Ahorros y activos en las familias de Huancayo Perú

  • Economía
  • 20 minutos de lectura
38 Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
El ahorro es fundamental para el desarrollo econó-
mico de un país, en tanto constituye la base para el
financiamiento de la inversión. No obstante, en el
nivel microeconómico, el ahorroy particularmen-
te el ahorro familiar— ha recibido una atención sig-
nificativamente menor, tanto en el ámbito de las po-
líticas como de las investigaciones. Inclusive, en el
caso peruano, algunas políticas de represión finan-
ciera que fueron aplicadas en los años 1980, uni-
das a la inestabilidad económica del país, contribu-
yeron a desalentar el ahorro de las familias. Sin
embargo, a partir de la cada de 1990 se bus
revertir esta situación, mediante la introducción de
la libre competencia en el mercado financiero y el
establecimiento de un marco de regulación y super-
visión prudencial más moderno.
A pesar de ello, la movilización de los ahorros sigue
teniendo un papel secundario en los problemas fi-
nancieros. Esto es particularmente cierto en las mi-
crofinanzas, que han desarrollado una serie de pro-
ductos para atender con cditos a los pequeños y
micro productores y a los sectores populares en ge-
neral. Hasta hace poco tiempo, estas instituciones
prácticamente haan prestado muy poca atención a
los ahorristas, bajo el supuesto de que las familias
pobres no cuentan con excedentes que garanticen
una demanda para estos servicios.
La movilización de los ahorros en los sectores popu-
lares, particularmente en el sector rural, puede ser
un elemento muy importante para la profundización
del sistema financiero en el Pe. En este sentido, cabe
recordar que los ahorros son una herramienta pode-
rosa para fomentar la acumulación de activos entre
las familias de bajos ingresos y constituyen una for-
ma eficiente de suavizar los shocks a los que pudie-
ran estar sujetos dichos individuos.
Ahorros, activos e ingresos
Existen dos teorías que han sido dominantes en la
explicación del comportamiento de los ahorros: (i) la
llamada hipótesis del ciclo vital (HCV), planteada
inicialmente por Modigliani y Ando (1957)2 y Ando
y Modigliani (1963)3, y (ii) la denominada hitesis
del ingreso permanente (HIP), planteada por Fried-
man (1957)4. Según ambas teorías, el consumo esta-
ría determinado por los ingresos que el individuo o
la familia espera recibir a lo largo de su vida, de for-
ma tal que variaciones en los ingresos corrientes se-
Javier Alvarado y Francisco Galarza CEPES
Ahorros y activos en las familias de Huancayo1
1/ Resumen del documento homónimo desarrollado en el marco
del concurso de investigación CIES 2002, auspiciado por ACDI-
IDRC. Podrá descargar la versión completa de este documento
desde http://www.consorcio.org/programa2002.asp
2/ Modigliani, Franco y Albert Ando (1957). Tests of the Life Cycle
Hypothesis of Saving: Comments and Suggestions, en Oxford
Institute of Statistics Bulletin, vol. 19, Nº 1, pp. 99-124.
3/ Ando, Albert y Franco Modigliani (1963). “The “Life Cycle” Hypo-
thesis of Saving: Aggregate Implications and Tests, en American
Economic Review, vol. 53, Nº 1. Nashville, TN: American Eco-
nomic Association, pp. 5-84.
4/ Friedman, Milton (1957). A Theory of the Consumption Func-
tion. General Series Nº 63. Princeton, NJ: Princeton University
Press.
Foto: CIES
39Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
5/ Beverly, How can the poor save? Theory and evidence in Low-
Income Households, Working Paper 97-3. St. Louis: Washington
University, Center for social Development.
