La Educomunicación: Una estrategia pedagógica de ciudadanía critica

Autor: Catalina Montel Cárdenas

Formación y capacitación

23-11-2012

“Debemos pensar diferente sobre la capacidad humana, tenemos que superar esa vieja concepción sobre lo académico y sobre lo no académico, abstracto, teórico, vocacional...porque es un mito. Debemos reconocer que la mayoría del gran aprendizaje sucede en grupos donde la colaboración es la fuente de crecimiento. Si atomizamos a la gente, si nos separamos para que trabajen separados creamos una especie de disyunción entre ellos y su ambiente natural de aprendizaje.” .Sir Ken Robinson.

Introducción

La educación del siglo XXI ha sido vista anacrónicamente, por muchas de nuestras escuelas desde años atrás, como un proceso unidireccional de transfusión de conocimientos adquiridos en el cual no hay posibilidad de interlocución, mas que de interlocutores y oyentes; y aunque existan bastantes modelos educativos y estos hayan sido apropiados por muchas de las escuelas de nuestro país, un sinnúmero de los docentes “de la vieja guardia” siguen planeando sus clases desde lo ya establecido, lo autoritario, lo vertical, lo estructurado, lo que llama Freire: Pedagogía del oprimido.

Nuestra sociedad es cambiante y como tal, la educación debe dar respuesta a ello. Estos docentes tradicionalistas no pueden esperar que sigan entrando por la puerta los mismos estudiantes de hace 20 años; sin embargo, con una rutina tan sedimentada es casi imposible. Tan imposible como negar que la socieda circundante y toda su influencia en los jóvenes de hoy, es igual o mas fuerte aún que lo que se imparte en la escuela.

Sin duda, el contexto sociocultural es importante a la hora de entender los mundos de nuestros jóvenes; precisamente sus ideologías, creencias, identidades, formas de ser, son resultado de ese contacto con el otro; como diría el maestro Jesús Martin-Barbero en una entrevista realizada por Cedecom para el Canal Sur 2 Andalucía, sobre Escuela Expandida: “(…)Los patrones de conducta de los jóvenes de hoy, ya no son los abuelos o los padres, son sus pares, son los de su propia generación(…) ” y obviamente ese contacto exige un entorno a analizar, con sus verdades, que muchas veces son impulsadas por medios que hacen mas fácil su alcance, esos medios que llegan a cualquier lugar, esos medios masivos que arrastran culturas y modos de ver el universo. ¿Pero están estos jóvenes preparados para entender lo que estos medios traen consigo?, ¿Son ellos capaces de discernir lo que los medios masivos culturalmente les ofrecen?, ¿Son capaces de contemplar analíticamente su contexto sociocultural y adaptar una posición frente a ella?, ¿Es la escuela la encargada de hacer ver con criterio lo que este mundo de medios y cultura les da?, ¿De qué manera se podría llegar a formar un joven crítico, analítico, con una posición ideológica definida, frente a los medios masivos, frente a su propia sociedad? .

Precisamente, buscando la solución a estas preguntas, surge la inquietud de este trabajo de investigación, el cual se interesa por ver de qué manera la educación y la comunicación pueden volverse una sola fórmula real, más no de papel, que sea diferente a lo logrado por la Educomunicación desde hace ya 40 años de tradición en la región latinoamericana; un hecho que cambie imaginarios y formas de ver la educación, en donde precisamente se vean resultados palpables, en donde el docente no sea el maestro en su única disciplina de trabajo, sino mas bien sea un forjador de herramientas multidisciplinarias que le permitan al estudiante conocerse, conocer su medio, identificarse en él, comprenderse como parte de él, y así mismo, analizar a los demás, y lo que la sociedad le brinda por diferentes medios, ya que, como lo decía Freire, es desde la coparticipación entendida como el acto de comprender la significación de los significados, que se logra una comunicación de manera crítica.

Por ello, este trabajo investigativo busca desarrollar, con base en la Educomunicación, en conjunto con el pensamiento divergente: (habilidad de ver muchas posibles respuestas a una pregunta), y el aprendizaje significativo, una metodología alternativa, creativa y dinámica que forje ambientes comunicativos de discusión y deliberación multidisciplinar haciendo énfasis en el poder de la cultura mediática como fortalecimiento o destrucción de la ciudadanía, en donde jóvenes estudiantes descubran y adquieran instrumentos que les permitan finalmente hacer crítica argumentativa de su entorno mediático y sociocultural.

