Análisis diacrónico de las instituciones de carácter contable y teoría del falso conocimiento

1. Introducción

Desde hace algunos años ha aflorado en nuestro país un interés por conocer y analizar la norma contable internacional, fruto del devenir de unos procesos de globalización de la economía y de la consecuente transnacionalización de la empresa. Dicha preocupación se ha bifurcado en unas tendencias, típicas de procesos de índole normativa, por un lado la corriente nacionalista y por el otro los internacionalistas o defensores de la adopción de la norma.

Surgen de la primer postura de defender la autonomía de la nación, criticas a la norma en si, por su carácter focalizado a un tipo de negocio económico y de servir a los intereses del capital financiero, entre otras surgidas del análisis de la norma.

También se han realizado criticas a los emisores de dichos estándares, y es aquí donde se encuentra la génesis del problema de las normas internacionales con los nacionalistas que utilizan dichas “falencias” en los emisores (influencia de las transnacionales para la emisión de normas, entre otras) para algunos de sus discursos ante los terroristas del conocimiento; el fortalecimiento de dicho discurso nacionalista desde la perspectiva de la emisión de la norma es el objeto intrínseco de este trabajo que se realizara desarrollando el análisis diacrónico pertinente, haciendo la salvedad de que dicho análisis puede pasar de ser discurso nacionalista a constituirse en una apología mas de la estandarización contable en nuestro país.

En la pugna soterrada que hoy llama la atención en la profesión contable entre nacionalistas e internacionalistas respecto a la norma internacional, se encuentran algunos elementos particulares y muy interesantes en el discurso de ambas posturas; uno de ellos es la constante critica al carácter focalizado a un tipo particular de negocio (el bursátil) de la legislación contable internacional. Esta observación trasciende a la preocupación de los países latinoamericanos que poco tienen de intereses en el mercado de valores, como si lo tienen en sus empresas incipientes y de regular tamaño –sea este considerado por su reducido campo de acción territorial, su ínfimo capital o su escueto recurso humano—que sin embargo constituyen la base para su sostenibilidad económica en el tiempo, esto conlleva necesariamente a la conveniencia de la manutención del capital productivo mas que del capital financiero como lo deja entrever la esencia de la norma internacional.

Desde aquí se empiezan a vislumbrar unas posturas encontradas, con unos intereses propios, que encaminan su actuación, hasta hoy, de reflexión, teorización, y normalización. En dichos intereses, como motores del quehacer de los actores de la pugna en cuestión, se sustenta parte de la teoría del falso conocimiento en las construcciones contables, cimentada en las reflexiones de los profesores de la universidad de Rochester, R.L. Watts, y J.L. Zimmerman, y que será el derrotero teórico principal de estas líneas.

2. Sociología del conocimiento y comunidad científica.

El inmenso campo de reflexión de una sociología del conocimiento incluye entre otros aspectos el análisis de las causas de la gestación del conocimiento, donde entra a ser discutido el concepto de comunidad científica como condicionante cultural de las construcciones allí desarrolladas por sus miembros. Dicho concepto se hace imperativo para nuestro análisis de las actuaciones de los principales organismos de carácter profesional y contable referenciados en póstumo epígrafe.

Paralelo al desarrollo de una sociología del conocimiento se establecen los derroteros teóricos de un falso conocimiento, retomando muchas de las construcciones del primer saber, sin llegar a ser parte del mismo.

3. Falso conocimiento en nuestra disciplina

La gestación de conocimiento a partir de intereses concretos viene a ser pregonada en nuestra disciplina por el trabajo de los profesores de la universidad de Rochester referenciados anteriormente, bajo un esquema de mercado de ideas –teorías– donde se demandan construcciones contables para fines concretos, y en respuesta se ofertan las mismas por parte de la comunidad científica contable. Dicha transacción se realiza con matices particulares para una economía regulada y una no regulada.

Bajo estos delineamientos encontramos en los viejos anaqueles de la historia de las construcciones contables, si no la génesis, al menos la muestra más importante de la impregnación de intereses concretos en la elaboración de constructos contables, ya sean materializados en normas, principios o teorias. Hablamos del interés en proteger el mercado bursátil, y por consiguiente el mantener el capital de tipo financiero que aquel ostenta. Esta preocupación la encontramos referenciada en el marco geográfico estadounidense cuya importancia radica en lo temprano de su elaboración de estándares contables y en la innegable incidencia en la estructura de la profesión occidental.

4. El AIA en el despertar de la gran depresión

En 1916 nace el American Institute of Accountants AIA, como consecuencia inmediata de la necesidad de uniformidad en la estructura de la profesión contable. Dicho organismo empieza a fijar practicas contables por medio de sus Special Bulletins, y, según Moonitz , de sus Uniform Accounts se deducían ya principios contables. De lo anterior se deduce la trascendencia de dicho organismo para el desarrollo homogéneo de la profesión.

