificará el plan de trabajo, los programas, procedimientos y técnicas para evidenciar dichos actos, analizarlos y comunicarlos oportunamente a los responsables de la gestión de los entes correspondientes. Asimismo se indica que la auditoria financiera previene actos de corrupción a través de las recomendaciones que facilita en la Carta de recomendaciones de control interno.

DELIMITACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

La auditoría financiera se puede aplicar en todo tipo de empresas; sin embargo para efectos de un trabajo de investigación esta aplicación tiene que delimitarse de modo que pueda desarrollarse en las mejores condiciones: 

DELIMITACION ESPACIAL

Este trabajo se desarrollará en las empresas de transporte urbano de pasajeros de Lima Metropolitana.

DELIMITACIÓN TEMPORAL

Esta será una investigación de actualidad. Sin embargo se va a disponer de la información de financieras de los años 2007 y 2008. 

DELIMITACIÓN SOCIAL

Para desarrollar este trabajo, se contará con el apoyo de socios, accionistas, directores, gerentes, funcionarios, auditores y trabajadores de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

DESCRIPCIÓN DE LA SITUACIÓN PROBLEMÁTICA

El problema de la investigación se manifiesta en la falta de optimización de la gestión de las empresas de transporte urbano de pasajeros, es decir falta de eficiencia (productividad), economía (relación beneficio/costo) y efectividad (logros de metas y objetivos).

Las causas del problema se pasan a detallar en seguida: De la información recabada de la empresa Orión SA (Ruta: Chorrillos-Comas), Los Chinos SA (Villa El Salvador- Los Olivos) y Chama SA (Villa María del Triunfo- Callao) se ha determinado: i) Deficiente planeación, toda vez que estas entidades solo trabajan para el corto plazo y en buena cuenta para el día a día; ii) Falta de organización estructural y funcional adecuadas, lo que origina problemas con choferes, cobradores, supervisores; iii) Deficiente dirección empresarial por que no se dispone de información adecuada para la toma de decisiones; iv) Falta de coordinación entre dependencias y personas;  y, v) Deficiente control empresarial deficiente por la falta de evaluaciones financieras (auditoria financiera) y de control interno (auditoria financiera).

Estas empresas al no llevar a cabo en forma periódica exámenes de sus recursos y actividades, no disponen de información sobre la situación de sus bienes y derechos (activos), deudas y obligaciones (pasivo y patrimonio); ventas e ingresos; costos y gastos; actividades de operación, inversión y financiamiento; del sistema de control interno que disponen, etc.

Los directivos de las empresas de transporte urbano, indicaron que sus empresas si disponen de información financiera y económica de sus actividades, pero sin utilizar un instrumento que les otorgue el grado de razonabilidad que necesita dicha información para hacerla más confiable por parte de diferentes usuarios como accionistas, trabajadores, clientes, proveedores, acreedores, entidades de supervisión y control. La información que vienen formulando y utilizando, solo lo utilizan para fines internos porque no tiene la garantía de estar formulada razonablemente, lo cual se obtiene mediante el instrumento de evaluación denominado auditoria financiera.

La plana directiva de las empresas de transporte urbano, tuvieron a bien señalar que no disponen de información sobre el sistema de control interno y por ende de los documentos normativos que disponen, cuidado de sus activos, recursos, procesos y procedimientos de trabajo; por que no utilizan el instrumento que les permita evaluar y obtener las conclusiones y recomendaciones para facilitar la optimización de la gestión empresarial.

En resumen, el diagnóstico actual de estas empresas es deficiente y nada propicio por la falta de instrumentos que faciliten información sobre la información financiera, pero también sobre el proceso de gestión empresarial y además propongan mejoras.

Los efectos que ocasiona la problemática descrita, se manifiesta de la siguiente manera:

  1. Deficientes servicios para la población
  2. Falta de confianza de la población en dichas empresas
  3. Accidentes de transito
  4. Sanciones permanentes a las unidades de transporte
  5. Falta de un ambiente de mejora continúa que permita abrigar esperanzas de una mejor situación para estas empresas.
  6. Falta de competitividad de las empresas y por tanto la pérdida de oportunidades para crecer.
  7. Falta de indicadores positivos de liquidez, gestión, solvencia y rentabilidad
  8. Etc

En el marco del pronóstico de mediano y largo plazo, de continuar esta situación, sin duda no se augura ninguna situación favorable para las empresas de transporte urbano de pasajeros, si no todo lo contrario, lo cual es incongruente con las expectativas de crecimiento y desarrollo del sector especialmente ahora con el incremento de la población y la falta de recursos de la gente para disponer de un vehículo propio. De este modo puede apreciarse el gran impacto que ocasiona el no disponer de instrumentos que faciliten la optimización de estas empresas.

La propuesta para superar esta situación, está dada por lo siguiente:

  1. La Junta General de Accionistas u otro órgano similar según corresponda, debería disponer la ejecución de una auditoria financiera, que evalúe la situación financiera y operativa de las empresas de transporte urbano.
  2. La Junta General de Accionistas debería utilizar las recomendaciones de la auditoria financiera para definir las políticas, estrategias y tomar las decisiones mas pertinentes sobre la problemática identificada.
  3. La gerencia, debería facilitar toda la información y facilidades necesarias para la ejecución de la auditoria financiera.
  4. La gerencia debería implementar la política, estrategias y ejecutar las decisiones mas pertinentes en base a las recomendaciones de la auditoria financiera.
  5. Los auditores financieros, deberían realizar el seguimiento de las recomendaciones
  6. El personal de la empresa ejecutará las disposiciones de los directivos y gerencia de la empresa y se abocará a realizar un trabajo eficiente, económico y efectivo.

ESPECIFICACIÓN DE LOS PROBLEMAS

PROBLEMA PRINCIPAL: 

¿De qué manera puede contribuir la Auditoría Financiera en la optimización de la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana? 

PROBLEMAS ESPECIFICOS: 

  1. ¿De qué forma la auditoría Financiera puede contribuir en la efectividad de  la gestión empresarial?
  2. ¿De que manera las recomendaciones de la auditoria financiera, pueden facilitar la mejora de la gestión empresarial?

MARCO TEÓRICO 

TEORIAS SOBRE EMPRESAS DE TRANSPORE URBANO

Interpretando a Terry (1995)[1], una empresa de servicios de transporte urbano, es el ejercicio de una actividad económica planificada, con la finalidad o el objetivo de intermediar en el mercado de servicios, y con una unidad económica organizada en la cual ejerce su actividad los empresarios por sí mismos o por medio de sus representantes. La empresa es la institución o agente económico que toma las decisiones sobre la utilización de factores de la producción para obtener los bienes y servicios que se ofrecen en el mercado. Para poder desarrollar su actividad la empresa necesita disponer de una tecnología que especifique que tipo de factores productivos precisa y como se combinan. Asimismo, debe adoptar una organización y forma jurídica que le permita realizar contratos, captar recursos financieros, si no dispone de ellos, y ejerce sus derechos sobre los bienes que produce. La empresa es el instrumento universalmente empleado para producir y poner en manos del publico la mayor parte de los bienes y servicios existentes en la economía. Para tratar de alcanzar sus objetivos, la empresa obtiene del entorno los factores que emplea en la producción, tales como materias primas, maquinaria y equipo, mano de obra, capital, etc… Dado un objetivo u objetivos prioritarios hay que definir la forma de alcanzarlos y adecuar los medios disponibles al resultado deseado. Toda empresa engloba una amplia gama de personas e intereses ligados entre sí mediante relaciones contractuales que reflejan una promesa de colaboración. Desde esta perspectiva, la figura del empresario aparece como una pieza básica, pues es el elemento conciliador de los distintos intereses. El empresario es la persona que aporta el capital y realiza al mismo tiempo las funciones propias de la dirección: organizar, planificar y controlar. En muchos casos el origen de la empresa está en una idea innovadora sobre los procesos y productos, de forma que el empresario actúa como agente difusor del desarrollo económico. En este caso se encuentran unidas en una única figura el empresario-administrador, el empresario que asume el riesgo y el empresario innovador. Esta situación es característica de las empresas familiares y, en general, de las empresas pequeñas. Por otra parte, y a medida que surgen empresas de gran tamaño, se produce una separación, entre las funciones clásicas del empresario. Por un lado, está la figura del inversionista, que asume los riesgos ligados a la promoción y la innovación mediante la aportación de capital. Por otro lado, se consolida el papel del directivo profesional, especializado en la gestión y administración de empresas. De esta forma, se produce una clara separación entre la propiedad y la gestión efectiva de la empresa. El empresario actual es un órgano individual o colegiado que toma las decisiones oportunas para la consecución de ciertos objetivos presentes en las empresas y de las circunstancias del entorno. El empresario, individual o colegiado, es el que coordina el entramado interno de la empresa con su entorno económico y social.