Éste, se desarrollaría dentro del marco de la educación pública ofrecida en la ciudad de Bogotá DC, específicamente en la Institución Educativa Distrital Colegio Cristóbal Colón, perteneciente a la localidad Usaquén (01), ambiente perfecto para implementar, como experimento, ésta idea de investigación, puesto que es allí en donde se han identificado falencias discursivas y argumentativas en los estudiantes, y se ha hecho una primera observación analítica del proceder pedagógico de varios docentes del sector público, quienes tienden a acoger el modelo tradicionalista.

Justificación

Entendiendo nuestra sociedad como un compilado de necesidades, donde se mide al otro desde sus capacidades y competitividad, no solo académica y disciplinar sino también social, se hace primordial encontrar herramientas que le permitan al individuo en formación, relacionarse de forma óptima con el otro, confabulando por nuevas formas del ser en sociedad. Es por ello que esta investigación, procura hacer confluir dos conceptos primordiales que permitirían generar estos instrumentos sociales: hablamos de la comunicación y la educación.

Aunque sea claro que estos dos términos son recíprocos, a la luz de las aseveraciones de Mario Kaplún en su libro “Una Pedagogía de la Comunicación” (1998), quien se basó en los estudios y teorías de Skinner, Freinet y Freire para formar conceptos básicos que dieran soporte a la acción de educadores y “Comunicadores Educativos”; y sumándole a esto que el trabajo Educomunicativo, tiene amplia tradición en América Latina y que el problema de cómo integrar la escuela con los desarrollos mediáticos y de cómo fomentar a la vez una mirada crítica, se empezó a trabajar hace ya varios años, aún no es evidente su aplicación en los entes educativos de formación básica de nuestro país, y mucho menos en los de carácter público.

Es por esto que, se busca generar un cambio de visión educativa, en un espacio y población determinados, en donde el docente debe tener la capacidad de facilitar procesos de comunicación y educación que formulen problemas, hagan preguntas que provoquen el diálogo y el debate, que permitan reflexionar sobre experiencias palpables individuales y colectivas de todos los participantes en el proceso educativo, y no solamente de los educandos. El docente debe convertirse en el moderador de situaciones de educación, comunicación, trabajo y creatividad a través de las cuales se genere un conocimiento colectivo, con el fin de hacer evidente la importancia que tiene el saber digerir, analizar, manejar, apropiar, criticar, proponer e innovar con base en información de origen multidisciplinario, en donde cabe el análisis crítico de una sociedad mediática, de los medios masivos y su influencia en la creación de nuevas representaciones de mundo, acogimiento de formas de construcción ciudadana, de identidades e ideologías de la sociedad juvenil.

Siguiendo con esta lógica, se considera que es necesario preparar a los jóvenes - y a los mismos docentes- para que desarrollen las habilidades y competencias necesarias que les permitan analizar de una forma crítica el entorno mediático y sociocultural en el que se encuentran inmersos, y así poder aprovechar toda la información que reciben.

Antecedentes

Evidentemente el tema de la Educomunicación no es nuevo, hay muchas investigaciones que coinciden en la importancia de vincular estos dos conceptos por el bien de una educación crítica, orquestada hacia un ser habido de conocimiento, no de textos sino de realidades.

Entre ellos hay artículos e investigaciones que se enfocan hacia la educación en medios más que a la Educomunicación, tales como:

1. “El sentido de una educación en medios” por Roxana Morduchowicz, Directora Nacional del Programa «Escuela y medios» del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Argentina; quien en uno de sus apartados se enfoca en la respuesta de esta pregunta: ¿Cuál es el lugar de la escuela en esta perspectiva de educación en medios?

2. “Educación para los medios, alfabetización mediática y competencia digital”, escrito por Alfonso Gutiérrez y Kathleen Tyner quienes abordan las posibles relaciones entre educación y medios en la sociedad actual, y el papel que le corresponde a la educación formal tanto en la integración curricular de los medios como en la alfabetización digital necesaria para el siglo XXI.

3. “Mas allá de la planificación en la “Educación en medios de comunicación”, por Julio Cabero quien presenta una serie de recomendaciones para concretar la formación de los educadores. Hace referencia a estrategias metodológicas y propuestas organizativas que favorezcan el proceso formativo del profesorado.

