Aportes de la perspectiva sistémica al coaching

“Cuando el ser humano experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto, se produce una especie de ilusión óptica de nuestra conciencia. Esta ilusión es como una cárcel que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto a pocas personas próximas a nosotros. Nuestra tarea debe consistir en liberarnos de esta cárcel ensanchando nuestro círculo de compasión, para abrazar a todas las criaturas vivientes y la totalidad de la naturaleza en su belleza”. Albert Einstein.

La sensación de conectividad característica de las personas de alto nivel de dominio personal conduce a una visión más amplia. La experiencia de conectividad creciente es una de las aportaciones más interesantes derivadas de la perspectiva sistémica al coaching, selfcoaching, dominio personal y coaching de equipos.

Una de las aportaciones clave de la perspectiva sistémica es la integración de la razón y la intuición. La intuición cada vez tiene más aceptación y prestigio en medios creativos y empresariales. La experiencia contemporánea demuestra que cada vez más artistas, creadores y directivos valoran y se valen de la intuición.

La experiencia directa es la herramienta más potente para aprender y entrenarnos a crear cualquier visión. Solamente podemos aprender haciendo cuando la realimentación de nuestros actos es rápida y directa. Las nanoexperiencias nos permiten comprimir el tiempo y el espacio. Podemos aprender y entrenarnos aunque las consecuencias de nuestras decisiones estén en el futuro y en sitios alejados de nuestra realidad actual.

Conexión con la totalidad

Inamoni habla de la acción de nuestro corazón cuando nos genera el sincero deseo de servir al mundo.

Yo también creo que esta acción tiene gran poder, porque:

La sensación de conectividad característica de las personas de alto nivel de dominio personal conduce a una visión más amplia.

Sin esa visión el inconsciente es mucho más egocéntrico. Su visión más estrecha es de conseguir solamente lo que quiere. En cambio, con una visión que trascienda el interés egoísta descubres que no dispones de energías para objetivos estrechos.

Cuando nacemos iniciamos un proceso de conexión que consiste en descubrir continuamente ciertas fuerzas externas que están interrelacionadas con nuestros propios actos. En cambio, para la mayoría de personas adultas este proceso se detiene. Al aumentar la edad pueden disminuir nuestros descubrimientos. Cada vez vemos menos relación entre nuestros actos y las fuerzas externas.

Si te fijas en cualquier proceso de aprendizaje de un niño desde que nace hasta la adolescencia descubrirás una bonita y eficaz metáfora del desafío a que te enfrentas: tu conexión con la totalidad.

Seguramente nunca podrás captar todas las posibilidades de esta conexión. Pero el que estés abierto a esa posibilidad basta para liberar tu pensamiento.

La experiencia de conectividad creciente que describe Einstein, en la frase inicial de este artículo, es una de las aportaciones más interesantes derivadas de la perspectiva sistémica al selfcoaching y al dominio personal.

Compromiso con la verdad

El proceso de toma de conciencia de la realidad actual debe empezar por una simple y profunda estrategia: el compromiso con la verdad. El compromiso con la verdad no consiste en la búsqueda filosófica de la verdad absoluta. Consiste en el empeño para evitar maneras de limitarnos o manipularla para engañarnos, impidiendo ver lo que realmente existe. Esto supone un desafío a nuestras teorías y modelos mentales acerca de que las cosas son como son. Significa ensanchar continuamente nuestra percepción, como hace el mejor jugador, procurando abarcar todas las zonas de juego.

La tarea crítica al identificar conflictos estructurales es reconocerlos, cuando están actuando. Una vez reconozcas una estructura operante formará parte de tu realidad actual. El compromiso con la verdad se transforma en una fuerza generadora de tensión creativa.

Integración generativa de intuición y racionalidad

La intuición cada vez tiene más aceptación y prestigio en medios creativos y empresariales. Ha superado siglos de indiferencia cultural. La experiencia contemporánea demuestra que cada vez más artistas, creadores y directivos valoran y se valen de la intuición. Ya no realizan proyectos ni resuelven problemas complejos de modo solamente racional. Identifican sentimientos, patrones y establecen analogías en situaciones aparentemente dispares. En muchas Universidades, Institutos y Escuelas de Negocios se realizan o preparan cursos y talleres sobre intuición y resolución creativa de problemas.

Aunque estamos todavía muy lejos de valorar las posibilidades de la integración de intuición y racionalidad.