En el marco temporal de la vigencia de este organismo se presenta uno de los eventos más catastróficos en la economía mundial, la gran depresión de 1929, producto de innumerables aconteceres alrededor del globo, como la segunda guerra mundial y la ya deficiente aplicación de las concepciones clásicas económicas, fundadas por los recordados eruditos Adan Smith, David Ricardo y John Stuart Mill, entre otros.

Esta catástrofe económica que se caracteriza por la caída de las bolsas de valores más importantes del mundo, en nuestro particular la de New York, conlleva a un cambio drástico en la información financiera requerida para efectos de presentación en el mercado bursátil. Como es obvio el organismo profesional contable en mención, fue permeado por los nuevos requerimientos surgidos de la crisis, ejemplo taxito de ello es el requerimiento inducido por la Stock Exchange de New York, acogido por el AIA de crear un comité permanente que reflexionara e hiciera aportes en materia de contabilidad y auditoria que incidieran en el actuar profesional, con el fin ultimo de beneficiar la inversión en el mercado de valores, necesitada de información financiera soportada en principios contables preestablecidos por instituciones de renombre profesional, y con la subsiguiente consecuencia de proteger a los accionistas de la plaza especulativa.

5. Nueva teoría económica de intervención estatal.

Tras la crisis de 1929, se gestaron nuevas ideas para el modelo económico que debieran encauzar el destino de los países Americanos, se trata del intervensionismo estatal, propuesta liderada por el renombrado economista John Maynard Keynes, quien con su idea de un estado benefactor (con marcada influencia Marxista) e influyente en las decisiones del mercado, plantea la reducción de las fallas que presenta el mismo como mecanismo de redistribución de la riqueza.

6. El papel de la SEC

Bajo este nuevo paradigma económico imperante desde aquella época hasta los años setenta, se desarrolla la relación bidireccional entre el mercado de valores y la comunidad científica contable, atenuada por la creación de la Securities and Exchange Commissión en 1934 por el congreso y en respuesta a la necesaria regulación del mercado bursátil por autoridad gubernamental, procedimiento típico en el modelo económico keynesiano. En el marco de la generación de conocimiento interesado en una economía regulada, este acontecer, tendría como motor inicial la propensión del político por el discutible concepto del “interés publico”, excusa inmediata para corroborar la bondad de su gestión . Pero este es solo el principio, ya que la misión de la SEC, soportada en su autoridad legal, se convierte en factor de demanda de teorias contables, que vienen a ser ofertadas por los organismos contables vigentes en el momento. Es decir la autoridad Bursátil exige procedimientos contables en pos de los inversionistas y la comunidad contable los desarrolla y normaliza al respecto para los contables.

Lo anterior se matiza con la emisión de Accounting Series Relaises por parte de la SEC donde establece normas, procedimientos y practicas contables a modo de requerimientos para la aceptación en bolsa de valores de los estados financieros de las empresas interesadas en participar en dicha plaza.

Es menester mencionar que ante la diferencia de enfoques dado para la regulación del actuar contable, es inevitable el surgimiento de fricciones entre organismos gubernamentales y profesionales, los primeros con sus constantes deficiencias demagógicas y de intereses económicos corruptos; y los segundos con sus constantes revoluciones científicas al interior de las teorias aceptadas por la comunidad científica integrante que dan a su actuar un dinamismo, que en ocasiones choca con la normativa legal pasiva y no dispuesta al cambio.

Posturas ante la situación descrita

El impacto epistémico de la coyuntura anterior, se puede encausar en dos vías, una que despreocupada por las consecuencias de la teorización contable fundada en intereses concurrentes, de manera optimista, enuncie la ocurrencia dialéctica de estos aconteceres como necesaria para la construcción de una teoría necesariamente forjada en la experiencia histórica, y por otro lado, la perspectiva pesimista de que toda construcción contable obedece a un mercado de excusas, constituyéndose este como el único motor de su elaboración .

7. Cambio de paradigma económico: neoliberalismo

“El agotamiento del poder de convicción de las teorías keynesianas y cepalinas, particularmente a partir de 1973, año del gran choque petrolero, dió paso a un renacer de las posturas que defienden el libre funcionamiento del mercado. Es cuando surge el neoliberalismo. Las ideas de Friedman, Buchanam y Von Hayek, encontraron adeptos en muchos lugares de la tierra” . Bajo este nuevo paradigma, la generación de conocimiento interesado según Watts y Zimmerman adquiere otro matiz, de un lado se gestan las teorias por la necesidad de información y por el otro surgen como justificación de actuaciones concretas. Estas dos funciones de demanda se enmarcan en el concepto de sociedad anónima, donde confluyen una coalición de intereses provenientes de los accionistas, gerentes y auditores: El titular de las acciones requiere de información para evaluar la gestión del manager, provista por el auditor independiente quien exige del teórico pautas procedimentales para cumplir la labor encomendada. Aquí juega un papel muy importante la teoría del propio interés del manager –teoría de la agencia–, por cuanto revela las tendencias del comportamiento del agente frente a los intereses del principal ; siendo por esto base en las construcciones de la comunidad científica contable que oferta teorias al respecto.