Y otros que han estudiado de cerca este fenómeno, son:

1. Las hermanas Salesianas, quienes continuamente se forman en Educomunicación y hacen congresos especializados en el tema como el ultimo desarrollado en Antioquia en octubre del año 2011 llamado: “Congreso Educomunicación. Ante la emergencia educativa la “Educomunicacion” una respuesta hoy.”

2. “La educación en el ecosistema educativo” de Jesús Martin Barbero quien denuncia el escamoteo que hace la escuela del ecosistema comunicativo y anuncia la profunda revolución que la imagen y las nuevas tecnologías están suponiendo, demandándose ya una nueva escuela y un nuevo perfil de maestro, donde educación y comunicación fundan una síntesis de cultura y democracia.

3. “Educomunicadores –gestores de la reconstrucción del tejido social”, escrito por Martha Neyith Vargas Becerra y Andrea C. González Arcila dos comunicadoras sociales del país que enfocan su trabajo hacia las propuestas de: cómo, con quien, y por qué los educomunicadores serian gestores de reconstrucción del tejido social para comunidades afectadas por desastres naturales.

4. También hay publicaciones tales como: “Comunicación, ciudadanía y valores” en donde se reúnen una serie interesante de participantes quienes creen que sus escritos tratan de reinventar conceptos y estrategias como una opción para responder a la nueva realidad, que exige nuevas propuestas y nuevos comunicadores.

Por otro lado, es imposible dejar de tener en cuenta a una de las primeras experiencias mundialmente reconocidas, en donde una metodología de enseñanza, aprendizaje, de uso pedagógico y alfabetizador, utiliza un recurso y soporte tecnológico a nivel masivo como la radio. Precisamente hablamos de Radio Sutatenza: A pesar de que no continuó por mucho como una experiencia de comunicación radial a escala comunitaria, el hecho de haber sido la primera en su género tiene mucho mérito. Su enfoque integrado de los medios de comunicación y la educación fue tan exitoso que inspiró ampliamente otras experiencias similares en Asia, África y América Latina.

Hablando de un tiempo más contemporáneo, las Secretarias de Educación, especialmente las de Bogotá, Medellín, Caldas, y el Ministerio de Educación Nacional (MEN) en su política de calidad educativa, han dado realce al trabajo de la incorporación de los medios como espacios y recursos de educación más acorde a las necesidades y proyecciones de la educación y de los trabajos con los niños y los jóvenes con el fin de innovar y mejorar la calidad de la educación.

Otra de las evidencias del uso de la Educomunicación en la educación de nuestro país fue la introducción del enfoque basado en el desarrollo de competencias y la preocupación por su efecto en la ciudadanía. Esta es una tarea ardua y compleja que requiere desarrollos teóricos provenientes de distintas disciplinas, enfoques, ideologías y visiones de lo que ha sido, es y puede ser la educación, así mismo el fortalecimiento de tics en los procesos educativos y la ruptura del enfoque de educación bancaria o del oprimido, que se dio gracias a la aplicación de la teoría curricular de corte técnico, en donde se daba prevalencia al contexto socio-cultural del educando. Ahora bien, no todas las instituciones educativas se acogieron a este corte, por eso la debilidad de este cambio educativo.

Evidentemente, este apartado esta en construcción permanente, sin embargo aquí se describe un principio de lo encontrado hasta el momento.

Planteamiento del problema de investigación

Hablar de la comunicación y de la educación como elementos asociados a un fin común, es aún para muchos un hecho complicado, y todavía más, entender el término “Educomunicación”, donde están completamente compenetrados, haciendo entender que ninguna de las dos áreas pueden estar ausentes de la otra. Sin embargo, es mandatorio entender, y más en nuestros días, que estos dos conceptos se deben uno a otro y que deben responder a las necesidades de un contexto social determinado.

El camino de relación entre estas dos áreas tiene ya muchos años de usanza. Así mismo, han surgido varios enfoques de acuerdo al énfasis de los investigadores y la escuela que representaban. Unos métodos hacían énfasis en la enseñanza de la comunicación, otros en la enseñanza de y con los medios, otros en las claves de lectura audiovisual, o en la recepción crítica de los mensajes. Incluso existe un documento de la UNESCO, elaborado a mediados de los años 70: “La educación en materia de comunicación”, en donde especialistas de diversos países expresan en él las relaciones entre el mundo de la educación y el de la comunicación.