Analizando a  Benito (2006)[2], la empresa es un sistema generador de valor añadido que, fundamentalmente emite facturas a sus clientes y abona facturas a sus proveedores. La diferencia entre ambas es el valor añadido generado y con él se retribuye a los trabajadores y al capital. También dice que la empresa es un universo inmenso y complejo, por lo que, con mucha frecuencia, es difícil determinar el efecto de una determinada decisión. Por ello, es preciso articular un sistema de referencias más próximas a la naturaleza de cada una de las decisiones. Surge así un sinnúmero de “referentes interpuestos”, que conforman la contabilidad interna y que permiten una cuantificación, con rapidez y criterio, del impacto que sobre ellos tendrá cualquier decisión a tomar en el campo de la gestión empresarial. La empresa es la unidad económica de producción encargada de combinar los factores o recursos productivos, trabajo, capital y recursos naturales, para producir bienes y servicios que después se venden en el mercado. Hay tres formas fundamentales de organización empresarial: la propiedad individual, la sociedad colectiva y la sociedad anónima. Una empresa de propiedad individual es aquella que es propiedad de un individuo, que lógicamente tiene pleno derecho a recibir los beneficios que genere el negocio y es totalmente responsable de las perdidas en que incurre. La propiedad individual es la forma más simple de establecer un negocio. Aunque la propiedad individual es simple y flexible, tiene serios inconvenientes, pues la capacidad financiera y de trabajo de una persona es limitada. Una empresa de propiedad colectiva es aquella cuyos propietarios son un número reducido de personas que participan conjuntamente en los beneficios. Las teorías de la organización se basan en análisis del comportamiento de los distintos individuos y colectivos que integran la empresa. En la gran empresa se observa una disociación entre la propiedad – en manos de los accionistas – y los que controlan efectivamente, el equipo directivo. Además, con frecuencia, el equipo directivo delega la gestión de algunas de las actividades de la empresa en unidades con poder autónomo de decisión, como son las divisiones. El comportamiento de la empresa se convierte en el resultado de las previsiones de grupos con poder ejecutivo y objetivos distintos. Bajo este modelo, la empresa no responde a un criterio único, sino que este será el resultado de un proceso de negociación desarrollado en el seno de la empresa. La empresa crea mecanismos de control e incentivación de los gestores con autonomía directiva que aminora las perdidas por comportamientos inconscientes con sus objetivos. Entre los elementos que contribuyen a ejercitar el control destacan: El control de resultados y la auditoria interna, esto es, la investigación periódica de las actividades desarrolladas por la empresa o sus divisiones con el objetivo de identificar las desviaciones respecto al comportamiento considerado optimo y, en su caso, penalizarlas; El empleo de sistemas de incentivos, monetarios o de otro, tipo, que estimulen el logro de los objetivos globales de la empresa; La competencia dentro de la empresa mediante la comparación de los resultados de las distintas divisiones; El aprovechamiento de la información que, en las empresas privadas, provee el mercado de capitales a través de la cotización de las acciones. En cualquier caso resulta interesante estudiar como se desarrolla el proceso de toma de decisiones en este tipo de modelos. La alta gerencia o dirección decide la distribución de los recursos entre los distintos departamentos y esto se lleva a la práctica por el presupuesto. A la hora de decidir, cuando se detecta un problema es cuando se analizan algunas alternativas. No se suelen llevar a cabo estudios costo-beneficio detallados o reglas marginalistas, sino que se establecen dos criterios simples: el criterio financiero o presupuestario, que nos dice si hay fondos disponibles para la propuesta, y el criterio de mejora de la situación de partida sin ningún tipo de duda. Se siguen reglas simples y casi mecánicas, basadas en la experiencia. El personal aprende de sus errores y sus aciertos del pasado. La empresa únicamente se ocupa de un horizonte temporal a corto plazo. Frente a la incertidumbre que le plantean las acciones de sus competidores se supone que se alcanzará algún tipo de solución tácita. Esto es lo que se denomina un entorno negociado.

Analizando a Johnson & Scholes, Kevan. (1999)[3] en una sociedad anónima el capital está dividido en pequeñas partes alícuotas llamadas acciones, lo que facilita la reunión de grandes capitales. Cada socio accionista tiene una responsabilidad limitada, en concreto sólo responde del capital que ha aportado, pero no se responsabiliza de las deudas sociales de la empresa. En estas sociedades hay una clara separación entre la propiedad, que es de los accionistas, y la dirección, que la tiene el Consejo de Administración, que suele contratar a técnicos especializados en las diversas áreas de la empresa. La sociedad anónima no plantea problemas de continuidad. Al ser legalmente una “persona jurídica” cuando uno de sus accionistas muere, la sociedad sobrevive, pues las acciones se trasladan a sus herederos sin ocasionar ninguna perturbación. Asimismo, si uno de los accionistas decide salir del negocio, no tiene más que vender sus acciones y no hay ninguna necesidad de reorganizar la compañía. La función de producción es la relación que existe entre el producto obtenido y la combinación de factores que se utilizan en su obtención. La función de producción nos dice que la cantidad de producto  que una empresa puede obtener es función de las cantidades de factores utilizadas; digamos capital (K), trabajo (L), tierra (T) e iniciativa empresarial (H), de modo que: Los beneficios se definen como la diferencia entre los ingresos y los costes. Los ingresos son las cantidades que obtiene la empresa por la venta de sus bienes o servicios durante un periodo determinado. Los costes son los gastos ligados a la producción de los bienes o servicios vendidos durante el periodo considerado. Una primera explicación de por qué las empresas realmente pretenden alcanzar este objetivo sería que la competencia les obliga a comportarse tratando de minimizar los costes, lo que implica maximizar la diferencia entre los ingresos y los costes. Dada una cantidad fija de factores, la cantidad de producto que se puede obtener depende del estado de la tecnología. La relación entre la cantidad de factores productivos requerida: trabajo (L), capital (K), tierra y recursos naturales (T) e iniciativa empresarial (H) y la cantidad de producto (Q) que puede obtenerse se denomina función de producción. Analíticamente: Hay miles de funciones de producción diferentes en la economía española. Al menos una para cada empresa y producto. La función de producción y el corto plazo: Muchos de los factores que se emplean en la producción son bienes de capital, tales como maquinarias, edificios, etc. El corto plazo es un periodo de tiempo a lo largo del cual no pueden variar algunos de los factores, a los que se denomina factores fijos. La empresa si puede ajustar los factores variables, incluso a corto plazo. Para facilitar el análisis consideramos que estamos estudiando la evolución de la producción de trigo de una empresa agrícola y que tan solo pueden producirse variaciones en las cantidades utilizadas de trabajo permaneciendo constantes los demás factores productivos.

TEORIAS SOBRE AUDITORIA FINANCIERA

Interpretando al Informe COSO[4], se determina que el estudio y evaluación del sistema de control interno de una empresa es el punto de partida para llevar a cabo una auditoria financiera, porque a través de ello el auditor obtendrá información del giro, proceso, actividades, procedimientos y todos los aspectos del ente a auditar. El control interno es un proceso efectuado por la administración de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana y el resto del personal, diseñado con el objeto de proporcionar un grado de seguridad razonable en cuanto a la consecución de la eficacia y eficiencia de las operaciones, fiabilidad de la información financiera y cumplimiento de las normas. El informe COSO, establece los componentes del control interno: Entorno de control, evaluación de los riesgos, actividades de control, información y comunicación; y, supervisión.