Cuadro 1
Etapas y estrategias en la acumulación de activos
Etapas en la acumulación
de activos Tipos de estrategias
Incrementar la eficiencia
Reducir el consumo
Incrementar el ingreso
• Vender activos
Incrementar las deudas
• Postergar los ingresos para recibir sumas
grandes
Monitorear flujo de recursos
Psicológicas Comportamiento
Reasignación Fijar mentalmente una meta
de activos o de ahorros
Usar cuentas mentalmente
Buscar incentivos para el
ahorro
Conversión Visualizar los depósitos como
un pago obligatorio Realizar los desitos primero
Guardar el dinero informalmente
Mantenimiento Adoptar reglas prácticas para
limitar el uso de los ahorros Escoger servicios financieros que
incrementan los costos de hacer retiros
Elaboración propia
rían las que determinen los ahorros. Así, cuando los
ingresos corrientes caen debajo del ingreso espera-
do, los ahorros decrecen para mantener el consumo.
No obstante, a nuestro juicio, las teorías antes men-
cionadas no brindan un marco adecuado para en-
tender los ahorros que realizan las familias de bajos
ingresos en los países subdesarrollados, en los que
existen mayores imperfecciones en los mercados de
crédito y dificultades para acceder a empresas que
les proporcionen servicios de ahorro financiero.
Para el análisis del comportamiento y la moviliza-
ción de ahorros en los sectores de bajos ingresos, nos
parece más adecuada la teoría de los ahorros como
activos (Beverly 1997)5. Según esta teoría, las fami-
lias consideran que el ahorro financiero es muy cos-
toso, de tal forma que optan por ahorrar en forma no
financiera, mediante la acumulación de joyas, gana-
do o bienes durables. En tal sentido, los ahorros se
pueden considerar como la reserva de activos que
realiza una familia o un individuo; y los ahorros fi-
nancieros serían un activo financiero.
Se considera que los individuos mantienen dos es-
trategias que guían la acumulación de activos. La
psicológica y la de comportamiento. Las estrategias
psicológicas esn construidas sobre la base de me-
tas de ahorros, acumulación de activos y reglas prác-
ticas autoimpuestas (rules of thumb) para efectuar
depósitos y mantener activos; por ejemplo, ahorrar
una proporción fija de los ingresos. Dichas estrate-
gias están estrechamente relacionadas con las dife-
rentes etapas identificadas en la acumulación de ac-
tivos (véase el cuadro 1).
Con respecto a la motivación de los pobres para aho-
rrar, se identifican los siguientes motivos:
Poseer un seguro que les permita afrontar situa-
ciones imprevistas.
Contrarrestar la alta volatilidad de los ingresos de
las familias.
Acumular activos para poder financiar gastos pre-
visto a largo plazo, ya sea con fines de consumo o
inversión.
«El ahorro es fundamental
para el desarrollo
ecomico de un ps, en
tanto constituye la base para
el financiamiento de la
inversió
40 Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
La tenencia de activos está directamente relaciona-
da con el nivel de ingresos de las familias, el que es
una función de: i) el stock de activos generadores
de ingresos que son poseídos por cada familia, ii) la
tasa de uso de dichos activos, iii) el valor de merca-
do o la remuneración del uso de los activos, y iv)
las transferencias que pueden recibir los distintos
miembros de la familia, ya sea de fuentes públicas
o privadas.
Los ahorros en el Perú
En el ámbito microecomico, en 1997, el INEI de-
sarrolló una investigación sobre el ahorro en zonas
urbanas en el Perú con la información de la Encuesta
Nacional de Hogares (ENAHO) de ese año. Entre sus
principales resultados podemos reseñar:
En el cuadro 2 se muestra el monto de desito pro-
medio según el tipo de entidad financiera. Como era
de esperar, los montos promedio ahorrados por las
personas naturales son sensiblemente menores a los
montos ahorrados por las personas jurídicas. Dentro
de las personas naturales, el ahorro promedio es 1.220
lares y dentro del sistema bancario, el promedio
no supera los 1.300 dólares. Dichos montos son sen-
siblemente menores en las instituciones no banca-
rias: 633 dólares en las CMAC y 388 dólares en las
CRAC. Estos datos sugieren que los individuos típi-
cos que ahorran en el sistema financiero formal, cuen-
tan con saldos promedio relativamente pequeños o
moderados, siendo esta característica más marcada
en las entidades no bancarias.