Han sido numerosas las iniciativas en este campo; se han enriquecido con los aportes de las teorías de los Medios de Comunicación Social, la semiótica, el análisis crítico de los mensajes, la producción e industria de los Medios, la estética, entre otros. El tema ha generado polémica y toma de posiciones contrapuestas en el público en general: quienes, a priori, consideran el mundo de las nuevas tecnologías multimediáticas como absolutamente bueno, positivo, y quienes –en el extremo opuesto- lo consideran poco menos que demoníaco. Otros más realistas, admiten las bondades de la tecnología y reconocen igualmente que la reflexión ética sobre su utilización, ha estado con frecuencia, ausente.

Sin embargo podemos decir que, según Vicente J., “a pesar de los innumerables esfuerzos educativos en torno al tema de los medios, no se ha logrado un método de consenso; al contrario, se pone de manifiesto una gran incertidumbre en torno a los procedimientos que se siguen. Se han mantenido hasta ahora esfuerzos aislados compartidos en Congresos y Seminarios pero, son tantos los desafíos, tan nuevos y rápidos los cambios en el campo de la comunicación que es preciso desarrollar nuevas teorías y prácticas en el área de la Educación-Comunicación. Se han hecho muchísimos y muy buenos esfuerzos pero, en la situación actual, son –sin duda- insuficientes y están, además, desarticulados.” (2011)

Sin duda alguna, la teoría y la socialización del método Educomunicativo esta hecho, pero la puesta en escena en espacios más cotidianos y no elaborados, como la escuela común y aún menos en la pública, todavía no ha sido documentado del todo en nuestro país. El contexto social y la praxis de esta investigación, son los puntos de partida que llevarían este proyecto a otro lugar.

Su enfoque hacia la práctica comunicativa cara a cara, la formación mutua en argumentación crítica, el uso del pensamiento divergente hacia la práctica comunicativa cara a cara, la formación mutua en argumentación critica, la implementación del pensamiento divergente y el aprendizaje significativo como aliados de la estructura educomunicativa, sumándole a esto, el análisis de los medios masivos como fuente de influencia en la ciudadanía juvenil y la creación de un grupo focal-semillero que continuaría con la labor de “intervención social” dentro de la Institución Educativa Distrital Colegio Cristóbal Colón, harían la diferencia.

Es por esto que el interés de esta investigación es precisamente desarrollar una intervención o experimento de tipo social, cultural y educativo dentro de una población juvenil especifica -en un ámbito concreto de la educación básica- usando la Educomunicación como una estrategia de reconocimiento, visibilización y participación en escenarios interdisciplinarios.

Teniendo en cuenta esta moción, entonces surgen las siguientes preguntas de investigación.

1. ¿De qué forma el concepto Educomunicación puede fraguar mejores ambientes educativos en donde se desarrolle un proceso de enseñanza y aprendizaje significativo y natural para la sociedad juvenil?

2. ¿Cómo aprovechar el concepto Educomunicación dentro y fuera del aula de clase para forjar jóvenes críticos y analíticos de los medios masivos, las nuevas tecnologías y de su propio entorno sociocultural?

3. ¿Qué sucede cuando el joven recibe información de los medios masivos y las nuevas tecnologías y la analiza críticamente?, ¿Esto podría afectar la construcción de sus identidades, ideologías y maneras de actuar dentro de la sociedad?

Finalmente, la iniciativa es entender la comunicación no como un ente mediático sino como un componente pedagógico capaz de moldear prácticas sociales, representaciones de mundo, componentes ideológicos e identidades.

Objetivos General

Desarrollar, con base en la Educomunicación, una metodología alternativa, creativa y dinámica que forje ambientes comunicativos de discusión y deliberación multidisciplinar dentro de la Institución Educativa Distrital Colegio Cristóbal Colón haciendo énfasis en el poder de la cultura mediática como fortalecimiento o destrucción de la ciudadanía.