Con la aplicación de la perspectiva sistémica al selfcoaching, no te proponemos que integres la intuición con la razón sino que lo consigas de manera natural, generativa.

De la misma manera que no optarás entre la cabeza y el corazón o andar con una sola pierna si puedes disponer de las dos. La bilateralidad es un principio de diseño y funcionamiento que subyace en la evolución de los organismos avanzados. Y, por tanto, en el selfcoaching y en la organización que aprende.

Una de las aportaciones clave de la perspectiva sistémica es la integración de la razón y la intuición.

La intuición elude poner el énfasis en causas y efectos próximos en el tiempo y el espacio del pensamiento lineal. El sentido de la mayoría de intuiciones no puede explicarse según la lógica lineal.

En cambio, a medida que directivos, profesionales, intelectuales y artistas van dominando la perspectiva sistémica, descubren que muchas de sus intuiciones tienen explicaciones muy razonables.

Reflexión e indagación

Otra estrategia clave para la toma de conciencia de la realidad actual es la aplicación de las habilidades o aptitudes, que denominan los especialistas de la ciancia de la acción como Chris Argyris y las dividen en dos amplias clases: aptitudes para la reflexión y aptitudes para la indagación.

La reflexión es indispensable para desacelerar nuestros procesos de pensamiento y hacerles cobrar mayor consistencia al formar nuestros modelos mentales y cómo éstos influyen en nuestra conducta.

La indagación es muy importante en nuestra interacciones directas con los demás especialmente cuando se trata de temas complejos y conflictivos. Es muy eficaz tomar conciencia de tu perspectiva en función de los datos en que se basa.

La indagación y reflexión irán adquiriendo mucha importancia en el coaching con perspectiva sistémica y el aprendizaje. Aunque muchos dejan de aprender una vez se han graduado, las personas que auténticamente aprenden son las que cultivan la indagación y reflexión en la acción, la capacidad para reflejar nuestro pensamiento mientras actuamos.

Nanoexperiencias: comenzar aprender haciendo

La experiencia directa es la herramienta más potente para aprender y entrenarnos a crear cualquier visión.

¿Pero, qué sucede cuando esta visión trasciende el tiempo y el espacio dentro del cual somos capaces de experimentar?

Las nanoexperiencias nos permiten comprimir el tiempo y el espacio. Nos permiten aprender y entrenarnos haciendo.

Solamente podemos aprender haciendo cuando la realimentación de nuestros actos es rápida y directa.

Si actuamos en un sistema complejo, cosa más frecuente de lo que pensamos, las consecuencias no son inmediatas ni próximas. Casi siempre están alejadas en el tiempo y en el espacio.

¿Cómo podemos aprender, entonces, de esta experiencia?

¿Cómo podemos aprender a tomar decisiones importantes si no podemos prever sus consecuencias

Las nanoexperiencias nos permiten comprimir el tiempo y el espacio. Podemos aprender y entrenarnos aunque las consecuencias de nuestras decisiones estén en el futuro y en sitios alejados de nuestra realidad actual. Nos permiten aprender haciendo mientras abordamos planteamientos sistémicos.

Esto es importante en el coaching contigo mismo.

Y lo es, muy especialmente, en el coaching corporativo, en el aprendizaje de organizaciones y equipos.

El coaching con nanoexperiencias es un aprendizaje para la creación y desarrollo de competencias genéricas o transversales, procesos de realimentación y organizaciones prototípicas.

Así como hoy en las reuniones de toma de decisiones empresariales, políticas, deportivas y de organizaciones en general, se carga el énfasis en la realidad actual, las nanoexperiencias lo ponen en la creación de realidades futuras.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Palomeras Joan. (2008, agosto 27). Aportes de la perspectiva sistémica al coaching. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/aportes-perspectiva-sistemica-coaching/
Palomeras, Joan. "Aportes de la perspectiva sistémica al coaching". GestioPolis. 27 agosto 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/aportes-perspectiva-sistemica-coaching/>.
Palomeras, Joan. "Aportes de la perspectiva sistémica al coaching". GestioPolis. agosto 27, 2008. Consultado el 13 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/aportes-perspectiva-sistemica-coaching/.
Palomeras, Joan. Aportes de la perspectiva sistémica al coaching [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/aportes-perspectiva-sistemica-coaching/> [Citado el 13 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de webloes en Flickr
DACJ