La recesión que experimentó la economía peruana,
entre 1998 y el año 2000, afectó negativamente el
crecimiento de los ahorros en los bancos. No obs-
tante, en las CMAC y las CRAC los ahorros siguie-
ron creciendo a tasas similares e incluso superiores
a las registradas en años anteriores. Esto podría ser
consecuencia de las políticas distintas entre las ins-
tituciones financieras, así como de los altos costos
de mantenimiento de las cuentas de ahorros que
realizan los bancos, lo cual pudo haber originado
la migración de algunos ahorristas de los bancos a
instituciones no bancarias. Una explicación alter-
nativa se centra en las diferencias existentes entre
los tipos de ahorristas que concurren a los bancos
frente a aquellos que van a las instituciones no ban-
carias.
La información indica que las instituciones financie-
ras no bancarias son más dependientes de los peque-
ños ahorristas que la banca múltiple. Sin embargo, el
perfil de los ahorristas a plazo sugiere que se trata de
ahorristas medianos, lo cual es coherente con una
predominancia de los motivos de acumulación que
tendrían estos ahorristas frente a los pequeños, que
preferian ahorros financieros más líquidos para ha-
cer frente a gastos corrientes o emergencias. Precisa-
mente, estas características permiten entender de
El 18,5% de los hogares urbanos mantuvo algu-
na forma de ahorro, ya sea informal o en el siste-
ma financiero, en los tres meses previos a la en-
trevista.
El 81,6% de los hogares que ahorraron tiene como
jefe de hogar a un van.
Se observó una tendencia creciente a acumular
activos hasta los 30 años (en forma de ahorros),
luego de lo cual se nota una tasa de ahorro cada
vez menos importante,
Asimismo, se aprecia una relación inversa entre
las tasas de ahorro y el nivel educativo de los je-
fes de hogar.
La proporción de hogares que tiene ahorros en
bancos comerciales es mayor en aquellos donde
el jefe tiene un mayor nivel educativo.
Los usos más importantes del ahorro familiar fue-
ron: pagar imprevistos (38,2%), pagar estudios de
algún miembro del hogar (13,5%) y atención de
la salud (10,8%).
«los individuos típicos que
ahorran en el sistema
financiero formal, cuentan
con saldos promedio
relativamente pequeños o
moderados, siendo esta
característica más marcada en
las entidades no bancarias»
Foto: CIES
41Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
mejor forma el crecimiento diferenciado del ahorro
en las cajas de ahorro rurales y municipales, así como
la manera en la que estos fondos se han comportado
en relación con los registrados en la banca múltiple
(véase el gfico 1).
Los activos y los ahorros en las
familias de Huancayo
Dentro de la captación de depósitos del sistema fi-
nanciero peruano, el departamento de Junín ocupa
un papel marginal (destacando como centro finan-
ciero la provincia de Huancayo). Así, a diciembre de
2002 apenas superaba el 1% del total de desitos
del país, con lo que ocupaba el sétimo puesto en el
ranking de captaciones por departamento. No obs-
tante, entre los departamentos de la sierra empata el
primer lugar con Cusco. Por su parte, en el ámbito
de las cajas municipales ocupaba el quinto lugar en
captaciones en el nivel departamental.
Cuadro 2
Desitos promedio en el sistema financiero:
diciembre, 2002 (Expresado en dólares)
Instituciones Persona natural Persona jurídica
Banca múltiple 1.286,0 20.605,1
Financiera 1.139,0 472.897,0
CMAC 633,4 5.358,0
CRAC 387,6 1.546,0
Total 1.219,6 19.627,0
Fuente: Elaborado sobre la base de datos de la SBS.
Las familias de Huancayo se encuentran en una eta-
pa intermedia en su ciclo de vida, no apreciándose
diferencias significativas entre el ámbito rural y el
urbano. Así, el promedio de edad de los jefes de
hogares, proyectado con la mediana, es de 46 años
en el sector rural y apenas un año más en el sector
urbano. De aquí, asumiendo la teoría del ciclo vi-
tal, se esperaría que las familias de Huancayo se
encuentren en su xima posibilidad de generar
ahorros, dado que habrían alcanzado su mayor po-
tencial productivo.