Específicos

1. Comprobar que la Educomunicación junto con el pensamiento divergente provoca una innovación en la metodología educativa tradicional del Colegio Cristóbal Colón IED

2. Evidenciar que la Educomunicación aplicada desde el aprendizaje significativo puede fortalecer el pensamiento crítico y analítico de los estudiantes pertenecientes al grupo focal de estudiantes elegido dentro del Colegio Cristóbal Colón IED.

3. Propiciar la construcción y puesta en escena de nuevas maneras de ciudadanías a través de la formación guiada y autónoma de los estudiantes y de la apropiación de los espacios políticos, culturales y comunicativos de su colegio, localidad, cuidad y/o país.

4. Comprender la manera en la que puede afectar el análisis crítico de los medios masivos, las nuevas tecnologías y el contexto sociocultural, en la construcción de identidades, ideologías y maneras de actuar dentro de la sociedad en un joven que tuvo formación educomunicativa en el Colegio Cristóbal Colón IED

Supuesto de investigación, conjeturas o hipótesis

La educación debe ser interdisciplinaria

La educación es una de las disciplinas que debe contestar las necesidades de la época, y por ello debe innovar y progresar a la misma velocidad de la sociedad, por tanto, la educación de tradición quedaría relegada en una derogación total. Cada grupo humano es diferente y requiere de estrategias específicas y de decisiones particulares por parte de los docentes, en donde la normatividad no es viable; es por ello que, desde el planteamiento de esta investigación es claro que se deben implementar situaciones educativas o elementos pedagógicos que permitan lograr la variedad que la cotidianidad exige.

Evidentemente, un adolescente no va a aprender como lo hacían sus abuelos, su contexto le pide conocer cosas, saber de ellas, y lo más importante proponer o poner en práctica aquello que aprendió. Sin lugar a dudas la reflexión colectiva y la discusión positiva le ofrece más a un joven que lo que le diga su maestro o libro guía. Esto nos supone que la educación no puede ser unidireccional, y que tampoco debe desligarse de su contexto, ni de las necesidades cognitivas de ese grupo en particular; que la educación no puede ni debe ser una disciplina egoísta, que por el contrario debe manejar transversalidad, ya que solo ello, le garantizaría brindar la pluralidad que el joven de hoy necesita.

La educación y la comunicación: caras de una sola moneda.

El conocimiento se consolida al construirse en sociedad. En todo proceso de enseñanza/ aprendizaje hay instancias de interacción y retroalimentación entre los participantes del hecho, que podría ser considerado como comunicativo. De modo que se aprende en una situación de interacción social. Basándose en los postulados de Vygotsky y Freire, se podría determinar que la mediación de otros sujetos en el proceso de aprendizaje garantizaría un contexto dialógico y colaborativo a través del cual los jóvenes podrían participar activamente, en donde se conformarían situaciones o ambientes de aprendizaje especiales, donde la interactividad seria primordial, donde los jóvenes formarían redes o comunidades de aprendizaje pudiendo dialogar, discutir, evaluar, construir medios y formas de lenguaje que puedan usar en su practica cotidiana.

La comunicación sería educación desde el momento en que se es capaz de expresar, dialogar, discutir, discernir, resolver problemas y reflexionar con otros sobre temas de interés, poniendo en conflicto diversas perspectivas de mundo, sugiriendo así el dialogo constructivo que permitieran el cambio, o evolución de esquemas de pensamiento y acción.

La educomunicación parte del aprendizaje divergente y significativo

La educomunicación es un término que involucra interacción, conocimientos y sentido de pertenencia en una sola llave hacia el aprendizaje; eventos que en nuestro diario vivir son desligados de la manera mas cruda posible por la pedagogía de hoy. La revolución del proceso formativo de nuestra educación se lograría si el desarrollo de la creatividad de los jóvenes se incrementara, llevando al máximo la introspección y búsqueda de sus capacidades, enfrentadas ante un tópico significativo que genere en él un pensamiento divergente, esa “habilidad de ver muchas posibles respuestas a una pregunta, muchas formas de interpretar una pregunta, de ver múltiples respuestas y no solo una” (Robinson). Esto le daría bases al joven a la hora de enfrentarse a diversas situaciones de mundo, planteadas en un ecosistema educomunicativo, en donde se tendría en cuenta lo que realmente adquiere sentido para los jóvenes, lo que despierte su interés, sus emociones, lugares, espacios, ideales, o problemáticas; porque solo así se identificarían con ellas, y solo así se identificarían con aquello que aprenden.

