Los conflictos en la empresa. Definición, análisis y soluciones

Autor: Guadalupe González Gamboa

Clima laboral

12-07-2012

Hablar de conflictos, es abordar un tema muy extenso, puesto, que la vida de un hombre está lleno de ellos; desde los más insignificantes, como es, que camisa se podrá, hasta los más transcendentales, como la toma de una decisión importante o transcendental. Ahora bien, los conflictos no son la destrucción o la contaminación de la organizaciones, como algunas personas suelen decir; los conflictos más bien son oportunidades para que de paso para que los cambios se generen y en dichos cambios los conflictos si son canalizados y encaminados de la manera correcta, tendrán como resultado el aprovechamiento del mismo; existen innumerables ejemplos y experiencias de cómo ha beneficiado a las organizaciones el aprovechamiento de los conflictos, o bien como yo le he denominado el otro lado de la mano, es decir el análisis de los conflictos pero desde los puntos de vista, de los que se encuentran involucrados.

Para ello iniciaremos con la definición de conflictos.

Es un enfrentamiento de posiciones que surgen entre varias o un grupo de personas, porque el comportamiento de una perjudica al logro de objetivos de la otra”.1

“El conflicto puede definirse como diferencias incompatibles percibidas que resultan en interferencia u oposición mutua. En otras palabras, es un proceso en el cual una parte percibe que sus intereses están en oposición o se afectan adversamente por otra u otras partes”.2

Si bien es cierto los conflictos denotan problemas e inconvenientes en las instituciones, también es un hecho que de ellos surgen avances y cambios.

El presente ensayo aborda el tema de conflictos pero desde un punto de vista analítico buscando aprovechar al máximo las diferencias para lograr el crecimiento sostenido a través de los cambios.

Por años hemos coincidido en que lo único constante son los cambios, y dado que una empresa es un organismo integrado por el factor humano es común existan diferentes tipos de conflictos, por lo que a continuación abordaremos las fuentes y las situaciones de conflictos más comunes que aquejan a las organizaciones y como se puede convertir ese conflicto en un aprovechamiento de mejora para la empresa.

Los conflictos que aquejan a las organizaciones son innumerables y van desde los más sencillos hasta los más complicados, lo cierto es que las situaciones más usuales de dichas diferencias son las originadas por:

• Vivencias, hábitos, experiencias de los individuos que colaboran para la organización.

• Costumbres, personalidades, nivel socioeconómico.

Según la publicación de el Lic. Víctor Ariel Mojica en su publicación de Administración de Conflictos a través de la Universidad de Puerto Rico en Humacao, Centro de Capacitación de Comunicación, el pasado Junio de 2005, menciona que existen dos tipos de conflictos básicos: “El conflicto cognoscitivo (conflicto tipo c) y el conflicto afectivo (conflicto tipo a). Al conflicto cognoscitivo también se le conoce como conflicto sustantivo y al conflicto afectivo como conflicto emocional”.

“El conflicto cognoscitivo es aquel conflicto que surge de diferencias de opinión relacionadas a problemas y el conflicto afectivo se refiere a las reacciones emocionales que pueden ocurrir cuando los desacuerdos se vuelven personales. El conflicto cognoscitivo incluye desacuerdos relacionados a metas, asignación de recursos, distribución de recompensas, políticas y procedimientos y asignaciones de tareas. El conflicto afectivo resulta de sentimientos de coraje, desconfianza, miedo, y resentimiento; así como de choques de personalidad. El conflicto cognoscitivo se asocia fuertemente con mejoras en el desempeño de los equipos de trabajo mientras que el conflicto afectivo se asocia fuertemente con disminución en el desempeño de los equipos de trabajo”.

Ahora bien, existe un dicho coloquial “cada cabeza es un mundo”, y viene al caso, pues de acuerdo a las personas son los tipos de conflictos que se desarrollan, existen conflictos que son solucionados fácilmente y otras que pueden tornarse cada vez más complicados, porque las personas que intervienen en el problema no pueden acordar una conciliación y subsiste las diferencias y es precisamente a esas diferencias a que me refiero al mencionar la información del Prof. Víctor Ariel, pues el aborda el tema a referente a los componentes de la personalidad para dar explicación a los tipos de conflictos por los que atraviesa el ser humano y por ende la empresas.

La fuente primordial de los conflictos o situaciones que incita a que se presenten los conflictos es sin lugar a dudas los cambios, pues no existe conflicto si nos encontramos en un ambiente de dominio y control total.