El patrimonio de las familias en Huancayo es bastan-
te reducido: en toda la muestra es cercano a los US$
4.000. No obstante, se deben destacar las notables
diferencias existentes entre el sector urbano y el ru-
ral. De esta forma, en las familias urbanas el patri-
monio se encuentra alrededor de US$ 7.250, mien-
tras que en las rurales es cercano a los US$ 2.550.
Estos niveles patrimoniales son reducidos, si se con-
sidera que la edad del jefe de hogar nos indica que
se trata de familias que se debean encontrar en la
etapa de mayor acumulación dentro de su ciclo vi-
tal. Esto evidencia que la mayoría de familias de
Huancayo son de bajos ingresos y que este proble-
ma es aún más agudo en las familias rurales.
Los activos más comunes en el sector urbano son: la
radio, la plancha, la licuadora, la cocina a gas y el
televisor a color; mientras que en el sector rural son:
la radio, el televisor blanco y negro, la plancha, la
Gráfico 1
Tasa de crecimiento total de los desitos
(1992 2002)
Fuente: SBS, FENACREP.
Elaboración propia
5,6
0,8
-2,8
-2,6 -0,2
16,2
42,9
34,4
45,6
47,8
8,9
41,5
16,2
38,3
48,9
8,5
30,9
97,9
14,0
2,7
-1,9
5,1 3,9
13,9
-15
5
25
45
65
85
105
92 - 93 93 - 94 94 - 95 95 - 96 96 - 97 97 - 98
Banca Múltiple CMAC CRAC COOP
«El patrimonio de las familias
en Huancayo es bastante
reducido: en toda la muestra
es cercano a los US$ 4.00
Foto: CIES
42 Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
cocina a gas y la bicicleta. Es decir, activos de poco
valor, que denotan que la acumulación de activos
fijos en las familias se ha concentrado principalmen-
te en la vivienda y en las parcelas en el caso de las
familias rurales
Con respecto a los ahorros de las familias de Huan-
cayo, se observa que del total de las familias encues-
tadas, el 62,6% manifestó poseer ahorros. Sin em-
bargo, el ahorro financiero fue minoritario entre los
encuestados, pues solo el 19,6% del total de las fa-
milias decla tener este tipo de ahorros. Tal como se
esperaba, el ahorro financiero cuenta con mayor di-
fusión en el ámbito urbano, en donde el 30,5% de
familias realiza algún tipo de ahorro en alguna insti-
tución financiera; mientras que en el sector rural, esta
cifra es de apenas el 8,8%.
El principal motivo para ahorrar según las familias
encuestadas, tanto en el ámbito urbano como en el
rural, es enfrentar las emergencias que pueda sopor-
tar la familia, debido a accidentes, catástrofes o en-
fermedades. En segundo lugar se ubica la educación
de los hijos o la propia. Por su parte, el consumo
futuro o la acumulación se encuentra en una posi-
ción intermedia como explicación de las familias de
la decisión de ahorrar, mientras que la inversión en
la vivienda, en la microempresa y la jubilación son
motivos que no tienen mucha importancia. Estos re-
sultados son totalmente congruentes con las formas
de ahorro que predominan en Huancayo: el ahorro
en casa y las cuentas de ahorro financiero.
En resumen, es claro que la mayoría de las familias,
ya sean urbanas o rurales, realiza algún tipo de aho-
rro, siendo los ahorros no financieros (principalmen-
te guardando dinero en casa) loss difundidos en-
tre la población. El ahorro mediante instrumentos fi-
nancieros está menos difundido, sobre todo en las
zonas rurales. Los saldos de los ahorros son reduci-
dos, a diferencia de los saldos de los ahorros finan-
cieros, que son mayores que los no financieros. No
obstante, es preciso tener en cuenta que cuando se
observa todo el proceso del ahorrodepósitos, reti-
ros y mantenimiento de saldos, los montos involu-
crados son significativamente mayores.
Determinantes del ahorro
La muestra empleada en las estimaciones contiene
800 observaciones: 50% rural y 50% urbano. El es-
tudio analiza tres aspectos: (i) la probabilidad de te-
ner ahorros (financieros o no), (ii) el acceso al ahorro
financiero y (iii) el monto ahorrado por las familias.