Según el MAGU  de la CGR (1998) [5], el Informe COSO, brinda el enfoque de una estructura común para comprender al control interno, el cual puede ayudar a cualquier entidad a alcanzar logros en su desempeño y en su economía, prevenir pérdidas de recursos, asegurar la elaboración de informes de auditoria financiera confiables, así como el cumplimiento de las leyes y regulaciones, tanto en entidades privadas como públicas. El concepto de control interno discurre por cinto componentes: 1) ambiente de control, 2) evaluación del riesgo, 3) actividades de control, 4) información y comunicación; y, 5) supervisión. Estos componentes se integran en el proceso de gestión y operan en distintos niveles de efectividad y eficiencia, los que permiten que los directivos se ubiquen en el nivel de evaluadores de los sistemas de control, en tanto que los gerentes que son los verdaderos ejecutivos, se posicionen como los propietarios del sistema de control interno, a fin de fortalecerlo y dirigir los esfuerzos hacia el cumplimiento de sus objetivos.

Según el MAGU de la CGR (1998)[6], el objetivo de la auditoría a los estados financieros de una entidad es determinar si sus estados financieros, presentan razonablemente su situación financiera, los resultados de sus operaciones y flujos de efectivo, de conformidad con  principios de contabilidad generalmente aceptados. La opinión del auditor fortalece la credibilidad en los estados financieros; sin embargo, los usuarios de tales estados no pueden suponer que la opinión del auditor representa una seguridad sobre la continuidad futura viabilidad de la entidad, así como respecto de la eficiencia o efectividad con que la administración conduce sus actividades. El auditor debe realizar su examen de acuerdo con las normas de auditoría generalmente aceptadas- NAGA’s, las normas de auditoría gubernamental-NAGU emitidas por la Contraloría General de la República, las normas internacionales de auditoría-NIA’s publicadas por la Federación Internacional de Contadores-IFAC y, los pronunciamientos profesionales vigentes en el Perú. Los estados financieros son responsabilidad de la administración. Esta responsabilidad incluye el mantenimiento de registros contables y controles internos adecuados, la elección y aplicación de políticas contables apropiadas, el desarrollo de estimaciones contables y la protección de los activos de la entidad. La responsabilidad del auditor es proporcionar una seguridad razonable de que los estados financieros han sido presentados adecuadamente en todos sus aspectos materiales e informar sobre ellos. Los estados financieros proveen información en torno a la situación financiera y los resultados de las operaciones de la entidad. Los datos consignados en tales estados son las representaciones de la administración, de manera explícita o implícita. Estas son conocidas como aseveraciones sobre los estados financieros, las que pueden categorizarse de la forma siguiente: i) integridad: no existen activos, pasivos o transacciones no registradas que requieran reconocimiento en los estados financieros; ii) Existencia o validez :el activo o pasivo señalado, existen a una fecha dada; iii) Exactitud: los detalles de los activos, pasivos y transacciones se han registrado y procesado apropiadamente y fueron emitidos correctamente en informes, con relación a parte, fecha, descripción, cantidad y precio; iv) valuación: los activos y los pasivos se han registrado a un valor apropiado en libros.; v) propiedad: la entidad tiene los derechos de propiedad, con relación a los activos revelados en los estados financieros y los pasivos representan adecuadamente las obligaciones de la entidad; vi) presentación y revelación: la información se revela, clasifica y describe de conformidad con políticas contables y el marco legal correspondiente, en lo que sea aplicable. La auditoría practicada de acuerdo al marco normativo antes mencionado, se diseña para proporcionar una certidumbre razonable de que los estados financieros tomados en conjunto están libres de distorsiones materiales. El concepto de certidumbre razonable es asociado, generalmente, a la acumulación de evidencias de auditoría en el grado necesario, para que el auditor llegue a la conclusión de que no existen distorsiones materiales en los estados financieros tomados en conjunto. Todas las auditorías se planean y realizan con una actitud de escepticismo profesional. Esto significa que el auditor no supone que la gerencia es deshonesta, ni tampoco supone una honestidad incuestionable. Se reconoce la necesidad de realizar una evaluación objetiva de las condiciones que observa el auditor y de la evidencia que obtiene para formarse una opinión, sobre si los estados financieros carecen de errores o irregularidades de importancia relativa. Los saldos de las cuentas que se muestran en los estados financieros, representan el resultado neto de los asientos contables elaborados para registrar las transacciones y otros eventos que requieren reconocimiento durante un período determinado. Por lo tanto, en adición al registro de transacciones, los asientos registran las estimaciones contables y las transferencias que tienen características comunes. Las transacciones rutinarias son aquellas que realiza la entidad diariamente tales como compras, pagos o ingresos en efectivo, según los casos. Estas por su naturaleza son numerosas, recurrentes, pueden medirse objetivamente y son procesadas de forma similar cada vez que ocurren. Por lo general, el registro, procesamiento e información en la entidad de tales transacciones se encuentra automatizado y requiere muy poca o ninguna intervención manual.

Según Panéz Meza (1986)[7], en sus inicios el concepto de auditoría se limitó a considerarla como una técnica de verificación de los registros contables con la documentación sustentatoria, la corrección de las operaciones registradas y la corrección de las operaciones aritméticas. Ese concepto de método de actuación pasiva continuó por mucho tiempo y aún existe en el sentido de aquel objeto remoto, o sea de observar la veracidad y exactitud de los registros. Continúa el autor indicando, que por mucho tiempo se conceptuó a la auditoría como el proceso de revisión, intervención contable y censura de cuenta. Así, escribió Holmes: “La auditoría es el examen de las demostraciones y registros administrativos. El auditor observa la exactitud, integridad y autenticidad de tales demostraciones, registro y documentos”. El Instituto Americano de Contadores Públicos de los Estados Unidos de Norteamérica en uno de sus iníciales pronunciamientos expresaba: “La auditoría es el examen de los libros contables, comprobantes y demás registros de un organismo público, corporación, firma o persona, con el objeto de establecer la corrección o incorrección de los registros examinados y, al mismo tiempo operando sobre los documentos revisados, conscientemente en forma de certificado”. El comité de Terminología del Instituto Americano de Contables Públicos (AICP) expresó: “el objetivo de un examen normal de estados financieros por un auditor independiente, es la expresión de una opinión sobre la razonabilidad con que presentan la situación financiera, de conformidad con principios de contabilidad generalmente aceptados. El dictamen del auditor es el medio por el cual expresa su opinión o, si las circunstancias lo requieren, la niega”. La responsabilidad de preparar y presentar los estados financieros es de la Gerencia de la entidad, y la del auditor es formar y expresar una opinión sobre tales estados financieros. En este sentido, la Ley General de Sociedades ha previsto el tema de la responsabilidad y precisa que el directorio debe proporcionar a los accionistas y al público las informaciones suficientes, fidedignas y oportunas que la ley determine respecto de la situación legal, económica y financiera de la sociedad, sin embargo la auditoria de estados financieros no disminuye las responsabilidades de la gerencia. Al planear y aplicar los procedimientos de auditoria, así­ como el evaluar e informar los resultados, el auditor deberá considerar el riesgo de distorsiones materiales en los estados financieros, originado por un fraude y error. De acuerdo con las NIA’s, la responsabilidad por la prevención y detección de fraude y error descansa en la Gerencia quien debe implementar y mantener sistemas de contabilidad y de controles internos apropiados y permanentemente operativos. Tales sistemas reducen pero no eliminan la posibilidad de fraude y error. En cuanto a la responsabilidad del auditor no es y no puede ser responsable de la prevención del fraude y error. Sin embargo, el hecho de que se lleve a cabo una auditoria anual, puede servir para contrarrestar fraudes y errores.