Al realizar este ejercicio en colectivo el trabajo se daría de manera recíproca, obteniendo posibilidades de interlocución frente a lo que poseen como una verdad, y lo que podrían transformar al escuchar a sus pares. Entonces, el desafío no sería solo participar sino tener la oportunidad de modificar pensamientos y de acomodar nuevos a los propios.

Una vez se manifieste este estilo de aprendizaje en el contexto sociocultural del joven, en sus entramados afectivos, teniendo en cuenta su identidad y su territorio; su capacidad crítica frente a las situaciones cotidianas, la capacidad que tengan de mirar el mundo y su curiosidad, es decir esas múltiples mediaciones que su contexto ofrece; el joven desarrollará y ejercitará la capacidad para resolver problemas, para cuantificar, planificar, otorgar significado, y afinará la capacidad de trabajar autónomamente, de trabajar en equipo, de establecer relaciones sociales, de ser flexible y adaptarse a situaciones nuevas.

Es así como la innovación y la creatividad surge, no de forma espontánea, sino tras un proceso de maduración en el que intervendrían la comunicación y la conexión de las ideas a través de los ambientes educativos proporcionados, es decir, la educación.

Fortalecimiento de la ciudadanía a través del poder mediático

Es innegable pensar que los medios de comunicación masivos y las nuevas tecnologías hoy por hoy no representan un ente de información, contenedor de buena parte de los conocimientos y de formación cultural imponente en los jóvenes. Sin embargo, tampoco se le podría adjudicar esta nueva tarea del poder mediático en la ciudadanía a la disfunción del proceso de educación de nuestro país, más bien podría considerarse un síntoma del cambio de ese proceso.

La información dada en los medios no sería mala ni competiría con la dada en la escuela, simplemente tiene objetivos distintos que desde la Educomunicación podrían unificarse en pro de la formación de nuestros jóvenes.

La integración de los medios como parte del proceso de enseñanza–aprendizaje y el análisis conjunto de las cuestiones que tienen que ver con la formación de los ciudadanos, pueden ser la vía de superación de estériles y obsoletos desencuentros entre la comunicación y la educación.

Metodología y estructura del proyecto

Este Proyecto se realizará en una Institución Pública de la Localidad (01) Usaquén de la Cuidad de Bogotá D.C, llamada Colegio Cristóbal Colón , en la cual se realizará un primer diagnostico en donde se estudiarán las condiciones reales en que se encuentra la institución educativa distrital, frente al campo de la interrelación educación-comunicación. Una vez se obtengan resultados, se iniciará el desarrollo de una metodología alternativa que cuente con una planeación de aula creativa y dinámica, ejecutando la Educomunicación como estrategia pedagógica, procurando ambientes comunicativos de discusión con tópicos generativos, metodologías, y didácticas entendidas desde el saber-ser, saber-saber, y el saber-hacer, implementando la educación por divergencia, aplicando el aprendizaje significativo, y entrelazando tres elementos claves: el sentido de la interacción, la influencia reciproca de la interacción, y la influencia reciproca en el sistema de relaciones, para así garantizar un cambio en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los jóvenes, en donde la educación se asuma por medio de actos comunicativos, encontrando que el conocimiento y la cultura están de la mano, forjando así interacción.

Entonces, la Educomunicación sería entendida como generadora de construcción social e individual. Estos intercambios serían por medio del lenguaje, específicamente por medio de la conversación, en donde se ponen en común los conocimientos, que se darían de forma organizada mas no estructurada, con un fin determinado. Es una actividad conjunta que no es reducible a uno sólo de sus participantes, no existiría la pasividad, solo participación activa.

Partiendo de esta iniciativa, se hace necesario comenzar con el diseño de la malla direccional, desde la cual se desligarán las temáticas y actividades a realizar en el equipo de trabajo / semillero (Docente - estudiantes), luego se presentará la propuesta a las directivas del Colegio.

Luego de la apropiación del proyecto a nivel institucional, se elegirán dos grupos semilleros de 15 estudiantes aproximadamente, pertenecientes a la Media Básica o Vocacional con posibilidades de participar y mantenerse en el equipo de manera extracurricular.