Aqdesarrollamos el primer caso.
En general, las variables relevantes para la determi-
nación de la probabilidad de ahorrar son: el gasto, la
edad y la educación del jefe de familia, la tasa de
dependencia, la tenencia de seguro médico y el ac-
ceso al cdito, además de las interacciones entre
estas variables.
En la regresión logística estimada para el total de la
muestra, los signos de las variables que resultan sig-
nificativas se muestran consistentes con lo espera-
do. La edad del jefe de hogar tiene una relación
negativa con la probabilidad de ahorrar, lo cual se
explicaría por el peso que tendrían los jefes de ma-
yor edad: un año de incremento en la edad del jefe
del hogar significaría un incremento de casi 7% en
la probabilidad de no tener ahorros. La educación
del jefe mantiene una relación positiva con la pro-
babilidad de ahorrar y, según los resultados de la
regresión, un año de educación incrementa en s
de 7% la probabilidad de tener ahorros. La tasa de
dependencia y el acceso al cdito tienen una rela-
ción negativa con la probabilidad de ahorrar. En el
caso de la tasa de dependencia, se infiere que en la
«las variables que más
influyen en la probabilidad de
ahorrar son la educacn
y la tenencia de seguro
médico; [] las familias cuyos
jefes cuentan con mayores
niveles de educación y/o
seguro médico tienen
mayores probabilidades
de tener ahorros»
Foto: CIES
43Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
medida que las familias tienen más miembros que
no generan ingresos disponen de menos recursos
para destinar al ahorro; mientras que en el caso del
crédito, la relación negativa nos sugiere que un gran
mero de personas que accede a los créditos no lo
usa en actividades que generen flujos de ingreso
adecuados para pagarlos, ran por la cual el pago
del cdito afecta la capacidad de ahorrar. La te-
nencia de seguro médico aumenta la probabilidad
de tener ahorros en un 8,8% en la zona urbana y un
9,8% en la zona rural.
Para el total de la muestra, la variable gasto resulta
estadísticamente significativa, a diferencia de lo que
se aprecia en las regresiones por zona. Esto se puede
explicar por las relaciones contrarias de esta variable
con la probabilidad de ahorrar según las zonas.
Las variaciones de la tasa de dependencia no pare-
cen tener un efecto muy importante en la probabili-
dad de tener ahorros. En las familias urbanas y rura-
les, una disminución de 36% en la tasa de depen-
dencia tiene un efecto de menos de un punto por-
centual en la probabilidad de tener ahorros. Asimis-
mo, un incremento en 28% de la tasa de dependen-
cia, pcticamente, no tiene impacto en la probabili-
dad de ahorrar, tanto en el caso de las familias rura-
les como de las urbanas.
En resumen, las variables que más influyen en la pro-
babilidad de ahorrar son la educación y la tenencia
de seguro dico; así, las familias cuyos jefes cuen-
tan con mayores niveles de educación y/o seguro
médico tienen mayores probabilidades de tener aho-
rros. Además, la zona de residencia de la familia mo-
difica el comportamiento de otras variables. Así, en
el caso del sector urbano también aparecen el gasto
y el acceso a crédito como variables significativas
que influyen positivamente en la tenencia de aho-
rros; en tanto que en la zona rural, la edad del jefe
de hogar, la tasa de dependencia y algunas interac-
ciones influyen en esta probabilidad.
Conclusiones
En la última cada, el ahorro financiero en el Perú
ha registrado un crecimiento muy importante. Este
crecimiento se ha observado en todas las institucio-
nes financieras con autorización para captar depósi-
tos, pero ha sido particularmente acelerado en el caso
de las CRAC y las CMAC. Esto parece ser consecuen-
cia de las políticas de estas instituciones de ofrecer
mayores remuneraciones que los bancos, particular-
mente en lo que se refiere a los depósitos a plazo, los
que, por su propia naturaleza, responden más a los
objetivos de acumulación que a enfrentar emergen-
cias o facilitar el manejo de la liquidez.