Leyendo a Osorio (2000)[8], determinamos que la Auditoría Financiera o Auditoría de Estados Financieros, es el examen crítico que realiza un Contador Público Independiente de los libros, registros, recursos, obligaciones, patrimonio y resultados de una empresa de servicios basado en normas, técnicas y procedimientos específicos, con la finalidad de opinar sobre la razonabilidad de la información financiera. Más adelante indica que el  riesgo de errores de importancia relativa en las transacciones rutinarias procesadas de manera sistemática es bajo, debido a que los controles internos son efectivos. Por esta razón, el auditor debe considerar dicha situación al diseñar las pruebas relacionadas con el cumplimiento de los objetivos de la auditoría. Las transacciones no rutinarias tienen un carácter extraordinario, debido a su naturaleza o volumen o, por que su ocurrencia es poco frecuente; tal es el caso de los asientos de diario reflejados al final del ejercicio. Tales transacciones incluyen transacciones ajenas a las actividades rutinarias de la entidad y asientos contables ajenos al curso normal delas actividades, entre otras. El riesgo inherente relacionado con transacciones no rutinarias, generalmente, es más alto que con respecto a los objetivos de auditoría concernientes a transacciones rutinarias. Esto es explicable dado que puede existir una mayor intervención manual en la recopilación y procesamiento de la información, una mayor necesidad de criterio para determinar los montos o, es posible que se hayan realizado cálculos complejos o también, aplicado principios contables con la misma característica. Las estimaciones contables están representadas por asientos contables que provienen de la entidad, muchos de los cuales tienen efectos significativos sobre sus estados financieros. Se basan con frecuencia en cálculos que utilizan datos provenientes del sistema de información de la entidad y requieren juicio apropiado para su ejecución. Por ejemplo, el cálculo de la depreciación puede realizarse en forma rutinaria; sin embargo, la determinación de la vida útil de los activos, el método de depreciación a utilizar y los valores de recuperación, requieren de los juicios de la administración.13. El riesgo de que ocurran errores o irregularidades significativas en relación a estimaciones contables es alto, debido a que: la incertidumbre relativa a juicios y presunciones necesarias para ejecutar las estimaciones aumenta el riesgo inherente; y la naturaleza subjetiva de algunos aspectos de las estimaciones puede dificultar a la administración establecer un control interno adecuado. En muy pocas oportunidades es posible obtener evidencia concluyente de auditoría que muestre que los estados financieros de la entidad auditada carecen de errores o irregularidades de importancia relativa. Por esta razón, el riesgo de auditoría se refiere al hecho que al examinar parte de la información disponible, en vez de toda, existe el riesgo de que inadvertidamente el auditor emita un informe que exprese una opinión de auditoría sin salvedades sobre estados financieros afectados por una distorsión material. El riesgo de auditoría tiene tres componentes: riesgo inherente, riesgo de control y riesgo de detección. El riesgo inherente se refiere a la posibilidad de que un saldo de cuenta o una clase de transacciones hayan sufrido distorsiones que puedan resultar materiales individualmente o al acumularse con otras distorsiones de otros saldos o clases de transacciones, por no haber estado implementado los controles internos correspondientes. El riesgo inherente resulta de los factores internos, presiones y las fuerzas externas que afectan a la entidad. Generalmente, la administración requiere de información financiera confiable para la gestión y control de la entidad. Por lo tanto, la gerencia establece controles internos para protegerse de errores o irregularidades en los datos que pueden derivar en la toma de decisiones erróneas y provocar la pérdida de activos. El riesgo de que el control interno no pueda prevenir o detectar y corregir, errores e irregularidades significativas se denomina riesgo de control. Para lograr los objetivos de auditoría el auditor selecciona los procedimientos sustantivos necesarios para obtener evidencia de auditoría, en torno a sí las aseveraciones de los estados financieros carecen de errores e irregularidades significativas. Por lo tanto, el riesgo de no detección se refiere al riesgo de que los procedimientos sustantivos de auditoría no detecten tales errores e irregularidades significativas.

El Grupo Océano (2005)[9], presenta el concepto de Arens & Loebbecke (1980)[10], quienes manifiestan que auditar es el proceso de acumular y evaluar evidencia, realizado por una persona independiente y competente acerca de la información cuantificable de una entidad económica específica, con el propósito de determinar e informar sobre el grado de correspondencia existente entre la información cuantificable y los criterios establecidos. La enciclopedia, agrega, que un concepto de auditoría más comprensible sería el considerar la auditoría como un examen sistemático de los estados financieros, registros y transacciones relacionadas para determinar la adherencia a los principios de contabilidad generalmente aceptados, a las políticas de dirección y a los requerimientos establecidos. Respecto a la filosofía de la auditoría, Mautz y Sharif (1961)[11], referidos por la Enciclopedia Océano, indican que la misma tiene cinco conceptos fundamentales en auditoría: i) Evidencia, ii) Debido cuidado del auditor, iii) Presentación adecuada, iv) Independencia; y v) Conducta ética. Según la SAS[12] No. 1, “el objetivo de un examen ordinario de los estados financieros por un auditor independiente es la expresión de una opinión acerca de la adecuación con la cual ellos presentan su posición financiera, el resultado de sus operaciones y los cambios en sus posición financiera de conformidad con los principios contables generalmente aceptadas”

Según Yarasca (2006)[13], generalmente, se usa el término Auditoría Financiera, para relacionarlo con el examen a los estados financieros de las empresas. Por consiguiente el objetivo principal de una auditoría financiera es examinar los estados financieros en su conjunto para expresar una opinión, acerca si éstos presentan o no razonablemente la situación financiera y resultados de operaciones, así como los flujos en efectivo, de conformidad con principios de contabilidad generalmente aceptados. Esto significa que el auditor mediante la aplicación de sus técnicas de auditoría deberá obtener la certeza de que la información contenida en los registros contables y documentos sustentatorios respaldan en forma suficiente los datos contenidos en los estados financieros, pero es pertinente manifestar que el auditor va más allá de los registros contables. En la práctica, esto no resulta muy fácil, por cuanto en primer lugar, se requiere que el auditor además de poseer el título profesional de Contador Público cuente con entrenamiento y capacidad como auditor, se encuadre dentro de normas de auditoría generalmente aceptadas por la profesión y realice su trabajo a través de las diferentes fase del proceso de la auditoría (planeamiento, trabajo de campo y elaboración del informe), observando también las Normas Internacionales de Auditoría y las disposiciones legales propias del país. En consecuencia, todo su esfuerzo, ya sea evaluando el control interno, examinando todas y cada un a de las cuentas de los estados financieros, será con el propósito de emitir una opinión sobre la confiabilidad de los estados financieros, respecto a la situación financiera y resultados de operaciones. Esta opinión se expresa a través de un informe que contiene al Dictamen, una Carta de Control Interno con las observaciones (deficiencias), y con sus respectivas recomendaciones para superarlas.

Según la IFAC (2000)[14], Las Normas Internacionales de Auditoría (NIAs) deben ser aplicadas en la auditoría de los estados financieros. Las NIAs deber ser también aplicadas, con la adaptación necesaria, a la auditoría de otra información y servicios relacionados. Las NIAs, contienen los principios básicos y los procedimientos esenciales, junto con lineamientos relativos en forma de material explicativo y de algún otro tipo. Los principios y los procedimientos esenciales se han de interpretar en el contexto del material explicativo o de otro tipo que proporciona lineamiento para su aplicación. El objetivo de una auditoría de estados financieros es hacer posible al auditor expresar una opinión sobre si los estados financieros están preparados, respecto de todo lo importante, de acuerdo con un marco de referencia para  informes financieros identificado. La evaluación de qué es importante es un asunto de juicio profesional. Al diseñar el plan de auditoría el auditor establece un nivel aceptable de importancia relativa a modo de detectar en forma cuantitativa las representaciones erróneas de importancia relativa. Sin embargo, deberán considerarse tanto el monto (cantidad) como la naturaleza (calidad) de las representaciones. Ejemplos de representaciones erróneas cualitativas sería la descripción inadecuada e impropia de una política de contabilidad cuando sea probable que un usuario de los estados financieros fuera guiado equivocadamente por la descripción, y el dejar de revelar la infracción a requisitos reguladores cuando sea probable que la imposición consecuente de restricciones regulatorias hará disminuir en forma importante la capacidad de operación. El auditor deberá considerar la posibilidad de representaciones erróneas de cantidades relativamente pequeñas que, acumulativamente podrían tener un efecto importante sobre los estados financieros. Por ejemplo, un error en un procedimiento de fin de mes podría ser una indicación de una representación errónea de importancia relativa si ese error se repitiera cada mes. El auditor considera la importancia relativa tanto al nivel global del estado financiero como en relación a saldos de cuentas particulares, clases de transacciones y revelaciones. La importancia relativa puede ser influida por  consideraciones como requerimientos legales y reguladores y consideraciones que se refieren a saldos de una cuenta de los estados financieros y sus relaciones con otras cuentas. Este proceso puede dar como resultado diferentes niveles de importancia relativa dependiendo del aspecto de los estados financieros que está siendo considerado.