Seguidamente, a través de la realización de encuestas y lluvia de ideas dentro del grupo semillero, se trabajarán las temáticas mas interesantes para ellos, las cuales deben poseer alguna relación con las áreas de la Educación, la Comunicación y la ciudadanía, enfocándolas hacia la educación para la comunicación, la expresión artística y la comunicación para el ejercicio de la ciudadanía, entendiendo su relación con los medios masivos: cómo son presentados allí y de qué manera son acogidos por los estudiantes.

Éstas temáticas serán desarrolladas en sesiones metodológicas especiales en donde los estudiantes reconocerán autónomamente, a través de la realización de Talleres Educomunicativos (de formación), lo relativo a la multidisciplinariedad en donde cabe estudiar: la manera en la que influyen el entorno sociocultural y medios masivos en su proceder.

Los resultados de estas sesiones metodológicas se analizarán en las sesiones destinadas a la puesta en escena, los denominados Foros Educomunicativos, en donde se crearán espacios o ambientes comunicativos para realizar debates, deliberaciones o conversaciones a propósito de las temáticas elegidas por ellos mismos, garantizando así el aprendizaje significativo.

El futuro de este grupo focal de estudiantes, si se cumple la hipótesis, sería convertirse en un semillero de educomunicadores capaz de discernir, analizar y criticar frente a diferentes temáticas escogidas y difundidas por los medios de comunicación, y así mismo establecer formas de pensar, de actuar y de ver las problemáticas de su propia sociedad, vivenciando identidades, culturas, y componentes ideológicos adquiridos por medio de la influencia de los medios y su mismo estudio. De ser así, este grupo semillero piloto, reproducirá los elementos y las herramientas adquiridas, en nuevos grupos focales, provenientes de la misma Institución Educativa Distrital, asumiendo el rol, ya no de Educomunicadores en Co-formación sino de Educomunicadores Co-formadores.

Técnicas de investigación

Evidentemente, este proyecto será de tipo cualitativo basado en la investigación sociológica y pedagógica basada en la investigación acción participativa y en el método experimental, en donde se hará una intervención u observación participante, en un grupo de estudiantes pertenecientes a la educación media o vocacional en la institución de carácter Publico Colegio Cristóbal Colón IED de la localidad de Usaquén, en Bogotá DC., en donde se organizará un cronograma de actividades; y por medio de la observación participante, se realizarán registros de cada una de las sesiones, diarios de campo, grabación de entrevistas y encuestas que servirán de evidencia en cuanto al proceso evolutivo de la investigación.

Agenda país

La Educomunicación: una estrategia pedagógica de ciudadanía crítica.

Desde siempre la educación se ha visto criticada y desvalorada por continuar su proceder, en muchas de las escuelas, desde modelos obsoletos y básicos, traídos de otros países sin adaptación alguna, en donde el contexto y el ser como tal no son tenidos en cuenta. La educación allí es tratada como un ente marginal que no interviene en cuestiones sociales ni afecta el proceder actual de la sociedad, al parecer la puerta de esas escuelas es el camino hacia un mundo anacrónico en donde no se aprende de la misma forma en la que se vive. Este es un hecho preocupante en el que habría que actuar de forma radical, antes de que la educación pierda la importancia que merece.

Afortunadamente, la sociedad colombiana está en continua transformación y precisamente en la búsqueda de innovación ha apelado a cambios políticos y económicos en aras de lograr una ciudadanía con habilidades y saberes específicos que le permitan el progreso del país; sin embargo, este proceso aun no ha sido ligado de manera radical al agente educativo, que es el que a fin de cuentas, generaría mejores estrategias de cambio en pro de la configuración de nuevas sociedades.

Es por esto que este proyecto de investigación busca como primera medida, desarrollar una alternativa pedagógica innovadora partiendo de los conceptos educación y comunicación como estrategia de reconocimiento, visibilización y participación, en donde se tenga en cuenta el pensamiento divergente en escenarios significativos, en los cuales, el docente no sea el maestro en su única disciplina de trabajo, sino mas bien sea un forjador de herramientas multidisciplinarias que le permitan al estudiante conocerse, conocer su medio, identificarse en él, comprenderse como parte de él, y así mismo, analizar a los demás, y a lo que la sociedad le ofrece por diferentes medios.