El crecimiento de la CMAC de Huancayo en la cap-
tación de desitos es un hecho relativamente recien-
te, que ha cambiado la estructura de los desitos en
Junín, mediante el desarrollo de una tecnología de
captación de depósitos superior a la de otras institu-
ciones financieras que operan en la zona. Esta tec-
nología consiste en el desarrollo de productos espe-
ficos para los distintos segmentos de la población,
según sus caractesticas sicas, eliminando barre-
ras a la entrada de depósitos a plazo, pagando tasas
de interés muy por encima de las que pagan otras
instituciones en productos de desitos a plazo y ofre-
ciendo atractivos sorteos.
Los saldos promedio que las familias de Huancayo
mantienen como ahorros son bastante reducidos,
siendo significativamente mayores para las familias
en el sector urbano. Asimismo, dentro de los distin-
tos tipos de ahorros destaca el hecho de que los sal-
dos de los ahorros financieros son bastante superio-
res a los ahorros no financieros. Esto, por una parte,
confirma que los ahorros de las familias de Huanca-
yo dicilmente pueden considerarse como un meca-
nismo para la adquisición de activos y, por otra, mues-
tra que el margen para incrementar en forma impor-
tante los ahorros financieros de dichas familias pare-
ce bastante limitado, si se trata de cambiar los aho-
rros no financieros por ahorros financieros. Más aún,
si tenemos en cuenta que las familias tendn siem-
pre un saldo de ahorro en dinero para afrontar gastos
que requieren liquidez inmediata. En tal sentido, un
incremento significativo en los ahorros financieros
debería pasar por cambios en el consumo y/o incre-
mentos en los ingresos.
La educación del jefe de hogar es la única de las ca-
racterísticas sociodemogficas de las familias que
muestra una relación sistemática con los ahorros. Así,
Foto: CIES
44 Econoa y Sociedad 55, CIES, marzo 2005
tanto en el caso de las familias urbanas como rura-
les, se encuentra que a mayores niveles educativos,
las familias tienden a ahorrar mayores montos. Esto
se desprende del análisis realizado, donde la educa-
ción del jefe de hogar es la variable que en forma
más consistente explica, de manera positiva, la pro-
babilidad que una familia tenga ahorros.
En las familias urbanas, las variables más consisten-
tes para explicar la tenencia de ahorros son: la te-
nencia de seguro, la educación y el gasto. Y en las
familias rurales, solo la educación. La relación de la
educación del jefe con la tenencia de ahorros puede
tener correspondencia con el hecho de que una ma-
yor instrucción permite apreciar las ventajas de aho-
rrar, sobre todo para el caso del ahorro financiero.
Sin embargo, el análisis realizado muestra que si bien
la educación es una variable clave para acceder al
ahorro, no lo es para explicar los montos ahorrados.
En el caso de la tenencia de seguro médico, se debe
considerar que este permite destinar recursos al aho-
rro, que en otras circunstancias cubrian los gastos
de salud.
Finalmente, es preciso indicar que tanto para el caso
de la probabilidad de tener ahorro como en el de los
determinantes de los ahorros, el poder explicativo de
las variables consideradas aparece bastante limita-
do. Este es un aspecto que merece profundizarse en
las futuras investigaciones.
«En las familias urbanas, las
variables más consistentes
para explicar la tenencia de
ahorros son: la tenencia de
seguro, la educación y el
gasto. Y en las familias rurales,
solo la educació
Foto: CIES

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, marzo 27). Ahorros y activos en las familias de Huancayo Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/ahorros-activos-familias-huancayo-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Ahorros y activos en las familias de Huancayo Perú". GestioPolis. 27 marzo 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/ahorros-activos-familias-huancayo-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Ahorros y activos en las familias de Huancayo Perú". GestioPolis. marzo 27, 2006. Consultado el 24 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/ahorros-activos-familias-huancayo-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Ahorros y activos en las familias de Huancayo Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/ahorros-activos-familias-huancayo-peru/> [Citado el 24 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 81723338@N02 en Flickr
DACJ