Según la CGR (1998)[15], en una auditoría financiera el auditor proporciona un nivel alto de certidumbre (satisfacción obtenida sobre la confiabilidad de las aseveraciones efectuadas por la administración que van a ser utilizadas por terceros), en cuanto a la ausencia de errores importantes en la información examinada. Esto se manifiesta de modo positivo en el dictamen bajo la expresión de una razonable certidumbre.  El objetivo de la auditoría a los estados financieros de una entidad es determinar si sus estados financieros, presentan razonablemente su situación financiera, los resultados de sus operaciones y flujos de efectivo, de conformidad con principios de contabilidad generalmente aceptados. La opinión del auditor fortalece la credibilidad de los estados financieros, sin embargo, los usuarios de tales estados no pueden suponer que la opinión del auditor representa una seguridad sobre la continuidad futura viabilidad de la entidad, así como respecto de la eficiencia o efectividad con que la administración conduce sus actividades. El auditor debe realizar su examen de acuerdo con las Normas de Auditoria Generalmente Aceptadas (NAGA), las Normas Internacionales de Auditoría (NIAs), las Normas de Auditoría Gubernamental (NAGUs) y los pronunciamientos profesionales vigentes en el Perú. Los estados financieros son responsabilidad de la Administración. Esta responsabilidad incluye el mantenimiento de registros contables y controles internos adecuados, la selección y aplicación de políticas contables apropiadas,  el desarrollo de estimaciones contables y la protección de los activos de la entidad. La responsabilidad del auditor, es proporcionar una seguridad razonable de que los estados financieros han sido presentados adecuadamente en todos sus aspectos materiales e informar sobre ellos. Los estados financieros proveen información entorno a la situación financiera y los resultados de las operaciones de la entidad. Los datos consignados en tales estados son las representaciones de la administración, de manera explícita o implícita. Estas son conocidas como aseveraciones sobre los estados financieros, las que pueden referirse a la integridad, existencia o validez, exactitud, valuación, propiedad, presentación y revelación.

TEORIAS SOBRE OPTIMIZACION DE LA GESTION EMPRESARIAL

La gestión empresarial[16], es el proceso de planificar, organizar, ejecutar y evaluar una empresa, lo que se traduce como una necesidad para la supervivencia y la competitividad de las empresas a mediano y largo plazo. Tanto el acceso a herramientas para la gestión empresarial como la planificación financiera y la contabilidad entre otras, facilitan el proceso de toma de decisiones al momento de planificar, ejecutar y buscar financiamiento para la empresa. Las empresas[17] deben planificarse y seguir de cerca la ejecución de sus planes. También se debe distinguir los aspectos que son vitales para su desarrollo futuro y corregir lo que va mal y potenciar lo que va bien. La continuidad de la empresa nos exige la realización de una serie de inversiones a las que deberemos hacer frente y que deberemos contemplar. La Contabilidad supone el estudio permanente de la actividad de la empresa, no solo en los hechos, sino en los movimientos económicos en los que se manifiesta; su objeto es la actividad administrativa, es decir las operaciones de gestión no en sí mismo consideradas, sino en su adaptación a la consecución de los fines propuestos. La Contabilidad contempla el conjunto de anotaciones y cálculos que se llevan a cabo en una empresa con objeto de proporcionar una imagen numérica de lo que en realidad sucede en la evolución económica y funcional de la empresa; una base sólida informativa de los movimientos y hechos económicos para el conocimiento de la Gerencia.

Las decisiones determinan actos económicos, administrativos y financieros que se ven reflejados en los Balances y Cuentas de Explotación, que son un importante instrumento para la Gerencia y su staff para poder tomar decisiones con pleno conocimiento del funcionamiento interno de la empresa en su proyección hacia los objetivos corporativos propuestos para la misma. Los registros, la información, el cálculo y control permanente, enlazan todas las decisiones que se toman en la empresa. Los empresarios deben entender la Contabilidad como un medio, no como un fin, el fin es la Gestión.

La utilización de la Auditoría de Estados Financieros permite[18]:  a los propietarios de un negocio recibir, por parte de una persona totalmente imparcial y ajena a la empresa, una opinión acerca de la situación financiera del negocio; cuando se proyecta la venta del negocio, el comprador y el vendedor tendrán una información razonable en relación con la situación financiera; proporcionar a las Instituciones de Crédito la información necesaria para el otorgamiento de sus créditos; en caso de suspensión de pagos o quiebras, para saber que la situación financiera que se determina es razonablemente correcta; para implantación de sistemas de inspección y de control interno o bien el perfeccionamiento de los ya implantados; para establecer sistemas de costos que estén de acuerdo con las necesidades de la empresa; para que se puedan determinar las pérdidas después de siniestros o robos; para que se puedan determinar las causas de las variaciones entre los resultados de un ejercicio y otro; para determinar si se ha cumplido con las obligaciones fiscales a que esté sujeta la empresa; que se puedan determinar responsabilidades y se tomen las medidas necesarias en caso de existir fraudes o malversaciones de fondos; para poder determinar si la eficiencia del personal y poder tomar medidas de estímulo o de reprensión; en caso de fusión de sociedades, para determinar las condiciones en que debe llevarse a cabo la fusión; para que las personas interesadas en hacer alguna inversión en la empresa tengan los datos necesarios para estudiar las ventajas y desventajas de dicha operación; para que en caso de muerte de un socio, sus herederos puedan determinar fácilmente el monto de sus derechos y obligaciones en relación con la empresa.

Analizando lo establecido por Johnson & Scholes (1999)[19], la optimización es  la relación entre producción final y los factores productivos (tierra, capital y trabajo) utilizados en la producción de bienes y servicios. La optimización es sinónimo de productividad. De un modo general, la optimización, se refiere a lo que genera el trabajo: la producción por cada trabajador, la producción por cada hora trabajada, o cualquier otro tipo de indicador de la producción en función del factor trabajo. Lo habitual es que la producción se calcule utilizando números índices (relacionados, por ejemplo, con la producción y las horas trabajadas), y ello permite averiguar la tasa en que varía la productividad. Un concepto inserto en la optimización es la  competitividad, entendida como la capacidad de respuesta o de acción de una empresa, para afrontar la competencia abierta entre empresas. En el marco de la optimización, juega un papel importantísimo la Gerencia. La gerencia tiene que ver con la toma de decisiones, con la capacidad de maniobra de un individuo o una organización para tomar las decisiones adecuadas para el buen funcionamiento de sus negocios o actividades, además se puede asociar con el problema del manejo de recursos escasos, los cuales deben ser utilizados eficientemente con el fin de lograr los objetivos propuestos.