Precisamente, al proyectar una nueva forma de intervención social, se pretende crear un nuevo ambiente educativo, pensado desde el ser para una sociedad cambiante y de la sociedad para un ser versátil , en donde esa persona creativa que esta en autoformación y co-formación ciudadana, entiende y aporta a su mundo, buscando generar cambios positivos en su medio. Esto es lo que nos hace entender que esta investigación podría ser parte de una idea activa de país.

Bibliografía consultada

Amat, A; (2003) Educación para la participación; Argentina.

De Oliveira, S; (2007)Caminos de la Educomunicacion: Utopías, confrontaciones, reconocimientos. Argentina. UC

Freire, P., (2002). Pedagogía Del Oprimido. Buenos Aires., (1996) Pedagogía de la Autonomía. México: siglo XXI Editores.

Hardt, H., (1992) On ignoring history. Mass Communication Research and the

Critique of society. London

Honnet A., (1991) Teoría Crítica. México DF. Alianza editorial - CONACULTA Kaplún, M., (1998) Una Pedagogía de la Comunicación. Madrid: Ediciones de la Torre.

Pérez, M. A. (2004). Los Nuevos Lenguajes de la Comunicación–Enseñar y Aprender con los Medios. Buenos Aires. Paidos.

Quintín, P., (2010). La ciudad de Chicago como laboratorio. La etapa formativa de una escuela de sociología Ponencia presentada al XI Coloquio Colombiano de Sociología SOCIEDAD E INTERVENCIÓN, Universidad del Valle Cali.

Silva, R., (2005). Ondas Nacionales. A propósito de la creación de la Radiodifusora Nacional de Colombia. Medellín. La Carreta Histórica.

Trilla Bernet, J. (1993). La Educación y la Ciudad. Barcelona. Universidad Pedagógica Nacional de Barcelona.

Martínez de Toda, J. (1998): Metodología Evaluativa de la Educación para los Medios: Su Aplicación con un Instrumento Multidimensional. Roma. Pontificia Universidad Gregoriana.

Varios., (2008) Comunicación, Ciudadanía y Valores: Re-inventando Conceptos y Estrategias. Organización Católica Latinoamericana y Caribeña de la Comunicación (OCLACO). Quito. Universidad Técnica Particular de la Loja (UTPL).

Revistas Científicas

Cabero, J., (1997) Más Allá de las Planificación en la “Educación en Medios de

Comunicación”. Comunicar: Revista Científica de Educomunicación. No. 8 De Fontcuberta, M., (2003) Medios de Comunicación y Gestión del Conocimiento.

Revista Iberoamericana de Educación. N.° 32, Pp. 95-118

Gutiérrez Martín, A y Tyner, K., (2012) Educación para los Medios, Alfabetización Mediática y Competencia Digital. Comunicar: Revista Científica de Educomunicación. Nº. 38 Pp. 31-39

Morduchowicz, R., (2003) El Sentido de una Educación en Medios. Revista Iberoamericana De Educación. N.° 32 Pp. 35-47

Martin-Barbero, J., (1999) La Educación en el Sistema Comunicativo. Comunicar: Revista Científica de Educomunicación. N.° 13, Pp. 13-21., (1998) Heredando el futuro, pensar la educación desde la comunicación. Revista: C&E, Cultura y Educación, núm. 9, p. 17.

Valderrama, C., (2009) Comunicación-Educación: Coordenadas, Abordajes y Travesías. Cuadernillo: Hojas universitarias. 163.

Artículos Electrónicos

González Arcila, A y Vargas Becerra, M. (2011) Educomunicadores –Gestores de la Reconstrucción del Tejido Social

http://svc.summit-mericas.org/sites/default/files/EDUCOMUNKICADORES.pdf

Sirkenrobinson.com

Vicente, J., (2011) Congreso Educomunicación. Ante La Emergencia Educativa La “Educomunicación” Una Respuesta Hoy.” Antioquia. http://educomunicacionfs.info/?tag=congreso, (1998) Relación de la Comunicación Social y Dimensión Educativa. Ponencia en el Encuentro de SDB Responsables de la Comunicación en América latina y el Caribe. http://educomunicacionfs.info/?tag=congreso

Videos

Cedecom, Escuela Expandida, Canal Sur 2 Andalucia. España.

Catalina Montel Cárdenas - catamontell@hotmail.com

Universidad Nacional de Colombia. Instituto de Estudios en Comunicación y Cultura. IECO. Maestría en comunicación y medios.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.