Asistente virtual para ayudar a tu negocio web

  • Marketing
  • 3 minutos de lectura

¿Recuerdas cuando la clave para el éxito de una compañía era su tamaño?

La más grande poseía la mayor cantidad de poder y así aplastaba a las pequeñas. Parecía algo injusto.

Por suerte, el mundo está cambiando y – como dice Rupert Murdoch – la nueva clave para el éxito es la velocidad. Y esto nos brinda algo de balance, ya que no todas las compañías son grandes, pero todas SÍ pueden ser rápidas.

El tiempo es dinero

La mayor limitación de cualquier empresa y generalmente la más ignorada suele ser la falta de tiempo. Este es el cuello de nuestra botella y donde todo el rendimiento y crecimiento de nuestro negocio se atasca. Por lo tanto, solucionar este problema como primera prioridad representaría la opción más eficiente; solo después de resolver esta limitación sería productivo abordar los problemas restantes.

“El mundo está cambiando a gran velocidad. Ya no será el más grande quien venza al más pequeño. Será el más Veloz quien vencerá al más lento” Rupert Murdoch.

El objetivo de una compañía es producir o vender, y cuanto más rápido se puedan efectuar estas actividades, más dinero se ganará en menos tiempo.

Con estos datos, podemos deducir que el tiempo es dinero. A propósito, cuanta más pequeña sea una empresa, más fácilmente se podrá acelerar sus actividades.

¿Qué pasos puedo tomar para agilizar y acelerar mi negocio?

Perfecto: ahora podemos tomar pasos para efectivizar cambios concretos.

Naturalmente, al adoptar una mentalidad que aprecia la rapidez, serás más receptivo a tomar las oportunidades que se te presenten – por ejemplo, conducir reuniones de manera virtual en lugar de personalmente. Pero esto no es todo, y tampoco es suficiente.

Lo más valioso que puedes hacer es delegar y subcontratar ayuda. Idealmente, las tareas que hoy ejecutas tú y que no requieren de tu “Know-how” o constituyen tu especialidad. Esas podrías delegarlas en una persona de tu equipo, o si aún no tienes un equipo virtual pues, ya puedes comenzar a armarlo contratando gente capacitada y que se especialice en ayudar a personas como tú, que manejas un negocio en internet.

Las Asistentes Virtuales cumplen un papel fundamental hoy en el crecimiento de los negocios en internet. Algunos ejemplos de tareas que puedes delegar en una VA son:

  •  atención al cliente vía email.
  •  administración completa de tu blog: mantenimiento de plugins, moderación de comentarios, preparación de cada post – búsqueda de imágenes, ponerlo en borrador y publicarlo, etc – , búsqueda de material de valor para comentar en tu blog o para inspirarte para tu próximo artículo, incluso la redacción misma de tus artículos.
  •  buscar y preparar contenido de valor para aumentar tu participación en las redes sociales (Twitter, Facebook, etc).
  •  preparar carritos de compra, enlaces de pago, e integrarlos a tus páginas.
  •  ayudarte con los detalles técnicos y administrativos del lanzamiento de tus productos digitales (actualización de tu sitio web, configuración de pagos, email marketing, transcripción de tus audios y/o videos, etc).
  •  gestión de todas las cuestiones administrativas (facturación, atención al cliente, etc).
  •  gestión de todos los asuntos que estás delegando en distintas personas de tu equipo o proveedores externos (para centralizar todas las comunicaciones y coordinación de los trabajos en una sola persona).
  •  investigación en internet para resolver dudas o problemas (por ejemplo: uno de los casos más recientes que me solucionó mi VA fue averiguar cómo convertir mis videos de capacitaciones online conducidas desde GoToWebinar a un formato que se pudiera editar con Camtasia).
  •  gestión de reclamos que generalmente haces tú mismo (llamar al banco para reclamar xx asunto, comunicarse con soporte técnico de algún producto que nos está dando problemas o no sabemos cómo utilizar, etc. se comprende la idea, cierto?).

Si inviertes tiempo reclutando Asistentes Virtuales eficientes y entrenadas, liberarás mucho tiempo de alto valor y a su vez eso te permitirá enfocarte en las acciones que te generarán ingresos, como por mencionar sólo un ejemplo: crear productos digitales para vender online.

Esto ocurrirá no solo porque tu negocio fluirá con más velocidad y eficiencia, sino también porque lo que le pagues a una asistente por hora será menos de lo que tú ganas por hora, entonces esa tarea ahora te costará mucho menos dinero.

Así podrás lograr objetivos más rápidamente – a través de la delegación en personas que se ocupen de las tareas que estén desperdiciando tu tiempo y dinero.

Con esta ayuda profesional, encontrarás libertad para focalizarte en las prioridades de tu empresa sin distraerte con detalles de poca importancia pero que pueden tardar días, semanas, o más en resolver o terminar.

¿Ya has delegado tareas de esta manera? ¿De qué forma(s) ha mejorado tu negocio?.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Langer Bárbara. (2010, marzo 3). Asistente virtual para ayudar a tu negocio web. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/asistente-virtual-para-ayudar-a-tu-negocio-web/
Langer, Bárbara. "Asistente virtual para ayudar a tu negocio web". GestioPolis. 3 marzo 2010. Web. <https://www.gestiopolis.com/asistente-virtual-para-ayudar-a-tu-negocio-web/>.
Langer, Bárbara. "Asistente virtual para ayudar a tu negocio web". GestioPolis. marzo 3, 2010. Consultado el 17 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/asistente-virtual-para-ayudar-a-tu-negocio-web/.
Langer, Bárbara. Asistente virtual para ayudar a tu negocio web [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/asistente-virtual-para-ayudar-a-tu-negocio-web/> [Citado el 17 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pepemichelle en Flickr
DACJ