Interpretando a Porter (1996)[20], el  problema de optimización trata de tomar una decisión óptima para maximizar (ganancias, velocidad, eficiencia, etc.) o minimizar un criterio determinado. (Costos, tiempo, riesgo, error, etc.). La optimización, es el reto de lograr satisfacer las necesidades de los usuarios. Para ello, entre otras cosas, es necesario utilizar adecuadamente la información de la empresa, por ejemplo la información de la auditoría financiera. Las empresas de servicios tienen deficiencias por una serie de motivos: falta de personal capacitado, problemas financieros, inadecuada utilización de la información de contabilidad y auditoría, estructuras e instalaciones obsoletas, deficiencias en la operación y mantenimiento, aplicación de tecnologías inadecuadas y problemas referidos a la gestión de los recursos. Es aquí, donde es necesario, dotar de optimización a la gestión para aprovechar al máximo los recursos, las funciones y actividades de estas entidades. El concepto de gestión posee preliminares básicos correspondientes a la organización, lo que implica que éste aplicado en una empresa o en un negocio examina algunos de los objetivos principales correspondientes a la misma. Es importante tener en cuenta en este concepto que ninguna empresa puede subsistir si no posee algún tipo de beneficio, por lo que siempre se debe mantener un cierto nivel de competencia con las otras empresas que se dedican a fabricar y elaborar los mismos productos que la nuestra. El concepto de gestión se mueve en un ambiente en el cual, por lo general, los recursos disponibles escasean, y en base a esto, la persona encargada de la gestión debe aplicar diferentes fórmulas para que se esta manera se logren persuadir y motivar constantemente a todas las fuentes del capital empresarial, con el objetivo de lograr que las mismas apoyen todos los proyectos que la empresa planea emprender. Si nos enfocamos en la aplicación del concepto de gestión para llevar a cabo las actividades de una empresa, es importante destacar que por lo general, el mismo suele tener mucha más aplicación en las empresas de propiedad privadas, que son más conocidas como el sector privados empresarial. De todas formas debemos decir que las empresas que le pertenecen al sector público, aquellas que son propiedad del estado, también suelen tener buenos modelos de gestión, pero los mismos suelen independizarse bastante de lo que es el concepto de gestión más técnico. Y es aquí en donde radica la diferencia más grande, ya que el sector privado, aplicando el concepto de gestión en el desarrollo de sus actividades obtiene muchas más ganancias que una empresa correspondiente al sector público, es por ello que es importante considerar la tecnicidad del concepto de gestión como parte de la gestión empresarial. De todas formas es importante también que se haga mención del hecho lógico que nos confirma que las empresas privadas cuentan con muchos más recursos que aquellas del Estado, y uno de esos recursos es la tecnología, una herramienta que ha ayudado ampliar el concepto de gestión en todas las aplicaciones correspondientes.

Analizando a Porter (1996) Debemos decir que el concepto de gestión aplicado a la administración de empresas obliga a que la misma cumpla con cuatro funciones fundamentales para el desempeño de la empresa; la primera de esas funciones es la planificación, que se utiliza para combinar los recursos con el fin de planear nuevos proyectos que puedan resultar redituables para la empresa, en términos más específicos nos referimos a la planificación como la visualización global de toda la empresa y su entorno correspondiente, realizando la toma de decisiones concretas que pueden determinar el camino más directo hacia los objetivos planificados. La segunda función que le corresponde cumplir al concepto de gestión es la organización en donde se agruparan todos los recursos con los que la empresa cuenta, haciendo que trabajen en conjunto, para así obtener un mayor aprovechamiento de los mismos y tener más posibilidades de obtener resultados. La dirección de la empresa en base al concepto de gestión implica un muy elevado nivel se comunicación por parte de los administradores para con los empleados, y esto nace a partir de tener el objetivo de crear un ambiente adecuado de trabajo y así aumentar la eficacia del trabajo de los empleados aumentando las rentabilidades de la empresa. El control es la función final que debe cumplir el concepto de gestión aplicado a la administración, ya que de este modo se podrá cuantificar el progreso que ha demostrado el personal empleado en cuanto a los objetivos que les habían sido marcados desde un principio.

Teniendo todo esto que ha sido mencionado en cuenta, podemos notar la eficiencia que posee el hecho de llevar a cabo la administración de empresas en base al concepto de gestión. El mismo aporta un nivel mucho más alto de organización permitiendo así que la empresa pueda desempeñarse muy bien en su área de trabajo. En el caso de que emprenda un nuevo negocio o una empresa, con el objetivo de que la misma llegue a grandes estatutos empresariales, le recomendamos entonces que la administración correspondiente a su empresa se encuentre regida por el concepto de gestión, y de esta manera se aumentaran los niveles de posible éxitos que se pueda tener en la empresa.

Interpretando a Candela (2007)[21], para que una empresa (entendida como un sistema) funcione en la realidad tiene que cumplir una serie de condiciones, en primer lugar tiene que ser un sistema eficaz, es decir, tiene que ser capaz de conseguir buenos resultados, además obtener un porcentaje de aciertos elevado, lo que dotará al sistema de seguridad; en segundo lugar para que el sistema funcione en su aplicación real será necesario que confiemos en el y que por lo tanto actuemos en consecuencia según sus señales, este es quizás el punto más complicado, existen en la actualidad muchos sistemas que dan muy buenos resultados, pero a veces es difícil confiar en ellos debido a que el mercado nos influye, el propio mercado es el mayor enemigo que tenemos a la hora de obtener beneficios. Hay muchos analistas tanto a favor como en contra de la optimización de parámetros, voy a exponer brevemente cual es el principal punto de disputa en esta cuestión, los analistas en contra de la optimización argumentan que esta no es buena, ya que provoca que la función que diseñemos se acople muy bien a la cotización mostrando un buen funcionamiento en el pasado, pero en el futuro no nos dará buenos resultados debido a que la función por si misma no es válida para determinar los momentos propicios para comprar o vender, sino que son los parámetros de optimización los que provocan que haya dado buenos resultados, pero sólo en el pasado. Los analistas a favor de la optimización argumentan que tanto los valores como las circunstancias del mercado no permanecen constantes, es decir ni todos los valores se comportan de la misma manera, ni los mercados siempre tienen las mismas características, por lo que los parámetros de los sistemas no son siempre los mismos. En mi opinión ambos tienen razón, es decir, es cierto que una excesiva optimización sobre todo en sistemas con muchos parámetros no es válida para poder ser aplicada en el futuro, como también es cierto que los valores no se comportan de forma homogénea al igual que los mercados, por lo tanto creo que la optimización es correcta pero hay que realizar una serie de verificaciones para comprobar la efectividad.

MARCO CONCEPTUAL:

Auditoria.- Examen de los libros de contabilidad, comprobantes y demás registros de un organismo público o privado, institución empresa o de alguna persona o personas situadas en destino de confianza, con el objeto de averiguar la corrección o incorrección de los registros y de expresar opinión sobre los documentos suministrados, comúnmente en forma de certificación.

Auditoria Financiera.-  El auditor debe formar su opinión sobre los estados financieros de la unidad auditada, enmarcando si los mismos son razonablemente aceptados y están de acuerdo a los principios de contabilidad generalmente aceptada. 

Auditoria Administrativa.-  Un examen completo y constructivo de la estructura organizativa de la empresa, institución o departamento gubernamental; o de cualquier otra entidad y de sus métodos de control, medios de operación y empleo que de a sus recursos humanos y materiales“. 

Control.-  El control es el proceso de evaluación y corrección de las actividades de los subordinados para asegurarse que lo que se realiza se ajusta a los planes.

Control Interno.- Conjunto de medidas y métodos coordinados incluyendo el plan de organización, adoptados dentro de una entidad para salvaguardar sus activos, verificar la exactitud y el grado de confiabilidad en sus datos contables, promover eficiencia en las operaciones y estimular la observancia de la política prescrita por la administración.

Objetivos.- Constituyen las metas de una organización hacía los cuales deben dirigirse los intentos de sus miembros.

Eficacia.-   Una estructura organizativa es eficaz si permite la contribución de cada individuo       al logro de los objetivos de la empresa.

Eficiencia.- Una estructura organizativa es eficiente si facilita la obtención de los objetivos deseados con el mínimo costo posible.

Economía.- esto permitirá que lleguen de modo oportuno a las operaciones de la actividad. 

Estados  Financieros.- Cuadros ordenados y sistemáticos que presentan a una fecha determinada la situación económica y financiera de una empresa.

Evaluación Analítica.- Consiste en determinar cual es el ritmo manual de trabajo y evaluar por comparación, en porcentaje el ritmo actual que lleva un operario al realizar una tarea ó elemento de trabajo de terminado. 

Ordenes.–  Para que una orden sea completa debe decir: qué se va hacer, quién lo va hacer y cuándo, dónde, cómo y porqué debe hacerse.

Riesgo.-   Es lo que a seguros se reviere este concepto encierra dos ideas distintas, por un lado riesgo como objeto asegurado; y  riesgo como posible acontecimiento, cuya existencia se previene y garantiza en la póliza.