Diferentes autores consideran que existen varias etapas del conflicto, desde mi punto de vista y para efectos del presente ensayo abordaré las etapas que de acuerdo a mi experiencia laboral, personal y documental he podido observa:

1.- Primera etapa el pensamiento.- Se refiere cuando las diferencias empiezan a crearse, pero el individuo opta por no tomarlo en serio, decirse así mismo “no pasa nada” esta etapa puede ser comparada con el autoengaño, decirse así mismo que las cosas están bien.

2.- Segunda Etapa, si no se desecha ese pensamiento de diferencias y se le alimenta, se da paso al reconocimiento del conflicto y por ende a iniciar un sentimiento con tal referente, es decir, nos encontramos ante el sentimiento originado por el pensamiento.

3.- Tercera Etapa, Acción, etapa la he denominado así porque, si el pensamiento se hace fecundo da lugar al sentimiento, cuando el sentimiento se ha manifestado en nuestro ser, origina una acción, tal motivo, da como manifiesto al conflicto.

4.- Cuarta Etapa, Solución, esta esta etapa considero la mejor de todas porque se refiere al encausar el conflicto a situaciones productivas y de efecto enriquecedor y cuando el conflicto es inmanejable, en otras palabras no hay solución viable se dará la renuncia, abandonar el problema antes de envolverse en una situación desgastante que no tendrá solución.

Es necesario mencionar que no todo conflicto es sinónimo de problema, pues existen los conflictos intrapersonales, que son aquellos que se dan en de manera interna, también los interpersonales, los que se dan entre los individuos y también existen los conflictos laborales que se dan entre empleado y empleador, así pues los conflictos pueden a través de manejarlos de manera eficiente convertirse en el pretexto idóneo para avanzar y cambiar.

Las fuentes para que se genere un conflicto son diversas por mencionar algunas enumero las siguientes:

- Fallas en la comunicación,

- Diferencias estructurales,

- Ambigüedad de roles,

- Recursos escasos,

- Incompatibilidad de metas,

- Sistemas de recompensa pobremente diseñados,

- Diferencias de poder y estatus,

- Diferencias personales y conflictos anteriores que no se han resuelto.

Existen diferentes estilos para manejar los conflictos, sin embargo es importante mencionar que estará intrínsecamente ligado a la personalidad del individuo, pues dependerá de sus vivencias, experiencias, para acudir a la solución.

No cabe duda, hablar de conflictos es un tema muy interesante y a la vez importante, porque no existe una escuela exclusiva que nos enseñen a cómo actuar antes tales o cuales problemas, pues dependerá en muchas ocasiones de las situaciones que se enfrentan, ahora bien, existe diferentes opciones para obtener las herramientas para su manejo; uno de ellos son la inteligencia emocional y/o la programación neurolingüística para conocer nuestra personalidad y controlar nuestra emociones, ya que los conflictos eliminados en un inicio pueden ayudarnos a evitar que se conviertan en problemas y nos permitirán conocer con anticipación las situaciones que requieren tu atención antes de que sea inmanejable.

Para solucionar los conflictos es necesario considerar:

1.- Conocer a los involucrados.

2.- Cuales son los intereses de las partes, es decir, el otro lado de la mano, conocer, cuál es la postura de cada una de las partes y respetarlas.

3.- Cuales son los valores, personalidad, experiencia, características de cada una de las partes, ya que influyen al momento de abordar el manejo de conflictos.

A manera de conclusión puedo decir que los conflictos son necesarios para las personas y organizaciones, sin embargo quiero hacer hincapié que es prioritario que se encause al aprovechamiento, en pocas palabras, cuando pases por cualquier tipo de problema te preguntes ¿Puedo convertir esta situación en una oportunidad de crecimiento? Y no te olvides de ver el otro lado de la mano, pues tal vez tu compañero vea la palma y tú las uñas, peri si das la vuelta a la mano podrás apreciar lo que él ve y viceversa, te aseguro que te puedes sorprender.

Bibliografía

Administración de Conflictos, Profesor Vítor Ariel Mojica, publicación Junio 2005.

1. Conflicto.

2. Administración.

Guadalupe González Gamboa - lupita_007152arrobahotmail.com

Contador Público con una maestría en Finanzas, tengo 13 años de experiencia laboral en el área de económicos administrativos, me he desempeñado como asistente de dirección para la Franquicia de Los Bisquets Bisquets Obregon en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, así como Subjefe Administrativo de Almacenes Rurales de la empresa paraestatal Diconsa, S.A. de C.V., actualmente me desempeño como docente para la Universidad Valle del Grijalva en la Ciudad de Txutla Gutiérrez, Chiapas.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.