8. Internacionalización de la oferta de teorías

Es importante recordar que en el marco de este sistema económico de globalización y de fe casi ciega en la panacea del mecanismo de mercado, surgen los primeros intentos de internacionalización de las practicas y principios contables, en respuesta al nuevo entorno de la empresa, que trasciende las fronteras nacionales. A raíz de esto surgen organismos de carácter profesional como son el IASC y el IFAC, para encaminarse en la tarea de unificar practicas de educación, contabilidad, ética, calificación profesional entre otras. Pero he aquí una nueva muestra de demanda de teorias contables a razón de intereses concurrentes en dichos organismos: las empresas transnacionales poseen sus domicilios principales en países del primer mundo, quienes son los gestores de la creación de los organismos internacionales de contabilidad, y que al observar las características fundamentales de la normatividad emitida por los mismos, se encuentra la favorabilidad hacia este tipo de empresas, caso concreto es el de la reducción considerable de costos de manejo de información en países diferentes si se implantara una normatividad única para todas las naciones, que bajo una perspectiva nacionalista conduciría a la apertura de las fronteras para que las transnacionales entrasen sin barrera alguna a invadir el mercado interno y fortalecer el capital financiero especulativo que detentan muchas de ellas.

La oferta de reflexiones contables en este contexto responde no solo a los factores enumerados en la teoría del falso conocimiento: prestigio y reputación, sino también a la incidencia de una categoría de pensamiento en la comunidad científica contable, aceptado por todos sus integrantes, es el de fortalecimiento de la empresa transnacional y del capital especulativo internacional como bases del sostenimiento de la Nueva Estructura Financiera Internacional.

La preocupación hoy es el conceptuar acerca de la conveniencia o no de la adopción normativa internacional, pero hay que tener en cuenta que el marco teórico económico imperante, no durará para siempre, y que el despertar de una nueva crisis nos conducirá a preocupaciones totalmente diferentes, que gestaran otra demanda y su consecuente oferta de conocimientos.

9. Conclusiones

El dinamismo de la creación del conocimiento materializado en normas, principios, teorias, etc., realizado en un hipotético mercado de ideas que obedece a la lógica clásica y neoclásica económica de oferta y demanda, no le quita valides a las construcciones así concebidas, es mas una idea pregonada por los fanáticos del apriorismo absoluto y aislado de la realidad, la de que solo un conocimiento totalmente aséptico tiene validez. Ni siquiera el concepto de validez puede escapar a la influencia de intereses para soportarlo.

Lo realmente importante no es la validez, sino las consecuencias para el bienestar de la vida humana de cualquier construcción, en cualquier disciplina, en especial de las ciencias sociales, porque cualquier saber puede ser refutado o reivindicado pero la vida simplemente no se cuestiona, solo se defiende su sostenibilidad y su dignidad.

Por otro lado, en una perspectiva optimista de que el falso conocimiento no es el único motor de la generación de construcciones contables, no se descarta su importancia, por cuanto constituye una muestra inequívoca de la interacción con el entorno, donde siempre se presentaran relaciones de influencia mutua entre teoría y medio ambiente, dando así un dinamismo a la profesión que mediante un proceso dialéctico se gestaran consecuencias en pro del desarrollo epistémico-metodológico de la disciplina contable.

10. Bibliografía

• Tua Pereda Jorge. Principios y normas de contabilidad. Madrid. 1983

• García Julita, Lorca Pedro. La aceptación de las normas internacionales de contabilidad: un proceso no exento de dificultades. En: revista Legis del contador No 10. 2002

• Mejía Soto Eutimio. Introducción a las normas internacionales de contabilidad. Armenia. Universidad del Quindío. 2003-10-13

• Rodríguez de Rivera, José. Teoría de la Agencia. © Copyright 1999 All Rights Reserved

• España Rafael. ¿Están sobredimensionadas las ideas de los economistas? En: editorial portafolio.com. 2002

• Pina Martínez, Vicente. Efectos económicos de la norma Contable. Madrid: aeca. 1988

• Marco conceptual de las normas internacionales de contabilidad para la preparación y presentación de estados financieros. IASCF.2001

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Campuzano Palacio Oscar Eduardo. (2004, enero 1). Análisis diacrónico de las instituciones de carácter contable y teoría del falso conocimiento. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/analisis-instituciones-caracter-contable-teoria-falso-conocimiento/
Campuzano Palacio, Oscar Eduardo. "Análisis diacrónico de las instituciones de carácter contable y teoría del falso conocimiento". GestioPolis. 1 enero 2004. Web. <https://www.gestiopolis.com/analisis-instituciones-caracter-contable-teoria-falso-conocimiento/>.
Campuzano Palacio, Oscar Eduardo. "Análisis diacrónico de las instituciones de carácter contable y teoría del falso conocimiento". GestioPolis. enero 1, 2004. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/analisis-instituciones-caracter-contable-teoria-falso-conocimiento/.
Campuzano Palacio, Oscar Eduardo. Análisis diacrónico de las instituciones de carácter contable y teoría del falso conocimiento [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/analisis-instituciones-caracter-contable-teoria-falso-conocimiento/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de chajms en Flickr
DACJ