Servicios.-  un servicio es un conjunto de actividades que buscan responder a una o más necesidades de un cliente. Se define un marco en donde las actividades se desarrollarán con la idea de fijar una expectativa en el resultado de éstas. Es el equivalente no material de un bien. La presentación de un servicio no resulta en posesión, y así es como un servicio se diferencia de proveer un bien físico.

Razonabilidad.-  Proviene del vocablo “razonable” deriva del latín “rationabilis”, adjetivo que significa arreglado, justo, conforme a razón. De otro lado Lalande nos dice que “raissonable”, quiere decir que posee razón; el que piensa u obra de una manera que no puede censurarse, el que evidencia un juicio sano y normal.

Tiempo.–    Implica realizar un mayor número de actividades o servicios, redundando en una mejor atención y mayores ingresos organizacionales.

OBJETIVOS 

OBJETIVO PRINCIPAL: 

Determinar la manera en que la Auditoría Financiera contribuye en la optimización de la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana    

OBJETIVOS ESPECÍFICOS: 

  1. Establecer si la auditoría financiera puede contribuir a la efectividad en la gestión empresarial.
  2. Estipular la manera que las recomendaciones de la auditoria financiera facilitan la mejora de la gestión empresarial

HIPÓTESIS

HIPÓTESIS PRINCIPAL: 

La auditoria financiera contribuye en la optimización de la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana 

HIPÓTESIS SECUNDARIAS: 

  1. La auditoria financiera puede contribuir a la efectividad en la gestión empresarial
  2. Las recomendaciones de la auditoria financiera pueden facilitar la mejora de la gestión empresarial. 

VARIABLES E INDICADORES DE LA INVESTIGACION: 

VARIABLE INDEPENDIENTE 

X. Auditoria financiera 

INDICADORES:

X.1. Proceso de la auditoria financiera

X.2. Recomendaciones para la gestión

VARIABLE DEPENDIENTE: 

Y: Optimización de la gestión de las empresas de transporte urbano 

INDICADORES:

Y.1. Efectividad de la gestión empresarial

Y.2. Mejora de la gestión empresarial

JUSTIFICACIÓN E IMPORTANCIA DEL TRABAJO 

JUSTIFICACIÓN METODOLÓGICA

Este trabajo se ha realizado en el marco del proceso de investigación científica. Para el efecto en primero lugar se ha identificado la problemática que enfrentan las empresas de transporte urbano en cuanto a la falta de optimización de la gestión empresarial. Sobre esa base se ha propuesto a la auditoria financiera como el instrumento que aportará información que facilitará la optimización de la gestión, entendiéndose como tal a la mejora del proceso de gestión empresarial. Asimismo en el marco del proceso de investigación se han formulado los objetivos, que vienen a ser los propósitos de buscar lograr la investigación. También se ha identificado la metodología específica a utilizar.

JUSTIFICACIÓN TEÓRICA

La auditoria financiera en tanto se desarrolle en base a un proceso sistémico que permita formular las recomendaciones más pertinentes sobre la información financiera, económica, patrimonial; así como sobre la planeación, organización, dirección, coordinación y control empresarial, será el instrumento que necesitan las empresas de transporte urbano de pasajeros de Lima Metropolitana. Las empresas de transporte urbano, necesitan información razonable para la planeación de sus actividades futuras, para tomar decisiones que tendrán incidencia en el corto, mediano y largo plazo; y para el control efectivo de los recursos. Dicha información razonable solo va a ser facilitada cuando las empresas practiquen auditorías financieras, por que dichas auditorías tienen como objetivo determinar la razonabilidad de la información financiera, económica y patrimonial de una empresa. La auditoría financiera,  puede contribuir eficazmente a una buena gestión empresarial mediante la evaluación de los estados financieros y las políticas contables de las empresas;  de allí la importancia que tiene  el conocimiento, comprensión y aplicación correcta del resultado de  la auditoria financiera, porque contienen conclusiones, es decir determinaciones de la forma como se están llevando a cabo los bienes y derechos, las deudas y obligaciones, las ventas e ingresos y los costos y gastos empresariales. También es relevante por que la auditoría financiera facilita recomendaciones para el manejo adecuado de los recursos, los procesos, procedimientos y en fin todas las actividades de la empresa.

La aplicación de la auditoría financiera,  asegura la obtención de información financiera, económica y patrimonial concordante con el Reglamento de Información Financiera y el Manual de Preparación de Información Financiera, la misma que puede ser utilizada por los agentes económicos sin inducirlos a tomar decisiones equivocadas.

La gestión empresarial moderna necesita optimizarse para estar en un contexto de mejora continua y competitividad; por tanto necesita instrumentos como la auditoría financiera para evaluar aspectos legales, administrativos, financieros, tributarios, contables, laborales y de otro tipo.

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACION. 

TIPO DE INVESTIGACIÓN

La investigación será del tipo aplicada, por cuanto todos los aspectos son teorizados, aunque sus alcances serán prácticos en la medida que  la Auditoría financiera sea tomada en cuenta como instrumento para la optimización de la gestión de las empresas del sector servicios de Lima Metropolitana.

NIVEL DE INVESTIGACIÓN

La investigación a realizar será del nivel descriptiva-explicativa-correlacional, por cuanto se describirá el proceso, procedimientos, criterios y políticas de la Auditoría financiera, se explicará la forma como se convierte en el instrumento para la optimización de la gestión de las empresas del sector servicios y se correlacionará su aplicación en las empresas de este sector. 

MÉTODOS DE LA INVESTIGACIÓN

En esta investigación se utilizará los siguientes métodos:

  • Descriptivo.- Por cuanto se describirá el proceso, procedimientos e informe, así como la asesoría y seguimiento de la auditoría financiera que se aplicara en las empresas del sector servicios como parte de la optimización de la gestión.
  • Para inferir la información de la muestra en la población de la investigación.
  • Deductivo.- Se utilizará para sacar conclusiones de la lectura de los antecedentes de la investigación, de los autores de teorías sobre la auditoria financiera y la optimización de las empresas, el trabajo de campo y otros aspectos relacionados.

DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

El diseño de la investigación será del tipo no experimental. Mediante este tipo de diseño se presentará la realidad concreta en la condición de tal, de la auditoría financiera en la optimización de la gestión de las empresas de servicios.

Este diseño de investigación, está orientado a lograr los objetivos planteados en la investigación.

POBLACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

La población de la investigación estará conformada por las personas que se relacionan directa o indirectamente con las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana.

MUESTRA DE LA INVESTIGACIÓN:

La muestra  representativa estará conformada por 100 personas relacionadas con las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana. Para definir el tamaño de la muestra se ha utilizado el método probabilístico y aplicado la fórmula estadística para poblaciones menores a 100,000.

Donde:

nEs el tamaño de la muestra que se va a tomar en cuenta para el trabajo de campo. Es la variable que se desea determinar.
 

P y q

Representan la probabilidad de la población de estar o no incluidas en la muestra. De acuerdo a la doctrina, cuando no se conoce esta probabilidad por estudios estadísticos,  se asume que p y q tienen el valor de 0.5 cada uno.
 

Z

Representa las  unidades de desviación estándar que en la curva normal definen una probabilidad de error= 0.05, lo que  equivale a un intervalo de confianza del  95 % en la estimación de la muestra, por tanto  el valor Z = 1.96
NEl total de la población. Este caso 135 personas considerando a aquellas personas que tienen elementos para responder por los temas de la investigación a realizar.
EERepresenta el error estándar de la estimación, de acuerdo a la doctrina, debe ser 0.09 o menos. En este caso se ha tomado 0.05 (5.00%)

Sustituyendo:

n = (0.5 x 0.5 x (1.96)2 x 135) / (((0.09)2 x 134) + (0.5 x 0.5 x (1.96)2)) 

n = 100

ESTRATIFICACION DE LA MUESTRA:

ParticipantesCantidadPorcentaje
Socios1010.00%
Accionistas1010.00%
Directores1010.00%
Gerentes1010.00%
Funcionarios2020.00%
Auditores2020.00%
Trabajadores2020.00%
Total100100.00%

_______________

[1] Terry, George R. (1995) Principios de Administración. México. Compañía Editorial Continental SA

[2] Benito, Fernando (2006) Que es  una empresa hoy. http://www.contenido.monster.es

[3] JOHNSON, Gerry y SCHOLES, Kevan. (1999) Dirección Estratégica. Madrid: Prentice Hall International Ltd.

[4] COMMITTEE OF SPONSORING ORGANIZATIONS OF THE TREADWAY COMMISSION (COSO).

[5] Manual de Auditoria Gubernamental de la Contraloría General de la República. Este documento por extensión es de mucha utilidad en el sector privado, como en este caso en las empresas de transportes.

[6] Manual de Auditoria Gubernamental de la Contraloría General de la República. Este documento por extensión es de mucha utilidad en el sector privado, como en este caso en las empresas de transportes.

[7] Panéz Meza, Julio (1986) auditoría Contemporánea. Lima. Iberoamericana de Editores SA.

[8] Osorio Sánchez, Israel (2000) Auditoría 1- Fundamentos de Auditoría de Estados Financieros. México. Editora ECAPSA

[9] Grupo Océano (2005) Enciclopedia de la Auditoría. Madrid. Editorial Océano.

[10] Arens, Alvin & Loebbecke (1980) Auditing: An Integrated approach. New York. Prentice Hall

[11] Mautz, R.K. & Sharaf Hussein A. (1961) The Philosophy of Auditing. Chicago. Prentice Hall.

[12] Statement On Auditing Standar (SAS)- Normas Estandarizadas de Auditoría.

[13] Yarasca Ramos, Pedro Antonio (2006) Auditoría: Fundamentos con un enfoque moderno-Fase del   Proceso de la auditoría con aplicación de casos prácticos. Lima. Edición a cargo del Autor

[14] Federación Internacional de Contadores – IFAC- (2000). Normas Internacionales de Auditoría. Lima. Editado por la Federación de Colegios de Contadores del Perú.

[15] Contraloría General de la República (1998) Manual de Auditoría Gubernamental (MAGU). Lima. Editora Perú.

[16] http://cecoeco.catie.ac.cr/bancoconocimiento/H/HDE_IndiceIniciarunnegocio

[17] http://www.eumed.net/libros/2006a/prd/9b.htm

[18] http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos.

[19] Johnson, Gerry & Scholes, Kevan (1999) Dirección Estratégica. Madrid. Prentice Hall.

[20] Porter Michael E. (1996) Estrategia Competitiva. México. Compañía Editorial Continental SA.

[21] Candela Ramírez Rubén (2007) Optimización.  /www.megabolsa.com/biblioteca/optimizacion

TÉCNICAS DE RECOPILACIÓN DE DATOS

Las técnicas que se  utilizarán en la investigación serán  las siguientes:

  • Encuestas.- Se aplicará a 100 personas relacionadas con las empresas de servicios, con el objeto de obtener información sobre los aspectos relacionados con la investigación
  • Anotaciones.- Se aplicará para recabar de los libros, textos, revistas y otros medios que contengan información relevante sobre la investigación. 
  • Análisis.- Esta técnica se utilizará para analizar las normas, información bibliográfica y otros aspectos relacionados con la investigación.

INSTRUMENTOS DE RECOPILACIÓN DE DATOS

Los instrumentos que se utilizarán en la investigación son los cuestionarios, fichas bibliográficas y guías de análisis documental.

Los cuestionarios serán formulados como parte de la encuesta y contienen preguntas de carácter cerrado sobre las variables e indicadores de la investigación.

Las fichas bibliográficas, se utilizarán para tomar nota de los libros, textos, revistas y otros medios de información que contengan datos sobre la investigación a realizar

El análisis documental se utiliza para analizar la información recabada y poder registrar solo que convenga a los objetivos de la investigación.

TÉCNICAS DE ANÁLISIS

Se aplicarán las siguientes técnicas:

  • Análisis documental
  • Indagación
  • Conciliación de datos
  • Tabulación de cuadros con cantidades y porcentajes
  • Comprensión de gráficos

TÉCNICAS DE PROCESAMIENTO DE DATOS:

Se aplicarán las siguientes técnicas de procesamiento de datos:

  • Ordenamiento y clasificación
  • Registro manual
  • Proceso computarizado con Excel

CRONOGRAMA

BIBLIOGRAFÍA 

  1. ANDRADE Espinoza, Simón (2004) Normas Internacionales de Auditoría. Lima. Ediciones Jurídicas Andrade SRL.
  2. ARCENEGUI J.Antonio & Gómez -Horacio Molina Isabel (2003) Manual de Auditoría Financiera. Madrid. Editorial Desclée de Brouwer.
  3. CONTRERAS, E. (1995) Manual del Auditor. Lima: CONCYTEC
  4. CASHIN, J. A., Neuwirth P.D. y Levy J.F. (1998) Manual de Auditoria. Madrid: Mc. Graw-Hill Inc
  5. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. (1998) Manual de Auditoría Gubernamental (MAGU). Lima: Editora Perú.
  6. CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA. (1998) Normas de Auditoría Gubernamental (NAGUS). Lima: Editora Perú.
  7. FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE CONTADORES- IFAC – (2000) Normas Internacionales de Auditoria. Lima. Editado por la Federación de Colegios de Contadores del Perú.
  8. GRUPO OCÉANO (2005) Enciclopedia de la Auditoría. Editorial Océano.
  9. HERNÁNDEZ Celis, Domingo (2005) La auditoría Financiera en el Tercer Milenio. Texto de Estudio. Lima. Edición a cargo del autor.
  10. HERNÁNDEZ Celis, Domingo (2007) Auditoría Financiera. Lima. Edición a cargo del autor.
  11. HOLMES, A. W. (1999) Auditoria. México: Unión Tipográfica Hispanoamericana.
  12. JOHNSON, Gerry y SCHOLES, Kevan. (1999) Dirección Estratégica. Madrid: Prentice Hall International Ltd.
  13. OSORIO Sánchez, Israel (2000) Auditoría 1-Fundamentos de Auditoría de Estados Financieros. México. Editora ECAFSA.
  14. PANÉZ MEZA, Julio. (1986) Auditoria Contemporánea. Lima: Iberoamericana de Editores SA.
  15. PORTER Michael E. (1996) Estrategia Competitiva. México. Compañía Editorial Continental SA. De CV.
  16. PORTER Michael E. (1996) Ventaja competitiva. México. Compañía Editorial Continental SA. De CV.
  17. TERRY, George R. (1995) Principios de Administración. México: Compañía Editorial Continental SA.
  18. TUESTA RIQUELME, Yolanda. (2000). “El ABC de la Auditoria Gubernamental”. Iberoamericana de Editores SA.
  19. UNMSM (2005) Auditoría. Lima. Facultad de Contabilidad/Ediciones PRAXIS.
  20. YARASCA Ramos, Pedro Antonio (2006) Auditoría- Fundamentos con un enfoque moderno-Fases del Proceso de la auditoría con aplicación de Caos prácticos. Lima. Edición a cargo del autor.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Celis Domingo. (2011, agosto 19). Auditoría Financiera para optimizar la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/auditoria-financiera-optimizar-gestion-empresas-transporte-urbano-lima-metropolitana/
Hernández Celis, Domingo. "Auditoría Financiera para optimizar la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana". GestioPolis. 19 agosto 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/auditoria-financiera-optimizar-gestion-empresas-transporte-urbano-lima-metropolitana/>.
Hernández Celis, Domingo. "Auditoría Financiera para optimizar la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana". GestioPolis. agosto 19, 2011. Consultado el 20 de Febrero de 2019. https://www.gestiopolis.com/auditoria-financiera-optimizar-gestion-empresas-transporte-urbano-lima-metropolitana/.
Hernández Celis, Domingo. Auditoría Financiera para optimizar la gestión de las empresas de transporte urbano de Lima Metropolitana [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/auditoria-financiera-optimizar-gestion-empresas-transporte-urbano-lima-metropolitana/> [Citado el 20 de Febrero de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de lawtonjm en Flickr
DACJ